Enlaces de accesibilidad

Mundo

El Che no era español

Archivo

En la vida política, izquierda y derecha en España se mezclan en la convivencia de la cotidianeidad, se funden en una realidad que los precisa más que nunca entrelazados, distantes de consignas extremas, de cantos de sirenas, y de himnos incendiarios.

Existen múltiples razones por las cuales resulta curioso que este personaje no tenga mayor relevancia en la izquierda de este país.

El Che era de descendencia española entre otras y sin embargo no se reclama autoría por parte de los españoles, siendo que tienen una de las polarizaciones ideológicas más enconadas en la vida política europea. La izquierda y la derecha tienen muy marcados rasgos identitarios en sus figuras fetiches, en sus pasiones e idolatrías.
Por ello resulta extraño que en España la figura del Che no revista mayor importancia, no esté rodeada de polémica, de partidarios y detractores.

Durante los años en que se desarrollaron las diferentes guerrillas guevaristas y crecía la fama del Che alrededor del mundo, así como cuando tuvo lugar su captura y muerte, y los años que le siguieron con el desarrollo de la mística revolucionaria unida a su imagen, España permanecía gobernada por una de las dictaduras más anticomunistas que ha habido en la Tierra, donde se liquidó todo lo que tuviese una extracción ideológica cercana al marxismo, a través de la privación de la vida, de la libertad o del destierro.

No existió la posibilidad mediática de desarrollar una simpatía hacia la figura del Che una vez muerto, como en el resto de Europa occidental tanto por los comunistas clásicos como por los eurocomunistas críticos de la URSS, que encontraban en él un ejemplo de cómo se marginaba del poder a quien manifestase las diferencias con el imperio del Bien Proletario. Ni la antipatía de los sectores de izquierda que rechazaban de plano la utilización de la violencia. No existía la libertad de prensa y de publicación para extenderse en la adoración pública o el rechazo de la encarnación del hombre nuevo.

Pero considero que aún concurría una razón de mayor peso para explicar el escaso entusiasmo en la adopción del Che como ídolo de la izquierda.

España, que desgraciadamente es un país que conoció varios momentos históricos en que se impuso la injusticia a través de la brutalidad, había entrado a su mayor período de oscurantismo en la Historia moderna, a través de una guerra fratricida que la llevó a lamentar la friolera de más de medio millón de vidas perdidas, tras la suma de los muertos por combates y la represión posterior a los vencidos.

Esta circunstancia sumada a que los vencedores gobernaron con mano recia los restantes casi cuarenta años de dictadura, dejó una resaca en el subconsciente colectivo por la cual toda manifestación de la violencia fue y es enérgicamente rechazada en los años posteriores a la muerte del dictador y en el retorno de la vida constitucional.

Ni siquiera el Partido Comunista suele llevar entre sus banderas la famosa cara sombreada del Che en las manifestaciones. Incluso son contados los más nostálgicos, que hoy realzan los bustos de Marx, Lenin o La pasionaria.

El retorno a la paz en España era mucho más importante que la instauración de cualquiera de los eufemismos para denominar a un tipo de gobierno, y el arribo a la vida democrática era mucho más importante para el Partido Obrero Socialista Español, e incluso para ciertos sectores de la izquierda más radical, que una dictadura del proletariado, que una sociedad de fuertes antagonismos.

El mayo del ’68 francés se ajustaba más a los intereses de la izquierda española que el Patria o muerte venceremos de la guerrilla guevarista.

El deseo de poder vivir como ciudadanos franceses o suecos ocupaba más espacio en el imaginario de los dirigentes progresistas españoles que retornar a discusiones ideológicas que habían ocasionado un poso amargo de separación, odio y dolor.

Los encargados de introducir al país en la modernidad europea no ondeaban efigies del Che Lenin ni Mao. Ni siquiera de Trotsky Gramsci o Bakunin, sino que pretendieron la conquista del poder a través del símbolo de la rosa, de su persuasión y de las evocaciones hedonistas que su color y simbología sugieren.

De ese modo en el país más atrasado de Europa occidental se daba la izquierda más desarrollada, más avanzada, alejada de todo deseo de derramamiento de sangre, quizás la más militante contra los extremismos, empezando por condenar los de las propias filas trasnochadas.

Se puede asegurar que la fuerza llamada socialista en España modernizó el país depositándolo en una economía pujante en Europa, de tipo capitalista con importantes contrapesos de beneficios sociales. En cuanto a lo económico la izquierda se situó en favorecer el desarrollo capitalista con intervención del Estado, pero en España la derecha no hacía lo contrario, la intervención estatal en la época del franquismo era casi hegemónica. Y en lo social, la izquierda socialista ha sido la fuerza que estableció un claro limite con las relaciones de producción de tipo feudales que persistían en el país impulsándolo no hacia una economía planificada quinquenalmente donde los medios de producción perteneciesen al estado, sino intentando alcanzar el desarrollo capitalista que se disfrutaba en el área.

Si despojamos la realidad de discursos y teorías, y analizamos únicamente los hechos, fue la izquierda paradójicamente quien más hizo por situar a España en un lugar destacado de las economías de mercado, entre otras cosas, entrando durante uno de sus gobiernos en la CEE.

En todos sus actos reflejos, sus poses y actitudes, encuentro más emparentados entre sí a la izquierda española, con los sectores disidentes de los países del telón de acero, los que poco después de España comenzaron a hacer su andadura hacia la democracia desde dictaduras del proletariado, los veo más emparentados con las victimas de la represión en Cuba, defensores de los derechos elementales de la minorías y el individuo, más del lado de todo elemento crítico, no bienvenido por los populismos, por los amantes de las socorridas consignas de trinchera.

Mientras que a la derecha hispana, en su mayoría muy enclavada en sus orígenes intolerantes, pre moderno, absolutista, se la nota muy emparentada con las actitudes autoritarias que en la actualidad generalmente son propiedad del populismo y de los usurpadores de los verdaderos intereses de los pueblos.

Aún cuando son irreconciliables en la vida política, izquierda y derecha en España se mezclan en la convivencia de la cotidianeidad, se funden en una realidad que los precisa más que nunca entrelazados, distantes de consignas extremas, de cantos de sirenas, y de himnos incendiarios.

Mientras la rosa del progresismo autóctono ve desde la distancia, la cola en la que todavía aguarda la imagen del Che para entrar al fetichismo ibérico como elemento contestatario, detrás del Valle de los Caídos, que aún se resiste anacrónicamente a su demolición.

Tomado de: El blog de martinguevara

Vea todas las noticias de hoy

Informe: Conflicto en Afganistán se ha cobrado 241.000 vidas en casi 20 años

Un hombre lee el Corán junto a la tumba de un familiar en un cementerio en las afueras de Kabul, Afganistán, el 14 de enero de 2021. Foto Archivo: Wakil KOHSAR / AFP.

El costo económico del conflicto ha sido de unos 2,26 billones de dólares, cifra que no incluye el costo futuro de mantener a los soldados lisiados y del pago de los intereses del dinero prestado para costear el conflicto de dos décadas.

ISLAMABAD - Un estudio publicado el viernes estima que la guerra de dos décadas en Afganistán ha matado a 241.000 personas, incluidos estadounidenses, y le ha costado a Estados Unidos unos 2,26 billones de dólares hasta la fecha.

El Proyecto Costos de la Guerra, realizado por el Instituto Watson de la Universidad de Brown y por el Centro Pardee de la Universidad de Boston, señala en su informe que el costo financiero incluye tanto las operaciones afganas como las que se produjeron en el vecino Pakistán.

El presidente Joe Biden anunció el miércoles que todas las tropas estadounidenses abandonarán Afganistán antes del 11 de septiembre, cuando se cumplirá el vigésimo aniversario de los ataques contra el World Trade Center y el Pentágono, y dijo que "es hora de poner fin a esta guerra para siempre". La retirada de los alrededor de 3.000 soldados restantes del país, dijo Biden, comenzaría el 1 de mayo.

“El Proyecto Costes de la Guerra también estima que 241.000 personas han muerto como resultado directo de esta guerra. Esto incluye al menos 71.344 civiles; 2.442 militares estadounidenses; 78.314 militares y policías afganos; y 84.191 combatientes de la oposición”, dice el informe.

