Enlaces de accesibilidad

Cuba

Fallece en Miami una figura emblemática de la resistencia cubana, Agapito Rivera Millian, conocido como El Guapo

Agapito Rivera Millian "El Guapo". Fue capturado mientras luchaba contra la dictadura de Fidel Castro y condenado a 30 años de prisión en la Causa 364/1964.

Agapito Rivera Millian "El Guapo" falleció en Miami este lunes a las 5:30 de la tarde.

Desde muy joven se enfrentó al castrismo, se alzó en el llano. Después de haber sufrido la muerte de sus hermanos Estanislao y Venancio fusilados, sobrevivió una última emboscada con múltiples heridas de bala, fue capturado y condenado a 30 años de prisión política en la Causa 364/1964 del Tribunal de Santa Clara.

Estuvo 25 años tras las mazmorras del régimen.

Un comentario del periodista y expreso político Pedro Corzo

La resistencia cubana contra el totalitarismo ha tenido personalidades notables, cada una de ellas con características muy propias que la distinguen de un conjunto numeroso de hombres y mujeres que se entregaron devotamente a sus convicciones.

El Guapo, en conferencia sobre temas cubanos. (Imagen de Wenceslao Cruz).
El Guapo, en conferencia sobre temas cubanos. (Imagen de Wenceslao Cruz).

Por suerte, es posible diferenciar unos sin restarle relevancia a otros. Cada uno cumplió a plenitud con su deber en un espacio muy propio, siendo ese el caso de Agapito Rivera Millian, un guajiro de pura cepa, de un coraje excepcional, ya que sus propios compañeros de guerrilla, todos de naturaleza intrépida y valor indiscutible, le nominaban “El Guapo”.

Agapito, acaba de partir. Era un hombre sencillo, de acento y voz fuerte, educado y respetuoso. Un conversador excelente que cautivaba a la audiencia con su charla. Lo conocí en la cárcel de Santa Clara en el verano de 1964, cordial, amable con un rosario de heridas que había sufrido en los diferentes combates que sostuvo con las huestes de la dictadura.

El amigo, el hermano que recuerdo, tenía un sentido común más acentuado que la mayoría de los académicos que gustan enseñarle a sus estudiantes sobre el socialismo y la distribución de las riquezas. En la cárcel, también en el destierro, con frecuencia nos contaba porque se había alzado contra la Revolución cuando el discurso principal de ésta era su defensa de los humildes y el procedía del sector más desposeído de Cuba, los campesinos sin tierra.

Decía, “yo no tenía nada de nada, ni una bicicleta, pero cuando vi que al bodeguero le quitaron la tiendecita que había levantado con tantos esfuerzos y que al guajiro le quitaban el pedacito de tierra que trabajaba de sol a sol, me dije, Agapito, a esa gente le quitan lo que han hecho y a ti te están robando la esperanza de tener una vida, digna, así que, a combatir este gobierno, y eso fue lo que hice y haré hasta el último día de mi vida.”

Agapito era un hombre de origen humilde como la mayoría de los que enfrentaron al régimen castrista. Para apreciar las injusticias lo que se necesita es bondad de corazón, y a él como a la inmensa mayoría de los que enfrentaron al régimen, le sobraba lo que a la nueva tiranía le faltaba.

Tenía 24 años cuando se fue al monte en noviembre de 1960. Combatió en la zona norte de Las Villas hasta las proximidades de la ciudad de Colón en Matanzas, bajo el mando de José Martí Campos, “Campito”, un legendario guerrillero que había luchado contra el régimen de Batista y rápidamente se percató que el orden que había ayudado a imponer conduciría a Cuba al infierno.

Agapito fue uno de los guerrilleros que por más tiempo combatió al régimen totalitario. Durante tres años rompió cercos, venció emboscadas, soportó ofensivas de miles de efectivos militares portadores de las armas más sofisticadas de la época y con un suministro de recursos prácticamente inagotable.

El número de los enemigos siempre fue superior y su logística operacional eficiente. Siempre operó en llanos, nunca en montañas, la geografía al igual que otros muchos factores le fueron adversas, resultó herido en varias ocasiones y perdió en combate o ante el paredón de fusilamiento a dos hermanos y a nueve primos hermanos.

El mejor respaldo con el que contaron los guerrilleros fueron los campesinos humildes que también fueron testigos de cómo el régimen les robaba las esperanzas de una vida mejor. Esos campesinos, contaba Agapito, eran recluidos en campos de concentraciones como La Sierrita y Cinco Palmas para que no siguieran apoyando a la guerrilla, desde donde muchos fueron enviados a construir los tristemente conocidos Pueblos Cautivos.

El Guapo llegó a su final como guerrillero en noviembre de 1963, fue apresado porque recibió numerosas heridas en su último combate donde cayeron amigos y familiares. Cumplió largos años de cárcel con la misma entereza que empuñó el fusil Browning en los llanos cubanos, fue un símbolo en la guerrilla y también lo fue en el exilio. Cuando supe de su muerte y se lo comenté a mi esposa, ella me dijo, "imagino cómo te sientes porque ese hombre era para todos ustedes muy representativo, era una referencia en la lucha por la democracia en Cuba".

El mismo cuenta cómo fue su captura: “Rompiendo uno de estos cercos traté de entrar a un pequeño monte donde me hirieron a sedal en el brazo derecho, retrocedí hasta el campo de caña donde intenté auxiliar a mi hermano que estaba herido de varios balazos y le pido que se retire mientras sea posible, cuando traté de cruzar una cerca fui herido de nuevo en el brazo, ahí cayó gravemente baleado, Mario Eusebio García Molina, 'Mayito', quien murió poco después a consecuencia de las heridas; seguí corriendo bajo una virtual lluvia de balas con mi fusil ametrallador Browning en el brazo izquierdo, cuando estaba entrando a un campo de caña me hieren en las dos piernas, ignoraba que una de esas balas me había atravesado la femoral, pero milagrosamente salvé la vida por un coagulo de sangre que se hizo en la herida".

"No podía disparar con el fusil, me senté en la tierra, puse la Browning a un lado. Saqué la pistola para defenderme cuando las milicias fueran a atraparme porque estaba seguro que me fusilarían como a tantos familiares míos, prendí un tabaco, se me acabó el agua y esperé a que llegaran, pero no fue así, perdí el conocimiento y fui arrestado".

La reacción de José Luis Fernández, exprisionero político

Hoy físicamente deja de existir Agapito Rivera Millian. Representante de lo mejor del campesinado cubano, que enfrentó a la dictadura castrista con las armas, con el solo interés del rescate de las libertades conculcadas. Su nombre está en la historia.

Juan Álvarez Tápanes, expreso político

Ha muerto uno de los hombres más valientes que haya enfrentado la dictadura de los hermanos Castro, un guajiro cubano que nunca se rindió en la lucha por la libertad.

Vea todas las noticias de hoy

Liberan al activista arrestado por escuchar Patria y Vida

La detención en La Habana de Osmani Pardo Guerra, el 2 de marzo de 2021.

La policía política puso en libertad en la mañana de este miércoles a Osmani Pardo Guerra, quien había sido detenido el 2 de marzo junto a su primo Elier Casares Guerra, luego de sufrir un “acto de repudio” frente a la entrada de su vivienda en San Miguel del Padrón, La Habana.

“Me hicieron las mismas amenazas de siempre: que me van a acusar, que me van a hacer un juicio, que me van a echar 30 años de cárcel, que si sigo con mi actitud de poner cosas en Facebook y poniendo ‘Patria y Vida’ van a tomar esas acciones conmigo y con mi familia”, denunció Pardo a Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:27 0:00

Pardo, quien en noviembre del 2020 fue uno de los acuartelados en la sede del Movimiento San Isidro, estaba escuchando con el volumen alto la canción Patria y Vida cuando simpatizantes del régimen convocados por la Seguridad del Estado ejecutaron un acto de repudio y agredieron a la madre del activista.

“Me levantaron una denuncia por ‘Resistencia’. Dicen que me resistí al arresto, que en ningún momento eso fue así. Yo estaba en la puerta de mi casa, estaba haciendo una directa y oyendo la canción, mientras me hacían el mitin de repudio. Los oficiales de la Seguridad del Estado le dieron la orden a la policía uniformada para que irrumpieran en mi casa. Me hicieron una llave de estrangulación y nos montaron, a mi primo y a mí en la patrulla policial hacia la Oncena unidad de aquí de San Miguel de Padrón”.

El martes, la policía también allanó la vivienda en Morón, Ciego de Ávila, del ciudadano Omar Ortega porque habían colgado un cartel con la frase “Patria y Vida”, según informó la Agencia de Prensa Libre Avileña.

Cientos de billetes con la frase que se ha convertido en un lema circulan por toda la Isla.

Patria y Vida, la canción de la libertad que ha puesto contra las cuerdas al régimen militar cubano, acumula tres millones de reproducciones en YouTube y ha costado a muchos dentro de la isla detenciones, amenazas, allanamientos y vandalización de sus moradas.

El periodista cubano Carlos Manuel Álvarez, ganador del Premio Don Quijote de Periodismo

Carlos Manuel Álvarez, periodista independiente y autor. (Foto tomada de Facebook).

El periodista independiente cubano Carlos Manuel Álvarez, editor del portal digital El Estornudo, resultó ganador de la XVII edición del prestigioso Premio Don Quijote de Periodismo con el artículo “Tres niñas cubanas”.

"El premio va dedicado a toda la fuerza de la sociedad civil que busca un cambio democrático y cultural de fondo en Cuba", dijo Alvarez, quien fue detenido el año pasado cuando dio su apoyo a la huelga del Movimiento San Isidro.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:48 0:00

Tres niñas cubanas”, que fuera publicado el 20 de febrero de 2020 en El Estornudo, relata la muerte de tres niñas al producirse el derrumbe de un balcón en La Habana Vieja en el momento en que iban camino de sus casas a la salida del colegio.

En la crónica, Álvarez denuncia “la responsabilidad del Estado” por el deterioro de las construcciones de la capital, pone de relieve el “déficit habitacional y los graves problemas de deterioros de viviendas” y narra episodios de las vidas de las tres víctimas y de sus familiares. Además, relata detalles de la profunda tragedia humana, informó la agencia de prensa española Efe.

"Alvarez usa la palabra con amor y responsabilidad", dijo el comunicador Julio Llópiz-Casal.

El Premio Don Quijote de Periodismo, creado en 1983, integra el conjunto de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, está dotado de 9.000 euros y una escultura de Xema Teno. En esta ocasión, contó con la participación de 155 concursantes de veinte países de América Latina.

Carlos Manuel Álvarez (Matanzas, 1989) ha sido publicado en el New York Times, The Washington Post, El País y Al Jazeera, entre otros medios. Ha publicado el volumen de crónicas “La tribu: Retratos de Cuba” en 2017 y la novela “Los caídos”, 2018, ambos en la colección Sexto Piso de la editorial española Seix Barral.

Prisiones cubanas desbordadas de COVID-19, reportan desde la isla

Vista, desde una celda, del patio de la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana. (AFP/Adalberto ROQUE/Archivo)

Se incrementa el brote de coronavirus en las prisiones cubanas, mientras continúa el silencio de las autoridades sobre el tema, dijeron a Radio Televisión Martí activistas y periodistas independientes que han tenido acceso a las denuncias de reclusos desde el interior de las cárceles de la isla.

Este martes, la periodista independiente Iliana Hernández recibió una llamada de un preso común recluido en la prisión Melena Uno, en la provincia de Mayabeque. El reo le informó que tiene fiebre, diarreas y otros síntomas y todavía no le han practicado la prueba PCR, para detectar el virus.

Situación sanitaria se complica con el COVID-19 en las cárceles cubanas
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

“Luis Mariano Rodríguez Ramírez tuvo fiebre ayer y está con dolores musculares, dijo que también sacaron un número importante de presos de allí que dieron positivo con la COVID. Nos pidió que informáramos esto, porque no hay medicamento en el penal”, contó la comunicadora.

En Guantánamo, le han dado un inusual pase por un mes de duración a las presas de la cárcel provincial de mujeres, ubicada en las afueras de la ciudad, en la carretera que lleva al poblado de Jamaica, para habilitar la instalación y llevar a los casos contagiados en la prisión provincial de hombres, explica el abogado y periodista Roberto Jesús Quiñones Haces.

“Ante el aumento de casos de reclusos positivos, han tenido que abrir otro centro de aislamiento en la prisión de mujeres de Guantánamo para albergar allí a los sospechosos”, dijo el intelectual.

Ovidio Martín Castellanos, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), informa que recibió una llamada desde la cárcel del Cinco y Medio, en la carretera Luis Lazo, en Pinar del Río, donde cumple condena el activista de la organización opositora Vianco Vargas Martín.

El preso político ofreció detalles sobre los casos de coronavirus en el penal, donde tienen a los sospechosos aislados en una zona designada.

Martín Castellanos habló este martes con otro preso político, en la prisión Kilo 8, en la ciudad de Camagüey, quién esta con síntomas del virus en la celda, junto a dos reos más en la misma situación.

“A Edilberto Ronal Arzuaga Alcalá, miembro de la UNPACU, le hicieron este martes el PCR porque es contacto directo con positivos que han sacado de la prisión y están en espera desde hace días, primero para hacerle la prueba y ahora del resultado”, señaló el opositor.

La prisión provincial de Holguín y el penal del Yayal, también conocido como Cuba Sí, tienen una situación epidemiológica muy complicada, así le reportaron familiares de reos al activista Ramón Zamora.

“Los que ya están diagnosticados con la COVID-19, los casos sintomáticos los llevan al hospital militar y los sospechosos y asintomáticos los tienen en un centro de aislamiento en la zona del Cocal”, apuntó Zamora.

Jiordan Marrero Huerta, dedicado a la atención de los presos en el sistema penitenciario de Camagüey, cuenta que el preso político Virgilio Mantilla Arango, recluido en la cárcel de Kilo 8, le informó telefónicamente que hasta la doctora, con rango militar de Mayor, que es la directora del hospital del penal, se contagió con el brote existente en el penal.

Según Marrero Huerta, “Leoncio Rodríguez Ponce, preso político, también activista de la UNPACU, fue trasladado para el hospital de la prisión Kilo 8 por haber dado positivo”. El prisionero informó que “ese hospital ha colapsado por la cantidad de reos que han contraído el virus”, alertó el activista.

La prisión provincial de Sancti Spíritus también tiene casos de COVID-19. El comunicador Adriano Castañeda ofreció detalles que obtuvo de un reo recién liberado de ese penal.

“Están liberando a algunos presos de este centro por el grado de hacinamiento dentro de ese penal, donde tienen, en la misma edificación, una zona dedicada para el aislamiento de los sospechosos”, dijo Castañeda.

Y desde Santa Clara, Guillermo del Sol destaca que hay reos contagiados en la prisión provincial conocida como El Pre. El opositor señala, además, lo que ocurre en la cárcel Guamajal, donde están utilizando la zona de las celdas de castigo para aislar a los sospechosos de haber contraído el virus.

“Andrés Rodríguez López, un preso común, denunció la situación del COVID-19 en la prisión Guamajal, donde a los presos en cuarentena los están llevado al área incrementada”, reportó Del Sol.

