Enlaces de accesibilidad

Cuba

Firmantes de carta de católicos han sido coaccionados, denuncia sacerdote

Una devota enciende una vela a la Virgen de la Caridad durante una misa en su honor transmitida por radio. (AP/Ramon Espinosa)

El sacerdote católico cubano, Alberto Reyes Pías, de la diócesis de la provincia de Camagüey, denunció el domingo en sus redes sociales que muchos de los firmantes de la reciente carta de católicos y laicos cubanos exigiendo libertades, han sido intimidados y otros han tenido miedo a firmar la misiva.

La carta abierta publicada en Internet el 24 de enero alerta sobre la grave situación económica y social en Cuba y realiza numerosas demandas al Estado.

Ahora el sacerdote dice que mucha gente se ha adherido públicamente a esta carta pero se cuestiona: "¿es significativo que sólo poco más de 600 personas la hayan firmado? ¿No somos un país de más de once millones de habitantes? ¿Nos equivocamos al pensar que la carta refleja el sentir de la mayoría de los cubanos? Pero basta hablar con la gente para darse cuenta de que hay mucho más de lo que está en las firmas.

El padre Reyes Pías reflexiona lo siguiente:

"Más allá del número de personas en Cuba que no interactúan en las redes sociales, mucha gente ha tenido miedo de ver su nombre apoyando un texto con el cual están plenamente de acuerdo, algunos han firmado y luego han pedido que se retire su firma, por la misma razón: “¿y si nos pasa algo…?” Algunos han sido coaccionados a no firmar o a retirar sus firmas. En todos, el mismo denominador común: miedo, miedo, miedo, un miedo paralizante que se nos ha metido en los tuétanos y que nos detiene, un policía interior severo y amenazador. Un matrimonio decía a un sacerdote: “Padre, hemos retirado nuestros nombres porque nos da miedo tener problemas en el trabajo, apoyaremos la carta con nuestra oración”.

A veces nos bloqueamos entre dos versiones de lo mismo, sin analizar la opción que podría llevarnos a lo que nuestro espíritu quiere. Por una parte, tenemos miedo a manifestarnos, a pedir cambios, a decir lo que sentimos como verdad, por si nos pasa “algo”. Por otra parte, convivimos con el miedo: a la policía, a la Seguridad del Estado, a los chivatos del barrio, a los que puedan saber algo de nuestras gestiones ilícitas para “resolver” la vida, al comentario que “se nos escapó”...
Si optamos por el segundo tipo de miedo, lograremos sobrevivir, pero viviremos y moriremos en medio de sobresaltos, y con la certeza de que nunca nada será diferente, ni para nosotros ni para nuestros hijos. En el primer caso, claro que puede haber consecuencias, pero estaremos caminando hacia la vida que queremos, para nosotros y para los nuestros, estaremos haciendo algo por la Cuba que soñamos, con la esperanza de que algo podrá ser diferente.
Nos pasa como la mujer abusada que vive con miedo a su esposo, pero que no se separa porque tiene miedo de lo que él podría hacerle. ¿No es mejor enfrentar el miedo que puede llevarnos a un camino diferente? ¿O acaso creemos que no tenían miedo aquellos que en Europa del Este empezaron a ir a las plazas lunes tras lunes, en las llamadas “manifestaciones de los lunes”, a pedir libertad? ¿Acaso creemos que los que se les fueron uniendo poco a poco tampoco tenían miedo, porque ya había otras personas haciéndolo? ¿Alguien piensa que el día en que Mahatma Gandhi se plantó ante los ingleses lo hizo sin miedo, o que los indios que lo siguieron tampoco lo sentían? ¿No tenían miedo los negros que, siguiendo las indicaciones de Martin Luther King, entraban a restaurantes para blancos y se negaban a irse hasta que la policía venía y los detenía? ¿No tenían miedo los otros que, a los pocos minutos, volvían a hacer lo mismo, hasta que las oficinas de detención colapsaban? ¿No tuvieron miedo los dos millones de personas que a lo largo de 670 km hicieron una cadena humana a través de Lituania, Letonia y Estonia para decir pacífica pero enfáticamente que no querían estar bajo la ocupación soviética?
Un gobierno puede reprimir a una persona, en un lugar, en un momento, pero no puede reprimir a todas las personas, en todos los lugares, en todos los momentos.

¿Y si resulta que estoy cansado?

Sí, ¿y si resulta que estoy cansado de aguantar, de mentir, de vivir envuelto en mis miedos?, ¿y si resulta que quiero una Cuba diferente, plural, abierta, culta, económicamente floreciente, una Cuba sin golpes, sin groserías, sin bajezas?, ¿y si resulta que no me quiero ir a buscar esos ideales fuera, sino que los quiero dentro, donde nací, donde crecí, y donde quiero morirme? ¿Y si resulta que estoy cansado de esperar los cambios y empiezo a preguntarme qué puedo hacer?
Todos nosotros aprendimos a caminar con miedo e inseguridad, y aquellos que hoy sabemos montar bicicleta, nadar, patinar, bailar…, lo logramos no porque no tuvimos miedo, lo logramos porque lo intentamos, a pesar del miedo".

Vea todas las noticias de hoy

Cada vez más casos de niños con COVID-19 en Cuba: Sancti Spíritus cierra sus escuelas

A partir del 15 de marzo comenzará en Sancti Spíritus el segundo semestre del curso escolar con las teleclases. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Las autoridades sanitarias reportaron este viernes otros 5 fallecidos por coronavirus y 777 nuevos casos de la enfermedad en Cuba, 102 en edades pediátricas, entre ellos 10 lactantes menores de un año.

El incremento de casos en este sector poblacional es notable, con un acumulado de de 6,120 niños y adolescentes diagnosticados con COVID-19 en el país, de los que aún permanecen activos 732 casos, informó el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Dr. Francisco Durán.

Ante esta situación, madres y activistas han pedido a las autoridades el cierre de las escuelas en todo el territorio nacional. La medida ha sido aplicada solo en los municipios con las tasas de incidencia del virus más elevadas.

Este viernes, se sumó a la medida la provincia Sancti Spíritus, donde el Grupo Temporal de Trabajo para la Prevención y Control del COVID-19 decidió "paralizar las actividades presenciales del actual curso escolar, medida que se hace efectiva a partir de este 5 de marzo", informó la prensa estatal.

La activista Yorsikelin Sánchez Perdigón promotora de la campaña Aulas Vacías, había hecho un llamado el jueves a Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación de Cuba, para que cierren las escuelas, y así evitar que continúe propagándose el COVID-19 en la isla.

"Hoy no les voy a hablar como activista, como alguien que pertenece a una organización política, hoy les quiero hablar como una madre cubana (...). Necesitamos ser escuchados, no que se pongan tapones en los oídos", dijo Sánchez Perdigón.

La mujer dijo a la ministra de Educación que en Sacti Spíritus muchos padres están inconformes con la idea de tener que enviar a sus hijos a la escuela en medio del rebrote de coronavirus que también afecta a los centros de estudio.

"Sepa usted que aquí en la provincia hay escuelas que tienen obligatoriamente que cerrar, y luego entran los niños, a la semana, a clases. Vuelven a salir casos, vuelve a cerrar, y vuelve a abrir. Júzguese usted misma por lo que está haciendo, y recuerde que muchos niños tienen abuelos y abuelas, tías y tios dentro de sus casas, que no solamente viven con el padre y la madre. Estas personas pueden tener diabetes u otra enfermedad que los complique", subrayó la activista.

Sánchez Perdigón dijo que la situación es urgente. "No podemos esperar a que venga la vacuna de La Habana, a Sacti Spíritus u otras provincias" para cerrar las escuelas, porque el contagio pone en riesgo, tanto la vida de los niños, como de los adultos que residen con él.

Sancti Spíritus reportó este viernes 43 casos de coronavirus.

La mayoría de los contagios (333) se produjeron en la capital del país, que vive el peor escenario de la pandemia en la isla, seguida de Mayabeque (65), y Pinar del Río (50).

El número de pacientes ingresados subió a 21,552: sospechosos 3,816; en vigilancia, 13,185, y confirmados activos 4,551.

Entre multas, detenciones, crisis económica y hostigamiento policial: otro mes represivo para los cubanos

La Habana, epicentro de la crisis sanitaria. REUTERS/Stringer

Los cubanos reaccionaron con protestas a la agudización de la crisis económica en el país durante el mes de febrero, mientras el gobierno continúa violando las libertades fundamentales de sus ciudadanos, señala un informe del Centro Cubano de Derechos Humanos.

La organización, que lidera la opositora Martha Beatriz Roque, hace énfasis en la incorporación de nuevos presos políticos a la ya larga lista del régimen, el hostigamiento a los activistas de derechos humanos y los problemas sociales derivados de la crisis que vive el país, en medio de la pandemia de coronavirus.

El informe señala que durante el mes ingresaron en prisión dos disidentes, uno pendiente de juicio y otro sancionado a un año de privación de libertad, mientras cuatro presos políticos fueron liberados.

Presos que ingresan en la lista:

  • Yasser Fernando Rodríguez González, acusado de "otros actos contra la Seguridad del Estado", y pediente de juicio.
  • Luis Enrique Santos Caballero: detenido el 11 de febrero y de manera sumarísima fue condenado a 1 año de privación de libertad, acusado de un ptresunto delito de "desacato".

Fueron liberados Adrián Coroneaux Stevens (bajo fianza), Mercedes Arce López (libertad condicional), Ramón Rodríguez Gamboa (libertad por cumplimiento) y Yamiel Bernal Ampulia (cumplimiento de la libertad condicional).

Un total de 59 activistas fueron detenidos arbitrariamente en febrero, la mayoría en la capital del país.

Entre los problemas sociales y de la crisis que más impactan a la población, la organización menciona la falta de transporte, vivienda, atención médica y el desabastecimiento de productos básicos, entre otros.

"Entre todos ellos resaltan los problemas de salud, el mal funcionamiento de hospitales y sus aseguramientos, problemas con las ambulancias y también con los carros fúnebres, que hacen difícil la vida de los ciudadanos de a pie", subraya el documento.

También señala "el incremento de la escasez de alimentos, incluyendo las tiendas en divisa, y en particular los feminicidios".

El informe destaca el uso abusivo de las multas que hace el gobierno contra los cuentapropistas y la población en general, en medio de nuevas medidas que responden al llamado "ordenamiento económico", y por el rebrote de COVID-19 en gran parte del territorio nacional.

"El régimen castrista en tiempos de pandemia ha encontrado en multas absurdas la posibilidad de seguirse lucrando a costa del cubano de a pie. Tal es el caso de un vendedor del Mercado Agropecuario de 51 y 160, en el municipio La Lisa, en la capital, al cual por ganarle entre 1 y 3 pesos al mazo de berro le impusieron una multa de 8,000 pesos", refiere el texto.

Meliá deja de operar tres hoteles en Cuba y Bankia abandona definitivamente su negocio financiero

El hotel Meliá Cayo Guillermo, azotado por Irma entre el 8 y el 10 de septiembre de 2017, reabrirá el 20 de octubre.

Las importantes compañías españolas Meliá y Bankia anunciaron la reducción y cierre de sus operaciones en Cuba, respectivamente.

Meliá dejó de operar tres hoteles en la isla, mientras Bankia liquidó definitivamente su negocio financiero en La Habana, según confirmaron ambas compañías a Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:23 0:00


Estos movimientos se interpretan en el mercado como muestra del desinterés de los inversores españoles por la situación en Cuba.

"Consideran muy poco atractivo el mercado en Cuba, y que carece de sentido generar una actividad empresarial de inversión en el país que no revierte garantías o seguridad de rentabilidad", considera el abogado hispano-cubano Ernesto Gutiérrez Tamargo.

Bankia —el cuarto banco de España por volumen de activos— informó a sus accionistas la liquidación de su parte en la Corporación Financiera Habana. Sus operaciones comenzaron en 1998, convirtiéndose en la primera empresa mixta de carácter financiero, con capital español, que operaba en la isla. Sin embargo, nunca llegó a desarrollar completamente su proyecto, como explica el diario económico Expansión.

Según la información facilitada por Meliá, la desafiliación se produjo en los hoteles Meliá Cayo Guillermo, Sol Cayo Guillermo y Sol Cayo Largo.

"Se decidió de mutuo acuerdo por las partes dejar de operar como gestores estos establecimientos, hasta que se implementen las reformas necesarias para su adecuación a los estándares de nuestras marcas", indicó un portavoz de la multinacional turística.

"Meliá y Bankia son dos empresas de un tamaño significativo, ambas cotizadas en el IBEX-35 de la Bolsa de Madrid. Ambas desinvierten en Cuba como fórmula técnica para dejar de entrar en riesgo", opinó Gutiérrez Tamargo, socio de la firma internacional EJASO-ETL GLOBAL España.

Preocupación ante aumento de feminicidios en Cuba: 10 en 2021

Una cubana chequea los mensajes en su teléfono en La Habana.

En los últimos 2 meses, el Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), ha registrado un total de 10 feminicidios y tres casos de niñas abusadas.

El más reciente, indican en un comunicado, es el de Yenislais Lara Hernández, una mujer de 27 años, residente del Wajay en el municipio Boyeros.

El CIR asegura que fue "agredida brutalmente delante de su hijo por quien fuera su anterior pareja y las no acciones practicadas por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Fiscalía en denuncias anteriores permitió la impunidad y el asesinato de la misma pues según testigos en varias ocasiones pidió ayuda a las autoridades correspondientes".

La activista de la Red Femenina de Cuba Lázara Ayllón ofreció más detalles sobre este crimen ocurrido el miércoles a las 8 de la noche.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:05 0:00

El comunicado alerta que la situación de desprotección de mujeres y niñas urge la aprobación de una Ley Integral contra la Violencia de Género agendada en el Cronograma Legislativo para 2028.

Esta legislación ha sido reclamada por diversos grupos de la sociedad civil independiente en Cuba como Yo si te Creo en Cuba, Alianza Cubana por la Inclusión (ACI), Alas Tensas y la Red Femenina.

"La situación que hoy atraviesa el país no nos puede dejar indiferente ante los contextos de violencia que hoy están viviendo las mujeres y las niñas. Hay una crisis de feminicidios que se enmarcan en una crisis de derechos humanos y seguridad pública", agrega el CIR.

El pasado 26 de febrero en la presentación de la canción "Patria y Vida" en el Parlamento Europeo, la reconocida escritora cubana Wendy Guerra alertó sobre la verdadera situación de la mujer en la Isla y la falta de transparencia en las cifras oficiales sobre feminicidios, abusos y todo tipo de violencia de género.

Denuncian violencia institucional en Cuba

La plataforma de defensa de los derechos de la mujer YoSíTeCreoenCuba denunció el aumento de la violencia machista del Estado y su sistema de instituciones.

La plataforma de defensa de los derechos de la mujer YoSíTeCreoenCuba, denunció el miércoles en su perfil de Facebook, el aumento de la violencia machista del Estado y su sistema de instituciones.

En un comunicado, el grupodifundió también un incremento de la violencia institucional “con sesgo de género contra familiares, parejas, ex parejas y descendientes de activistas y periodistas independientes”.

“Reciben citaciones para ser interrogados y amenazados por el activismo o el trabajo de su familiar, acciones en las que en muchas ocasiones no tienen ninguna participación, como parte de un control y hostigamiento por discriminación política que tiene un lamentable sentido y enfoque machista", indicó la nota.

El texto calificó como "terrible, colonizador y machista" el hecho de que integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) participen de actos de acoso y discursos de odio, portando su bandera, cuando debería ser la organización que apoye a todas las mujeres cubanas.

Se refieren al acto de repudio perpetrado contra la activista Anyell Valdés, un caso de "violencia política de Estado con sesgo de género", que pasó por alto los derechos fundamentales de tres menores de edad.

YoSíTeCreoenCuba exigió al Estado cubano y sus instituciones eliminar estas violaciones de los derechos que agregan más tensión y desventajas a los grupos en situaciones de vulnerabilidad en el país.

Asimismo lamentó los hechos violentos ocurridos contra la madre del activista y acuartelado del Movimiento San Isidro, Osmani Pardo.

“También acosan a personas con las que el Estado tiene una gran deuda de restitución de derechos y reconocimiento, como la comunidad LGBTI, en los lamentables sucesos vividos por el activista afroqueer Raúl Soublett", destacó la iniciativa feminista.

O como lo sucedido a María Antonieta Colunga Olivera, a quien la policía política le insinuó que podía perder su trabajo en la asociación humanitaria Caritas, con la intención de que disuadiera a su esposo, Yoe Suárez, de su labor como periodista independiente.

Cargar más

XS
SM
MD
LG