Enlaces de accesibilidad

Cuba

Fallece en Miami una de las fundadoras de las Dama de Blanco

Catalina Cano Vergara falleció en Miami a los 92 años de edad.

La Dama de Blanco Catalina Cano Vergara murió en horas de la tarde del domingo en Miami. Luego de sufrir una fractura de cadera, su salud se fue deteriorando hasta su fallecimiento. Tenía 92 años de edad.

Cano Vergara nació en Camajuaní, Las Villas, el 9 de marzo de 1928. Se graduó de maestra en la Normal de La Habana, donde residía desde los 5 años de edad.

Impartió clases de Física y Química, primero en la enseñanza secundaria y luego en los cursos para trabajadores.

Cuando su sobrino, el Dr. Marcelo Cano, comenzó a hacer oposición, ella fue su mayor apoyo. En marzo de 2003, tras el apresamiento de Marcelo, se unió a las Damas de Blanco y participó activamente en el movimiento femenino pese a las amenazas que recibió por parte de la Seguridad del Estado, y de algunos vecinos que trataron de intimidarla.

El médico Marcelo Cano fue condenado a 18 años de prisión durante la ola represiva del 2003 conocida como la Primavera Negra de Cuba. En esos momentos fungía como coordinador del Colegio Médico Independiente.

Catalina salió al exilio en agosto de 2010 junto a Marcelo y otros de sus familiares rumbo a España, y luego, en febrero del 2013 viajaron a Estados Unidos.

Vea todas las noticias de hoy

Otero Alcántara y Anamely Ramos considerados presos de conciencia por Amnistía Internacional

Manuel Otero Alcántara en compañía de Anamely Ramos en nombre del movimiento San Isidro hicieron entrega en el Tribunal Provincial de la Habana un Ave Verum Corpus por la libertad del músico y hermano de lucha, Denis Solís.

“El artista Luis Manuel Otero Alcántara y la académica Anamely Ramos González son presos de conciencia, encarcelados únicamente por sus creencias sostenidas conscientemente”, ha declarado Amnistía Internacional (AI).

qué tipo de estado intenta aplastar las ideas robando despiadadamente a las personas su derecho a la libertad de expresión

En el artículo publicado por AI se exige que ambos prisioneros de conciencia “deben tener acceso inmediato a la comunicación con el mundo exterior y ser liberados”, a la vez que denuncian el hecho de que hasta el momento de redactado el artículo, Otero Alcántara y Ramos “se encuentran recluidos en régimen de incomunicación, sin acceso a la comunicación con el mundo exterior”, y añaden que ambos son mantenidos en dirección desconocida.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI, ha dicho respecto a los miembros del Movimiento San Isidro detenidos que “Estos activistas pueden ser irreverentes, pueden estar criticando a las autoridades de una manera que les resulta incómoda y han generado una gran atención internacional esta semana con su activismo pacífico y el uso de las redes sociales, pero qué tipo de Estado intenta aplastar las ideas robando despiadadamente a las personas su derecho a la libertad de expresión”?

AI recuerda que Luis Manuel Otero Alcántara había sido nombrado prisionero de conciencia en pasado mes de marzo, durante su detención por oponerse al polémico Decreto 349 “que censura a los artistas”.

Respecto a la académica Anamely Ramos, AI expresa su preocupación porque Ramos fue detenida dos veces al negarse a aceptar la reclusión domiciliaria.

Kozak, Zúñiga-Brown, Almagro y PEN Internacional reclaman a régimen cubano por violaciones vs Movimiento San Isidro

Miembros del movimiento San Isidro, en La Habana.

El Encargado de Negocios de Estados Unidos en La Habana, Timothy Zúñiga-Brown, se refirió a la situación de los huelguistas del Movimiento San Isidro, a través de la cuenta de Twitter de la Embajada de EEUU en Cuba.

Zúñiga-Brown hizo referencia a Nelson Mandela, quien dijo una vez, "estamos convencidos de que el mensaje que los huelguistas de hambre querían transmitir al Gobierno y al país ha sido transmitido".

El diplomático hizo hincapié en que "el gobierno cubano tiene la responsabilidad de respetar los Derechos Humanos de todos sus ciudadanos".

La Embajada de EEUU también compartió el mensaje de Michael Kozak, Subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, donde expresa que "la juventud cubana ha progresado más allá de la crueldad de Castro y camaradas, a 4 años de la muerte de Fidel" y agregó que los "cubanos no ven el futuro de Cuba como dependiente su legado fallido".

El Subsecretario Kozak concluyó su mensaje expresando que "el régimen (de Cuba) debería escuchar a la nueva generación y su deseo de verdadera democracia y prosperidad".

Por su parte, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter exigió saber "dónde están los 14 militantes del Movimiento San Isidro que protestaban pacíficamente por la liberación del rapero Denis Solís y fueron detenidos anoche en La Habana por el régimen cubano".

Almagro expresó que "la dictadura de Cuba es responsable por sus vidas".

La agrupación de creadores literarios 'PEN Internacional' hizo un llamado "al gobierno de Cuba a detener el hostigamiento de artistas, escritores y periodistas que ejercen su derecho a la libre expresión, de reunión y asociación, así como su libertad artística".

PEN también expresó su preocupación por las violentas detenciones de los integrantes del Movimiento San Isidro y de escritores como Carlos Manuel Álvarez, el 26 de noviembre, mientras manifestaban su apoyo al músico Denís Solís, arrestado el 9 de noviembre de 2020.

Con un poema de José Martí, Amnistía Internacional protesta frente a Embajada de Cuba; declara prisionero de conciencia a dos del MSI

Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para Las Américas, leyó el poema, "Si ves un monte de espuma", en solidaridad con el Movimiento San Isidro.
Los miembros del Movimiento San Isidro Luis Manuel Otero Alcántara y Anamely Ramos son prisioneros de conciencia. Lo anunció este viernes Amnistía Internacional en un comunicado de prensa.
Amnistía también protestó en persona. "Hoy frente a la Embajada de Cuba en México, leí un verso de José Martí en solidaridad con el Movimiento San Isidro y todas las personas activistas, periodistas, artistas y quienes alzan la voz por los Derechos Humanos en Cuba", declaró Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para la región de las Américas.

Hablando frente a la embajada y frente a la cámara de video, Guevara-Rosas exigió a Miguel Díaz-Canel el alto a la "represión contra el Movimiento San Isidro y contra todas las personas defensoras de los Derechos Humanos, artistas, periodistas y quienes se atreven a pensar diferente en el país".

La activista demandó la libertad del rapero Denis Solís, el artista Luis Manuel Otero Alcántara y la académica Anamely Ramos, y exigió a las autoridades cubanas respetar el derecho a la libertad de expresión y el derecho de las personas a manifestarse pacíficamente.

La poesía de José Martí recitada por Erika Guevara-Rosas, Si ves un monte de espuma, dice:

Si ves un monte de espumas,
Es mi verso lo que ves;
Mi verso es un monte, y es
Un abanico de plumas.

Mi verso es como un puñal
Que por el puño echa flor:
Mi verso es un surtidor
Que da un agua de coral.

Mi verso es de un verde claro
Y de un carmín encendido:
Mi verso es un ciervo herido
Que busca en el monte amparo.

Mi verso al valiente agrada:
Mi verso, breve y sincero,
Es del vigor del acero
Con que se funde la espada.

Su mensaje cierra con los numerales #SusurrosPoéticos y #EstamosConectados

Semblanza sobre Sor Adela de la Cruz, Hermana de la Caridad

Monseñor Román con las Hermanas de la Caridad (Sor Adela con el hábito blanco).

(El miércoles 25 de noviembre, en horas de la mañana, falleció en Miami la Hermana de la Caridad, Sor Adela de la Cruz Sánchez, a continuación la semblaza de su vida y obra que hiciera en la misa fúnebre leída por José Luis Ramos)

San Agustín dijo: “Tú nos has hecho, Señor, para ti, y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en ti”.

Sor Adela de la Cruz Sánchez nació en Victoria de las Tunas, en la entonces provincia de Oriente, Cuba, al este de la isla, hija de las familias de la Cruz Peña y Sánchez Medina, que dio a la vida siete hijos de los cuales, sobreviven tres.

Sor Adela de la Cruz
Sor Adela de la Cruz

Sor Adela recibió el sacramento del Bautismo el 7 octubre de 1935 y la confirmación el 3 de mayo de 1936, Más adelante, el 25 de octubre de 1942, recibiría el sacramento de la Comunión. Más tarde, estudió con las Hijas de la Caridad en el Colegio San Francisco de Sales y el 8 de septiembre de 1954 se incorpora a la Compañía de las Hijas de la Caridad y es enviada a misión el 20 de agosto de 1955.

Sor Adela de la Cruz emitió sus primeros Votos el 27 de septiembre de 1959 y, a la edad de 21 años, hace su vida como postulante en la Casa de Maternidad y el Hospital de la Beneficiencia en la ciudad de La Habana, prestando también sus servicios en el Colegio Jesús María de la capital cubana.

En el año 1961 Sor Adela fue una de las religiosas, junto a otros 136, que fueron expulsados del país y debió partir al exilio a borde del vapor Marqués de Comillas rumbo a España, en compañia de un numeroso grupo de Hermanas.

En España, trabajó en un jardín de infancia hasta 1965, cuando fue recibida en la isla de Puerto Rico, donde Sor Adela prestó sus servicios como maestra de música y en la catequesis del Colegio La Inmaculada, en Santurce; en el Colegio La Sagrada Familia, de la ciudad de Ponce; en el Colegio La Milagrosa de Mayagüez y en el Colegio de Párvulos, ubicado el Viejo San Juan.

Sepelio de Sor Adela de la Cruz en Miami el viernes 27 de noviembre del 2020.
Sepelio de Sor Adela de la Cruz en Miami el viernes 27 de noviembre del 2020.

En 1971 Sor Adela de la Cruz llegó a Miami acompañada por cuatro Hermanas de la Hijas de la Caridad para trabajar en la Iglesia del Gesu y en el Centro Hispano Católico en la catequesis, con niños y visitando a las familias. En la histórica Parroquia San Juan Bosco trabajó como catequista, formó parte del equipo de liturgia y en la escuela, repasó a los niños después de sus clases regulares.

La Virgen de la Caridad recibió a Sor Adela en su Ermita, en su casa, en el Santuario Nacional, donde animó la liturgia con sus dones musicales, en la presentación de los niños a la Virgen y atención a los peregrinos con su amabilidad y escucha de siempre.

En Comunidad, Sor Adela se distinguió por su piedad, buen espíritu, buen carácter y buenas relaciones fraternas. Era considerada por su sentido del orden, su educación y la atención que le dedicaba a los pequeños detalles.

Hoy damos gracias a Dios por la vida y vocación de Sor Adela, fue un regalo para la Compañía y para los pobres.

Este último mes, Sor Adela de la Cruz Sánchez sufrió la enfermedad de COVID-19, lo cual asumió con fe y entrega total a Dios. Después de un largo periodo en cuidados intensivos, el Señor la llamó a su presencia, pues ya había cumplido su misión en este mundo, y Él le dijo: Ven, bendita de mi Padre. Has mantenido tu lámpara encendida, has sido fiel. Hoy te doy el ciento por uno que te prometí. Ven a disfrutar de la mansión eterna que te he preparado.

Y de manos de nuestra Madre, a quien siempre amaste, estoy seguro pasaste a la Casa del Padre.

Gracias Sor Adela por tu fraternidad. Querida Hermana, ya estás en la Casa del Padre, tu última morada: La vida eterna.

Te recordaremos siempre.

Llévame en tu compañía,

Donde tú vayas, Jesús,

Porque bien sé que eres tu

La vida del alma mía,

Si tu vida no me das,

Yo sé que vivir no puedo,

Ni si yo sin ti me quedo,

Ni si tu sin mi te vas.

Amén

(Semblanza de Sor Adela de la Cruz Sánchez leía en la misa fúnebre en Miami, el viernes 27 de noviembre)

Iliana, la de San Isidro

Iliana Hernández, durante la huelga de hambre en la sede del MSI. (Foto: Katherine Bisquet)

Recientemente, al abrir la página web de Radio Televisión Martí, como hago varias veces en el día, me conmoví profundamente. Una mujer joven, periodista, retaba al totalitarismo castrista de igual manera que lo hizo el hombre que detuvo una columna de tanques chinos en la Plaza de Tiananmen en junio de 1989.

Un hombre solo, una mujer sola, la misma dignidad, enfrentando unas dictaduras gestadas por los mismos progenitores, sustentadas en la doble moral de sus respectivos pueblos y nutrida por la cobardía cómplice de quienes claman tolerancia y comprensión para verdugos que no conocen la clemencia, mientras, ellos, disfrutan de las prerrogativas que le otorgan las sociedades libres.

Iliana Hernández reclama a la Seguridad del Estado por el arresto de su madre cuando iba a visitarla a sede del Movimiento San Isidro. (Facebook)
Iliana Hernández reclama a la Seguridad del Estado por el arresto de su madre cuando iba a visitarla a sede del Movimiento San Isidro. (Facebook)

Iliana Hernández, una conocida comunicadora y activista pro democracia, arrestada en varias ocasiones, en absoluta indefensión, solo protegida con el coraje que les falta a tantos, se hallaba parada en medio de una calle habanera con los brazos abiertos como diciendo, “vengan, aplastarán mi cuerpo, pero mis ideas seguirán en pie”, cumpliendo, al parecer, la máxima martiana, trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras.

La joven de pie, en la calle, frente a los represores, cómplices y vecinos, cobardes todos, le grito a la dictadura todas sus culpas. Dijo sus verdades y denuncio los incontables atropellos de un régimen que goza de la connivencia de un amplio sector de la población, de un número importante de ciudadanos que solo se dan cuenta de la maldad que callan cuando ellos son atropellados.

Iliana, la de San Isidro, forma parte de un grupo de jóvenes hartos del totalitarismo. Empachados de la persecución, la represión infinita, la miseria que no termina, la discriminación, mentiras, las violaciones a sus derechos de manera amplia y permanente, el abuso de poder de las autoridades y la falta de esperanzas. Dolidos todos ante un régimen que ha humillado y degradado moralmente a la población a instancias inimaginables, lo que determinó que algunos iniciaran una huelga de hambre y sed.

La joven activista, fundadora del movimiento opositor Somos+, es un trofeo a destruir por la dictadura desde que instituyó hace más de cuatro años la agrupación Lente Cubano, su afirmación a la publicación 14ymedio, “los jóvenes quieren cambios y el régimen tiene miedo” retrata una situación en la que todo parece indicar la represión se recrudecerá porque la masa está en proceso de convertirse en ciudadano al romper el cordón umbilical que la ata al patronazgo del estado todopoderoso.

La dictadura totalitaria siempre ha sido peligrosa, pero mientras más amenazada se sienta, más indefensos están los que se le oponen. Recordemos que fueron muchos de estos jóvenes lo que se opusieron al decreto 349, dando origen al Movimiento San Isidro, en rechazo a quienes conculcaba crudamente los derechos de los creadores, su activismo les ganó un destacado lugar en el odio que sienten los esclavistas hacia los libres.

El Movimiento San Isidro adquiere el nombre de un barrio humilde, marginal. Un barrio que no existe en la perspectiva de los que abogan a favor de la dictadura castrista desde el exterior, como tampoco perciben que en la Isla es necesario crear estos movimientos para reclamar derechos a la creación libre, el pensamiento libre y respeto al espacio social al que cada individuo tiene derechos.

En honor a la verdad estas son personas genuinamente libres. Ellos no están comprometidos con una ideología sino con un derecho inalienable y natural, el privilegio de pensar en la dimensión martiana de que “la libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresías”. Con independencia del mañana, cada uno de ellos se ha labrado un presente continuo en la lucha por la libertad de los cubanos.

Cierto que la dictadura está agotada, en una agonía que desgraciadamente puede durar muchos años, pero los jóvenes como Iliana Hernández, Luis Manuel Otero Alcántara y otros muchos, que iniciaron esta protesta para reclamar la excarcelación de Denis Solís, están indigestados de castrismo, no pueden más, y han llegado a otro convencimiento de José Martí, “la libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.

Estos artistas están comprando la libertad por su precio y la dictadura, consecuentes con su naturaleza depredadora, entró a la fuerza en la sede del Movimiento y arrestaron a varios activistas, entre ellos a Otero Alcántara y Anamely Ramos. El castrismo es cruel y despiadado, la solidaridad con estos hombres y mujeres es más que necesaria.

Cargar más

XS
SM
MD
LG