Enlaces de accesibilidad

Cuba

Médicos cubanos en Latinoamérica: ¿solidaridad o intromisión?

Médicos cubanos retornan a la isla desde Bolivia.

La acelerada salida en la última semana de los profesionales cubanos -la mayoría médicos- que prestaban servicios en Ecuador y Bolivia golpea no solo las finanzas de Cuba sino su imagen exterior, en medio de acusaciones de intentar desestabilizar esas dos naciones.

La prestación remunerada de servicios profesionales a terceros países, especialmente en Medicina y Educación, es una de las principales fuentes de divisas del Gobierno cubano, que denomina esta actividad "colaboración internacional".

En las dos últimas décadas, con el ascenso de Gobiernos de izquierda en buena parte de Latinoamérica, Cuba firmó con sus nuevos aliados bolivarianos importantes convenios de este tipo que supusieron la llegada de miles sus médicos, maestros y otros profesionales a países como Brasil, Ecuador, Argentina y Bolivia.

Estos médicos atienden por lo general a población de zonas rurales alejadas y comunidades desfavorecidas, núcleos a los que los países les cuesta dar cobertura sanitaria. Los últimos datos oficiales disponibles (2017) cifraban los ingresos de Cuba por servicios profesionales en 9.628 millones de dólares.

Pero la nueva oleada de victorias conservadoras o los conflictos políticos y sociales surgidos en los últimos meses han hecho tambalearse esos acuerdos, también en la mira de Estados Unidos dentro de su estrategia de asfixiar económicamente a La Habana por su apoyo a Nicolás Maduro en Venezuela.

Además de ser un nuevo golpe financiero en medio de la crisis de divisas que afecta a la isla, la campañas de desprestigio que el Gobierno de la isla atribuye a la derecha y a EEUU apuntan a dañar uno de los pilares de la política exterior de Cuba, que el año pasado desplegaba más de 50.000 médicos en 67 países.

Más de 700 especialistas del país caribeño dejaron Bolivia en la última semana para garantizar su seguridad en medio de los graves disturbios que vive el país tras la renuncia al poder de Evo Morales, ahora asilado en México.

El retorno de los cubanos lo precipitó la detención de cuatro de ellos acusados de presuntamente financiar y alentar las violentas protestas a favor de Morales -gran aliado de Cuba desde que llegó al poder-, algo que el Gobierno de la isla ha negado tajantemente.

El Ejecutivo interino de Jeanine Áñez también instó a Cuba a retirar a sus colaboradores en el país andino a la vez que rompía relaciones con la Venezuela de Nicolás Maduro, en un claro distanciamiento de los aliados bolivarianos de la época anterior.

Ecuador y Brasil

Lo ocurrido en Bolivia, donde según datos oficiales los médicos realizaron un millón y medio de intervenciones quirúrgicas y más de 73 millones de consultas, ha coincidido con la salida de Ecuador de otros 400 doctores cubanos que prestaban servicios allí en programas que se remontan a 2013, cuando gobernaba Rafael Correa.

El Gobierno de Lenín Moreno, distanciado desde su llegada de las políticas y alianzas de Correa, alegó razones económicas para cancelar los seis acuerdos que existían entre los ministerios de Salud de ambos países.

En total, pasaron por ese país 3.565 profesionales cubanos, se realizaron 212.360 operaciones, asistieron 3.548 partos y se suministraron unas 100.000 vacunas.

Pero en el trasfondo de la ruptura del acuerdo hay también acusaciones de medios ecuatorianos que involucran a profesionales cubanos en las fuertes protestas que sacudieron el país este año por la decisión gubernamental -después revertida- de retirar los subsidios al combustible.

Según esos medios, durante los disturbios de principios de octubre supuestamente se registró un flujo inusual de extranjeros al país con pasaporte oficial de Cuba, un extremo que el Gobierno cubano, como en el caso de Bolivia, también ha rechazado.

La salida de los profesionales cubanos de los dos países andinos se suma a lo sucedido el año pasado en Brasil, hasta entonces uno de los principales clientes de la colaboración médica de la isla.

Cuba retiró a sus más de 8.000 médicos en Brasil a finales del 2018 ante las amenazas del entonces presidente electo Jair Bolsonaro de cancelar el programa "Más Médicos" si La Habana no aceptaba unas nuevas condiciones, entre ellas que los doctores cobraran su salario íntegro.

Polémicas condiciones

Y es que las condiciones en que los médicos cubanos trabajan en otros países es otro de los ángulos de la polémica que rodea a estas misiones.

Las naciones que contratan estos servicios pagan directamente al Estado cubano, que se embolsa en torno al 70 % de los salarios y abona el porcentaje restante a sus trabajadores, quienes además viajan al exterior sin su familia, aunque el Gobierno de La Habana subraya que todo el personal que sale de misión lo hace voluntariamente.

Los detractores de estos programas critican el alto porcentaje del salario que va a las arcas estatales y sostienen que mantener a los familiares en la isla es una manera de evitar que el personal expatriado deserte.

Estos argumentos sustentan un nuevo flanco de ataque para EEUU, que mantiene últimamente una activa campaña de denuncia contra las misiones profesionales cubanas como parte de la nueva política hacia Cuba de la Administración de Donald Trump, que ha revertido el "deshielo" de la época Obama.

Washington justifica su renovada hostilidad hacia La Habana en el apoyo de Cuba a Nicolás Maduro en Venezuela, donde precisamente se mantiene otra de las principales misiones profesionales cubanas, con unos 20.000 integrantes entre médicos, maestros y otros especialistas.

Para Estados Unidos, los cubanos que trabajan en Venezuela son agentes de inteligencia que apuntalan al chavismo, mientras que el Gobierno de Miguel Díaz-Canel refuta esa acusación e insiste en que se trata de colaboradores que prestan una misión solidaria.

La contraprestación que Cuba recibe por esos profesionales es el envío de petróleo venezolano a precios subsidiados, todo ello plasmado en un convenio bilateral firmado en 2000 por los entonces presidentes Hugo Chávez y Fidel Castro, ambos ya fallecidos.

Vea todas las noticias de hoy

Acusados de torturar y secuestrar a migrantes cubanos serán juzgados en Miami

Corte del Distrito Sur de la Florida.

Dos hombres fueron acusados este jueves de participar en una red de tráfico de extranjeros que involucraba secuestrar y torturar a ciudadanos cubanos y extorsionar a familiares de las víctimas por dinero.

Reynaldo Márquez Crespo y Jancer Sergio Ramos Valdés tuvieron este miércoles su primera comparecencia ante un juez en la Corte del Distrito Sur de Florida, en Miami, donde serán juzgados, informó la Fiscalía en un comunicado.

"Los acusados engañaron a sus víctimas haciéndoles creer que las iban a pasar de Cuba a Estados Unidos. En cambio, Crespo, Valdés y sus cómplices transportaron a las víctimas en bote a Mérida [México], las encerraron en una casa y las mantenían cautivas para pedir rescate", señala la denuncia.

Los traficantes de personas ordenaron a sus víctimas que proporcionara la información de contacto de un miembro de la familia para que pagara un rescate de 10.000 dólares. Luego contactaron a los familiares y amenazaron con torturar, dejar morir de hambre y matar a las víctimas si se negaban a pagar.

"Cuando los familiares de las víctimas no pudieron pagar, esos migrantes fueron golpeados, amenazados con cuchillos y armas de fuego y electrocutados con pistolas paralizantes", según declaraciones juradas, cita el texto.

En el caso de familiares que pudieron pagar el rescate, Crespo, Valdés y sus cómplices liberaron a la víctima y la enviaron en autobús a la frontera entre México y Estados Unidos con instrucciones de buscar asilo político, agrega la nota.

Valdés fue arrestado en Connecticut, donde un juez federal ordenó su detención en espera de juicio. Crespo fue arrestado en Texas. Ambos fueron detenidos y enfrentan la justicia gracias a la Operación Sísifo, parte de una investigación del Grupo de Trabajo Antidrogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), indica el comunicado.

"Este programa consiste en identificar, interrumpir y desmantelar a los narcotraficantes de más alto nivel, los lavadores de dinero y otras organizaciones criminales transnacionales prioritarias que amenazan a los ciudadanos de Estados Unidos", concluye.

Diabéticos cubanos sin medicamentos en medio del rebrote de COVID-19

Un trabajador limpia la habitación en un centro de aislamiento para pacientes de COVID-19 en La Habana. (YAMIL LAGE / AFP)

Médicos y pacientes de diabetes en Cuba dijeron este jueves a Radio Televisión Martí que los medicamentos necesarios para controlar la enfermedad no están disponibles en las farmacias y centros de salud del país.

Especialistas y organizaciones de la salud a nivel internacional han advertido que las personas con diabetes son consideradas como un grupo de alto riesgo, que pueden sufrir complicaciones severas si contraen el COVID-19.

“Como el virus es tan agresivo, la persona diabética deberá tener más cuidado para evitar el contagio con el coronavirus, por ser más vulnerables a complicaciones”, dijo la doctora Ileydis iglesias Marichal, Directora del Instituto Nacional de Endocrinología en Cuba, en una entrevista con la televisión estatal.

Autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) reconocieron recientemente la escasez de medicamentos básicos en la red de farmacias a nivel nacional en medio de la pandemia. Desde hace meses, el faltante de fármacos y accesorios médicos alcanza, incluso, a los hospitales, comenta desde Songo la Maya, en la provincia de Santiago de Cuba, el doctor Roberto Serrano.

“Se plantea que la mayoría de los diabéticos del mundo del tipo 2 deben tomar la metformina, que es un medicamento que regula la producción de glúcido a nivel del hígado. Aquí se utilizó mucho la glibenclamida y posteriormente la metformina (...) ambos están perdidos. Imagínese usted, los pacientes que no tienen el medicamento, si se enferman con la COVID-19”, señaló Serrano.

Diabéticos sin medicamentos en medio de la pandemia en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

Guillermo del Sol sufre de diabetes y cuenta que en Santa Clara no hay ningún tipo de las medicinas necesarias para controlar el padecimiento. Él puede seguir el tratamiento gracias a la ayuda de hermanos en el exterior.

“Los medicamentos están perdidos, no es solo la glibenclamida y metformina, también falta la insulina lenta, las agujas, hasta el simple algodón de mojar el alcohol para desinfectar el lugar donde te vas a pichar. Para un diabético contraer el coronavirus es prácticamente una sentencia de muerte”, concluyó Del Sol.

Desde Holguín, el segundo territorio más poblado de la nación, el traumatólogo Ramón Zamora señala que el mercado informal es la alternativa para obtener esas medicinas, y no siempre las hay. También apunta que estos pacientes no pueden llevar la dieta rigurosa que requiere la enfermedad debido a la escasez de alimentos.

“Han desaparecido prácticamente la mayoría de estos medicamentos para tratar la diabetes. Hay pacientes que ahora, para tratar la enfermedad, se pueden poner una sola inyección de insulina que han estado resolviendo en la bolsa negra”, destacó Zamora.

En Artemisa, el comunicador Jorge bello hace unos días pasó una crisis con el azúcar, precisamente porque lleva meses sin tomar las medicinas. "Y cuando vas al médico este te manda remedios caseros", explica.

Bello agrega que por falta de las tiras reactivas no ha podido tampoco medirse los niveles de glucosa en la sangre. “Hace cinco meses que en Güira de Melena los medicamentos para controlar la diabetes no existen en la red de farmacias”, afirmó.

Cuba reporta 40 nuevos casos de coronavirus

Estudiantes de Medicina visitan las casas durante la pandemia de COVID-19. REUTERS/Alexandre Meneghini

Las autoridades de Salud Pública reportaron este jueves 40 casos nuevos de coronavirus, para un total acumulado de 5 mil 310 desde el inicio de la pandemia en el país.

De los nuevos positivos, la mayoría se dan en la Provincia Ciego de Ávila con 23 casos.

El informe indica que la cifra de fallecidos se mantiene en 118 al no reportar nuevas muertes en la jornada previa.

Según el reporte, los ingresados en instituciones de salud para vigilancia clínica epidemiológica alcanzan la cifra de 8 mil 547 pacientes.

De ellos, 577 son casos activos; hay 2 pacientes en estado crítico y 5 en estado grave.

En opinión de la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería el gobierno cubano no ha tomado todas las medidas necesarias ante el aumento de casos de coronavirus.

Declaraciones de Leticia Ramos Herrería
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:45 0:00

La opositora habló del manejo de la pandemia en Cárdenas, Matanzas, la ciudad donde vive y donde se siguen reportando casos positivos a la enfermedad.

"La situación es crítica", dijo Ramos y aseguró que allí persisten las colas, ya no hay un control del ejército para asegurar el toque de queda y las calles y aceras no están siendo debidamente higienizadas.

[Entrevista realizada por Ivette Pacheco para Radio Martí]

Claudia Genlui: "Soy una mujer que se siente violada en todos los sentidos posibles"

Claudia Genlui, curadora, crítica de arte y activista por la libertad de Cuba.

La activista, curadora y crítica de arte Claudia Genlui Hidalgo denunció que en un acto violatorio de su privacidad la Seguridad del Estado le hizo llegar un sobre con 15 fotos personales, que había enviado vía Internet a su novio, el artista disidente Luis Manuel Otero Alcántara, cuando se encontraba fuera de Cuba en enero de 2019.

“El lunes 21 de septiembre”, dice Genlui, “en el horario de la noche, eran sobre las 11 de la noche, me lanzaron por debajo de la puerta de mi casa un sobre amarillo cerrado que contenía 15 fotos las cuales eran producto de una conversación de cibersexo que tuve con mi novio, Luis Manuel Otero Alcántara, en un viaje que él tuvo a la Argentina”.

“Estas fotos son de la misma época de las que fueron extraídas y publicadas en las redes también donde se exponía la intimidad de mi pareja", dijo en referencia a las fotos que, en meses anteriores, en un acto que se le atribuye a la policía política cubana, fueron publicadas en las redes sociales, mostrando imágenes íntimas del artista contestatario Otero Alcántara.

Ante lo que considera una invasión de su intimidad, Genlui confiesa sentirse "sumamente indignada (...) me siento asqueada de las maniobras de las cuales nosotros somos víctimas todo el tiempo y, como mujer cubana, sobre todo me siento desprotegida ante un sistema legal que no pueda ampararnos en estas circunstancias. Mi intimidad ha sido violada de la manera más baja posible”.

En nota publicada en las redes sociales, también manifiesta su disgusto con estas prácticas de intromisión en su vida privada y va vas allá de la denuncia al declarar “Quiero que quede algo bien claro: yo, Claudia Genlui, soy un ser humano libre y mis preferencias sexuales o las de mi pareja son parte de nuestra intimidad. Nada ni nadie tiene el derecho a invadirla”.

Declaraciones de Claudia Genlui a Ivette Pacecho para Radio Martí
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

Más adelante, agrega: “Acuso al gobierno cubano no sólo de violar nuestros derechos más elementales (libertad de expresión, libertad de movimiento, libertad de expresión artística, etc.) sino también de su actitud homofóbica e invasiva, sus manipulaciones y amenazas realizadas de la manera más cobarde posible, siempre desde el desprecio y suciedad que caracteriza esas entidades anónimas”.

A continuación, la curadora manifiesta su “preocupación no sólo por la desprotección legal que tenemos todos los activistas por los derechos humanos en Cuba, sino por las acciones que lleva a cabo el gobierno para neutralizar (supuestamente) nuestro alcance en la sociedad y que repercuten en nuestras familias, amigos, compañeros de trabajo estén o no relacionados con nuestros ideales”.

Sobre recibido por Claudia Genlui con footos personales
Sobre recibido por Claudia Genlui con footos personales

En su nota, Claudia Genlui responsabiliza al gobierno de Cuba de los posibles efectos que puedan sufrir sus allegados tanto física como psicológicamente por estas prácticas invasivas y, además, aprovecha para dar a conocer su “condición actual de presentar fuertes daños psicológicos por el acoso y presión a la que me ha sometido la Seguridad del Estado cubana en los últimos tiempos. Soy una mujer que se siente violada en todos los sentidos posibles y desamparada ante un régimen dictatorial que nos manipula y somete”.

Genlui finaliza diciendo que “las imágenes que se encontraban dentro (del sobre) no las haré públicas… si 'ellos' las compartieran, aclaro que es su responsabilidad”.

Interrogan a más de una decena de firmantes de carta dirigida a obispos cubanos

La iglesia Nuestra Señora de la Caridad, en La Habana.

Al menos 12 de los 70 firmantes de una carta dirigida a la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba y al Cardenal de La Habana, han sido acosados por la policía política.

“Es una oleada de interrogatorios a religiosos que dirigieron una carta al cardenal Juan de la Caridad García y a la Conferencia de Obispos Católicos Cubanos para que intercedieran y se pronunciaran, específicamente, sobre la ayuda humanitaria estancada en el puerto de Mariel y que el régimen no deja pasar a la ciudadanía que la necesita”, confirmó a Radio Televisión Martí, desde Camagüey, Henry Constantin Ferreiro, director del medio independiente La Hora de Cuba.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:28 0:00

En la misiva, estudiantes, trabajadores estatales o de la iglesia, pedían a la jerarquía eclesiástica cubana pronunciarse respecto a la asistencia enviada desde Miami y retenida por la Aduana de Cuba en el puerto de Mariel desde el 11 de agosto.

Más de la mitad de los signatarios de la petición a los líderes católicos cubanos son jóvenes que pertenecen a las once diócesis del territorio nacional. Destacan nombres como los del poeta Rafael Almanza, el ex preso político Iván Hernández Carrillo, su madre la dama de blanco Asunción Carrillo, la ex profesora universitaria Omara Ruiz Urquiola y el académico Jorge Ignacio Guillén.

“La mayoría de las víctimas no desean publicar, aún, sus testimonios. Se trata de gentes que no están relacionadas con el activismo y que estudian y trabajan con el Estado o con la propia Iglesia y que decidieron firmar porque entendieron que era lo correcto de acuerdo a sus valores, pero eso les ha costado esta molestia, pues no se sabe de otra represión más allá”, dijo el periodista independiente.

Los miembros de las diócesis de Artemisa, Pinar del Río, La Habana, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba han sido citados, la mayoría, a estaciones policiales, donde no han recibido explicaciones ni pretexto legal para esta acción.

“No se les habla de por qué delito están siendo investigados, simplemente les preguntan por su relación con Neife Rigau, una de las muchachas del grupo organizador”, y se injuria a Rosa María Payá y a la ayuda humanitaria, indicó Constantin Ferreiro.

Rosa María Payá, hija del fundador del Movimiento Cristiano Liberación Oswaldo Payá, fue la principal promotora de la donación de alimentos y útiles de aseo en Miami, EEUU, que luego fue trasladada por barco a Mariel con el propósito de auxiliar a los más necesitados.

En su mensaje a los obispos, las 70 personas refieren que han conocido a través de las redes sociales que los suministros se encuentran en Cuba y recuerdan que “al menos 15 mil familias se beneficiarían” de ellos.

La curadora de arte, Anamely Ramos, quien formó parte del equipo redactor del documento, resaltó cuando éste se hizo público, que no se trata de “un emplazamiento”, sino "una petición a la Iglesia de que acompañe al pueblo de Dios” y “que no permanezca callada ante los problemas terribles que tenemos en el país".

Los arzobispos de Camagüey Wilfredo Pino y de Holguín Emilio Aranguren, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, pidieron información a La Hora de Cuba acerca de los actos represivos denunciados en esta nota.

En entrevista con el periodista José Luis Ramos de Radio Martí Aranguren confirmó que fue informado por el obispo de Camagüey de que algunos de los que habían firmado la Carta habían sido citados.

Reportaje de José Luis Ramos con declaraciones de Monseñor Emilio Aranguren
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:18 0:00

"A mí personalmente nadie me ha dirigido una carta como presidente de la Conferencia; nadie me ha dado la queja personalmente (...) nadie me ha dicho "oiga, me llamaron a mí". Primero tienen que decírselo al obispo pero tampoco a mí me lo han dicho", declaró Monseñor Aranguren.

[Con reportaje de José Luis Ramos de Radio Martí]

Cargar más

XS
SM
MD
LG