Enlaces de accesibilidad

Deportes

¿Están involucionando los cerradores?

El cerrador de los Seattle Mariners Hunter Strickland.

Cuando vemos cómo ha cambiado el concepto y desarrollo de los lanzadores que concluyen los juegos de béisbol de Grandes Ligas, desde la década de 1950 a nuestros días, podemos pensar que el rol de cerrador pudiera estar dando un salto al pasado.

El célebre título cinematográfico “Back to the Future” (o de vuelta al futuro) pudiera estarse dando, porque pareciera que el futuro del trabajo de cerrador apunta a la década de los 50 y si sigue por ese camino, tiene tendencia a desaparecer, ya que un poco antes de esas ya lejanas fechas, nadie hablaba de cerradores.

La temporada pasada los Rays de Tampa usaron sus relevos para abrir una cantidad apreciable de juegos y lanzaron esos juegos “por comité” así que prácticamente no hubo abridores ni cerradores en esos partidos.

En lo que va de esta temporada Tampa ha usado hasta ahora 5 relevistas distintos para terminar los juegos.

Los campeones, los Medias Rojas de Boston, comenzaron la campaña sin relevista designado y hasta el momento no han nombrado uno.

Los Mellizos dijeron que “tenían reservas en nombrar un cerrador para este año” y los Bravos de Atlanta ya declararon que usarían un comité para hacer el trabajo.

Pero quizás los más determinantes en ese aspecto sean los equipos de los Orioles, los Reales y los maltrechos Marlins que declararon que no tenían planes de designar un cerrador para esta campaña.

El trabajo de cerrador fue emergiendo poco a poco con los años, primero esporádicamente, sin llamarlo con ese sexy nombre. De ahí surgieron algunos lanzadores relevo que fueron especializándose en ese rol y con el tiempo surgió el nombre de cerrador, la estadística de juegos salvados comenzó a adquirir relevancia y algunos lanzadores comenzaron una carrera en esa ocupación.

Antes de esa etapa los abridores estaban supuestos a terminar el juego que comenzaban. Abrían y cerraban. Al lanzador que enviaban a trabajar en el bullpen era generalmente un atleta al cual sus mejores días ya le habían pasado o que simplemente nunca llegó a alcanzar “mejores días”.
Evidentemente estos lanzadores no eran a los que el mánager le iba a entregar la bola para que salvara el juego para su equipo.

Los primeros lanzadores que cerraron partidos lo hacían lanzando 2 o más innings, no se veía mucho a pitchers de solo un inning y los de un solo bateador generaban comentarios en el periódico el día siguiente. Hoy los cerradores lanzan casi siempre un solo inning y cuando lo hacen por más de 3 outs muchas veces su efectividad sufre. Están mentalmente especializados (o atrofiados) para lanzar solo un inning.

Para acreditarse un “juego salvado” el equipo del nombrado cerrador, debe tener una ventaja de no más de 3 carreras. Puede tener una ventaja mayor si se le descuenta el número de corredores que estén en base cuando el cerrador haga el primer lanzamiento. También se le puede descontar el bateador de turno y hasta el que espera on deck para batear. Todo para incrementar los chances de que nuestro cerrador estrella se anote otro juego salvado.

Vamos a analizar a tres cerradores de tres décadas diferentes. Ellos encarnan, bastante bien, la evolución del trabajo de cerrador y nos pueden iluminar, si lo miramos al reverso, sobre cuál puede ser la involución de la profesión de cerrador.

Mariano Rivera.
Mariano Rivera.

Estos tres señores del montículo y de la conclusión del espectáculo son Hoyt Wilhelm, Bruce Sutter y Mariano Rivera. Los tres son distinguidos miembros del Salón de la Fama en Cooperstown.

En uno de mis programas del suspendido Deportes y Más dediqué el espacio en tratar de encontrar al mejor cerrador de todos los tiempos. Basado en sus números llegué a la conclusión que Hoyt Wilhelm fue el mejor de todos. Eso generó alguna controversia entre mis oyentes y mis colegas pero, en materia de números yo soy un profesional (no en radio) y además, ese era mi programa. Así que el que tenga otra teoría que la exprese pero con números no con historias anecdóticas.

Hoyt Wilhelm jugó de 1952 a 1972. 21 temporadas. Por cierto fue un lanzador estrella de los Leones de La Habana en Cuba, pero eso no lo contamos para esto.

Los salvados de Wilhelm fueron mayormente de 3 innings, por eso llegó en su carrera a 2,254 innings actuando en 1,070 juegos. Salvó 52 juegos pero “a la mala”. Aparte de los salvados ganó 143 juegos y perdió 122 con un ERA de 2.52 en sus 21 temporadas. De los juegos que abrió, aparte de los salvados, completó 20.

Bruce Sutter jugó de 1976 a 1986, 12 temporadas. El primer cerrador puro que entró en Cooperstown indicando la filosofía contemporánea de la profesión. Salvó 300 juegos y lanzó 1,042 innings, el 54% menos que Wilhelm y lanzó en 661 juegos, el 49% menos que Wilhelm. Sutter no completó ningún juego porque tampoco abrió ninguno, ganó 68 y perdió 71 con 2.83 de ERA.

Mariano Rivera jugó de 1995 a 2013 por 19 años, salvó 652 juegos, trabajó en 1,115 juegos y lanzó en 1,283 innings, 44% menos que Wilhelm. Rivera ha sido el único miembro del Salón de la Fama elegido unánimemente, ganó 82 juegos y perdió 60 con 2.21 de efectividad. En su Carrera no completó ningún partido.

Bueno, creemos que esos tres individuos en un mini análisis, encarnan la evolución del carácter del cerrador de juegos en el béisbol Quizás, mirando al pasado, podamos tomarlos como plantilla para vislumbrar la posible involución del cerrador.

Vea todas las noticias de hoy

Eddy Álvarez, el cubano que fue del patinaje sobre hielo a las Grandes Ligas

Eddy Alvarez en Sochi, Rusia en febrero de 2014. AP Photo/Ivan Sekretarev

Hemos visto atletas que han participado simultáneamente en más de un deporte o han cambiado de disciplina durante su carrera. Varios ejemplos nos vienen a la mente:

El más emblemático de los atletas que practicaron múltiples disciplinas es Jim Thorpe, el nativo americano que además de competir en varios eventos de atletismo en el escenario olímpico y ganar el decatlón en los Juegos Olímpicos de 1912, jugó football americano y béisbol. Todos estos deportes son considerados de verano.

El equipo de bobsleigh (tobogán) de Jamaica es un ejemplo de atletas que compitieron en Juegos Olímpicos de verano e invierno. Eso se debió a que las tripulaciones de 4 y 8 atletas de Jamaica eran corredores de velocidad en pista seca y se sabe que las carreras de tobogán se ganan en la primera etapa cuando los atletas empujan el vehículo antes de subirse al mismo. Jamaica participó en cuatro juegos de invierno.

Hoy nos toca hablar de Eddy Álvarez y hay cronistas que han reseñado que Eddy es el primer cubano que compite en juegos olímpicos de invierno. Eddy participó en los Juegos de Sochi donde obtuvo medalla de plata en el relevo de patinaje sobre hielo en la distancia de 5,000 metros. Hay otra hazaña de Eddy Álvarez que no es ser el primer cubano en competir en el hielo olímpico y esa hazaña es la que motiva esta crónica de hoy a la que nos referiremos más adelante.

La primera persona de origen cubano que compitió en juegos olímpicos fue Jennifer Rodríguez, nacida en Miami, de padres cubanos y que nos representó en varios eventos internacionales incluidos los juegos olímpicos. Jennifer no fue a pasear a esos eventos, Jennifer fue a ganar medallas en patinaje sobre hielo, obteniendo las siguientes:

Juegos Olímpicos, 2002, Salt Lake City: 1,000 metros, Bronce; 1,500 metros, Bronce.

Campeonatos Mundiales: 2005, Salt Lake City: Sprint, Oro; 2004, Nagano: Spring, Bronce.

Campeonatos Mundiales Larga Distancia: 2003, Berlín, 1,000 metros, Plata; 2005, Inzell, 1,500 metros, Bronce; 2004 Seúl, 1,500 metros, Bronce y 2003 Berlín 1,500 metros, Bronce.

Pero Jennifer aunque compitió y ganó también en patines de rueda, esos dos deportes no son tan disímiles como los que ha practicado Eddy Álvarez y esa es la hazaña a la que nos referíamos en el cuarto párrafo de este artículo.

