Enlaces de accesibilidad

Cuba

Feminicidio en Cuba, de eso tampoco se habla

Una mujer sostiene una rosa ensangrentada en protesta contra los feminicidios.

Yulismeidys, Leidy Maura, Misleydis, Dayani, Taimara, Milagros... el feminicidio tiene nombre en Cuba, pero los rostros de las víctimas se disuelven en una realidad en la que la violencia contra la mujer es tolerada socialmente y castigada con levedad por la ley.

La nueva Constitución cubana señala en su artículo 45 que el Estado protege a la mujer “ante cualquier tipo de violencia”, pero el tema solo es abordado de forma tangencial y no directa.

Aunque el texto "reconoce explícitamente la violencia de género, ganancia con respecto a la anterior, sigue sin tipificar el feminicidio", dijo a Radio Televisión Martí la filóloga Ileana Álvarez, directora de la revista feminista cubana Alas Tensas.

La mujer cubana queda desamparada ante lo constitucional, y lo jurídico, para enfrentar la agresión verbal, física y psicológica dentro del hogar o en la vida cotidiana.

"El Estado debía haberlo reconocido, tipificado, como han hecho muchos países del mundo, en su Carta Magna; ahora espero que el Código Penal, al menos, sí lo tipifique", dijo Álvarez.

La violencia contra la mujer, incluso la que pone en riesgo su vida, o causa su pérdida, no constituye una figura legal dentro del Código Penal cubano.

En la isla tampoco se aplica la orden de restricción o alejamiento, que previene la continuación del abuso y resguarda a la víctima del acoso.

“La mayoría de las violaciones de este tipo provienen de la errónea mentalidad del hombre de que tiene derecho a poseer a la mujer desde el punto de vista sexual”, señaló la abogada cubana residente en EEUU, Laritza Diversent, en entrevista con Yolanda Huerga, de Radio Martí.

Diversent subrayó que el estado es “responsable de garantizar la protección a las mujeres” y en consecuencia “debe poner todo su aparato en función de investigar, procesar y castigar a toda persona” que comenta un acto de violencia contra la mujer, más si se trata de una agresión que pone en riesgo o termina con su vida.

En opinión de Diversent, si el hecho se maneja como un asesinato común, no habrá una conciencia "sobre los problemas que implica el feminicidio”.

Una doctora cubana de 37 años murió en febrero pasado a manos de su esposo, de nacionalidad brasileña, en la ciudad de Sao Paulo. Las autoridades atraparon al criminal, y lo acusaron de homicidio calificado, feminicidio y ocultación de cadáver.

En Cuba el encausamiento habría sido diferente, porque el feminicidio (o femicidio, como también se denomina) no es un término legal, y menos una figura delictiva contemplada en el Código Penal.

“Cuba tiene una imagen a nivel internacional en la protección de los derechos de la mujer. Supuestamente el socialismo que vivimos es una sociedad perfecta, donde las mujeres vivimos en un paraíso, y ¿cómo vamos a decir que en Cuba hay violencia de género?”, dijo Diversent a Televisión Martí.

El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL, por ejemplo, no tiene datos disponibles sobre feminicidios en Cuba. En su reporte de 2016 bajo la categoría de "autonomía física" recoge solamente que 47 mujeres sufrieron "muertes ocasionadas por su pareja o expareja íntima".

Datos de la CEPAL.
Datos de la CEPAL.

Durante una entrevista concedida en 2018 a un medio argentino, la diputada Mariela Castro negó la existencia del feminicidio en Cuba.

“Nosotros no tenemos, por ejemplo, femicidios. Porque Cuba no es un país violento, y eso sí es un efecto de la revolución”, respondió la hija del exgobernante Raúl Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), a una pregunta sobre la situación de los derechos de las mujeres en la isla.

La negación del feminicidio por Mariela Castro, opinó Álvarez, es "coherente con la línea del gobierno y sus instituciones" de no reconocer los problemas esenciales que afectan a la mujer cubana.

