Enlaces de accesibilidad

Entretenimiento

"Game of Thrones", récord de nominaciones en los Emmy

Escena de la última temporada de "Game of Thrones"

"Game of Thrones" ("Juego de Tronos") consiguió este martes un total de 32 nominaciones a los premios Emmy, convirtiéndose así en la serie que ha recibido más nominaciones de la historia para una misma temporada y sumando 161 en total a lo largo de su existencia.

Con sus 32 candidaturas, entre las que se encuentra mejor serie dramática, la serie épica se sitúa como la gran favorita para esta edición de los Emmy, la última en la que participará después de echar el cierre con una octava temporada que fue todo un fenómeno social.

Tras "Game of Thrones", la comedia "The Marvelous Mrs. Maisel" (La maravillosa Sra. Maisel) recibió 20 nominaciones, y la miniserie Chernobyl obtuvo 19, una de ellas como candidata a mejor serie limitada.

El programa televisivo "Saturday Night Live" con 18 nominaciones, la comedia "Barry" (17), el drama "Fosse/Verdon" (17) y la miniserie "When They See Us" ("Así nos ven") (16), completan la lista de favoritos a los premios de la Academia de Televisión de Estados Unidos, cuya gala se celebrará el 22 de septiembre en el Teatro Microsoft de Los Ángeles.

Contra "Game of Thrones" competirán por la estatuilla a mejor serie dramática "Killing Eve", "Better Call Saul", "Bodyguard", "Ozark", "Pose", "Succession" y "This is Us".

Por su parte "Veep" y "The Marvelous Mrs. Maisel" se batirán por el premio Emmy a la mejor comedia.

"Es genial ver a una variedad de nuevos talentos honrados por su excelente trabajo", dijo el presidente de la academia Frank Scherma.

"Hay muchas categorías de los Emmy que presentan programas nuevos y talentos emergentes, y que por tanto celebran la oportunidad y el crecimiento creativo continuo que ofrece la televisión", dijo Scherma.

Vea todas las noticias de hoy

"Bad Boys for Life" mantiene primer lugar en taquilla

Will Smith y Martin Lawrence posan junto a productor y directores de Bad Boy for Life

Bad Boys for Life conservó de manera holgada el liderato en los cines de Estados Unidos en un fin de semana en el que solo el estreno de The Gentlemen se coló entre las películas más taquilleras.

Según el portal Box Office Mojo, la tercera entrega de la saga que protagonizan Will Smith y Martin Lawrence se anotó 34 millones de dólares en el apartado "doméstico", que en la jerga del sector agrupa los ingresos de la gran pantalla en EE.UU. y Canadá.

Bad Boys for Life, que cuenta con actores latinos como Kate del Castillo, Paola Núñez o Nicky Jam, retoma a los dos famosos y peculiares detectives de Miami en su enfrentamiento ante una temible organización mexicana.

Por detrás se situó 1917, que consiguió 15,8 millones de dólares. El director Sam Mendes se adentra en la I Guerra Mundial, con un reparto en el que figuran George MacKay y Dean-Charles Chapman, para narrar cómo dos soldados británicos atraviesan territorio enemigo en una película cuya acción se desarrolla prácticamente en tiempo real y que está filmada en un aparente y espectacular plano secuencia.

Y la medalla de bronce fue para Dolittle, que se embolsó 12,5 millones de dólares. Robert Downey Jr., acompañado por Antonio Banderas y Michael Sheen, presenta su primer trabajo tras despedirse de Iron Man en
Avengers: Endgame (2019) con esta nueva y aventurera mirada al famoso veterinario capaz de hablar con los animales.

La cuarta plaza se la quedó The Gentlemen, que en su desembarco
en la gran pantalla obtuvo 11 millones de dólares. El cineasta Guy Ritchie se rodea de actores de la talla de Matthew McConaughey o Hugh Grant en esta historia con la que regresa al cine de comedia y mafia con el que triunfó a comienzos de su carrera gracias a películas como Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998) o Snatch (2000).

Finalmente, Jumanji: The Next Level sumó 7,9 millones de dólares a un botín acumulado en todo el mundo que asciende ya a 737 millones. Jake Kasdan, que ya dirigió Jumanji: Welcome to the Jungle (2017), regresa como realizador en esta secuela que vuelve a contar con Dwayne Johnson, Karen Gillan, Jack Black y Kevin Hart como los divertidos protagonistas de un videojuego que los llevará a desiertos o montañas inaccesibles.

Bolsonaro quiere a Regina Duarte ("Malú" para los cubanos) como ministra de Cultura

Regina Duarte, junto al presidente brasileño Jair Bolsonaro, en una imagen del Facebook de la actriz.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, invitó a la popular actriz Regina Duarte, conocida por sus posiciones de derecha, a que asuma como secretaria de Cultura en el lugar de Roberto Alvim, destituido por emular al ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels en un video.

La invitación fue confirmada el pasado viernes por la propia Duarte en una entrevista que concedió a la radio Jovem Pam.

"La administración pública es algo complicado y una cartera como la de Cultura aún más. Este es un país inmenso y continental, tiene muchos artistas, grupos, creaciones... y a mí me gustaría abrazarlos a todos", afirmó Duarte sobre la propuesta de Bolsonaro y tras admitir que "aún lo estoy pensando".

La actriz reveló que no es la primera vez que el jefe de Estado le propone asumir el cargo y que en una oportunidad le pidió que no le hiciera la invitación oficial porque "no quiero rechazarla y provocar una situación embarazosa".

"No es la primera ve que soy invitada a asumir ese cargo. Me asusta mucho. Estoy pensándolo. No quiero decir nada por ahora. Lo comenté con mis hijos y ellos se sorprendieron y quedaron un poco asustados. Tengo que pensar en asuntos que no me imaginaba estar pensando ahora", afirmó la actriz.

Duarte ganó fama en varios países como protagonista de "Malu
Mulher
" ( Una mujer llamada Malú, 1979), una de las series más exitosas de Brasil y en la que interpretaba una periodista divorciada que en la época lidiaba con asuntos nunca tratados en televisión, como sexo, aborto o drogas.

La actriz, que por muchos años fue tratada como la "novia de Brasil" por ser protagonista de varias de las telenovelas de mayor audiencia en el país, era muy considerada, hasta que comenzó a asumir públicamente sus posiciones políticas.

Duarte respaldó públicamente la elección de los presidentes Fernando Collor (1990-1992) y Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), que derrotaron en tres elecciones seguidas al líder izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Pero su posición nunca quedó tan clara como en 2002, cuando apoyó al candidato conservador José Serra y, en una propaganda para su campaña, acuñó el eslogan "Tengo miedo", en una referencia a la entonces temida victoria de Lula.

En 2018 declaró su apoyo a Bolsonaro y, en plena campaña, lo visitó en su residencia en Río de Janeiro cuando el líder derechista se recuperaba del atentado que sufrió poco antes de las elecciones.

La Secretaría de Cultura, que Alvim tan sólo ejerció por dos meses, fue creada para sustituir el extinto Ministerio de Cultura desde que Bolsonaro asumió la Presidencia, el 1ro. de enero de 2019​. Bolsonaro explicó que destituyó a Alvim por un "pronunciamiento infeliz" que hizo su "permanencia" en el cargo "insostenible".

La decisión fue anunciada en medio de la ola de críticas a raíz de un vídeo colgado en las cuentas oficiales de la Secretaría de Cultura y en el que Alvim utiliza algunas referencias nazis y adjetivos y frases recurrentes en los discursos proferidos por Goebbels para promover la cultura alemana a mediados del siglo XX.

Camila Cabello y Rosalía en la gala de los Grammy

La cantante cubanoamericana Camila Cabello durante una actuación

La española Rosalía y la cubanoestadounidense Camila Cabello actuarán en la próxima gala de los premios Grammy, en la que ambas están nominadas junto a artistas como Ariana Grande, Taylor Swift, Billie Eilish, Jonas Brothers y Lana del Rey.

La Academia de la Grabación anunció este miércoles los artistas que actuarán la gala del 26 de enero, entre los que también se encuentran Juanes -quien participará en un tributo a Prince-, Demi Lovato, Gwen Stefani, Aerosmith, H.E.R., Lizzo y Tyler The Creator.

Rosalía, además de actuar, tratará de hacerse con el Grammy a
mejor nuevo artista, un apartado en el que se enfrentará a Black
Pumas
, Billie Eilish, Lil Nas X, Lizzo, Maggie Rogers, Tank And The
Bangas
y Yola.

La cantante, que ya ganó el premio al álbum del año en la edición latina de los Grammy, cuenta con una segunda nominación a mejor disco latino de rock, urbano o alternativo por su aclamado El mal querer.

Al mismo escenario se subirá Cabello, quien fue la responsable de
abrir la ceremonia del pasado año con una actuación en la que
homenajeó sus raíces latinas y se acompañó de Ricky Martin.

La cubanoestadounidense está nominada este año junto a Shawn
Mendes
a mejor dueto pop por Señorita.
Ayer mismo, Demi Lovato anunció que también actuará en la
ceremonia, lo que supondrá su primera gran aparición desde la
sobredosis que sufrió en verano de 2018.

La 62 edición de los Grammy contará, por segunda vez consecutiva,
con la cantante Alicia Keys como maestra de ceremonias.
La lista de nominados para los Grammy la lidera Lizzo con ocho
candidaturas, seguida de Billie Eilish y Lil Nas X, que tienen seis
menciones por cabeza.

Billie Eilish ("When We Fall Asleep, Where Do We Go?"), Lana del
Rey
("Norman Fucking Rockwell!"), Ariana Grande ("thank u, next"),
Bon Iver ("I,I"), H.E.R. ("I Used to Know Her"), Lil Nas X ("7"),
Lizzo ("Cuz I Love You") y Vampire Weekend ("Father of the Bride")
son los nominados en la categoría de álbum del año.

Por su parte, "Hey, Ma" de Bon Iver, "bad guy" de Billie Eilish,
"7 rings" de Ariana Grande, "Hard Place" de H.E.R., "Talk" de
Khalid, "Old Town Road" de Lil Nas X ft. Billy Ray Cyrus, "Truth
Hurts" de Lizzo y "Sunflower" de Post Malone & Swae Lee se
disputarán el gramófono dorado a la grabación del año.

Inició juicio por abuso sexual contra el magnate Harvey Weinstein

Harvey Weinstein

Tras dos años del escándalo en Hollywood por abusos sexuales, se dió inicio este lunes al juicio contra del productor de cine, Harvey Weinstein, en la ciudad de Nueva York.

Weinstein de 67 años, es acusado por más de 80 mujeres por diferentes agresiones sexuales, entre ellas, las actrices Angelina Jolie, Rosanna Arquette, Rose McGowan y Gwyneth Paltrow.

Sin embargo, Weinstein solo será juzgado por las agresiones contra dos mujeres, los demás delitos han prescrito, según informó la fiscalía.

Se estima que el juicio dure entre seis y ocho semanas, hasta que haya un veredicto definitivo.

Los fiscales esperan demostrar al juzgado que “Weinstein es un depredador sexual en serie” indicó la agencia de noticias AFP.

En declaraciones a esta agencia, Gloria Allred, abogada de las víctimas, comentó que no espera que "Harvey Weinstein suba al estrado del testigo y testifique para decir la verdad toda la verdad y nada más que la verdad para que Dios lo ayude. La razón por la que no espero que testifique es: no creo que pueda soportar un contrainterrogatorio".

Horas después de iniciado el juicio en Nueva York, la fiscalía de Los Ángeles acusó al productor de violación y abuso sexual a dos mujeres en el 2013.

La actriz Rose McGowan reaccionó a través de sus redes sociales se pronunció.

"No puedo respirar. Feliz día de juicio para usted, Sr. Weinstein. Bienvenido al resto de su vida. Espero que se divierta tanto como nosotras cuando estuvimos en su cárcel".

Weinstein se entregó a la policía en mayo de 2018 y se declaró no culpable de los delitos que le acusaron, desde entonces, ha permanecido en libertad condicional bajo una millonaria fianza.

El productor se internó en un centro de rehabilitación para combatir su adicción al sexo, tras estallar el escándalo de su comportamiento sexual.

Weinstein fue expulsado de la Academia del cine de Estados Unidos y de su propia empresa, The Weinstein Company.

Como resultado de este escándalo en la socialité de Hollywood, iniciaron varios movimientos feministas, alentándo a las mujeres a denunciar abusos sexuales perpetrados por hombres poderosos a través de las redes sociales.

De ser hallado culpable, Harvey Weinstein, enfrentaría una condena de cadena perpetua.

Tarantino y Sam Mendes, grandes triunfadores en los Globos de Oro

Quentin Tarantino, ganador del Globo de Oro. AP Photo/Chris Pizzello

La 77ma edición de los Globos de Oro se perfilaba como una coronación para Netflix. En su lugar, dos épicas de la gran pantalla se alzaron con los máximos honores el domingo: el relato de Sam Mendes sobre la Primera Guerra Mundial “1917”, que se impuso como mejor película de drama, y la radiante fábula de Quentin Tarantino sobre Los Ángeles “Once Upon a Time ... in Hollywood”, que se llevó el premio a la mejor película de comedia o musical.

“1917” también le mereció a Mendes el trofeo al mejor director. El filme, técnicamente deslumbrante, fue realizado con largas tomas, dando la impresión de que transcurre en un largo plano secuencia.

Las victorias para “1917” resultaron una sorpresa, al superar a favoritas como “Marriage Story” (“Historia de un matrimonio”) de Noah Baumbach, que encabezaba la lista de nominados con seis candidaturas, y “The Irishman” (“El irlandés”) de Martin Scorsese. Ambos son estrenos aclamados de Netflix, pero en conjunto se llevaron un solo premio: para Laura Dern, por su papel de reparto como abogada de divorcios en “Marriage Story”. “The Irishman” no recibió ninguno.

“Once Upon a Time ... in Hollywood” tenía un camino más fácil que la competitiva categoría de drama. Brad Pitt ganó el premio al mejor actor de reparto, su primer Globo desde que lo obtuvo en 1996 por “12 Monkeys” (“12 monos”), y se acercó un paso más a los Oscar.

“Quería traer a mi mamá, pero no pude porque cuando me paro al lado de cualquier mujer dicen que estoy saliendo con ella, así que sería extraño”, dijo Pitt.

Ricky Gervais, por quinta vez anfitrión de la ceremonia, comenzó con un llamado contra la hipocresía salpicado de groserías en el que pidió a los ganadores que se limitaran a agradecerles a sus agentes y a su dios. Pero a lo largo de la velada, quienes subieron al escenario usaron la plataforma para hablar de asuntos que incluyeron los incendios forestales en Australia, la desestabilización en Irán, los derechos de la mujer, la importancia de pioneros LGBT y hasta la importancia de ser puntuales.

Gervais también argumentó que Netflix había conquistado a Hollywood, dadas las 34 nominaciones que recibió el servicio de streaming. Pero los premios fueron repartidos entre los estudios tradicionales de Hollywood, sellos independientes como A24, pesos pesados de la TV por cable como HBO y debutantes relativos como Hulu.

Como suele ocurrir en los Globos, hubo varias sorpresas. Como director, Mendes superó a Martin Scorsese (“The Irishman”), Tarantino y Bong Joon Ho (“Parasite”, o “Parásitos”). Y el honor a “1917” resultó muy oportuno: la película se estrena en más salas de cine este viernes.

“No hay un director en el mundo que no esté a la sombra de Martin Scorsese”, dijo un sorprendido Mendes.

Awkwafina, la estrella del exitoso drama independiente “The Farewell” (“La despedida”), se convirtió en la primera mujer de origen asiático en ganar el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia. “En todo caso, si paso apuros financieros puedo vender esto”, dijo sosteniendo su trofeo. Superó a la actriz cubana Ana de Armas, que estaba nominada por su trabajo en “Knives Out” (“Entre navajas y secretos”).

El premio al mejor actor en una comedia o musical fue para Taron Egerton por su interpretación de Elton John en “Rocketman”. Y el de mejor actriz de drama para Renée Zellweger por su papel de Judy Garland en “Judy”.

Ninguna otra categoría estaba más reñida este año que la de mejor actor de drama. El domingo, Joaquin Phoenix fue reconocido por su flexible interpretación en la divisiva pero enormemente popular “Joker” (“Guasón”), superando a Adam Driver (“Marriage Story”).

Gervais inauguró la ceremonia declarando que las películas eran irrelevantes, fingiendo confundir a Joe Pesci con Baby Yoda, llamando racista a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood y declarando el total dominio de Netflix en Hollywood.

Gervais, que tiene una serie en Netflix, dijo que podría resumir la gala de tres horas en una sola frase: “Bien hecho, Netflix. Tú ganas”. El gigante del streaming había llegado a los Globos con 17 nominaciones en las categorías de cine y 17 en las de televisión.

Quizás más agudo que nunca, el comediante dijo a los ejecutivos en la sala que el periodista Ronan Farrow, que ha expuesto casos de conducta sexual inapropiada, venía por ellos. También dijo algo vulgar que fue censurado sobre el papel de Judi Dench en “Cats”. Y mayormente se burló de la hipocresía en Hollywood, criticando a las estrellas por trabajar para compañías como Apple, Amazon y The Walt Disney Co. mientras claman por un cambio social.

“Si ISIS lanzara un servicio de streaming, ustedes llamarían a su agente”, dijo Gervais ante una multitud de famosos en el Beverly Hilton en Beverly Hills, California.

Laura Dern, la favorita en el apartado de mejor actriz de reparto, ganó su quinto Globo de Oro y con esto dejó a Jennifer López, nominada por su aclamado papel en “Hustlers”, con las manos vacías.

El primer premio de la noche fue para una serie de un servicio de streaming. Ramy Youssef recibió el galardón al mejor actor en una serie televisiva de comedia o musical por su programa de Hulu “Ramy”. El honor para el mejor actor en una serie limitada fue para Russell Crowe por “The Loudest Voice” de Showtime. Crowe no asistió debido a los incendios forestales en su natal Australia, donde se encontraba con su familia.

“No se equivoquen, la tragedia que se desarrolla en Australia se basa en el cambio climático”, dijo Crowe en un comunicado leído por las presentadoras Jennifer Aniston y Reese Witherspoon.

Antes de la ceremonia del domingo, algunos se preguntaron cuánto se hablaría sobre el creciente conflicto en Irán tras el asesinato del viernes del general iraní Qassem Soleimani. Esto no se mencionó hasta pasada la mitad de la gala, cuando Patricia Arquette, laureada por su actuación en “The Act” de Hulu, dijo que la historia no recordaría ese día por los Globos sino por “un país al borde de la guerra”. Exhortó a todos a votar en las elecciones presidenciales de noviembre.

Phoebe Waller-Bridge fue nombrada mejor actriz en una serie de comedia por “Fleabag”. Le agradeció al expresidente Barack Obama por incluir la serie en su lista de favoritas de 2019. Con una sonrisa, agregó: “Como algunos de ustedes saben, él siempre ha estado en la mía”.

Stellan Skarsgård fue nombrado mejor actor de reparto en una serie limitada por su trabajo en “Chernobyl”. HBO también se alzó con el premio a la mejor serie de drama con “Succession". El programa, en su segunda temporada, superó a “The Crown” de Netflix y a la debutante “The Morning Show” de Apple TV Plus.

El Globo a la mejor película extranjera fue para “Parasite” (“Parásitos”) de Bong Joon Ho, la sensación surcoreana laureada con la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes. “Dolor y gloria” de Pedro Almodóvar también estaba nominada, al igual que su protagonista Antonio Banderas, como mejor actor de drama.

Pese a ser una organización de periodistas extranjeros, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés) no incluye producciones en lengua no inglesa en sus categorías principales, con lo que “Parasite", una probable nominada al Oscar a la mejor película, no compitió por el mismo honor el domingo.

Tom Hanks, también nominado por su papel de reparto como Fred Rogers en “A Beautiful Day in the Neighborhood” (“Un buen día en el vecindario”), recibió el Premio Cecil B. DeMille a la trayectoria en el cine. El Premio Carol Burnett a la trayectoria en la TV fue para Ellen DeGeneres. DeGeneres fue presentada en un emotivo discurso por Kate McKinnon, quien dijo que el ejemplo de la homenajeada la llevó a ella misma a salir del clóset.

“Lo único que lo hizo menos aterrador fue ver a Ellen en la TV”, dijo McKinnon.

El discurso de Hanks tuvo su propio momento emocionante. Justo cuando empezaba a comentar sobre la importancia de que un actor sea puntual, vio a su esposa y sus cuatro hijos en una mesa cercana al escenario y se le hizo un nudo en la garganta.

“Un hombre es bendecido con su familia sentada al frente como ellos”, dijo Hanks.

Elton John y Bernie Taupin ganaron otra pelea de pesos pesados al superar a Beyonce y Taylor Swift. Su tema para “Rocketman”, “I'm Gonna Love Me Again", fue galardonada como mejor canción. “Es la primera vez que ganó un premio con él”, dijo John de su eterno letrista.

Los Globos de Oro, la más espontánea de las ceremonias de premios televisadas de Hollywood, podrían ser inusualmente influyentes este año. Los cerca de 90 miembros votantes de la HFPA tradicionalmente han tenido poco en común con los casi 9.000 profesionales de la industria que comprenden la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que otorga los premios Oscar. La HFPA es conocida por llenar su espectáculo con tantas estrellas como sea posible, ocasionalmente premiando incluso títulos como “The Tourist” (“El turista”) y “Burlesque” (“Noches de encanto”).

El espectáculo del domingo ampliaría ese historial con un inesperado premio para “Missing Link” (“Sr. Link”) como mejor cinta animada, por encima de “Toy Story 4” y “Lion King” (“El rey león”). Nadie resultó más sorprendido que su director, Chris Butler. “Estoy atónito", dijo.

Pero una temporada de premios más condensada puso a los Globos de Oro más cerca de los Premios de la Academia en proximidad. Las votaciones para las nominaciones al Oscar comenzaron el jueves; los votantes de seguro estaban viendo.

La escasez de directoras nominadas desató más reacciones negativas que cualquier otra cosa esta edición. Sólo hubo hombres nominados a mejor director (tan solo cinco mujeres han sido postuladas en la categoría en la historia de los Globos), y ninguno de los 10 filmes en la contienda fueron dirigidos por una mujer. Time’s Up, el grupo activista que debutó en los Globos de 2018 con las mujeres vestidas de negro, ha criticado ampliamente la omisión de la HFPA, calificándola de “inaceptable”.

La ceremonia del año pasado, presentada por Andy Samberg y Sandra Oh, mantuvo un índice de audiencia estable, con un promedio de 18,6 millones de espectadores.

Cargar más

XS
SM
MD
LG