Enlaces de accesibilidad

Cuba

El Che y la muerte de Kennedy

Fotograma de una secuencia inédita facilitada el martes 20 de febrero del 2007, que muestra al presidente estadounidense John F. Kennedy (i) junto a su esposa, Jacqueline Kennedy (d), unos 90 segundos antes de que fuera asesinado en Dallas, Texas.

El ‘‘Che’’ se reunió en Panamá con Jack Ruby, el proxeneta que mató a Lee Harvey Oswald.

El misterio de la muerte de John Fitzgerald Kennedy no se detiene y el argentino Ernesto ‘‘Che’’ Guevara aparece ahora como un personaje destacado, 50 años después de las hipótesis del asesinato del 22 de noviembre de 1963, publica hoy La Estrella de Panamá.

Dos hechos abren una nueva puerta en esta investigación: un encuentro del ‘‘Che’’ con el gobierno estadounidense y otro con el asesino de Lee Harvey Oswald, autor del magnicidio más enigmático del siglo XX.

Kennedy recibió a Estados Unidos en medio de la hostilidad con la Unión Soviética y, poco antes de asumir el poder, su predecesor, Dwight D. Eisenhower, rompió relaciones con Cuba tras dos años y medio de Fidel Castro en el mandato, en un abierto desafío de la isla a Estados Unidos. Era la llamada Guerra Fría.

El escenario del choque entre los dos bloques fue la conferencia económica de la Organización de Estados Americanos (OEA), celebrada en Punta del Este, Uruguay, del 5 al 17 de agosto de 1961.

Castro envió a una de las figuras más emblemáticas del momento: Ernesto ‘Che’ Guevara. Su propósito era pulsear políticamente con Kennedy, quien había ganado la presidencia criticando duramente a la administración del momento por no tener una política más dura con La Habana. Castro consideraba a Kennedy un millonario iletrado.

JFK envió como su representante al secretario del Tesoro, Douglas Dillon, con una propuesta tentadora para la empobrecida región latinoamericana: 20 mil millones de dólares para financiar el desarrollo de los países del área por 10 años, proyecto que pasaría a la historia como la Alianza para el Progreso.

El panameño Jorge Ricardo Riba estuvo allí y mantiene intactos, a sus 84 años, los recuerdos de ese tenso evento. ‘Irrumpió en la reunión el Che Guevara y dijo al público que esos millones que había propuesto Kennedy para la Alianza para el Progreso no eran nada. Que Estados Unidos sacaba mucho más provecho de los engaños que le hacía a la gente.

Él estaba sentado muy cerca de nosotros, relata el arquitecto que fue enviado como Subdirector de Planificación por el presidente de Panamá en esa época, Roberto Chiari. Junto a él, Gilberto Arias, ministro de Hacienda y Tesoro; el profesor de economía Rubén Darío Carles, David Samudio, director General de la Oficina de Planificación y Administración de la Presidencia hicieron parte de la delegación.

El ‘‘Che’’, que asistió con su uniforme verde oliva de combate a diferencia de los demás ministros que vestían traje, pronunció su discurso el 8 de agosto de pie en el que fustigó la política exterior norteamericana, mientras que el ministro estadounidense Dillon clavaba la vista en el techo y bostezaba ostensiblemente. Guevara, según el periodista Jon Lee Anderson en su libro "Una vida revolucionaria", afirmaba que era un plan para aislar aún más al régimen de Cuba en tanto extendía su control sobre el resto de América Latina mediante el soborno financiero con el fin de acrecentar su sometimiento.

Ese encuentro fue la primera advertencia oficial de lo que sería una dura relación internacional.

El panorama entre Kennedy y Cuba no mejoró con el paso de los años. La Guerra Fría agudizaba y la paz mundial se veía amenazada. Eventos que involucraron a la isla en medio de la confrontación entre los dos bloques hacen pensar que Fidel Castro tenía motivos para querer deshacerse del joven mandatario estadounidense.

‘Todavía hay dudas sobre quién lo mató. La teoría sobre la posible intervención de Cuba en ese asesinato se da porque a Kennedy le tocó enfrentar la invasión a Bahía de Cochinos o Playa Girón en abril de 1961 (operación dirigida por la CIA con exiliados cubanos de Miami entrenados en Fort Clayton, Zona del Canal de Panamá). Y a Fidel Castro, que en ese tiempo estaba en sus mejores días, para nada le gustó’, asegura Riba.

En la llamada Crisis de los Misiles ocurrida en octubre de 1962, Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron a punto de desencadenar una guerra nuclear debido a la instalación de misiles nucleares por parte de Moscú en la isla caribeña.

Entonces, en medio de este tira y afloja aparece en el mapa un encuentro que abre la puerta de las suposiciones a los más suspicaces: el ‘‘Che’’ se reunió en Panamá con Jack Ruby, el asesino de Lee Harvey Oswald, el hasta ahora único responsable por el asesinato de JFK.

El informe Warren ofrece detalles del encuentro de Guevara con Ruby, que con un disparo calló a un Oswald que se fue a la tumba con el secreto del cerebro detrás del magnicidio.

Ese encuentro genera todo un cuestionario para los líderes cubanos acerca de su relación con Oswald, que tras ser acusado por matar a Kennedy fue abaleado y asesinado por un fanático.

Con la muerte de Kennedy, la tan discutida Alianza para el Progreso murió de a poco con el mandatario. Desde el principio tuvo sus obstáculos debido a que no pudo conseguir la aprobación del Congreso para financiar plenamente el programa, y enfrentó trabas burocráticas, tanto en Washington como en el resto del hemisferio. Al final, se limitó la ayuda financiera estadounidense en América Latina, prefiriendo acuerdos bilaterales en los que primaba la cooperación militar.

‘La Alianza para el Progreso significó mucho. No nos tocó gran cosa en fondos, pero el hecho de que participáramos sí era importante para Panamá y el Canal. El asesinato de Kennedy me impresionó mucho. Con su muerte, la Alianza para el Progreso perdió fuerza. A pesar de que el presidente que lo sucedió, Lyndon B. Johnson, era progresista, no tenía interés de proyectarse en América Latina’, recuerda Riba. ‘Yo veía en Kennedy la esperanza de un giro en la política de Estados Unidos hacia América Latina y hacia el mundo entero’.

Aunque el programa fue disuelto sí logró algunos objetivos, como dar apoyo a la construcción de viviendas, escuelas, aeropuertos, hospitales, clínicas y proyectos de purificación de agua en toda América Latina, donde también se distribuyeron textos escolares gratuitamente.

El final del enigmático caso está lejos y aún, 50 años después, se conocen nuevos detalles de testigos que como Riba compartieron en primera fila con hombres clave como el ‘‘Che’’, el mismo que nunca dudó en mostrar su oposición y el mismo que se reunió poco después con el asesino de JFK.

Vea todas las noticias de hoy

OPS anuncia que COVID-19 disminuye en las Américas, incluyendo Cuba

Viviendas en cuarentena por coronavirus en una calle de La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini/File)

Los contagios por el coronavirus han ido disminuyendo en las Américas y está en su mejor momento en más de un año y en general gran parte de las islas del Caribe ha registrado una mejora, incluyendo Cuba, que por meses ha sido escenario de un importante brote, dijo este miércoles la Organización Panamericana de la Salud, OPS, según AP.

La Habana anunció el 20 de octubre detalles de la reapertura y flexibilización de las medidas por el azote del COVID-19, que mantuvo a la capital cubana como epicentro de la crisis sanitaria durante meses tras la apertura de fronteras en noviembre de 2020.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo en una conferencia de prensa en ese momento con medios estatales que el relajamiento casi total de las restricciones responde a que “en las últimas 11 semanas hay una reducción paulatina del número de casos positivos a la covid-19”.

Las cifras oficiales, que no es posible comprobar de manera independiente, arrojan un promedio de "100 casos diarios”, y los casos graves y críticos, así como los fallecidos, "se han reducido considerablemente", afirmó el funcionario.

El día anterior el ministro de Turismo, Juan Carlos García Granda, anunció que, a partir del 7 de noviembre, la cuarentena no será un requisito obligatorio para los viajeros que arriben al país.

La medida, que antecede a la reapertura de las fronteras nacionales prevista para el 15 de noviembre, relaja un protocolo implementado para controlar la importación de casos de coronavirus que tuvo una explosión tras la entrada de turistas y viajeros internacionales en diciembre pasado.

Sin embargo, algunas de las islas más pequeñas, como Barbados y Anguila, aún están reportando su mayor cantidad de casos y muertes por COVID-19, dijo la OPS.

Hasta ahora cerca del 44% de la población de América Latina y el Caribe ha completado la inmunización, principalmente a través de donaciones de dosis efectuadas por naciones desarrolladas, la compra bilateral de vacunas y el mecanismo de las Naciones Unidas COVAX.

Pero la situación podría retroceder nuevamente si se relajan las medidas sanitarias por las fiestas de fin de año. En el mismo encuentro con medios, funcionarios de la OPS atribuyeron la mejora de la situación en la región a la implementación de medidas sanitarias como el distanciamiento social, el uso de mascarillas y a la vacunación contra el coronavirus.

Se trata del doble en comparación con el porcentaje de agosto, pero lejos aún de las expectativas de los expertos.

"Tenemos razones para estar optimistas, pero debemos permanecer vigilantes", expresó Jarbas Barbosa, el subdirector de la OPS, en conferencia de prensa virtual. "En toda América del Norte, del Centro y del Sur, las infecciones y muertes están disminuyendo, con unas pocas excepciones".

Durante meses las Américas han sido el epicentro mundial de la pandemia, con varios de sus países entre los más afectados, entre ellos Estados Unidos y Brasil. No obstante, en la última semana la región ha reportado poco más de 800.000 casos nuevos de COVID-19 y cerca de 18.000 muertes, las cifras más bajas en más de un año.

Entre las excepciones mencionadas por Barbosa aparecen Paraguay, donde se han duplicado los casos en los últimos días, y Belize, que ha registrado un fuerte repunte de las muertes.

Aún más de la mitad de la población queda por vacunar y en países como Guatemala, Nicaragua y Haití, menos del 20% de la gente ha completado la inmunización.

La Organización Mundial de la Salud fijó como meta que antes de fin de año todos los países del mundo lleguen al 40% de la población totalmente vacunada, algo que por ahora no parece como una certeza para Latinoamérica, donde la desigualdad en el acceso a la inmunización ha sido uno de los principales obstáculos.

Su colega Ciro Ugarte, director de emergencias en salud de la OPS, recordó que aún en condiciones de alta vacunación en países europeos, por ejemplo, se ha observado un repunte de casos "debido a ese optimismo mayor de la población" que lleva al relajamiento de las medidas.

Veintiún cubanos rescatados por guardacostas de EEUU fueron trasladados a Bahamas el pasado domingo

Embarcación de la que fueron rescatados cubanos cerca de Cayo Anguila, Bahamas

El servicio de Guarda Costas de los Estados Unidos emitió un comunicado reportando el rescate de veintiún ciudadanos cubanos que intentaban llegar por mar a territorio norteamericano.

Dieciséis de estos inmigrantes ilegales, o “balseros” como se les llama popularmente, fueron avistados en un vuelo rutinario que realizaba el HC-144 Ocean Sentry de la Estación Aérea de la Guardia Costera de Miami el pasado domingo, a 55 millas de Cayo Anguila, islas Bahamas. Viajaban a bordo de una embarcación de 20 pies y el otro grupo, compuesto por cinco personas, fue avistado a las 11:10, también del domingo, a 6 millas de Cayo Codo, Bahamas, en una nave de aproximadamente 16 pies.

El primer grupo de cubanos rescatados por el servicio costero de los Estados Unidos fue recogido por la tripulación del Cutter Margaret Norvell, quien reportó que los navegantes interceptados “estaban en buen estado de salud”. El segundo grupo, trasladado a bordo de Coast Guard Cutter Isaac Mayo, también “estaba en buen estado de salud” según informó el personal médico de a bordo.

El contramaestre de tercera clase Patrick Nolan, quien se hallaba de servicio durante los avistamientos y posterior rescate y traslado, dijo al respecto que “las tripulaciones de los guardacostas patrullan el Estrecho de la Florida, el Paso de Barlovento, y el Paso de La Mona para salvar vidas sacando a los inmigrantes de entornos inseguros y disuadiendo de la peligrosa actividad de los inmigrantes ilegales. El mar, el tiempo y las condiciones del agua pueden cambiar en un instante, hay que esperar lo inesperado”.

El reporte de los Servicios de Guardacostas informó que, desde el 1º de Octubre de 2021, 210 cubanos han sido interceptados en el mar y señala que familiares que se encuentren en territorio de los EE.UU. y quieran indagar por“posibles familiares interceptados en el mar”, debe contactar con su representante local en USA.

Quienes deseen obtener esa información y residan fuera de EE.UU., pueden ponerse en contacto con la Embajada norteamericana en su país de residencia.

Fiscalía de la dictadura cubana pide 10 y 15 años de prisión contra las hermanas Angélica y María Cristina Garrido

Las hermanas María Cristina y Angélica Garrido (Twitter/@AdelthB)

La Fiscalía pidió 10 y 15 años de prisión contra las hermanas Angélica y María Cristina Garrido, respectivamente.

Las hermanas luchadoras por las libertades en la isla están detenidas en la prisión El Guatao.

Ellas han sufrido maltratos y torturas por parte de las autoridades carcelarias de la isla.

Las autoridades comunistas las acusan por delitos vinculados con las protestas populares del 11 de julio a lo largo de toda la isla.

Michael Valladares, esposo de María Cristina, dijo a Radio Martí que la Fiscalía pide 15 años a su esposa y 10 años a su hermana Angélica por los presuntos delitos de atentado, desacato, desobediencia, desorden público y por organizadoras de las protestas del 11 de julio en el poblado de Quibicán.

Según Valladares a las hermanas las están castigando tan severamente por la capacidad que tenían de convocar y ser seguidas por el pueblo, sobre todo durante las manifestaciones anticomunistas del 11j.

Pero que además fue el pueblo quien ese día de las protestas vino a buscarlos a ellos, a las dos hermanas y a Valladares, para que encabezaran las manifestaciones contra la dictadura.

"Desnudos, golpeados, obligados a gritar "¡Viva Fidel!", así encabezaba el martes 19 de octubre el Washington Post un artículo en su portada sobre la represión que el régimen cubano desató contra los manifestantes del 11 de julio en Cuba y donde menciona el caso de las hermanas María Cristina y Angélica, quienes fueron brutalmente golpeadas.

Dieciocho días después, cuando Valladares pudo ver a su esposa, esta le contó que, literalmente, la obligaron a dormir en el suelo sobre heces fecales por haberse negado a darle Vivas al difunto Comandante en Jefe.

“Cada vez que se negaba”, contó Garrido a su esposo, “una soldado la golpeaba tan fuerte, que se orinaba”.

Las autoridades de la prisión de Mujeres de Occidente de La Habana, encerraron en una celda de castigo a María Cristina Garrido, luego que reclamara su derecho a recibir una visita familiar.

En ese momento Michael Valladares dijo que Garrido, de 39 años, estuvo confinada por 10 días en una celda sin sábanas y sin colchón, por lo que su situación es precaria.

Unión de Partidos Latinoamericanos respalda Marcha Cívica del 15N en Cuba

Policía detiene a un manifestante durante la protesta del 11 de julio en Cuba. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

La Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), parte de la Unión Internacional Demócrata, condenó la campaña, los actos de descrédito y la violencia que el régimen cubano despliega contra quienes han mostrado la intención de salir a las calles el próximo 15 de noviembre.

En una declaración firmada el pasado 22 de octubre, por la Asamblea General de la organización en Quito, Ecuador, los presidentes y secretarios generales de los partidos miembros, hacen un llamado a todos los cubanos a ejercer su derecho a manifestarse pacíficamente y sin miedo.

“Tomamos una resolución apoyando al pueblo cubano y respaldando la convocatoria para la manifestación pacífica que se va a realizar el próximo día 15 de noviembre en Cuba. Asimismo, hemos condenado, por anticipado, todo acto de violencia que sea ejercido por el régimen cubano en contra de aquellos que se vayan a manifestar pacíficamente durante la jornada”, afirmó a Radio Televisión Martí, Juliano Viglio, presidente de la UPLA que reúne a 19 partidos políticos de 16 países.

El documento manifiesta la solidaridad de la UPLA con el pueblo cubano y su acompañamiento a la convocatoria a la marcha pacífica del 15N.

“Hicimos un llamado a todos los cubanos a ejercer su derecho a manifestarse pacíficamente y sin miedo y al mismo tiempo a la comunidad internacional para que se solidarice con la manifestación del día 15 de noviembre y a los medios de prensa para que se cumpla su derecho a cubrir la manifestación con total libertad”, dijo Viglio.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:37 0:00

“Y finalmente, también a los organismos internacionales de derechos humanos para que se les permita monitorear la jornada. Desde la UPLA, acompañamos al pueblo cubano, acompañamos las manifestaciones en favor de la libertad y en favor de la democracia para la isla”, indicó el directivo.

La UPLA también destacó la importancia de las protestas del pasado 11 de julio durante el “estallido social que estremeció a la sociedad cubana” y dejó claro que “los responsables del drama cubano no son otros que sus dirigentes, empeñados en mantener un régimen de poder mediante un férreo control ideológico-partidista”.

El comunicado añade que “la pandemia, el embargo, la falta de vacunas, los apagones o la falta de combustible no son la causa, sino las consecuencias de un régimen antihistórico, muy bien identificado por el pueblo cubano en su demanda identitaria de 'Patria y Vida'".

“Esta declaración de la Unión de Partidos Latinoamericanos en apoyo a la resistencia del pueblo cubano, a la resistencia generalizada y a una de las iniciativas de esa resistencia que es la Marcha del 15N; muestra la concientización de la Comunidad Internacional, de este organismo tan poderoso compuesto por partidos políticos democráticos de toda la región y también de Asia y Europa”, señaló a nuestra redacción Orlando Gutiérrez, presidente de la Asamblea de la Resistencia, plataforma que junto al Consejo por la Transición Democrática en Cuba solicitaron el pronunciamiento.

“La Declaración de UPLA es una muestra más de que los cubanos no están solos en su lucha por la libertad”, concluyó Gutiérrez.

Un fantasma recorre la mente del gobierno cubano, el fantasma de Archipiélago, afirma el grupo en misiva a Díaz-Canel

Cubanos participan en una manifestación coreando "Abajo la dictadura "y" Queremos libertad contra el gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel en La Habana, el 11 de julio de 2021.

Un fantasma recorre la mente del gobierno cubano, el fantasma de Archipiélago, dijeron este martes en una carta abierta a Miguel Díaz-Canel miembros de la plataforma ciudadana que coordina la marcha cívica del 15 de noviembre en la isla.

