Enlaces de accesibilidad

Mundo

Llaman a más manifestaciones en Hong Kong durante G-20

Una manifestación anti extradición en Hong Kong.

El líder estudiantil hongkonés Joshua Wong -que salió este lunes de prisión- llamó este martes a continuar las protestas en la ciudad tras las disculpas ofrecidas por la jefa del Gobierno local, Carrie Lam, y dijo que las marchas coincidirán con la cumbre del G-20 de Osaka (Japón) los próximos 28 y 29 de junio.

En una rueda de prensa, ante la sede del Ejecutivo de la excolonia británica, Wong pidió la dimisión de Lam a quien reprochó que se limite a decir "lo siento" después de la masiva manifestación en su contra del pasado domingo, la mayor en la historia de Hong Kong.

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, durante una conferencia de prensa.
La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, durante una conferencia de prensa.

"No importa cuánto Xi (el presidente chino, Xi Jinping) o Lam ignoren lo que pida la gente, vendrán más y más manifestaciones, especialmente con motivo del G 20 y del 1 de julio", dijo en referencia a la fecha del aniversario del traspaso de la ciudad desde la soberanía británica a la China.

Se espera que durante la cumbre del G-20 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reúna con Xi para intentar buscar una solución a la guerra comercial que mantienen desde hace meses las dos principales economías del mundo.

Que se produjesen grandes manifestaciones en Hong Kong coincidiendo con la reunión de ambos mandatarios no sería probablemente del agrado de China.

Wong, que cumplió un mes en prisión de los tres a los que fue condenado por su participación en la llamada "Revolución de los Paraguas", consideró que "es tiempo de enseñarle a Lam lo que es el respeto a los manifestantes".

El activista reclamó su dimisión, aunque aseveró que "da igual a quien pongan en su lugar porque será una marioneta de Pekín" y recalcó que lo que quieren "son unas elecciones libres" para poder elegir directamente al Gobierno local.

La jefa del Ejecutivo ofreció este martes sus "más sinceras disculpas" a los ciudadanos pero no retiró definitivamente el polémico proyecto de ley de extradición que ha provocado multitudinarias protestas en los últimos días.

"La gente ha expresado de manera pacífica lo que quiere, y lo he escuchado alto y claro. Les he escuchado muy atentamente y me han hecho ver que tengo mucho que hacer, especialmente escuchar más", dijo.

Sin embargo, Lam no retiró definitivamente el proyecto de ley de extradición, como demandaban los manifestantes y, respecto a su dimisión, pidió a los ciudadanos de Hong Kong que le den "otra oportunidad" para que su Gobierno pueda "reconstruir la confianza".

El proyecto de ley que planteó se ha encontrado con la oposición de diversos sectores de la sociedad al considerar que podría permitir que activistas o periodistas fueran entregados a China, cuyo sistema judicial no ofrece suficientes garantías.

Vea todas las noticias de hoy

 Alexei Navalny, “el dolor de cabeza número uno de Vladimir Putin”

Alexei Navalny y su esposa Yulia momentos antes de ser detenido a su llegada a Moscú el 17 de enero de 2021. (Kirill Kudryavtsev/AFP).

Desde la cárcel, donde se encuentra a partir de su inesperado regreso a Moscú, el opositor ruso Alexei Navalny ha convocado a una manifestación masiva para el próximo 23 de enero y la respuesta del gobierno de Vladimir Putin no se hecho esperar.

Radio Europa Libre reporta que las plataformas de las redes sociales se han inundado con mensajes de apoyo y públicas exhortaciones a participar en la marcha, lo que ha provocado una ola de detenciones y visitas a los hogares de los simpatizantes de Navalny por parte de la policía política de Putin.

Kira Yarmysh, secretaria de prensa de Navalny, fue arrestada y condenada a nueve días de cárcel por estimular a la población para participar de la protesta y Lyubov Sobol, una de sus más importantes asistentes, logró transmitir en vivo una de las varias visitas de los agentes que debió recibir en su domicilio.

Según fuentes consultadas, las autoridades rusas advirtieron a Navalny que no podía regresar a Rusia de lo cual hizo caso omiso con el resultado de ser detenido apenas descender del avión y, aún desde la cárcel, el opositor ha continuado con su cruzada, publicando un vídeo de la lujosa mansión del presidente Putin en el Mar Negro.

Las imágenes de la mansión han resultado tendencia en las redes sociales y, desde la cárcel, donde se haya con una medida cautelar de 30 días mientras espera el resultado de una audiencia sobre la violación de los acuerdos de una sentencia por supuesto fraude que fuera suspendida en su momento.

El regreso contra todo pronóstico del opositor Alexei Navalny a Rusia ha revuelto las aguas políticas, indicó Radio Europa Libre.

A pesar de que las autoridades moscovitas han intentado tomar el control de las redes, es ahí donde se está manifestando la inconformidad social y las protestas por la detención del líder opositor con un número creciente de hashtags entre los que resalta #FreeNavalny.

