Enlaces de accesibilidad

D'Letras

Ken Follet, 70 años de un autor que retrata la historia

Portada del libro Los pilares de la tierra

El joven y enigmático Jack fue capaz de construir la primera catedral gótica de Inglaterra en "Los pilares de la tierra" gracias a la pluma de su autor, Ken Follet, que este miércoles cumple 70 años y mantiene, con unos cimientos igual de fuertes, un imperio literario con la historia como protagonista absoluta.

Apasionado declarado de Shakespeare, Follet (Gales, 1949) asegura que él escribe los libros que le gusta leer a la mayor parte de la gente porque transmite emociones, y algo de cierto debe haber en su afirmación cuando ha vendido más de 160 millones de ejemplares de sus 30 novelas, que han sido publicadas en más de 80 países y 33 idiomas.

Hijo de un inspector de Hacienda profundamente religioso, el pequeño Follet creció sin juguetes, ni televisión, ni radio, por lo que sólo en los libros encontró refugio y entretenimiento y, desde niño, desarrolló una afición por la literatura que culminó en una prolífica carrera de novelista histórico que, a punto de cumplir 70 años, mantiene viva.

La llegada de la arquitectura gótica a Kingsbridge (Inglaterra) gracias a Jack, un joven pelirrojo arquitecto que en su viaje por el mundo conoce los secretos de estas construcciones, es la base de su libro más exitoso, "Los pilares de la Tierra" (1989), adaptada a la televisión en 2010 y próximamente como musical tecnológico en octubre de 2020 en Madrid.

Con esta novela inició una trilogía que siguió con "Un mundo sin fin" (2007) para hablar sobre la peste de la Edad Media, y más recientemente con "Una columna de fuego" (2017), una historia de espías del siglo XVI que llega hasta la Sevilla de entonces con las guerras religiosas como telón de fondo.

Pero esta no ha sido su única saga, ya que el autor británico le tomó el pulso a las dos guerras mundiales en "La caída de los gigantes" (2010) y "El invierno del mundo" (2012) y a la posterior Guerra Fría en "El umbral de la eternidad" (2014), gracias a cinco familias que, en cinco puntos estratégicos del mundo, sufrieron los estragos de los conflictos.

Al escritor no le gusta retratar el presente por no tener respuestas a sus problemas, y es por ello que siempre ha usado su tinta para captar las luces y las sombras del pasado de la humanidad, con una documentación rigurosa sobre los episodios históricos en los que sitúa a sus personajes ficticios para reflejar la vida cotidiana.

Pero Ken Follet no siempre ha sido Ken Follet, también fue Zachary Stone o Simon Myles en los años en los que publicó obras como "El escándalo Modigliani" (1976) o "El gran negro" (1974), novelas de escaso éxito de sus primeros años como escritor en los que prefirió firmar con pseudónimo.

Tras años de intentos fallidos en los que compatibilizaba la literatura con el reporterismo para el diario galés sensacionalista South Wales Echo, su primer éxito le llegó con tan solo 27 años gracias a "La isla de las Tormentas" (1978), posteriormente adaptada al cine en "El ojo de la aguja" en 1981, con Donald Sutherland a la cabeza del reparto.

Después, los 'thrillers' "Triple" (1979), "La clave está en Rebeca" (1980) o "El valle de los leones" (1986) le valieron la reafirmación como escritor de best-sellers, aunque en los años de lucha por triunfar también probó suerte con la literatura infantil con "El misterio de los estudios Kellerman" (1976).

Vea todas las noticias de hoy

Puente a la Vista lanza convocatoria del Premio de Poesía Dulce María Loynaz 2021

Dulce María Loynaz, poetisa cubana (1902-1997).

La organización cultural Puente a la Vista, con sede en Miami, convoca al Premio de Poesía Dulce María Loynaz en su edición de 2021.

Creada para, de algún modo, subsanar la brecha abierta durante más de seis décadas entre escritores y poetas cubanos a ambos lados del Estrecho de la Florida, con la convocatoria a este concurso Puente a la Vista rinde también homenaje a la insigne intelectual, la Dama de la literatura cubana, Dulce María Loynaz, quien, como muchos valores isleños dentro de Cuba, conoció el “insilio” a partir de 1959.