Como dije Eddy compitió en patinaje en hielo en el nivel más alto de este deporte, el olímpico, pero después de ser triunfador en el hielo quiso comenzar de cero con su primer amor, el béisbol, ahí acaba de alcanzar también el más alto nivel de ese deporte, las Grandes Ligas.

Debido a que el equipo local de béisbol los Marlins está diezmado por la pandemia de COVID-19, tuvo que subir a algunos peloteros de liga menor al equipo grande y entre ese personal vino Eddy Álvarez.

Eddy no lo hizo mal en el circuito menor, estuvo seis temporadas y bateó para 278 y a la defensiva ganó un guante de oro. Cuando escribimos esto ha participado en dos partidos con los Marlins y aunque no ha logrado batear de hit en cinco turnos al bate, su equipo ganó los dos juegos en que enfrentaron a los Orioles de Baltimore.

Morrell, este sábado, buscará ser el primer campeón mundial cubano en las 168 libras

David Osvary Morrell. Foto tomada del Periódico Vanguardia.

El prospecto cubano David Osvary Morrell debió de combatir en abril pasado por la faja interina de la Asociación Mundial de Boxeo en el peso super mediano (168 libras) ante el guyanés residente en Brooklyn, Nueva York, el invicto Lennox Allen.

El coronavirus, en ese momento, no permitió realizar ese pleito en Minneápolis, Minesota.

Pero al fin llegó el momento esperado por ambos púgiles. Ese pleito pactado a 12 rounds por la misma corona se realizará este sábado 8 de agosto en el Microsoft Theater, en Los Angeles, estado de California.

El púgil villaclareño se mantuvo entrenando en abril y mayo con sesiones ligeras, pero a partir de junio aceleró las rutinas en Minneápolis y físicamente está listo para salir airoso ante el difícil Allen y convertirse en el primer púgil cubano en toda la historia profesional en ganar una corona del orbe en las 168 libras.

Así es. Morrell en apenas su tercer pleito irá por una corona mundial. Hasta la actualidad solo dos peleadores profesionales ganaron cinturones del orbe en sus terceros pleitos, el bicampeón olímpico ucraniano Vasyl Lomachenko (le quitó el invicto al cubano Guillermo Rigondeaux) y el ídolo tailandés Saensak Muangsurin.

Por la experiencia y mas peleas profesionales sobre el cuadrilátero, el favorito es Allen, quien archiva 22 triunfos sin derrota y un empate en agosto del 2010 ante Darnell Boone, en pelea realizada en Brooklyn.

Allen, de 35 años de edad, debutó en el boxeo profesional el 16 de abril del 2004 con una victoria por KO ante Troy Lewis, en combate realizado en su tierra, Georgetown, Guyana.

El guyanés tiene pegada con ambas manos, es hábil, se mueve rápido y en ocasiones cuando va a la ofensiva es para arrollar al oponente.

Morrell, mas joven, con 22 años, tiene pegada con ambas manos, carga dinamita pura, es un peleador explosivo, es rápido de piernas y manos, con técnica depurada y sobre todo tiene juventud y deseos de comerse el mundo en este deporte que en Cuba es segundo, detrás del béisbol.

Osvary fue monarca en el peso semi pesado en el Campeonato Mundial Juvenil, realizado en el 2016 en St. Petersburgo, Rusia, evento en el cual fue seleccionado "El Mejor Boxeador del Mundial".

El villaclareño fue monarca de Cuba en el 2017 en los 81 kilos (peso semi completo) y ese mismo año fue campeón en el torneo de la India en las 178 libras.

En mayo del 2018 Morrell llegó a México con el objetivo de cruzar la frontera e instalarse en Estados Unidos, con un solo objetivo. Reanudar sus entrenamientos con los ojos puestos en el profesionalismo y con un sueño: buscar una faja del orbe.

El debut de Osvary fue el 31 de agosto del 2019 con un éxito por KO ante el desaparecido cubano Yendris Rodríguez Valdés. En noviembre de ese mismo año, en su segundo pleito profesional, arrolló por la vía rápida a Quinton Rankin.

Morrell reside con su novia en Minneápolis, una ciudad que le encanta a ambos (y la casa de uno de los mejores peloteros cubanos en todos los tiempos, el vueltabajero Tony Oliva, quien jugó durante 15 años para el Minesota, en las Grandes Ligas).

Actualmente en el peso super mediano pelean a nivel profesional 8 cubanos, lista que encabeza el yumurino William Scull (peleará este mes en Alemania), así como los invictos Osleys Iglesias y Maidel Sando.

