Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

José Martí: retratos de Santa Claus

"el que echaba por la ventana, a escondidas, la dote de las doncellas pobres", José Martí

El autor rescata unas crónicas navideñas que arrojan nueva luz sobre el poeta desterrado

Las pascuas vienen, con sus estrellas de mirto y de laurel para las vidrieras de las tiendas; sus vagonadas de libros suntuosos, cajas de música y presentes de la más varia especie; su legendario Santa Claus que galopa sobre los techos de las casas en su trineo arrastrado por renos de mucha cornamenta, y de los hilos de la barba, de los bolsones de las mangas, de debajo del gabán de pieles, saca a millares chucherías y maravillas, y deja los renos al borde de la chimenea de cada casa, y baja por la chimenea cuando ya es muy de noche, y en la media nueva que la madre cuidadosa ha colgado a la cabecera de la cama de sus niños, deja --¡oh buen Santa Claus que todo lo sabe!— el juguete aquel que los niños desean.

Nada más ajeno a la persona de José Martí que el personaje de Santa Claus. Se diría que ante el segundo, el primero habría reaccionado con fastidio o hubiera seguido de largo. Nada más contrario a él que la banalización y comercialización de unas celebraciones cuya trascendencia no pasó por alto. El carácter jocoso del personaje y hasta su vestimenta color grana deberían haber irritado al extranjero de rostro pálido, levita oscura, zapatos viejos, salud precaria y pensamientos graves que iba y venía por Nueva York llamando a la muerte, según sus apuntes, o sabiendo que ésta le aguardaba cada tarde, de pie sobre las hojas amarillas, ante la puerta de su casa, según sus versos.

Pero Martí sabía desprenderse de sí mismo, adoptar puntos de vista inesperados y comprender, en el sentido más hondo de la palabra, una dimensión de la Navidad norteamericana que aún hoy es blanco de críticas de los más austeros: el despilfarro material, incluso entre aquéllos cuyas finanzas distan mucho de disculparlo. En diciembre de 1887, el cubano advierte la alegría de los neoyorquinos, la forma irresponsable en que algunos, pobres como él, dilapidan sus ahorros para satisfacer los caprichos de sus hijos, y lejos de condenarlos llama a la Navidad el día de generosidad y olvido a que, una vez al año por lo menos, tiene derecho el hombre. Y aconseja: que los niños tengan lo que han pedido. Porque: El hombre se ve vil tantas veces, que se comprende que goce, hasta llorar, de verse, una vez al menos, desinteresado.

Seis años antes, no conforme con justificar el derroche, había retratado a Santa Claus con una abundancia de detalles capaz de descolocar a sus lectores más severos: Las Christmas son las fiestas de los padres que ven, como nidal de tórtolas gozosas, agruparse en torno a la mesa de los regalos, la niña esbelta, el varón apresurado, la crianza balbuciente, y olvidan las desventuras de la tierra en aquel gozo ingenuo y celeste compañía. Las Christmas son la fiesta amada de los pequeñuelos, cuyos deseos de todo el año van siendo encomendados a este día solemnísimo, en que se entrará el buen viejo Santa Claus por la chimenea de la casa, se calentará del frío del viaje junto a las brasas rojas que se consumen en la estufa, y dejará en el calcetín maravilloso que cada niño pone a la cabecera de su cama, su caja de presentes. Y luego, subirá chimenea arriba, se calará su turbante recio, se mesará la barba blanca, se echará sobre el rostro la capucha para ampararse de la nieve, tomará la rienda de los ligeros venados que arrastran su trineo, y echará a andar por los aires, a los alegres sones de las colleras de campanillas, hasta la chimenea del niño vecino.

A Santa Claus, que es el buen San Nicolás, ruegan los niños todo el mes de diciembre; y le prometen conducirse bien; y le escriben cartas, y le incluyen la lista de los presentes que desean; y piden a sus padres que le envíen un telegrama, para que la respuesta venga pronto. Y Santa Claus es muy bueno, ¡y siempre responde! ¡Oh, tiempos de dulce engaño, en que los padres próvidos cuidan, a costa de ahogar los suyos, de la satisfacción de nuestros deseos!

Martí volverá a reseñar la Navidad estadounidense, a encomiar la fiesta multitudinaria y el intercambio de regalos, a destacar el personaje de Santa Claus y a señalar, con frase preciosa, la razón por la cual los niños rehúsan dudar de la existencia de éste, razón que permanecerá viva en el adulto y que, en cierto sentido, no sólo está en la raíz de dos vocaciones, la religiosa y la artística, sino en toda búsqueda humana: necesidad de la maravilla. El niño, como el hombre, ama lo extraordinario, tiene sed de asombro, y si para calmar esa sed debe pasar por ingenuo, pasa por ingenuo.

¿Quién no regala en estos días, únicos en que no es triste la nieve? Se hablan los que no se conocen: las almas, siempre aquí encogidas e hirsutas, salen riendo a los rostros; los padres, cargados de regalos para sus hijos, aman en el propio al hijo ajeno, y reconocen, en la alegría de amar, la fraternidad del hombre… “¿Qué falta?” se pregunta la madre afanosa, que hoy no quiere fiar al mandadero de la tienda sus compras; “¡el libro, para la niña!“, “¡el estuche de afeitar para el tío!” “¡el juego de tocador para la abuela!”. ¡Y el Santa Claus, el San Nicolás de yeso, el obispo de Myra, de la barba blanca, para que presida el árbol pascual, que es de pino oloroso, colgado de juguetes, de cajillas de talco lleno de confites, de candelabros, de talón con velas de colorear, de bombas irisadas y muñecos de azúcar, de guirnaldas de papel rojo y azul polvoreadas de plata y de oro!

Martí no sólo celebra los festejos, que traen a la superficie lo mejor de una colectividad huraña y vencen la melancolía que provoca el invierno, sino la existencia del árbol de Navidad, cuya decoración describe puntualmente, como si al hacerlo, él también, frase a frase, confeccionara el suyo.

Y así vuelven los padres, ya a la medianoche --cuando los novios salen en parejas de los teatros que lucen estos días sus piezas famosas--, cuál halando un trineo, cuál cargando un caballo; en un bolsillo una linterna mágica, un Robinson Crusoe en otro bolsillo, y saliéndole por el del pecho, la punta dorada del cartucho de bombones, el cartucho que San Nicolás, el obispo de Myra, el que echaba por las ventanas a escondidas la dote de las doncellas pobres, pone siempre callandito, a eso de la madrugada, en el fondo de la media clásica que cada pimpín cuelga lleno de fe en la repisa de la chimenea.

Porque es tal en el alma del hombre la necesidad de la maravilla --y en la del niño más, recién venido de ella-- que aunque el padre que quiere educarlo en razón le explique el mito viejo, y cómo Santa Claus fue un excelente señor, patrono de pobres, doncellas y marineros, dice el niño que sí, que lo entiende muy bien, que no hay Santa Claus,- ¡y cuelga la media!

Nótese que Martí sitúa la maravilla necesaria en un tiempo prenatal, del que el niño guarda una nostalgia más fresca; tiempo que tan pronto puede situarse en un ámbito inaccesible a los sentidos y a la memoria consciente, como en el claustro materno. Esta posibilidad la sugiere otro apunte suyo: Toda madre debiera llamarse Maravilla.

También los adultos vivimos, aunque rara vez lo confesemos, con una media colgada, esperando que cualquier mañana nos conceda una nueva Navidad.

Vea todas las noticias de hoy

DOCTRINA, obra de Erik Ravelo denuncia el peligro de exponer a los niños a actos de repudio en Cuba

Detalle de "DOCTRINA", la obra presentada el martes en Facebook por el artista de origen cubano, Erik Ravelo.

El reconocido artista cubano Erik Ravelo completó “DOCTRINA”, una obra de arte que critica con fuerza los actos de repudio en Cuba y el uso de niños en esas acciones represivas.

Ravelo, quien utiliza la imagen del dictador cubano Fidel Castro y a un niño crucificado (pero con el rostro pixelado), publicó la imagen en Facebook y declaró en letras mayúsculas:

BASTA ACTOS DE REPUDIO. NO A LA PRESENCIA DE NIÑOS EN ACTOS DE REPUDIO. NO AL ADOCTRINAMIENTO POLÍTICO INFANTIL.

Luego, en su texto, elabora sobre el significado de “DOCTRINA” en relación con sus experiencias personales y otras obras suyas, las cuales no reflejan temor alguno a abordar temas sociales y políticos.

“Yo tuve una infancia feliz en Cuba, esa es la verdad. Claro era un niño y no pensaba en muchas cosas. Ya grande gracias a Dios he tenido la oportunidad de viajar bastante, también he conocido más la realidad de mi país y comparando seguramente siento que fui un niño afortunado. Hablo de realidades que nadie me contó, que vi con mis propios ojos. Pero sobre esos temas, y sobre otros que también denuncian la difícil situación de la infancia hoy en día a nivel mundial. Ya he hablado en mi serie: LOS INTOCABLES”.

“DOCTRINA, creo, es la versión cubana de esta serie. Que se puede encontrar fácilmente en internet. Y nace en relación al hecho, del uso de niños por parte del gobierno cubano en ‘Mítines de Repudio’. Es una práctica extendida en todo el territorio nacional", asegura el artista nacido en La Habana y emigrado a Argentina en los noventa y luego a Italia.

“Estos actos contra artistas, disidentes y opositores al gobierno de Cuba”, dice Ravelo, “son actos de violencia profunda donde un niño corre peligro físico constante. Pues más allá de la violencia verbal y los gritos, vuelan piedras, palos y hasta machetes pueden verse frecuentemente. Pero estoy convencido sinceramente, que el peligro más inminente sea el daño psicológico. El cual temo, sea el más difícil de curar. Es algo que llevará dentro por el resto de la vida”.

“Y ni siquiera logro imaginar lo que puede llegar a sentir un niño que tiene que soportar, y hay que decirlo. Sobrevivir junto a su familia un acto tan violento como un acto de repudio en su contra”, comentó el artista, cuyo trabajo ha estado vinculado a prestigiosas organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Reporteros sin Fronteras.

En ese sentido, describió una experiencia personal sobre este tema, la cual lo marcó para siempre. Fue cuando estudiaba en la escuela primaria Orlando Pantoja. “El profesor nos sacó de la clase, y nos llevaron a tres cuadras de la escuela a ‘Un Acto de Repudio’. Sin preguntar, ni explicar nada y menos que menos pedir ningún permiso a nuestros padres. En donde agredieron y violaron la propiedad y los derechos más fundamentales de un grupo de opositores. Esa tarde una señora anciana, madre de un opositor fue agredida, golpeada y prácticamente linchada delante de mí. Le rajaron la cara con un casco de constructor”.

“Le reventaron los espejuelos”, continúa su descripción de este recuerdo. “Sangrante, se la arrebataron a la masa enardecida y la metieron en una patrulla. Y se la llevaron. Fue en la calle H entre 13 y 15 en el Vedado. Nunca voy a olvidar semejante barbaridad. Nunca. Todavía me acuerdo tan triste canción que les cantaban en Coro. NO LOS QUEREMOS MÁS, NO LOS QUEREMOS MÁS, NO LOS QUEREMOS MÁS QUE SE VAYAN PAL CARAJO Y QUE NO JODAN MÁS!!!! Yo estaba en quinto o sexto grado”.

Así nace DOCTRINA, dice Ravelo, “porque si bien muchas personas puedan llegar a pensar que en Cuba la infancia está libre de peligros. En mi opinión se equivocan. Pues la Educación en Cuba es el templo más elevado del lavado de cerebro. Y desde joven edad, niños cubanos están expuestos a la retórica de la violencia, al odio y a un fuerte adoctrinamiento político”.

Acerca del uso de la imagen de Fidel Castro, hace una comparación con lo que ocurre cuando critica a otros gobernantes, de otros países. Conversando el miércoles con el diario 14ymedio, dijo que "no puede ser que yo haga a Trump con un niño inmigrante crucificado y estando en Estados Unidos no me pase absolutamente nada, o que haga a Salvini en Italia y a Merkel en Europa, o al Papa viviendo por más de 18 años en Italia y que con Cuba sea diferente".

"Yo hago arte, y si el arte es criminalizado o un artista es censurado, en realidad nos toca a todos", dijo a 14ymedio, al explicar que sintió la necesidad de abordar este tema porque los actos de repudio "son una de las páginas más tristes, más bajas y más inhumanas" de la historia de Cuba.

Carta Abierta en apoyo a la artivista cubana Carolina Barrero

Carolina Barrero. (Foto: Facebook)

El portal digital español CTXT (Contexto y Acción) ha publicado una Carta Abierta al régimen cubano en protesta por el acoso contra la curadora e historiadora de Arte Carolina Barrero.

La Carta, firmada por 15 intelectuales de diferentes partes del mundo, se solidariza con la joven cubana, detenida de manera arbitraria el pasado 27 de enero cuando leía poemas de José Martí frente a la sede del Ministerio de Cultura, en La Habana.

Barrero repartía, además, unas postales diseñadas e impresas por ella misma con la imagen de José Martí, entre los participantes del homenaje por el aniversario del natalicio del Apóstol, por lo cual podría cumplir hasta un año de privación de libertad por “clandestinidad de impresos”.

la misma idea de un ‘caso secreto’  es una contradicción respecto a las garantías estipuladas por el derecho público

En la misiva se expresa la indignación del grupo hacia lo que llaman “déficit de legitimidad” en cuanto a los procedimientos aplicados por las fuerzas represivas hacia la joven historiadora cubano-española.

“…en el orden jurídico, la policía […] informó a Barrero que no tenía derecho a un abogado, dado que su expediente de investigación era secreto" y agrega, "la misma idea de un ‘caso secreto’ es una contradicción respecto a las garantías estipuladas por el derecho público" expresa CTXT.

Entre las violaciones a los derechos de las personas cometidos contra Carolina Barrero que denuncia la Carta desataca el hecho de que la S.E, le pidiera a Barrero “que se marche a España en los próximos 10 días”.

Tras un pormenorizado recuento de las acciones represivas por parte de la Seguridad del Estado contra Carolina Barrero, los autores de la Carta Afirman que “…la criminalización de la protesta y el encarcelamiento arbitrario en La Habana- reactualiza el mismo dispositivo policial y busca acallar los gestos de quienes buscan otra forma de vida”.

“Es por eso”, concluyen, “que los firmantes de esta carta no solo apoyamos a Carolina Barrero, sino que exigimos que el estado cubano y sus oficiales retiren, de forma inmediata, los cargos en su contra y pongan un freno a la escalada de violencia”.

Firmantes de la Carta Abierta

Gerardo Muñoz (Lehigh University)

José Luis Villacañas (Universidad Complutense, Madrid)

Rita Segato (Universidad Nacional de San Martín)

Maristella Svampa (Conicet, Universidad Nacional de La Plata)

Elena V. Molina (Arthaus, La Habana)

Rafael Rojas (Colegio de México)

Rodrigo Karmy (Universidad de Chile)

Germán Cano (Universidad de Alcalá)

Juan Cárdenas (Bogotá, Colombia)

Luciana Cadahia (Universidad Católica de Chile)

Teresa Vilarós (Texas, EE. UU.)

Carlos Pabón (Universidad de Puerto Rico, Rio Piedras)

Juan Carlos Quintero Herencia (University of Maryland)

Margarita Pintado (Point Loma Nazarene University)

Salomé García (Universidad Politécnica de Valencia)

Yotuel Romero: “Este ‘jinetero’ va a hablar por primera vez en el Parlamento Europeo por toda Cuba”

Yotuel Romero, rapero cubano.

El músico y actor cubano Yotuel Romero ha enviado dos mensajes en un breve video, primero, dando las gracias a todos los artistas que colaboraron en la realización de Patria y Vida, tema que en pocos días ya tenía más de 2 millones de seguidores en YouTube.

El segundo mensaje va dirigido directamente al régimen cubano: “Y, para el gobierno cubano, quiero decirle que, este que ustedes llaman ‘jinetero’, este viernes que viene, el viernes 26, va a hablar por primera vez en el Parlamento Europeo, por toda Cuba”.

El rapero hablará en un foro titulado "Patria y Vida, Arte y Política Unidos por Cuba".

Mensaje de Yotuel Romero
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:37 0:00

El impacto sin precedentes logrado por la canción Patria y Vida en el interior de la isla, y que se ha extendido a gran parte de la comunidad hispanohablante en el exterior, ha provocado el que los voceros del régimen, como es habitual, emprendan una campaña de “fusilamiento de la personalidad”, con ofensas y acusaciones difamatorias.

En el caso de Yotuel, lo han tildado de “jinetero” en los medios de comunicación por vivir en España y estar casado con una actriz española, lo cual ha desatado una campaña de protestas y apoyo hacia el rapero.

El foro del viernes próximo es organizado por Renew Europe, el Parlamento Europeo y el Grupo Popular Europeo. Además de Yotuel, participará el artista del Movimiento San Isidro, Luis Manuel Otero Alcántara. También estarán presentes Dita Charanzova, vicepresidenta del PE, y Leopoldo López Gil, europarlamentario e integrante de la subcomisión de Derechos Humanos del PE. El moderador será Javier Larrondo, de la ONG Prisoners Defenders.

Puente a la Vista lanza convocatoria del Premio de Poesía Dulce María Loynaz 2021

Dulce María Loynaz, poetisa cubana (1902-1997).

La organización cultural Puente a la Vista, con sede en Miami, convoca al Premio de Poesía Dulce María Loynaz en su edición de 2021.

Creada para, de algún modo, subsanar la brecha abierta durante más de seis décadas entre escritores y poetas cubanos a ambos lados del Estrecho de la Florida, con la convocatoria a este concurso Puente a la Vista rinde también homenaje a la insigne intelectual, la Dama de la literatura cubana, Dulce María Loynaz, quien, como muchos valores isleños dentro de Cuba, conoció el “insilio” a partir de 1959.

Para los interesados en participar, estas son las bases del concurso:

1- Podrán participar en esta convocatoria todos los poetas cubanos residentes en Cuba o fuera de ella.

2- Solo se podrá presentar un libro por autor, que tendrá que ser original e inédito, quedando excluidos aquellos que hayan sido premiados en cualquier otro certamen. La extensión mínima será de 1,500 versos, y la temática libre.

3- El original, a enviarse por correo electrónico (email), será encabezado con el título del libro y un seudónimo del autor. En un segundo archivo (datos del autor), adjunto al mismo correo, el concursante incluirá su nombre completo, dirección de domicilio, teléfono, dirección de correo electrónico y currículo.

4- Los libros se enviarán en formato Word y con tipografía a discreción del autor. Las obras deben ser remitidas al email revistapuentedeletras@gmail.com con el asunto o encabezamiento CONCURSO DE POESÍA 2021. De enviarse con otro asunto o encabezamiento en el email, serán descalificadas.

5- Las obras presentadas al concurso no podrán estar comprometidas para publicación ni participación en otro certamen. La utilización de formatos PDF u otros que no sean Word, o de ilustraciones o fotos junto a los poemas, implicará la descalificación de la obra.

6- Los autores serán informados de su participación en el concurso a través de su correo electrónico, tras recibirse sus obras.

7- Se otorgarán dos premios, un primer lugar de $1,000 USD y un segundo de $500 USD. El premio en metálico será único e indivisible en ambos casos e implicará, además, la publicación de la obra por Puente a la Vista Ediciones –con todos los derechos cedidos al autor de la misma– y 10 ejemplares gratuitos.

8- El plazo de admisión cierra el 31 de agosto de 2021. Los resultados se darán a conocer en octubre de 2021. Los organizadores no mantendrán correspondencia con los participantes y solo se dirigirán a los ganadores para anunciarles el resultado.

9- El jurado que analizará las obras a concurso estará integrado por escritores, críticos y/o editores radicados en la Isla y el exterior. Tras anunciarse los ganadores, se dará a conocer su integración.

10- El hecho de participar en este concurso implica la total aceptación de sus bases.

Luis Manuel Pérez Boitel, Premio Poesía Gastón Baquero

El poeta cubano Luis Manuel Pérez Boitel.

El poeta cubano Luis Manuel Pérez Boitel fue reconocido con el XIII Premio Internacional de Poesía Gastón Baquero por su poemario "Contra la noche es el juego", informó la editorial Verbum, que concede el galardón.

Según el poeta Jorge Luis Alarcos, también cubano y miembro del jurado, la obra del ganador de este año crea "un universo propio con un lenguaje poético muy suyo, muy sugerente. Nunca se agota su sentido. Es un libro cerrado sobre sí mismo".

Luis Manuel Pérez Boitel, Remedios, Cuba, 1969, ha colaborado en publicaciones de Cuba, México, Estados Unidos, España, Puerto Rico y Brasil.

Su obra ha sido incluida en varias antologías y ha obtenido varios premios.

El jurado fue integrado por los críticos y poetas Raúl González García, Pedro Shimose, Alfredo Pérez Alencart, Pío E. Serrano y Jorge Luis Arcos, ganador de la edición anterior, informó la agencia de prensa Efe.

Cargar más

XS
SM
MD
LG