Para los interesados en participar, estas son las bases del concurso:

1- Podrán participar en esta convocatoria todos los poetas cubanos residentes en Cuba o fuera de ella.

2- Solo se podrá presentar un libro por autor, que tendrá que ser original e inédito, quedando excluidos aquellos que hayan sido premiados en cualquier otro certamen. La extensión mínima será de 1,500 versos, y la temática libre.

3- El original, a enviarse por correo electrónico (email), será encabezado con el título del libro y un seudónimo del autor. En un segundo archivo (datos del autor), adjunto al mismo correo, el concursante incluirá su nombre completo, dirección de domicilio, teléfono, dirección de correo electrónico y currículo.

4- Los libros se enviarán en formato Word y con tipografía a discreción del autor. Las obras deben ser remitidas al email revistapuentedeletras@gmail.com con el asunto o encabezamiento CONCURSO DE POESÍA 2021. De enviarse con otro asunto o encabezamiento en el email, serán descalificadas.

5- Las obras presentadas al concurso no podrán estar comprometidas para publicación ni participación en otro certamen. La utilización de formatos PDF u otros que no sean Word, o de ilustraciones o fotos junto a los poemas, implicará la descalificación de la obra.

6- Los autores serán informados de su participación en el concurso a través de su correo electrónico, tras recibirse sus obras.

7- Se otorgarán dos premios, un primer lugar de $1,000 USD y un segundo de $500 USD. El premio en metálico será único e indivisible en ambos casos e implicará, además, la publicación de la obra por Puente a la Vista Ediciones –con todos los derechos cedidos al autor de la misma– y 10 ejemplares gratuitos.

8- El plazo de admisión cierra el 31 de agosto de 2021. Los resultados se darán a conocer en octubre de 2021. Los organizadores no mantendrán correspondencia con los participantes y solo se dirigirán a los ganadores para anunciarles el resultado.

9- El jurado que analizará las obras a concurso estará integrado por escritores, críticos y/o editores radicados en la Isla y el exterior. Tras anunciarse los ganadores, se dará a conocer su integración.

10- El hecho de participar en este concurso implica la total aceptación de sus bases.

Invitan a escritores cubanos a concursar por el premio Novelas de Gavetas Franz Kafka

REUTERS/Andy Clark

La mayor biblioteca del mundo dedicada al samizdat o publicaciones caseras y clandestinas, Libri Prohibiti de Praga, invita a todos los autores cubanos residentes en la isla a participar en el concurso literario Novelas de Gavetas Franz Kafka.

Para poder concursar, es requisito que el autor viva en la isla, que no haya ganado el premio Franz Kafka previamente y que la obra esté escrita en formato de novela.

"No se limita la extensión del texto y mucho menos su tema, sólo exigimos que sea una obra INÉDITA y sin una previa participación exitosa en otros concursos literarios de dentro o fuera del país", indica un comunicado de los organizadores.

Las obras pueden enviarse en formato electrónico a bibliotecaria10@gmail.com o en otros formatos a la Embajada de República Checa, dirección Ave. Kohly, No.259, e/41 y 43, Nuevo Vedado, La Habana.

La fecha final de entrega es el 31 de marzo de 2021.

El ganador recibirá una retribución económica única y la publicación de 500 ejemplares en español, por la casa editorial Fra.

Los organizadores aseguran que la obra premiada será distribuida dentro de la isla a través de la red de bibliotecas independientes.

En ediciones anteriores el concurso, lanzado por primer vez en 2008, ha reconocido con premios y menciones a Martha Luisa Hernández Cárdenas, Martha Acosta Álvarez, Lynn Cruz, Ernesto Santana, Nonardo Perea, Abel Arcos, y Angel Santiesteban, Orlando Luis Pardo Lazo, Orlando Freire Santana, entre otros.

Editoriales independientes: de ilegales a criminalizadas

Una mujer camina cerca de un librero en su apartamento en La Habana. REUTERS/Claudia Daut

En una marcha forzada hacia la reconquista del monopolio informativo, el régimen cubano ha dictado una serie de medidas prohibitorias en materia de libertad de expresión y prensa. Ello ocurre luego de que, en sofocados discursos, algunas autoridades oficialistas han reconocido un resquebrajamiento de la sociedad en el ámbito cultural.

Tras la congregación de cientos de artistas el 27 de noviembre de 2020 frente al Ministerio de Cultura el ex titular de esa entidad gubernamental, Abel Prieto, manifestó que se les coló “la contrarrevolución en el tejido de la cultura” y culpa de ello a la influencia de "la cultura chatarra yanqui o miamense", así como a la ineficiencia institucional.

En los últimos años surgieron plataformas que, con escasos recursos publican, tanto electrónicamente como en formato papel, libros que esquivan la política editorial controlada por el partido único, el comunista.

Para detener o erradicar estas desviaciones del ideario castrista “dentro de la revolución todo, contra la revolución nada”, es que se emiten las nuevas prohibiciones que van desde el libre ejercicio del periodismo hasta la impresión de libros por editoriales independientes.

El pasado 9 de febrero, el régimen cubano informó que 124 empleos quedarían excluidos del trabajo autónomo, de acuerdo al Clasificador Nacional de Actividades Económicas. Entre ellos se incluye la Edición y Maquetación de libros.

“La edición de libros, claramente, entra en el campo de la expresión de las ideas. A través de los libros se expresan ideas, se debaten y se generan nuevos pensamientos, dijo el escritor y periodista Yoe Suárez, que administra la editorial independiente Boca de Lobo.

Con esta restricción, las autoridades cubanas reafirman su oposición al derecho que tiene cada individuo a manifestar y difundir de manera libre lo que piensa sin por ello ser hostigado.

“Todo esto está comprendido en el campo de la libertad de expresión. Sabemos que en un régimen autoritario, tradicional o un régimen totalitario como el cubano, la libertad de expresión está muy limitada, amordazada, de manera que el libro como formato para llevar nuevas ideas, es un elemento, una arista que también debe ser controlada por el Estado”, recalcó Suárez.

Declaraciones de Yoe Suárez y Ariel Maceo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:59 0:00


Boca de Lobo junto a sus congéneres La Maleza, OnCritika, Ánima, Ediciones Sinsentido, Asterisco y Santa Mía de la Talla, que si antes eran ilegales y corrían el riesgo de desaparecer, a partir de la promulgación de las nuevas directivas podrían ser criminalizadas.

“El régimen está desaprovechando una buena oportunidad para dialogar con la Sociedad Civil Cubana, para echar a andar la nación, para sentar las bases de lo que puede ser un gran país. Pero con tal de mantener el sistema comunista, lo han echado a perder y no hay manera en la que salgan adelante. Llevan 60 años haciendo las cosas mal y ahora eso no va a cambiar, al contrario, sacan ahora estas leyes”, lamentó el escritor y fotógrafo Ariel Maceo Téllez, creador de la editorial OnCritika.

“Teníamos un proyecto con el que logramos sacar libros o hacer algunos eventos literarios, pero ahora están proscribiendo las ediciones particulares, la maquetación. Ya no solamente están prohibiendo mi editorial, sino el trabajo de los editores que se gradúan de la escuela y hacen su trabajo completamente individual, más allá de las instituciones”.

“El gobierno cubano está perdiendo una gran posibilidad de sentarse a conversar con la oposición cubana, de dialogar con la juventud, sobre todo, que estamos aquí, no nos hemos movido a ninguna parte, no somos mercenarios, no somos apátridas. Somos jóvenes patriotas que queremos un país mejor y un país democrático. Queremos que se nos respeten los derechos porque los derechos son nuestros. La gente comenzará a protestar, a alzar la voz que es lo único que nos queda: la voz”, concluyó Maceo Téllez.

Identidad cubana y cotidianidad en el Blog Gaspar El Lugareño: una conversación entre amigos

Joaquín Estrada Montalván (Foto: Facebook)

A principios de la década del setenta, caminaba hacia la Escuela 8 “Carlos Manuel de Céspedes” de mi natal Camagüey por la calle Lugareño, donde me encontraba todas las mañanas con mi amiguito preferido, Joaquín Estrada Montalván. De aquel tiempo en prescolar quedan algunas fotos empolvadas y el amable recuerdo de años de inocente alegría en medio de la tormenta comunista que azotaba nuestra isla.

Es enormemente grato para mí al cabo de tantos eneros (no se vale especificar cuántos), reencontrarme con Joaquín y entrevistarlo en el duodécimo aniversario de su blog Gaspar, El Lugareño.

Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareño. (Foto: Facebook)
Gaspar Betancourt Cisneros, El Lugareño. (Foto: Facebook)

Me intriga saber cuál es la importancia de traer al presente el nombre de Gaspar Betancourt Cisneros “El Lugareño” y fundar un blog con su nombre.

JEM: “Como he mencionado en otras ocasiones, me crié en la esquina del callejón de San Antonio y la calle Hermanos Agüero, la bodega donde nos ‘tocaba’ comprar los ‘mandados’ es el mismo lugar donde nació El Lugareño, incluso tiene una placa fechada en la pared, en el año 1952 que lo recuerda como precursor del ferrocarril. Además, mi primera escuela, muy cercana a su casa natal, estaba ubicada en la calle Lugareño y casi al lado del edificio Lugareño, en esos momentos el más alto y moderno de la ciudad.

Luego en la Universidad de Oriente, donde estudié Historia del año 1986 al 1991, cuando pasaron de ‘paso’ por la primera mitad del siglo XIX, tenían ubicado a Gaspar Betancourt Cisneros en el grupo de los anexionistas o sea de los ‘malos’, en ese relato teleológico que es o era (no se ahora) la historia de Cuba. Debido a mi infancia ‘lugareñizada’ empecé a buscar y a leer lo poco que se conseguía escrito por él y escrito sobre él. Básicamente sus ‘Escenas Cotidianas’ y una selección de su correspondencia con José Antonio Saco, a partir de ahí, fui conociéndole y admirándole.

Respondiendo a tu pregunta, es importante traer la figura de El Lugareño al presente, tiempo en el que se ha perdido el pensamiento crítico y se ha simplificado el debate político a tal extremo, que casi es imposible encontrar quien exponga ideas sin descalificar a quien piense diferente. Se encuentran consignas, frases hechas e improperios, pero muy poco de pensamiento ideológico complejo expuesto sin ‘complejos’, de hecho se aconseja no hablar de política o de religión para evitarse problemas, lo que revela una inmadurez social que no acepta la diversidad y la diferencia.

Reduciendo en un esquema se puede decir que durante el siglo XIX cubano previo a la Guerra del 68, el tiempo de El Lugareño, las principales corrientes de pensamiento para fundar la nación cubana, eran tres, la independentista en la que se puede ubicar a Félix Varela, la reformista en la que se incluye a José Antonio Saco y la anexionista, en la que en una de sus variantes fue protagonista El Lugareño.

Cuando se lee la correspondencia entre ellos se aprecia el convencimiento de cada uno de que su proyecto era el correcto e incompatible con las otras maneras de querer construir Cuba, pero a la vez se disfruta de que no economizan muestras de afectos y cariños. Eso es lo fundamental que encuentro en El Lugareño, un hombre con sus ideas y convicciones claras, lo que no le impedía, sino al contrario, tener amistad con quienes pensaban de otra forma.

Gaspar Betancourt Cisneros (1803-1866), conocido por su seudónimo El Lugareño, es uno de los personajes camagüeyanos (y cubanos) más interesantes en toda la historia de la Isla.

JR: A veces pienso que tal vez si El Lugareño hubiese vivido en nuestro tiempo, sus “Escenas Cotidianas” serían también un blog. ¿Este blog es una especie de nuevas Escenas Cotidianas?

JEM: “Las ‘Escenas Cotidianas’ son en total un conjunto de 26 textos que publicó El Lugareño, en la Gaceta de Puerto Príncipe, entre los años 1838 y 1840. Luego fueron publicadas en 1950 en forma de libro en La Habana, y recientemente la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey realizó una nueva edición

Aunque se consideran parte del corpus de la literatura costumbrista criolla, son mucho más que eso, pues no solo El Lugareño, pretendió describir y satirizar su tiempo, sino que en cada texto ofrece soluciones desde su perspectiva al tema que en cada Escena se ocupa, ya fuera educación, fiestas populares, industria, economía, cultura, el juego.

El blog no es una especie de ‘Escenas Cotidianas’, no pretendo ‘ser los ojos de Camagüey para ver todo lo que le sobra o falta’, ni ser ‘los oídos del Camaguey, para estar siempre a la escucha’. Aunque entre sus temas fundamentales está Camagüey, su cultura, su ayer y su presente, y por supuesto deseo que sea un mejor lugar.”

JR: ¿Busca revelar el Ethos de los cubanos dentro y fuera de la Isla?

JEM: “El blog está hecho por un cubano que vivió hasta entrada la adultez dentro de la Isla, y que reside hace varios años fuera de ella, lo que conlleva que al leerle se perciba el sabor de la cubanía, pero no es únicamente un espacio dedicado a la patria chica camagüeyana, ni a Cuba toda, sino también se refleja la vida en Miami, donde he habitado la mayor parte del tiempo en el exilio, así como temas universales de cultura y arte, política, religión, psicología, etc.”

JR: ¿Cómo se te ocurrió la idea hace 12 eneros?

JEM: “En una breve visita que hice en el año 2002 a los Estados Unidos y luego cuando vine en el año 2005, que se tornó en estado permanente, me llamó la atención la desinformación tanto acá sobre la Isla, como en la Isla sobre la realidad de la comunidad cubana que vive fuera de ella. Inicié, el blog con esta idea de ser puente y cauce de comunicación entre las dos orillas. Recuerda que cuando aquello aún no existían lo que hoy se conoce como las redes sociales, y el internet en Cuba era mucho más limitado que lo que es ahora.

También, en ese tiempo tuvo lugar una hermosa primavera de blogs cubanos que se conoció como la Blogosfera, por lo que me decidí a crear mi propio medio de comunicación en forma de blog.”

JR: ¿Cómo está estructurado?

JEM: “El blog desde el inicio lo concebí como una obra colectiva, o sea he invitado durante todos estos años a amigos y a otros que luego se han convertido en amigos, aunque a algunos no les conozca aun personalmente, a colaborar en el blog. Cada día cuenta con una sección fija a cargo de un colaborador que tiene su espacio, ya sea poesía, fotografía, psicología, ballet, historia, religión. Esto es además del contenido diverso que se ofrece a diario. El blog es también un archivo valioso en estos temas.”

JR: ¿Cuáles son los momentos cumbre en estos últimos 12 años?

JEM: “Por muchos años fumé tabaco, soy más de la calma que provee la reflexión, que del efectismo del momento. Lo que te quiero decir es que no podría nombrarte momentos cumbres del blog, porque aunque ha pasado por diversas etapas, se ha mantenido siempre en un nivel más o menos estable.”

JR: ¿Por qué la poesía tiene tanta preeminencia en el blog?

JEM: “Debido a mi incapacidad de expresarme en versos y a mi admiración por la poesía.

Recuerdo el primer ‘poema’ que escribí, fue en la escuela primaria, de un cancionero fui seleccionando versos y fragmentos de canciones, de esa manera conformé mi primera carta y poema de amor.

Desarrollé un gusto y un hábito por la lectura, desde los primeros libros que me leía mi mamá, luego en la Biblioteca Provincial y ya desde la Secundaria, tenía varios libros en la mesa de noche, invariablemente un poemario. De siempre he tenido además de libros, amigos y amigas poetas, de los que disfruto su obra y de los que admiro su talento. La poesía es un don divino.”

JR: ¿Es la literatura cubana un espejo del acontecer nacional?

JEM: “Debido a lo dispersa que se encuentra la literatura cubana, no puedo responder esta pregunta.

De lo que leo, pudiera decir que el acontecer nacional ocupa un lugar en lo que se escribe, con el riesgo que esto tiene de confundir periodismo con literatura, lo inmediato con lo permanente.”

JR: ¿Qué queda en Camagüey de El Lugareño?

JEM: “Camagüey, y toda Cuba, creo que existen más como memoria que como realidad.

Camagüey, aunque erróneamente se le llama ciudad colonial, es mayormente una ciudad ecléctica del siglo XX. Más allá de algunas de las Iglesias plazas y algunos inmuebles, no permanece mucho en pie del tiempo del Lugareño. Por ejemplo, existe la percepción de que sus calles adoquinadas son del tiempo colonial, pero los adoquines actuales llegaron a la ciudad, desde Noruega, en las primeras décadas del siglo XX.

Queda el nombre de una calle, un edificio que, aunque moderno, está en ruinas (a pesar de años y años en aparente reconstrucción) y un central azucarero que llevó su nombre y al cual se le continúa nombrando Lugareño.

Prueba de que se le desconoce, es que de manera frecuente me preguntan quién es El Lugareño. Sólo el nombre del blog ya es una manera de sacarlo del desconocimiento, que es más que del olvido.”

JR: ¿Hace falta rescatarlo?

JEM: “Creo que dar a conocer los fundadores de la nación y la identidad cubana, el pensamiento original cubano, es muy importante actualmente, cuando se ha perdido la tradición oral, la familiar, las costumbres. La cultura es como una carrera de relevo, y eso se ha perdido en lo que fuera nuestro Camagüey y nuestra Cuba.”

JR: ¿Piensas continuar haciendo este blog? ¿Cuáles son sus principales logros?

JEM: “Si, lo seguiré haciendo. El principal logro del blog es el privilegio de contar con el talento de sus hacedores. La lectura de tanta gente, que no pocos me escriben. Haber hecho amistades. Llegar a un lugar y que me identifiquen como El Lugareño.”

Al concluir esta grata entrevista aprovecho para agradecer a Joaquín y a su blog esta hermosa ventana a la historia, la cultura y las costumbres de nuestro Camagüey y nuestra patria, esta contribución al alma nacional cubana, intangible nostalgia que aviva aún nuestra esperanza.

Concurso sobre San Isidro y la cultura cubana premia a cinco cubanos

Miembros del Movimiento San Isidro.

El concurso ‘Qué pasa Cuba’, organizado por el proyecto Puente a la Vista y las revistas Palabra Abierta y Otro Lunes dio a conocer este lunes a los ganadores.

El certamen anunciado en diciembre premiaría un texto inédito sobre la actualidad cubana en el contexto de la lucha del Movimiento San Isidro y en general de la sociedad civil y la cultura independiente contra el totalitarismo imperante en Cuba.

El jurado, compuesto por los periodistas e investigadores Anamelys Ramos, Lien Carrazana, Jorge Enrique Rodríguez y Amir Valle, determinó cinco premios en lugar de los cuatro anunciados en las bases. El primer lugar resultó compartido.

Los ganadores son:

Primer premio compartido. Justo Antonio Triana (Camagüey, 2001) por el texto "¿Quién no es traidor en Cuba?". Poeta y ensayista. Estudiante de 12 grado en Nottingham High School, Syracuse. Ha publicado artículos en Hypermedia Magazine, La Hora de Cuba, Árbol Invertido, Havana Times y Deinós Poesía. Actualmente reside en New York.

Primer premio compartido. Eduardo Clavel Rizo (Santiago de Cuba, 1991) por el texto "El punto de quiebre en la cultura". Ha recibido el Primer Premio del concurso Luisa Pérez de Zambrana de poesía (2018) y el Tercer Premio del concurso Ángelus de poesía (2019), entre otros reconocimientos.

Jorge Luis Águila Aparicio (Cienfuegos, 1967) con el poema poema "Tren de regreso". Poeta, crítico literario y narrador. Su obra ha sido publicada en Cuba, Estados Unidos, México, España y Australia.

Ariel Maceo, con el texto "La Cuba que heredamos". Escritor, fotógrafo, poeta. Ha participado en más de una docena de exposiciones colectivas fotográficas dentro y fuera de Cuba. Columnista en ADN Cuba.

Olivia Manrufo, por el texto "Resistir o la acción de vivir como quien muere". Estudió en la Escuela Nacional de Arte de La Habana. Actualmente reside en Lima, Perú.

Cargar más

XS
SM
MD
LG