Enlaces de accesibilidad

Cuentapropismo

Los boteros se rebelan: paro se extiende al interior de Cuba

La mayoría de los taxistas privados o boteros trabajan en carros americanos de los años cincuenta y viejos autos de fabricación soviética. (Yamil Lage/AFP/ Archivo)

En las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Holguín y Santiago de Cuba hay una seria disminución de los viajes que ofrecen los transportistas privados, luego de la implementación el 1 de febrero de las nuevas medidas en el sector, y a las que se oponen estos cuentapropistas.

En Santa Clara la mayoría de los choferes privados no está ofreciendo el servicio, y el Estado no tiene capacidad para enfrentar el déficit de transporte, dijo a Radio Martí el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano.

"Están descontentos con esas medidas y de momento han decidido trabajar un poquito o no trabajar, pero esa fluidez de transportación de personas a través de los particulares no existe en estos momentos", señaló Medrano.

Paro de transportistas privados se extiende al interior de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00

Vladimir Ríos Cruz, residente en Sancti Spíritus, en el municipio de Jatibonico, dijo que hay mucha presencia de inspectores y policías en las calles multando a los transportistas que no estén trabajando.

"Estuve hablando con varios de ellos. Les ofrecieron el litro de petróleo a 8 pesos (...) De Jatibonico a Sancti Spíritus, que cobraban 25 pesos, se lo pusieron a 15. En las máquinas que montaban 6 personas ahora tienen que montar 5, y en otras 4 (...). Definitivamente ninguno está de acuerdo con eso", explicó.

También en la capital espirituana, el comunicador Adriano Castañeda, aseguró que los viajes intermunicipales son los más afectados.

"No están tirando (dando) viajes. Hay que pasar por los puntos de los amarillos (puntos de recogida de pasajeros controlados por el Estado) para ver la cantidad de personas aglomeradas ahí", dijo Castañeda.

En Mayarí, en la provincia de Holguín, los privados desafían los precios topados con el alza del pasaje. Ahora en lugar de 5 pesos por un tramo local algunos cobran 10, afirmó la activista de la Corriente Martiana Teresa Miranda Céspedes.

Los transportistas de Santiago de Cuba consideran, entre otras quejas, que la tarjeta magnética es otra forma de control sobre ellos, dijo el académico Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

"Cada cuentapropista tendrá que ir solamente a un punto que se le asigne y tendrá acceso a una cantidad limitada de combustible. Prácticamente es lo mismo que el sistema de la libreta de abastecimiento", dijo.

El Ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, criticó la decisión de los boteros de no respetar las nuevas regulaciones que impusieron precios topados al traslado de pasajeros en Cuba.

Vea todas las noticias de hoy

Régimen ofrece a trabajadores privados el regreso al sector estatal como respuesta a la crisis

Mecánicos reparan un almendrón en La Habana en medio de la pandemia de coronavirus. (AP/Ramón Espinosa)

El 35% de los 635 mil 950 trabajadores del sector privado en Cuba han perdido su fuente de ingresos por la pandemia y, como respuesta a esa situación, la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Martha Elena Feitó Cabrera, ofreció la "solución" de que los emprendedores afectados se reubiquen en el sector estatal.

El sector privado en la isla afirma que fue abandonado por el Estado
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

Tras dos meses sin trabajar y con serias afectaciones económicas, cuentapropistas entrevistados por Radio Televisión Martí consideraron que la oferta de regresar al trabajo con el Estado no es la mejor alternativa para ellos.

Desde la Habana, Pedro Luis García, quien se gana la vida vendiendo libros, lleva ya siete semanas sin ganar dinero, y sin derecho a la seguridad social.

"La ministra dijo que el despreciado sector privado, los cuentapropistas, podían acercarse al Ministerio del Trabajo y allí les ofrecían un trabajo estatal de barrendero, en Servicios Comunales, en los sectores del país en que nadie quiere trabajar", afirmó.

García resumió su situación en una frase: "Estamos a la deriva por el Estado".

En Centro Habana, el bicitaxista Antonio Font afirmó que el impacto de la crisis en su economía ha sido tremendo, y que desde el cierre está sin ingresos, porque su actividad escasamente producía ganancias para subsistir.

"(La situación) da para comer y malamente. Lo único que (las autoridades) hicieron fue cancelar las licencias y postergar los pagos. Más nada", aseveró.

También en la capital, el constructor Rodolfo Gregory comentó que está en bancarrota, y sugirió a las autoridades que sería más factible una ayuda con créditos.

Gregory aseguró que "no es que tenga a menos limpiar un hospital y barrer una calle. No tengo a menos hacer un trabajo de esa índole. Yo soy maestro de obra, si nadie nos ayuda, imagínese usted..."

Dairis González Ravelo, vendedora de granizados, fue a pedir esta semana un permiso especial a la oficina de Planificación Física en Morón, en la provincia de Ciego de Ávila, ante la desesperación por el tiempo que lleva sin trabajar.

"Me dijeron que no, que no puedo estar vendiendo, que está todo cerrado. Tengo que seguir trancada (en casa) y arreglármelas para ver cómo le puedo dar de comer a mis dos hijos".

Desde Santa Clara, Yoel Espinosa Medrano, quien opera una cafetería, expresó que ya hay muchos negocios en quiebra, y que el régimen les dio la espalda.

Según Medrano, "por lo menos yo, no me veo en una calle barriendo. Si tuviera que hacerlo, lo haría algún día, pero creo que hay opciones más idóneas que nos debe dar el Estado".

Los cuentapropistas merecen la ayuda estatal, concluyó. "Nosotros hemos pagado tributo, hemos pagado al Estado, y creo que este es el momento en que ellos puedan darnos un subsidio".

Desde el inicio de la pandemia en la isla, el sector privado ha pedido a las autoridades un rescate financiero con créditos para el sector. Han solicitado, además, autorización para importar y exportar sin la interferencia del Estado.

Cuentapropistas demandarán al gobierno por afectaciones ante COVID-19 (FOTOS)

Gregory Biniowsy, un ciudadano canadiense cofundador del restaurante Nazdarovie, posa para una foto en su restaurante cerrado por la cuarentena. (AP/Ismael Francisco)

Ante la vulnerabilidad que enfrentan los trabajadores privados en medio de la pandemia, la Coalición de Cuentapropistas de Cuba trabaja en la documentación para presentar una demanda a las autoridades del país por las afectaciones.

Los cuentapropistas reclamarán que se modifique la ley para que se incluya a los privados en el presupuesto estatal que prevé la asistencia social, y también que el gobierno se comprometa con financiamiento, créditos y préstamos para rescatar el sector, que está muy afectado por la crisis sanitaria, dijo a Radio Martí desde la Habana Esteban Hernández González, coordinador de la organización en la región occidental de la isla.

"Muchas actividades se han suspendido o limitado, y no tenemos ningún tipo de protección poruqe los trabajadores privados no estamos incluídos en el presupuesto estatal para la asistencia social. Estamos tratando de demostrar al gobierno que hay que solucionar la vulnerabilidad que tenemos ante esta situación", explicó.

El reclamo será presentado por los asesores jurídicos de la coalición a los ministerios que tienen que ver con el cuentapropismo en el país, y también se llevará a la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde hasta el presente los diputados cubanos han ignorado la atención a los emprendedores en las actuales circunstancias, agregó Hernández González.

Trabajadores privados demandarán préstamos estatales para rescatar el sector
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:06 0:00

La coalición busca, según dijo, hacer una "propuesta coherente, primero a los ministerios de Trabajo y Finanzas y Precios, y después a la Asamblea Nacional", donde se supone que haya personas que atiendan el sector privado y "lamentablemente hoy no lo están haciendo", apuntó.

La organización ha creado una logística con el propósito de que todos los trabajadores privados afectados puedan comunicarse con ellos para dar a conocer sus dificultades y cuantificarlas, señaló el coordinador de la coalición.

"Hemos creado en Facebook una página que se llama C3 Coalición de Cuentapropistas Cubanos (...) para que nos hagan llegar sus preocupaciones, sus demandas, sus solicitudes, para poder analizarlas", subrayó Hernández González.

De los 600.000 cuentapropistas que había en Cuba, al menos 139.000 devolvieron temporalmente sus licencias de manera voluntaria y otros miles cerraron sus negocios por las medidas gubernamentales para detener la propagación del coronavirus a la isla, reportó el miércoles Associated Press.

Cuentapropistas cubanos a la deriva ante la pandemia

Una cochero se protege del coronavirus con una máscara, en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

Las autoridades cubanas anunciaron la suspensión temporaria del cobro de las licencias a los emprendedores, además de los impuestos, y la moratoria durante el mes de abril del aporte a la seguridad social, sin embargo, los trabajadores privados no tienen derecho a un subsidio ante la paralización de sus negocios, seriamente afectados por la pandemia de coronavirus.

El bicitaxista habanero, Antonio Font, quien lleva 10 días sin trabajar, expresa que muchos de ellos subsisten diariamente con lo que ganan. No hay margen para tener dinero extra. "Hay gente que está en una situación crítica porque no están preparadas para esto. Y si no ganan, ¿cómo van a vivir?".

Cuentapropistas afectados por la pandemia piden un rescate
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:07 0:00

En Nuevo Vedado, Pedro Luis García, vendedor de libros, ya entregó su licencia y dice que se encuentra en un limbo, sin saber qué hacer para salir adelante. La cuenta que saca es simple.

"Nos han dado un plazo para no pagar los impuestos hasta el mes de abril, pero si no vendemos, no ganamos, y si no ganamos, no podemos comer", se lamentó.

Los dueños de Doña Ceci, un restaurante ubicado en el Casino Deportivo, consideran que llevan muchos años pagando la seguridad social, y su contribución debería servir de algo en un momento en el que ya llevan tres semanas sin ingresar un centavo.

Yoel Espinosa Medrano, que opera una cafetería en Santa Clara, mira con incertidumbre la realidad de su negocio. "Nos sentimos bastante desprotegidos ante esta situación. No sabemos qué será de nuestro futuro".

Mientras, en Caibarién, Villa Clara, Rafael González, que tiene un restaurant de 20 sillas, informa que está enfrentado su cierre lleno de deudas y sin mucha esperanza.

"Yo pago 2,000 pesos en moneda nacional mensual, y tengo que pagar 1.000 y algo de corriente este mes (...). Es casi imposible volver a recuperarme", aseguró.

Dairis González Ravelo, madre de dos niños y operadora de dos carros de granizado en Morón, Ciego de Ávila, comenta lo difícil de la situación actual, sin dinero y sin alimentos.

"Ya nos informaron que podemos entregar la patente y luego hay que volver a solicitarla, pero no nos pagan subsidio ni nada", subrayó.

InCuba Empresas, una agrupación que asesora a los cuentapropistas en la isla, está pidiendo un rescate financiero para muchos negocios privados en peligro de desaparecer por la crisis que ha acrecentado el COVID-19.

Muchos gobiernos han salido en rescate del sector privado... ¿y en Cuba?

Un carretillero REUTERS/Alexandre Meneghini

InCuba Empresas, una agrupación que asesora a los cuentapropistas capitalinos, está pidiendo un rescate financiero para muchos negocios privados en peligro de desaparecer por la crisis que ha creado el COVID-19.

Ángel Rodríguez Pita, fundador de este grupo , dijo a Radio Televisión Martí que mientras que la mayoría de los gobiernos en el mundo han salido en mayor o menor escala al rescate del sector privado por la crisis creada por el nuevo coronavirus, en Cuba, la maltrecha empresa privada se ha quedado sola y con un futuro incierto.

Rodríguez Pita explicó que solamente han suspendido el pago de las licencias.

Declaraciones de Ángel Rodríguez Pita
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

El único beneficio existente es que los empleados legales de los negocios privados reciben el 60 por ciento del salario medio provincial, una cantidad muy por debajo de lo que lo que devengan en la empresa privada, indicó el coordinador de este grupo que desde 2011 asesora a los cuentapropistas en los fundamentos de llevar un negocio.

Pero los dueños de negocios y los independientes que pagan sus impuestos y trabajan por su cuenta, como en el caso de los vendedores de maní, no tienen ningún programa de ayuda, explicó.

Días atrás, InCuba Empresas, patrocinada por el centro Loyola Reina en La Habana, pidió proveer de bonificaciones salariales a cada empleado en el sector cuentapropista antes de ser enviado a casa, así como brindar alimentos y aseo gratuitamente a los ancianos e indigentes.

Suspenden licencias a 132 transportistas privados en Sancti Spíritus

Boteros en Sancti Spíritus. (Captura de Foto/Escambray)

El gobierno cubano retiró la licencia 132 transportistas privados de Sancti Spíritus, acusándolos de "alterar las tarifas del cobro del pasaje" o de realizar la actividad "sin la debida autorización", informa el semanario local Escambray.

Según la publicación, en el territorio fueron advertidos 189 conductores y 160 fueron notificados por presentar problemas con la documentación o desarrollar actividades económicas ilícitas.

El diario cita una nota oficial de la Dirección Provincial de Transporte en Sancti Spíritus en la que se informa que esa institución recibió 27 denuncias "por las vías habilitadas para desenmascarar a los transportistas privados que incurren en el cobro excesivo del pasaje o prestan servicio de manera ilegal".

Cocheros en Sancti Spíritus.
Cocheros en Sancti Spíritus.

Un total de 39 cocheros también fueron denunciados por "actividad económica ilícita", añade la nota, que cita los nombres de los sancionados.

Las autoridades hicieron un llamado a los ciudadanos a "seguir alerta ante cualquiera de estas indisciplinas e ilegalidades" y habilitó números telefónicos para "establecer cualquier denuncia".

Transportistas privados en Sancti Spíritus, Cienfuegos, Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba protestaron con la reducción o incluso paro del servicio luego de la implementación el 1 de febrero pasado de nuevas regulaciones en el sector que incluyen precios topados, entre otras medidas.

El servicio de transporte público en Cuba es deficiente. (Captura de Foto/Escambray)
El servicio de transporte público en Cuba es deficiente. (Captura de Foto/Escambray)

La Asociación Cubana de Transportistas Autónomos afirmó entonces que no volverían a ofrecer sus servicios hasta que las autoridades cumplieran una lista de demandas: libertad de movimiento, una sola licencia operativa de pasajeros, trabajar en todo el país, incluidas zonas turísticas, cantidad de combustible según consumo y fin al tope de precios.

Cargar más

XS
SM
MD
LG