Enlaces de accesibilidad

Jackson mediará en liberación de rehén de las FARC


El reverendo estadounidense Jesse Jackson (c) habla con la prensa hoy, viernes 28 de septiembre del 2013, en La Habana, Cuba

Las FARC pidieron la mediación de Jackson y de Carlos Lozano Guillén, director del semanario Voz del Partido Comunista Colombiano, para acelerar la liberación de Kevin Scott Sutay, dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en Twitter

El reverendo Jesse Jackson aceptó el sábado la propuesta de la guerrilla de las FARC para mediar en la liberación de un ciudadano estadounidense en poder de los rebeldes desde junio.

Las FARC pidieron la mediación de Jackson y de Carlos Lozano Guillén, director del semanario Voz del Partido Comunista Colombiano, para acelerar la liberación de Kevin Scott Sutay, dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en Twitter.

"Aceptamos este deber y esta oportunidad para rendirle un servicio a Kevin Scott, a su familia y a nuestra nación" expresó Jackson en una conferencia de prensa en la capital cubana el sábado. El reverendo dijo que planea viajar a Colombia la próxima semana para trabajar en el acuerdo para la liberación de Scott.

Según el grupo rebelde, la liberación de Scott Sutay "es una decisión unilateral de las FARC que responde a consideraciones humanitarias. Nada se ha exigido a cambio de este gesto, que sólo tiene el propósito de contribuir a un medio ambiente positivo para la paz de Colombia".

Jackson saludó la decisión del grupo y auguró que será muy beneficioso para el proceso de paz que las FARC y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos adelantan en La Habana desde hace casi un año.

EL reverendo también tuvo contactos con el Departamento de Estado norteamericano y manifestó su esperanza de que los gobiernos de Estados Unidos y de Colombia ayuden a la liberación "inminente" de Scott, cuya vida está en peligro y que debe haber un cese al fuego en una zona para que un helicóptero de la Cruz Roja lo rescate.

El ex infante de Marina Scott Sutay fue secuestrado en junio en el municipio de El Retorno, unos 290 kilómetros al sureste de Bogotá. El grupo rebelde dijo un mes después de secuestrar al estadounidense que lo entregaría al Comité Internacional de la Cruz Roja y a la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, quien en el pasado medió para que las FARC liberaran a unos 30 secuestrados.

Por su parte, Jackson señaló que si los bandos en guerra "pueden hacer un alto al fuego de un día, lo pueden hacer también un mes, un año, terminar la guerra y lograr la paz, porque no hay futuro con la guerra".

Jackson llegó a Cuba el viernes para reunirse con líderes religiosos de la isla. El reverendo ha visitado la isla en varias ocasiones y se ha reunido con Fidel y Raúl Castro. En 1984 ayudó a negociar la liberación de 26 presos cubanos, que en su mayoría se exiliaron.

El reverendo manifestó también su interés en poder visitar a Alan Gross, subcontratista del gobierno federal de Estados Unidos que cumple 15 años de prisión en la isla caribeña.

"Hay una gran preocupación por la situación de Alan Gross" expresó Jackson, quien afirmó que todavía no se había reunido con funcionarios cubanos.

Gross, de 64 años, fue arrestado en diciembre de 2009 cuando las autoridades lo sorprendieron importando equipos de comunicaciones de uso restringido. El subcontratista dijo que se dedicaba a establecer redes de internet para grupos judíos en la isla, pero un tribunal lo declaró culpable de delitos contra la seguridad del Estado y lo condenó a 15 años.

El caso echó un balde de agua fría sobre las relaciones entre los dos países, aunque este año ha habido señales de algún acercamiento.

La visita de Jackson coincide con la de Córdoba, quien anunció el sábado que declinó participar en la liberación del ex militar estadounidense en una carta abierta enviada a Santos y al jefe de las FARC, "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño Echeverry.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG