Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

El manotazo a la libertad de prensa en Cuba

Así denunciaron los artistas la agresión del ministro de Cultura, Alpidio Alonso, a los manifestantes del 27N.

El manotazo dado el 27 de enero por el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, a los periodistas independientes simboliza la relación del Estado con la libertad de prensa en estos seis meses, marcados por protestas, actos de repudio, campañas televisivas contra la sociedad civil y un descontento generalizado por la crisis económica cada vez más aguda, destacó la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, en el informe sobre Cuba presentado a la Reunión de Medio Año de la organización (abril 20 a 23).

A continuación, el informe completo:

En noviembre, más de una docena de artistas, activistas y periodistas fueron sitiados por el Ministerio del Interior (MININT) en una casa en el barrio habanero de San Isidro, y algunos de ellos –como los periodistas Iliana Hernández y Esteban Rodríguez -se declararon en huelga de hambre. La protesta terminó cuando agentes del MININT, disfrazados de médicos, irrumpieron en la vivienda y los sacaron con el pretexto de proteger su salud, al haber entre ellos un periodista, Carlos Manuel Álvarez, llegado desde el extranjero que no había cumplido parte del protocolo de la Covid-19. El operativo de desalojo coincidió con el primer corte nacional de todos los servicios de internet, cuyo fin fue impedir la divulgación del ataque a la vivienda.

Luego más de 300 personas protestaron frente al Ministerio de Cultura por el cese la represión a los artistas independientes, siendo la manifestación más numerosa en más de sesenta años. La protesta se autodisolvió en la madrugada, al mismo tiempo que se cerraba un enorme dispositivo de represión formado por civiles y agentes del Ministerio del Interior.

Desde entonces, el régimen lanzó una campaña de desprestigio desde redes sociales, prensa escrita y del Noticiero Nacional de Televisión, exponiendo los líderes y atacándolos con intervalos, como Iliana Hernández, Carlos Manuel Álvarez, Mauricio Mendoza y Nelson Álvarez Mairata. Los ataques se extendieron a los medios para los que trabajan. La difamación a los periodistas estuvo centrada en la subordinación a las órdenes del gobierno estadounidense, un viejo recurso del régimen cubano para perseguir a todos los que le molestan.

El 27 de enero, al cumplirse dos meses de la protesta frente al Ministerio de Cultura, siete periodistas independientes acudieron al mismo lugar para reportar la reunión de un pequeño grupo de artistas, pero la concentración fue cortada por el propio Alpidio Alonso, ministro de Cultura, quien salió a la calle y agredió al periodista que lo filmaba, Mauricio Mendoza. Luego, funcionarios y agentes de civil empujaron y detuvieron a los periodistas.

El panorama legal sigue siendo restrictivo contra el ejercicio de las libertades de prensa, expresión e información, por el absoluto control de la policía política sobre el aparato judicial, y la existencia de un marco jurídico general encaminado a silenciar a los ciudadanos críticos. En el periodo, además, se ha destacado el uso del monopolio estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, SA (ETECSA), como brazo ejecutor de la Seguridad del Estado en materia de silenciamiento de periodistas independientes, a partir de suspensión del servicio de internet y telefonía a determinados periodistas durante periodos de tiempo variables.

Otros hechos de preocupación en este período:

Yoennis Domínguez La Rosa, condenado a cinco años de cárcel bajo acusaciones de "atentado" y "desorden público", continúa en prisión tras haber publicado un video de una protesta en Santiago de Cuba contra efectivos de las Tropas Especiales del MININT.

Arrestos por horas por actividades periodísticas han sufrido, Luz Escobar, Yoandi Montiel (youtuber conocido como El Gato de Cuba), María Matienzo, Carlos Manuel Álvarez, Nelson Álvarez Mairata, Mauricio Mendoza, Katherine Bisquet, Yunier Gutiérrez, Iliana Hernández, Héctor Valdés Cocho, Esteban Rodríguez, Yoel Acosta Gámez, Reinaldo Escobar, Alejandro Hernández Cepero, Ismario Rodríguez, Enrique Díaz, Vladimir Turró, Rafael Vilches y Adrián Góngora

Arrestos domiciliarios sin que se cumplan los requisitos legales sufrieron, Camila Acosta, Iliana Hernández, Héctor Valdés Cocho, Luz Escobar, María Matienzo, Carlos Manuel Álvarez y Katherine Bisquet.

Yoel Acosta Gámez fue multado en virtud del Decreto Ley 370 que castiga la libre expresión en internet.

La esposa del periodista Yoe Suárez fue citada a interrogatorio policial, así como la madre de Nelson Álvarez Mairata, el editor Henry Eric Hernández, la escritora Lien Estrada, y los influencers El Gato de Cuba y Ari Guibert.

Jancel Moreno, katherine Bisquet, Héctor Valdés Cocho y Nelson Álvarez Mairata, fueron desalojados.

Aumentaron los reportes de personas castigadas con pérdida de sus estudios o empleos estatales por publicar opiniones o informaciones en Facebook, como le pasó al estudiante de medicina José Carlos Santos.

Sin llegar a ser expulsados, fueron amenazados por sus opiniones en Facebook, el pastor Manuel Cecilio Ramos y el médico Sandor Fenollar, entre otros. A Sadiel González le arrebató el teléfono un policía por filmar un acto de repudio. Al activista Bárbaro de Céspedes le han quitado varias veces los teléfonos con que trasmitía de forma directa desde la calle.

También, el Instituto Cubano para la Libertad de Prensa (ICLEP) reportó un sostenido acoso contra todos los encargados de los boletines comunitarios que produce. Citaciones policiales, registros a casas, decomiso de bienes de trabajo, cortes de comunicación y amenazas de prisión, son los hechos más comunes que refieren recibir sus colaboradores.

Se reportó el cierre de la edición impresa del boletín Vida Cristiana, único medio no estatal autorizado a distribuirse nacionalmente y en papel. Frecuentemente publicaban artículos críticos. La causa alegada fue la falta de papel de este producto en el país.

Varios comunicadores, la mayoría mujeres y miembros de la comunidad LGTBI, reportaron ciberacoso y amenazas de violencia desde redes sociales. El robo o destrucción de teléfonos móviles de los periodistas, por parte de las autoridades policiales sigue siendo una práctica común.

Siguen bloqueados decenas de portales de la prensa independiente y de organizaciones internacionales de derechos humanos, así como plataformas de recogida de firmas. El régimen financia un amplio sistema de hackeo contra cuentas de activistas y periodistas independientes.

Vea todas las noticias de hoy

La SIP condena arrestos de periodistas independientes en Cuba

Esteban Rodríguez y Mary Karla Ares Gonzáles, periodistas independientes cubanos bajo arresto.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el arresto de los periodistas cubanos independientes Mary Karla Ares González y Esteban Rodríguez. La organización hemisférica también denunció las campañas de desprestigio en los medios estatales contra quienes ejercen su derecho a la protesta.

Los periodistas fueron arrestados el 30 de abril durante una manifestación de opositores que pedía acceder a la vivienda del artista Luis Manuel Otero Alcántara para conocer su condición de salud. Otero Alcántara, del Movimiento San Isidro, ha protagonizado una huelga de hambre desde la semana pasada en protesta por el asedio de la Seguridad del Estado. El 2 de mayo agentes irrumpieron en su vivienda y presuntamente fue trasladado a un hospital.

Jorge Canahuati, presidente de la SIP, condenó el arresto y expresó: "En Cuba prosiguen las restricciones de protestas civiles y la estigmatización hacia los periodistas independientes a través de los medios estatales, tal como lo hemos venido denunciando." Canahuati exigió la inmediata liberación de Ares González y que se informe sobre el paradero de Rodríguez, desaparecido desde su detención.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, dijo: "Estamos atentos a la situación porque sabemos que los periodistas ya fueron señalados por las fuerzas de seguridad y policiales y, lamentablemente, no existe en el país un sistema legal autónomo que proteja el ejercicio de las libertades de prensa y de expresión".

Ares González, de Amanecer Habanero, medio de comunicación comunitario del Instituto por la Libertad de Expresión y Prensa, y Rodríguez, colaborador de la revista digital ADN Cuba, fueron detenidos junto a otras nueve personas.

El régimen acusa a Ares González, de 28 años, por el supuesto delito de desorden público, que conlleva una sanción de entre tres meses y un año de cárcel, multas en efectivo o ambas penalidades. Esta figura jurídica es utilizada con frecuencia para reprimir la libertad de expresión y acusar a opositores y periodistas independientes. Ares González fue arrestada cuando transmitía en directo por su muro de Facebook la represión policial contra los manifestantes.

El caso de Rodríguez ha sido clasificado como "desaparición forzada", y la policía política no ha dado respuesta a los reclamos de su familia y colegas sobre su paradero.

Canahuati, CEO de Grupo Opsa, Honduras, y Jornet, director del diario La Voz de Interior, de Argentina, se refirieron además a la resolución sobre no injerencia y libertad de asociación, surgida de la recién concluida reunión semestral de la SIP, que reafirma que cuando un Estado obstaculiza el derecho a la libertad de asociación, en cualquiera de sus esferas, "no sólo restringe la libertad de asociación, sino que obstruye la labor de promoción y defensa de los derechos humanos".

El Estado, principal fuente de amenazas y agresiones contra la prensa en Cuba, denuncia informe

Vista del Palacio de la Revolución en La Habana, sede de la Presidencia, del Gobierno y del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Los agentes estatales son la principal fuente de amenazas y agresiones contra la prensa en Cuba, afirma la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su informe anual 2020, donde resume los hechos más relevantes vinculados con la situación del derecho a la libertad de expresión en el hemisferio, entre ellos los de Cuba.

"Durante el 2020, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión registró continuidad en el patrón de restricciones a la libertad de expresión y al acceso a información pública en la isla. En particular, se han observado actos de amenazas, hostigamiento y persecución contra periodistas, disidentes, activistas, artistas y docentes que cuestionan al régimen o que difunden información u opiniones sobre temas de interés público. Si bien las formas de hostigamiento y las restricciones oficiales no son nuevas, la CIDH y su Relatoría observan que se han incrementado en el 2020 en el marco de la pandemia. En la mayoría de los casos, la persecución contra expresiones críticas por parte del Departamento de Seguridad del Estado se amparó en las disposiciones del Decreto-Ley 370 “sobre la informatización de la sociedad en Cuba”", señala el reporte anual elaborado a partir de numerosas fuentes, incluyendo medios de prensa independientes y nuestro sitio web www.radiotelevisionmarti.com, con decenas de menciones en el informe.

La Relatoría Especial alude a denuncias de bloqueos de determinadas aplicaciones y sitios web, interferencias y alteración de saldo de datos móviles por parte del gobierno, principalmente en un contexto de clima social agitado y convocatorias a protestas, impidiendo la comunicación y coordinación de los ciudadanos.

El organismo señala que "las autoridades estatales utilizaron la grave crisis generada por el Covid-19 para intimidar y hostigar de forma sistemática a periodistas que trabajan para medios independientes y detalla los casos de Yoe Suárez, Camila Acosta, Waldo Fernández Cuenca, Esteban Rodríguez, Julio Aleaga Pesant, Iliana Hernández, Niober García Fournier, Mónica Baró, Osniel Carmona, Jorge Enrique Rodríguez, Héctor Miguel Sierra, Emilio Almaguer de la Cruz, Yadisley Rodríguez Ramírez, Abraham Jiménez Enoa, Luz Escobar, Carlos Manuel Álvarez, Reinaldo Escobar, Roberto Quiñones y Héctor Luis Valdés Cocho, entre otros comunicadores y activistas.

La entidad recuerda al Estado de Cuba que el periodismo es la manifestación primaria y principal de la libertad de expresión y los Estados tienen la obligación positiva de propiciar un entorno de trabajo seguro para la prensa.

"El Estado debe brindar a la prensa el más alto grado de protección para que puedan realizar su trabajo libremente y mantener a la sociedad informada sobre asuntos de interés público", indica la Relatoría.

Cuba muestra "una acentuada intolerancia en relación a las manifestaciones artísticas que pudieran poner en cuestión ya sea las bondades del sistema político o los aciertos del grupo dirigente", asegura el reporte y añade que "la discrepancia ideológica ha sido motivo para impedir expresiones artísticas de diversa naturaleza que tienen como fin la protesta".

La CIDH ha recomendado al Estado de Cuba poner fin al hostigamiento, incluyendo citaciones, detenciones de cualquier duración, y acoso judicial a cualquier persona por causas relacionadas al ejercicio de su libertad de expresión, libertad de asociación, reunión u otros conexos.

La Relatoría recuerda que tanto la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, así como el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, firmado por Cuba el 28 de febrero 2008, protegen la labor periodística, artística y la defensa de los derechos humanos. De tal modo, quienes se expresan de forma legítima no deberían sufrir presión al ejercer su labor, cubrir y/o difundir los hechos de interés público.

CPJ intercede por periodista cubana Mary Karla Ares

Mary Karla Ares, periodista independiente.

Las autoridades cubanas deben liberar de inmediato a la periodista Mary Karla Ares, abandonar la investigación criminal sobre su trabajo y permitir que la prensa informe libremente, dijo el lunes el Comité para la Protección de los Periodistas.

El 30 de abril, alrededor de las 2 de la tarde, agentes de la Policía Nacional Revolucionaria y la Policía Política detuvieron a Ares, reportera del diario comunitario Amanecer Habanero, en La Habana y la llevaron a una comisaría del municipio Playa, según informes noticiosos y declaraciones de Normando Hernández, a cargo del Instituto Cubano para la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

Ares permanece en esa comisaría y las autoridades la están investigando por “desorden público” por su cobertura de protestas recientes, según esas fuentes.

La mujer no ha tenido acceso a un abogado ni a su familia desde que fue arrestada, dijo Hernández al CPJ.

“Hoy, mientras el mundo celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, las autoridades cubanas mantienen detenida a una periodista y la investigan por el mero hecho de cubrir una protesta”, dijo la investigadora principal del CPJ Centro y Sudamérica Ana Cristina Núñez.

"Las autoridades deben liberar de inmediato a Mary Karla Ares, abandonar la investigación criminal sobre su trabajo y asegurarse de que ella y todos los demás periodistas cubanos puedan trabajar libremente", resaltó.

La policía arrestó a Ares mientras informaba en vivo en Facebook, cubriendo cómo la policía disolvió una manifestación en apoyo del artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, quien ha estado en huelga de hambre en protesta por la confiscación de su obra de arte por parte de las autoridades y la falta de libertad de expresión en el país, según informes de noticias, un informe de ICLEP y el video de Ares, que fue transmitido en su cuenta personal de Facebook, donde frecuentemente publica reportajes y comentarios sobre temas políticos en Cuba.

De ser acusada y condenada por desorden público, Ares podría enfrentar hasta un año de prisión, según el código penal cubano.

El CPJ envió un correo electrónico a la Policía Nacional Revolucionaria de Cuba y al Ministerio del Interior en busca de comentarios, pero no recibió ninguna respuesta.

Amanecer Habanero es uno de los siete periódicos gratuitos publicados en el país por ICLEP, según su sitio web.

Las autoridades cubanas han allanado recientemente las oficinas de los periódicos de la ICLEP y se sospecha que han restringido el acceso a Internet de su personal, como ha documentado el CPJ.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, Cuba es una mancha negra en el mapa mundial

Mapa del estado de la libertad de prensa en el mundo emitido por Reporteros sin Fronteras en su informe 2021

En la celebración del 30 Aniversario del Día Mundial de la Libertad de Prensa, creado por la UNESCO el 3 de mayo de 1991, durante una conferencia que concluyera con la Declaración de Windhoek para el Desarrollo de una Prensa Libre, la situación de Cuba en el terreno de las libertades de prensa y expresión continúa siendo una preocupación para las democracias y las organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Si bien la sociedad civil cubana, que constantemente empuja los límites impuestos por el régimen, ha dado lugar a un creciente número de periodistas y medios independientes que acabaron con la sequía informativa aplicada durante décadas al crear una avalancha de información desconocida para el país, este crecimiento trajo aparejado un aumento exponencial de la represión contra quienes se dedican a practicar la libertad de prensa.

Periodistas cubanos lamentan vivir el “día mundial de la libertad de prensa” en medio de la represión gubernamental
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00


En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa correspondiente a 2021, la organización defensora de la libertad de información Reporteros sin Frontera (RSF) sitúa a Cuba en la posición 171 de 180 países monitoreados, quedando entre los 20 países cuyo estado de represión es considerado como “muy grave”.

También la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que realiza un monitoreo semestral del panorama cubano en cuanto a violaciones de los de derechos tanto a comunicadores como a medios de comunicación independientes, en su más reciente informe realiza una pormenorizada evaluación de la situación.

Las conclusiones de la SIP al respecto revelan la situación de acoso, hostigamiento, presiones de todo tipo que sufren los periodistas independientes, haciéndose extensiva incluso a sus familiares y allegados.

El informe de SIP cierra con una Resolución de Condena, en la cual exhorta también a “Expresar solidaridad con los periodistas independientes y con quienes practican distintas formas de expresión, que continúan narrando la realidad del país, a pesar de las amenazas y ser víctimas de represalias”.

Por su parte, la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, ha dicho en su mensaje emitido con motivo del aniversario número 30 del Día Mundial de la Libertad de Prensa:

"El tema del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año, La información como un bien común, subraya la importancia indiscutible de disponer de una información verificada y fiable. También pone de relieve el hecho de que, para producir y difundir esa información, resulta esencial que periodistas libres y profesionales hagan frente a la desinformación y otros contenidos perjudiciales".

Liberan al periodista Héctor Luis Valdés Cocho: Cuba es "un estado de terror en todo el sentido de la palabra"

Marcas que le dejaron las esposas al periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho

En horas de la noche del viernes, el periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho fue liberado después de varias horas detenido al salir de su edificio para intentar ir a ver a Luis Manuel Otero Alcántara, quien lleva 6 días en huelga de hambre y sed.

"Ya estoy en casa! Fui detenido al salir de mi edificio por el mismo agente de la Seguridad del Estado que en el día de ayer saltó como león hacia mi teléfono", relató el joven cubano quien fue trasladado hacia la unidad del Cerro (Infanta y Manglar), y de ahí hacia la estación de San Miguel del Padrón.

El periodista denunció que todo el tiempo de su detención estuvo con las esposas puestas muy apretadas y que cuando le pedía encarecidamente al reprensor que lo detuvo que se las aflojara; el agente les ordenaba a los uniformados que se las apretaran más.

"Sobre las cinco de la tarde me llevaron hacia los calabozos, en todo ese tiempo con las esposas puestas, ya no me sentía los dedos. En ese cuartucho oscuro pensé en Luis Ma: ¿Será el dolor de mis manos tan fuerte como el dolor que siente Cuba, al ver a uno de sus hijos morir por lo justo? Solo eso me preguntaba", añade el periodista independiente.

El ensañamiento del agente represor con Valdés Cocho fue tal he después de volverle a apretar las esposas, el periodista fue multado con 2000 pesos por el delito de “propagación de epidemias" a pesar de que estuvo todo el momento de la detención con el nasobuco puesto, informó él mismo.

A pesar de la represión violenta del régimen y las innumerables veces que el periodista ha sido detenido y multado sin razón alguna este aseguró que seguirá saliendo a la calle para salir a ver a Luis Manuel Otero Alcántara. "Seguiré saliendo a la calle porque no he cometido delito alguno y por ende es mi derecho hacerlo. Aprieten aún más las esposas, torturen, multen, detengan", dijo.

"Esta es mi cuarta detención y la tercera multa en lo que va de semana; mañana será el quinto arresto y vendrá el cuarto talonario. Seguiré saliendo, es mi amigo, alguien que quiero y no lo dejaré morir", concluyó el joven cubano.

Cargar más

XS
SM
MD
LG