Enlaces de accesibilidad

Inmigración

Más de 21 mil cubanos se presentaron en la frontera de EEUU en 2019

Funcionarios de Frontera procesan a una familia cubana en el Puente Internacional de Nuevo Laredo, Texas el 10 de julio de 2019. Foto AP /Salvador Gonzalez

Más de 21.000 cubanos acudieron a los puertos de entrada en la frontera entre Estados Unidos y México sin documentos en el año fiscal 2019, la mayoría por Laredo, en el estado de Texas.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés), desde el pasado 1 de octubre, cuando comenzó el presente año fiscal 2018-2019, unos 21.499 cubanos se presentaron en el sector sur de la frontera con el vecino país y solicitaron asilo político, más que el doble de la cifra registrada en el año fiscal 2017-2018, con 7.079.

De ellos,12.898 acudieron al puente fronterizo que conecta Nuevo Laredo, México, con Laredo, en Texas, entre el 1 de octubre del 2018 y el 30 de septiembre de este año.

Antes de enero del 2017 los isleños que ingresaban a territorio estadounidenses eran favorecidos con la normativa "pies secos/pies mojados", que les permitía permanecer de manera legal en el país y al año y un día acceder a la residencia mediante la Ley de Ajuste Cubano, aún vigente.

Desde que el presidente Barack Obama derogó "pies secos/pies mojados", los cubanos que llegan a Estados Unidos sin visado no tienen permitida la entrada al país, igual que migrantes de otras nacionalidades.

Cuando arriban a los puntos fronterizos, o a las costas de EEUU, tienen que pedir asilo político y demostrar miedo creíble de regresar a Cuba. En la mayoría de los casos, esperan meses detenidos en centros de reclusión del Servicio de Inmigración estadounidense, sin garantías de que su solicitud de asilo será aprobada.

Vea todas las noticias de hoy

Acusados de torturar y secuestrar a migrantes cubanos serán juzgados en Miami

Corte del Distrito Sur de la Florida.

Dos hombres fueron acusados este jueves de participar en una red de tráfico de extranjeros que involucraba secuestrar y torturar a ciudadanos cubanos y extorsionar a familiares de las víctimas por dinero.

Reynaldo Márquez Crespo y Jancer Sergio Ramos Valdés tuvieron este miércoles su primera comparecencia ante un juez en la Corte del Distrito Sur de Florida, en Miami, donde serán juzgados, informó la Fiscalía en un comunicado.

"Los acusados engañaron a sus víctimas haciéndoles creer que las iban a pasar de Cuba a Estados Unidos. En cambio, Crespo, Valdés y sus cómplices transportaron a las víctimas en bote a Mérida [México], las encerraron en una casa y las mantenían cautivas para pedir rescate", señala la denuncia.

Los traficantes de personas ordenaron a sus víctimas que proporcionara la información de contacto de un miembro de la familia para que pagara un rescate de 10.000 dólares. Luego contactaron a los familiares y amenazaron con torturar, dejar morir de hambre y matar a las víctimas si se negaban a pagar.

"Cuando los familiares de las víctimas no pudieron pagar, esos migrantes fueron golpeados, amenazados con cuchillos y armas de fuego y electrocutados con pistolas paralizantes", según declaraciones juradas, cita el texto.

En el caso de familiares que pudieron pagar el rescate, Crespo, Valdés y sus cómplices liberaron a la víctima y la enviaron en autobús a la frontera entre México y Estados Unidos con instrucciones de buscar asilo político, agrega la nota.

Valdés fue arrestado en Connecticut, donde un juez federal ordenó su detención en espera de juicio. Crespo fue arrestado en Texas. Ambos fueron detenidos y enfrentan la justicia gracias a la Operación Sísifo, parte de una investigación del Grupo de Trabajo Antidrogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), indica el comunicado.

"Este programa consiste en identificar, interrumpir y desmantelar a los narcotraficantes de más alto nivel, los lavadores de dinero y otras organizaciones criminales transnacionales prioritarias que amenazan a los ciudadanos de Estados Unidos", concluye.

Piden extensión del proceso de Lotería de Visas 2020

Un total de 1.235 cubanos ganaron la lotería de visas de Estados Unidos (DV-2021) este año. (YAMIL LAGE / AFP)

Una petición con cerca de 2,000 firmas busca una extensión del año fiscal para el proceso de Lotería de Visas 2020 y el apoyo del senador republicano Marco Rubio para lograrlo.

"El sueño de venir a Estados Unidos de miles de familias está a punto de ser destruido cuando la Proclamación Presidencial 10014 retrasó el proceso de visa por 5 meses", señala la petición publicada en la plataforma Change.org por el ciudadano Leonardo Rifa.

Una de las firmantes, Bárbara Pérez, dijo que sin la extensión su familia perderá la oportunidad de emigrar a EEUU: "Mi hermana y su esposo son ganadores de la lotería de visa DV 2020, pido extensión del año fiscal, es injusto que no pueden llegar a este gran país".

Nadia García León señaló que firmó la petición porque su hermana "también se ganó la lotería y me parece injusto que pierda la oportunidad de llegar a este gran país".

Miles de personas, incluidos cubanos, podrían perder la oportunidad de completar el proceso para emigrar legalmente a Estados Unidos tras ganar la Lotería de Visas de Diversidad debido al cierre de fronteras y otras restricciones impuestas por los gobiernos de sus países de origen durante la pandemia de coronavirus.

Según la ley, los ganadores que no hayan sido examinados para la residencia permanente en los consulados estadounidenses perderán sus cupos si no tienen sus visas en la mano antes del 30 de septiembre del año en que fueron elegidos.

"Muchas personas han ganado esta oportunidad única y debido al coronavirus no les ha sido posible viajar a los Estados Unidos. No sería justo que pierdan el sueño de sus vidas por un problema global que no está en sus manos solucionar", señaló en otra expresión de apoyo Ian de la Torre.

Un total de 1.235 cubanos ganaron la lotería de visas de Estados Unidos (DV-2021) este año, una cifra notablemente más baja que la del año anterior (DV-2020), cuando resultaron beneficiados 2.703 isleños bajo este programa.

Sobre el caso de los cubanos, la firmante Liliana Crespo comentó: "Porque todo el que se sacó esta visa tiene un sueño, y no todos son elegidos: ellos son ganadores y se merecen su oportunidad. Se han esforzado para cumplir con todos los requisitos, han enviado toda su documentación, han pagado bastante dinero por traducir sus documentos. A pesar de las dificultades que tiene Cuba ellos han seguido en su lucha. Eso es digno de admirar, eso tiene que ser reconocido".

La petición solicita al senador Rubio "que apoye una prórroga para estas familias", concluye el texto.

El programa, que confiere 55,000 visas de residente permanente cada año a personas de países con bajas tasas de inmigración a los Estados Unidos, había sido congelado por decisión del presidente Donald Trump en abril. El Departamento de Estado había emitido alrededor de 12,000 visas de diversidad para la lotería de 2020, pero aún faltaban por procesar las de unos 43,000 ganadores, señala un reporte de Associated Press.

Ganadores de lotería de visa americana, podrían perderla por no poder viajar
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:19 0:00

El pasado 5 de septiembre, el juez de distrito Amit Mehta ordenó a la administración Trump reanudar la emisión de visas de diversidad, revirtiendo parcialmente la congelación relacionada con la pandemia en una amplia gama de visas de inmigrantes y temporales.

El juez pidió a la administración emprender "esfuerzos de buena fe para procesar y adjudicar rápidamente" visas de diversidad para 2020, pero no llegó a extender la fecha límite del 30 de septiembre.

Una audiencia programada para este viernes, 25 de septiembre, consideraría pasos adicionales a tomar en cuenta para garantizar el cumplimiento de la medida.

Senador Menéndez: Con deportación de cubanos, venezolanos y nicaragüenses “no estamos promoviendo nuestros principios”

El senador demócrata de origen cubano, Bob Menéndez (AP Photo/Alex Brandon).

Cuatro senadores demócratas, en una carta al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Nacional, pidieron a la administración Trump que detenga las políticas que niegan asilo y envían de regreso a sus países a personas que huyen de las dictaduras en Cuba, Venezuela y Nicaragua.

En la misiva firmada el lunes, los senadores Bob Menéndez (New Jersey), Dick Durbin (Illinois), Patrick Leahy (Vermont) y Ben Cardin (Maryland) expresan su profunda preocupación por la seguridad de los refugiados de esos y otros países.

decimos que queremos un cambio en Venezuela por las condiciones de falta de derechos humanos y de democracia y a personas que están huyendo de Venezuela actualmente no les damos la oportunidad de conseguir asilo político

Dijeron que las políticas de la administración están obligando a miles de personas que huyen de la persecución, la tortura y la opresión, a condiciones peligrosas que amenazan sus vidas y su libertad y socavan los objetivos de la política exterior de Estados Unidos.

Los senadores señalan que a través de estas políticas, la administración Trump obliga a venezolanos, cubanos, nicaragüenses y otras personas a regresar sus países o ciudades violentas de México, donde pueden víctimas de grupos delictivos organizados.

“Hemos deportado a más de 100 venezolanos, más de 1,300 cubanos, más de 1,000 nicaragüenses. Reconocemos que cuando hacemos eso no estamos promoviendo nuestros principios de asilo político, democracia y de darle albergue a esos que actualmente quieren conseguir asilo”, dijo Menéndez en entrevista con Radio Martí.

Escuche aquí las declaraciones del senador Bob Menéndez
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:07 0:00


El senador cubanoamericano también expresó su frustración porque no se le ha dado un Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos que huyeron de la crisis.

La gente se olvida que hemos tratado varias veces en el pasado de hacerlo, incluyendo en este año. Cada vez, los republicanos han tenido otra distinta razón por lo cual no acceden a permitir un voto en el TPS

“La gente se olvida que hemos tratado varias veces en el pasado de hacerlo, incluyendo este año. Cada vez, los republicanos han tenido alguna razón por la cual no acceden a permitir un voto sobre el TPS, pues tratamos de nuevo y vamos a seguir tratando durante el resto de este año y si sigue esta administración en el próximo año o si no sigue esta administración, pues llamaremos la atención a la próxima administración de que ellos deben observar los principios de los cuales siempre hemos sido los guardianes”, expresó Menéndez.

En la carta, los senadores también opinaron que las políticas de la administración para expulsar y poner en peligro a refugiados y solicitantes de asilo envían un mensaje de insensibilidad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de los adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos como un faro de libertad y democracia.

Senadores piden que a migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua se les permita solicitar asilo en EEUU

Migrantes cubanos en El Paso, el 28 de febrero de 2020 .REUTERS/Jose Luis Gonzalez

Cuatro senadores demócratas criticaron las políticas migratorias de la Administración de Donald Trump y pidieron que migrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua tengan la posibilidad de pedir asilo político en Estados Unidos.

En una carta dirigida al Secretario de Estado, Mike Pompeo, y al Secretario Interino de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf, los demócratas alertan que las políticas implementadas por la actual Administración "envían un mensaje de insensibilidad, crueldad y desprecio por los derechos humanos que alimenta la agenda de nuestros adversarios para poner en duda el papel excepcional de Estados Unidos como un faro de libertad y democracia”.

La misiva fue firmada el lunes por el legislador cubanoamericano Bob Menéndez (demócrata por New Jersey), Dick Durbin (Illinois), Patrick Leahy (Vermont) y Ben Cardin ( Maryland).

La carta indica que con los nuevos protocolos migratorios venezolanos, cubanos, nicaragüenses y otros han sido regresados "a los perseguidores y torturadores de los que huyeron”.

“Le instamos a que ponga fin a estas políticas de inmediato y defienda el derecho a buscar asilo en los Estados Unidos”.

El documento destaca que en lo que va de año fiscal 2020 han sido expulsados cerca de 147 000 solicitantes de asilo, han sido deportados 1300 cubanos, 100 venezolanos y 1000 nicaragüenses y añade que durante la mitad del año pasado 7 300 cubanos fueron devueltos a México.

Además menciona que profesionales de la salud cubanos trabajan como asistentes en el campamento para refugiados en Matamoros, México, luego de huir de sus misiones en Venezuela, víctimas del tráfico humano.

Los Protocolos de Protección de Migrantes (Migrant Protection Protocols, MPP) más conocidos como programa de “Permanencia en México” fueron implementado en enero de 2019 para frenar la migración irregular hacia EEUU y aliviar el hacinamiento en los Centros de Detención de Migrantes en la zona fronteriza.

Este acuerdo bilateral firmado entre EEUU y México dispone que tanto quienes se presentan en los puertos de entrada de la frontera como quienes sean capturados cruzando de manera ilegal sean devueltos a México en espera de una citación para presentar su caso ante una corte de inmigración.

Cambian normas sobre ayuda a extranjeros reclamados por sus familiares en EEUU

Una familia cubana se reúne en el Aeropuerto de Miami. REUTERS/Desmond Boylan

El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves un cambio en las normas de patrocinio de familiares para radicación en EE.UU.

Las personas reclamadas por familiares a veces solicitan y reciben beneficios públicos de agencias federales, estatales y locales pero pueden no resultar elegibles para ciertos beneficios públicos sujetos a comprobación de recursos económicos, porque la agencia otorgante considerará los ingresos y recursos de su patrocinador (la persona que lo reclamó) al determinar la elegibilidad del inmigrante para recibir los beneficios.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) determina que si un extranjero patrocinado recibe un beneficio público basado en comprobación de recursos económicos, el patrocinador será responsable de reembolsar a la agencia que proporciona el beneficio.

Además las agencias que otorgan beneficios puede solicitar una orden judicial para el reembolso si un patrocinador no emite el reembolso.

Para implementar estas medidas USCIS presentó esta semana el Programa de Verificación Sistemática de Extranjeros para la Otorgación de Beneficios (SAVE) como una herramienta que "permitirá a las agencias que administran beneficios federales basados en recursos económicos verificados garantizar un cumplimiento más efectivo de las leyes, regulaciones y políticas federales relacionadas con el apoyo financiero de extranjeros por parte de sus patrocinadores y el reembolso a las agencias".

“La administración Trump ha dejado claro que se deben hacer cumplir las leyes de inmigración existentes y que los patrocinadores de extranjeros deben ser legalmente responsables de los compromisos financieros que aceptan voluntariamente”, dijo el subdirector de políticas de USCIS, Joseph Edlow.

"Esta función mejorada apoyará a las agencias participantes que otorgan beneficios públicos a medida que administran sus programas y determinan la elegibilidad de un extranjero para recibir asistencia pública al garantizar la coherencia con la ley actual, los requisitos de patrocinio establecidos y la responsabilidad adecuada", indicó el funcionario.

La nueva iniciativa SAVE se deriva del Memorándum Presidencial de mayo de 2019 sobre el cumplimiento de las responsabilidades legales de los patrocinadores de extranjeros.

Hace poco más de un año, USCIS anunció que haber recibido Medicaid, ayuda para comprar alimentos –food stamps--, subsidio para la vivienda o cualquier otro tipo de asistencia pública podría impedir que un inmigrante reciba la green card que otorga la residencia permanente en EEUU.

Desde agosto de 2019, cuando se hizo este anuncio, se determinó que un inmigrante legal será considerado carga pública si recibe uno o más beneficios públicos durante más de 12 meses en un plazo de tres años.

“Siempre, una persona que va a solicitar residencia a través de matrimonio con un ciudadano americano, a través de una petición familiar o a través de un trabajo tiene que demostrar que no va a ser carga pública. Así que si hay una persona que va a legalizarse y se casó con un ciudadano americano y ha sido carga pública, [eso] puede ser una razón para negarle la residencia, y siempre ha sido así”, dijo entonces a Radio Televisión Martí el abogado cubanoamericano Willy Allen, especializado en asuntos migratorios.

Cargar más

XS
SM
MD
LG