Enlaces de accesibilidad

La Liga Cubana de Béisbol Profesional era una Liga Mayor (III)


Federal League Base Ball Club, temporada de 1914. Foto W.O. Breckon Studios. Library of Congress.

La calidad de todas las Ligas Mayores comparadas con la Liga Cubana de Béisbol Profesional en cuanto a Longevidad, Calidad y Organización.

La Liga Federal “E”

Federal League of Base Ball Clubs, conocida simplemente como Federal League o Liga Federal jugó su primera temporada como una liga menor en 1913. En 1914 se declaró a si misma como ‘Liga Mayor” en competencia con las establecidas Ligas Nacional y Americana. La liga desconoció los acuerdos entre jugadores y equipos y por eso fue llamada “Outlaw League” o, mas o menos la “liga delincuente”. Esta liga no tenía la odiada “cláusula de reserva” y se le atribuye haber creado de facto, aunque brevemente, la agencia libre.

Longevidad: Un año. 1914.

Calidad: La liga Federal contrató a varios peloteros estrellas de Grandes Ligas para elevar su estatus de liga menor. La estadía de esos jugadores muchas veces era corta ya que respondían a ofertas más lucrativas que más tarde eran superadas con contraofertas de sus antiguos equipos. Walter Johnson firmó un contrato de tres años con el equipo de Chicago, pero Clark Griffith, el dueño de los Senadores, fue personalmente a la casa de Johnson en Kansas y le hizo una contraoferta en mejores términos y el “Gran Tren” nunca debutó en la Liga Federal.

Se habla de que varios jugadores que jugaron en la Liga Federal fueron escogidos por el Comité de Veteranos para ser inducidos al Salón de la Fama, pero esos jugadores jugaron, a lo más, una temporada (algunos unas pocas semanas) en esa liga. Nadie entra en Cooperstown con ese corto currículum.

Organización: Durante 1914 y comienzos del 1915, la Liga Federal cometió el error de demandar a las ligas Americana y Nacional acusándolas de estar violando la Ley Antimonopolios. La demanda llegó al juzgado del juez federal y futuro comisionado de Grandes Ligas, Kenesaw Mountain Landis. Quien dejó que el caso languideciera mientras urgía a las partes a que negociaran y llegaran un acuerdo. El costo financiero de ese proceso fue demasiado para las castigadas arcas de la Liga Federal y ésta tuvo que cesar operaciones.

Como está claro después de leer la reseña de la Liga Federal, “A” es mejor que “E”.

Creo que he demostrado fehacientemente que “A” es, por mucho, mejor que “B”, “C”, “D” y “E”, que es la designación que le dimos a las liguitas que fueron bautizadas por “los sabios del 68” como ligas mayores.

Ahora, vamos a concluir antes de pasar a otro tema parecido pero más interesante, que si esas liguitas son OFICIALMENTE reconocidas por las Grandes Ligas como Ligas Mayores, ¿cómo no va ser la Liga Cubana de Béisbol Profesional una Liga Mayor?

Ahora vamos a hacer una comparación con el elefante de tres toneladas que está en la sala. Va a ser una comparación amistosa y fraternal.

Vamos a comparar la Liga Cubana de Béisbol Profesional con Las Ligas Negras.

Vamos a usar un criterio que a mi entender es lógico y simple.

En cada liga de cualquier deporte hay, por lo menos, cuatro tipos de jugadores: malos, mediocres, buenos y élites. A más jugadores élites tiene un equipo (si los tiene) mejor debe ser el equipo. Si una liga tiene 30 equipos es lógico que haya menos jugadores élites por equipo que si la liga tuviera solamente 10 equipos, aunque esto prácticamente nunca ocurre en forma equitativa. Por esto último es que hay equipos buenos y malos. Lo mismo ocurre con los jugadores buenos, mediocres y malos.

Por décadas las ligas cubanas y Negras estuvieron intercambiando jugadores.

Como dije en la reseña sobre la Liga Cubana, cada equipo podía tener 18 jugadores activos. Había cuatro equipos así que en total la liga tenía 72 jugadores activos.

Cada equipo podía importar 8 jugadores y como es natural, importaban los mejores jugadores al precio mas económico posible. Los mejores jugadores al mejor precio estaban en las Ligas Negras.

Aparte del dinero del contrato (que era más que en EEUU), las condiciones de jugar béisbol invernal en Cuba eran muy atractivas para los jugadores negros de EE UU. Recordemos que era la etapa de la discriminación feroz. Los jugadores negros no podían entrar a la mayoría de los restaurantes, hoteles, ni pensar en lugares de esparcimiento en “áreas blancas”, el viajar era un vía crucis ya que no podían usar la mayoría de los baños.

En Cuba se jugaba en un solo estadio por lo tanto no había que viajar por trabajo y si viajabas por placer con tu familia y visitabas las mejores playas del mundo o restaurantes, a nadie le interesaba de qué color eras. En los restaurantes, si te reconocían y eras élite o estabas teniendo una buena temporada, todo el mundo te saludaba y algunos te aplaudían. No importaba tu color.

Pudiera estar, escribiendo un artículo completo sobre esto, pero solo quiero darle la idea de por qué los jugadores negros de EE UU querían jugar en Cuba.

¿Como empresario cubano de béisbol, si ud. podía importar solamente 8 jugadores para que estuvieran activos en su equipo a quién traería? Traería a los mejores jugadores al mejor precio, como ya hemos dicho, traería a los jugadores élite de las Ligas Negras.

O sea, que si usted importa los 32 jugadores élite para la liga, tiene la crema de la crema y el más alto nivel.

Esto quieres decir que usted tiene un porcentaje importante de los jugadores de su equipo procedente de lo mejor de las Ligas Negras. Un porcentaje también de los importados son procedentes de ligas blancas, siendo también de alto nivel, incluyendo las Ligas Mayores.

Por otra parte, las Ligas Negras tienen los jugadores élites, buenos, mediocres y malos con un promedio de calidad que lógicamente tiene que ser mas bajo.

Los récords de la Liga Cubana se pueden encontrar en las publicaciones de cada época y han sido recuperados, organizados y publicados en la monumental obra de cuatro tomos del compatriota Jorge Figueredo que dedica un tomo a cada pelotero que jugó en Cuba con sus números de cada campaña en la isla. Dedica otros tomos para cada campeonato, cada serie y enumera en otros cómo fueron los juegos.

Según hemos visto, la información sobre las Ligas Negras es bastante incompleta y mucho de lo que dice de jugadores del pasado es narrativa anecdótica sin pruebas fehacientes de los hechos.

Las Ligas Negras organizadas comenzaron en 1920 y cesaron en 1960. Duraron 40 años. Como hemos señalado la Liga Cubana comenzó organizadamente en 1878 y cesó también en 1960 con una duración de 86 años.

Debo señalar que la comparación entre las Ligas Negras no pretende incidir en la tesis de este trabajo que es que si las cuatro liguitas que reseñamos al comienzo fueron catalogadas como Grandes Ligas, la Liga Cubana de Béisbol Profesional es, por mucho, una Liga Mayor.

  • 16x9 Image

    Rafael García-Toledo

    Rafael Garcia-Toledo estuvo por décadas vinculado al Movimiento Olímpico. Cooperó con el Comité Olímpico Internacional, y con diferentes comités olímpicos nacionales y el Comité Olímpico de EEUU del cual formó parte. En ocho JJ OO de verano fue Huésped Distinguido, único caso de alguien nacido en Cuba. En el año 2006 comenzó a trabajar en Radio Martí,  integrando la unidad de deportes. Es co-presentador del programa Al Duro y Sin Guantes. Ha cubierto eventos deportivos olímpicos y mundiales para Radio y TV Martí.  Ha recibido diplomas de reconocimiento de comités olímpicos y ministerios del deporte de ocho países iberoamericanos y ha sido condecorado por Ecuador, Israel y Venezuela.
XS
SM
MD
LG