"Negar la existencia de feminicidios en Cuba, es negar una realidad que afecta gravemente a la sociedad. Al ocultarse e invisibilizar el asesinato de las mujeres por el hecho de ser mujeres, y no estar tipificado en el Código Penal, ayuda a que la problemática se agrave y no se tome conciencia de ello, ni se busquen soluciones, ni protección a las mujeres que sufren violencia", subrayó la directora de Alas Tensas, un proyecto que ha enfocado esta problemática en su real dimensión.

Mutis ante el horror

Varios casos de feminicidio que en años recientes han salido a la luz pública gracias a los medios independientes en Cuba y el trabajo de periodistas en medios locales, también desmienten la categórica afirmación de la diputada.

"Muchos feminicidios en Cuba pudieran evitarse si hubiera transparencia, los medios oficiales no lo ocultaran, y le dieran seguimiento; si las cifras y estadísticas acerca de la violencia contra las mujeres, niñas y comunidad trans, así como los crímenes perpetrados por el hecho de ser mujeres estuvieran al alcance de periodistas, investigadores y activistas de la sociedad civil", explicó Álvarez.

El caso de la violación y feminicidio de una joven cienfueguera de 18 años en 2017 que fue cubierto por el diario local 5 de Septiembre, pone en evidencia por qué la prensa estatal elude el tema.

El diario no obtuvo información de las autoridades sobre el caso de Leidy Maura Pacheco, tampoco cuando los culpables del hecho fueron condenados. El rotativo supo de la sentencia por los familiares de la víctima.

"No fue posible acceder a la información oficial por razones ajenas a la voluntad del Periódico", dijo entonces el 5 de Septiembre en una nota firmada por su director.

Otros casos ni siquiera fueron mencionados por la prensa pese a su crueldad e impacto social. Esta situación, opinó Diversent, no ayuda a valorar el fenómeno en su real dimensión, ni tampoco a prevenirlo.

Según el Anuario Estadístico de Salud del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), en el bienio 2016-2017 un total de 250 mujeres cubanas fallecieron a causa de agresiones, aunque el documento no especifica el tipo de agresión.

Diversent explicó a Radio Martí que "las estadísticas siguen siendo secretas, las estadísticas de los tribunales, que son los que podrían decir cuántas mujeres son asesinadas en el país", una información que en Cuba aún es confidencial.

Álvarez coincide con Diversent en que el problema del feminicidio en Cuba es edulcorado tras términos legales inexactos y una cultura machista en la que cuestionar la violencia doméstica es tabú, por aquello de “entre marido y mujer, nadie se debe meter”.

“Bajo el silenciamiento cómplice de los medios, patrones de violencia intrafamiliar que se repiten a diario, los casos de feminicidios (“asesinato de mujeres por hombres motivado por odio, desprecio, placer o sentido de posesión”), se suceden más de lo que imaginamos, y ni siquiera tenemos acceso a esas estadísticas”, señala Álvarez en el artículo “Milagrito, o ella se lo buscó”.

Álvarez cuestiona que la ley cubana condene el feminicidio “bajo el eufemismo de ‘crimen pasional’, denominación que oculta la atrocidad del acto de barbarie y la esencia del pensamiento y la psicología machista y misógina que lo produce”.

¿Cómo revertir esta realidad?

"El Estado debe permitir que agrupaciones y asociaciones feministas tengan legalidad, se reúnan, marchen, denuncien y registren los casos de violencia, colaboren en la legislación de leyes de igualdad, como ocurre en cualquier Estado de derechos", respondió Álvarez a la interrogante de cómo las autoridades deberían enfrentar la problemática del feminicidio en Cuba.

La filóloga y feminista lamentó que las cubanas no puedan siquiera marchar de manera independiente un 8 de marzo. "Mientras que en esa fecha en cualquier país las mujeres salen a reivindicar sus derechos, y en otros convocan a huelga, etc., en Cuba solo es una fecha de homenajes y felicitaciones, que tiene un carácter claramente machista", subrayó.

