Enlaces de accesibilidad

Venezuela

Fiscalía General abre proceso a Guaidó por “traición a la patria”

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

La Fiscalía General de Venezuela anunció el viernes la apertura de una investigación penal contra el líder opositor Juan Guaidó y dos de sus colaboradores por supuestas negociaciones para que Venezuela desistiera del reclamo por el Esequibo, un territorio en disputa con Guyana.

Al anunciar el inicio del proceso el fiscal general Tarek William Saab dijo a la prensa que Guaidó y sus colaboradores participaron en “negociaciones ilegales” a espaldas del país para que se desista del reclamo a cambio del apoyo político del Reino Unido a la presidencia interina de Guaidó.

Además de Guaidó serán procesados por el caso Vanessa Neumann, representante del dirigente opositor en el Reino Unido, y el asesor Manuel Avendaño. Saab no precisó cuáles son los delitos que se les imputan.

La apertura del proceso se da un día después de que el presidente Nicolás Maduro pidiera a la Fiscalía General actuar contra Guaidó por el delito de “traición a la patria” por promover supuestas negociaciones para la entrega del Esequibo, territorio por el que Venezuela y Guyana mantienen una disputa limítrofe desde hace varias décadas.

La declaración de Maduro fue secundada por la vicepresidenta Delcy Rodríguez que acusó al dirigente opositor de encabezar una “organización criminal” para negociar la entrega del Esequibo. Como prueba de la denuncia Rodríguez difundió una supuesta conversación telefónica entre Neumann y Avendaño.

Desde que Guaidó asumió en enero la jefatura de la Asamblea Nacional y se proclamó presidente interino de Venezuela, la Fiscalía General le ha abierto tres procesos: por las protestas de inicios de año, los apagones de marzo y las donaciones que entregaron algunos países para atender la crisis.

Vea todas las noticias de hoy

Venezuela en el Informe 2020 de Human Rights Watch

Kenneth Roth, director ejecutivo HRW durante presentación del Informe 2019

El Informe 2020 de Human Rights Watch, presentado por el director ejecutivo d la organización, Kenneth Roth, se hace una exhaustivo análisis sobre la realidad de Venezuela y se califica como “impasse político” la situación que atraviesa el país sudamericano desde el inicio del año, a pesar de que más de cincuenta países han reconocido y apoyado al presidente interino Juan Guaidó.

Sin instituciones gubernamentales independientes que puedan enfrentar al poder ejecutivo y con una Asamblea Nacional despojada de todos sus poderes, Venezuela atraviesa una crisis institucional que se hace patente en la total sumisión de los encargados de administrar justicia.

Represión contra todo elemento crítico,encarcelamientos, vejaciones, torturas y ejecuciones extrajudiciales, unidos a la falta de medicinas, alimentos y productos de primera necesidad, además del éxodo masivo de los venezolanos, son realidades alarmantes que nos enfrentan a un panorama desolador.

La crisis de los refugiados

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, de una población de aproximadamente 32 millones, se calcula que 4, 5 millones han huido del país desde 2014 hasta noviembre de 2019, sin contar con los que no han podido ser cuantificados por la falta de informes por parte de las autoridades.

Las crisis simultáneas en los terrenos político, económico, humanitario y de derechos humanos, son las causas de este éxodo masivo y a ésto, se suma la situación de muchos venezolanos que no han logrado estabilizarse en otros países y acceder a trabajos, escuelas para los hijos y atención médica, lo cual los hace vulnerables al abuso y la explotación.

Persecución de opositores políticos

El Foro Penal, red venezolana de abogados defensores penalistas que trabajan “ad honorem”, han informado a HRW que, en el mes de noviembre, se encontraban en las cárceles e instituciones de los servicios de inteligencia de Venezuela alrededor de 400 presos políticos.

El gobierno de Maduro ha encarcelado e inhabilitado para ejercer cargos públicos a numerosos líderes opositores, como es el caso de Leopoldo López y Edgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional. Trece legisladores de la oposición han debido exiliarse y cuatro se encuentran refugiados en embajadas extranjeras en la ciudad de Caracas.

Las fuerzas de seguridad madurista y sus servicios de inteligencia han detenido y torturado a militares acusados de, presuntamente, conspirar contra el gobierno. La represión también ha alcanzado a los familiares de los sospechosos, que también han sido torturados con el fin de obligarles a delatar supuestas conspiraciones.

Represión de protestas

Los grupos armados conocidos como “colectivos”, junto a las fuerzas de seguridad venezolanas, sistemáticamente durante las oleadas represivas de 2014 y 2017, atacaron protestas, incluso en las que han participado decenas de miles de manifestantes. Han disparado municiones antidisturbios a “quemarropa”, golpeado brutalmente a personas que no mostraban resistencia, allanado viviendas de manera violenta y cometido múltiples iniquidades contra detenidos, tales como torturas, golpizas brutales, descargas eléctricas, asfixia y abusos sexuales.

En las manifestaciones de apoyo a Juan Guaidó en 2019, cientos de personas fueron detenidas y varias decenas murieron en los eventos ocurridos en enero y mayo.

En el informe del Foro Penal se contabilizan más de 15.000 personas detenidas desde 2014 en relación con las manifestaciones populares, incluyendo manifestantes, transeúntes y ciudadanos que fueron sacados violentamente de sus hogares si mediar orden judicial. Hasta el mes de noviembre, 8.900 se hallaban en libertad condicional pendientes de juicio y los tribunales militares habían procesado a más de 840 civiles, lo cual es una violación de las disposiciones del derecho internacional.

Presuntas ejecuciones extrajudiciales

Según los informes, desde 2016, efectivos de la policía y de las fuerzas de seguridad han asesinado en Venezuela alrededor de 18.000 personas en supuestos incidentes de “resistencia a la autoridad”. En diciembre de 2017, el ministro del interior, Néstor Reverol, informó que en 2016 ocurrieron 5.995 de estos casos y 4,998 en 2017.

Durante 2018 y los primeros meses de 2019, la cifra de muertes por “resistencia a la autoridad” ascendió a 7.000 de acuerdo a las cifras oficiales dadas por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y, aunque aún no se ha recopilado la información precisa, la ACNUDH concluye que muchas de estas muertes pueden deberse a ejecuciones extrajudiciales. Human Rights Watch logró, en 2019, documentar algunas de estas ejecuciones.

En las redadas organizadas entre 2015 y 2017 en los barrios de bajos ingresos, durante la llamada “Operación de Liberación y Protección del Pueblo” (OLP) en la cual participaron las fuerzas de seguridad en conjunto con la Guardia Nacional Bolivariana, la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Servicio de Inteligencia Nacional (SEBIN), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Hubo denuncias generalizadas de ejecuciones extrajudiciales, masivas detenciones arbitrarias, desalojos forzados, destrucción de viviendas, maltrato a detenidos y deportaciones arbitrarias durante las redadas practicadas por las fuerzas del gobierno.

La Oficina de la ACNUDH ha informado que “las autoridades [podrían] haber utilizado a FAES (una fuerza de policía especial creada en 2017 para combatir a organizaciones delictivas y narcotráfico) como instrumento para infundir miedo a la población y mantener el control social”.

Impunidad por abusos

El informe de HRW destaca que, a pesar de las declaraciones del gobierno venezolano sobre detenciones a los supuestos autores de asesinatos cometidos en manifestaciones de 2017 y 2019, la mayoría de las violaciones de derechos humanos continúan impunes. La Oficina de la ACNUDH señaló en julio de 2019 que, entre los factores que favorecen la impunidad, se encuentran la “falta de cooperación de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas con las investigaciones”, la “manipulación de la escena del crimen” por miembros de la fuerza de seguridad y la inmunidad “de facto” de oficiales superiores, y también la falta de independencia judicial.

El amplio informe de Human Rights Watch destaca también, la situación de Emergencia humanitaria que se vive en Venezuela, con los aumentos de los índices de mortalidad materna en un 65% y la mortalidad infantil en un 30%. La crisis en el sistema de salud, que califica como “absolutamente colapsado”, con el aumento de enfermedades que se pueden prevenir, tales como el sarampión y la difteria y el resurgimiento de enfermedades infecciosas como la malaria y la tuberculosos, unido a los altos niveles de inseguridad alimentaria y desnutrición infantil entre los venezolanos.

Human Right Watch señala también los graves problemas en cuanto a la libertad de expresión, los riesgos que corren los miembros de organizaciones defensoras de derechos humanos, la discriminación política, que priva a los ciudadanos de sus empleos, llegando incluso a marginarles en las reparticiones de alimentos, tomando en cuenta sus manifestaciones de simpatías o rechazos hacia el gobierno.

Diputado: "Cubanos montaron una red de espionaje en Venezuela"

Médicos cubanos en la misión "Barrio Adentro" en Venezuela. (Archivo)

"Los cubanos están en todas las instancias de mando de esta dictadura, donde no hay ningún tipo de división de poderes". Así de categórico fue el diputado venezolano Carlos Eduardo Berrizbeitia (@CEBerrizbeitia), de la agrupación Proyecto Venezuela, al responder a la pregunta de cuán profunda es la penetración del régimen de La Habana en las instancias del poder de Venezuela, especialmente entre los mandos militares.

Berrizbeitia, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Carabobo, es actualmente el segundo vicepresidente de ese cuerpo legislativo y una voz muy crítica de la influencia del régimen castrista sobre Caracas.

En conversación exclusiva con el periodista Pedro Corzo, de Radio Televisión Martí, Berrizbeitia subrayó que los diputados opositores viven "monitoreados las 24 horas" y detrás de ese esfuerzo de vigilancia, asegura, está también la mano de los cubanos.

El diputado Carlos Eduardo Berrizbeitia (der.) junto al presidente encargado Juan Guaidó
El diputado Carlos Eduardo Berrizbeitia (der.) junto al presidente encargado Juan Guaidó

¿Se sigue apreciando la influencia del régimen cubano en el accionar del gobierno de Nicolás Maduro?

Sin ninguna duda. Maduro es un títere de Castro y del régimen cubano, y es tan así que cuando tiene la posibilidad de brincar hacia la isla para pedir asesoramiento, ahí va.

Aquí en Venezuela dentro de las fuerzas armadas hay cubanos; en los registros en notaría hay cubanos; en todo lo que es el sistema de identificación hay cubanos... Aquí se ha instalado una sucursal del régimen de los Castro, que ha sido el sostén (de Maduro).

Han penetrado las fuerzas armadas. Hay unos militares, unos generales cubanos que, sin ninguna duda, tienen su sala situacional, y son los que han montado una red de espionaje. A nosotros, los diputados, nos persiguen, y nos acosan.

Dentro de las fuerzas armadas la persecución es peor porque sabemos que hay un gran malestar porque son venezolanos iguales que todos (nosotros), que están sufriendo la crisis económica, con salarios que no llegan a los tres dólares mensuales.

Este gobierno, el régimen, esta dictadura se sostiene bajo la tutela del régimen cubano, y bajo la tutela de unos militares venezolanos que algún día tendrán que pagar por esa traición a la patria, por haber dejado entrar a los militares cubanos comunistas a nuestras fuerzas armadas.

¿Como diputados, ven algún tipo de presión encubierta orientada directamente a ustedes en su función de legisladores?

Sí, eso es diario. Nosotros vivimos monitoreados las 24 horas del día, no solamente en nuestros teléfonos, nuestros correos, nuestra familia..., no podemos movernos sin que estemos chequeados por ellos.

Quería recordar que hace unos años, el gobierno venezolano -Chávez estaba vivo- gastó 80 millones de dólares en un cable submarino que conecta La Habana con Caracas, y es de mucha tecnología.

Quién podría pensar que Venezuela y Cuba necesitan esa tecnología tan sofisticada, (en lugar de usarla) para la producción de alimentos, para implementar la inversión, el turismo..., (pero no hicieron) absolutamente nada. Esa es una de las principales conexiones que tienen (los cubanos) para entrar, no solamente en los servidores de Venezuela y para bloquear las redes sociales. Todo está muy bien montado y asesorado por el régimen cubano. De eso no hay ninguna duda.

El cuerpo paramilitar que se ha montado en Venezuela es algo muy sofisticado (y se hizo) con la ayuda de los cubanos. Los cubanos están en todas las instancias de mando de esta dictadura, donde no hay ningún tipo de división de poderes.

Entrevista con el diputado venezolano Carlos Eduardo Berrizbeitia.
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:24 0:00

(A partir de una entrevista de Pedro Corzo a Carlos Eduardo Berrizbeitia para Radio Martí)

Pompeo: Venezuela necesita una transición rápida y negociada a la democracia

Un manifestante sostiene la bandera venezolana durante una protesta en Caracas. (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins/Archivo)

El secretario de estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo este jueves en una nota de prensa que la crisis política de Venezuela ha llevado a la fuga de más de 4.8 millones de personas, el colapso de los sistemas educativos, económicos, industriales y de atención médica de un país que fue próspero, y al abuso de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Pompeo expresó que una transición rápida y negociada a la democracia es la ruta más efectiva y sostenible hacia la paz y la prosperidad en Venezuela.

"Las negociaciones podrían abrir el camino para salir de la crisis a través de un gobierno de transición que organizará elecciones libres y justas", dijo el canciller de EEUU en el comunicado.

Señaló que Venezuela enfrenta una encrucijada este año. "Las elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional a fines del 2020 deberían ayudar a dar forma al futuro del país en los años venideros, incluyendo la organizacion del difícil trabajo de reconstrucción de instituciones e infraestructura evisceradas por un régimen brutal".

Pompeo manifestó que el 2020 presenta la oportunidad de proporcionar al pueblo venezolano lo que ha estado exigiendo durante años: elecciones presidenciales y de la Asamblea Nacional genuinamente libres y justas para elegir a su liderazgo y comenzar el largo proceso de renovación.

Asimismo opinó que la comunidad internacional juega un papel fundamental en el apoyo al pueblo venezolano.

EEUU estudia imponer sanciones adicionales contra el régimen de Maduro

La Guardia Nacional impidió la entrada el domingo del líder opositor Juan Guaidó al palacio legislativo.

Washington estudia imponer sanciones adicionales para presionar al régimen de Nicolás Maduro y nuevas medidas para apoyar a los que buscan la democracia en Venezuela, dijo este lunes el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams.

Elliot hizo las declaraciones un día después de que Juan Guaidó fuera reelecto como líder de la Asamblea Nacional en una sesión fuera del palacio legislativo, después que militares armados impidieron que los diputados opositores ingresaran al edificio.

Tras lo que calificó como un “Golpe al Parlamento”, Abrams reiteró el apoyo de su gobierno al también presidente interino de Venezuela, y señaló que Guaidó fue reelecto presidente de la Asamblea Nacional por una clara mayoría.

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams.
El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams.

El funcionario mencionó la condena internacional a los intentos de Maduro de impedir que los diputados opositores a la Asamblea Nacional eligieran sus nuevas autoridades, destacando las reacciones de Argentina y México, países que, según dijo, tienen una posición ligeramente diferente a Estados Unidos en lo que respecta a Venezuela.

Abrams opinó que el hecho de que calificaran los eventos de inaceptables mostraba que el gobierno de Maduro está perdiendo apoyo, no sólo del centro, pero también de la izquierda en América Latina, añadiendo que sólo le queda el apoyo de China, Rusia y Cuba, aunque subrayó que Estados Unidos ha subestimado el rol de estos dos últimos.

"Subestimamos la importancia del apoyo de Cuba y Rusia al régimen, que han mostrado ser los dos pilares más importantes de ayuda al gobierno y sin los cuales no estaría en el poder", dijo Abrams.

Señaló, además, que no cree que los vecinos de Venezuela estén considerando la opción militar. Estas naciones, dijo, están preocupadas por el tema de los refugiados, que este año podría convertirse en una crisis peor que la de los refugiados sirios.

EEUU: ni la farsa ni los matones del régimen podrán subvertir la voluntad del pueblo venezolano

Juan Guaidó, tras ser reelecto presidente del Parlamento en la sede del diario El Nacional

El Departamento de Estado de Estados Unidos felicitó el domingo al presidente interino Juan Guaidó por su reelección como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, y calificó como despreciable las acciones de Nicolás Maduro contra la Legislatura.

El comunicado firmado por el secretario de Estado, Mike Pompeo:

En nombre de Estados Unidos, extiendo mis felicitaciones a Juan Guaidó por su reelección como presidente de la Asamblea Nacional venezolana y condeno los intentos fallidos del exrégimen de Maduro por negar la voluntad de la Asamblea Nacional elegida democráticamente.

Durante meses, funcionarios corruptos del régimen han llevado a cabo una campaña ilegítima, violenta y despreciable de detenciones, intimidación y sobornos con el objeto de destruir la última institución democrática que queda en Venezuela, la Asamblea Nacional, e impedir que miembros electos de dicha asamblea expresen su voto en forma libre y acorde con las opiniones de su electorado.

Hoy, cuando el exrégimen de Maduro entendió que la campaña antidemocrática de soborno e intimidación no consiguió el apoyo suficiente en la Asamblea Nacional, recurrió a la fuerza para negar el acceso a Juan Guaidó y sus partidarios. Sin contar con la presencia de los diputados necesarios para el quorum que exige la constitución, llevaron a cabo una farsa de “votación” y anunciaron el resultado. No puede haber una votación lícita sin una mayoría de diputados presentes, conforme lo exige la constitución. Maduro sigue mostrando indiferencia por la constitución y la voluntad del pueblo venezolano.

Los partidos políticos de Venezuela se unieron en una rotunda exhibición de unidad para apoyar la reelección de Juan Guaidó. Juntos, dieron a Guaidó un claro margen de victoria. Estados Unidos y otros 57 países siguen considerando a Guaidó el líder legítimo de la Asamblea Nacional y, por ende, el presidente interino legítimo de Venezuela. Juan Guaidó personifica la lucha del pueblo venezolano por recuperar la prosperidad y la democracia que el país tuvo alguna vez. Ni los matones del régimen, ni las celdas de las prisiones ni los sobornos o la intimidación podrán subvertir la voluntad del pueblo venezolano.

Estados Unidos y sus aliados democráticos en el mundo mantienen el compromiso con el pueblo venezolano y su esfuerzo por poner fin a la dictadura feroz e incompetente a la que se encuentra sometido. La represión y la pobreza de Venezuela, que ya han obligado a más del 15% de la población a irse del país, empezará a terminar sόlo cuando se reinstaure completamente la democracia. Ansiamos que llegue ese día y reiteramos nuestro compromiso de apoyar al presidente interino Guaidó, a la Asamblea Nacional y elecciones libres y justas.

Cargar más

XS
SM
MD
LG