Enlaces de accesibilidad

América Latina

La indiferencia no es una opción, declaran en Conferencia de Lima sobre Venezuela

La Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela en plena sesión el martes (Foto: VOA).

Cualquier solución posible a la crisis política de Venezuela se inicia con la decisión de devolverle a su pueblo la capacidad de ir a elecciones libres, dijo el canciller peruano Néstor Popolizio al abrir la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, que sesionó en la capital peruana bajo el auspicio del Grupo de Lima.

“Es momento de decisiones”, manifestó Popolizio. “La indiferencia de la comunidad internacional no es una opción”.

El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo lo secundó en la exhortación. Urge, dijo, “contar con mayor movilización de la comunidad internacional” para fortalecer las capacidades de los países de acogida.

El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo, al centro, habla en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela (Foto: VOA).
El canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo, al centro, habla en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela (Foto: VOA).

La ausencia de los gobiernos de Rusia, China, Cuba y Turquía, que se negaron a participar porque no estaría presente Nicolás Maduro, no impidió que delegaciones de 59 países acudieran a Lima para buscar soluciones pacíficas a la crisis.

Los organizadores dijeron que no invitaban a Maduro ni a Juan Guaidó para evitar la polarización del encuentro. Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, asistió como representante en el Grupo de Lima del gobierno interino de Venezuela reconocido por sus miembros.​

Estados Unidos está listo para imponer sanciones a cualquier compañía internacional que negocie con Maduro, dijo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, que encabeza la delegación estadounidense a la Conferencia.

Washington ha decretado el congelamiento de todos los activos del gobierno venezolano en Estados Unidos. Esos bienes e intereses “están bloqueados y no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse ni de otro modo ser entregados”, reza la orden ejecutiva.

Bolton lanzó una nueva advertencia a los aliados potenciales de Caracas. “Estamos enviando una señal a quienes quieran hacer negocios con el régimen de Maduro: Procedan con extrema cautela”, dijo. “Tanto a Rusia como a China, le decimos que su apoyo al régimen es intolerable”.

Maduro calificó las sanciones de “terrorismo económico”. Guaidó, por su parte, recordó que “la dictadura no cuenta con apoyo popular, sino de una estructura cuya fidelidad se mantiene a punta de dinero saqueado a la República”, y dijo que la acción de Washington “busca proteger a los venezolanos”.

Maduro usa escuadrones de la muerte entrenados y equipados por Cuba, que secuestran, encarcelan, torturan y matan a cerca de 10 mil ciudadanos venezolanos, declaró Bolton.

​“Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Cuba son el pilar del apoyo exterior a ese dictador”, manifestó Bolton. “Estados Unidos está tomando medidas afirmativas para cortar los lazos entre Venezuela y Cuba. Nuestras sanciones contra embarcaciones que transportan petróleo entre ambos países son apenas una primera medida”.

Declaró también que el gobierno de China está ayudando a Maduro a instalar equipos para vigilar a los venezolanos y para manipular los medios de comunicación con el propósito de que difundan mentiras y propaganda.

Solo uno de los países representados en la Conferencia, el de Sudáfrica, apoya a Maduro. Otros que no reconocen o mantienen cierta distancia del gobierno interino de Guaidó y enviaron delegaciones a Lima son los de México, Guyana, Emiratos Árabes, Nueva Zelanda, Malasia, Tailandia, Serbia y San Cristóbal y Nieves.

Con información de la Voz de las Américas y las agencias Reuters y EFE

Vea todas las noticias de hoy

Guaidó y Maduro auncian acuerdo con la OPS para contener propagación de COVID-19

Un hombre viste una mascarilla con la bandera de Venezuela en una calle de Caracas. (AP/Matias Delacroix)

En medio de la crisis sanitaria que vive Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro y la oposición encabezada por el presidente encargado Juan Guaidó anunciaron de forma separada el martes la firma de un acuerdo con la Organización Panamericana de la salud (OPS) para combatir la propagación del coronavirus.

Según cifras oficiales que la oposición ha puesto en duda, solo 1.801 personas se han contagiado de COVID-19 en Venezuela, y 18 han fallecido a causa del virus.

En un mensaje en Twitter en el que no menciona la participación de Maduro, Guaidó fue el primero en anunciar que se logró “un acuerdo que permitirá a la OPS recibir y ejecutar ayuda humanitaria frente al COVID19 en Venezuela”.

"Luego de meses de insistencia y lucha, logramos que la OPS reciba la donación aprobada por la AN para atender la pandemia en Venezuela. Nuestra política se centra en salvar vidas, en atender la emergencia y salir de la dictadura", escribió en la red social.

Horas después, el ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, dijo que el acuerdo, con la OPS como testigo, fue firmado entre el gobierno de Maduro y “un sector del llamado G-4”, que integran cuatro de los mayores partidos opositores de Venezuela, reportó Associated Press.

Pero el firmante del lado opositor es Julio Castro, designado por Guaidó asesor sanitario de la Asamblea Nacional que él preside.

Al incluir la firma de Castro como asesor del Parlamento, el documento firmado muestra un aparente reconocimiento del chavismo a la legitimidad de ese órgano de gobierno liderado por Guaidó, quien ha sido respaldado como presidente interino de Venezuela por cerca de 60 países, señala la agencia de noticias EFE.

“Hacemos a un llamado a todos los venezolanos que participen en alguna ONG a que profundicemos y ampliemos este convenio, el COVID-19 no discrimina credo, ni género, ni tolda política”, señaló Rodríguez.

El funcionario reconoció que con el acuerdo ambas partes buscan trabajar con la OPS en la búsqueda de recursos que fortalezcan la capacidad de respuesta del país ante la emergencia sanitaria causada por la pandemia.

América Latina es ahora el centro de la pandemia, con más de un millón de contagios y cerca de 53.000 muertos.

Honduras frena caravana de 300 africanos, cubanos y haitianos rumbo a EE.UU

Los migrantes de Africa detenidos en Honduras.

La Policía de Honduras retuvo este martes a al menos 300 migrantes de África, Cuba y Haití que pretendían llegar a la frontera con Guatemala, como parte de una caravana que tenía como destino final Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.

Un portavoz del Instituto Nacional de Migración de Honduras dijo a Efe que los inmigrantes son de "Angola, Cuba, Costa de Marfil, Haití, Ghana y Guinea", y estaban varados desde marzo pasado en la ciudad de Choluteca, departamento del mismo nombre en el sur de ese país.

Los migrantes, la mayoría con la boca y la nariz cubiertas por una mascarilla, fueron interceptados por agentes cuando avanzaban despacio por la carretera que conduce de Choluteca a Tegucigalpa, la capital de Honduras, indicó a periodistas la subinspectora de Policía Tania Cruz.

Todos fueron trasladados al sector de Pavana, fronterizo con Nicaragua, donde se "hará el debido proceso con las autoridades de Migración", añadió.

Cruz indicó que los migrantes irregulares estaban desde marzo pasado en Honduras, a donde llegaron después de un viaje que los llevó por Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Los migrantes, entre ellos niños, ingresaron a Honduras por la aduana Las Manos, fronteriza con Nicaragua, y debido al toque de queda decretado por el Gobierno a mediados de marzo para contener el COVID-19 debieron permanecer en Choluteca, algunos de ellos en albergues, donde recibieron asistencia.

Otro grupo había tenido que pagar su estadía en casas particulares, pero la falta de dinero, al parecer, obligó a todos a emprender hoy el viaje hacia el departamento occidental de Ocotepeque, limítrofe con Guatemala, para continuar su travesía hasta Estados Unidos, según el informe oficial.

Honduras se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de migrantes, especialmente cubanos y africanos ...


Honduras reporta 217 decesos por coronavirus, enfermedad que han contraído en el país 5.362 personas, según cifras oficiales. El país se ha convertido en los últimos años en un punto de tránsito de migrantes, especialmente cubanos y africanos, que atraviesan los países de Centroamérica para llegar a Estados Unidos, cuyas autoridades han reforzado la seguridad en la frontera con México.

Las autoridades hondureñas interceptaron el año pasado a alrededor de 31.000 inmigrantes en diferentes puntos fronterizos del país que ingresaron de manera irregular.

Honduras y Estados Unidos firmaron en septiembre de 2019 un acuerdo, en vigor desde abril pasado, por el que ambos Gobiernos acordaron el envío al país centroamericano de los solicitantes de asilo a las autoridades estadounidenses.

El documento se suma a dos acuerdos similares de cooperación en materia de asilo alcanzados con Guatemala y El Salvador.

Manteco y Alexander, cabecillas de las FARC y ELN, capturados por el ejército colombiano

Detenido el cabecilla de la FARC "Alexander"

El gobernador del departamento colombiano de Tolima informó este martes de la captura de uno de los jefes de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) luego de dos días de combates con el ejército.

En rueda de prensa, el gobernador Ricardo Orozco indicó que alias “Alexander” había ingresado al desaparecido grupo guerrillero en 1995 y “tenía varias órdenes de captura.

Este personaje venía sembrando el terror, la extorsión por diferentes partes del país y hacía varios años se había escapado de un centro carcelario del Tolima donde estaba cumpliendo una condena por rebelión y narcotráfico”.

Según el ejército, entre 1995 y 2009 Alias “Alexander” fue integrante de una de las columnas más temibles de las FARC. Tras ser detenido se le secuestraron un fusil AK-47, un revólver y municiones. No se dio a conocer si hubo más capturas.



Las FARC y el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos firmaron la paz a fines de 2016 luego de mas de cinco años de diálogos en La Habana, Cuba. De acuerdo con el comandante de las fuerzas militares, general Luis Navarro, luego de la firma de la paz quedaron más de 2.800 disidentes de las FARC en diferentes partes del país.

A su vez, el ejército informó en un comunicado la captura de alias “Manteco” en el departamento de Arauca, al este del país, quien coordinaba las finanzas en esa zona de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).


El sujeto fue aprehendido cuando se encontraba con otros hombres "con los que estaría planeando acciones terroristas en contra de la población civil. Al momento de ser requeridos por las autoridades opusieron resistencia y como resultado se presentó un combate”. Hubo otras cuatro capturas.

El ELN inició conversaciones de paz con el gobierno de Santos (2010-2018) en 2017 en Cuba, aunque ambas partes nunca pudieron acordar un alto el fuego. Las negociaciones con el actual mandatario Iván Duque están congeladas porque éste ha repetido que hasta que el ELN no libere a las personas que mantiene secuestradas y deje de cometer acciones terroristas, no se sentarán a dialogar.

El ELN nació en 1965 como un proyecto político inspirado en la revolución cubana y tiene en la actualidad unos 2.500 combatientes.

OEA publica guía de acción política para enfrentar COVID-19

Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

“La Carta Democrática Interamericana: Guía de acción política para enfrentar la pandemia del COVID-19” fue publicada este martes por la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos, OEA.

Con el documento buscan los líderes de esta organización promover la funcionalidad y vigencia de los principios democráticos como elementos indispensables y eficaces para avanzar en medio de los retos originados por la pandemia, especialmente en la nueva fase de recuperación económica y progresivo restablecimiento social.

Según la nota de prensa, la Guía se basa en el concepto de que la pandemia exige seguir insistiendo en los mecanismos democráticos como la forma más adecuada para abordar la emergencia y sus consecuencias.

“Las amenazas a nuestros sistemas democráticos se manifiestan hoy en forma de crisis sanitarias, de escasez de servicios, de pérdida masiva de empleos, de deterioro de la capacidad productiva y de afectaciones a la cohesión social”, dice en el prólogo del documento el Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

“En estos momentos difíciles, los Estados miembros están llamados a ser protagonistas y actores principales del proceso democrático. La Carta Democrática Interamericana los reconoce como titulares para promover y defender a la democracia como un sistema esencial para el desarrollo social, político y económico, lo cual implica el respeto por el otro, la defensa de las reglas de juego, la no discriminación, la solución pacífica de los conflictos y el ejercicio no arbitrario de la autoridad”, señala Almagro.

La Guía aborda la nueva etapa que se está iniciando con relación a la pandemia, que es el camino hacia la recuperación económica y social y el restablecimiento de la actividad productiva.

En este sentido, el documento recuerda la importancia de adoptar medidas para las personas desempleadas y las personas con ocupación en el sector informal. La Guía establece que, en el abordaje a la crisis generada por el COVID-19, se debe proteger a los grupos en situación de vulnerabilidad, y adoptar perspectivas transversales con enfoques diferenciados para superar las barreras de acceso a derechos.

El documento también destaca la importancia de la transparencia en las actividades gubernamentales, así como de la vigencia del derecho a la libertad de expresión no sólo para permitir un vibrante debate de ideas, sino también para garantizar el control de la ciudadanía sobre la gestión de lo público, a través de la garantía del derecho a acceder la información pública.

Colombia responde a acusaciones de Cuba

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, en nuna imagen de archivo. REUTERS/Luisa Gonzalez

El Alto Comisionado para la Paz en Colombia, Miguel Ceballos, negó haberse reunido con el gobierno de Estados Unidos para incluir a Cuba en la lista negra sobre el terrorismo que publica anualmente el Departamento de Estado.

El funcionario respondió a un cuestionario durante un debate de control político ante la Comisión Segunda del Senado colombiano, a raíz de las acusaciones publicadas el lunes por la cancillería cubana.

Preguntado sobre si se había reunido con funcionarios de la Casa Blanca para discutir la inclusión de Cuba en la lista de países que no apoyan la lucha contra el terrorismo, Ceballos respondió:

"No me he reunido con funcionarios de la Casa Blanca para discutir la inclusión de Cuba en la lista de países que no apoyan la lucha contra el terrorismo. Sin embargo, en el marco de las funciones del Alto Comisionado para la Paz, estoy facultado para sostener reuniones con representantes de los gobiernos, siempre bajo la articulación de la Cancillería colombiana".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba pidió al Gobierno de Colombia que declare su posición oficial acerca de las razones que le atañen para la inclusión de Cuba en la lista negra.

Además demandó una respuesta de Bogotá sobre "cuál fue el papel y la postura de sus funcionarios en los intercambios previos realizados con los Estados Unidos al respecto".

En el mes de mayo el Departamento de Estado colocó a Cuba en la lista de países que no cooperan completamente con la lucha antiterrorista.

Al argumentar su decisión, Washington indicó que miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) viajaron a La Habana para celebrar conversaciones de paz con el gobierno colombiano en el 2017 y permanecieron en la isla hasta el 2019.

Amplió que La Habana, citando protocolos de negociación, se negó a extraditar a 10 líderes del ELN a pedido de Bogotá quienes vivían en Cuba, después de que el grupo asumió responsabilidad por el ataque contra una academia de la policía en la capital colombiana en enero del 2019, donde 22 personas murieron y más de 60 fueron heridas.

Tras la inclusión de Cuba en esta lista, el alto comisionado para la Paz dijo que la medida era "un espaldarazo del Gobierno de los Estados Unidos al Gobierno de Colombia y a la insistente solicitud de presidente Iván Duque Márquez y la Cancillería de ser entregadas estas personas a la justicia colombiana".

Cargar más

XS
SM
MD
LG