Enlaces de accesibilidad

Cuba

CIDH emite medidas cautelares de protección para 3 presos políticos en Cuba

Iván Amaro Hidalgo (izq) durante la manifestación del 13 de agosto de 2016 en la que fue detenido y posteriormente condenado a prisión. (Archivo)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decretó este martes medidas cautelares de protección internacional para tres prisioneros de conciencia en Cuba a solicitud de la organización Cuban Prisoners Defenders (CPD).

Iván Amaro Hidalgo, Josiel Guía Piloto y Jesús Alfredo Pérez Rivas "se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la salud, vida e integridad personal están en grave riesgo", señaló la CIDH en la resolución de la medida cautelar.

La Comisión Interamericana solicitó al gobierno cubano que tome las medidas necesarias para proteger la vida e integridad de los tres opositores, y les provea acceso a "tratamiento médico adecuado", y que "informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos" y así "evitar su repetición".

Guía Piloto, director del Partido Republicano de Cuba, ha sido objeto de arrestos arbitrarios en 22 ocasiones desde 2011. El 16 de diciembre de 2016 fue detenido, acusado de "desorden público" y "desacato", y condenado a 5 años de prisión.

Cuban Prisoners Defenders alegó en la solicitud de la medida cautelar que el opositor fue encausado "sin el debido proceso" y por una "motivación política". Además, el CPD añadió que la salud de Guía Piloto empeoró en prisión debido a que las autoridades carcelarias se negaron a "suministrarle los medicamentos necesarios para su recuperación".

El opositor habría sido objeto de "una fuerte golpiza" por negarse a usar el uniforme de recluso tras ser trasladado a la prisión de máxima seguridad de Taco Taco, en Artemisa, según testimonio de la madre recogido por el CPD y citado en la resolución.

Otro familiar dijo que las condiciones de ese centro de reclusión son "infrahumanas", y que al prisionero "no le dan ninguno de los medicamentos que necesita", refiere la resolución de la CIDH.

En el caso de Amaro Hidalgo, activista del Partido de la Democracia Pedro Luis Boitel, la medida refiere que fue detenido violentamente el 13 de agosto de 2016 durante una manifestación pública en la que vestía una camiseta con el letrero "democracia sí, dictadura no" y "abajo quien tú sabes".

El activista fue condenado a tres años de prisión por "desacato" y "atentado" en una audiencia "a puerta cerrada" en la que no se presentó evidencia. Los testigos de la defensa fueron detenidos horas antes de la vista oral para impedir su asistencia, explica la resolución. En febrero de 2019 la condena fue aumentada a 5 años por presunto "atentado dentro de la prisión de Agüica".

Amaro Hidalgo ha sido víctima de golpizas y abuso por parte de las autoridades carcelarias, según han denunciado sus familiares. Actualmente se encuentra detenido en el Centro Penitenciario Canaleta, donde su salud se deteriora por falta de atención médica adecuada, refiere el documento.

Pérez Rivas, activista del Partido Republicano de Cuba, fue víctima de "seguimientos ilegales" por parte de la policía política que terminaron en 2016 con su arresto, proceso y condena a 6 años de prisión por los delitos de "desacato", "resistencia" y "desorden público", señala la resolución.

Retenido en la prisión Copa, de Santa Clara, el activista es sometido a "trato degradante" y "trabajo forzado", según testimonio de la madre, citado en el documento, que refiere una visita al lugar en mayo pasado.

La madre del prisionero político dijo que al denunciar el maltrato de que es víctima su hijo a las autoridades de la Seguridad del Estado recibió a cambio amenazas contra ella y su familia.

El mecanismo de medidas cautelares es implementado por la CIDH para supervisar el cumplimiento de las obligaciones con los derechos humanos, de acuerdo con el artículo 106 de la Carta de la Organización de los Estados Americanos. Las medidas son otorgadas en situaciones "que son graves y urgentes", subraya la organización.

Vea todas las noticias de hoy

Las Damas de Blanco anuncian regreso a las calles para reclamar libertad de presos políticos

Foto de un operativo frente a la sede de las Damas de Blanco en La Habana.

Tras el anuncio de que el próximo domingo las Damas de Blanco retomarán las calles para reclamar la libertad de los presos políticos, el régimen cubano situó desde el jueves vigilancia en la sede del grupo opositor en el barrio de Lawton, en La Habana.

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, declaró a Radio Televisión Martí que desde el jueves permanecen en la sede de la organización bajo vigilancia policial y con restricción de movimiento.

Bajo vigilancia policial la sede de las Damas de Blanco
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:39 0:00

Los policías uniformados y agentes de la Seguridad del Estado están apostados en áreas cercanas a la sede del grupo opositor y, según Soler, un oficial "que se hace llamar Arturo” se encargó de comunicarles que no podrán salir de la casa.

La opositora aseguró que la prohibición se debe a que las Damas de Blanco anunciaron que el domingo 1ro. de marzo volverán a las calles para expresarse a favor de la libertad de los presos políticos, como estuvieron haciéndolo hasta finales del pasado mes de diciembre.

Durante el pasado, año un grupo de Damas de Blanco se reunió los domingos en la sede del grupo en Lawton, para salir de allí y marchar portando carteles que pedían la libertad de los encarcelados en la isla.

En todas las ocasiones fueron detenidas por varias horas y algunas de ellas terminaron multadas.

El informe sobre violaciones a los Derechos Humanos de Human Rights Watch afirmó que en el 2019 agentes de la Seguridad del Estado presionaron, maltrataron y detuvieron de manera rutinaria a las Damas de Blanco antes o después de la misa del domingo.

Ferrer reta al régimen a hacer público el video completo del juicio en su contra

José Daniel Ferrer. (Foto: JJ BLANCO H/Diario Las Américas)

El líder opositor José Daniel Ferrer retó este jueves a las autoridades cubanas a hacer públicas las grabaciones del juicio en su contra con la convicción de que prueban su inocencia, dijo a Radio Televisión Martí su esposa Nelva Ismarays Ortega, quien pudo visitarlo este jueves en la prisión de Aguadores, en Santiago de Cuba.

Ortega indicó que al encuentro de aproximadamente una hora de duración asistieron también sus hijos Fátima Victoria y José Daniel Ferrer Cantillo.

La visita transcurrió, como en ocasiones anteriores, en la oficina del jefe de la unidad de la prisión donde se encuentra recluido el opositor, "sin nada de privacidad, con tres oficiales carcelarios" custodiándolos.

Ferrer dijo a su esposa que a pesar de que el juicio del miércoles "fue un gran show", el abogado que lo representó había hecho "una magnífica defensa".

El coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba señaló que sabe que la decisión de su caso y el de otros tres miembros de la organización enjuiciados en el mismo proceso "esta en manos de lo más alto (...) que es lo que ocurre en una dictadura, y más cuando lo quieren tener fuera de las calles".

Ferrer agradeció el apoyo que ha recibido de su familia, y de los activistas, instituciones, personalidades y organismos internacionales que se han pronunciado sobre su caso, pero sobre todo a esos tres hombres "que todo el tiempo dijeron la verdad" sin temor a las represalias: José Pupo Chaveco, Roilán Zárraga Ferrer y Fernando González Vaillant.

Ortega, quien estuvo presente en la vista oral, hizo un recuento de las irregularidades del juicio, y de las presiones de la Seguridad del Estado contra tres de sus vecinos, "testigos neutrales" que declararon a favor de los acusados.

Su esposo, subrayó, insistió en el juicio en que como jefe de la UNPACU y cabeza de familia consideró su deber intervenir en el altercado entre la supuesta víctima, Sergio García, y el activista Pupo Chaveco, en el interior de su vivienda. Según Ortega, García amenazó a este último con "cortarle la cabeza" si volvía a roncar.

No era la primera vez que García se presentaba en su hogar ebrio y profiriendo gritos, razón por la que Ferrer, haciendo uso de su autoridad, decidió expulsarlo de la organización, agregó Ortega.

Ferrer continúa negándose a usar el uniforme de preso aunque ello signifique la pérdida de beneficios dentro de prisión como el de recibir atención médica. "Nos dijeron que no podíamos pasar sus medicamentos", señaló.

El opositor mantiene el ayuno los días 24 de cada mes en protesta por su encarcelamiento y para exigir la libertad de todos los presos políticos en la isla.

"Se mantiene más fuerte que nunca", subrayó Ortega, y compartió un mensaje de su esposo: "Sueño con, y lucho por, un mundo de gobernantes y gobernados que rindan sincero culto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

Ferrer dijo a su esposa que él está consciente de que si Cuba fuera un país de derechos la situación sería otra, pero que sabe que las autoridades buscarán la manera de retenerlos en prisión.

El opositor reta al régimen cubano a hacer público el video de las más de 12 horas de juicio, porque considera que en ese proceso quedó demostrada su inocencia y la de los otros tres acusados.

En el juicio, explicó Ortega, un equipo de la prensa oficial estuvo "todo el tiempo grabando", aunque con énfasis "en lo que dijo Sergio [García], en la declaración de la doctora y en lo que dijo el instructor del caso", identificado como el mayor Roberto. Pero cuando hablaban los acusados "era como si no les importara tomar imágenes", por lo que teme que cuando el gobierno divulgue lo sucedido en el juicio usará un material editado a conveniencia.

"Aquí en Cuba hay mucha ignorancia política, y muchas personas creen nada más lo que dice el periódico Granma [diario del partido comunista] y el noticiero [nacional de televisión]", señaló Ortega.

Tras el juicio, Ferrer fue regresado a la celda de castigo en la que ha permanecido desde su ingreso a prisión, sin acceso a sus pertenencias, sin un libro para leer. "Es una situación inhumana, degradante, cruel, en condiciones que ningún ser humano merece", denunció Ortega.

Kozak sobre juicio a Ferrer: Cuba quiere un escaño en Consejo de ONU pero su record en DDHH "es atroz"

José Daniel Ferrer. (Archivo)

El alto funcionario diplomático estadounidense Michael Kozak afirmó este jueves que "Cuba quiere un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra pero su record en esa materia es atroz".

Agregó Kozak que "Miguel Díaz-Canel y sus compinches abusan de los derechos humanos, no los promueven".

El diplomático puso como ejemplo el "falso juicio" realizado este miércoles al líder opositor José Daniel Ferrer, "un defensor de los derechos humanos", el que se hizo basado en "acusaciones espurias", acotó.

La Embajada de Estados Unidos en La Habana se hizo eco del tuit de Kozak:

El día de la audiencia judicial en el Tribunal Minicipal Popular de Santiago de Cuba, la sede diplomática manifestó en Twitter su solidaridad con el coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba: "@jdanielferrer no está solo hoy. Periodistas han sido citados y sus colegas de #UNPACU en #SantiagodeCuba están detenidos. Pero su familia y la comunidad internacional están pendientes de su juicio".

Ferrer y otros tres activistas de esa organización enfrentaron un juicio lleno de irregularidades, en el que no se respetó el debido proceso, según denuncias de testigos de la defensa y activistas presentes en la vista oral de las que se han hecho eco organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Prisioners Defenders.

Unión Europea denuncia que no les fue concedido acceso al juicio de Ferrer

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba

La delegación de la Unión Europea en Cuba denunció el jueves en un comunicado que el acceso solicitado para asistir al juicio del opositor José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), no les fue concedido por las autoridades cubanas.

"La Delegación de la Unión Europea en Cuba ha pedido acceso a este juicio, solicitud que hasta la fecha no ha sido concedida. Vamos a monitorear este juicio en detalle", indicó la declaración difundida por la portavoz de Asuntos Extranjeros y Políticas de Seguridad, Virginie Battu-Henriksson.

"Los derechos constitucionales al debido proceso no se tuvieron en cuenta en el período previo al juicio. El derecho a un juicio justo debe ser estrictamente respetado durante el proceso", indicó el comunicado.

El miércoles 26 de febrero de 2020 se dió inicio a la audiencia de Ferrer en el Tribunal Provincial de Santiago de Cuba, sin que se informara oficialmente sobre el inicio de la sesión donde fue juzgado por cargos de asalto.

Privado de su libertad desde el 1 de octubre, el líder de la UNPACU enfrenta cargos por lesiones, secuestro y atentado, delitos por los cuales la Fiscalía pide nueve años de cárcel.

La delegación que representa al bloque de países europeos reconoce que desde su encarcelamiento Ferrer ha sido retenido en confinamiento solitario y que la información disponible en este caso sugiere que el opositor "está siendo juzgado por la expresión pacífica de sus puntos de vista".

La delegación de la Unión Europea en Cuba, espera que Cuba revise, con suma urgencia, todos los casos de encarcelamiento relacionados con el ejercicio de los derechos fundamentales de cada ser humano y que liberen a todos los involucrados, en la línea de Cuba con los compromisos internacionales.

Junto al líder de UNPACU también son enjuiciados los opositores, Fernando González, Roilán Zárraga y José Pupo, miembros de la misma organización.

Amnistía Internacional muestra preocupación por caso de José Daniel Ferrer

Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para Las Américas.

Amnistía Internacional expresó preocupación por el caso de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), enjuiciado el miércoles en un tribunal de Santiago de Cuba, debido a las violaciones al debido proceso y lo que el organismo considera una detención arbitraria.

Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para Las Américas, declaró en entrevista con Radio Televisión Martí que la principal preocupación del grupo de derechos humanos es que han podido determinar que el juicio estuvo minado de constantes violaciones al debido proceso y al derecho de Ferrer a un juicio justo, y dio como ejemplo que al líder opositor no se le garantizó defensa propia.

"Toda la intencionalidad es precisamente castigarle, en nuestra opinión, por su activismo en oposición a las políticas del gobierno," expresó Guevara.

Señaló que a Amnistía Internacional le preocupa el secretismo por parte de las autoridades cubanas. Asimismo, recordó que la organización de derechos humanos pidió ingresar en la sala para observar el juicio, algo que se le negó.

La directora de Amnistía Internacional para Las Américas afirmó que el gobierno cubano alega que a Ferrer no se le ha torturado ni maltratado, pero que el grupo ha recibido informes que indican que evidentemente hubo maltratos.

Señaló además que hay denuncias sobre situaciones que pudiesen constituir tortura, pero que no hay organizaciones internacionales que puedan acceder a la isla para verificar esa información.

Cargar más

José Daniel Ferrer

Más noticias
XS
SM
MD
LG