Enlaces de accesibilidad

Inmigración

Más de 21 mil cubanos se presentaron en la frontera de EEUU en 2019

Funcionarios de Frontera procesan a una familia cubana en el Puente Internacional de Nuevo Laredo, Texas el 10 de julio de 2019. Foto AP /Salvador Gonzalez

Más de 21.000 cubanos acudieron a los puertos de entrada en la frontera entre Estados Unidos y México sin documentos en el año fiscal 2019, la mayoría por Laredo, en el estado de Texas.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés), desde el pasado 1 de octubre, cuando comenzó el presente año fiscal 2018-2019, unos 21.499 cubanos se presentaron en el sector sur de la frontera con el vecino país y solicitaron asilo político, más que el doble de la cifra registrada en el año fiscal 2017-2018, con 7.079.

De ellos,12.898 acudieron al puente fronterizo que conecta Nuevo Laredo, México, con Laredo, en Texas, entre el 1 de octubre del 2018 y el 30 de septiembre de este año.

Antes de enero del 2017 los isleños que ingresaban a territorio estadounidenses eran favorecidos con la normativa "pies secos/pies mojados", que les permitía permanecer de manera legal en el país y al año y un día acceder a la residencia mediante la Ley de Ajuste Cubano, aún vigente.

Desde que el presidente Barack Obama derogó "pies secos/pies mojados", los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visado no tienen permitida la entrada al país, igual que migrantes de otras nacionalidades.

Cuando arriban a los puntos fronterizos, o a las costas de EEUU, tienen que pedir asilo político y demostrar miedo creíble de regresar a Cuba. En la mayoría de los casos, esperan meses detenidos en centros de reclusión del Servicio de Inmigración estadounidense, sin garantías de que su solicitud de asilo será aprobada.

Vea todas las noticias de hoy

Cubanos en Reynosa llevarán flores a agentes fronterizos de EEUU

Migrantes llevarán rosas durante una marcha a agentes fronterizos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00

Sin importar el estado generalizado de impaciencia, la inseguridad y las críticas condiciones de vida, un grupo de migrantes cubanos saldrá a las calles de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, en una marcha que han denominado, por la paz.

“Después de tantos meses varados en esta frontera, llamamos a la paz, al amor y a la libertad, queremos cambiar la imagen del migrante”, dijo Yoandris Bolaños, creador de la agrupación Canal del Exilio Cubano en Reynosa y uno de los organizadores de la manifestación.

Los migrantes tienen planeado salir el domingo a las diez de la mañana desde la Plaza Miguel Hidalgo hasta la Plaza de la República, un recorrido de unas seis cuadras.

Promoción de la Marcha por la Paz en Reynosa.
Promoción de la Marcha por la Paz en Reynosa.

Varios grupos de la sociedad civil, como el Movimiento Tamaulipeco para los Migrantes, así como iglesias de diferentes denominaciones y organizaciones de derechos humanos han manifestado su respaldo a la iniciativa que busca agradecer a las autoridades de ambos lados de la frontera.

La prensa local no ha quedado atrás. El periodista, José Manuel Calderón se ha sumado a la gestión.

“Planeamos llevar ramos de rosas blancas a las autoridades de Reynosa como gesto de agradecimiento por la acogida brindada a los extranjeros y a los agentes que cuidan la frontera de EE.UU., en el puente que conecta con Texas, para enviar el mensaje de que el migrante es persona de bien, de que no tiene intención de invadir a su país y que respeta las leyes”, dijo el reportero del medio local, Hora Cero.

En Reynosa, se calcula hay cerca de 5 mil cubanos que esperan su turno para solicitar asilo político ante las autoridades de EE.UU. Otros, iniciaron el trámite, pero por ley, han sido regresados al territorio mexicano a esperar la reanudación del proceso.

El pasado año fiscal, que terminó en septiembre pasado, Estados Unidos inició procesos de deportación contra 25.044 cubanos que llegaron a su territorio.