La misiva, firmada por el abogado y escritor Fernando Almeyda Rodríguez y el joven disidente católico Leonardo M. Fernández Otaño, detenido el 11 de julio en en San Antonio de los Baños por unirse a las protestas que sacudieron a toda Cuba, responde a las acusaciones del gobernante cubano de que la convocatoria del 15N es "un plan orquestado" y que "se involucran tanques pensantes y portavoces del gobierno de Estados Unidos en la concepción y preparación de estas acciones".

"No somos “tanques pensantes”. Simplemente decidimos ejercer nuestros derechos, para eso no se requiere tanto intelecto, solo decisión y convicción. Tampoco precisamos que nadie nos mande, ni el presidente de Cuba ni el de ningún país, mucho menos el de Estados Unidos", aclaran los firmantes, y exigen a Díaz-Canel que presente pruebas que corroboren sus acusaciones.

Los miembros de Archipiélago señalan que el único dictado al que responden es al de sus conciencias, y la única voz, la de los millones de cubanos "obligados a dedicar jornadas completas para adquirir productos cada vez más caros en una moneda que no disponen; la voz de las familias que han perdido seres queridos por la precaria condición de la infraestructura médica cubana (...); la voz de los miles de trabajadores cuyos salarios no les alcanzan para llegar a fin de mes; la voz de madres, hijos y hermanos de los manifestantes del 11J procesados cual viles criminales y sancionados en juicios sumarios sin debido proceso; la voz de la juventud que ante la falta de futuro se ve obligada a abandonar el país (...); la voz de los cientos de presos políticos, los exiliados, y los desterrados (...); la voz de los ciudadanos que quieren que las cosas cambien".

Los firmantes refieren que el proyecto revolucionario fue sepultada por el totalitarismo hace décadas, y que aunque no se oponen a que se defienda la soberanía del país, sí lo hacen "a que se justifique la represión, la ausencia total de espacios democráticos y la violación de los derechos de los ciudadanos mediante supuestas amenazas a la soberanía".

Los firmantes responden a Díaz-Canel que ha sido él quien ha desestabilizado el país, no los manifestantes pacíficos, no Archipiélago, y que no corresponde a los gobernantes determinar quiénes son los intercolutores válidos en el diálogo nacional que creen necesita Cuba.

"Tenemos diferencias pero entendemos que a través del diálogo nacional se pueden lograr los cambios democráticos que Cuba necesita. Cuales sean esos cambios no está en nuestra capacidad definirlos ni en su persona, presidente, negarlos. Corresponde a los cubanos de todos los signos e ideologías resolver sus diferencias", dice la carta.

También aclaran que no son una fuerza política, ni un partido, sino simples ciudadanos cubanos.

En la carta, los miembros de Archipiélago defienden el valor de la protesta para lograr cambios en el país que beneficien al cubano de a pie, y advierten que "el pueblo ya sabe que contra la desidia solo cabe la protesta, el 15N no será la última que encontrarán en su camino".

Sobre el llamado del régimen cubano a sus partidarios a combatir con violencia a los manifestantes pacíficos, los firmantes concluyen:

"Los alaridos de sus partidarios recuerdan los ecos del fascismo que tantos millones de muertos ocasionó al mundo. Nos oponemos a tales métodos y los denunciamos. Nosotros pondremos el cuerpo y el civismo. La sangre y la violencia, de ocurrir, van por usted".

Este lunes, Yunior García Aguilera, principal promotor de la marcha del 15 de noviembre, afirmó que el gobierno cubano ya no podrá llamar "grupúsculos" a los miles y miles de ciudadanos que piden un cambio en la isla.

“Según Díaz-Canel, los que apoyan al régimen han pasado de ser “inmensa mayoría” a ser “suficientes”. Ya nunca más podrán hablar de grupúsculos. Los que pedimos un cambio somos una parte considerable de este pueblo. Necesitamos urnas, no órdenes de combate”, escribió en Twitter.

Cargar más

XS
SM
MD
LG