Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Líder opositor sugiere que Maduro espera órdenes de La Habana

Un grupo de estudiantes opositores al Gobierno venezolano bloquean la autipsta Fransisco Fajardo durante una manifestación estudiantil en Chacao, Caracas.

La táctica de protestas en la calle ha sido calificada como golpista por el gobierno, pero incluso genera reticencias en el seno de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), entre ellos el líder y excandidato presidencial Henrique Capriles.

Con un mensaje directo a la cuenta de Twitter del presidente venezolano, Leopoldo López, dirigente del partido opositor Voluntad Popular (VP), sugirió que Nicolás Maduro estaría esperando órdenes del gobierno cubano para arrestarlo.

"No tienes las agallas para meterme preso? O esperas ordenes de La Habana? Te lo digo: La verdad esta de nuestro lado". retó al presidente de la República, Nicolás Maduro, a través de cuenta ‏@leopoldolopez.

El jueves unos 2.000 estudiantes críticos del gobierno venezolano marcharon en otra jornada de las protestas que se han levantado en distintas ciudades hace 10 días y que el miércoles dejaron un saldo de tres muertos y decenas de heridos.

"¿Quiénes somos? Estudiantes. ¿Qué queremos? Libertad", fue el grito de batalla de los jóvenes que manifestaron sin incidentes durante horas mientras llevaban pancartas con consignas como "No más violencia, no más represión" o "Este gobierno va a caer".

Más temprano, en el sector central de la capital un puñado de militantes oficialistas respondió a la llamada a participar de una "marcha antifascista" convocada por la ministro de Información, Delcy Rodríguez.

El miércoles, miles de estudiantes marcharon contra la inseguridad, la inflación, la escasez de productos y la detención de compañeros, en la mayor protesta contra el presidente Nicolás Maduro desde que sucedió en el cargo a Hugo Chávez, fallecido hace once meses.

Maduro, en un encendido mensaje por radio y televisión, denunció que en Venezuela había "un golpe de Estado en desarrollo".

La misma noche del miércoles la justicia emitió órdenes de arresto contra al menos tres opositores, entre ellos el líder del partido Voluntad Popular, Leopoldo López, bajo cargos de asesinato, terrorismo y asociación para delinquir, entre otros.

López está "en su casa, con sus abogados. Está en Venezuela, se queda en Venezuela y va a dar la cara porque no tiene nada que temer, porque va a seguir protestando en la calle", anunció Carlos Vecchio, dirigente del mismo partido.

Vecchio explicó que los fiscales y jueces han "confirmado extraoficialmente" la orden de captura y que los abogados acudieron a tribunales para conocer la medida judicial, pero no obtuvieron respuesta.

Un pelotón de la Dirección de Inteligencia Militar, con armas largas, ingresó por la tarde a la sede de Voluntad Popular e interrogó unos minutos a los militantes por el paradero de Vecchio --que no estaba-- y luego se retiró.

López es uno de los tres dirigentes que impulsan ocupar las calles bajo la consigna "La salida" para oponerse al gobierno, que ganó las presidenciales de abril y refrendó con mayor margen en las municipales de diciembre.

Los otros dos son el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y la diputada María Corina Machado, que goza de inmunidad parlamentaria.

"Tenemos que hacernos fuertes en la calle", la meta "es que tengamos una fuerza popular en la calle que pueda ser una contraparte al peso y al abuso de poder por parte del gobierno", había dicho López el martes en entrevista con la AFP.

Machado aseveró que se aspira a una salida institucional. "Planteamos un debate ciudadano para evaluar los mecanismos (de relevo gubernamental) que establece nuestra constitucional y los mecanismos para activarlos", dijo.

La táctica de protestas en la calle ha sido calificada como golpista por el gobierno, pero incluso genera reticencias en el seno de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), entre ellos el líder y excandidato presidencial Henrique Capriles.

El gobierno de Estados Unidos expresó preocupación por la violencia del miércoles y llamó a la calma a las partes.

"Estamos muy preocupados con reportes de que el gobierno recientemente ha detenido a manifestantes opositores, y sobre un pedido de arresto contra el líder y fundador de Voluntad Popular, Leopoldo López", señaló este jueves una fuente del Departamento de Estado.

Mientras el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y la ONG Human Rights Watch pidieron una investigación imparcial de los sangrientos disturbios, países aliados de Caracas, como Cuba, Argentina, Bolivia y Nicaragua, se solidarizaron durante la jornada con Maduro y rechazaron la violencia.

Durante las protestas del miércoles estallaron incidentes entre estudiantes, fuerzas antimotines y grupos que se identificaban como oficialistas.

Además de balaceras aisladas y enfrentamientos a pedradas, grupos de manifestantes quemaron neumáticos, atacaron la sede del Ministerio Público en Caracas e incendiaron varios carros de los cuerpos policiales, tras lo cual fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad con bombas lacrimógenas.

La mayoría de la población venezolana no pudo ver los incidentes ya que una ley sancionada años atrás bajo el chavismo prohíbe a las televisoras la difusión de imágenes de violencia.

El canal colombiano de noticias NTN24, que emite desde Bogotá y otorgó gran cobertura a los incidentes, fue sacado de las parrillas de las dos redes de televisión por cable que lo distribuían en Venezuela.

"Fuera del aire, NTN24. Fue una decisión de Estado, para que lo sepan (...) yo voy a defender el derecho a la tranquilidad de Venezuela y nadie va a venir desde el exterior a tratar de perturbar el clima psicológico de Venezuela", comentó Maduro.

NTN24 denunció el miércoles en Bogotá que su señal dejó de ser emitida en territorio venezolano mientras informaba sobre las marchas en Caracas y en varias ciudades de Venezuela convocadas por
la oposición para protestar contra el Gobierno del presidente Maduro.

"Pretendía ayer, en las cableras venezolanas, transmitir la zozobra de un golpe de Estado como el 11 de abril", dijo Maduro en referencia al intento de derrocar, en 2002, al entonces presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013).

Vea todas las noticias de hoy

Venezuela, cada vez más un peligro para sí misma y para el continente, advierte Michael Kozak

Barricada en Cúcuta, frontera de Venezuela y Colombia

“Hasta que el régimen ilegítimo de Maduro deje de tener el dominio del poder, la democracia continuará erosionando en Venezuela y amenazando a los países cercanos”, advierte el secretario adjunto del Departamento de Estado Norteamericano Michael Kozak, según informa un artículo publicado por ShareAmérica.

Refiriéndose a la ausencia de todas las libertades imprescindibles que padece Venezuela, Mike Kozak ha dicho que “Este es un país en el que Maduro no sólo se ha apoderado de la mayoría de los grandes partidos de la oposición y ha tratado de reemplazar su liderazgo con sus títeres”.

Además, señala Kozak, Maduro “Se ha apoderado ilegalmente del Consejo Nacional Electoral para manejar completamente las elecciones. Todavía no hay libertad de prensa. No hay libertad de expresión. No hay libertad de reunión”.

El impacto que tiene la situación de Venezuela sobre los países vecinos, con la “instigación del régimen ilegítimo de Maduro al tráfico ilegal de oro y drogas, operaciones criminales que destruyen las comunidades locales venezolanas y las naciones fronterizas, lo que lleva al aumento de la delincuencia”, es uno de los aspectos de la situación subrayados por el secretario de Estado adjunto.

De acuerdo con lo expresado por Kozak, “Maduro también proporciona un refugio seguro para que organizaciones terroristas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se extiendan por toda Venezuela” lo que conduce al hecho de que “Su actividad terrorista se extienda en países como Colombia, sembrando más inquietud y caos”.

El constante flujo de venezolanos que se ven obligados a escapar de la dramática situación aumenta las posibilidades de extender la crisis provocada por el COVID-19 y también, según Kozak, “socava las economías de otros países de la región y pone a prueba los recursos de los países que acogen a los refugiados”.

“Hasta que el régimen ilegítimo de Maduro deje de tener el dominio del poder”, asegura Kozak, “la democracia continuará erosionando en Venezuela y amenazando a los países cercanos”.

Refiriéndose a la sesión especial del Consejo Permanente, convocada por la OEA el pasado 29 de septiembre para debatir sobre la “desintegración de la democracia en Venezuela y los resultados de la Misión Independiente de Investigación de la ONU del 16 de septiembre, ShareAmérica dice que se “encontró motivos razonables para creer que las fuerzas controladas por el régimen cometieron violaciones generalizadas de los derechos humanos”.

“Mientras se silencien las voces disidentes y el pueblo venezolano sufra, coincidieron ambas comisiones, no habrá ninguna situación en la que se puedan celebrar elecciones parlamentarias o presidenciales libres y justas”, advierte ShareAmérica, que concluye el artículo citando una frase del discurso pronunciado por Julio Borges, líder de la oposición venezolana, en la sesión de la OEA:

“Al final, el sufrimiento no tiene colores políticos, no hay dictadores buenos o dictadores malos, hay dictadores y por esos las torturas y las persecuciones son las mismas”.

(Redactado con información de ShareAmérica)

Denuncian abusos contra "retornados" a Venezuela

Retornados venezolanos en uno de los campamentos para la cuarentena.

Los más de 130.000 ciudadanos venezolanos que se han visto obligados a retornar a Venezuela debido a la pandemia de COVID-19 sobreviven en condiciones deplorables en los Puntos de Atención Social o Integral (PASI), centros de confinamiento por cuarentena a donde son enviados una vez retornan a su país natal, de acuerdo con el informe conjunto elaborado por Human Rights Watch y el Centro de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins.

En el informe, dirigido a los ministros de Relaciones Exteriores de América Latina que integran el llamado Proceso de Quito, quienes sostendrán su próximo encuentro “en línea” el próximo 19 de octubre y a los cuales, los miembros de la comisión conjunta piden “abordar con urgencia la situación de los retornados”.

Expresar su compromiso con proteger los derechos de los venezolanos en sus territorios y considerar la adopción de un régimen de protección temporal de alcance regional,

Los miles de venezolanos que se han visto obligados a regresar a su país natal por el impacto económico causado por el coronavirus en las economías de la región, lo cual les impidió pagar alquileres y alimentos, se encuentran, explican HRW y CSH Johns Hopkins “en condiciones insalubres y de hacinamiento en los centros donde se les obliga a cumplir la cuarentena, con escasos alimentos, agua o atención médica”, y muchas veces deben permanecer semanas adicionales en dichos centros a causa de la demora de los resultados de las pruebas de COVID-19, “y a un protocolo de testeo innecesariamente complejo”, añade el artículo de HRW.

“Enviar retornados a centros de cuarentena insalubres y sobrepoblados, donde es imposible con las medidas de distanciamiento social, es una fórmula perfecta para propagar el COVID-19”, aseguró la Dra. Kathleen Page, medico y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y los CSH de Johns Hopkins. “Exigirles quedarse allí por más del plazo establecido de 14 días, no hace más que agravar el riesgo de que se contagien y no contribuye a ningún propósito razonable de salud pública”, agregó la Dra. Page.

El Proceso de Quito fue creado por los gobiernos latinoamericanos en 2018 con el propósito de buscar una respuesta conjunta al masivo éxodo de venezolanos que, desde 2014, había ascendido a más de 5 millones de personas desplazadas a causa de las crisis política, económica, humanitaria y de derechos humanos que afronta el país por lo cual, HRW sugiere a los ministros de Relaciones Exteriores:

El Proceso de Quito es una oportunidad para que los gobiernos brinden apoyo a los retornados y mejoren el modo en que ellos mismos tratan a los venezolanos en el contexto del COVID-19. No deben desaprovecharla

“Expresar su compromiso con proteger los derechos de los venezolanos en sus territorios y considerar la adopción de un régimen de protección temporal de alcance regional, que les otorgue a todos los venezolanos estatus legal por un período determinado de tiempo en sus territorios” Y, además, sugiere HRW, “Los representantes también deben cooperar para proteger los derechos de los retornados y exigir a las autoridades venezolanas que pongan fin a las condiciones abusivas de cuarentena y consideren alternativas, como la cuarentena domiciliaria, cuando sea viable”.

De acuerdo con lo expresado en el artículo, el trato degradante e inhumano proporcionado a los que regresa a su país, el gobierno de Venezuela viola el “Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otros instrumentos jurídicos vinculantes”.

Refiriéndose a la “hostilidad oficial hacia los retornados y las condiciones precarias en las cuales son recibidos”, HRW señala que solicitó información al gobierno, del cual, hasta el momento de presentado el reporte, no había recibido respuesta.

Por su parte, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo, refiriéndose a la situación “Los retornados venezolanos están expuestos a un riesgo mayor de contagiarse con COVID-19 en ambos lados de la frontera. El Proceso de Quito es una oportunidad para que los gobiernos brinden apoyo a los retornados y mejoren el modo en que ellos mismos tratan a los venezolanos en el contexto del COVID-19. No deben desaprovecharla”.

(Redactado con información de Human Rights Watch.) (Interesados en leer Declaración de Estados miembros del Proceso de Quito, hacer click aquí.)

EEUU ofrece $5 millones por captura de otro venezolano en conexión con El-Aissami

Samark José López Bello. (Foto: Captura de imagen/samarklopez.org)

El Departamento de Estado de EEUU anunció este jueves una recompensa de hasta $ 5 millones de dólares por información que conduzca al arresto del ciudadano venezolano Samark José López Bello por su participación en una red de crimen organizado transnacional.

Tareck El-Aissami y Samark José López Bello, en la lista de los más buscado por noarcotráfico.
Tareck El-Aissami y Samark José López Bello, en la lista de los más buscado por noarcotráfico.

El caso se relaciona con otras dos ofertas de recompensa anunciadas este año por el gobierno estadounidense, una de hasta $10 millones por el exvicepresidente venezolano Tareck Zaidan El-Aissami Maddah, y otra de hasta $5 millones por el superintendente nacional de criptomonedas del régimen de Maduro Joselit de la Trinidad Ramirez Camacho, dijo el Secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

Según Pompeo, "López Bello trabajó con otros en un esfuerzo por violar y evadir las sanciones de la OFAC impuestas de conformidad con la Ley de Designación de Capos Extranjeros de Narcóticos".

El 13 de febrero de 2017, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a López Bello por lavar dinero del narcotráfico recaudado por El-Aissami. El fugitivo fue acusado formalmente, junto con el exvicepresidente de Maduro y Ramírez, en el Distrito Sur de Nueva York por varios delitos transnacionales.

El Secretario de Estado añadió que la oferta de los $5 millones se hace bajo el Programa de Recompensas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (TOCRP) del Departamento de Estado, que en conjunto con el Programa de Recompensas por Narcóticos, ha permitido llevar ante la justicia a más de 75 narcotraficantes importantes desde 1986.

El Departamento de Estado estadounidense ha pagado más de $130 millones en recompensas por información que conduzca a esas detenciones, concluyó Pompeo.

UE descarta enviar observadores a elecciones parlamentarias en Venezuela

El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, durante la sesión de este miércoles en el Parlamento Europeo. (YVES HERMAN / POOL / AFP)

La Unión Europea descartó este miércoles enviar observadores a las elecciones parlamentarias en Venezuela en diciembre tras la negativa del gobernante Nicolás Maduro a posponer el proceso.

El bloque regional advirtió que la decisión de Maduro de convocar los comicios con poca antelación agravó la crisis política en el país.

"Como las elecciones no se van a posponer, la Unión Europea ni siquiera puede plantearse enviar una misión de observadores electorales", dijo el alto representante de la UE, Josep Borrell, durante una sesión plenaria en el Parlamento Europeo.

Sobre una supuesta "misión secreta" enviada en septiembre al país sudamericano, Borrell señaló: "La misión no fue secreta, se intentó encontrar una solución democrática a la dramática situación que vive Venezuela. Los países de la UE y el Grupo de Contacto conocieron y apoyaron el intento de buscar las condiciones para que la oposición participara en las elecciones".

Borrell reiteró que la UE seguirá apoyando "todos los esfuerzos en pro de una salida política, pacífica y democrática de la crisis que el pueblo venezolano sufre, para superarla como merece".

Maduro había invitado a la Unión Europea como observadora electoral a fines de septiembre para la votación del próximo 6 de diciembre, en la que los votantes elegirán delegados en la Asamblea Nacional, con poco tiempo para organizar esa misión y evaluar las campañas en el país.

La UE pidió una extensión de la fecha de unos seis meses, pero el régimen de Maduro declinó la prórroga, acusando al servicio de Exteriores de la UE y al canciller Borrell de mantener una posición sesgada sobre el tema.

"Venezuela espera que la UE mantenga una actitud cónsona con los principios que rigen el Derecho Internacional y se limite a cumplir un positivo y respetuoso rol de facilitación", dijo entonces el Ministerio de Exteriores de Venezuela en un comunicado.

La oposición venezolana solicitó también retrasar la fecha de los comicios para que los observadores internacionales puedan asistir, por temor al fraude y que el resultado pueda ser manipulado a favor de Maduro.

La UE, como Estados Unidos, considera a Juan Guaidó el legítimo jefe de la Asamblea Nacional y presidente de Venezuela.

EEUU y Amnistía Internacional aplauden extensión de la misión de DDHH de la ONU en Venezuela

Michele Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, junto al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, en junio de 2019

La aprobación de extender las funciones de la Misión Independiente de Investigación de la ONU sobre Venezuela por un nuevo período de 12 meses, que tuvo lugar este martes durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (UNCDH), ha resultado en motivo de júbilo para quienes se preocupan por la situación por la que atraviesa el pueblo venezolano.

el mundo condena claramente el brutal régimen de Maduro y sus violaciones de los derechos humanos

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, Michael Kozak, ha expresado que “Estados Unidos celebra la ampliación del trabajo crítico de la Misión Independiente de Investigación de la ONU sobre Venezuela, copatrocinada por 59 países hoy”.

Para el subsecretario Kozak esta resolución dice que “el mundo condena claramente el brutal régimen de Maduro y sus violaciones de los derechos humanos”.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, también ha mostrado su aprobación por el resultado de las votaciones y escribe que “El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha renovado y fortalecido el mandato de la Misión de Hechos sobre Venezuela”.

Guevara-Rosas celebra lo que considera “un aire de esperanza para las víctimas de violaciones de los derechos humanos cometidas por el gobierno de Maduro”, además de haber señalado anteriormente que la victoria se dio con una votación de 22 votos a favor, 3 en contra y 22 abstenciones”.

La “Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos Sobre la República Bolivariana de Venezuela” quedó establecida el 27 de septiembre de 2019 por la resolución 42/25, aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a raíz de la visita oficial realizada a Venezuela por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, del 19 al 21 de junio de 2019.

Cargar más

XS
SM
MD
LG