En diciembre último, en otro intento por llamar la atención sobre la incertidumbre en que se encuentran,los cubanos pidieron al cantante Willy Chirino que los visitara en la frontera.

Los organizadores de la marcha de este domingo han solicitado los permisos correspondientes a las autoridades y han pedido su apoyo para garantizar la seguridad vial.

“Estamos invitando también a grupos en EE.UU, en el Valle de Tejas, que vengan con playeras y banderas blancas para celebrar este día de amor y de paz”, comentó el colega Calderón.

Bandera cubana de tres metros de largo, confeccionada por cubanos y residentes de Reynosa.
Bandera cubana de tres metros de largo, confeccionada por cubanos y residentes de Reynosa.

Los participantes desplegarán una bandera cubana de tres metros de largo, confeccionada por cubanos y residentes de Reynosa. Además, portarán carteles llamando a la paz y a la libertad.

“Aprovecharemos la jornada para rendir homenaje al apóstol cubano, José Martí, en el día de su natalicio”, dijo Bolaños.

La idea de esta iniciativa surgió de Rubén Sosa, un migrante cubano que, a finales de diciembre, después de tres meses de secuestro a manos del crimen organizado, llegó a Reynosa con una crisis de esquizofrenia. Fue internado en un hospital y hoy en franca recuperación, se encuentra en el albergue Senda de Vida.

Rubén Sosa
Rubén Sosa

“Él tuvo la idea, lo dijo en una reunión que tuvimos los cubanos, que se debía hacer algo por la paz. Dios lo utilizó para que enviara el mensaje. Nos quedamos boquiabiertos”, comentó Bolaños.

En días recientes, centenares de migrantes centroamericanos cruzaron por la fuerza el río Suchiate de Guatemala hacia el estado mexicano de Chiapas y se enfrentaron a policías que los trató de contener.

“La imagen del migrante está muy deteriorada y más luego de los lamentables hechos ocurridos en Chiapas. Pero el cubano no viene para invadir territorios, a lanzar piedras, a crear situaciones de violencia, viene a aportar, a sumar y a agradecer”, apostilló el reportero Juan Manuel Calderón.

Detienen a "coyote" hondureño con un cubano y tres ecuatorianos

El coyote trasladaba a cuatro ciudadanos extranjeros, entre ellos a un cubano.

La Policía de Honduras detuvo este martes a un hondureño supuesto traficante de personas o "coyote" por transportar de manera ilegal a tres migrantes de Ecuador y uno de Cuba, quienes pretendían llegar a Estados Unidos.

El hondureño, de 21 años y cuya identidad no fue precisada por las autoridades, fue detenido cerca del punto fronterizo de Guasaule, frontera con Nicaragua, indicó en un comunicado el organismo de seguridad.

El hombre fue capturado por agentes de la Unidad Transnacional de Investigación Criminal y la Dirección Nacional de Servicios Policiales Fronterizos, añadió.

Será acusado por el delito de tráfico ilegal de personas en perjuicio de la libertad y seguridad de tres ecuatorianos y un cubano, quienes viajaban en una camioneta tipo "pick up" decomisada por las autoridades.

Según las autoridades, el hondureño pretendía trasladar a los migrantes hacia la frontera con Guatemala para seguir en ruta hacia Estados Unidos.

Los migrantes permanecen retenidos en una oficina del Instituto Nacional de Migración porque su estatus migratorio es ilegal en Honduras, donde el año pasado fueron detenidos alrededor de 31.000 extranjeros en diferentes puntos fronterizos del país.

Honduras se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de migrantes, especialmente cubanos y africanos, que atraviesan los países de Centroamérica para llegar a Estados Unidos, cuyas autoridades han reforzado la seguridad en la frontera con México.

En septiembre pasado, el Gobierno de Honduras firmó un acuerdo, del que no ha trascendido detalles, con Estados Unidos que busca atajar la migración irregular desde los países centroamericanos.

Periodista independiente cubano preso en Louisiana: "Quiero trabajar en una prensa libre en un país libre"

Yariel Valdés González (der.), junto a Michael K. Lavers, editor de noticias internacionales del diario "Washington Blade". (Foto tomada del Facebook de Lavers)

Yariel Valdés González tiene un profundo deseo. Lo ha acompañado durante 10 meses en dos prisiones de Louisiana.

Es el mismo anhelo con que se entregó a los oficiales de ICE en el Puente de Calexico, en California, el 27 de marzo del 2019.

Es también la aspiración que tuvo en su natal Cuba..., la que lo convirtió en un blanco del régimen y lo hizo víctima -relata- de presiones que alcanzaron a su familia y a sus colegas en la prensa independiente.

Ahora espera -con paciencia en la voz, al menos, "a veces sumido en depresiones, a veces sumido en mucho miedo"- en el River Correctional Center, en Ferriday, muy cerca del río Mississippi, que una corte de apelaciones en Virginia ratifique su caso de asilo político, que ya fue aprobado por un juez.

El periodista cubano Yariel González expone su situación
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:45 0:00

"Quiero estar en libertad y escribir en libertad, ese es mi sueño", dice, y tiene muchas esperanzas de que las puertas del país en que ha puesto todas sus esperanzas se le abran, finalmente, de par en par.

"Yo gané mi caso de asilo político el 18 de septiembre del 2019 debido a la persecución que sufrí en Cuba y todos los problemas que viví y sufrí en carne propia junto a otros colegas (de la prensa independiente) y mi familia por mi trabajo como periodista independiente en Cuba", comenta.

"Continúo detenido porque ICE apeló la decisión del juez, pese a todas las evidencias, todas las declaraciones a mi favor, pese a la horrible situación que están viviendo ahora los periodistas independientes en Cuba. Pese a todo eso, (ICE) decidió apelar la decisión del juez", explica.

"Ahora estoy casi que en la fase final, pero a veces estoy sumido en mucha depresión, en mucho miedo, por la posibilidad de que sea revertida la decisión del juez. Pero también (tengo) esperanza en el sistema, en la justicia de este país, que realmente espero que ratifique el asilo que ya me fue concedido".

Michael K. Lavers, editor de noticias internacionales de Washington Blade, publicación de la cual Yariel era colaborador, afirma que "ICE no comenta sobre casos específicos por razones de privacidad. Aún así, para mí el caso de Yariel es un poco extraño porque hay muchos informes sobre la situación de los periodistas independienes en Cuba".

MK Lavers detalla sobre la represión que sufren los periodistas en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:52 0:00

Lavers, quien ha seguido muy de cerca el caso de Yariel, añade: "Yo tengo mi propia experiencia (en Cuba) como periodista. El año pasado fui detenido en el aeropuerto de La Habana cuando traté de entrar al país y casi siete horas después tuve que volver a Miami porque el gobierno de Cuba no me permitió entrar. Mi situación es una entre muchas de las que enfrentan los periodistas en la isla".

Amplió que "claramente, si eres periodista independiente en Cuba, vas a tener más problemas con el sistema, con el gobierno y eso es lo que pasó con Yariel, con sus colegas en la isla".

"El gobierno de Estados Unidos documenta esos abusos y el hecho de que ICE no le crea (a Yariel) es algo muy extraño para mí. Esperamos y ojalá y un día reciba una llamada de que Yariel va a salir".

Yariel confiesa que para su familia en Cuba, los meses de espera han sido duros.

"He podido convesar con ellos, aunque realmente no muchas veces, no por mucho tiempo, porque los costos a veces son un poco elevados y también por el miedo de que (el régimen) pudiera estar monitoreando, grabando, la llamada. Ellos están muy preocupados por mi situación y yo también a veces me preocupo por ellos".

Su traslado al River Correctional Center -explica- ha sido un cambio muy positivo. "Hace solo unos días llegué aquí. Estuve muchos meses detenido en un centro en Bossier (Louisiana). Definitivamente, este traslado ha sido un soplo de aire fresco porque las condiciones en este lugar son mucho mejores. Sobre todo, el trato de los oficiales es mucho más amigable, cercano..., nos ven más como lo que somos: seres humanos".