Sospechan que hackeo a periodista cubana en Facebook está relacionado con su entrevista a diplomático europeo

REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

El viernes, 26 de febrero, la cuenta de Facebook de la periodista independiente cubana Camila Acosta, reportera del portal digital CubaNet, resultó hackeada nuevamente. Ese mismo día, una entrevista suya con el máximo representante de la Unión Europea en La Habana dio mucho de qué hablar.

Camila Acosta Rodríguez (Foto tomada de Facebook)
Camila Acosta Rodríguez (Foto tomada de Facebook)

La cuenta de Acosta, con 5,000 seguidores, es punto de interés para el ejército de hackers y “ciberclarias” al servicio del régimen cubano que, según la periodista independiente, le “cortan los servicios de datos móviles, pinchan los teléfonos; mi línea telefónica, por ejemplo, hace como seis meses tiene cortado el acceso a internet”, explicó.

Según Camila Acosta, cuando intentó acceder a su cuenta en Facebook “me pidió la contraseña, la puse y me dijo que estaba incorrecta”. Siguiendo el procedimiento indicado, Acosta señaló que había olvidado la contraseña, “me enviaron un mensaje a mi número de teléfono y la cambié”.

De inmediato Facebook me pidió “confirmar mi identidad, ya que me notificó que alguien nombrado Javier Acosta, con mi mismo número telefónico, había intentado acceder a mi cuenta”.

Los administradores de Facebook solicitaron que Camila Acosta les enviara una copia de su carné de identidad, operación que, según cuenta a CubaNet, ha debido repetir varias veces en los últimos días y aún no ha logrado recuperar su perfil en la plataforma social.

“En una de las ocasiones, pedí a un amigo que entrara a mi perfil y fue entonces cuando nos percatamos de que habían cambiado información personal, esta vez, mi correo electrónico”, relata Acosta.

Camila Acosta Rodríguez declaró haberse puesto en contacto con Redes Ayuda y Access Now, organizaciones internacionales dedicadas a la protección de los derechos de los usuarios de las redes sociales, y afirma que Access Now logró bloquear el acceso a su cuenta para “impedir que me robaran o cambiaran información”.

La persecución digital contra la reportera de CubaNet arreció a partir de su participación en la campaña contra el Decreto 349 y, desde entonces, sus perfiles en las redes son objetivo del intrusismo revolucionario que en lo que va de año, han atacado la cuenta de Acosta en Facebook al menos cinco veces, robando información personal.

“Ellos”, dice Acosta refiriéndose a la policía política, “saben que las redes son nuestro campo de batalla. Si nos sacan de ahí, nos restan denuncias al régimen, trabajo, seguidores… Además, nos roban datos personales a través de Messenger”.

Todo parece indicar, señala CubaNet, que esta nueva oleada de hackeos a la cuenta de Acosta puede estar relacionada con la repercusión nacional e internacional obtenida por la entrevista a Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea en Cuba, realizada por la joven periodista para CubaNet y publicada el mismo día en que su perfil de Facebook fue atacado.

La semana pasada, un grupo de europarlamentarios pidió el reemplazo inmediato de Navarro por considerar que haber firmado una carta al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, pidiendo el levantamiento del embargo a la isla, fue un "acto grave en una línea de acción totalmente desafortunada y errática en cuanto a lo que debe ser la defensa de nuestros intereses y valores”.

El representante europeo en La Habana dijo en entrevista con Acosta para CubaNet que no había firmado la carta, y que no consideraba que Cuba fuera una dictadura.

La Fundación Internacional para las Mujeres en los Medios (IWMF), entre otras prestigiosas organizaciones, han reconocido el trabajo de Acosta en la prensa independiente cubana.

Patria y Vida provoca en el régimen una "descompuesta histeria colectiva", en The Washington Post explican por qué

Jóvenes cubanos posan con carteles de Patria y Vida. Tomado de Twitter @Yoelmilanes2

En su habitual columna para The Washington Post el periodista cubano Abraham Jiménez Enoa resalta la importancia de la canción Patria y Vida y dice que el tema interpretado por Yotuel Romero, el dúo Gente de Zona, Descemer Bueno, Maykel Osorbo y El Funky aparece como fórmula para una Cuba futura.

"La canción apunta a una reconciliación nacional, a la construcción de un país donde todos los cubanos puedan, con “un nuevo amanecer” como menciona la canción, formar parte de él sin ser perseguidos por las ideas que profesen", escribe el columnista.

El periodista comienza denunciando el violento "acto de repudio" de funcionarios del gobierno y agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil contra la opositora Anyell Valdés en el barrio Los Pinos, quien en su vivienda había escrito varias frases, entre ellas: “Patria y Vida”. Las turbas, entre otras agresiones contra esta mujer, sus tres niños y su madre, escribieron en el piso y en la entrada de la casa: “Patria o muerte, venceremos” y “Viva Fidel”.

"Los letreros bañados en azul cielo por la turba de “revolucionarios” son parte de la resonancia causada por Patria y Vida", explica Jiménez Enoa quien recuerda que en las últimas semanas, el tema le "ha removido las entrañas al régimen cubano, al punto que se ha tornado un himno para los que luchan por otra Cuba".

"El gobierno parece haber asumido este mensaje como un oprobio, lo que provocó una descompuesta histeria colectiva: el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, twitteó tres días después del lanzamiento de la canción que “quisieron borrar nuestra consigna”; la televisión estatal se encadenó y convocó a cantar el himno nacional en la noche, allegados al régimen tildaron de “jinetero” —prostituto—, “ratas” y “mercenarios” a los seis artistas negros que se unieron en la colaboración musical. La vida por sobre la muerte, la libertad sobre la opresión, el amor sobre la división, son los clamores que profesa Patria y Vida. Sensaciones y ansias de un pueblo que está hastiado tras seis décadas de sufrimiento por la imposición de un sistema fundamentalista que expulsa, fulmina y castiga a todo aquel que no decide aceptar el adoctrinamiento ideológico implantado", reflexiona Jiménez Enoa.

El articulista considera que la canción, que se acerca a las 3 millones de vistas en YouTube y ha tenido gran repercusión en importantes medios de prensa del mundo, "dinamita la falsa dicotomía patriotera con la que han tenido que convivir los cubanos desde 1959, una elección forzosa e ineludible: el socialismo o la muerte. La canción intenta romper con la lógica del castrismo: o estás conmigo o estás contra mí. Y de ese modo, desde la triste y cruda realidad de la isla hoy, dibuja una salida imaginaria a la Cuba del futuro sin las ataduras totalitarias del presente".

El fundador de El Estornudo, alerta sin embargo que, para que se produzca ese viaje a la Cuba del porvenir, todos los cubanos deben asumirse como "ciudadanos de la nación y no como entes subyugados por la dictadura, para desde esa unión, aunar fuerzas y pujar y exigirle al gobierno las reformas necesarias que encaminen al bienestar del país".

Al mismo tiempo reconoce que "el statu quo de Cuba hoy solo es posible bajo el modelo que impera. Al régimen no le interesa ni tiene la más mínima intención de mover las fichas en su tablero".

Jiménez Enoa considera que al régimen le incomoda la canción "porque entiende la vida como la libertad, como los derechos fundamentales de sus ciudadanos, y porque ve brotar lo que siempre intentó destruir para su fortuna: la unión entre el exilio y la isla, entre los artistas de renombre y los del barrio, entre el arte y la política, entre los negros, entre los cubanos".

A su juicio el tema devuelve a los cubanos su isla y precisa que la patria y la nación no son ni de “la revolución” ni del “partido comunista”.

"Cuba, como cualquier otra tierra, no tiene dueño. Eso es lo que escuchan los gobernantes cubanos en la canción y es, en definitiva, lo que les da terror y los irrita: un llamado a devolver lo que se han robado y construir un futuro diferente con él", concluye el columnista.

Cargar más

XS
SM
MD
LG