Por su juventud y entrega total a los entrenamientos, muchos esperan este sábado una victoria de Morrell, que lo convertiría, y esto hay que reiterarlo: en el primer cubano en toda la historia a nivel profesional en lograr una faja del orbe en las 168 libras.

Declarados agentes libres seis promesas del béisbol cubano

Peloteros cubanos. (Archivo)

Seis peloteros cubanos han sido declarados agentes libres según informó el portal digital Cibercuba en su sección deportiva.

Los nombres y las edades de estos jóvenes peloteros cubanos son: Gleyder Abreu (17), José Guimil (17), Julio Cesar Guerrero (17), Lázaro Morales (16), Jean Carlos Sio (16) y Anthony Lobo (16).

Todos ellos comenzaron a desarrollar su talento en el sistema del béisbol cubano, sin embargo, y como es una constante en los últimos años, eligen no continuar dentro de Cuba y buscan la vía del profesionalismo.

En la lista destaca el jardinero de La Habana, Jean Carlos Sio. El bateador zurdo de 16 años fue seleccionado al Panamericano Sub-15 de México celebrado en septiembre de 2019.

Sio, al igual que los demás antillanos, posee buen contacto, velocidad sobre las bases y amplio espectro de oportunidad para llamar la atención de los scouts y las organizaciones del béisbol de las Grandes Ligas.

Es solo cuestión de tiempo para que estos jovencitos que viven en terceros países muestren su talento dentro del terreno de juego.

¿Ganancias o respeto a derechos humanos?: una polémica en las ligas deportivas

Equipos de la NBA jugando en Shanghai, China, en 2016. (Aly Song / Reuters).

La lucrativa relación entre la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) y la República Popular de China se ha visto afectada en los últimos años por alegaciones de abuso en las academias de instrucción que patrocinó en el año 2016 la NBA en tres ciudades del gigante asiático.

Según un nuevo informe de la cadena televisiva de deportes, ESPN, el problema sale a la luz pública gracias a informaciones divulgadas por los entrenadores americanos que han participado como instructores en esas academias.

Los reportes arrojan detalles de abuso físico hacia los estudiantes chinos por parte de los instructores asiáticos, las condiciones de vida brutales para los integrantes de estas academias, hostigamiento policial a los entrenadores estadounidenses y falta de oportunidades de aprendizaje formal para los jóvenes que participan en esos centros de instrucción, esto después de que el propio comisionado de la NBA Adam Silver mencionó el tema de la educación como “una pieza fundamental de las academias”.

Caricatura de Radio Free Asia
Caricatura de Radio Free Asia

Se detalla en los informes que una de las academias estaba situada en la provincia de Xinjiang, al extremo noroeste de China, precisamente donde se encuentran recluidos cerca de un millón de musulmanes uigures en campamentos de concentración.

“Las alegaciones del reportaje de ESPN son preocupantes”, dijo en un comunicado Mark Tatum, vicecomisionado a cargo de operaciones internacionales de la NBA.

La NBA cerró su academia en Sinkiang en junio del 2019 pero Tatum se negó a especificar la razón del cierre. Por su parte, el gobierno chino no ha respondido al informe.

El senador de la Florida Rick Scott declaró en un comunicado que “el vínculo entre la NBA y las violaciones de derechos humanos por parte del Partido Comunista de China es más estrecho de lo que pensábamos. Los reportes sobre las violaciones en las academias de la NBA en China son asquerosos. Y el hecho de que la NBA no se dio por enterado por tanto tiempo es horripilante”.

A mediadas de julio del 2020, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció que Estados Unidos iba a rechazar la solicitud de visado a tres altos funcionarios de Beijing como castigo por el trato que reciben en China los uigures y otros musulmanes turcomanos en Xinjiang. La NBA no ha emitido comentarios al respecto.

HONG KONG Y NBA

Las tensiones entre la NBA y China comenzaron el año pasado cuando el gerente general del equipo de los Houston Rockets, Daryl Morey, desencadenó una guerra diplomática con el régimen chino al lanzar un tuit que decía - “lucha por la libertad, ponte de pie con Hong Kong”.

Daryl Morey, gerente de los Rockets de Houston
Daryl Morey, gerente de los Rockets de Houston

El mensaje de Morey respaldaba al movimiento pro democracia de Hong Kong, el cual estaba efectuando colosales protestas contra el gobierno autoritario chino en su intento por controlar a la antigua colonia británica.

Las declaraciones del gerente Morey recibieron una respuesta inmediata del gobierno comunista. La Asociación China de Baloncesto suspendió de inmediato toda cooperación con la franquicia de la NBA de Houston.

Igualmente, la cadena de televisión China, CCTV5, y el socio digital de la NBA en China, Tencent Sports, suspendieron las transmisiones de los partidos de los Rockets. Según ambas empresas, la audiencia de chinos sintonizando a la NBA la temporada previa fueron 500 millones.

La corporación Tencent pagó a la NBA una suma de 1.5 mil millones de dólares en el 2019 por la exclusividad de transmitir los juegos por las redes sociales en los próximos cinco años. La compañía NBA China, una rama de la NBA, fue valorada por 5 mil millones de dólares en el 2019 por la revista Sports Business Journal.

“Dada la inmensidad de las cifras que rodean los negocios entre la NBA y China, el comisionado Silver rápidamente pidió excusas al gobierno chino, le comentó Isaac Stone Fish, profesor de la Universidad de Nueva York (NYU) especializado en relaciones China-EEUU a la publicación National Review.

El comisionado de la NBA declaró que “los comentarios del señor Morey no representaban las opiniones de la liga”. Daryl Morey eliminó el comentario de Twitter a las 24 horas de haberlo publicado en su cuenta. También ofreció una explicación por su opinión comentando que existían datos de que él no manejaba el tema, y que "su intención no fue ofender a nadie”.

La mayoría de los jugadores de la NBA tampoco apoyaron a Morey. El día después de haberse publicado dicho tuit, el ganador del premio del jugador más valioso de la liga en el 2018 y quien militara además en el equipo de Houston, James Harden, declaró a las cámaras de ESPN : “Lo sentimos mucho. Ustedes saben cuánto nosotros los queremos. Nos encanta jugar en China”.

HISTORIA DE DDHH Y CONTRATOS DEPORTIVOS

La NBA abrió una oficina en Beijing por primera vez en 1992. Para los comienzos del nuevo milenio, la NBA empezaba a jugar juegos de exhibición en China y al mismo tiempo comenzaba un experimento para incrementar el interés por el baloncesto en el país asiático. La figura estelar del equipo nacional chino, Yao Ming, comenzó a jugar en la NBA en el año 2002. Midiendo siete pies, seis pulgadas, el gigante asiático se convirtió en un jugador estrella de la liga profesional americana.

Yao Ming
Yao Ming

Y mientras que los fanáticos americanos aplaudían al talentoso jugador oriundo de Shanghai, el gobierno comunista chino le estaba cobrando a Yao el 50% de su salario, que incluía lo que ganaba como jugador más todas sus ganancias por anuncios y patrocinios. Irónicamente el equipo de Yao por nueve campañas de la NBA fue los Rockets de Houston.

Jugadores de la NBA en China
Jugadores de la NBA en China

En los Estados Unidos, la NBA se ha destacado como una liga precursora en exigir derechos humanos y justicia social dentro del país. Cuando se reanudaron los juegos de baloncesto después de meses sin partidos por la pandemia del COVID-19, las canchas donde se juegan los partidos en Orlando tienen la insignia “Black Lives Matters” claramente inscrita en los tabloncillos por encima del logo de la propia liga. Esto fue una de las peticiones del sindicato de los jugadores de la NBA cuando estaban negociando el retorno a la temporada. Sin embargo, no se nota el mismo cuidado o preocupación por parte de los jugadores de la NBA por los derechos de ciudadanos chinos o del cualquier otro país totalitario del mundo.

Esta polémica plantea una discusión sobre la postura que deben tener las instituciones deportivas cuando se enfrentan a situaciones donde existen conflictos entre riqueza económica y respeto a los derechos humanos.

El caso de la NBA y China también se aproxima en comparación con la relación que se acordó entre las grandes ligas de béisbol profesional estadounidense y la Federación Cubana de Béisbol.

El presidente Obama en el Estadio Latinoamericano.
El presidente Obama en el Estadio Latinoamericano.

En el 2014, el presidente Barack Obama reevaluó y comenzó a reestructurar la política de Estados Unidos hacia Cuba. En un comunicado de prensa, Obama justificó su cambio de política de esta forma: “No espero que los cambios que estoy anunciando hoy traigan una transformación de la sociedad cubana de la noche a la mañana. Pero estoy convencido de que, a través de una política de compromiso, podemos defender más eficazmente nuestros valores y ayudar al pueblo cubano a ayudarse a sí mismo a medida que avance el siglo XXI”.