Señala que las cifras son aproximaciones basadas en los reportes de varias fuentes. “Estas horribles cifras son testimonio de los costos de la guerra, primero para el pueblo afgano y luego para los soldados y el pueblo de Estados Unidos. Poner fin a la guerra lo antes posible es lo único racional y humano que se puede hacer”, dijo Catherine Lutz, codirectora de Costos de la Guerra y profesora de la Universidad de Brown.

Neta Crawford, investigadora principal del proyecto y profesora de la Universidad de Boston, describió como "la punta del iceberg" el gasto del Departamento de Defensa de EE. UU. de más de 900.000 millones de dólares en Afganistán.

El resto del dinero, según el informe, incluye un aumento de 443.000 millones en el presupuesto base del Pentágono para apoyar la guerra, 296.000 millones para cuidar a los veteranos, 530.000 millones para cubrir los intereses del dinero prestado para financiar los despliegues militares en la nación del sur de Asia y 59.000 millones en fondos de contingencia en el extranjero.

"Los costos de la guerra de Afganistán incluyen su escalada en Pakistán, millones de refugiados y personas desplazadas, el costo de vidas de combatientes y no combatientes y la necesidad de cuidar a los veteranos de Estados Unidos”, señaló Crawford.

Tropas estadounidenses patrullan en una base del Ejército Nacional Afgano en la provincia de Logar, Afganistán, el 7 de agosto de 2018. Foto Archivo: REUTERS/Omar Sobhani.
Tropas estadounidenses patrullan en una base del Ejército Nacional Afgano en la provincia de Logar, Afganistán, el 7 de agosto de 2018. Foto Archivo: REUTERS/Omar Sobhani.

Pakistán, que se unió a la invasión militar de Afganistán liderada por Estados Unidos en 2001, llevó a cabo operaciones militares para asegurar su lado de la frontera, en gran parte porosa, de casi 2.600 kilómetros en apoyo de las acciones de las tropas internacionales en el lado afgano.

Washington reembolsó a Islamabad los costos financieros en los que incurrieron las operaciones pakistaníes de un Fondo de Apoyo de la Coalición establecido para tal fin.

El Proyecto Costos de la Guerra señaló que el total estimado de 2,26 billones de dólares no incluye los fondos que el gobierno de los EE. UU. está obligado a gastar en el cuidado de por vida de los veteranos estadounidenses de la guerra afgana, ni incluye los pagos de intereses futuros sobre el dinero prestado para financiar la guerra.

Aún no se ha completado una contabilidad más integral, según el informe. Incluiría no sólo el dinero que puede o no haber sido bien gastado, sino el recuento de los heridos, los que perdieron miembros y el costo psicológico de décadas de guerra para los combatientes y no combatientes y sus familias.

Stephanie Savell, codirectora del proyecto e investigadora asociada, respondió afirmativamente cuando la VOA le preguntó si durante sus investigadores habían hablado con los departamentos administrativos relevantes de EE. UU.

“Hemos hablado con representantes de la administración sobre esto, sí”, dijo Savell. “Nuestro número total incluye el presupuesto del Departamento de Defensa, pero también otros elementos del libro mayor como el cuidado de los veteranos, intereses en préstamos de guerra y aumentos en el presupuesto base del Pentágono debido a la guerra”, dijo en una respuesta por escrito.

El Proyecto Costos de la Guerra fue lanzado hace 10 años por un grupo de académicos y expertos para documentar los “costos no reconocidos” de las guerras posteriores al 11 de septiembre en Afganistán, Irak y otros lugares, dijo el comunicado del viernes.

Un nuevo análisis concluye que Siria usó armas químicas en 2018

La agencia de la ONU contra las Armas Químicas, en La Haya, Holanda

El Equipo de Investigación e Identificación, IIT, de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, concluyó este miércoles que hay motivos razonables para creer que el 4 de febrero de 2018, en Saraqib, Siria, la Fuerza Aérea de esa nación dejó caer un cilindro que contenía cloro y se dispersó en una gran área.

Este acto impuso un sufrimiento deliberado e inconcebible a las víctimas sirias, según el informe.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dice que este último hallazgo no debería sorprender a nadie. El régimen de Assad es responsable de innumerables atrocidades, algunas de las cuales llegan al nivel de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. El régimen ha respondido constantemente con muerte y destrucción a los llamamientos del pueblo sirio a la reforma y el cambio.

Estados Unidos está de acuerdo con las conclusiones citadas en este informe de la entidad de Naciones Unidas y continúa evaluando si el régimen de Assad retiene suficientes químicos para usar sarín, producir y desplegar municiones de cloro y desarrollar nuevas armas químicas.

Estados Unidos condena el uso de armas químicas por cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

Según EEUU todas las naciones responsables deben solidarizarse contra el despliegue de armas químicas preservando la norma mundial contra dicho uso; y "debemos estar dispuestos a responsabilizar al régimen de Assad" por usar dichas armas.

Cae la confianza en vacuna de Astrazeneca mientras persisten sus problemas de entrega

Jeringas con la vacuna de AstraZeneca se preparan en Fasano, Italia, el 13 de abril de 2021. REUTERS/Alessandro Garofalo/Archivo.

Las dudas sobre si la vacuna de AstraZeneca puede ocasionar coágulos sanguíneos y los retrasos que la firma ha tenido en la producción y entrega de las vacunas, ha generado una creciente desconfianza en dicha marca.

La confianza en la vacuna de AstraZeneca está desapareciendo rápidamente en Gran Bretaña a raíz de que los reguladores identificaron la semana pasada un vínculo entre la inyección y un trastorno sanguíneo muy raro. Los europeos están rechazando la inoculación en cantidades cada vez mayores, lo que ha llevado a más gobiernos europeos a considerar comprar la vacuna Sputnik V de Rusia.

Italia, España, Alemania, Bélgica, los Países Bajos, Portugal y Francia han decidido restringir la vacuna a los adultos mayores, pero están encontrando una creciente resistencia pública a la inyección. Una encuesta de opinión en Alemania sugiere que más del 40% de los alemanes rechazarían la vacuna AstraZeneca.

La gente espera recibir una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus AstraZeneca (COVID-19) en Fasano, Italia, el 13 de abril de 2020. REUTERS/Alessandro Garofalo.
La gente espera recibir una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus AstraZeneca (COVID-19) en Fasano, Italia, el 13 de abril de 2020. REUTERS/Alessandro Garofalo.

El gobernador de la región de Puglia, en el sur de Italia, Michele Emiliano, dijo al periódico La Repubblica la semana pasada que la mitad de sus residentes se niegan a vacunarse. “Esto empeorará, gracias a la forma confusa en que la agencia europea de medicamentos se está comunicando sobre la vacuna”, dijo.

El escepticismo sobre la vacuna también se ha extendido a África. La Unión Africana, que representa a 55 países, ha abandonado los planes para comprar la vacuna AstraZeneca, que fue desarrollada por científicos de la Universidad de Oxford, diciendo que en cambio recurrirá a la inoculación de una sola inyección de Johnson & Johnson.

Vacuna Johnson & Johnson

Pero ahora existen preocupaciones tras la decisión del martes de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos de recomendar "pausar" el lanzamiento de la vacuna Johnson & Johnson para poder investigar informes de casos raros de coágulos sanguíneos. Las autoridades dicen que están investigando seis casos reportados "de un tipo de coágulo sanguíneo raro y severo" en mujeres de 18 a 48 años que recibieron la vacuna.

Hasta ahora se han aplicado un total de 6,8 millones de dosis de la vacuna Johnson & Johnson de inyección única en EE. UU. La compañía dice que "no se ha encontrado un vínculo causal claro" entre la vacuna y los coágulos.

Algunos gobiernos africanos ya desconfiaban de la inmunización de AstraZeneca antes de que los reguladores de la Unión Europea y el Reino Unido confirmaran el vínculo con un trastorno de la coagulación sanguínea, aunque enfatizaron que el efecto secundario potencialmente fatal es "extremadamente raro", con solo 84 casos registrados de 25 millones de vacunas.

No obstante, los gobiernos africanos se sintieron perturbados el mes pasado cuando un estudio publicado en el New England Journal of Medicine descubrió que la vacuna Astra, que ha sido rebautizada como Vaxzevria con fines de mercadeo, no ofrecía mucha protección contra la enfermedad leve causada por una variante del coronavirus que surgió en Sudáfrica.