Yariel Valdés González, en una foto foto tomada de su Facebook.
Yariel Valdés González, en una foto foto tomada de su Facebook.


De hecho, subraya, "este lugar está mucho mejor equipado para (lidiar con) casos como el mío y el de otras muchas personas que venimos huyendo de situaciones extremas de violencia, de persecuciones, en sus diferentes países. La alimentación es mucho mejor y hay más opciones de recreación. Realmente, uno se siente como si estuviera en un hotel en comparación con lo que viví en Bossier, que fue una experiencia súper negativa".

Yariel está detenido -cuenta- junto a un grupo de más de 50 inmigrantes provenientes de países como Cuba, Armenia, Camerún, Nepal, Honduras, Guatemala, China...,que también esperan respuesta a sus casos.

Los últimos minutos de la conversación derivan en el tema que le dio inicio:

"Más allá de la libertad que sé que puedo vivir en este país, mi gran sueño es poder ejercer mi profesión en Estados Unidos. Quiero no tener miedo de escribir una palabra, de decir algo, de tomar una fotografía... Quiero trabajar en una prensa libre en un país libre".

EEUU inició la deportación de más de 25.000 cubanos en el 2019

Una deportación aérea ejecutada por ICE. Foto Archivo REUTERS/Carlos Barria

Estados Unidos inició procesos de deportación contra 25.044 cubanos que llegaron a Estados Unidos durante el pasado año fiscal, que terminó en septiembre pasado, cifra que supera ampliamente periodos anteriores cuando los isleños disfrutaban de mayores amparos migratorios.

Esta cifra casi cuadruplica la del año fiscal 2018, cuando se contabilizaron 6.780 casos de cubanos en proceso de deportación, según datos publicados recientemente por el Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.

TRAC detalla que 7.362 cubanos fueron devueltos entre junio y noviembre de 2019 a México, país donde deben esperar los resultados del proceso de asilo político y bajo el programa Protocolo de Protección de Migrantes (PPM), también conocido como "Permanezcan en México", implementado por EE.UU. en septiembre de 2019.

De esta manera, el Gobierno de Trump puso fin a la antigua política de "captura y liberación" ("catch and release", en inglés) de indocumentados que cruzaban la frontera sur y ahora son devueltos a México o a sus lugares de origen.

Asimismo, el informe de TRAC reseña que de los 25.044 casos de deportación abiertos a cubanos en el año fiscal 2019, la gran mayoría están pendientes de un fallo (20.420).

Hasta enero de 2017, fecha en la que el expresidente Barack Obama eliminó la política "Pies secos-pies mojados", que ofrecía en exclusiva a los cubanos un amparo legal con solo pisar suelo estadounidense, apenas se reportaban procesos de deportación.

Ahora los inmigrantes cubanos no tienen un trato preferencial, como lo tuvieron durante décadas, aunque todavía les queda en vigencia la conocida Ley de Ajuste, que les permite solicitar la residencia permanente al cabo de un año y un día de haber entrado legalmente al país.

Al llegar ahora a la frontera de EEUU, los cubanos se ven obligados a demostrar ante un oficial de inmigración un recurso conocido legalmente como "miedo creíble" de no poder permanecer en su país, y luego esperar la decisión sobre su caso del juez de inmigración.


Por su parte, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) reportó que 21.499 cubanos que llegaron al país por la frontera sur durante 2019 resultaron inadmisibles.

Según fuentes oficiales, 1.802 cubanos han sido repatriados en los tres últimos años fiscales y hasta agosto pasado había más de 39.000 con órdenes de deportación por condenas penales o razones migratorias.

Prohíben salida del país a otros dos activistas cubanos

Prohíben salida del país a otros dos activistas cubanos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:32 0:00

Cargar más

XS
SM
MD
LG