Álvarez señala que el Estado cubano debe mejorar la vida de la mujer, "que es la que más sufre la precariedad y la crisis económica", y brindar especial atención a las mujeres rurales, "sumidas en la pobreza y la violencia machista".

Es fundamental, añadió, que el Estado contribuya a que la educación en Cuba "tenga una perspectiva de género desde los primeros años".

Subrayó que no es suficiente que la isla haya llegado a altos índices de equidad en los cargos públicos, y lo exhiba en los informes de la ONU. "Si estas mujeres que dirigen no están educadas en feminismos, poco podrán hacer por las mujeres de a pie y resolver sus problemáticas", dijo.

Álvarez reclama al Estado cubano que deje de "estigmatizar el feminismo".

En lugar de decir que "toda discriminación de la mujer se solucionó por decreto", el Estado debe "construir junto a la sociedad civil, la educación, la familia, los medios, todos, una verdadera plataforma de igualdad entre géneros", concluyó.

[Esta nota incluye declaraciones de Laritza Diversent a la reportera Yolanda Huerga, de Radio Martí, e información de archivo de Televisión Martí y Radiotelevisionmarti.com]

Vea todas las noticias de hoy

Incidente en Aeropuerto de Holguín

Pasajeros de un vuelo cancelado desde la provincia Holguín, protestan ante las autoridades. (Facebook).

En medio del caos de transporte que vive el país, la empresa Cubana de Aviación anunló un vuelo desde Holguín a La Habana, y a pesar de la desesperación de los pasajeros las autoridades del aeropuerto los obligaron a abandonar el recinto sobre las 12 de la noche.

Uno de los afectados, Yéremi Blanco Ramírez, publicó las incidencias en su cuenta de Facebook y en un breve recorrido con la cámara describió el ambiente.

“Ahora mismo el aeropuerto está vacío, porque los empleados de Cubana están sacando a todos los pasajeros, (a los) que por supuesto no le van a resolver el asunto de su vuelo”, explicó.

Los funcionarios de la terminal aérea no ofrecieron más explicaciones, procedieron al cierre de la instalación, indicó el autor de la denuncia.

“Ahora mismo estamos en el aeropuerto de Holguín, cancelaron el vuelo y quieren darnos el dinero y dejarnos en la calle, no hay respuestas de nadie y no hay solución. Todos estamos aquí exigiendo respuestas y soluciones de las muchas que prometen”, escribió en la red social.

Matrimonios, padres con infantes de pocos meses y otras personas se mostraban desconsoladas con el anuncio, ante el que no tuvieron más aclaraciones ni disculpas.

“Los están sacando afuera porque dicen que el aeropuerto tiene que cerrar porque los trabajadores de Cubana cierran a media noche (…) nuestras maletas botadas, no van a hacer nada con nuestro pasaje, nos están mandando a que resolvamos la situación por nuestros propios medios. No sabemos qué vamos a hacer, esta es la realidad en Cubana de Aviación ahora”, remató Blanco Ramírez en su material en video.

“Estamos esperando respuesta porque nos botaron de aquí del aeropuerto”, señala indignado un hombre al lado de una mujer con un bebé en los brazos. “No tienen dinero para devolver, no hay guagua, no hay avión, no hay nada (…) esto aquí es un asco, lo estoy publicando así en Facebook, esto es un asco, este país es un asco, por eso hay que irse de este país pa’l c…”.

“Ahora mismo estamos en el aeropuerto de Holguín, cancelaron el vuelo y quieren darnos el dinero y dejarnos en la calle, no hay respuestas de nadie y no hay solución. Todos estamos aquí exigiendo respuestas y soluciones de las muchas que prometen”, aseguró Yury Rodríguez Ballester en las redes sociales.

Ballester publicó fotos y un mensaje donde informó que en la madrugada fueron trasladados “para un hotel en Guardalavaca con la esperanza de en la mañana o al mediodía irnos a nuestro destino en guagua”.

[Con información de las redes sociales, Facebook]

Comunidad LGBTI celebró en Cuba el Día contra la Homofobia

Dos activistas LGBTI posan de la mano en un sitio público en La Habana, el 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Pese a la cancelación de la Conga Contra la Homofobia, las amenazas, detenciones y violencia contra activistas LGBTI en Cuba, numerosos miembros de esta comunidad celebraron este viernes el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Una iniciativa independiente convocó a acciones públicas y en las redes sociales para tal celebración e invitó a que las personas caminaran tomados de la mano por las calles de la isla.

"Contra los prejuicios, llénate de valor y camina por las calles de tu ciudad de la mano de tu pareja o amigo. Toma mi mano por mis sueños", reza el lema de la convocatoria, que se difunde en Twitter y Facebook bajo el nombre "Dame la mano".

Desde horas del mediodía desde ese muro en las redes sociales comenzaron a publicar fotos con mensajes alegóricos a la fecha. "No podía faltar Jany Saavedra celebrando el día contra las lgbtiqfobias y caminando sin miedo, de la mano por sus derechos".

El proyecto invitó además a divulgar la acción utilizando en las redes las etiquetas #Manoscontrahomofobia, #Pormisderechosdamelamano, #Manosvsodio, #Dame la mano amor, #Pasossinmiedo y #DamelamanoCuba.

Los activistas agregaron a su invitación los lemas "Por una Cuba diversa, por un mundo diverso, dame la mano" y "Por mis Derechos, Cuba LGBTIQ+" y "Su amor no daña, tu odio sí", entre otros.

Esta es la segunda convocatoria que utiliza las redes sociales para incitar a la sociedad civil y a la comunidad LGBTI en Cuba a sumarse a las celebraciones por el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia que se organizan en todo el mundo.

Otra activista, Delvis Yamila Saez Hernández, especialista del sector de Salud, se despidió con una convocatoria al 2020.

Las autoridades cubanas reprimieron una marcha alternativa contra la homofobia, organizada al margen de las instituciones estatales, el pasado sábado en La Habana.

Varios activistas y periodistas independientes fueron detenidos de forma violenta. Estados Unidos, y organizaciones LGBTI de varios países condenaron el hecho.

(Con reporte de Yolanda Huerga, información de Radio Televisión Martí y redes sociales)

Otras dos provincias en Cuba disminuyen transporte público por crisis de combustible

Varias personas intentan subir a un camión particular que funciona como transporte público

Ante la crisis de combustible que afecta al país, se suman dos provincias a las restricciones del servicio del transporte público, informaron autoridades de Cienfuegos y Las Tunas.

"A quienes dependen de estos transportes les ha venido muy mal esta noticia, porque se van a ver afectados mucho más de lo que ya estaban", dijo a Radio Martí, desde la Perla del Sur, el periodista independiente Alejandro Tur Valladares.

Más restricciones al transporte público en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

El comunicador señaló que "el oficialismo comienza a reconocer que la crisis en el transporte se va a agudizar", una forma de preparar psicológicamente a la población para lo que viene.

La alternativa, opinó Tur Valladares, son los coches de tracción animal, bicitaxis y camiones privados, que desde hace mucho "estaban absorbiendo más del 50 por ciento de las personas que se transportan en la ciudad de Cienfuegos", afirmó.

En Victoria de Las Tunas la residente Taimir García Meriño reporta que la escasez del transporte estaba presente mucho antes del anuncio oficial.

Según la activista, el número de ómnibus estatales que operan en la provincia es mínimo, y "nunca hay combustible", dijo.

Las afectaciones del transporte público en Las Tunas, agregó García Meriño, impiden el traslado de pacientes y familiares del interior que deben acudir a las instituciones hospitalarias en la capital provincial.

Desde este mes de mayo, en las provincias de Cienfuegos y Las Tunas han disminuido los servicios del transporte público por falta de petróleo, informaron respectivamente los directores de la Empresa Provincial de Transporte, Leandro Méndez Peña y Luis Enrique Arias.

Denuncia busca eliminar la “esclavitud” de los cubanos

Javier Larrondo, presidente de Cuban prisioners Defenders, entrevistado en "Karen a las 8".

