Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Entregan Habeas Corpus a favor de rapero encarcelado Denis Solís

El rapero cubano Denis Solís. (Foto tomada de Facebook).

El artista visual Luis Manuel Otero Alcántara y la curadora Anamely Ramos, ambos integrantes del movimiento de arte independiente San Isidro, entregaron el martes un Habeas Corpus a favor de la liberación del músico contestatario Denis Solís González, en la sala de lo penal del Tribunal Provincial Popular de La Habana.

Entregan Habeas Corpus a favor de músico contestatario
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:39 0:00

"No hubo contratiempos en la entrega del documento en el tribunal y nos atendieron como han hecho en otras ocasiones, y ahora solo queda esperar al viernes que es cuando corresponde entregar una respuesta", explicó.

Solís González, integrante del Movimiento San Isidro, fue detenido el lunes por su actitud contraria al régimen.

El arresto ocurrió luego de que el pasado viernes transmitiera a través de Facebook una directa, en la que expulsaba de su casa a un oficial de la policía que irrumpió en la misma, sin portar ninguna autorización.

Desde el arresto no han tenido información del músico, dijo Otero Alcántara.

Aunque no lo han podido corroborar, todo apunta a que el músico contestatario fue llevado al centro de detención El Vivac, en Calabazar, municipio Boyeros, agregó.

El documento entregado fue elaborado por la abogada exiliada Laritza Diversent, directora de Cubalex, entidad especializada en asesoría jurídica.

Vea todas las noticias de hoy

Misa en Hialeah, en solidaridad con el Movimiento San Isidro

La Asamblea de la Resistencia Cubana organizó una misa el viernes en la noche en la iglesia de San Lázaro de Hialeah para apoyar al Movimiento San Isidro, en Cuba.

“Hemos apoyado con nuestras oraciones a ese valiente grupo de jóvenes de San Isidro", dijo Orlando Gutiérrez-Boronat, coordinador nacional del Directorio Democrático Cubano.

El exilio cubano ora por los cambios democráticos en Cuba
El exilio cubano ora por los cambios democráticos en Cuba

La misa se llevó a cabo a las 7:30 pm en la Iglesia Católica de San Lázaro, en 4400 West 18 Avenue, Hialeah.

Los activistas de San Isidro "han levantado un núcleo de resistencia a la tiranía con respaldo y ejemplo en la población, y también han generado un gran apoyo internacional para su lucha, cuyo ejemplo se ha regado en Cuba", dijo Gutiérrez-Boronat.

Oraciones en la iglesia San Lázaro
Oraciones en la iglesia San Lázaro

Mario Díaz-Balart y Bob Menéndez denuncian brutal asalto a sede del Movimiento San Isidro

Desalojo en San Isidro. (Maykel González Vivero/Twitter)

El congresista Mario Díaz-Balart y el senador Bob Menéndez, republicano y democráta respectivamente y ambos de origen cubano, denunciaron "el brutal asalto" y clausura de la sede del disidente Movimiento San Isidro en La Habana por parte de las fuerzas represivas de la dictadura cubana.

Díaz-Balart escribió que sigue “pendiente de esta situación, y demando que todos los presos políticos sean liberados de inmediato. ¡Libertad para Cuba!”

Por su parte, Menéndez escribió también en Twitter que “el régimen de @DiazCanel allanó la sede @Mov_sanisidro, sacó a sus miembros, y tumbó las redes sociales en toda Cuba para bloquear noticias sobre su acto de represión. Urgente que @ICRC reciba acceso a estos activistas y que se respeten sus derechos ya! #FreeDenisSolis”.

El ataque efectuado por las fuerzas de la Seguridad del Estado cubana contra los integrantes del Movimiento San Isidro en horas de la noche del 26 de noviembre, ha desatado una ola de protestas a nivel internacional y, una tras otra, las voces de políticos y defensores de los derechos humanos se alzan, dejando en claro su rechazo a la actuación del régimen y su apoyo y solidaridad con los jóvenes artistas que permanecían en huelga de hambre.

Omara Ruiz Urquiola: "Temo por la vida de Luisma" (VIDEO)

Omara Ruiz Urquiola, una de las activistas desalojadas de la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana.

La profesora y activista Omara Ruiz Urquiola expresó este viernes su preocupación por el estado de salud de Luis Manuel Otero Alcántara, tras una segunda detención por negarse a permanecer en otro sitio que no sea su vivienda, allanada anoche de forma violenta por la policía.

Horas después de estas declaraciones, el Movimiento San Isidro (MSI) dijo en Twitter en Otero Alcántara seguía en huelga de hambre y que estaba hospitalizado.

En el video transmitido en vivo por Facebook, antes la mencionada declaración del MSI, Ruiz Urquiola dijo que teme por la vida de Otero Alcántara, quien permaneció durante varios días en huelga de hambre y sed, en protesta por el encarcelamiento del músico Denis Solís.

"Estoy muy preocupada por Luisma. Quiero hacerle saber al mundo que Luis Manuel Otero Alcántara no consiente ningún tipo de asistencia médica en una institución cubana de salud. Así lo ha hecho explícito. Tengo miedo", afirmó.

Según Ruiz Urquiola, los integrantes de San Isidro establecieron un protocolo para la huelga de hambre previendo la escalada de violencia de la dictadura cubana.

"Sabíamos que todo acababa con la patada en la puerta. Dieron la patada en la puerta, y temo por la vida de Luisma. Temo por la salud de Luisma", señaló.

La activista explicó que Otero Alcántara "está débil" y ha bajado de peso tras un prolongado ayuno de alimentos y agua.

"Luisma no tiene por qué ir a casa de nadie. Él es propietario legal de su vivienda", añadió Ruiz Urquiola. El líder del Movimiento San Isidro reside en la vivienda que sirve de sede a ese grupo, en la calle Damas 955, en La Habana Vieja.

Sobre el desalojo de los activistas que permanecían en el inmueble en la noche del jueves, Ruiz Urquiola señaló que "entraron con violencia, de forma ilegal, personas disfrazadas con indumentaria del personal de Salud Pública", y una vez en la unidad policial de Cuba y Chacón "se despojaron de toda esta indumentaria y la echaron en un saco verde. Ni siquiera supieron disimular".

Ruiz Urquiola agradeció la solidaridad internacional con el MSI, y dijo que cuanquier manera de disidencia contra la dictadura en la isla es bienvenida. "Ya el mundo sabe que no los queremos", dijo en referencia al gobierno cubano.

Iliana, la de San Isidro

Iliana Hernández, durante la huelga de hambre en la sede del MSI. (Foto: Katherine Bisquet)

Recientemente, al abrir la página web de Radio Televisión Martí, como hago varias veces en el día, me conmoví profundamente. Una mujer joven, periodista, retaba al totalitarismo castrista de igual manera que lo hizo el hombre que detuvo una columna de tanques chinos en la Plaza de Tiananmen en junio de 1989.

Un hombre solo, una mujer sola, la misma dignidad, enfrentando unas dictaduras gestadas por los mismos progenitores, sustentadas en la doble moral de sus respectivos pueblos y nutrida por la cobardía cómplice de quienes claman tolerancia y comprensión para verdugos que no conocen la clemencia, mientras, ellos, disfrutan de las prerrogativas que le otorgan las sociedades libres.

Iliana Hernández reclama a la Seguridad del Estado por el arresto de su madre cuando iba a visitarla a sede del Movimiento San Isidro. (Facebook)
Iliana Hernández reclama a la Seguridad del Estado por el arresto de su madre cuando iba a visitarla a sede del Movimiento San Isidro. (Facebook)

Iliana Hernández, una conocida comunicadora y activista pro democracia, arrestada en varias ocasiones, en absoluta indefensión, solo protegida con el coraje que les falta a tantos, se hallaba parada en medio de una calle habanera con los brazos abiertos como diciendo, “vengan, aplastarán mi cuerpo, pero mis ideas seguirán en pie”, cumpliendo, al parecer, la máxima martiana, trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras.

La joven de pie, en la calle, frente a los represores, cómplices y vecinos, cobardes todos, le grito a la dictadura todas sus culpas. Dijo sus verdades y denuncio los incontables atropellos de un régimen que goza de la connivencia de un amplio sector de la población, de un número importante de ciudadanos que solo se dan cuenta de la maldad que callan cuando ellos son atropellados.

Iliana, la de San Isidro, forma parte de un grupo de jóvenes hartos del totalitarismo. Empachados de la persecución, la represión infinita, la miseria que no termina, la discriminación, mentiras, las violaciones a sus derechos de manera amplia y permanente, el abuso de poder de las autoridades y la falta de esperanzas. Dolidos todos ante un régimen que ha humillado y degradado moralmente a la población a instancias inimaginables, lo que determinó que algunos iniciaran una huelga de hambre y sed.

La joven activista, fundadora del movimiento opositor Somos+, es un trofeo a destruir por la dictadura desde que instituyó hace más de cuatro años la agrupación Lente Cubano, su afirmación a la publicación 14ymedio, “los jóvenes quieren cambios y el régimen tiene miedo” retrata una situación en la que todo parece indicar la represión se recrudecerá porque la masa está en proceso de convertirse en ciudadano al romper el cordón umbilical que la ata al patronazgo del estado todopoderoso.

La dictadura totalitaria siempre ha sido peligrosa, pero mientras más amenazada se sienta, más indefensos están los que se le oponen. Recordemos que fueron muchos de estos jóvenes lo que se opusieron al decreto 349, dando origen al Movimiento San Isidro, en rechazo a quienes conculcaba crudamente los derechos de los creadores, su activismo les ganó un destacado lugar en el odio que sienten los esclavistas hacia los libres.

El Movimiento San Isidro adquiere el nombre de un barrio humilde, marginal. Un barrio que no existe en la perspectiva de los que abogan a favor de la dictadura castrista desde el exterior, como tampoco perciben que en la Isla es necesario crear estos movimientos para reclamar derechos a la creación libre, el pensamiento libre y respeto al espacio social al que cada individuo tiene derechos.

En honor a la verdad estas son personas genuinamente libres. Ellos no están comprometidos con una ideología sino con un derecho inalienable y natural, el privilegio de pensar en la dimensión martiana de que “la libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresías”. Con independencia del mañana, cada uno de ellos se ha labrado un presente continuo en la lucha por la libertad de los cubanos.

Cierto que la dictadura está agotada, en una agonía que desgraciadamente puede durar muchos años, pero los jóvenes como Iliana Hernández, Luis Manuel Otero Alcántara y otros muchos, que iniciaron esta protesta para reclamar la excarcelación de Denis Solís, están indigestados de castrismo, no pueden más, y han llegado a otro convencimiento de José Martí, “la libertad cuesta muy cara, y es necesario, o resignarse a vivir sin ella, o decidirse a comprarla por su precio”.

Estos artistas están comprando la libertad por su precio y la dictadura, consecuentes con su naturaleza depredadora, entró a la fuerza en la sede del Movimiento y arrestaron a varios activistas, entre ellos a Otero Alcántara y Anamely Ramos. El castrismo es cruel y despiadado, la solidaridad con estos hombres y mujeres es más que necesaria.

Solidaridad desde España para los huelguistas de San Isidro (VIDEO)

Protesta del Movimiento Acciones por la Democracia en Madrid a favor de huelguistas de San Isidro
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:12 0:00

Activistas que integran el Movimiento Acciones por la Democracia se manifiestan pacíficamente desde hace varios días en las calles de Madrid, en apoyo a los huelguistas del Movimiento San Isidro (MSI).

Lázaro Mireles, uno de los organizadores de esta iniciativa explicó a Radio Martí que los manifestantes se concentran en distintos puntos de la capital española, para visibilizar "la realidad que está sufriendo hoy el pueblo de Cuba y lo que se está viviendo en la sede del Movimiento San Isidro".

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:06 0:00

"Hemos estado dialogando con parte de la sociedad civil que durante todo el día se ha acercado a nosotros. Hemos desandado las calles de la ciudad con pancartas reivindicativas por el Movimiento San Isidro, y por la liberación de Denis Solís", agregó Mireles.

Varios artistas y activistas permanecen desde hace ya una semana en una vivienda de La Habana Vieja, sede del MSI, en reclamo de la liberación del músico Denis Solís, condenado a 8 meses de cárcel por un supuesto delito de "desacato".

Según Mireles, unas 15 carpetas han sido presentadas en diferentes sedes del gobierno espanol, incluido el Congreso de los Diputados y el Parlamento Europeo, con iguales reclamos.

El activista en el exilio destacó que en el diálogo de la Ministra de Asuntos Exteriores de España con el canciller cubano Bruno Rodríguez no tocó el tema de los derechos humanos en la isla, tampoco "se abordó ninguna preocupación sobre lo que está ocurriendo en San Isidro".

Rodríguez confirmó este martes en Twitter que sostuvo una conversación telefónica con Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, sin ofrecer detalles.

(Incluye reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Cargar más

XS
SM
MD
LG