Enlaces de accesibilidad

Coronavirus Cuba

El régimen cubano anuncia el cierre de sus fronteras y afirma que los casos de coronavirus llegan a 21

Un viajero en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, el 11 de marzo del 2020.

El régimen cubano anunció este viernes que ha decidido cerrar sus fronteras a los viajes turísticos y que la cifra de infectados con el coronavirus aumentó a 21.

Veinticuatro horas antes, el gobierno decía que no existía razón alguna para restringir el flujo del turismo o implementar una cuarentena.

Después de días de inacción y de quejas y preocupaciones expresadas por la población, la decisión fue comunicada en el espacio oficial La Mesa Redonda, que contó con la presencia del gobernante Miguel Díaz-Canel y de Manuel Marrero Cruz, el primer ministro.

En el caso de los viajes, Marrero Cruz afirmó que solo se permitirán vuelos para facilitar la salida de los turistas que están en la isla.

Las medidas entrarán en vigor el próximo martes y, afirmó, deben extenderse por 30 días.

Para presentar las decisiones, el gobernante cubano hizo un largo repaso de la situación internacional por el avance del coronavirus y declaró que la isla se vio precisada a tomar medidas ante la pandemia.

Marrero Cruz aseguró "no se trata de un cierre de fronteras, sino que se está regulando la entrada al país de personas, salvo aquellos que son residentes en nuestro territorio nacional, incluyendo a los extranjeros que residen en Cuba".

Subrayó que la decisión afecta a los ingresos al país por vía aérea y marítima.

Precisó que la medida va enfocada a las personas y no al comercio, pues la isla seguirá recibiendo mercancías por aire y mar y que las tripulaciones que las transporten serán sometidas a "controles de salud".

Marrero Cruz aseguró que el límite de 30 días se había fijado sobre la base de la experiencia de otros países y que le permitirá a las autoridades evaluar la situación cumplido ese plazo, para extenderlo si fuera necesario.

En el tema de las aerolíneas, aseguró que tendrán la posibilidad de volar a la isla para retirar a los turistas que se encuentran en el país. "Ya no vendrán más turistas, solo saldrán", subrayó.

Aseguró que Cuba también sufre las consecuencias económicas de la pandemia y que el sector turístico en la isla había visto una disminución.

"La semana que viene no tendremos ningún turista en el país porque incluso Rusia, que era el mercado que se había mantenido estable ya ha anunciado que dejará de operar hacia Cuba (...) Esto va a tener un impacto en la economía", dijo.

"Se van a cerrar, posiblemente, la totalidad de los hoteles", aseguró. "Eso va a tener un impacto en varios sectores de la economía".

Sobre las infecciones de coronavirus en la isla, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, informó que de los 21 casos, "10 proceden de otras nacionalidades y 11 son residentes del país".

Otras medidas

El Ministerio de Comercio Interior de Cuba publicó un mensaje en su página de Facebook en el que anuncia que se "reducirán" los servicios gastronómicos y tendrá lugar un "reordenamiento de las ventas" para evitar aglomeraciones.

También informa que los restaurantes tendrán que aumentar la distancia entre las mesas y quedan suspendidas todas las actividades públicas que impliquen concentración de personas.

Entretanto, casi dos mil cubanos han pedido al gobierno, por medio de la plataforma Avaaz.org, el cierre de las fronteras aéreas y marítimas y también de las escuelas, así como el recorte de horarios laborales y permiso para trabajar desde los hogares.

Vea todas las noticias de hoy

Multas y amenazas a opositores por comentar sobre el coronavirus en la isla

Cubanos almacenan agua en La Habana en medio de la crisis por el coronavirus. Las autoridades están amenazando y multando a miembros de la sociedad civil que reporten sobre la situación de la pandemia en la isla.

Activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) fueron citados, multados y amenazados el miércoles por "hablar mal de los dirigentes del gobierno y tratar el tema de coronavirus" en sus publicaciones en las redes sociales, explicaron a Radio Televisión dos integrantes de ese grupo opositor.

Ovidio Martín Castellanos, uno de los coordinadores de la UNPACU en Santiago de Cuba, fue detenido ayer por más de 8 horas en una unidad de la Policía conocida por El Palacete, donde dos agentes se presentaron "como instructores de ETECSA" y le informaron que sería multado.

El activista indicó que cuando indagó las razones de las multas, uno de los agentes dijo que eran porque "andaba en las redes hablando mal de los dirigentes del gobierno y hablando de la situación que hay en el país con el coronavirus".

Aunque no las firmó, pidió constancia de las mismas para "hacer la reclamación pertinente".

El opositor recibió una multa de 3.000 pesos, por las publicaciones en internet, y otra de 200 pesos, por unas octavillas que aparecieron en algunos lugares de la ciudad y con las que aparentemente intentan relacionarlo.

Martín Castellanos calificó el incidente de "maniobra" contra su persona.

El Decreto 370 regula en la isla el uso de la internet y contempla multas hasta de 3.000 pesos.

También el miércoles, en Camagüey, la policía política citó para una estación policial al activista Adrián Quesada, de la UNPACU.

"Un funcionario del tribunal, que no se identificó, junto a un agente de la Seguridad del Estado, me hicieron una acta de advertencia por mis publicaciones en internet y me dijeron que podrían multarme con 3.000 pesos", detalló el opositor.

Activista de UNPACU citado y amenazado por la policía política de Camagüey
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Quesada agregó que le abrieron un expediente de "peligrosidad" porque, según ellos, la Seguridad del Estado considera que tiene "potencial delictivo".

Durante las últimas semanas, activistas de otras organizaciones opositoras y periodistas independientes han denunciado que las autoridades policiales los han multado con 3.000 pesos por fotografiar aglomeraciones de personas para comprar alimentos.

La periodista independiente Camila Acosta fue multada la pasada semana. por violar, según las autoridades, el decreto 370; mientras que también el comunicador Julio Aleaga Pesant fue citado y amenazado con ser llevado a prisión bajo la Ley de Peligrosidad Social Predelictiva.

(Con entrevistas de Ivette Pacheco e Idolidia Darias)

Un ciudadano chino, entre 21 nuevos casos de coronavirus en Cuba

Andrés Jiménez vende máscaras de confección casera a sus vecinos. AP Photo / Ramon Espinosa

Cuba no reportó el jueves ningún nuevo fallecimiento por coronavirus en la isla, pero elevó a 233 la cifra de casos confirmados porque los exámenes del miércoles detectaron 21 positivos entre 576 personas sometidas a la prueba del COVID-19.

Solo uno de los 21 confirmados es extranjero, un ciudadano chino de 42 años que trabaja en la Zona Especial del Mariel y estuvo en contacto con un caso previo. Presentó los primeros síntomas hace una semana y lo internaron en el Centro de Aislamiento de la provincia de Artemisa, desde donde fue trasladado al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

Tanto él como los 20 cubanos que dieron positivo al examen mostraban una evolución satisfactoria, dice el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Las otras 142 personas internadas en el Centro de Aislamiento donde estuvo temporalmente permanecen bajo vigilancia sanitaria.

Entre los cubanos hay una niña de tres años residente en Jagüey Grande, Matanzas; otra de ocho años que vive en el municipio Venezuela, en la provincia de Ciego de Ávila, y un niño de nueve años de Consolación del Sur, en Pinar del Río.

Según el MINSAP, al cierre del miércoles había 2,320 personas ingresadas en el país, 213 como pacientes confirmados y 1,384 como sospechosos. El personal de salud vigila en sus hogares a otras 25,920 personas.

Los 233 casos de COVID-19 diagnosticados, siempre de acuerdo con las cifras oficiales, representan un 7 por ciento de los 3,342 exámenes practicados hasta el momento en Cuba.

Dos de los 20 cubanos confirmados habrían contraído la enfermedad fuera de Cuba, uno en España y el otro en Dubai; 13 estuvieron en contacto con casos previos, y cinco se asociaron a viajeros procedentes del exterior.

Por provincias, los nuevos casos se desglosan en: La Habana (5); Matanzas, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Santiago de Cuba (3 cada una); Pinar del Río (2), y Camagüey (1).

Los cinco pacientes reportados en estado crítico son cubanos, dos mujeres y tres hombres cuyas edades oscilan entre 49 y 83 años. El mayor, precisamente de 83, continúa ingresado en el IPK; otro hombre de 70 años en el Hospital Naval Luis Díaz Soto, de La Habana, y tres en el hospital militar villaclareño Manuel Fajardo.

La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.
La placa con la información básica reportada el jueves por el MINSAP.

Los dos casos reportados en estado grave son una cubana residente en Estados Unidos que llegó a Cuba el 22 de marzo y permanece ingresada en el IPK, y un ciudadano francés de 72 años internado en el Hospital Mario Muñoz Monroy, de Matanzas.

Un pinareño de 39 años que estaba ingresado en el hospital León Cuervo Rubio, de esa provincia, fue dado de alta el miércoles.

Cuarentena sin alimentos en Cuba: campesinos culpan al gobierno

Una mujer compra vegetales en un mercado de La Habana. (AP/Ramon Espinosa)

En el complicado escenario actual en la isla con el coronavirus, los cubanos están alarmados porque enfrentan una cuarentena con un faltante total de alimentos básicos, entre ellos arroz, frijoles y plátanos.

Campesinos entrevistados por Radio Martí responsabilizan a las autoridades del país de esta crisis alimentaria, que se ha incrementado en las últimas semanas en todo el territorio nacional.

En la Unidad Básica de Producción Los Cristales, en Jatibonico, Sancti Spíritus, el agricultor Vladimir Ríos Cruz dijo que la única forma de resolver este problema es dejando producir a los campesinos, que saben lo que hay que sembrar y son capaces, sin la interferencia del gobierno.

El gobierno es el responsable: señalan agricultores ante falta de alimentos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:05 0:00

"Vas y limpias las tierras [llenas] de marabú que tienen perdidas hace 40 años, y cuando las tienes limpias, las posteas y las cercas, vienen y te las quitan, y se las cogen ellos", afirmó.

"Yo necesito 2,000 metros de alambre, véndemelos. Véndeme 200 metros de manguera y una turbina nueva, y déjame producir, y luego que venga el camión de acopio con un cheque con fondo, no un cheque al vacío", reclamó al gobierno Ríos Cruz.

En Bayamo, provincia de Granma, el productor arrocero Emiliano González informa que allí se produce el 35% que se cosecha en toda Cuba de ese cereal, y este año se desplomaron las producciones.

"La cosecha de frío prácticamente se perdió. ¿Por qué? Por falta de insumos, por falta de paquete tecnológico a tiempo, por falta del financiamiento" para costear la compra de las semillas, dijo.

"Si estas personas quieren que los campesinos produzcan tienen que crear las mínimas condiciones" para que esto suceda, concluyó González.

En la comunidad agrícola de San Benito, en Songo la Maya, Santiago de Cuba, el campesino Alcibíades Silva señaló que cada vez que se agudiza el suministro agrícola, el gobierno cubano culpa en primer lugar a los agricultores.

"Muchos han tenido que abandonar sus fincas por la falta de condiciones. Otra cosa que ha atentado contra ellos han sido los impagos. No les han pagado en tiempo y forma sus productos", dijo Silva.

Desde Lutgardita, en Quemado de Güines, en Villa Clara, Ibar González, que cultiva frijoles, destacó que deberían ser ellos quienes planifiquen los ciclos y el tipo de producción, y no el Partido Comunista. "Los culpables de que el país tenga la situación que tiene son ellos. Como yo voy a preparar la tierra si no tengo combustible, y tampoco tengo la maquinaria y la infraestructura", denunció.

El viernes, en el programa de la televisión estatal Mesa Redonda, el ministro cubano de Economía y Planificación Alejandro Gil Fernández admitió que las producciones de arroz, plátano, frijol, maíz, y carne de cerdo presentan un déficit en el país.

Españoles deciden quedarse en Cuba junto a familiares y amigos hasta el fin de la pandemia

Un policía guía a turistas en una calle de La Habana en medio de la pandemia de coronavirus.

Cientos de turistas españoles han decidido permanecer en el país junto a familiares y amigos hasta que se levante la medida de cierre total de fronteras que entra en vigor este jueves, 2 de abril, dijeron este miércoles fuentes diplomáticas.

Como es una decisión personal, no se puede decir que estas personas estén "varadas" en Cuba, dijo a la agencia EFE el embajador español en La Habana, Juan Fernández-Trigo.

El diplomático explicó que casi todos los turistas que han querido volver a España ya lo han hecho. En los tres últimos vuelos de Iberia entre La Habana y Madrid quedaron libres "más de 300 plazas", añadió Fernández-Trigo, citado por EFE.

El último de esos vuelos partió este miércoles del aeropuerto internacional José Martí, de la capital cubana.

Turistas con nasobucos arriban al Aeropuerto José Martí de La Habana.
Turistas con nasobucos arriban al Aeropuerto José Martí de La Habana.

Este lunes, las autoridades cubanas anunciaron el cierre total de fronteras, aéreas y marítimas, con excepción de las operaciones de carga, abastecimiento o salida y retorno de misiones médicas.

Según el embajador, los turistas españoles que quedan en la isla no viajan a Cuba de vacaciones. "Son personas que tienen ciertos contactos familiares y que, por tanto, aunque entran y son registrados como turistas, en realidad tienen unas condiciones de residencia un tanto particulares", subrayó.

El reporte de EFE señala que, de los 2.435 turistas españoles presentes en Cuba en un recuento del 17 de marzo, según cálculos de la Embajada de España, permanecen en hoteles unos 60, y el resto se hospeda "en casas particulares, de familiares".

El diplomático dijo que los que han decidido quedarse "están en una situación de perfecta legalidad" dado que el gobierno de la isla ha decidido prorrogar los visados de turista por seis meses.

Cinco españoles se cuentan entre los pacientes aislados o bajo tratamiento por el coronavirus en Cuba, tres de ellos dieron positivo a una prueba de COVID-19. La Embajada y el Consulado se han mantenido al tanto de esta situación y facilitan la entrega de alimentos y efectos personales a los que se encuentran ingresados en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" de La Habana, informó EFE.

Cuba ha reportado oficialmente 212 casos de coronavirus y 6 fallecidos por la enfermedad. Un total de 2,742 personas permanecen ingresadas en hospitales y otros centros de salud, entre ellos 193 son casos confirmados de COVID-19 y 1,140 sospechosos.

España contaba hasta este jueves 110,238 casos de COVID 19 y 10,003 fallecidos por el virus, según un reporte actualizado del diario El País.

El optimismo del médico cubano que promueve combatir el COVID-19 con plasma (VIDEO)

Científico cubano enfrenta el coronavirus con viejo pero efectivo método
please wait

No media source currently available

0:00 0:13:50 0:00

Uno de los médicos que están promoviendo el uso del plasma rico en anticuerpos para combatir el coronavirus nació en Sancti Spíritus, a los 11 años fue traído por su familia a Estados Unidos, trabaja como profesor e investigador en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y asegura sentirse optimista con que los ensayos clínicos del procedimiento avancen con rapidez.

“Creo que si hacemos los ensayos clínicos empezando dentro de una semana, es posible que tengamos información varias semanas después, quizás un mes o dos, porque hay tantos casos y hay tanta necesidad, que es posible hacer estos estudios muy rápido”, dijo el miércoles desde Baltimore a la reportera de Radio Televisión Martí Ariane González el doctor Arturo Casadevall.

Ganador en 2015 de la Cátedra Bloomberg de Profesor Distinguido en la Universidad Johns Hopkins por sus logros como investigador interdisciplinario y por su excelencia como maestro, Casadevall es hoy profesor de los departamentos de Microbiología Molecular e Inmunología y el de Enfermedades Infecciosas.

“El uso del plasma contra viruses es una técnica vieja”, señaló el Dr. Casadevall. “Se usó en 1918 contra la gripe española. Cuando una persona se recupera del coronavirus tiene en el plasma -la parte líquida de la sangre- anticuerpos, y estos anticuerpos pueden matar al virus”.

La técnica experimental que él y un grupo de reconocidas autoridades médicas vienen promoviendo consiste en pedirles a las personas que se han recuperado del COVID-19 que den su plasma, y entonces usar ese plasma para tratar a las personas enfermas, explica.

Dice que él, y el equipo con el que trabaja, ha enviado la información a colegas en España, en Italia y en el Reino Unido, y por lo que sabe ellos se están preparando también para usar plasma en la lucha contra el coronavirus.

“En epidemias en el pasado se ha dado plasma a personas que estaban expuestas a virus, y el plasma previene la enfermedad”, manifestó el Dr. Casadevall. “Lo importante en este momento es que no tenemos información de este coronavirus, y lo que tenemos que hacer son ensayos clínicos para ver cómo se va a usar el plasma, y esperamos que eso se pueda hacer en las próximas semanas”.

A la pregunta de la reportera de qué es una terapia de anticuerpos pasivos, el médico y profesor universitario contesta que es una transferencia de inmunidad.

“Una terapia de anticuerpos pasivos es cuando una persona que tiene anticuerpos en la sangre da su plasma para que se use en otra persona: es la transferencia de inmunidad, de anticuerpos, de una persona inmune a una persona susceptible” de contraer la enfermedad, respondió.

Los mejores resultados disponibles actualmente en el uso del tratamiento experimental son la experiencia de China en los últimos dos meses, indica. “Aunque no fueron ensayos médicos controlados, la información que se ha publicado da esperanza”, comenta el Dr. Casadevall.

En Estados Unidos, el Hospital Metodista de Houston emprendió su propio estudio con esta terapia, pero no ha presentado los resultados, manifiesta el especialista en inmunología y microbiología molecular.

“Cuando uno usa una terapia nueva, siempre tiene que estar preocupado por problemas que no se anticipaban”, explica. “Nosotros estamos tratando de hacer pruebas clínicas muy cuidadosas para aprender cómo usar esto. La experiencia de la historia es que estas terapias han sido efectivas, y son bien toleradas, pero (…) como este COVID-19 es un virus nuevo, todo lo que se hace es nuevo, y uno tiene que aprenderlo”.

Subraya que, de acuerdo con la información disponible, el COVID-19 vino de un animal, una persona fue contaminada y esa persona después regó la infección. “No sabemos cuándo eso pasó, ni quién fue la persona, ni el día en que eso ocurrió”, dice.

“Las indicaciones preliminares son que el virus es bastante resistente, y por eso tenemos que tomarlo con gran cuidado”, declara el Dr. Casadevall. “Por ejemplo, lavarse las manos, tratar de evitar contacto con otras personas y mantener la distancia. Porque una de las grandes preocupaciones de este momento es que una persona puede estar infestada y puede regar el virus y no tener síntomas”, advierte.

El Dr. Casadevall admite no tener información sobre la situación actual del coronavirus en Cuba, y se limita a recomendar las pautas de las autoridades sanitarias internacionales.

“La única información que yo puedo dar es la información que ha dado la Organización Mundial de la Salud”, dice. “En Cuba estoy seguro de que los colegas cubanos saben las recomendaciones esas y espero que las sigan”.

A pesar de que su familia lo trajo muy temprano a Estados Unidos, cuando apenas tenía 11 años, dice conservar “memorias fuertes” del país donde nació y pasó la mayor parte de su infancia.

“Yo recuerdo mucho a Cuba”, confesó el Dr. Casadevall. “Aunque se me ha olvidado mucho el español, porque casi nunca lo uso, las memorias son fuertes. Me acuerdo mucho”, dijo.

Elogia a los maestros que tuvo en la isla y pone como ejemplo su dominio de un idioma que apenas practica. “Todo el español que estoy hablando con usted lo aprendí antes de que tuviera 11 años, y en ese tiempo podía hablarlo, y mucho mejor que hoy”.

Cargar más

Radio Martí en Vivo

Levántate Cuba
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Levántate Cuba

Televisión Martí en Vivo

Simplemente Karen
please wait
Embed

No live streaming currently available

0:00 0:00 Live

En vivo Simplemente Karen

XS
SM
MD
LG