El ingeniero, inversor y filántropo cubano-español Javier Larrondo, es presidente de Prisoners Defenders, organización no gubernamental, cuya misión es combatir la represión política en el mundo. La primera sección de este grupo de análisis y acción es Cuban Prisoners Defenders (CPD), que ha denunciado diversos atropellos del régimen comunista a los ciudadanos cubanos, sobre todo el caso de los presos políticos en la isla.

Pero hace unos días, una denuncia por “esclavitud” -considerado un crimen de lesa humanidad- contra varios miembros de la dirigencia castrista, ha llevado a Larrondo a declarar en importantes foros del orbe. Una denuncia nunca antes presentada.

Uno de los casos más conocidos de la llamada “esclavitud moderna” es el de los médicos cubanos enviados a misiones internacionalistas, sobre todo a Venezuela, y anteriormente a Brasil, a quienes se les cataloga como “esclavos de bata blanca”, por las condiciones en que laboran fuera de su país, víctimas de acuerdos arbitrarios, cobrando injustas cuotas, impedidos de encontrarse con sus seres queridos por largas temporadas y bajo permanente vigilancia, amenazas y acoso por parte de agentes de la policía política que operan en estos países.

En representación de CPD y la agrupación opositora Unión Nacional Patriótica de Cuba (UNPACU), Larrondo ha presentado en la Corte Penal Internacional (CPI), en la Organización de Estados Americanos y otras instituciones, una denuncia por “la comisión de crímenes de lesa humanidad de esclavitud, persecución y otros actos inhumanos”, recogidos en el artículo 7 del Estatuto de Roma, el instrumento constitutivo de la Corte de La Haya, adoptado en la capital italiana en 1998.

“Con esto lo que buscamos es la libertad de Cuba. Por ahí se empieza. Eso es lo que nos motiva. Porque si esta demanda se restringe a los profesionales que están en el extranjero, no es porque nosotros tengamos una especial predilección en demandar en ese ámbito, sino porque es la patita débil del castrismo. El haber querido exportar todo eso y el haber caído en jurisdicciones haciéndolo”, dijo Larrondo a Radio y Televisión Martí en entrevista exclusiva con el programa “Karen a las 8”, conducido por la periodista Karen Caballero.

“Pero no sólo hay médicos que son y continúan siendo víctimas de este modelo, catalogado como un crimen de lesa humanidad. Hay también ingenieros, maestros, músicos, deportistas, todo tipo de profesionales que trabajan fuera de su país esclavizados”, destacó el activista, quien inició su carrera en operadoras españolas como Vodafone, para luego lanzar al mercado diferentes negocios digitales, ser directivo de multinacionales y a la par, velar por los derechos humanos. “Desde joven, he estado comprometido con la defensa de los derechos de la gente, y aunque nací en España, siendo hijo de cubanos, me siento cubano”.

Más de un centenar de testimonios

La elaboración de esta demanda, basada en la recopilación y análisis de cientos de documentos y testimonios, le ha tomado a CPD un “arduo año de trabajo”, y cuenta en España, según Larrondo, con el apoyo de dos importantes partidos, Ciudadanos y el Partido Popular.

“Hemos almacenado y estudiado información sobre qué está pasando con las misiones [internacionalistas], y hemos llegado a la conclusión de que se podía procesar a Cuba en diferentes organismos internacionales, porque lo que el Estado cubano realiza con estas misiones, son violaciones de numerosos acuerdos internacionales y crímenes de lesa humanidad en países donde los ciudadanos residentes, también los cubanos, están protegidos”, señaló.

Los hechos y documentos que componen la denuncia abarcan un periodo de 17 años, desde 2002 a 2019. Entre los más de 100 testimonios recogidos, hay buena parte de galenos desertores del programa Mais Medicos, en Brasil, unos han permitido hacer públicos sus nombres y otros han preferido mantenerlos en privado, por temor la represión castrista contra ellos o sus familiares.

La denuncia, explica Larrondo, ha sido presentada en un amplio abanico de cortes penales. Además de La Haya, también en 5 comités de las Naciones Unidas y varias relatorías, que “ya están trabajando” en el análisis de estas violaciones a os derechos humanos y crímenes contra la humanidad.

Los implicados

Los 6 señalados en esta demanda son: Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (órgano rector de la sociedad cubana según la Constitución vigente) y quien estuviera al frente del gobierno entre 2006 y 2018; Miguel Díaz-Canel, presidente del Consejo de Ministros; José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública; Rodrigo Malmierca, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera; el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y Margarita González Fernández, ministra de Trabajo y Seguridad Social.

“Los crímenes de lesa humanidad son cometidos por el poder político de forma sistemática, y se presupone que hay una jerarquía, que tú no procesas a 200 sino que procesas al jefe de los 200. Sin embargo, en este caso, la involucración de cada uno es importante porque en cada uno de esos ministerios existen leyes que rigen esas misiones y cada una de esas leyes, estudiadas como están en la denuncia, son leyes esclavistas. Entonces no podíamos dejar los cargos solamente en Díaz-Canel y Raúl Castro, sino que había que atacar también a esos 4 dirigentes. Y son la crema de toda la metodología de las misiones. No son los únicos, pero estimados que con ellos cubrimos esa cúpula que está a cargo de todo ese esclavismo”, manifestó.

Quitarle la careta al régimen

Larrondo asegura que esta denuncia tiene dos objetivos paralelos: “La transparencia, quitarle la careta al régimen. La difusión y fotografía de lo que el régimen de los Castro está haciendo, que va en contra de todo principio, “socialista” o “de los trabajadores”, y que por lo tanto es más cercano a una monarquía totalitaria esclavista capitalista. Porque al final, ellos sí van en autos de 200 mil dólares, esa oligarquía”.

El segundo objetivo es “generar la presión suficiente en los organismos internacionales para que estos señores, si Dios quiere, se vean presionados a tener que, como ellos llaman, “liberar” a los médicos. Y queremos que los liberen ya, pues hay familias que no se ven, madres, padres e hijos que no se ven desde hace años, y eso es muy urgente”.

“El hecho de que Castro se pueda sentar en una corte, si conseguimos que esas familias sean liberadas, y que esta esclavitud se detenga, me parece un hito que, para mí, humanitariamente, sería un grandísimo éxito”, expresó el representante de UNPACU en la Unión Europea.

Larrondo, graduado de Ingeniería Superior de Montes e Ingeniería Técnica de Telecomunicaciones, en la Universidad Politécnica de Madrid, está convencido de que, es posible materializar que las personas señaladas en la demanda “paguen por haber cometido estos crímenes”.

“La Corte Penal Internacional es la que más ejecutoria tiene. Puede dictar una orden de detención internacional en 123 países. Sabemos que la Corte tiene unos plazos lentos, ¿y cómo dinamizamos la demanda?, abriéndola en multitud de organismos que tienen relación y que van haciendo que eso sea público, cada vez más escandaloso, y eso acelera los plazos de cualquier organismo de la corte”, precisó.

Programación mental

A pesar de sus conocimientos de la sociedad cubana, de haber colaborado con Oswaldo Payá y ayudar a fundar la UNPACU, el “altísimo nivel de adoctrinamiento” es uno de los efectos que más ha impresionado a Larrondo. “Es increíble cómo tienen inculcada una programación mental en Cuba”.

“Hay médicos que han salido [de la isla] con la ilusión y agradecimiento al Estado por darle la oportunidad. Luego, claro, ven el mundo y se encuentran con que todo eso se les cae, se les cae la vida. “He perdido mi vida, me dicen, estaba esclavizado”. Es importante hacer trasparente esto al mundo, a los propios profesionales, y lanzar un mensaje dentro del régimen: Señores, yo no sé quiénes de ustedes sabían exactamente cómo se produce, y si tenían la confirmación, pero ahí hay 350 páginas de prueba tras prueba, y no sólo testimonios, tenemos los contratos, las leyes que afectan, cómo se aplican, las pruebas de las amenazas, las pruebas de todo lo que está pasando, y por lo tanto ahí está negro sobre blanco, a partir de ahora nadie puede decir: bueno, yo, no sabía”, advirtió.

Con Cuban Prisoners Defenders colaboran grupos disidentes en Cuba y familiares de los presos políticos, para compilar información, mantener actualizadas las listas de los condenados y prisioneros de conciencia y promover la libertad en la isla.

El programa “Karen a las 8” emitido este jueves 16 de mayo, contiene una entrevista de 25 minutos con Javier Larrondo.

Liberado el diseñador que participó en la marcha LGBTI

Roberto Ramos Mori, activista LGBTI, participante en la Marcha Alternativa contra la Homofobia. (Facebook).

Agentes vestidos de civil detuvieron en la tarde del jueves al activista LGBTI Roberto Ramos Mori, según han denunciado varios artistas y activistas en sus cuentas de redes sociales.

Las mismas fuentes aseguran que el diseñador gráfico, integrante del centro cultural alternativo La Marca fue liberado horas después.

"Ya hablé con Roberto, él está bien. Me ha dado mucho alegría escucharle su voz intacta. Ni un cachito de luz le robaron. #SomosLuz en esta vida y nadie nos va a quitar eso, menos esos seres oscuros de la Seguridad del Estado. Que sepan que no estamos solos. #TocanAunoTocanAtodos", escribió la periodista Luz Escobar, del diario digital 14YMedio, una de las primeras personas que notificó la detención arbitraria del artista.

Varias fuentes aseguran que el diseñador fue detenido por oficiales de la Seguridad del Estado vestidos de civil, que se llevaron arrestado y esposado, ante los ojos de sus colegas.

Ramos Morí participó el pasado sábado en la Marcha Alternativa contra la Homofobia en La Habana, donde resultaron fuertemente reprimidos activistas y periodistas independientes.

"Ramos no es el único participante de la marcha que ha sido citado, interrogado, después del 11 de mayo. Pero es el primero que fue arrestado. Y en circunstancias todavía más arbitrarias: agentes vestidos de civil, carro particular, hacia paradero imposible de rastrear", explicó el periodista Maykel González Vivero, uno de los fundadores de Tremenda Nota, revista LGBTI de Cuba.

Solidaridad

Numerosas personas se movilizaron para exigir la libertad del activista LGBTI desde las redes sociales, creando posters y usando la etiqueta #Robertikoramos.

La cantante y compositora Haydée Milanés, quien por segunda ocasión en menos de una semana protesta públicamente en las redes sociales por la brutalidad policial en Cuba, criticó lo sucedido.

“¿A dónde se llevaron a Roberto Ramos? ¿Quién responde por esto?”, indagó la hija del conocido cantante Pablo Milanés.

El cineastas Yimit Ramírez publicó un póster con la imagen de Ramos Mori entre los colores de la bandera por los derechos de la comunidad LGBTI con la consigna: “#TienenQuePararYA!”.

También la revista estadounidense Washington Blade, reconocido medio LGTBI, y cuyo reportero fue declarado "persona non grata" por las autoridades cubanas la semana pasada, tuvo la noticia del arresto de Roberto entre sus titulares.

La noticia en Washington Blade.
La noticia en Washington Blade.

En la mira del régimen

La convocatoria a marchar desde el Parque Central hasta el Malecón tuvo lugar luego que las autoridades cubanas suspendieran la Conga contra la homofobia, una celebración del orgullo gay en la isla.

Los argumentos del régimen cubano se apoyaron en la situación social que vive el continente: "Las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional afectan de manera directa e indirecta a nuestro país y tiene impactos tangibles e intangibles en el normal desenvolvimiento de nuestra vida cotidiana y en la implementación de las políticas del Estado cubano".

Mariela Castro, Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (SENESEX) compareció ante las cámaras de la televisión nacional y acusó a los organizadores y animadores de la marcha de "lacayos del activismo mercenario", y aserguró que la habían organizado desde Miami y Matanzas.

[Con información de redes sociales y Radio Televisión Martí]

Cargar más

XS
SM
MD
LG