La tasa de eficacia de la vacuna fue solo del 10 por ciento para prevenir enfermedades leves, según el estudio, que no abordó la cuestión más importante de si protegía a los pacientes contra enfermedades graves y hospitalizaciones.

La renuencia asiática

Los países del Pacífico asiático también se están volviendo reacios a administrar la vacuna de AstraZeneca, que ha estado plagada de problemas de suministro, o están restringiendo fuertemente su uso.

El gobierno australiano ha decidido restringir su uso a menores de 50 años y ha tenido que abandonar la promesa de que todos en el país habrían recibido una primera dosis para octubre. Los funcionarios australianos dicen que han duplicado el pedido del país de la vacuna Pfizer. El ministro de salud de Australia, Brendan Murphy, calificó el cambio de política como de "alta precaución".

Los funcionarios de Hong Kong han decidido confiar en otras vacunas y abandonar pedidos anteriores. Corea del Sur también está restringiendo el uso de la vacuna Astrazeneca.

Los científicos y los expertos en salud pública están ampliamente frustrados por el creciente boicot de una vacuna, aunque sus beneficios superan los riesgos. Señalan que existe una mínima posibilidad de que se produzca un coágulo de sangre mortal. Y advierten que si los países rechazan la vacuna o la gente rechaza una dosis de Astrazeneca, tendrá un impacto enorme en la tasa global de vacunaciones, dando al virus aún más tiempo y oportunidad de mutar y crear variaciones que sean resistentes al grupo actual de vacunas.

Debido al bajo costo de la vacuna (AstraZeneca, una empresa británico-sueca que la vende al precio de costo de producción) y al hecho de que se puede almacenar a temperaturas de refrigeración normales, a diferencia de las vacunas Pfizer y Moderna, la inyección de Astrazeneca se había asignado como la vacuna del caballo de batalla para el mundo en desarrollo y para una Europa consciente de los precios.

AstraZeneca representó más del 40 por ciento de los pedidos de vacunas contra el coronavirus firmados el año pasado por países de ingresos bajos y medios. Y según Airfinity, una firma de investigación con sede en Londres, la inyección de Astrazeneca representó casi una cuarta parte de los acuerdos de suministro totales firmados para 2021, informó Bloomberg.

Cajas de la vacuna AstraZeneca COVID-19 fabricada por el Serum Institute of India y proporcionada a través de la iniciativa global COVAX llegan al aeropuerto de Mogadiscio, Somalia, el 15 de marzo de 2021. AP Photo/Farah Abdi Warsameh, Archivo.
Cajas de la vacuna AstraZeneca COVID-19 fabricada por el Serum Institute of India y proporcionada a través de la iniciativa global COVAX llegan al aeropuerto de Mogadiscio, Somalia, el 15 de marzo de 2021. AP Photo/Farah Abdi Warsameh, Archivo.

COVAX, una iniciativa global creada para canalizar la vacuna a los países más pobres , había estado usando AstraZeneca como su vacuna principal. La semana pasada, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que respalda a COVAX, denunció el “impactante desequilibrio” en las tasas mundiales de vacunación. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que una de cada cuatro personas en los países ricos había recibido una vacuna, pero una de cada 500 personas en los países más pobres había recibido una dosis.

COVAX ya se había visto afectado por problemas derivados en gran parte de la reciente decisión de India de detener las vacunas fabricadas por su fábrica Serum Institute, que produce la mayoría de las dosis de AstraZeneca para la iniciativa global.

España pidió a Biden que revierta sanciones de Trump a Cuba

El presidente del gobierno español Pedro Sánchez, en una visita a La Habana el 23 de noviembre de 2018. REUTERS/Alexandre Meneghini

España pidió al presidente estadounidense, Joe Biden, que revierta las sanciones de la Administración Trump hacia Cuba, según se asegura en una respuesta parlamentaria a un diputado español.

El Ejecutivo español, en respuesta a una pregunta formulada por el diputado de la alianza izquierdista Unidas Podemos (UP), Gerardo Pisarello, dijo que aunque "respeta" la política de Estados Unidos hacia Cuba y también comparte "objetivos, como garantizar y promocionar los Derechos Humanos en beneficio de todos los ciudadanos, no compartimos su enfoque".

Pisarello buscó conocer la postura de España ante la decisión de Trump de volver a incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo y en su respuesta el Gobierno se limitó a señalar que dicha cuestión debería abordarse dentro de la "nueva reflexión" emprendida por Biden y se remitió a la postura del Alto Representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, quien consideró que la inclusión de la isla en la lista "generará un impacto severo en la inversión extranjera directa en Cuba y agravará la ya difícil situación del pueblo cubano en el contexto actual".

El Gobierno de España asegura que "ha rechazado tajantemente aquellas decisiones que ha considerado lesivas para sus legítimos intereses (también de la UE y de sus estados miembros) en la isla" entre las que menciona la activación de los Títulos III y IV de la Ley Helms-Burton.

"Rechazamos la aplicación extraterritorial de medidas sancionadoras nacionales por ser contrarias al Derecho Internacional", recalca el Gobierno, subrayando que ha "reiterado este mismo mensaje de rechazo" y su "petición de revertir dicha activación, en el marco de la reflexión que está haciendo la nueva Administración Biden de su política hacia Cuba y en el contexto de la relación trasatlántica".

El gobierno de Pedro Sánchez aseguró que España ha iniciado una nueva etapa con Cuba "con el objetivo de alcanzar la plena normalización de nuestras relaciones, basadas en el respeto mutuo, el fomento de la confianza y el acompañamiento constructivo".

"Nuestro enfoque pasa por un acompañamiento crítico pero constructivo, basado en la generación de confianza, que nos permita hablar de todo y avanzar en todos los ámbitos de la relación", indica la respuesta parlamentaria.

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, elogió el domingo pasado el nivel de las relaciones entre Madrid y La Habana.

"Las relaciones entre España y Cuba gozan de buena salud, lo cual no quiere decir que estemos de acuerdo en todos los temas. Las relaciones son cordiales, francas, claras y fluidas. Hablo regularmente con mi homólogo cubano", respondió la canciller, en una entrevista con los periódicos del grupo editorial Prensa Ibérica.

"Hay un espacio, que es el de la economía y la inversión española en Cuba, en el que España sigue interesada. Existen otros ámbitos, como el de la sociedad civil y cuestiones más políticas, en los que hay puntos de mayor y menor acuerdo", apuntó.

A la pregunta de cuál postura política defiende España ante el régimen cubano, la canciller respondió: "Siempre buscamos hacer valer nuestros puntos de vista y, desde luego, nuestro sistema, que es el de la democracia y el respeto de los derechos y las libertades. Lo dialogamos con las autoridades cubanas con respeto y con firmeza".

El G-7 apoya a Ucrania y pide a Rusia reducir las tensiones

Muro fronterizo entre Rusia y Ucrania en Crimea.

Declaración de los Ministros del G7

Nosotros, los Ministros de Relaciones Exteriores del G7 que componen Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unidos y los Estados Unidos de América, así como el Alto Representante de la Unión Europea, nos encontramos profundamente consternados por la alta concentración de fuerzas y equipos militares de Rusia en la frontera con Ucrania y de la ilegalmente anexada Crimea.

Dichos movimientos militares en gran escala, sin la debida notificación previa, representan actividades consideradas como desestabilizadoras.

Hacemos un llamado a Rusia para que cese con sus actividades provocativas y pase de inmediato, a reducir las tensiones creadas, de acuerdo con sus obligaciones internacionales. Exhortamos especialmente a Rusia a que haga honor de los principios de la OSCE y los compromisos que firmara con respecto a la honestidad y transparencia de movimientos militares y que responda al procedimiento establecido en el Capítulo III del Documento de Viena.

Recordando nuestra última declaración del 18 de marzo, reafirmamos nuestro inamovible apoyo a la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania, con sus internacionalmente reconocidas fronteras. Apoyamos también la política de cautela adoptada por Ucrania.

Destacamos nuestro fuerte aprecio y continuado apoyo de los esfuerzos realizados por Francia y Alemania mediante el Proceso de Normandía, para asegurar la total implementación de los acuerdos de Minsk, que es la única forma que pueda ser adoptada para lograr una perdurable solución política al conflicto.

Exhortamos a todas las partes involucradas, que participen constructivamente en el Grupo Trilateral de Contacto sobre las propuestas de la OSCE, para confirmar y consolidar el alto al fuego.

Cargar más

XS
SM
MD
LG