Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Luis Felipe Rojas: "Me fui de Cuba para rescatar la sonrisa de mi mujer"

Luis Felipe Rojas, poeta y periodista de Radio Televisión Martí, durante una cobertura en Washington D.C. (Archivo)

Luis Felipe Rojas es, además de poeta y periodista, es una de esas personas puestas en el mundo para alegrarnos la existencia con esa "alegría de porque sí", uno de los dones que le ha tocado repartir entre sus semejantes. Esta semana, Rojas responde las preguntas de "Dile que pienso en Ella..." de la misma manera en que se instaló en la vida: para ser "Él mismo" en cada circunstancia.

Desde que llegó a Miami, Rojas se desempeña como periodista en Radio Televisión Martí.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

La asfixia: personal y familiar. Ver a mis hijos vivos, pero sin vida; a mi madre sufriendo por la persecución policial contra mí. Me fui en 2012. Diez años antes había comenzado en el periodismo independiente en Encuentro en la Red, que luego continué en Diario de Cuba. La imposibilidad de mantener mi propio ritmo, de hacer mi periodismo en un lugar tan hostil y ya impropio como el oriente de Cuba. Por eso me fui.

La primera luz la vi en un pueblo de nombre tan lindo como San Germán y lamentaré toda la vida que allí empezó mi huida final de Cuba.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Todo. Cuando me fui rompí todos los lazos. Me fui con una venda en los ojos, me fui de Cuba con una mordaza (casi literalmente) contra mi pensamiento libre, y siempre esperé respirar aires de libertad. Sabía que venía a Miami, a encontrarme con el mito y a mezclarme en él. Quería encontrar la música, la comida y las voces que sonaban siempre en las conversaciones prohibidas. Cuando llegué a Estados Unidos recuperé decenas de libros que había perdido en un registro policial que hicieron en mi casa. Aquí me regalaron discos que durante mi primera juventud veía pasar de mano en mano. Aquí descubrí que muchas cosas pueden oler a “nuevo” todos los días.

Yo quería que mi mujer, Exilda Arjona, volviera a reír como el día en que la conocí. Miami me dio lo que la represión me había quitado: la sonrisa de mi mujer.

Luís Felipe Rojas y su esposa, la periodista Exilda Arjona
Luís Felipe Rojas y su esposa, la periodista Exilda Arjona

¿Qué encontraste?

Encontré la historia prohibida, abrazos de gente que apenas me conocían por medio de las redes sociales o los escritos en mi blog. Encontré el camino a la civilidad en medio de otros caminos. Aquí he conocido gente que sale todos los días a luchar la vida y regresa a casa sabiendo que si hoy el día no resultó, mañana puede ser. En este país mucha gente está enfocada porque, tarde o temprano, terminan haciéndose con su sueño particular.

Miami tiene un sonido propio y aunque tanta gente denigre la ciudad, desde que puse un pie en el aeropuerto y aspiré los primeros olores, supe que había llegado al lugar que me estaba esperando toda la vida.

El abrazo y la aceptación de viejos exiliados, y la posibilidad de intercambiar y ponerme a tono en un lugar que me sigue enamorando.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

A reencontrarme con la disciplina. El calor, la peste y la bulla terminan relajándote la vida. Estar en el país que es una de las maquinarias que mueve el mundo, te da muy pocas posibilidades de entretenerte.

A respetar al Otro y a esperar porque, tarde o temprano, terminas haciéndote con un espacio. He aprendido que ningún acto mío va a dejar de tener consecuencias para mis hijos y mi esposa, para la gente que me quiere… y para mí.

¿Qué es para ti La libertad?

Dejar, por fin, de mirar al pasado. Soy un hombre libre, he adquirido mi segunda ciudadanía (la cubana no me la quita ningún régimen) y eso me lleva al ‘corpus’ de la legión de hombres y mujeres libres del mundo, eso me hace más responsable porque, aunque muchos lo ignoren, ser acogido como un refugiado político te ata de por vida a cualquier lucha por la libertad, en cualquier país del mundo.

Tenía (y tengo) una patria, pero no es libre; ahora tengo las dos cosas.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

Sí, cómo no. Siempre trato de evitar las cursilerías pero termino cayendo en ellas y no dejo de aferrarme a las palabras “quinqué”, “plátano”, “guardarraya”, “héroes” y “Manzanillo”. Me gusta la palabra Manzanillo porque allí siempre voy a dar al mar, al olor a pescado y a la gente fresca.

Cuando era niño me emocionaba con los versos de José Martí, pero no hallaba nunca una explicación para esto… Ahora, cuando veo a los americanos ponerse pétreos ante la música y la letra del himno nacional, lo entiendo mejor. Sigo siendo cursi en estas cosas, pero ya no me avergüenzo, no tengo tiempo ya para eso.

Para mí “Ella” es Cuba y un pueblo oloroso a “melao” una vez al año. Pero es también los libros que nunca me va a devolver la policía. Pienso en la patria y escucho mis pasos, corriendo por los trillos de las maniguas donde me crié. El que no quiera ser cursi, que se aleje de eso que fue amansando como Patria, lo demás es pose y altanería.

Vea todas las noticias de hoy

Siete preguntas para conocer la vida y obra de Guillermo Belt

El investigador y escritor cubano Daniel L. Pedreira narra la vida del embajador Guillermo Belt Ramírez en su libro "Un instrumento de Paz"

En la biblioteca de Coral Gables se presentó el libro "Un instrumento de paz" del historiador cubanoamericano Daniel Pedreira, quien imparte clases en el Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de la Florida.

El evento fue auspiciado por el PEN Club de Escritores Cubanos Exiliados y su presidente, José A. Albertini, hizo la presentación.

Pedreira, quien realiza estudios doctorales en FIU, ya había publicado en el 2013 "El Último Constituyente: El desarrollo político de Emilio “Millo” Ochoa", editado por Aduana Vieja.

A continuación, el cuestionario de siete preguntas que el autor respondió a Radio y Televisión Martí sobre su más reciente obra:

José Albertini, presidente del PEN Club, presenta el libro de Pedreira.
José Albertini, presidente del PEN Club, presenta el libro de Pedreira.

1. ¿Por qué el interés en la vida y obra de Guillermo Belt Ramírez?

Mi interés en la vida y obra del Dr. Guillermo Belt Ramírez surgió de mis investigaciones hacia la política y la diplomacia cubana durante la época republicana. En Belt encontré un caso singular de un diplomático que dirigió gran parte de la diplomacia cubana entre 1944 y 1949, época en la cual el nombre de Cuba quedó enaltecido entre la sociedad de naciones.

2. ¿Qué podría destacar de la labor de Belt como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes?

Desafortunadamente, la gestión del Dr. Belt como Secretario de Instrucción Pública fue demasiado breve para poder realizar una labor destacada, debido al derrocamiento del gobierno del Presidente Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, el 4 de septiembre de 1933. Ese gobierno duró menos de un mes en el poder, pero demuestra que ya para esa época, y a pesar de su corta edad, Belt se había ganado el respeto necesario para que un presidente lo nombrara a su gabinete.

3. ¿Cómo describiría la labor de Belt Ramírez al frente de La Habana?

Aunque solo fue alcalde de la Habana durante un año (1935-1936), Belt tuvo una gestión muy fructífera. Restauró el nombre antiguo a las calles habaneras, nombró a Emilio Roig de Leuchsenring como primer Historiador de la Ciudad de La Habana, abrió el Hospital Municipal de Infancia, creó el barrio de Vista Alegre, se publicaron los Cuadernos de Historia Habanera, y se completaron obras de restauración de numerosas plazas y otros sitios históricos de la capital cubana.

4. Describa algunos instantes importantes de la labor de Belt Ramírez como embajador de Cuba ante Estados Unidos y la URSS

Como embajador ante los Estados Unidos, Belt jugó un papel principal en las negociaciones de la cuota azucarera, lo cual representaba la mayor parte de los ingresos de la economía cubana durante la época. Durante estos años también recayó sobre él, como representante de una nación aliada durante la Segunda Guerra Mundial, la colaboración con los Estados Unidos como una de las grandes potencias aliadas. Ante la Unión Soviética, su labor es más evidente años más tarde, durante el desarrollo de las Naciones Unidas. Esto se debe a la gran distancia, tanto geográfica como ideológica, entre La Habana y Moscú.

5. ¿El papel del embajador Belt como miembro de la delegación cubana ante la ONU?

Como jefe de la delegación cubana ante la ONU, Belt fue miembro fundador de dicha organización, participando en la Conferencia de San Francisco y firmando la Carta de las Naciones Unidas en 1945. Durante su gestión como delegado ejerció la independencia de Cuba en sus relaciones internacionales al votar, aunque sin éxito, en contra el poder del veto ejercido por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y la Unión Soviética) y en contra de la partición de Palestina. Belt también votó a favor de la creación de organismos regionales (como la OEA) y de la inclusión de Argentina y España como miembros de la ONU. Hacia finales de su gestión diplomática, en diciembre de 1948, Cuba jugó un papel protagónico en el desarrollo y la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

6. ¿Y ante las organizaciones continentales como la Unión Panamericana y la OEA?

Belt fue nombrado representante de Cuba ante la Unión Panamericana en 1944 y firmó la Carta de la Organización de los Estados Americanos, organismo sucesor de la Unión Panamericana, en 1948. En dicha carta Belt logró la inclusión de la doctrina de agresión económica, propuesta por Cuba, la cual indica que este tipo de agresión debe ser considerada igual que la agresión militar. En la Conferencia Interamericana de Rio de Janeiro en 1947, Belt y los otros delegados regionales firmaron el Tratado de Asistencia Recíproca (TIAR), un tratado de defensa mutua que protege a los estados del hemisferio occidental de un ataque regional o extra regional. Hoy en día, el TIAR mantiene su vigencia al haber sido activado recientemente por la OEA en el caso de Venezuela.

7. ¿Por qué la historiografía del régimen de La Habana ignora o denigra la labor del diplomático cubano?

Durante 60 años, el régimen castrista ha tratado de ignorar y borrar la labor de figuras históricas de la época republicana como el embajador Belt para avanzar su propio mito de la creación, el cual comienza el 1 de enero de 1959. En el caso de Belt, su ascendencia inglesa y estadounidense, su oposición a Fidel Castro desde su época revolucionaria, sus buenas relaciones con las altas esferas del gobierno estadounidense durante sus años como diplomático, y su condición de exiliado politico y crítico de la dictadura han contribuido a que las autoridades políticas, académicas y culturales de la dictadura castrista se hayan ensañado más con su figura.

Muere Alicia Alonso, leyenda del ballet cubano

Alicia Alonso en una imagen de archivo. REUTERS/Desmond Boylan

La bailarina cubana Alicia Alonso, figura emblemática de la danza clásica mundial, falleció este jueves a los 98 años en un hospital de La Habana.

Alonso, creadora del hoy Ballet Nacional de Cuba (BNC), ingresó por complicaciones de salud en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (CIMEQ) de La Habana, donde falleció sobre el mediodía, reportó EFE.

Tras la llegada al poder de los hermanos Castro en enero de 1959, la compañía que creó en 1948, Ballet Alicia Alonso -luego nombrada Ballet de Cuba- pasó a llamarse Ballet Nacional de Cuba, una institución estatal. Alonso permaneció ligada al gobierno comunista hasta el final de sus días.

Alicia alonso saluda al público durante el discurso del expresidente de EEUU, Barack Obama, en el Gran Teatro de La Habana.
Alicia alonso saluda al público durante el discurso del expresidente de EEUU, Barack Obama, en el Gran Teatro de La Habana.

Pese a su avanzada edad, la bailarina se mantenía al frente del BNC, institución que en los últimos años recibió críticas por la rigidez de sus producciones, coreografías acartonadas, y trajes y escenografías anticuadas.

Las difíciles condiciones de trabajo, bajos salarios y constante presión llevaron a un gran número de talentos de la isla a abandonar la compañía en giras internacionales.

Durante una presentación en 2018 en el Centro Kennedy de Nueva York, parte de una gira por Estados Unidos para celebrar el 70 aniversario del BNC, la crítica especializada señaló que la compañía parecía estar estancada en el pasado, y sus bailarines cansados y abrumados por una producción basada en la historia y veneración a la figura de Alicia Alonso.

Nacida el 21 de diciembre de 1920, se inició en la danza a temprana edad. Con nueve años comenzó a recibir clases del maestro ruso Nikolai Yavorski. Tras un viaje a Nueva York en 1937 contrajo matrimonio con el también bailarín Fernando Alonso, con quien tuvo a su hija Laura Alonso.

Tras el fallecimiento en 2015 de la rusa Maya Plisetskaia, Alonso era considerada la última gran diva del ballet, señala en su obituario el diario El País de España.

Yoshvani Medina: "Digo que no debe haber libertad para los enemigos de la libertad"

Yoshvani Medina, actor y dramaturgo de origen cubano, reconocido en todo el mundo

Yoshvani Medina es un hombre joven con un currículo profesional impresionante, inusual en alguien de su edad y con una profesión tan exigente y difícil como la suya, sin embargo, este pinareño, nacido en 1967, actualmente está considerado, en el mundo, uno de los más importantes dramaturgos en idioma español. Es, para Dile que pienso en Ella... Un verdadero lujo tenerle como huésped durante esta semana.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Yo me fui como migra un ave, la primera razón fue energética: yo no podía respirar en aquel sistema. Si las aves migran hacia los lugares donde los días son más largos para buscar mejores oportunidades de alimentar a sus polluelos, yo me fui hacia un lugar donde la noche fuera más larga para darle más oportunidades a mis sueños. Yo no tenía nada que ver con el compañero de la pupila insomne, de la misma manera que un pájaro sabe que el estrés y los peligros del viaje son menores que las ventajas de estar al otro lado. Me censuraron, sí, me odiaron por ser diferente, por escribir y pensar diferente, y de alguna manera yo les agradecí su mezquindad, porque era la prueba de que tenía dos caminos: arrodillarme o largarme.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

No mucho, tan solo la posibilidad de ganarme la vida sin tener que pensar lo que otro me ordenaba, que a su vez no pensaba lo que me ordenaba. Yo quería ser dueño de mis días para poder realizar lo que soñaba en las noches. Yo quería poder ir a dónde quisiera, comer, ponerme, decir lo que quisiera cuando quisiera, y dejar de sentirme un prisionero en potencia.

¿Qué encontraste?

Mi versión personal del bienestar. La sensación de vivir en un país donde nadie tenía la obligación ni la costumbre de mentir. Donde uno puede vivir sin tenerle que dar cuentas al vecino, y la gente de izquierda bebe cervezas los domingos mirando el fútbol con amigos de derecha. Donde ser diferente no es una aberración y pensar diferente no es un delito. Le di a la Martinica lo mejor que había en mí: mi teatro, mi poesía escénica y mi hija, que es la mejor versión de mí mismo, ella hoy está haciendo su preparatoria en la Sorbona para estudiar Ciencias Políticas, y quizás un día sea presidente de Francia

¿Qué es para ti La libertad?

Algo profundamente individual, que cuido con egoísmo. La libertad no admite adjetivos, un poco de libertad no es libertad. La libertad sólo puede ser toda la libertad. No puede haber una libertad vacía, inerte, una libertad sin luz, de sombras, que consiste en moverse para cambiar de prisión, hecha de combates vanos y de falsos mitos alimentados por un oscurantismo de nuevo tipo. Cuando estaba en Cuba, yo solo tenía la libertad de soñar, entonces soñaba con la Libertad. Ahora que soy libre, y veo desde lejos aquella prisión, digo que no debe haber libertad para los enemigos de la libertad.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria?

Con frecuencia la riqueza es la patria del exilado, y aquel que está lejos prefiere olvidar lo que le falta contando lo que tiene. A mí no me falta nada. Cultivo mi obra cual rosa blanca. Los que dejé los llevo conmigo, aprendí a amarlos sin tenerlos, a estar bien cuando estoy conmigo mismo, porque la soledad es la patria de los fuertes, la ilusión no tiene patria, y los grandes artistas tampoco. Comprendí que la patria es donde nos aman, donde uno vive feliz porque se siente bien.

¿Piensas a menudo en “Ella”?

Ni tanto, no soy masoquista, en Cuba nadie se puede sentir bien cuando sabes que, seas quien seas, cantante famoso, ministro del interior, guardaespaldas del presidente, presidente en ejercicio, en cualquier momento pueden tocarte la puerta y llevarte a lo oscuro. De la misma manera que mi patria es el teatro y mi nación es el género humano, para ellos la Patria es la sangre ajena, y no tienen respeto por otra vida que no sea la suya. Lucran con el tiempo de la gente, prometiéndoles en un futuro lo que no han sido capaces de lograr en 60 años. Y los viejos no protestan porque prefieren estar en la piel del equivocado que en la del traidor, como una víctima del Síndrome de Estocolmo, que muere de respeto por su verdugo. Y los jóvenes prefieren huir, con el orgullo soporífero del soldado que prefiere que digan “Aquí corrió” que “Aquí murió”. Uno de los grandes logros de la dictadura ha sido amedrentar a los artistas y hacerlos sus cómplices, nada más patético que un artista tratando de ignorar su compromiso con el tiempo que le tocó vivir, nada más desolador que un poeta utilizando la retórica del koljós, prosternándose ante el poder con un dejo de lirismo. La principal victoria de la dictadura de mi país fue sobre el pueblo, contra el pueblo, y por el pueblo mismo. Hoy el pueblo se oye, se vigila, se consiente, y si se pasa de la raya se censura, se condena y se castiga. Por eso considero como los verdaderos héroes de la Patria a los que hoy disienten desde adentro, los ojos en los ojos del tirano, la voz en alto en las calles sometidas, como una nueva Guerra de Independencia.

"De Cantón a La Habana. Una historia de chinos en Cuba"

"De Cantón a La Habana. Una historia de chinos en Cuba"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:18 0:00

Intelectuales de Miami rinden tributo a Heberto Padilla

Heberto Padilla, poeta y periodista cubano

Un recital de poesía en la ciudad de Miami rememora el poemario “Fuera del juego” de Heberto Padilla (1932- 2000) y al mismo tiempo sus organizadores buscan resaltar "la lucidez y coraje intelectual" de este escritor cubano.

El evento que tendrá lugar este sábado en el Museo Americano de la Diáspora Cubana, en la ciudad de Miami, agrupará a reconocidos intelectuales del exilio que rendirán tributo a la obra de Padilla.

Entre los protagonistas del recital están el escritor Andrés Reynaldo, el cineasta Orlando Jiménez Leal, el periodista Juan Manuel Cao, el poeta Ramón Fernández Larrea, el escritor Jorge Posada, la artista y promotora cultural Ana Olema y el rapero Raudel Collazo (Escuadrón Patriota), entre otros.

"Fuera del juego", que obtuvo en 1968 el premio de poesía Julián del Casal" de la UNEAC, fue publicado con una nota del comité director del concurso que señalaba que la obra era "ideológicamente contraria a la Revolución Cubana", misma aclaración que llevaba "Los siete contra Tebas", de Antón Arrufat.

El encarcelamiento de Padilla en 1971 provocó protestas de conocidos intelectuales en todo el mundo. Después de 38 días de arresto, fue liberado pero no sin antes leer una autocrítica en la sede de la UNEAC.

"Más allá del debate político, el recital pretende rescatar los valores estéticos y humanos del que tal vez sea el más importante libro de poesía escrito en la segunda mitad del siglo XX cubano", apuntan los organizadores.

Cargar más

XS
SM
MD
LG