Como parte de este acercamiento, el gobierno de Obama reconoció a la Federación Cubana de Béisbol como una entidad independiente dentro de un país donde existe un sistema totalitario. Esto le permitió a la liga de béisbol profesional estadounidense (MLB) llegar a un acuerdo con la agrupación cubana sin violar las restricciones del embargo.

Para el comentarista de deportes de Radio Televisión Martí José “Pepe” Campos, “la noción o, mejor dicho, la excusa de que el convenio entre MLB y Cuba era para prevenir el tráfico humano de los peloteros cubanos que llegaban a los estados unidos es ridícula. El hecho es que la dictadura quería negociar a peloteros igual que hacen con los médicos”.

El acuerdo entre Estados Unidos y Cuba para libremente contratar a los peloteros cubanos incluía un pago al gobierno cubano del 25% del valor total del atleta. El acuerdo, dijeron los líderes del MLB, fue creado para eliminar el tráfico humano que existía con los peloteros de la isla.

Sin embargo, la administración de Donald Trump argumentó luego que los jugadores son utilizados como peones por parte del gobierno cubano, y por lo tanto desestimó el acuerdo cuatro meses después de firmado.

Vuelve la Champions League... en formato coronavirus

Trofeo de la Liga de Campeones del Fútbol europeo.

Ya estamos en agosto y eso significa que reanuda la Liga Europea de Campeones. Si esto les suena raro es porque nunca se han jugado los partidos más cruciales de este trofeo en el verano.

La competencia más importante y mejor pagada del mundo a nivel de clubes reanuda tras ser postergada en marzo.

Han pasado 5 largos meses desde que la UEFA, Unión Europea de fútbol, comenzó a romperse la cabeza tratando de ver cómo termina la competencia más codiciada y seguida del planeta interrumpida por la propagación del coronavirus por todo el viejo continente desde principios de marzo.

En varias ocasiones la máxima entidad del balompié europeo ha anunciado estar cerca de una solución para terminar de jugar la Liga Europea de Campeones, mejor conocida como la Champions.

UEFA se puso de acuerdo con todas las federaciones europeas y en una serie de comunicados de prensa dio a conocer el mes pasado que la Champions League se va a jugar en Lisboa, Portugal durante este mes de agosto.

Este será un formato nunca visto en toda la historia de la liga Europea de Campeones/Copa Europea que se ha jugado cada año desde 1956.

Llámesele “formato coronavirus,” donde los cuartos de final, las semifinales y la final se van a jugar un una misma ciudad en un total de 7 partidos que se llevarán a cabo un un periodo de 2 semanas, en vez del acostumbrado formato de un juego en la cancha de cada club.

Cuartos de final del 12 al 15 de agosto en Lisboa.

Semifinales: 18 y 19 de agosto en Lisboa.

Final: domingo 23 de agosto en Lisboa.

Los únicos 4 equipos que ya tienen garantizado su pasaporte a Portugal son: Paris SG, Atlético Madrid, Atalanta y Leipzig.

Todavía quedan pendiente los 4 partidos de octavos de final de La Champions, que se jugarán esta semana el 7 y 8 de agosto en la cancha donde tocaba jugarlos antes de que fueran pospuestos por de la pandemia. Esos partidos son: Manchester City-Real Madrid; Barcelona-Nápoles; Juventus-Lyon y Bayern Munich-Chelsea.

Originalmente la UEFA le había otorgado a Estambul, Turquía, la final de la Champions 2020, pero optó por Lisboa porque Portugal ha tenido, per capita, muchos menos casos de COVID-19 que la mayoría de los países europeos.

La UEFA comenzará a jugar La Champions a puertas cerradas, sin aficionados en el estadio, pero no descarta la posibilidad de poder llenar en un tercio los estadios en las semifinales y final. Más de uno piensa que esto es un sueño de la Unión Europea de fútbol.

No te pierdas lo mejor del balompié internacional, especialmente todo lo que ocurre en La Champions, en tu resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7 a 8 pm y en su repetición a la medianoche por Radio Martí y en nuestra página digital radiotelevisionmarti.com

Cargar más

XS
SM
MD
LG