En las escuelas, sobre todo de enseñanza media, los jóvenes estudiantes han dado en sustituir la clásica fotografía del presidente Putin con fotos de Navalny y, además, hacen burlas con el decorado de la residencia del presidente de la Federación Rusa.

Navalny regresó a Moscú desde Berlín, donde permaneció en un hospital entre la vida y la muerte a causa de lo que los especialistas que le atendieron diagnosticaron como “envenenamiento a causa del agente tóxico Novichok” y arribó a Moscú cuando Putin terminaba los arreglos para permanecer en el poder hasta 2036.

(Con información de Radio Europa Libre)

Japón se suma a alarma por reclamos marítimos de la dictadura comunista China

Islotes artificiales en el Mar de China Meridional ocupados militarmente por el régimen chino. (Francis Malasig/AP).

El martes pasado, Japón presentó una nota diplomática de una página a las Naciones Unidas rechazando los esfuerzos de China de limitar la libertad de navegación y sobrevuelo en el mar de China Meridional, informó Radio Asia Libre (RFA).

La nota de Japón es la última de una serie de críticas recientes a la posición de China, uniéndose así a las presentaciones a la ONU del Reino Unido, Francia, Alemania, Malasia, Australia, Indonesia, Vietnam, Filipinas y Estados Unidos.

Esta reacción sugiere que los reclamos de China y su comportamiento están haciendo sonar las alarmas en un número creciente de capitales, tanto en el sudeste asiático como más allá.

"Al unirse a Estados Unidos y varias naciones europeas y asiáticas para protestar formalmente por las afirmaciones de China, Japón se une a un esfuerzo diplomático (y tal vez operativo) para rechazar elementos específicos de las afirmaciones de China sobre el mar de China Meridional", dijo Isaac Kardon, profesor asistente de la Colegio de Guerra Naval de EEUU.

En su presentación, Japón rechaza explícitamente que el "trazado de las líneas de base del mar territorial por parte de China en las islas y arrecifes relevantes en el Mar de China Meridional se ajusta a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y al derecho internacional general".

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar es un tratado internacional que cubre las jurisdicciones marítimas, el uso de los recursos marinos y la libertad de navegación y sobrevuelo. Las líneas de base son líneas imaginarias en un mapa que conectan los puntos más externos de las características de un archipiélago y están destinadas a circunscribir el territorio que le pertenece.

China aumenta control territorial en Mar Meridional

Ejército Popular de Liberación Chino. Fuerza de Cohetes. (Mark Schiefelbein/AP Images)

La dictadura comunista China ha recuperado más tierra en Woody Island, su principal puesto de avanzada en la parte norte del Mar Meridional, y está fortificando la costa de la isla contra la erosión, según nuevas imágenes de satélite y documentos del gobierno vistos por Radio Free Asia.

Woody Island es el territorio natural más grande que China ocupa en el Mar de China Meridional. La isla sirve como cuartel general de la ciudad de Sansha y alberga a las fuerzas del Ejército Popular de Liberación, EPL.

China estableció la ciudad de Sansha en 2012 para administrar las islas Paracel y Spratly, Macclesfield Bank, Scarborough Shoal y sus aguas circundantes, aunque estas son áreas impugnadas por varios otros gobiernos de la región.

Desde entonces, China ha expandido significativamente Woody Island y mejorado la infraestructura de la isla, ampliando su puerto original, completando un nuevo puerto y llevando a cabo una importante recuperación de tierras a lo largo de su costa norte. Esta actividad fue parte de la campaña más amplia de recuperación de tierras de China en el Mar de China Meridional, que también vio cómo se construían enormes islas artificiales en las Islas Spratly más al sur.

En mayo de 2019, la ciudad de Sansha firmó un contrato de "experimento de modelo físico" con el Instituto de Investigación de Tianjin para la Ingeniería del Transporte Acuático del Ministerio de Transporte. El papeleo de licitación para este contrato sugiere que el instituto fue responsable de modelar la erosión de la costa en Woody Island en apoyo del trabajo de renovación y restauración de la ciudad, indicó Radio Asia Libre.

El modelo de desarrollo energético de China exporta contaminación

Planta de carbón de China en Serang, Banten, Indonesia. (Roland Siagian / AFP).

La República Popular China (RPC) está construyendo nuevas centrales eléctricas a carbón en todo el mundo, exportando un modelo sucio de desarrollo energético, a pesar de las consecuencias ambientales, informó Share America, una plataforma del Departamento de Estado.

China está construyendo o planificando más de 300 plantas a carbón en todo el mundo, incluso cuando el resto del mundo está cambiando a fuentes de energía menos dañinas, según los informes de noticias.

Según Global Energy Monitor, China es el principal gobierno que apoya proyectos de centrales a carbón en todo el mundo, financiando actualmente más de 53 gigavatios de energía de carbón en el extranjero.

China también está aumentando su dependencia del carbón a nivel nacional. En la primera mitad de 2020, China había propuesto 40,8 gigavatios de nuevas centrales a carbón, casi el equivalente de todo el suministro de carbón de Sudáfrica.

