Enlaces de accesibilidad

Incertidumbre por resultado electoral en la Florida


Electores hacen cola para emitir su voto durante los comicios presidenciales en un colegio electoral de Miami, Florida. Archivo

Más de ocho millones de votos en Florida volverán a ser contabilizados después de que el secretario de Estado, Ken Detzner, determinase el sábado que, vistos los resultados finales, los márgenes eran muy estrechos en algunas contiendas, incluidas las de senador federal y gobernador.

Cumplido el plazo para que los 67 condados entregasen la contabilidad final de los comicios intermedios celebradas el pasado martes en todo el país, la elección para un escaño en el Senado federal se cerró con un margen de 12.562 votos a favor del republicano Rick Scott, apenas el 0,15 % por encima del demócrata Bill Nelson.

Conocida la orden de ir a un recuento mecánico, el senador Nelson, que aspira a la reelección, emitió una declaración en la que dijo que dicho proceso trata de "asegurar de que cada papeleta legal sea contada y proteger el derecho de cada floridano".

Agregó que desde el martes la brecha entre los candidatos se ha reducido, hasta llegar ahora a unos 12.500 votos de un total de 8.184.631 de papeletas contabilizadas.

Nelson, que presentó una demanda judicial en la que pide se cuenten los votos de las papeletas provisionales, prometió que tomarán medidas "para garantizar que cada voto se cuente sin interferencias ni esfuerzos para socavar el proceso democrático".

Scott, saliente gobernador estatal, entabló también demandas judiciales a las supervisoras electorales de los condados Broward y Palm Beach por las demoras en la contabilidad de votos, y durante una rueda de prensa llegó a sugerir la existencia de "un fraude", si bien las autoridades estatales han descartado algún indicio de hecho delictivo.

Otra de las contiendas que irá a un recuento es la de gobernador estatal, en la que el republicano Ron DeSantis se ha impuesto por solo 33.584 votos, es decir el 0,41 %, a su inmediato rival, el alcalde de Tallahasse, el demócrata Andrew Gillum, quien la noche del martes llegó a conceder su derrota.

"Reemplazo mi temprana concesión con una llamada sin remordimientos e inflexible a que se cuenten cada uno de los votos", declaró Gillum el sábado en la tarde en una rueda de prensa.

Después de deslizar críticas al presidente Donald Trump, entre otros, por comentarios hechos sobre los votos en Florida, Gillum dijo que está "preparado a aceptar cualquier resultado, siempre y cuando cada voto sea contabilizado".

En la página oficial de la División Electoral de Florida, dependiente de la Secretaria de Estado, se indica que la elección del cargo de Comisionado de Agricultura también deberá ir a un recuento, debido a que hay una diferencia de 0,06 % a favor de la demócrata Nicole "Nikki" Fried sobre el republicano Matt Caldwell.

Aunque aun se va a proceder a un recuento, y el margen es estrecho, conocida la decisión Fried declaró la victoria en una rueda de prensa y anunció que ya empezó a trabajar en su equipo de transición.

En medio de este escenario y de las polémicas, unos cuantos floridanos salieron a protestar el viernes y este sábado delante de las sedes de oficinas electorales en los condados Miami-Dade y su vecina del norte, Broward, en la que tanto republicanos como demócratas piden "transparencia" y que "se cuenten todos los votos".

La orden de recuento se aplicará también para la elección al Senado estatal que disputan la republicana Dana Young y la demócrata Janet Cruz por el distrito electoral 18, así como para dos contiendas para el Congreso estatal, todos con menos de medio punto porcentual de diferencia.

Los resultados de los recuentos deberán ser entregados el próximo jueves, antes de las 15.00 hora local.

(Con información de la agencia de prensa Efe)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG