Enlaces de accesibilidad

América Latina

Estados Unidos aprueba extradición de Martinelli a Panamá

Ricardo Martinelli. Foto Archivo.

Martinelli, de 66 años, es solicitado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por un caso de escuchas ilegales a más de un centenar de opositores durante su Gobierno (2009-2014).

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la extradición a Panamá del expresidente Ricardo Martinelli, detenido en una cárcel federal estadounidense desde el 12 de junio de 2017, anunció hoy su abogado en el país centroamericano, Syndey Sittón.

"El aviso de entrega" de Martinelli "ya fue firmado" por el Departamento de Estado, "quedaron que en minutos me lo van a enviar a mi correo y ya una vez nos entregan ese aviso se procede inmediatamente ya al traslado", aseguró Sittón a la televisión panameña.

Martinelli, de 66 años, es solicitado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por un caso de escuchas ilegales a más de un centenar de opositores durante su Gobierno (2009-2014).

El ex presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, reveló en una carta fechada ell 14 de mayo que fue seriamente amenazado por Raúl Castro durante la captura de un barco norcoreano procedente de Cuba, que transportaba armas ocultas con destino a Corea del Norte.

“Antes de incautar el barco de Corea del Norte fui llamado por el Presidente Raúl Castro y el Ministro de Asuntos Exteriores de Cuba donde me amenazaron. Se dejó muy claro que si detenia la nave sufriría graves consecuencias”, dijo Martinelli en una carta abierta dirigida “al pueblo y Gobierno de Estados Unidos”.

En agosto de 2017, El juez federal Edwin Torres de la Corte de Distrito del Sur de la Florida autorizó su extradición. Martinelli niega los cargos y se considera víctima de una venganza política del actual presidente panameño, Juan Carlos Varela.

La Corte de Apelaciones de Atlanta concedió el 30 de abril un mes más de plazo a Martinelli para la presentación de sus argumentos en la apelación que presentó contra la extradición.

(Con información de EFE y archivo de Martí Noticias)

Vea todas las noticias de hoy

Nuevo apagón afecta a parte de Caracas y varios estados de Venezuela

Miles de personas se aglomeraron en las paradas de autobuses o regresaron caminando a sus casas tras el apagón.

Un nuevo apagón afectó este lunes gran parte del territorio venezolano, solo tres semanas después de un corte que dejó sin servicio a casi todo el país, sin que hasta el momento se haya informado oficialmente del alcance del corte de luz.

El apagón se produjo alrededor de las 13.23 hora local (17.23 GMT) y varias zonas de la capital, según pudo constatar Efe, quedaron afectadas por la interrupción del fluido eléctrico, lo que ha interrumpido el servicio del Metro de Caracas.

La diputada opositora Nora Bracho, presidenta de la comisión de servicios del Parlamento venezolano, señaló a periodistas que tiene reportes de cortes en al menos 15 estados de Venezuela, al tiempo que indicó que este nuevo apagón puede considerarse "general".

"Hasta este momento no sabemos las fallas técnicas a qué razón obedecen, pero lo cierto es que en Venezuela no hay electricidad", dijo.

Culpó a la "corrupción" en el sector eléctrico de la situación y llamó al presidente Nicolás Maduro y al ministro del área, Luis Motta Domínguez, a asumir su "responsabilidad".

El diputado opositor Carlos Valero dijo en su cuenta de Twitter que además de Caracas, los estados de Aragua, Delta Amacuro, Lara, Zulia, Monagas, Bolívar, Portuguesa, Yaracuy, Anzoátegui, Mérida, Táchira, Nueva Esparta, Carabobo y Miranda sufrieron el nuevo corte, sin ofrecer mayores detalles.

La televisión estatal VTV señaló que el Metro de Caracas inició su plan de contingencia para estos casos.

Miles de personas han tenido que regresar a sus casas caminando ante la suspensión de la operación en el metro, si bien las autoridades han colocado vehículos para el transporte.

La actividad de oficinas y comercios finalizó en buena parte de la capital cuando se produjo el apagón.

Interior de un edificio durante el apagón de este lunes en Caracas.
Interior de un edificio durante el apagón de este lunes en Caracas.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que se presentó un "nuevo ataque" en la hidroeléctrica del Guri, la principal del país, lo que provocó el apagón.

El ministro dijo en una declaración desde el Palacio de Miraflores que "pese a que el ataque tuvo características similares (al del 7 de marzo), nosotros estuvimos en capacidad de responder rápidamente y ya se ha restablecido progresivamente el servicio eléctrico en casi todo el territorio nacional".

​Este nuevo corte ocurre después de la falla masiva que sufrió Venezuela el pasado día 7 y que mantuvo al país prácticamente en la oscuridad hasta que el Gobierno de Nicolás Maduro pudo controlarlo cinco días después.

El Gobierno dijo entonces que un sabotaje a la sala de control de la central hidroeléctrica de Guri, la principal del país y que aporta energía a cerca de 70 % del territorio, fue la causa del fallo.

Maduro responsabilizó entonces directamente a Estados Unidos y a la oposición venezolana del "sabotaje", afirmando, además, que había habido ataques "electromagnéticos" contra el sistema eléctrico.

La oposición venezolana ha responsabilizado al Gobierno de Maduro de los fallos en el sistema, asegurando que la ineptitud y la mala gestión de los millonarios recursos destinados al sector eléctrico fueron las causas reales del corte.

El apagón anterior dejó al país prácticamente paralizado durante una semana y produjo alrededor de una quincena de muertos por problemas de suministro eléctrico en los hospitales, según la oposición, una cifra que las autoridades redujeron a dos.

(Con información de EFE, Reuters y redes sociales)

PROSUR entierra a la iniciativa chavista UNASUR

Jefes de Estado que participaron en PROSUR, Santiago de Chila

Los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, más el embajador de Guyana en Chile, George Talbot, firmaron la declaración de Santiago "para la renovación y el fortalecimiento de la integración de América del Sur", que pone en marcha el Prosur.

La declaración, firmada el viernes en la sede del Gobierno de Chile, el palacio de La Moneda, expresa la voluntad de "construir y consolidar un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones, para avanzar hacia una integración más efectiva" que contribuya al "crecimiento, progreso y desarrollo" de los países de Sudamérica.

Esta voluntad se articulará en un nuevo "espacio de diálogo y colaboración", el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), que será implementado gradualmente.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países firmantes recibieron el mandato de profundizar el diálogo para implementar gradualmente el Prosur.

Los vicecancilleres de Bolivia, Carmen Almendras, y de Uruguay, Ariel Bergamino, y el embajador de Surinam en Cuba, Edgar Armaketo, no firmaron por haber participado en calidad de observadores, pero seguirán presentes en todas las instancias próximas de dialogo y pueden firmar su ingreso cuando lo decidan.

Los requisitos que enumera la declaración para ingresar al Prosur son "la plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, el respeto del principio de separación de los poderes del Estado, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

En el documento se señala que el Prosur tenga "una estructura flexible, liviana, no costosa, con reglas de funcionamiento claras y con un mecanismo ágil de toma de decisiones que permita avanzar a Suramérica en programas concretos de integración".

Las materias de infraestructura, energía, salud, defensa, seguridad y combate al crimen, prevención y manejo de desastres naturales fueron enumeradas como prioritarias.

Chile asume la primera presidencia "pro tempore" de este nuevo organismo por los próximos 12 meses, periodo tras el que le pasará el testigo a Paraguay.

"Prosur va a ser un foro abierto a todos los países de América del Sur, un foro sin ideología que va a respetar la diversidad y las diferencias que cada pueblo decida al elegir a su Gobierno, un foro sin burocracia excesiva y un foro pragmático que va a buscar resultados", dijo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, tras la firma de la declaración de Santiago.

Asimismo, Piñera subrayó que el Prosur es un foro que con un "firme y claro compromiso con la democracia y el respeto de los derechos humanos de todos los habitantes de América del Sur".

Impulsado por los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Iván Duque, este nuevo bloque surge en medio del auge de los gobiernos conservadores de la región y la inactividad en la que entró la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que nació hace más de 10 años, en plena época de oro de los gobiernos de izquierda en la región.

Para el presidente chileno, de su lado, lo que se busca es que "América del Sur tenga un foro, una instancia donde poder juntarnos, dialogar, colaborar, compartir ideas, buscar acuerdos que nos permitan acelerar avances en tantos frentes y que nos permita que la voz de América del Sur sea escuchada con más fuerza".

Pero pese a los esfuerzos iniciales por plantearlo como un foro "sin ideologías", lo cierto es que al Prosur adhieren inicialmente la mayoría de los gobiernos conservadores de la región, unidos hoy también en sus críticas al régimen de Nicolás Maduro, al que califican de ilegítimo.

Uruguay ve con cautela la iniciativa, mientras que Bolivia sigue defendiendo la existencia de la Unasur.

A su arribo a Santiago -la tarde de este jueves- el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, dijo que intentará junto a los demás presidentes sudamericanos "sellar el final de Unasur".

"Toda América Latina pide unirse por la democracia, libertad y prosperidad", agregó el mandatario, en una declaración efectuada en el aeropuerto de Santiago.

Inicialmente, el nuevo foro fue sido planteado como una estructura más ligera, sin sede permanente ni secretariado, con una estructura similar a la exitosa experiencia a nivel comercial de la Alianza del Pacífico, integrada por Chile, México, Perú y Colombia.

Juan Guaidó, jefe del Parlamento venezolano y autoproclamado presidente encargado de Venezuela -reconocido por 50 países-, fue invitado también a la reunión, pero no asistió.

Esta iniciativa regional surge un año después de que Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú suspendieran sus actividades en la Unasur debido a la falta de consenso para nombrar a un nuevo secretario general.

La semana pasada, Ecuador anunció su retiro de la organización y pidió la devolución del edificio que alberga a la secretaría general en las afueras de Quito. Con esta decisión, Unasur, que en principio estaba integrado por 12 naciones, quedó reducido a cinco: Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Fuente: EFE y AFP

Un mes en Las Tienditas: La ayuda humanitaria espera por Maduro

Vista aérea de los contenedores puestos por el régimen venezolano en el puente Las Tienditas, fronterizo con la localida de Cúcuta, Colmbia. (AFP).

Ha pasado un mes desde que la ayuda humanitaria fuera solicitada por el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a la comunidad internacional y USAID coordinara la llegada de la misma al puesto fronterizo Las Tienditas, en Colombia, junto a la frontera con Venezuela.

El régimen de Nicolás Maduro ha reforzado el bloqueo de un puente internacional Las Tienditas para aumentar los obstáculos al necesitado pueblo de venezolano. Ahora han colocado allí un tanque cisterna y 15 contenedores, desplegados en los tres canales del viaducto, que comunica a las ciudades de Ureña (Venezuela) y Cúcuta (Colombia).

No falta en el impedimento colocado por el déspota de Nicolás Maduro una fuerte presencia militar que bloqueó el ingreso de los cargamentos de ayuda humanitaria desde Cúcuta el pasado 23 de febrero. La acción de Maduro y sus seguidores generó fuertes disturbios en la frontera por varios días. El régimen también bloqueó el ingreso de ayuda por la frontera con Brasil.

(Los 'memes' en las redes sociales no se hicieron esperar).

Un día antes del intento de ingresar ayuda humanitaria y el mismo día en que se celebraba el Concierto por la Paz, el 22 de marzo, Maduro ordenó el cierre total de la frontera con Colombia por el estado de Táchira, al oeste de donde se encuentra el puente.

Aunque la recolección de ayuda para el hambriento pueblo despertó simpatías desde varios rincones del mundo, sin importar credo político, el gobierno de Maduro desplegó la idea de que las donaciones eran un pretexto para una invasión norteamericana.

Maduro también ordenó el cierre de comunicaciones con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao -todas territorios de Países Bajos- y clausuró la frontera con Brasil, donde también se encuentra ayuda para los venezolanos y las fuerzas represivas causaron la muerte de al menos dos manifestantes.

