Enlaces de accesibilidad

Madre de Leopoldo López: la vida de la familia cambió el día que lo encarcelaron


Antonieta Mendoza de López (c), madre del líder opositor venezolano Leopoldo López, y Lilian Tintori (d), esposa de este dirigente político, participa en una protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro martes 4 de marzo de 2014, en Caracas (Venezuela).

Antonieta Mendoza de López se ha convertido en una activista de derechos humanos desde el encierro de su hijo Leopoldo en febrero 2014.

Antonieta Mendoza de López, madre de Leopoldo López dijo al diario venezolano El Universal que la vida de la familia cambió radicalmente el día que metieron preso a Leopoldo.

A propósito del Día de las Madres la señora Mendoza de López declaró en la entrevista concedida al diario El Universal que desde el encierro de Leopoldo, la esposa, los padres y las hermanas han hecho de su liberación una causa que les consume la mayor parte de sus afanes y de su tiempo.

Antonieta se ha convertido en una activista de derechos humanos consciente de que desde las pequeñas cosas, hasta las más trascedentes, que puedan hacer por ese objetivo, ofrece magros y a veces difusos resultados.

Poco dada a la queja lastimera Antonieta recuerda que muchas madres no pueden, como ella, luchar por la liberación de sus hijos porque éstos murieron durante la protesta y otras los tienen detenidos o han sido torturados.

Antonieta recuerda que Leopoldo está preso, pero la verdadera prisionera es Venezuela. Su hijo convocó a la protesta pacífica para debatir y poner a pensar los venezolanos sobre los problemas y sus soluciones y fue encarcelado.

Todas las madres venezolanas estamos sufriendo y me refiero, también, a la de los guardias nacionales y policías muertos. Eso no debió ocurrir y como dijo Leopoldo, "si mi sacrificio sirve para lograr una mejor Venezuela, no me arrepiento de esa decisión".

Este domingo la familia de Leopoldo López lo visitará en la cárcel de Ramo Verde donde lo mantienen en el ala de castigo, aislado, en flagrante violación de sus derechos, entre otros, los de recibir todas las visitas, recibir correspondencia (le decomisan cartas que vienen en inglés o porque aducen que un escrito que le envía mi nieta mayor tiene contenido político).

Junto a López, pero en otras celdas se encuentran Daniel Ceballos, Enzo Scarano y su jefe de policía. Ellos no se pueden ver, pero se comunican a gritos y acordaron distribuirse, entre sábado y domingo, los turnos establecidos: de diez a doce y de dos a cinco para que los puedan visitar.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG