Enlaces de accesibilidad

La férrea vigilancia a los peloteros cubanos llama la atención del New York Times


Julio Pablo Martínez.

Los dirigentes que acompañan a los peloteros cubanos que compiten en la Liga Can-Am cierran el cerco sobre sus jugadores por temor a que sigan el ejemplo del jardinero Lázaro Ramírez, quien abandonó el equipo.

Los cubanos encargados de la seguridad de la selección nacional de béisbol isleña que compite en la liga profesional Can-Am esperan con ansiedad que los peloteros regresen a la isla, porque temen que se produzca otra deserción como la del jardinero de 24 años, Lázaro Ramírez, quien aprovechó un descuido para abandonar la delegación deportiva la semana pasada.

Cuando los jugadores cubanos arribaron este lunes al estado de New Jersey, procedente de Canadá, pidieron que fuera cancelada una gira turística a Union City, donde viven numerosos cubanoamericanos tras expresar preocupación por la seguridad de los peloteros.

Además, los dirigentes del equipo Cuba rechazaron un planeado viaje en bote alrededor de Manhattan, lo que provocó que Michel Laplante, presidente del equipo los Capitales de Quebec en la Can-Am destacara la actitud “poco amable” de las personas que dirigen a los peloteros cubanos.

Y si todo esto no fuera poco, la delegación cubana protestó porque el exlanzador cubano de Grandes Ligas, Orlando “El Duque” Hernández, lanzó la primera bola en el juego que disputó el equipo Cuba con los Rockland Boulders, en el Palisades Credit Union Park, en Pomona, Nueva York.

Shawn Reilly, vicepresidente ejecutivo y general manager de los Boulders, dijo al periódico The New York Times que los dirigentes deportivos cubanos fueron a su oficina y demandaron que el primer lanzamiento de El Duque no fuera transmitido por televisión a Cuba. El juego fue televisado por ESPN Deportes.

El temor de que deserten otros peloteros cubanos ha ido creciendo.

El equipo Rockland Boulders se ha visto obligado a incrementar la seguridad alrededor de los jugadores isleños a petición de los dirigentes cubanos.

Los gastos de esta vigilancia corren por el equipo neoyorquino y son superiores a los establecidos para la seguridad de cualquier otro equipo que compite en la Liga Can-Am.

En el terreno deportivo, el equipo Cuba (10-8), que había perdido siete de diez juegos en Canadá ha salido airoso frente a los equipos estadounidenses (7-1). Anoche sufrieron su primera derrota ante los New Jersey Jackals, 3x1, en un juego en el que el pitcher Lee Sosa estuvo dándole cero hit-cero carrera a los cubanos hasta la octava entrada.

Cuba finalizará su actuación en la Liga Can-Am este jueves, cuando jugará con los Chacales, a las 7:05 de la noche, en el estado de Nueva Jersey, aunque los aficionados estadounidenses podrán ver una vez más a los peloteros cubanos en un juego de exhibición ante los japoneses de la isla Shikoku, el sábado, 2 de julio.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG