Enlaces de accesibilidad

El Mundo

La masacre de Tiananmén, 29 años después

“La matanza me abrió los ojos sobre la crueldad del Partido Comunista chino. A mí y a muchos”, dijo a EFE el escritor Ma Bo.

A finales del pasado año, la diplomacia británica desclasificó un documento, publicado en la web hongkonesa HK01, donde se calcula que “al menos 10 000 personas murieron en la matanza

El Partido Comunista de China ordenó hace 29 años la masacre de Tiananmén, momento más álgido y sangriento de una serie de manifestaciones lideradas fundamentalmente por estudiantes, entre el 15 de abril y el 4 de junio de 1989, cuyo brutal desenlace marcó a toda una generación y mantiene a millones de personas en silencio.

Durante casi 7 semanas, en la Plaza de Tiananmén, de Pekin, a los estudiantes se unieron simpatizantes de otros sectores de la sociedad China, desde obreros hasta intelectuales, incluso periodistas de medios oficiales, por entonces menos controlados que después de aquella tragedia y cuya férrea vigilancia se mantiene hasta hoy.

Los manifestantes de Tiananmén argumentaban que las llamadas “reformas económicas” no hacían sino elevar la inflación, el desempleo y la pobreza, y reclamaban libertad ciudadana ante el partido único, el Comunista, a quien acusaron de actuar de manera corrupta y represiva.

La alta dirigencia del Partido Comunista declaró ley marcial el 20 de mayo, y el 3 de junio envió los tanques y la infantería del ejército a disparar a la plaza de Tiananmén para liquidar por la fuerza las manifestaciones.

Las cifras de muertos y heridos siguen siendo inexactas y han variado con el tiempo y según las fuentes. Durante años las muertes se estimaron entre 800 y 2600 civiles, y los heridos entre 7000 y 10 000. Pero a finales del pasado año, la diplomacia británica desclasificó un documento donde se calcula que “al menos 10 000 personas murieron en la matanza de Tiananmén”.

El texto, publicado en la web hongkonesa HK01 (medio que ha recordado los 29 años de los sucesos con varios textos y fotografías) asegura que estos datos fueron aportados por un “miembro del Consejo de Estado” de China, a quien denominan una “fuente confiable, capaz de separar los hechos de la especulación y los rumores”.

“Los primeros ataques ocurrieron en Mucidi y Shilipu (barriadas localizadas en importantes zonas de acceso a la capital), las tres primeras oleadas fueron detenidas por los manifestantes (...) y las tropas del Ejército 27 ordenaron disparar a la multitud (civiles y soldados de otros escuadrones) antes de atropellarlos con sus vehículos blindados”, precisa el informe británico.

“La matanza me abrió los ojos sobre la crueldad del Partido Comunista chino. A mí y a muchos”, dijo el escritor Ma Bo a la agencia de noticias Efe en 2016.

Por su parte Zhang Shijun tenía 18 años y un rifle cargado con el objetivo de “mantener el orden”. Fue uno de los soldados enviados para deponer a los miles de manifestantes que pedían reformas democráticas. “Nadie imaginó ese derramamiento de sangre (…) Lo que viví la noche del 3 al 4 de junio es algo que nunca podré quitarme de la cabeza... El caos, los disparos, los gritos”, manifestó en entrevista con Efe hace un año.

"Puedo atestiguar que los soldados de mi unidad no dispararon hacia ellos, pero recuerdo a personas cayendo delante de nosotros. Miré hacia atrás y vi a gente vestida de militar disparando hacia la multitud", recordó Shijun.

Tras el cruento episodio, las autoridades chinas arrestaron a los líderes de las manifestaciones, censuraron la verdad en los medios nacionales y expulsaron a la prensa extranjera. Varios países condenaron la masacre, pero el gobernante Partido Comunista nunca ha admitido su culpa, ni informado sobre la cantidad de muertos o pedido perdón a los familiares de los asesinados que durante casi tres décadas han reclamado verdad y justicia.

El gobierno chino siempre ha calificado las protestas de Tiananmén como "contrarrevolucionarias" y defendido su sangrienta represión afirmando que se "optó por el camino correcto por el bien del pueblo".

"Pese al desconocimiento que reina entre una gran parte de la población sobre lo que aconteció en Tiananmén, las autoridades todavía la tienen muy presente en su agenda y cada año, en vísperas a esta fecha, las medidas de control se extreman en la capital y otros lugares sensibles del país", escribió Ismael Arana en un texto especial para el diario español El Mundo. Pero también hay muchos que se resisten a olvidar.

A 29 años de aquellos hechos, las víctimas de Tiananmen no se rinden y piden justicia sobre un crimen que conmocionó al mundo, y sobre el que la que las autoridades chinas aún imponen silencio y mantienen mecanismos de intimidación contra los familiares, que siguen sin poder recordar libremente la memoria de sus seres queridos, y las detenciones de las voces críticas.

Chen Yunfei sostiene un cartel alusivo a la masacre de Tiananmen.
Chen Yunfei sostiene un cartel alusivo a la masacre de Tiananmen.

"Zhang Xianling, una de las fundadoras de las Madres de Tiananmen, no pierde la fuerza a sus 80 años y sigue pidiendo que salga a la luz la verdad de lo que ocurrió aquella noche del 3 al 4 de junio de 1989 en la que su hijo de 19 años fue asesinado de un disparo en la cabeza por el Ejército chino", relata la periodista Jéssica Martorell en un reportaje de Efe.

"Hay policía delante de la puerta de mi casa", asegura Zhang en una entrevista telefónica con Efe. Sabe que están grabando la conversación, pero no tiene miedo y quiere hablar para que nadie olvide lo que pasó aquella noche que el régimen comunista tanto se esfuerza por borrar.

"La historia no puede ser engañada", denuncia Zhang que, tras años de lucha, no piensa rendirse hasta que se arroje luz sobre uno de los capítulos más oscuros de la historia reciente de China, cuando los tanques y los soldados del Ejército acribillaron a un gran número de personas que protestaban pacíficamente en las calles adyacentes a la plaza de Tiananmen.

"Pedimos la verdad. Por ejemplo, saber cuántas personas murieron y por qué dispararon a los estudiantes", dice, porque "el Gobierno sabe mejor que cualquier persona lo que ocurrió. Es una cuestión de hacerlo público o no", subrayó Zhang.

La matanza de Tiananmen sigue siendo un tema tabú para los chinos por los riesgos que conlleva hablar de ello. En los días previos al aniversario, la seguridad ha aumentado en la céntrica plaza pequinesa para atajar cualquier intento de recuerdo a las víctimas. Quien lo ha hecho en el pasado, ha sido detenido y encarcelado.

Lo único que le queda al grupo de Madres de Tiananmen, que integra a progenitores de los estudiantes que fueron asesinados, es recordar en la intimidad a sus hijos. Varios de ellos tienen previsto acudir este 4 de junio a un cementerio de las afueras de Pekín para rendirles homenaje. Piden hacerlo solos porque temen que las autoridades les impidan acercarse a las tumbas de sus seres queridos ante la presencia de periodistas.

Pese a que cada año el colectivo exige que se haga justicia, nunca nadie se ha disculpado por la masacre ni ha sido condenado por la muerte de centenares de inocentes que participaban en manifestaciones en favor de la democracia.

"Nunca nos han dado una explicación", ha denunciado este colectivo en una reciente carta dirigida al presidente chino, Xi Jinping, en la que aseguran sentirse "abatidos" ante la "indiferencia" de las autoridades.

Aunque pocos confían en que el Gobierno de Xi -uno de los más represivos de la historia reciente- haga justicia, el investigador de Amnistía Internacional, Patrick Poon, aseguró a Efe que "no puede ignorar el asunto eternamente".

"La represión de Tiananmen ya es parte de la historia de China y nunca podrá borrarse. Sigo creyendo que algún día habrá justicia para las víctimas" dice Poon, quien pide una investigación independiente y que los responsables rindan cuentas ante la justicia.

Pero los años pasan y muchos familiares ya han fallecido sin que nada cambie, y temen que dentro de poco el régimen consiga que la masacre se olvide por completo.

De hecho, Tiananmen forma parte junto con Tíbet y Taiwán de lo que los chinos conocen eufemísticamente como las "tres T" cuya mención puede generar problemas, por lo que a esa matanza se la conoce más como "4/6", por el día y el mes en que ocurrió.

Sin embargo, la investigadora de Human Rights Watch (HRW), Maya Wang, se muestra optimista porque "el deseo de cambio continua, a pesar de estar fuertemente reprimido".