El profesor de la Universidad de Harvard, Edward Cunningham, que se especializa en los mercados energéticos de China, declaró a la Radio Pública Nacional de Estados Unidos en abril de 2019, que las nuevas plantas a carbón en países como Turquía, Bangladesh y Vietnam podrían contaminar el medioambiente durante décadas.

“Cuando se pone dinero y se pone acero en el suelo para una central eléctrica a carbón”, dijo Cunningham, “se hace un compromiso para 40 ó 50 años”.

China es el principal emisor anual de gases de efecto invernadero del mundo, y las emisiones relacionadas con la energía de China aumentaron más del 80 por ciento entre 2005 y 2019.

China también es el principal emisor del mundo de contaminación atmosférica por mercurio procedente de las centrales eléctricas a carbón, tanto en el país como en el extranjero. Como principal financiador mundial de nuevas plantas a carbón, está exportando la producción de energía sucia a países en desarrollo como parte de su iniciativa “la Franja y la Ruta” (OBOR) y a través de préstamos gubernamentales.

OBOR promete nuevas inversiones a países en desarrollo, pero también implica construcciones de mala calidad, abusos laborales, deuda insostenible y daños ambientales que los países anfitriones deben enfrentar por años en el futuro.

Una mejor opción

Estados Unidos trabaja con asociados internacionales y el sector privado para apoyar el desarrollo en países de bajos y medianos ingresos de una energía asequible y limpia, mediante proyectos de infraestructura de alta calidad.

La iniciativa Asia EDGE (Mejora del Desarrollo y el Crecimiento por medio de la Energía) del gobierno de Estados Unidos ha dedicado más de 140 millones de dólares en asistencia técnica para apoyar la seguridad energética, la diversificación, el acceso y el comercio en toda la zona del Indopacífico.

Hasta noviembre de 2019, el programa ya había movilizado más de 1.500 millones de dólares en inversiones privadas y públicas para 11 proyectos de energía renovable en Indonesia, incluido el primer parque eólico del país en Célebes Meridional. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional también trabaja con el Banco Asiático de Desarrollo para movilizar 7.000 millones de dólares para inversiones en proyectos de energía en la región.

La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC) invertirá hasta 2.000 millones de dólares para suministrar energía fiable y sostenible a los 800 millones de personas de todo el mundo que actualmente carecen de electricidad, y a 2.800 millones más que tienen un acceso poco confiable. La DFC es una institución del gobierno de Estados Unidos que apoya infraestructura del sector privado y proyectos de desarrollo en países de bajos ingresos.

Líder de la oposición bielorrusa denunciará represión ante Consejo de Seguridad de ONU

Svyatlana Tsikhanouskaya.

La líder de la oposición bielorrusa, Svyatlana Tsikhanouskaya, se dirigirá al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas esta semana por la represión en curso contra los manifestantes y los medios independientes en su país, reportó Radio Europa Libre/Radio Libertad (RFE/RL).

El equipo de prensa de Tsikhanouskaya dijo en Telegram que planteará el tema de los activistas y periodistas encarcelados en una sesión en línea del Consejo de Seguridad de la ONU, este viernes, 22 de enero.

"Svyatlana hablará sobre el caso contra el bloguero encarcelado Ihar Losik, quien ha estado en huelga de hambre durante más de un mes, los periodistas Katsyaryna Barysevich, Katsyaryna Andreyeva, Daryya Chultsova, y el gerente de medios Andrey Alyaksadrau", dijo el servicio de prensa, y agregó que Tsikhanouskaya también hablará sobre "otros presos de conciencia" en Bielorrusia, incluidos Dzmitry Furmanau, Uladzimer Kniha y Yauhen Raznichenka, quienes fueron juzgados en Bielorrusia por recolectar firmas de los partidarios de Tsikhanouskaya para nominarla como candidata presidencial el año pasado.

Tsikhanouskaya también planteará la necesidad de iniciar "una investigación internacional sobre los crímenes del régimen del presidente Alexander Lukashenko, y pedirá la celebración de una sesión formal del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la crisis en Bielorrusia", agregó el mensaje.

El discurso será el segundo de Tsikhanouskaya en la ONU desde el comienzo de una violenta represión por parte del gobierno de Lukashenko contra los manifestantes que acusan de manipular su victoria en la reelección el 9 de agosto de 2020, subrayó RFE/RL.

En su anterior discurso en línea ante la ONU, en septiembre de 2020, Tsikhanouskaya pidió sanciones contra los funcionarios bielorrusos involucrados en violaciones de derechos humanos en Bielorrusia e instó al organismo internacional a enviar una misión internacional a su país para monitorear las continuas violaciones masivas de derechos humanos.

Miles, incluidos miembros de los medios de comunicación, han sido detenidos por las fuerzas del orden durante la represión, y decenas de heridos.

La Unión Europea y Estados Unidos se han negado a reconocer la reelección de Lukashenko, y han impuesto sanciones en relación con la represión de los manifestantes.

Cargar más

XS
SM
MD
LG