Enlaces de accesibilidad

América Latina

El Salitre, la puerta de la esperanza de los venezolanos en Bogotá

Los venezolanos arriesgan sus vidas para buscar ayuda en Colombia. (Noticias ONU)

Daniel Bermejo acaba de llegar a la terminal de autobuses bogotana de El Salitre, es la una de la madrugada y viaja con su hijo Eduardo, de tan solo un año, con quien hace seis días salió de Maracaibo (Venezuela) donde dejó a su madre y a una hermana para probar suerte en Colombia.

Su esposa también va de camino a Bogotá pero viaja por separado y esperan reunirse en la capital colombiana para comenzar de nuevo porque la situación en su país no les permite siquiera soñar.

Este albañil de 27 años es uno de los más de cuatro millones de venezolanos que han abandonado su país, de los cuales al menos 1,3 millones están en Colombia.

Con Eduardo enrollado en una manta por el frío helado que hace en la estación de autobuses de Bogotá, Daniel dice que lo único que espera de Colombia es poder sacar a su hijo adelante.

Migrantes venezolanos en Colombia. (Noticias ONU)
Migrantes venezolanos en Colombia. (Noticias ONU)

Los ojos del pequeño Eduardo se hacen más grandes cuando las manos de los trabajadores del Consejo Noruego para Refugiados (NRC, sigla en inglés) se acercan para darles arepas con agua de panela, una bebida caliente hecha con un derivado de la caña de azúcar.

Son la unidad de respuesta rápida de esta ONG que como su nombre indica actúan en situaciones de emergencia para ayudar, como en este caso, a las personas provenientes de Venezuela y que llegan a diario a El Salitre, la principal terminal de autobuses de Bogotá.

La misión principal del grupo es hacer una primera evaluación de las necesidades de quienes llegan a altas horas de la noche o de madrugada; al parecer el flujo de venezolanos es bastante alto y por el horario no hay organizaciones que puedan atender las carencias de los recién llegados.

Daniel salió de su país con tan solo una mochila pequeña, de color rosa, de estudiante de colegio infantil, donde a duras penas cabe algo de ropa para el bebé; 40,000 pesos colombianos (unos 12,5 dólares / 11,2 euros) y algo de comida.

Los dos han tenido algo de suerte, una señora les dejó dormir en su casa a mitad del trayecto y más tarde el conductor de un autobús los llevó hasta la capital colombiana; Daniel sabe que el golpe de suerte fue por su hijo, ya que sino los seis días de trayecto se habrían convertido en diez.

Para Daniel y el resto de venezolanos que se amontonan en la terminal es primordial la información ya que muchos llegan con total desconocimiento de a dónde ir y a qué se enfrentarán.

“Damos orientación en términos de derechos (…) darles algo de información de los riesgos que se pueden encontrar en la ruta migratoria y los requisitos para entrar a países como Ecuador y como Perú” dijo a Efe Esteban Rojas, oficial de servicios legales de la unidad de respuesta rápida del NRC.

Básicamente “todas las personas migrantes que vienen de Venezuela tienen derecho a acceder a servicios de salud de carácter urgente y a servicios de vacunación. En educación, todos los niños, niñas y adolescentes, sin importar si son de Venezuela o si son de otros países, tienen derecho a acceder al sistema educativo”, añade.

Una pareja de migrantes venezolanos pinta billetes en las calles de Bogotá para protestar contra la situación económica de su país. (Archivo)
Una pareja de migrantes venezolanos pinta billetes en las calles de Bogotá para protestar contra la situación económica de su país. (Archivo)

Mientras la furgoneta del Consejo Noruego para Refugiados reparte las 200 arepas con la bebida caliente entre los venezolanos, Daniel, con lágrimas y la voz entrecortada, asegura que el trayecto ha sido muy pesado porque trae a su hijo en brazos, pero da gracias a Dios que ya está aquí.

Un recorrido de 18 horas y 45 minutos en coche a lo largo de 1,162 kilómetros separan a Maracaibo de Bogotá.

“Muchos venezolanos llegan con los pies bastante ampollados, ensangrentados en unos casos, en otros con la piel maltratada por el peso de las maletas, insolados, desnutridos y deshidratados”, asegura Rojas.

Son las tres de la madrugada y a la terminal llega un autobús desde la ciudad fronteriza de Cúcuta; bajan bastantes venezolanos y Nayibe Pérez, gerente de proyectos de este grupo de la NRC, explica a Efe que “el protocolo a seguir es verificar que los niños menores de cinco años tengan el esquema de vacunación completo”.

Muchos de los menores venezolanos que entran a Colombia por tierra llegan sin vacunas, solo con las de recién nacidos, como BCG o hepatitis B, y por eso en el puesto de salud instalado en El Salitre se les aplican las del sarampión, difteria y varicela para que puedan continuar su viaje.

Los miembros de la unidad de respuesta rápida o “grupo de la esperanza”, como les bautizó uno de los venezolanos de la terminal, han dado desde octubre de 2018 asistencia humanitaria a 1,400 personas.

En su primera noche en Bogotá Daniel y Eduardo dormirán acompañados, lo harán en el suelo de la terminal con una veintena de hijos y padres que como ellos buscan una segunda oportunidad.

Su próximo destino será Tunja, en el vecino departamento de Boyacá, donde el bebé esperará en una guardería mientras su padre busca trabajo “de lo que sea”, como dice, “aunque sea vendiendo dulces” en la calle.

Vea todas las noticias de hoy

Guiadó a la VOA: "Cúpula del régimen 'de Maduro' quiere salvarse"

Guaidó a la VOA: "La cúpula de Maduro quiere un salvavidas"
please wait

No media source currently available

0:00 0:16:57 0:00

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, confirmó a la Voz de América que algunos delegados de su gobierno que forman parte del diálogo con representantes del presidente en disputa Nicolás Maduro, se encuentran en Estados Unidos.

Guaidó no dio detalles sobre el objetivo de la visita de los delegados al país estadounidense, pero añadió que se trata de “una interlocución por medio del gobierno encargado” como algunos de los otros viajes que sus representantes han hecho “a Colombia, Brasil o al Grupo de Lima".

Las declaraciones del presidente interino se dan el mismo día en el que la agencia AP diera a conocer que tanto el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente del gobierno en disputa, Diosdado Cabello, como otros funcionarios que han estado al lado de Maduro, estarían supuestamente en comunicaciones secretas con funcionarios del gobierno de EE.UU.

​“Pareciera que están buscando cada uno salvarse cuando lo que estamos buscando nosotros es salvar a Venezuela”, dijo Guaidó a la VOA y aseguró que “no hay alineación” dentro de los funcionarios leales a Maduro.

“Queda claro que en la última semana como nunca en 20 años hemos visto la desalineación comunicacional del régimen”, afirmó Guaidó, “hay una cúpula del régimen que quiere salvavidas para cada uno”.

No a elecciones con Maduro en el poder

De acuerdo con varios medios de comunicación, incluido el Washington Post, los delegados de Maduro ofrecieron la posibilidad de celebrar elecciones presidenciales antes de que se suspendieran las conversaciones en Barbados.

Preguntado por esta posibilidad, Guaidó dijo que “sería muy difícil ir a una elección realmente libre y competitiva con un usurpador, con alguien que ejerza el poder de manera irregular”, refiriéndose a Maduro.

“Ya para farsas hemos demostrado que no nos vamos a prestar”, aseguró el presidente interino.

Guaidó también hizo mención a la posibilidad de levantar las sanciones impuestas por EE.UU. a los funcionarios del gobierno en disputa y dijo que si se ponen de su lado, podrían ser levantadas.

Sin embargo, resaltó que su delegación no ha hecho esta oferta a Maduro. “Si Maduro quiere que se levanten [las sanciones], que se vaya hoy de Miraflores”, dijo el líder opositor. “Que se vaya de una vez por todas que es lo que clama en definitiva Venezuela y muchos de su entorno”, añadió.

Con respecto a la presencia cubana en Venezuela, Guaidó dijo que “no hay dudas” de que hay miles de cubanos en el país y que “entre 2.000 y 3.000 están siendo utilizados para labores de inteligencia y contrainteligencia a nivel de las Fuerzas Armadas”.

“Son parte de los que ejercen incluso torturas”, aseguró el presidente interino, quien también sostuvo que “Cuba es parte del sostén político que tiene Nicolás Maduro porque ya se quedó solo y aislado”.

Defensoras de los derechos de las mujeres son detenidas en Nicaragua

Una estudiante nicaragüense usa la bandera como máscara durante una protesta en la UCA.

Al menos seis defensoras de los derechos de las mujeres fueron arrestadas este lunes en Nicaragua, sin que las autoridades brinden información sobre el caso, en medio de la peor crisis sociopolítica en décadas, denunciaron diferentes grupos opositores.

Las feministas Mirna Blandón, Tamara Dávila, Neyma Hernández, Amelia Urbina, Dorys Hernández y Guisella Elizabeth Ortega fueron arrestadas mientras pegaban carteles en las calles que mostraban rechazo al presidente Daniel Ortega, según información de la oposición.

Los arrestos fueron repudiados por defensores de los derechos humanos y movimientos opositores, que señalaron la acción policial como "secuestros", y los atribuyeron a la "represión" del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

El Colectivo de Derechos Humanos "Nicaragua Nunca +" hizo un llamado "urgente a la sociedad nicaragüense y a la comunidad internacional para demandar la libertad inmediata de las defensoras de los derechos humanos".

Las autoridades policiales negaron la detención de cuatro de ellas, Blandón, Dávila, Dorys y Neyma Hernández, pero los denunciantes sostuvieron que se encontraban encerradas en una prisión en el norte de Managua.

"A estas líderes la dictadura les teme y por eso las secuestra y encarcela. Libertad para ellas y todos los presos políticos", dijo el director ejecutivo de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Juan Sebastián Chamorro.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) exigió "al Estado nicaragüense que respete el derecho a la protesta social, que garantice la integridad de las mujeres detenidas y que las libere de inmediato".

Las protestas contra Ortega están prohibidas por la Policía de Nicaragua, a pesar de que la medida ha sido criticada porque contradice la Constitución local.

Nicaragua vive una crisis que, desde el estallido social contra Ortega el 18 de abril de 2018, ha dejado cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que responsabiliza al Gobierno por crímenes "de lesa humanidad", ha registrado 328 muertos, sin embargo organismos locales cuentan hasta 595, y Ortega admite 200.

El estallido contra Ortega se desató hace 16 meses, cuando una aparente mayoría de nicaragüenses salió a las calles para mostrar su desacuerdo con los ataques letales del Gobierno contra sus críticos.

Venezuela: El vicepresidente del Parlamento cumple 100 días detenido

Edgar Zambrano (izq.), vicepresidente del Parlamento, junto a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. (AFP).

Hoy se cumplen tres meses del "secuestro del vicepresidente del Parlamento, Edgar Zambrano", escribió este viernes en Twitter el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

Zambrano es acusado por el gobernante Nicolás Maduro de participar en una sublevación militar en su contra.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional fue enviado a prisión preventiva y días después de su captura el Tribunal Supremo de Justicia anunció que el legislador fue recluido en Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas.

Cien días después de su captura, el vicepresidente y cuatro de sus acompañantes "continúan detenidos arbitrariamente" y aún no se tiene "fecha para su audiencia", según indicó la Asamblea Nacional.

Edgar Zambrano fue detenido por agentes del Sebin el 8 de mayo de 2019 en una operación fuertemente criticada por el gobierno de Estados Unidos y por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Noruega detiene ayuda para la Amazonía por deforestación de Brasil

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro publicó en su cuenta de Twitter estar acusado falsamente de destruir el Amazonas.

"Después del G-20, si hubiese demarcado unas pocas docenas de áreas indígenas más y hubiese apuntado fuertes multas a los agricultores, el mundo no me estaría acusando falsamente de destruir el Amazonas. La soberanía de la región y sus riquezas es lo que está realmente en juego", dijo el mandatario.

Estas declaraciones ocurren después que el ministro noruego de Clima y Medio Ambiente, Ola Elvestuen, afirmara que Brasil ha roto el acuerdo para financiar medidas de deforestación. Es por esto que Noruega retendrá 300 millones de coronas, indicó el periódico noruego Dagens Næringsliv.

Las autoridades noruegas consideran que Brasil está siendo permisible con la tala indiscriminada en la selva amazónica

Tanto Noruega como Alemania son los países que financian casi todo el fondo para la protección del Amazonas.

El periódico noruego también cita la respuesta del presidente de Brasil a este recorte, donde el mandatario sugiere reinvertir el dinero en Alemania y hace una referencia a Angela Merkel, además de insistir en que el país noruego no tiene moral para decirle a Brasil qué hacer debido a su caza de ballenas.

Según la agencia de noticias AFP, Bolsonaro es un escéptico del cambio climático que promueve la explotación de recursos naturales en áreas protegidas.

Colombia: Nicolás Maduro dice cosas delirantes

Alvaro Uribe Vélez y Nicolás Maduro

El gobernante Nicolás Maduro acusó el miércoles al expresidente de Colombia Álvaro Uribe y al embajador de esa nación en Estados Unidos, Francisco Santos, de tramar un plan para asesinarlo.

En otras oportunidades Maduro ha acusado a las autoridades colombianas de conspirar para acabar con su vida, pero esta vez afirmó saber que en la casa del exmandatario supuestamente se ha discutido un ataque contra él y otros dirigentes.

De inmediato, la acusación fue descartada por las autoridades en Bogotá. El canciller Carlos Holmes rechazó por "delirantes y calumniosas" las acusaciones de Maduro.

"Tienen como fin distraer la atención de la grave crisis en la que tiene a Venezuela", escribió el funcionario en su cuenta de Twitter.

En julio, Maduro pidió a las Fuerzas Armadas de Colombia desobedecer "órdenes" de supuestos "planes de agresión militar" contra Venezuela, en otra señal del deterioro de las relaciones entre los países sudamericanos.

Nicolás Maduro suele llamar al presidente de Colombia, Iván Duque, "lacayo" de Estados Unidos, y el año pasado denunció que drones que explotaron en una parada militar que presidía habían entrado al país desde Colombia. También dijo que Chile y México estaban involucrados. Son acusaciones que han sido presentadas sin evidencias.

Cargar más

XS
SM
MD
LG