"La gente en China continúa luchando hoy por los mismos ideales por los que lucharon los estudiantes de 1989, como la libertad y la igualdad", explica, por lo que con el tiempo el Gobierno "tendrá que asumir la responsabilidad de sus propias atrocidades y otros abusos, o nunca tendrá credibilidad".

Zhang, sin embargo, cree que no habrá en China un movimiento de contestación social tan masivo como el ocurrido en Tiananmen en 1989.

"Los participantes de aquel entonces eran estudiantes universitarios, y ahora los estudiantes, en mi opinión, son gente egoísta que solo busca su propio bien y provecho. No se preocupa tanto por la sociedad", asevera.

Hasta que pueda, ella seguirá en pie de guerra contra el olvido de su hijo y del resto de estudiantes que protestaban contra la represión y la corrupción del Gobierno comunista. "Las mentiras no pueden durar para siempre", advierte.

(Redactado por Luis Leonel León con información de Efe y Reuters y otras agencias​)

Vea todas las noticias de hoy

Fuerzas kurdas y de Estados Unidos derrotan al Estado Islámico

Imágenes del último reducto del grupo terrorista estado Islámico, derrotado finalmente en Baghuz, Syria, el 23 de marzo de 2019.

El territorio del "califato" proclamado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en 2014 en Siria e Irak fue borrado hoy del mapa, tras los combates en los que cayeron los últimos yihadistas que resistían en la población siria de Al Baguz, sentenció la agencia Efe.

Las milicias kurdas que se enfrentaban al grupo yihadista anunciaron el esperado final del dominio territorial del EI a primera hora de la mañana, después del final de los combates que se adentraron en la noche del viernes en esta pequeña población rural cercana a la frontera iraquí.

El anuncio del final del EI no era ningún secreto, puesto que el Gobierno de Estados Unidos, que apoya a las milicias kurdas con tropas sobre el terreno, se adelantó a los hechos y proclamó la victoria el mismo viernes, mientras sus cazas seguían bombardeando las cuevas en las que se refugiaban los últimos combatientes del "califato".

Los milicianos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada que aglutina a kurdos y árabes, se apresuraron a celebrar la conquista de Al Baguz izando su bandera amarilla, en la que sobresale un mapa de Siria, en las azoteas de los edificios carcomidos por la metralla y los obuses.

Para oficializar la victoria, las FSD celebraron un desfile militar y una ceremonia en una base situada en el campo petrolero de Al Omar, desde donde se ha dirigido la campaña de Al Baguz en los últimos meses.

La base, ubicada en una zona desértica de la provincia de Deir al Zur a unos 90 kilómetros al noroeste de Al Baguz, estaba este sábado rodeada por un fuerte cordón de seguridad montado por vehículos blindados de la coalición internacional.

Rodeado de su cúpula militar y de dirigentes la coalición internacional, el comandante en jefe de las FSD, Mazloum Kobani, proclamó la victoria contra los yihadistas en un discurso ante centenares de soldados, con las combatientes de las YPJ, la brigada femenina kurda, en primera fila.

"Ahora, tras cinco años de combates, declaramos la derrota física del Estado Islámico y el fin de su desafío público contra todos los seres humanos", dijo Kobani en un estrado decorado únicamente por las banderas de las FSD y de Estados Unidos.

En tanto periodistas de The Associated Press en Baghouz reportaron el sábado haber escuchado bombardeo con morteros y disparos dirigidos hacia un risco que da al poblado, donde la coalición encabezada por Estados Unidos realizó bombardeos aéreos un día antes. El portavoz de las SDF, Kino Gabriel, indicó el viernes a la AP que varios combatientes del EI se encuentran ocultos en cuevas cerca de Baghouz y que continúan las operaciones de despeje de zonas.

Las FSD han sido uno de los principales ejércitos implicados en la ofensiva contra el EI y han logrado expulsar a la banda de varias provincias del norte y noreste de Siria, en su mayoría al este del río Éufrates.

Las milicias kurdas arrebataron a los radicales Al Raqa, la ciudad que el líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi, convirtió en la capital de facto de su "califato", que a comienzos de 2015 se extendió desde la ciudad de Al Bab, en el noroeste de Siria, hasta Faluya, a las puertas de Bagdad.

El grupo terrorista fue derrotado en Irak en diciembre de 2017, pero mantiene células activas en el país que siguen cometiendo frecuentes atentados contra objetivos civiles y militares, del mismo modo que mantiene presencia en zonas desérticas de Siria.

[Tomado de las agencias EFE y AP].

Los kazajos, entre la incredulidad y el miedo tras renuncia de Nazarbáyev

El expresidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, en una imagen de archivo.

Los kazajos se debaten este miércoles entre la incredulidad, la resignación y el miedo a lo desconocido tras la renuncia del líder de la mayor república centroasiática, Nursultán Nazarbáyev, en el poder desde 1989.

"¿No puede ser?¿Cuándo?¿Qué ha ocurrido?", era la primera reacción de los residentes en la capital de Kazajistán, Astaná, que ahora cambiará de nombre por el de Nur-Sultán.

La noticia cogió el martes a los kazajos de camino a casa tras concluir la jornada laboral, por lo que muchos al principio creyeron que se trataba sólo de un "rumor".

Kazajistán cambia nombre de su capital en honor a expresidente
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00


Los móviles ardieron en las últimas horas con mensajes y comentarios sobre la noticia bomba. Sólo este miércoles comenzaron a hacerse a la idea de que Nazarbáyev ya no es el jefe del Estado.

"Vi por televisión la intervención del presidente y casi rompo a llorar. Su sangre fría a la hora de abandonar el cargo me impresionó profundamente", confesó Gulzhan en la red social Facebook.

A los más jóvenes, que nacieron después de la caída de la Unión Soviética, no sólo no les cogió por sorpresa, sino que confían en que la salida de Nazarbáyev abra un tiempo de cambios.

"¡Ya tiene una edad!", comentaban.

Un empresario treintañero, Zhangueldi Ajmétov, reconoció a Efe que sentía "tristeza", como si hubiera muerto un "ser querido" y, al mismo tiempo, "alegría", ya que "habrá cambios", aventuró.

Pero descartó que esos cambios vayan a ser revolucionarios y se mostró confiado sobre el nuevo líder kazajo, Kasim-Yomart Tokáyev.

"Le ha cedido el poder a Tokáyev, una persona de su equipo, un diplomático profesional. Así que no hay que esperar cambios bruscos o un sistema diferente", señaló.

Otros kazajos no pudieron ocultar su inquietud por que la dimisión del presidente abra un proceso de inestabilidad, tanto política como económica.

"Sólo que se mantenga la paz y el orden como bajo Nazarbáyev.

Sólo que las autoridades no cometan excesos, que siempre desembocan en desórdenes", manifestaron algunos a Efe.

"Para nosotros, Nazarbáyev fue el garante de la paz en nuestro país. Vemos y escuchamos lo que ocurre alrededor", comentó una profesional y madre de dos hijos, Laura Demesínova, en pleno corazón de Astaná.

Sin lugar a dudas, los más preocupados son los representantes de las grandes compañías y miembros de embajadas extranjeras.

"¿Qué será de los contratos que dependen de las garantías respetadas por Nazarbáyev?", se preguntaron algunos de los empresarios consultados.

Y es que, como les gusta decir a los kazajos, el país acoge toda la tabla periódica de Mendeléyev, en alusión a los ingentes recursos naturales de su territorio -petróleo, gas, uranio, oro, cobre, níquel-, sea en la estepa o en el mar Caspio.

El director de la Asociación de Energía Renovable de Kazajistán, Armán Kashkinbékov, uno de los miles de profesionales que recibió una beca para estudiar en el extranjero, reconoció que la noticia le causó al principio una sensación de "incertidumbre".

"Vivimos bajo Elbasi (padre de la nación) durante 30 años. Estamos acostumbrados, pero al día siguiente las dudas se disiparon, ya que comprendí que ahora empieza una nueva vida para el país", señaló.

El jefe del Banco Nacional de Kazajistán, Erbolat Dosáyev, aseguró, en un mensaje dirigido a disipar los temores, que no se dan las condiciones para una "fuga de capitales".

"En el país comienza un nuevo rumbo de desarrollo y el (ex)presidente, como político sabio que es con visión estratégica, nos ha dado un ejemplo de sabiduría política sobre cómo hay que actuar para que el país creado por él se desarrolle exitosamente", dijo.

En la misma línea, el diputado de la Cámara baja del Parlamento Artur Platónov se mostró comprensivo con la inquietud que ha imbuido a algunos ciudadanos y analistas, más aún tras el brutal atentado contra una mezquita en Nueva Zelanda.

"Pero quiero asegurarles que Kazajistán sigue su propio camino. En 30 años ha sido construida una de las economías más fuertes de Asia Central. Lo que es inmutable y es nuestra prioridad, es la estabilidad y el bienestar de los ciudadanos. Esa es la mejor demostración de que los inversores no deben preocuparse. El Gobierno dedica no poco dinero a solucionar los problemas sociales", comentó.

Como hiciera el Kremlin tras conocerse la noticia, el embajador ruso, Alexéi Borodavkin, expresó su esperanza de que "el rumbo político pergeñado por Nazarbáyev se mantenga".

Además, se permitió una comparación con el primer presidente democrático de la historia de Rusia, Borís Yeltsin, que cedió la presidencia al actual jefe del Kremlin, Vladímir Putin, un 31 de diciembre de 1999, "minutos antes del Año Nuevo".

"Su presidente ha dimitido dos días antes del comienzo del Nuevo Año según el calendario oriental, es decir, del Nouruz", indicó.

(EFE)

Freedom House exige la liberación inmediata del activista Oyub Titiev

Oyub Titiev, activista de los derechos humanos

Debido a la decisión tomada el día de ayer por el Tribunal Municipal de Shali, en Chechenia, en la que condena al activista de los derechos humanos Oyub Titiev a cuatro años de prisión, Freedom House emitió un comunicado:

"Oyub Titiev debe ser liberado de inmediato, y Estados Unidos y sus aliados democráticos no deben aceptar la persecución del mismo y otros presos políticos en Rusia", dijo Marc Behrendt, director de los programas de Europa y Eurasia de la organización.

Según el comunicado Behrendt asegura que es clara la fabricación de este juicio defectuoso y, además, es una evidencia del control del poder judicial de la República de Chechenia.También añadió que Ramzan Kadyrov, el líder de esta nación, declaró en varias oportunidades en contra del acusado y demás activistas de derechos humanos evidenciando la tilde política del juicio.

Titiev, jefe de la rama de "Memorial" de Hechnya, uno de los grupos de derechos humanos más grandes y antiguos de Rusia, fue detenido el 9 de enero de 2018 por supuesta posesión de drogas ilegales.En octubre de ese año, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa le otorgó el Premio Václav Havel de Derechos Humanos

"A pesar de la atención sostenida de los medios de comunicación, las apelaciones de las élites culturales rusas, los políticos y la comunidad internacional, el tribunal no tomó una decisión justa, lo que reforzó la impunidad que ejercen las autoridades chechenas para perseguir a los críticos” añadió Behrendt.

Tiroteo en Holanda investigado como ataque terrorista

Tomado del sitio oficial de la Policía de Holanda.

Autoridades holandesas vincularon a un hombre nacido en Turquía de 37 años con el tiroteo en un tranvía el lunes en que una persona perdió la vida.

La policía publicó la fotografía del hombre con barba rasa en el transporte público, vestido de suéter azul oscuro con capucha baja y lo ha identificado como Gokman Tanis.

Es la primera imagen distribuida de alguien vinculado con el ataque ocurrido en Utrecht, un pueblo en el centro de Holanda. La policía advirtió a los ciudadanos no acercarse al hombre si lo llegaran a ver y, en su lugar, llamar a la policía.

Inmediatamente tras el ataque, las autoridades aumentaron a su nivel máximo la alerta terrorista en la zona.

El primer ministro Mark Rutte dijo que no se puede descartar la posibilidad de que se trató de un ataque terrorista.

“Nuestra nación ha sido víctima de un ataque en Utrecht. Es claro que hubo disparos contra pasajeros de un tranvía en Utrecht y que hay heridos ... No excluimos la posibilidad de que se haya tratado de un ataque terrorista”, dijo Rutte.

El alcade de Utrecht, Jan van Zanen informó que en el tiroteo han muerto tres personas y otras nueve han resultado heridas; varias personas han sido trasladadas a hospitales.

Las autoridades han reforzado la seguridad en la zona del Parlamento en La Haya y han solicitado a las escuelas de Utrecht (centro de Holanda) que mantengan las puertas cerradas.

Asimismo, la Policía militar ha decidido aumentar la vigilancia en zonas como el aeropuerto Schiphol de Amsterdam. Además, como medida de precaución, todas las mezquitas en la ciudad han sido evacuadas.

La Policía ha confirmado que la investigación del tiroteo, que tuvo lugar sobre las 10.45 hora local (09.45 GMT), está en marcha y que tiene en cuenta "un posible motivo terrorista".

Los agentes confirmaron rápidamente la existencia al menos de un atacante, un hombre que sacó un arma y comenzó a disparar de forma aleatoria y continuada contra la gente que posteriormente se dio a la fuga, aunque varios testigos hablaban desde el principio de que había más de una persona involucrada en el tiroteo.

Posteriormente, la policía aclaró que busca a varios sospechosos que se encuentran en paradero desconocido.

Bernhard Jens, portavoz de la policía de Utrecht, afirmó que según varios testigos "el autor de los disparos huyó en un coche".

Según la información disponible, uno de los tiroteos fue contra viajeros de un tranvía pero las autoridades aún no han aclarado si ese atacante estaba dentro o fuera del tranvía y desde dónde disparó.

La zona del tiroteo está acordonada y hasta allí se han trasladado los servicios de emergencia, varios helicópteros y una unidad antiterrorista de la Policía holandesa.

El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, ha cancelado una reunión que tenía con los partidos de la coalición por esta "situación inquietante" y ha advertido de que el Gobierno "está muy preocupado".​

[Con información de las agencias EFE y AP]

Francia: Los chalecos amarillos lanzan un ultimátum

Los Campos Elíseos en París. Foto archivo.

Los "chalecos amarillos" lanzaron este sábado un ultimátum al presidente de Francia, Emmanuel Macron, con una nueva manifestación que desde primera hora de la mañana registró altercados y estaba destinada a mostrar que el movimiento mantiene su fuerza a pesar de las promesas gubernamentales.

"Después de esta jornada, al menos para mí, no habrá más manifestaciones. Habrá acciones de verdad, tendremos que proponer bloqueos. Hemos demostrado que sabemos manifestarnos, que no ha funcionado y que no hemos sido escuchados", dijo en las redes sociales uno de sus líderes radicales, Éric Drouet.

Esta décimo octava manifestación está considerada crucial porque se cumplen cuatro meses de protestas y tiene lugar un día después del final del Gran Debate Nacional impulsado en enero por Macron para encontrar respuestas con las que atajar la crisis social y política desatada desde mediados de noviembre por los "chalecos amarillos".

"El gran debate lo que ha sido es una gran broma", denuncia a EFE Quentin, un participante en la manifestación parisina, de 30 años de edad y llegado expresamente de Nantes, en el oeste del país.

En este tiempo, agrega, no ha cambiado nada a nivel político, pero "gente de diferentes medios ha aprendido a conocerse en favor de una lucha común".

El llamado RIC, Referéndum de Iniciativa Ciudadana (RIC), sigue siendo la principal reivindicación de los opositores, que también reclaman la disolución de la Asamblea Nacional y la constitución de una provisional "mientras se reorganiza el sistema".

La Prefectura de Policía de París movilizó para este fin de semana 5.000 efectivos, un número superior a los desplegados en protestas anteriores, consciente de que esta jornada es delicada y va a coincidir con otra gran marcha organizada en contra del cambio climático.

El Arco del Triunfo fue epicentro de los altercados en la capital, que las fuerzas del orden intentaron contener con gases lacrimógenos, y ante los que a mediodía había ya unos treinta detenidos.

"No hay duda: instan a la violencia y están ahí para sembrar el caos en París. Profesionales del desorden equipados y con máscaras han infiltrado los cortejos. Mi consigna a la Prefectura de Policía: responder con la mayor firmeza a esos ataques inadmisibles", dijo en Twitter el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Los manifestantes tenían como objetivo acercarse al Elíseo, pero los accesos al Palacio presidencial, igual que a otros puntos considerados "sensibles", habían sido bloqueados.

Aunque no está clara bajo qué forma continuarán las protestas después de la manifestación de este sábado, manifestantes como Van-Thanh Nguyen, francés de origen vietnamita que ha participado en 16 de las 18, asegura que seguirá luchando "hasta que las cosas cambien".

"Macron es una marioneta del sistema", apunta este parado de 60 años, que ha acudido a la capital desde Seine Saint-Denis, en la región parisina.

El pasado sábado, el Ministerio del Interior cifró los manifestantes en toda Francia en 28.600, de los que unos 3.000 se concentraron en París, el recuento más bajo desde el inicio de las protestas en noviembre.

(Agencia EFE)

Cargar más

XS
SM
MD
LG