A pesar de que la ayuda internacional no ha podido ingresar, organizaciones venezolanas siguen trabajando en la recolección y distribución de ésta. La estructura vial de Las Tienditas aún no se encuentra inaugurada, aunque hoy soporta el peso de los contenedores de hierros puestos allí en señal de una barricada.

¿Los alimentos, insumos, avituallamientos…? A la espera de la misericordia del régimen de Maduro con el pueblo de Venezuela, una luz verde que todos quieren ver brillar.

Juan Guaidó: “Es evidente que no se atreven a encarcelarme”

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, declaró en una rueda de prensa que el gobierno de Nicolás Maduro detiene a familiares o personas cercanas a él “porque no lo pueden tocar”.

Guaidó aseguró que después de lo sucedió el día de hoy el pueblo de Venezuela debe “doblar e incluso triplicar sus esfuerzos”. Añadió que la detención el día de hoy Roberto Marrero, jefe su despacho, no cambia “la ruta ni la voluntad del pueblo” y que seguirán las protestas, el nombramiento de embajadores y la entrega de ayuda humanitaria.

Guaidó aseguró que recibió una llamada por parte de los jefes de los funcionarios del SEBIN exculpándose de lo sucedido. “Nicolás maduro o no se atreve o no manda. No se atreve a encarcelarme ó le rompieron la cadena de mando y secuestraron a Roberto Marrero” declaró.

Marrero fue detenido en la madrugada del día de hoy por más de 40 funcionarios del SEBIN que irrumpieron su casa de manera abrupta. Antes de ser detenido, Marrero difundió por su celular un audio que grabó explicando que los funcionarios se encontraban en la puerta de su casa “lamentablemente llegaron a mí. Sigue la lucha. No se detengan. Cuiden al presidente.”

El diputado de la Asamblea Nacional y también dirigente del partido opositor Voluntad Popular, Sergio Vergara, denunció por medio de su cuenta de Twitter que su casa fue también fue allanada. Vergara denuncia que cuando los funcionarios se encontraban en su casa registrando sus cosas, entraron dos fiscales a la vivienda, le dijeron a los funcionarios que se fueran directo a la casa de Marrero que vive al lado del diputado. “(…) les dije que lo que estaban haciendo era inconstitucional y que no estaban obligados a cumplir estas órdenes” añadió Vergara.

El diputado afirmó que Marrero pudo alcanzar decir que le fue sembrado dos fusiles y una granada. El senador de Estados Unidos, Marco Rubio, redactó en su cuenta personal de Twitter que los funcionarios plantaron evidencia para usarla como prueba falsa y considera que el régimen de Maduro se encuentra probando a la comunidad internacional para conocer cómo y cuándo arrestar a Guaidó.

Varias naciones se han pronunciado por la detención arbitraria de Marrero. El Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, escribió en su cuenta de Twitter
“No toleraremos el encarcelamiento o intimidación de Maduro del gobierno legítimo de Venezuela”

Juan Carlos Valera, presidente de Panamá, también exigió la liberación inmediata de Marrero y advirtió que de no ser puesto en libertad El Gobierno de Panamá tomata medidas en contra del régimen de Maduro.

CIDH mantiene a Cuba y Venezuela, e incluye a Nicaragua, en su "lista negra"

Un niño pasa junto a una pintura de la bandera cubana en una pared, en La Habana, Cuba.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mantuvo a Cuba y Venezuela, e incluyó a Nicaragua, en su "lista negra" de países que violan los derechos humanos en el hemisferio, según figura en su informe anual publicado este jueves.

El Capítulo IV de ese informe, presentado ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y que se refiere a 2018, nombra cada año a los Estados donde el respeto a los derechos humanos merece la "atención especial" de la Comisión, con sede en Washington.

"Respecto de Cuba, Nicaragua y Venezuela, la CIDH decidió su inclusión en el Capítulo IV B de su Informe Anual 2018, con lo cual el análisis de dichos países se realiza en detalle en dicho apartado", advierte la CIDH en la introducción del Capítulo IV.

Cuba

Sobre Cuba, que ha aparecido en el listado cada año desde 1984, la CIDH advierte en un informe especial de "restricciones arbitrarias" al derecho al voto y a la libertad de expresión, así como de "violaciones" al debido proceso.

La CIDH decidió incorporar al país en el capítulo IV B de su informe anual teniendo en cuenta la comisión de una "violación grave de los elementos fundamentales y las instituciones de la democracia representativa previstos en la Carta Democrática Interamericana", según indica el texto.

Específicamente, la CIDH cree que el proceso de debate de la nueva Constitución cubana sufrió "serias falencias" y cuestionó el proceso que llevó a la designación a la presidencia de Miguel Díaz-Canel, quien sustituyó al exgobernante Raúl Castro en abril de 2018.

El informe subraya que "durante el desarrollo del proceso electoral se observó la persistencia de condiciones que impiden la genuina participación política de diversos sectores de la sociedad, en opinión de la Secretaría General de la OEA, la elección del Presidente Díaz-Canel es una “transición ilegítima”, catalogando de “dictadura” a su sistema de gobierno".

La Comisión Interamericana también se refirió en su informe al proceso de reforma constitucional que tuvo lugar en 2018 y concluyó con un referendo el pasado 24 de febrero.

"La CIDH tomó conocimiento de diversos hechos que constituyeron un serio obstáculo en el goce de los derechos participativos de las personas que se encuentran bajo la jurisdicción del Estado cubano, tales como restricciones arbitrarias al derecho de reunión, la presencia de un único partido, la prohibición de asociarse con fines políticos, y la negativa a incorporar propuestas provenientes de grupos disidentes al gobierno, entre otras acciones", detalla el documento.

La Comisión Interamericana señaló, además, las "persistentes restricciones a los derechos políticos, de reunión y asociación, y a la libertad de expresión y de difusión del pensamiento" en la isla, así como "vulneraciones masivas a los derechos a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona, a la protección contra la detención arbitraria, a la inviolabilidad del domicilio y circulación de la correspondencia, residencia y tránsito".

La organización subrayó que en Cuba se viola el derecho de los ciudadanos a tener "garantías judiciales mínimas y a la protección judicial (...) en particular, en perjuicio de personas defensoras de derechos humanos, líderes sociales y políticos, y periodistas independientes, así como afrodescendientes, mujeres, personas LGTBI, entre otros grupos históricamente vulnerables".

Nicaragua

La CIDH decidió incluir a Nicaragua en su "lista negra" debido a las violaciones de derechos humanos registradas desde el pasado abril, cuando estallaron unas protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que han dejado 325 muertos, de acuerdo al propio organismo.

El documento recoge que el Ejecutivo nicaragüense ha rechazado el informe por considerar que no tiene rigor y estar politizado.

Nicaragua figuró por última vez en la "lista negra" en el informe relativo al año 1993 y después de haber sido incluido en ese listado cada año desde 1982.

Venezuela

Respecto a Venezuela, presente en la lista de cada año desde 2005, la CIDH asegura que se han "agravado" las condiciones "estructurales" que afectan los derechos de los venezolanos y han derivado en "una grave crisis política, social, y económica, al punto de que en la actualidad existe una ausencia del Estado de Derecho".

La Comisión se refirió a las elecciones celebradas el pasado mayo, que ganó Nicolás Maduro, y cuyos resultados no fueron reconocidos por la oposición, lo que llevó al presidente del Parlamento, Juan Guaidó, a proclamarse presidente interino el pasado 23 de enero.

La CIDH no mencionó a Guaidó porque el informe se refiere a 2018, pero afirma que "el modo" en que se desarrollaron esos comicios de mayo "profundizó la crisis institucional".

Los Gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Cuba saben que han sido incluidos en el Capítulo IV desde el finales de enero, cuando la CIDH les envió el borrador del informe para recibir observaciones, reportó EFE.

(Con información de EFE y la CIDH)

Cargar más

XS
SM
MD
LG