Enlaces de accesibilidad

Cuba

Feminicidio en Cuba, de eso tampoco se habla

Una mujer sostiene una rosa ensangrentada en protesta contra los feminicidios.

Yulismeidys, Leidy Maura, Misleydis, Dayani, Taimara, Milagros... el feminicidio tiene nombre en Cuba, pero los rostros de las víctimas se disuelven en una realidad en la que la violencia contra la mujer es tolerada socialmente y castigada con levedad por la ley.

La nueva Constitución cubana señala en su artículo 45 que el Estado protege a la mujer “ante cualquier tipo de violencia”, pero el tema solo es abordado de forma tangencial y no directa.

Aunque el texto "reconoce explícitamente la violencia de género, ganancia con respecto a la anterior, sigue sin tipificar el feminicidio", dijo a Radio Televisión Martí la filóloga Ileana Álvarez, directora de la revista feminista cubana Alas Tensas.

La mujer cubana queda desamparada ante lo constitucional, y lo jurídico, para enfrentar la agresión verbal, física y psicológica dentro del hogar o en la vida cotidiana.

"El Estado debía haberlo reconocido, tipificado, como han hecho muchos países del mundo, en su Carta Magna; ahora espero que el Código Penal, al menos, sí lo tipifique", dijo Álvarez.

La violencia contra la mujer, incluso la que pone en riesgo su vida, o causa su pérdida, no constituye una figura legal dentro del Código Penal cubano.

En la isla tampoco se aplica la orden de restricción o alejamiento, que previene la continuación del abuso y resguarda a la víctima del acoso.

“La mayoría de las violaciones de este tipo provienen de la errónea mentalidad del hombre de que tiene derecho a poseer a la mujer desde el punto de vista sexual”, señaló la abogada cubana residente en EEUU, Laritza Diversent, en entrevista con Yolanda Huerga, de Radio Martí.

Diversent subrayó que el estado es “responsable de garantizar la protección a las mujeres” y en consecuencia “debe poner todo su aparato en función de investigar, procesar y castigar a toda persona” que comenta un acto de violencia contra la mujer, más si se trata de una agresión que pone en riesgo o termina con su vida.

En opinión de Diversent, si el hecho se maneja como un asesinato común, no habrá una conciencia "sobre los problemas que implica el feminicidio”.

Una doctora cubana de 37 años murió en febrero pasado a manos de su esposo, de nacionalidad brasileña, en la ciudad de Sao Paulo. Las autoridades atraparon al criminal, y lo acusaron de homicidio calificado, feminicidio y ocultación de cadáver.

En Cuba el encausamiento habría sido diferente, porque el feminicidio (o femicidio, como también se denomina) no es un término legal, y menos una figura delictiva contemplada en el Código Penal.

“Cuba tiene una imagen a nivel internacional en la protección de los derechos de la mujer. Supuestamente el socialismo que vivimos es una sociedad perfecta, donde las mujeres vivimos en un paraíso, y ¿cómo vamos a decir que en Cuba hay violencia de género?”, dijo Diversent a Televisión Martí.

El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL, por ejemplo, no tiene datos disponibles sobre feminicidios en Cuba. En su reporte de 2016 bajo la categoría de "autonomía física" recoge solamente que 47 mujeres sufrieron "muertes ocasionadas por su pareja o expareja íntima".

Datos de la CEPAL.
Datos de la CEPAL.

Durante una entrevista concedida en 2018 a un medio argentino, la diputada Mariela Castro negó la existencia del feminicidio en Cuba.

“Nosotros no tenemos, por ejemplo, femicidios. Porque Cuba no es un país violento, y eso sí es un efecto de la revolución”, respondió la hija del exgobernante Raúl Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), a una pregunta sobre la situación de los derechos de las mujeres en la isla.

La negación del feminicidio por Mariela Castro, opinó Álvarez, es "coherente con la línea del gobierno y sus instituciones" de no reconocer los problemas esenciales que afectan a la mujer cubana.

"Negar la existencia de feminicidios en Cuba, es negar una realidad que afecta gravemente a la sociedad. Al ocultarse e invisibilizar el asesinato de las mujeres por el hecho de ser mujeres, y no estar tipificado en el Código Penal, ayuda a que la problemática se agrave y no se tome conciencia de ello, ni se busquen soluciones, ni protección a las mujeres que sufren violencia", subrayó la directora de Alas Tensas, un proyecto que ha enfocado esta problemática en su real dimensión.

Mutis ante el horror

Varios casos de feminicidio que en años recientes han salido a la luz pública gracias a los medios independientes en Cuba y el trabajo de periodistas en medios locales, también desmienten la categórica afirmación de la diputada.

"Muchos feminicidios en Cuba pudieran evitarse si hubiera transparencia, los medios oficiales no lo ocultaran, y le dieran seguimiento; si las cifras y estadísticas acerca de la violencia contra las mujeres, niñas y comunidad trans, así como los crímenes perpetrados por el hecho de ser mujeres estuvieran al alcance de periodistas, investigadores y activistas de la sociedad civil", explicó Álvarez.

El caso de la violación y feminicidio de una joven cienfueguera de 18 años en 2017 que fue cubierto por el diario local 5 de Septiembre, pone en evidencia por qué la prensa estatal elude el tema.

El diario no obtuvo información de las autoridades sobre el caso de Leidy Maura Pacheco, tampoco cuando los culpables del hecho fueron condenados. El rotativo supo de la sentencia por los familiares de la víctima.

"No fue posible acceder a la información oficial por razones ajenas a la voluntad del Periódico", dijo entonces el 5 de Septiembre en una nota firmada por su director.

Otros casos ni siquiera fueron mencionados por la prensa pese a su crueldad e impacto social. Esta situación, opinó Diversent, no ayuda a valorar el fenómeno en su real dimensión, ni tampoco a prevenirlo.

Según el Anuario Estadístico de Salud del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), en el bienio 2016-2017 un total de 250 mujeres cubanas fallecieron a causa de agresiones, aunque el documento no especifica el tipo de agresión.

Diversent explicó a Radio Martí que "las estadísticas siguen siendo secretas, las estadísticas de los tribunales, que son los que podrían decir cuántas mujeres son asesinadas en el país", una información que en Cuba aún es confidencial.

Álvarez coincide con Diversent en que el problema del feminicidio en Cuba es edulcorado tras términos legales inexactos y una cultura machista en la que cuestionar la violencia doméstica es tabú, por aquello de “entre marido y mujer, nadie se debe meter”.

“Bajo el silenciamiento cómplice de los medios, patrones de violencia intrafamiliar que se repiten a diario, los casos de feminicidios (“asesinato de mujeres por hombres motivado por odio, desprecio, placer o sentido de posesión”), se suceden más de lo que imaginamos, y ni siquiera tenemos acceso a esas estadísticas”, señala Álvarez en el artículo “Milagrito, o ella se lo buscó”.

Álvarez cuestiona que la ley cubana condene el feminicidio “bajo el eufemismo de ‘crimen pasional’, denominación que oculta la atrocidad del acto de barbarie y la esencia del pensamiento y la psicología machista y misógina que lo produce”.

¿Cómo revertir esta realidad?

"El Estado debe permitir que agrupaciones y asociaciones feministas tengan legalidad, se reúnan, marchen, denuncien y registren los casos de violencia, colaboren en la legislación de leyes de igualdad, como ocurre en cualquier Estado de derechos", respondió Álvarez a la interrogante de cómo las autoridades deberían enfrentar la problemática del feminicidio en Cuba.

La filóloga y feminista lamentó que las cubanas no puedan siquiera marchar de manera independiente un 8 de marzo. "Mientras que en esa fecha en cualquier país las mujeres salen a reivindicar sus derechos, y en otros convocan a huelga, etc., en Cuba solo es una fecha de homenajes y felicitaciones, que tiene un carácter claramente machista", subrayó.

Álvarez señala que el Estado cubano debe mejorar la vida de la mujer, "que es la que más sufre la precariedad y la crisis económica", y brindar especial atención a las mujeres rurales, "sumidas en la pobreza y la violencia machista".

Es fundamental, añadió, que el Estado contribuya a que la educación en Cuba "tenga una perspectiva de género desde los primeros años".

Subrayó que no es suficiente que la isla haya llegado a altos índices de equidad en los cargos públicos, y lo exhiba en los informes de la ONU. "Si estas mujeres que dirigen no están educadas en feminismos, poco podrán hacer por las mujeres de a pie y resolver sus problemáticas", dijo.

Álvarez reclama al Estado cubano que deje de "estigmatizar el feminismo".

En lugar de decir que "toda discriminación de la mujer se solucionó por decreto", el Estado debe "construir junto a la sociedad civil, la educación, la familia, los medios, todos, una verdadera plataforma de igualdad entre géneros", concluyó.

[Esta nota incluye declaraciones de Laritza Diversent a la reportera Yolanda Huerga, de Radio Martí, e información de archivo de Televisión Martí y Radiotelevisionmarti.com]

Vea todas las noticias de hoy

José Daniel Ferrer: campaña #LuzDeAlarma para Cuba fue un éxito de participación

Cubanos participantes de Campaña #LuzDeAlarma (Foto tomada de las redes sociales)

La campaña #LuzDeAlarma, que llamó a los cubanos a encender la luz de su celular en la noche del jueves en contra del llamado a la continuidad del VIII congreso del Partido Comunista, sobrepasó las expectativas de sus organizadores.

Así lo afirmó a Radio Martí uno de los impulsores de la iniciativa, el opositor José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotor de Cuba Decide.

“Lo que se está viendo en las redes es sólo un porciento de la cantidad de personas que ayer encendieron su luz de alarma con la intención de dejar claro que el Partido Comunista no es Cuba, que Cuba somos todos los cubanos y que el Partido Comunista representa un número de cubanos bien pequeño en esta nación”, aseguró Ferrer.

José Daniel Ferrer habla sobre campaña Una Luz de Alarma
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:21 0:00

Según el líder de UNPACU, el nivel de participación popular en esta campaña supera con creces los testimonios que aparecen publicados, tanto en Facebook como en Twitter, Instagram y el resto de las redes sociales.

“Por la cantidad de personas que me llaman y me dicen: ‘yo hice ayer lo de la luz, yo encendí una vela, yo encendí un mechón’, ¡hasta en el campo!, explica José Daniel Ferrer, “yo encendí una bombilla, porque no tengo celular…”

Sobre la relevancia del acto de encender una luz en un momento determinado, y todos con igual propósito, el opositor señaló que "todo gesto, toda acción que demuestre que un número creciente de personas dice NO a la opresión y a la miseria, dice no a la política del Partido Comunista y aboga o quiere cambios, libertad, respeto a los derechos humanos, oportunidades que el Partido Comunista no brinda a la ciudadanía, reviste una gran importancia, porque es el sentir de un pueblo que, años atrás, ni siquiera se atrevía a decir lo que sentía”, concluyó el opositor.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cubanos piden una transición de gobierno pacífica en primera parte de Diálogo Nacional convocado por el MSI

Artistas e intelectuales miembros del Movimiento San Isidro y del #27N.

La primera etapa del Diálogo Nacional convocado por el Movimiento San Isidro (MSI) concluyó el pasado jueves, según dieron a conocer en una conferencia de prensa virtual los encargados de coordinar las acciones de ese grupo de arte y activismo.

Iris Ruiz, vocera del Movimiento San Isidro, detalló para Radio Martí las peticiones en que han insistido los alrededor de 800 cubanos participantes en esa primera etapa de la convocatoria.

Estas 10 peticiones son:

  • Transición de gobierno pacífica (juicio justo a los que han cometido crímenes de lesa humanidad)
  • Libertad de los presos políticos
  • Libertad de expresión (prensa y asociación)
  • Modificación de la Constitución (ex Constitución del 40)
  • Libre Mercado
  • Utilización de las tierras/industrialización de la producción
  • Pluripartidismo
  • Inversión extranjera
  • Reelaboración procesos educativos/sociales
  • Reestructuración de las relaciones internacionales.
Diálogo Nacional Movimiento San Isidro. Resultados de la primera fase
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

A través de la plataforma Patria y Vida, ubicada en la página web del Movimiento San Isidro, cubanos de fuera y dentro de la isla respondían también a otra de las preguntas, acerca de su disposición hacia un diálogo nacional. El poeta y activista Amaury Pacheco nos ofreció los datos recogidos acerca de este tema.

“Un 40% de esas personas que participaron declararon un ; un 15% no respondió; un 21% dijo que NO al diálogo; y un veinticuatro por ciento se mostró ambiguo, declararon que, si era un diálogo con la ciudadanía, SÍ”, declaró Pacheco.

Porcientos de los votos de los participantes en Díalogo Nacional
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:29 0:00

Ahora comenzó la segunda fase de la propuesta de diálogo nacional, la que ha sido denominada como “La Conexión”, según explicó Ruíz.

“Vamos haciendo materiales para que esos materiales se pongan a disposición de la ciudadanía, de cuál es la propuesta de cada una de las organizaciones, cuáles son los servicios que brindan las organizaciones de la sociedad civil independiente a la población cubana”, dijo.

Iris Ruiz y Amaury Pacheco hablan de culminación de primera fase del Diálogo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

“En el caso de los partidos políticos”, apuntó Ruíz, “cuáles son sus programas, o sea, cuáles son sus propuestas para el país, con el fin de hacérselos llegar a la gente”.

“Hacer una gran promoción de ese país alternativo, de ese otro país paralelo que está funcionando ahora mismo y que la gente no acaba de dar un salto total porque no sabe hacia dónde ni hacia qué”, concluyó.

Otros 9 muertos en una de las peores semanas de la pandemia en Cuba

El coronavirus ha arreciado la ya existente crisis de alimentos en Cuba. (Foto AP/Ramón Espinosa)

Las autoridades sanitarias reportaron 9 fallecidos y 1,040 nuevos casos de COVID 19 este viernes en Cuba, en una de las peores semanas de la pandemia en la isla, con cerca de 5 mil contagios y más de 40 muertes por la enfermedad en tan solo 5 días.

Del total de diagnosticados, 1,015 fueron autóctonos y 25 importados, con fuente de infección en el extranjero.

Permanecen hospitalizados 25,104 pacientes: 3,914 sospechosos, 15,460 en vigilancia y 4,750 casos confirmados activos.

Por provincias, La Habana informó de 567, Matanzas 158, Santiago 86 y Granma 72, entre los territorios con mayor incidencia de la enfermedad.

El aumento en el número de casos críticos y graves ha resultado en el incremento de la morbilidad en el país, dijo el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Dr. Francisco Durán.

En edades pediátricas fueron reportados 106 positivos (6 menos de un año), para un total de 11,328 de niños, adolescentes y jóvenes contagiados en el país, 713 de ellos aún activos.

Las autoridades insisten en que la población debe cumplir con las medidas epidemiológicas ya establecidas, poniendo en el foco de atención a los ciudadanos y multando a quienes las violen.

Pero más de 3 mil multas, solo en la capital del país, permanecían sin pagarse esta semana, la mayoría atribuídas al Decreto 14/20, que castiga las "transgresiones de las normas sanitarias establecidas", según un reporte del diario estatal Tribuna de La Habana.

"No vamos a entregar el sector no estatal", adelanta Díaz-Canel antes de debate en el congreso comunista

Cuentapropista desinfecta su carro en La Habana ante el coronavirus. (YAMIL LAGE / AFP)

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel defendió este jueves la idea de un sector privado en Cuba bajo el control absoluto del Estado durante un encuentro con representantes de las llamadas formas de gestión no estatal y directivos de empresas, en un adelanto de lo que será el debate sobre este tema en el octavo congreso del partido.

“El enemigo no descansa en tratar de fracturar la relación entre el sector estatal de la economía y el sector no estatal” y trata de “separar, bajo ese concepto, pueblo de gobierno”, dijo Díaz-Canel.

“No vamos a entregar ese sector no estatal”, reconocido por los “documentos programáticos” y el “congreso del partido, al enemigo”, afirmó el gobernante.

El primer ministro Manuel Marrero, presente en la reunión, dijo que el gobierno reafirma su visión sobre el rol de la empresa estatal socialista en la economía nacional, pero también ratifica “la prioridad e importancia en la consolidación y desarrollo de otras formas de gestión no estatales”.

Según Marrero, “más allá de la forma de producción y propiedad, lo más importante es tener claridad de que todos tenemos la responsabilidad de construir una sociedad socialista próspera y sostenible”. El funcionario no abundó en detalles de cómo el Estado pretende lograr esta meta.

Por su parte, el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, señaló que a pesar de la crisis que vive el país, se mantiene una tendencia a la estabilidad y el crecimiento dentro del sector privado, con más de 600 mil cuentapropistas, y la creación de 396 cooperativas no agropecuarias.

En un discurso contradictorio, Gil Fernández llamó a “no promover este tipo de empresa como una alternativa de subsistencia”. La micro, pequeña y mediana empresa, dijo, debe ser reconocida como una oportunidad de aporte a la “estrategia de transformación productiva del país, la inserción internacional y la satisfacción de las demandas de la población”.

Arranca el congreso de los comunistas cubanos y con él nuevas denuncias de actos represivos

Foto Archivo un oficial de policía custodia las calles cercanas al Capitolio en La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

El VIII congreso del único partido legalizado en la isla desde 1965, el Partido Comunista de Cuba (PCC), arrancó este viernes acompañado de múltiples denuncias de la ciudadanía.

Las redes sociales muestran numerosos mensajes sobre cortes deliberados en el servicio de la empresa estatal ETECSA a activistas y periodistas independientes, operativos policiales para impedir el movimiento y hasta arrestos en plena vía pública.

También han denunciado varios usuarios que la cuenta oficial en Twitter del PCC ha bloqueado a numerosos cubanos que quieren expresar sus críticas o enviar mensajes a la reunión partidista.

El activista Jancel Moreno divulgó el arresto violento del joven Adrián Góngora en Las Tunas "Mientras el PCC se reúne a puertas cerradas, esto pasa en las calles cubanas", alertó en un post acompañado de un video del arresto.

El periodista Héctor Luis Valdés Cocho denunció en Twitter el acecho en las afueras de su casa, donde los represores le han comunicado que le prohíben salir "hasta que no culmine el congreso del PCC".

"Yo soy un periodista, no soy ningún delincuente. informar no es delito", escribió Valdés Cocho.

El activista del Movimiento San Isidro Esteban Rodríguez denunció desde el miércoles que se encuentra sitiado por la policía.

“Según ellos se acabó la calle para mí, dicen que si salgo a las calles me detendrán”, denunció Rodríguez en “El barrio habla”.

"Este viernes, Rodríguez y su familia también amanecieron en una especie de “arresto domiciliario” arbitrario. Al reportero ciudadano también le dijeron “claramente” que esta vigilancia duraría al menos hasta cierre el cónclave del PCC, el próximo domingo", indica la publicación ADNCuba.

El proyecto Yucabyte denunció que los activistas políticos José Daniel Ferrer García, líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y Oscar Casanella, científico y simpatizante del Movimiento San Isidro fueron privados del acceso a los servicios de telefonía móvil, según denunciaron familiares y amigos suyos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG