Enlaces de accesibilidad

Cuba

Gato con rabia ataca a 3 personas en Holguín y ahora recogen animales callejeros

Gatos callejeros.

Las autoridades sanitarias en la isla han reportado un nuevo foco de rabia tras ataque de un gato a tres personas en el poblado de Guatemala, en el municipio de Mayarí, provincia de Holguín.

Precisamente en la provincia holguinera, el pasado mes de mayo fallecieron tres miembros de una familia por un brote de esa enfermedad surgido a raíz de un incidente similar, informaron los medios estatales.

Aclararon a la prensa que “el evento se encuentra controlado”, pues se han lanzado a la captura de animales callejeros, vacunando a las mascotas y la limpieza de la zona de mangosta.A los holguineros también le aplican medidas educativas en caso de que sean atacados por gatos o perros, que, junto a los murciélagos y las mangostas son calificados los principales transmisores de la rabia.

Con este nuevo foco de rabia ya son cinco los casos de infección con rabia registrados en la provincia.

La rabia es una enfermedad infecciosa del sistema nervioso central que se transmite por contacto directo con la saliva de un animal infectado y su periodo de incubación oscila entre una semana y un año.

Los síntomas en humanos incluyen fiebre, picor o quemazón en la herida, dolor de cabeza, exceso de salivación, espasmos musculares, parálisis y confusión mental y una vez que aparecen, en la gran mayoría de los casos resulta mortal.

Según datos de la nota periodista de la agencia, en Holguín de 1988 hasta 2000 se reportaron seis casos en dos municipios de Banes y Cacocum, y en los últimos 20 años no se había diagnosticado rabia humana, aunque sí alrededor de 60 casos de focos de rabia animal en perros, gatos, murciélagos, mangostas y bovinos.

La agencia EFE destaca que en Cuba aún no cuenta con una ley de protección animal y por sus calles deambulan miles de perros y gatos y que, a través del programa de Zoonosis, que recoge y sacrifica a los animales callejeros, el estado intenta solucionar el problema.

Destaca también que varias asociaciones independientes de defensores de animales denuncian esta práctica y en su lugar abogan por la esterilización para prevenir la superpoblación.Estos grupos organizan adopciones, campañas de vacunación y castración gratuitas.

Recuerda EFE que en el 2019 esos defensores de los derechos de los animales realizaron una inédita marcha por las calles de La Habana, permitida por las autoridades de la isla, donde no son usuales las manifestaciones públicas independientes.

Vea todas las noticias de hoy

"Fuimos dejados a nuestra suerte": migrantes cubanos en Costa Rica lanzan S.O.S a la ACNUR

Migrantes varados en Costa Rica.

Un grupo de migrantes cubanos varados en Costa Rica lanzó una llamada de auxilio en la plataforma Change.org en la que solicitan la ayuda de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para resolver su situación.

La petición, que han firmado unas 8.070 personas, busca "mostrarle al mundo que los cubanos somos una víctima más de represiones comunistas", y ha sido dirigida también a la Organización Internacional para Migrantes, la Cruz Roja Internacional y hasta al presidente de EEUU, Donald Trump, entre otros.

La carta está firmada por uno de los migrantes, que se identifica como Gustavo Roberto Jacomino Soriano, extrabajador del Ministerio de la Construcción en Villa Clara.

Los migrantes, que se identifican como profesionales con carreras de oficio, técnicas y universitarias, dijeron estar desesperados y vivir "en constante miedo" tras un año de sufrir "inseguridades como xenofobia (...) explotación laboral, acoso sexual, desempleo, desalojos de rentas", y tener que habitar "en las calles y albergues, con personas adictas y conductas repulsivas".

"Llevamos hasta 1 año en este país, al cual agradecemos en parte porque debido a la persecución brutal e idiológica y violación de derechos humanos de libertades de Culto, Libertad de Prensa, Libertad Económica, Libertad Alimentaria, Libertad de Género, Libertad de Pensamiento, Libertad de Comunicación con el Exterior, el robo de remesas durante 16 años de familiares en el exterior, y por un sinnúmeros de causas y opresión dictatorial y arbitraria que nuestro gobierno disfraza con la explotación y extorsión de los médicos cubanos, nos vimos en la necesidad de emigrar para llegar a países de democracia y desarrollo, donde nos posibiliten recomenzar nuestras vidas con seguridad y trabajo honrado y digno", señalan en la petición.

Los firmantes dicen a la ACNUR que a pesar de haber iniciado hace seis meses el proceso de refugio, no tienen el seguimiento esperado por parte de esa organización.

"Fuimos dejados a nuestra suerte", afirman.

Explican que el trámite para optar luego a una residencia solo podrán realizarlo luego de a 3 o 6 años de permanencia en Costa Rica, un período en el que perderán su nacionalidad cubana. "No es justo que durante tantos años de espera no podamos optar luego de casi 10 años a una ciudadanía extranjera", subrayan.

Los migrantes dijeron sentirse "en riesgo de enfermar", o de ser víctimas de "grupos que brincan de país en país por la región como aliados comunistas, y son alentados por nuestro gobierno", historias de asalto y tráfico humano que ya han vivido antes.

"No queremos volver a pasar por estas cosas nuevamente, ni aquí ni en el tránsito por fronteras", concluyen.

Casi 2.000 cubanos pidieron refugio en Costa Rica en 2019, según datos de la Dirección General de Migración.

En mayo pasado, la ACNUR respondió a quejas emitidas por migrantes --entre ellos cubanos que protestaron pacíficamente frente a la sede de la organización-- que aseguraron no estar recibiendo la adecuada atención de esa entidad, ni del gobierno costarricense.

ACNUR responde a quejas de migrantes
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:55 0:00

El COVID-19 regresa a Oriente

Cubanos se protegen del Covid-19.

Nuevos casos de COVID-19 fueron reportados en la zona oriental de Cuba por las autoridades de salud en la isla.

En la última semana han aparecido numerosos casos en la capital y la provincia Artemisa, en la periferia de La Habana.

Este lunes el Ministerio de Salud Pública de Cuba reporta 24 nuevos casos, de los cuales cuatro fueron detectados en Santiago de Cuba de personas provenientes de Venezuela.

El ministro de Salud, José Angel Portal Miranda, dijo que "resulta esencial no actuar con exceso de confianza. De la disciplina y responsabilidad individual dependerá que podamos mantener bajo control la enfermedad".

Cuba recibió este sábado a los primeros turistas que llegan en vuelos chárter y se alojarán en hoteles en los cayos ubicados al sur y norte de la isla.

Denuncia acoso familia opositora en Holguín

La familia Miranda Leyva ha sido víctima de agresiones. (Foto cortesía de la familia).

Una familia holguinera de ex presos políticos denunció el sábado que las autoridades de esa ciudad la tienen sometida a acoso, y alertó que sobre ellos pesan acusaciones por un supuesto delito de "amenazas".

Hicieron la denuncia Maydolis Leyva, madre de las gemelas Ana Iris y Ada Iris Miranda Leyva, y Fidel Manuel Batista Leyva.

Denuncian acoso a familia opositora en Holguín
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:17 0:00

La familia Miranda Leyva, que integra el Comando Olegario Charlot Spileta, ha sido víctima en las últimas semanas de actos de repudio, agresiones y amenazas por parte de vecinos y simpatizantes del gobierno.

Además de que las autoridades policiales no han tomado acción para evitarlas, "ahora hemos sido acusados nosotros", aseguró Maydolis Leyva.

Según relató la opositora, dos mujeres que constantemente agreden y acosan el hogar familiar, donde viven dos menores, presentaron una denuncia contra ellos y por esa razón están acusados de "unas supuestas amenazas que dicen ellas que les hicimos".

El pasado viernes, las autoridades se presentaron en la casa para citar a Maydolis Leyva Portelles. Sin embargo, no le mostraron ningún documento oficial, relató la opositora.

13 casos nuevos de coronavirus en Cuba

El artista cubano Yank Benavente, con mascarilla para protegerse del virus, el 30 de junio de 2020 (Yamil Lage / AFP).

El Ministerio de Salud de Cuba, MINSAP, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 13 casos nuevos de coronavirus, pero el Proyecto Inventario advierte que las cifras sobre los sexos de los enfermos podrían estar mal.

El Proyecto Inventario precisó que el doctor Durán menciona 8 mujeres y 5 hombres, pero el MINSAP menciona 9 mujeres y 4 hombres.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2.646.

El Ministerio de Salud sostiene la cifra de fallecidos en 87, al no reportar nuevos decesos por COVID-19 desde el sábado 11 de julio.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

*188 casos positivos activos

*187 pacientes con evolución clínica estable e informa de un paciente en estado crítico.

Por querer repartir nasobucos fue que detuvieron a la periodista independiente Camila Acosta

"No al 370", decían las 19 mascarillas protectoras que le decomisaron a la periodista independiente Camila Acosta después de decirle que tenía “más de las que necesitaba”.

Luego de que por segunda vez en un mes, y por quinta ocasión en lo que va de año, la desalojaran de la vivienda que alquilaba en La Habana, la periodista independiente Camila Acosta fue detenida, interrogada, obligada a desnudarse para registrarla y amenazada el viernes por llevar 19 nasobucos de regalo.

“No es la primera vez que a una mujer disidente, activista acá en Cuba le quitan la ropa para revisarle su cuerpo”, contó Acosta la noche del viernes en una directa transmitida en vivo por Facebook. “Me dejaron solamente en la ropa interior, me tocaron incluso a ver si llevaba algo en el sostén, los zapatos, todo”.

Según su propio testimonio, Acosta había sido detenida cerca de las 11:00 de la mañana del viernes en el Parque Central de La Habana. Pese a que no estaba manifestándose ni portaba ningún cartel, se le acercaron dos oficiales del Ministerio del Interior cuyos nombres supo después: las primeras tenientes Claudia Pérez y Janet Paredes.

“Estaba también en ese lugar el represor Alejandro, que me atiende y atiende a varias mujeres acá en La Habana, periodistas independientes, pero él se mantuvo todo el tiempo orientando lo que se debía hacer: no me dirigió la palabra, no me interrogó; simplemente orientó todo”, explicó Acosta.

Le quitaron el teléfono y la cartera, la montaron en un carro patrulla y la condujeron a la estación de policía de Infanta y Manglar, del municipio Cerro. La encerraron en el cuarto donde duermen los oficiales de guardia, y allí las mismas oficiales que la habían detenido le ordenaron quitarse la ropa.

Después le revisaron minuciosamente la cartera, depositaron todo lo que contenía encima de uno de los colchones de la litera de la habitación y le quitaron el monedero, unos medicamentos, una memoria flash y documentos personales.

“Lo que más les preocupó era que yo llevaba en la cartera unas mascarillas protectoras para el coronavirus que decían delante ‘No al 370’; es decir: ‘No al Decreto-Ley 370”, relató Acosta. “Para nadie es un secreto que nosotros estamos enfrentando hace varios meses la Ley Azote a la libertad de expresión en Cuba, y yo tenía estos nasobucos para hacérselos llegar a los multados”.

Le preguntaron para qué iba a usarlos, y les respondió que los tenía para regalar a unos amigos; que no era ningún delito llevar en la cartera unos cuantos nasobucos.

“Me tuvieron horas esperando; a cada rato volvían a preguntarme por los nasobucos”, cuenta. “Después estas dos mujeres me llevaron a otra oficina donde llega un oficial de la policía que se llama Yunier Hernández Rodríguez, el supuesto investigador en criminalística que estaba documentando todo el caso y me iba a aplicar las sanciones, las medidas que ellos estimaran convenientes”.

Durante el interrogatorio conducido por Hernández Rodríguez, Acosta advirtió que otra agente había empezado a grabarla.

“Una mujer vestida de civil que había llegado a esa misma habitación, me doy cuenta de que saca una cámara y empieza a grabar todo el proceso de las preguntas que me estaban haciendo”, explica la reportera.

Entonces les hizo notar que ella no había autorizado en ningún momento que grabaran sus declaraciones.

Ustedes están cometiendo una violación”, les dijo. “Hasta ahora yo estaba colaborando y respondiendo todas las preguntas que ustedes me estaban haciendo. Ahora no voy a decir nada: tengo derecho a guardar silencio, no tengo más nada que declarar”.

Aun así continuaban preguntándole por los nasobucos, y le expidieron un acta de advertencia por “incitación para delinquir”, acusación que ella rechazó tajantemente. “Armaron un trabalenguas que ni ellos mismos sabían qué delito era el que me estaban imputando”, manifiesta.

Además de los nasobucos y la memoria flash, le confiscaron 160 CUC que llevaba en su cartera, documentos del contrato que tiene con ETECSA para su línea telefónica, y dos recibos de cobros de envíos por Western Union, indica la periodista independiente.

“Me dijeron entonces que me quitaban el dinero por receptación, porque a mí los gusanos, los contrarrevolucionarios del exilio, me estaban pagando para que yo hiciera contrarrevolución en Cuba, algo totalmente absurdo”, declaró Acosta.

Aunque le preguntaron por esas personas que habían remitido los envíos vía Western Union, ella decidió no compartir ninguna información con sus interrogadores al respecto.

“Es como catalogan a los cubanos del exilio: como gusanos contrarrevolucionarios, y detrás, entonces están pidiendo a gritos los dólares de esas personas”, declara. “Hasta cuándo van a seguir con esas mentiras de que a nosotros nos pagan: ¿pagarnos por decir lo que pensamos, por ejercer la libertad de expresión? Para eso no hay que pagarle a nadie”.

Acosta también contó que le impusieron una multa de 60 CUP por “receptación”, en virtud de la disposición legal 141, artículo 4, inciso ch. Y que el delito de receptación se aplicaba también a los 19 nasobucos “porque eran más de los que yo necesitaba”.

Así mismo, la llevaron frente a una supuesta funcionaria de la oficina de cobro de multas para tratar de convencerla de que debía pagar la que le impusieron al amparo del Decreto-Ley 370. Al declarar que se negó, Acosta recuerda que ella y más de 30 multados por ese decreto presentaron el 8 de junio un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Supremo, la Fiscalía General, la Asamblea Nacional y el Consejo de Estado.

“Esas mismas instituciones incumplieron lo que tienen establecido, y no nos han dado respuesta más de 45 días después”, el plazo legalmente establecido para que lo hagan, subraya Acosta.

El interrogatorio terminó a las 6:30 de la tarde, cuando la condujeron al fondo de la estación de policía de Infanta y Manglar y allí la tuvieron dentro de la patrulla sin dejarla salir cerca de una hora y media.

“Cuando vi que me estaban grabando recordé lo sucedido con José Daniel Ferrer, que lo grabaron varias veces y finalmente sacaron un video o dos en el Noticiero Nacional de Televisión, difamándolo, y supuse que ellos estuvieran tratando de sacarme toda la información posible para después armarme un caso difamatorio”, advierte la periodista independiente.

Por eso trató de hablar lo menos posible, dice, pues se dio cuenta de que estaban tratando de sacarle las palabras para luego usar su voz y su imagen con el fin de armar un caso difamatorio contra ella, como hicieron con Ferrer, alerta Acosta.

“Todo esto, me lo advirtieron hace meses, es para que abandone el periodismo independiente o me vaya del país, y lo he dicho bien claro en varias ocasiones: no voy a hacer lo uno ni lo otro, hagan lo que hagan”, aseguró.

Cargar más

XS
SM
MD
LG