Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Jorge Ferrera. El teatro bajo la piel

Jorge Ferrera en Peter Gynt. Foto de Céspedes

Jorge Ferrera es dramaturgo, actor, director, profesor, todo lo que sea, pero vinculado con el Teatro, con mayúscula. A los catorce años ya se manejaba en los escenarios. Su espectáculo unipersonal Peter Gynt arrasa en estos momentos en las salas de teatro europeas. Nacido en algún año de finales de los setenta en la isla de Cuba, Jorge Ferrera es el nuevo inquilino del espacio “Dile que pienso en Ella…” esta semana.

¿Cuál fue el detonante que te impulsó a marcharte de Cuba?

Yo empecé muy joven (a los 14 años) a hacer teatro. En el año 1992 creé Teatro El Puente, un grupo que estando todavía en las aulas del Instituto Superior de Arte de la Habana, ya estaba muy vinculado al mundo profesional. Nos invitaban a Festivales de Teatro en otros países y nos presentábamos también en la escena nacional. Toda nuestra actividad teatral más fuerte en Cuba fue en los años 90, en pleno período especial. Carencias de todo tipo. Sin embargo, yo salía con mi grupo y regresábamos siempre a Cuba para continuar haciendo teatro allí. Pasó el tiempo y este mismo equipo de trabajo que me acompañó durante ocho años seguidos se fue fragmentando: dramaturgo y actrices cogieron rumbos distintos. Se fueron de Cuba, yo continuaba allí. No obstante y esto me sigue ocurriendo hasta nuestros días, hay algo físico que comienzo a sentir cuando tengo que partir de un lugar. Hay ciudades, lugares que te invitan a salir. Y eso me pasó con Cuba. Ya entraba en contradicción con muchas cosas, y como nunca me ha gustado que ninguna situación me supere (ni política, ni social, ni familiar) hasta el punto de que pueda cambiar mi estado emocional, o mi felicidad como individuo, decidí irme. Siempre he sabido retirarme a tiempo antes de que las condiciones lleguen a desgastarme. Fue así que en 1998 me fui para Colombia, después Suiza y finalmente España donde llevo viviendo casi 20 años.

¿Qué esperabas encontrar del “otro lado”?

Más que esperar encontrar algo del otro lado, lo que me pregunté fue: ¿qué espero encontrar de mí en ese “otro lado”? Apenas lo comentaba con colegas o familiares, por no parecer demasiado pedante o pretencioso, pero mi objetivo y eso sí lo he tenido siempre muy claro, era continuar viviendo de mi profesión. Sabía que no me iba a compensar nada el haberme ido y, con este acto, desvincularme completamente de mi oficio. Esto sería como una muerte en vida, en mi caso. Y con esto no quiero decir que no aceptaría determinados trabajos, ningún trabajo es indigno, pero nunca ha sido ese mi plan. Así que respondiendo a tu pregunta: ¿qué esperaba encontrar del “otro lado”? Pues otro país, con sus virtudes y defectos, pero sobre todo, otro país que no cortara las alas de mi relación con el arte.​

Peter Gynt. Foto de Cespedes
Peter Gynt. Foto de Cespedes

¿Qué encontraste?

Pues lo que ya imaginaba. Lugares, en el caso de Europa, con una rica tradición cultural y teatral. Lugares que no te han pedido que vengas. Eres tú quien llegas. Toda tu carrera anterior es completamente desconocida para este público y sobre todo, encontrarme con la gente de mi gremio y descubrir en ellos nuevamente la queja y las dificultades para vivir del teatro. Y aquí comienza un proceso de “ramificación” en mi profesión que me ha llevado no solo a actuar y dirigir, sino también a impartir clases (algo que amo), hacer teatro para niños, comedias, dramas, teatro-danza; todo lo que pueda abarcar el teatro. Y gracias a este cambio de chip, puedo decir que he logrado vivir de mi profesión.

¿Qué has aprendido durante el proceso?

He aprendido a preguntarme cada cierto tiempo, por qué y para qué hago teatro. Replantearme el sentido de mi profesión. He aprendido a reinven- tarme. A eliminar prejuicios. A darme cuenta que aquellos principios que antes tenía como inviolables, hoy los veo de otra manera y actúo sin que sienta que estoy haciendo concesiones. Simplemente he cambiado. He aprendido en mi relación con Cuba, a eliminar de mi cuerpo y de mi mente todo aquello que pudo hacerme daño en algún momento. Siento que de esta forma respiro mejor. He aprendido a aceptar sin dolor el paso del tiempo, la distancia. De manera que cuando se da el reencuentro con la familia, lo vivo como un acto de felicidad suprema, disfrutando ese instante al máximo porque no sé cuándo pueda repetirse. Éso y muchas cosas más he aprendido.

¿Qué es para ti la Libertad?

La libertad, para mí, siempre ha sido la posibilidad de elegir. Elegir qué camino tomar, elegir qué decisión tomar, siempre legir. Cuando no puedo elegir, ahí siento que mi libertad está limitada. Esas elecciones que he tomado a lo largo de mi vida, son las que me han hecho sentirme libre.

¿Las experiencias vividas han cambiado en ti el concepto Patria? ¿Piensas a menudo en “Ella”?

La Patria para mí es mi cuerpo. Es el templo que va conmigo a donde quiera que vaya. Por eso lo amo y lo cuido. Cuba es el lugar donde nací, pasé mi infancia y mi juventud. Está en mí. Los valores que recibí de mi familia, me los enseñaron en Cuba. Es evidente que tengo una conexión con el lugar en el que nací, sin embargo, hay otros países donde también he logrado sentirme en casa.

En mi caso, al irme de Cuba, no he padecido el desarraigo. Conozco a amig@s en quienes esta situación, ha dejado profundas huellas. Yo no siento anclas en ningún país. Como mismo me fui de Cuba, me fui de Colombia, me fui de Suiza, me fui de Rusia. Ahora estaré de gira por Latinoamérica, y no sé las puertas que puedan abrirse. Pero tengo claro, que si en algún momento aquí, en España, siento la necesidad de partir como una vez lo hice de Cuba, también lo haría. Soy un apasionado del teatro y de mi profesión y es para mí vital el encuentro con otras culturas, otras formas de pensar, otra manera de sentir. Patria para mí, es algo muy abierto, en el que caben muchas cosas. Sin embargo, como detalle interesante, cuando me han preguntado de dónde soy, nunca he dicho ni colombiano, ni suizo, ni español, siempre he dicho cubano.

Vea todas las noticias de hoy

Diseñadores cubanos lanzan convocatoria “Carteles por la Libertad”

Uno de los "Carteles por la libertad", diseñado por Jans Martinez @pentonjans (Instagram)

En la plataforma digital Instagram se ha hecho pública este viernes una convocatoria que invita a los diseñadores cubanos a publicar carteles alegóricos bajo el título “Carteles por la Libertad”.

Al inicio de la página aparece un pequeño texto en forma de declaración de principios y de intención: “El diseño se debe a la sociedad. No es posible un mejor país sin que el propósito de sus diseñadores sea el de buscar el bien común. Envía tu cartel”, reza el encabezamiento.

La cuenta de Instagram cuenta con 15 llamativos diseños que muestran, fundamentalmente, carteles basados en los recientes acontecimientos acaecidos en Cuba con los integrantes del Movimiento San Isidro y, también, alegóricos a la manifestación espontánea de jóvenes artistas frente al Ministerio de Cultura, en La Habana.

El primero de los carteles muestra un simbólico fondo negro horizontalmente atravesado por un alambre de una sola púa; el último de los quince, ostenta una imagen del rapero Denis Solís con el reclamo en forma de hashtag #FreeDenis.

“¿En qué momento permitimos cambiar Libertad por "Muerte?”; “Nadie debe morir por una declaración de Amor”; “Esto no es un país” y “Esta lucha es de todos los cubanos”, son algunos de lostextos que sustentan la gráfica de las imágenes, cuyos autores tampoco son identificados.

Rapero Omar Mena denuncia acoso de la Seguridad del Estado

Rapero cubano Omar Mena, "El Analista". (Facebook)

El rapero contestario Omar Mena (El Analista) denunció este viernes desde Santa Clara el operativo de vigilancia al que la Seguridad del Estado los tienen sometidos, tanto a él como a su familia, compuesta por su esposa y un bebé de sólo cuatro meses de nacido, después de que el artista, a comienzos de semana, formara parte de una convocatoria a una manifestación pacífica en un conocido parque de esa ciudad.

“Ellos están allá afuera hoy, desde temprano, como están casi todos los días”, dijo Mena este viernes a Radio Martí y, a continuación, relata la tensa situación vivida el pasado domingo, cuando aceptó, acompañado por su esposa y su pequeño hijo, encontrarse con sus amigos para tomar un café en El Mejunje, una cafetería ubicada en el parque central de la ciudad.

“Cuando salí de la casa me cayeron tres motores atrás. Cuando llegamos al Mejunje todo estaba tranquilo, ellos parquearon los motores y, cuando pasamos por el balcón, armaron una cantaleta revolucionaria de esas”.

Según informa Omar Mena, la Seguridad había movilizado gente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) “y de todos lados”, dice y agrega “están perdidos en lo que están haciendo. No saben lo que están haciendo”.

Liberan al rapero y activista Omar Mena
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:19 0:00

De acuerdo con lo relatado por Mena, decidieron marcharse al parque debido al ruido y, al llegar, los reclutados por la SE comenzaron a desplegar banderas de “revolucionarias”, a gritar consignas, y a ocupar todos los bancos en el parque.

“Es una situación”, afirma el músico “que te hace sentir que están violentando todo tu espacio, toda tu vida además. […] Ellos hacen toda esa parafernalia y todo ese despliegue de abuso de poder”.

El rapero también cuenta que en la emisión nocturna del Noticiero Nacional de Televisión “sacaron un post de los que yo he publicado” y de inmediato, dice, comenzaron a hablar “de los mercenarios y de los asalariados del imperio”.

Ante esta acusación, Omar Mena responde: “Yo no soy asalariado. Yo, al final de la historia, tengo aquí una casa que, sin pena, se me está cayendo arriba, un solo par de zapatos […] Es muy triste lo que está sucediendo en Cuba ahora mismo”, concluye.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Joven rapero cubano busca libertad para su pueblo

Joven rapero cubano busca libertad para su pueblo
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:00 0:00

Bruguera, MINCULT, el #27N y un diálogo en remojo (VIDEO)

Tania Bruguera. (Captura de video/Periodismo de Barrio)

Así acabó la manifestación multitudinaria frente al Ministerio de Cultura, en La Habana, el pasado 27 de noviembre: las autoridades prometieron un diálogo con los artistas e intelectuales entre miércoles y viernes de esta semana. Pero en cuanto se disolvió la marea de jóvenes, la prensa oficial comenzó a llamar a los artivistas "mercenarios", los antimotines salieron a la calle y la policía política volvió a su rito de "apretar tuercas".

Tania Bruguera, que junto a una treintena de artistas preparaba en el Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR) la propuesta para el prometido diálogo con el MINCULT, fue amenazada, detenida arbitrariamente y vuelta a amenazar con serios cargos por supuestamente "llamar a la subversión" en Cuba e intentar "desestabilizar al gobierno".

"Hemos estado trabajando sin descansar para avanzar" en la agenda que será parte del diálogo con el Ministerio de Cultura, dijo Bruguera en una declaración poco antes de ser detenida el miércoles.

La hermana de Tania, Deborah Bruguera, que reside en Italia, subía un video a Facebook con la declaración de la artista cuando le llegó la noticia de su detención. En el video, Bruguera desmiente que esté siguiendo órdenes del Departamento de Estado de Estados Unidos, como le dijeron los agentes.

"Yo no necesito contactar a ningún país ni a ningún gobierno para que me dé órdenes de hacer nada. Soy una ciudadana cubana que tiene el suficiente sentido de la decencia y de sus derechos ciudadanos como para exigírselos a las entidades que se los tienen que garantizar", afirmó.

Según Bruguera, la Seguridad del Estado "intenta dividir al grupo de los 30 artistas". Al menos seis de ellos permanecen retenidos en sus viviendas por efectivos policiales y algunos han sido intimidados.

"La razón por la que fuimos todos al Ministerio de Cultura el 27N fue para evitar y terminar de una vez por todas con el acoso policial a artistas que disienten, artistas que tienen un proyecto de país", dijo.

A las acusaciones de la Seguridad del Estado de tener "un perfil muy alto" y liderar la manifestación de los artistas, Bruguera dijo en el video que "este movimiento no es de nadie, este movimiento es de todos, y todos tienen que hablar con la prensa, todos tienen que dar la cara".

La artista señaló que, aunque las autoridades cubanas parecen no comprenderlo, el movimiento de artistas e intelectuales funciona de manera horizontal, y las decisiones se toman por discusión y consenso. "Tienen una percepción aburrida, chea y vieja de cómo funciona el mundo. Esos sistemas que usan ellos ya no funcionan".

En entrevista con el medio independiente Periodismo de Barrio, Bruguera manifiesta su decepción por lo ocurrido:

"Yo pensé que el Ministerio de Cultura iba a respetar, e iba a entender lo que simbólicamente significaba que había 500 y pico de personas afuera, más los que no pudieron llegar, y los que estaban desde las redes (...), desde estudiantes de San Alejandro hasta artistas premios nacionales, personas de 70, 80 años que llevan 50 años siendo artistas y lidiando con ellos mismos.

"Yo pensé... quizás fue una ingenuidad... que por primera vez se habían sentido verdaderamente presionados".

La artista dijo que la oportunidad que dieron al viceministro de Cultura Fernando Rojas "falló", porque "rompió los acuerdos en menos de 24 horas".

Pese a la decepción, Bruguera no se inclina a ser radical. "Vamos a ver al ministro" Alpidio Alonso, señaló, aunque aclaró que puede que llegue un punto en el que tenga que aceptar que "las instituciones aquí no funcionan, y no se puede dialogar con ellas".

Bruguera dijo a Periodismo de Barrio que están dando "todos los chances", pero que ya irá a esa segunda reunión "con dudas", y no se irá de ella hasta que las autoridades aseguren que van a respetar lo acordado.

PEN Internacional exige a Cuba cesar descrédito y hostigamiento contra los artistas

Cartel con imágenes de miembros del Movimiento San Isidro.

La prestigiosa organización mundial de escritores, PEN Club Internacional, se ha unido al capítulo del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio para expresar su preocupación y denunciar el hostigamiento y la represión de que son víctimas escritores, artistas y creadores en general dentro de Cuba, al calor de los recientes ataques perpetrados por el régimen contra los jóvenes miembros del Movimiento San Isidro y que han conmovido a la comunidad internacional.

“PEN Club Internacional se solidariza con el Movimiento San Isidro y pide al Gobierno de Cuba respetar la libertad de expresión y artística, y los derechos humanos de todos sus ciudadanos. PEN siempre ha honrado la literatura cubana y las grandes voces de tantos como José Martí, José Lezama Lima, Guillermo Cabrera Infante y Lydia Cabrera, entre otros, que han formado parte esencial de la literatura universal”, expresó Jennifer Clement, Presidenta del PEN Club Internacional.

En el comunicado se realiza un extenso y pormenorizado recuento de los hechos que comienza con la detención y el juicio “sin garantías procesales” contra el rapero Denis Solís González, las lecturas de poemas frente a la estación de policía por miembros del MSI, la acampada en la calle Damas 955, el hostigamiento, el bloqueo de alimentos, la huelga de hambre y el posterior allanamiento y detención.

Para el PEN Internacional no pasan inadvertidos la movilización espontánea de jóvenes frente al Ministerio de Cultura, las promesas hechas por el viceministro Fernando Rojas, la respuesta del presidente Miguel Díaz Canel, en sus movilizaciones de repudio, las amenazas en Granma y lo enlaza con una historia de represión, monopolio de los medios de comunicación y Decretos restrictivos de las libertades individuales como el 370 y el 349.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:49 0:00


“PEN Club Internacional y el Centro del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio condenan la existencia de estos decretos, piden su derogación, y hacen un llamado urgente al Estado de Cuba a:

. -Detener el descrédito, hostigamiento, amenazas, detenciones arbitrarias a artistas, escritores y periodistas críticos con el gobierno.

. -Declarar nulo el procedimiento penal contra Denis Solís González, procediéndose a su inmediata liberación.

. -Respetar los acuerdos entre el Ministerio de Cultura y los artistas independientes.

. -Respetar la integridad y el ejercicio de la libertad artística del Movimiento San Isidro”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00


Cargar más

XS
SM
MD
LG