Enlaces de accesibilidad

Cuba

EEUU: Repatriados no pueden recibir pagos de Seguridad Social en Cuba

Pasajeros viajan rumbo a Cuba. Foto Archivo.

Muchas de las personas que deciden repatriarse a la isla reciben beneficios de seguridad social y optan por mantener su residencia en EEUU para no perder el ingreso mensual que les permite su solvencia económica.

Las autoridades de Estados Unidos alertaron sobre la imposibilidad de cobrar los beneficios de seguridad social mientras las personas estén de visita o permanezcan en Cuba por largos períodos de tiempo.

“Las regulaciones del Departamento del Tesoro prohíben hacer pagos si el beneficiario está en Cuba o Corea del Norte, sea ciudadano o residente legal de Estados Unidos”, explicó María Ortega, vocera de la Administración de Seguridad Social (SSA) para el distrito Sur de la Florida.

La aclaración de la SSA abarca los pagos de Seguridad Social identificados como OASDI (jubilación, incapacidad o beneficio como sobreviviente), y los de Ingreso Suplementario (SSI) en beneficio de personas que cumplen prolongadas estancias en la isla, entre ellas los llamados repatriados.

Aunque no hay estadísticas disponibles sobre casos que involucran a cubanos y cubanoamericanos por presuntas infracciones en el cobro de beneficios de seguridad social, el tema ha escalado en los medios locales del sur de la Florida tras el incremento en espiral de los viajes familiares a Cuba durante la última década y el alza de las cifras de repatriados, luego de la reforma migratoria que implementó el régimen de Raúl Castro en el 2013.

Solo el pasado año, las solicitudes de repatriación alcanzaron las 11,176, según datos divulgados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX).

Muchas de las personas que deciden radicarse en Cuba son beneficiarios de la seguridad social y han optado por mantener residencia en Estados Unidos para no perder el ingreso mensual que les permite su solvencia económica en la isla. Un reciente caso legal que implicó a un residente de Miami disparó las alarmas sobre un comportamiento cada vez más extendido en la comunidad.

“Es importante que las personas que reciben pagos de seguridad social y planifican viajar fuera de EEUU, deben informarlo antes de salir, con las fechas de salida y regreso, para dejarles saber si se afectan sus beneficios de SSI”, recomendó Ortega.

Viajeros a Cuba

La funcionaria señaló que si se trata de ciudadanos estadounidenses que viajan o permanecen en Cuba por más de 30 días consecutivos, solo podrán recibir sus pagos de seguridad social una vez que regresen a Estados Unidos o viajen a un país donde pueda enviárseles legalmente el dinero.

En el caso de los residentes legales, no pueden recibir pagos de seguridad social por los meses que estuvo en Cuba.

Respecto a la ayuda suplementaria o SSI, la persona no es elegible para recibirla si está fuera de EEUU por más de 30 días consecutivos, sea ciudadano o residente legal.

Se considera viajar fuera de EEUU el ausentarse de alguno de los 50 estados de la nación, el Distrito de Columbia o las Islas Marianas. Las personas que viajan por más de un mes o viven en Puerto Rico no pueden recibir SSI.

La Oficina del Inspector General (OIG), encargada de procesar las alegaciones de fraude contra la SSA, declinó comentar a Martí Noticias si investiga actualmente casos de viajeros a Cuba por supuestas violaciones en el cobro de beneficios de seguridad social. “Ni confirmamos ni negamos que tengamos abiertas investigaciones sobre este asunto”, dijo Andrew M. Cannarsa, director de Comunicaciones de OIG, con sede en Baltimore.

Otras aclaraciones de la SSA/OIG incluyen:

  • Los pagos retenidos a ciudadanos estadounidenses pueden recuperarse una vez que arriben a EEUU o demuestren estar en un país que no sea Cuba ni Corea del Norte. Las personas deben tener una cuenta internacional para transferencias directas (direct deposit) y tener registrada con la SSA su dirección en el extranjero.
  • Los residentes legales no tienen derecho a reclamar pagos retroactivos de seguridad social si permanecen en Cuba por más de 30 días consecutivos.
  • Si la persona es deportada o expulsada de Estados Unidos, sus beneficios de seguridad social serán suspendidos. La SSA no reanudará los pagos hasta que la persona sea legalmente admitida con residencia permanente en EEUU.
  • A las personas que están encarceladas tras un proceso judicial se les retira la ayuda suplementaria.
  • No hay ninguna restricción legal que prohíba el uso de beneficios de seguridad social para propósitos de viaje.
  • Por lo general, el plan Medicare no cubre los servicios de salud que se reciban fuera de Estados Unidos.
  • Para comunicar cambios a las autoridades de Seguridad Social pueden hacerlo por internet, por teléfono o visitando la oficina local de SSA.
  • Si no se cumple con informar los cambios, es posible que ocurra un sobrepago. Si no se comunican los cambios a tiempo o si intencionalmente se suministra información falsa, la ley autoriza a la SSA a cesar el pago de beneficios.

El caso Valdés

No existe un acuerdo interagencias federales para facilitar que la SSA reciba información sobre los beneficiarios de seguridad social que viajan al exterior, de manera que cualquier irregularidad tiene que ser rastreada a partir de las alegaciones de empleados de la SSA y los Servicios de Determinación de Discapacitados (DDS), o por denuncias de ciudadanos privados y reportes anónimos.

Fue justamente una llamada anónima la pista que llevó tras los pasos de Carlos Alberto Valdés, un residente de Miami que por dos años se agenció los pagos de ayuda suplementaria de su tío, identificado en la acusación como F.R/G., y con permanencia en Cuba por largas etapas.

Valdés, de 49 años, cobró en total $18,253 dólares usando la cuenta bancaria conjunta que estableció con su tío, naturalizado norteamericano y ausente de Estados Unidos entre el 7 de enero de 2014 y el 20 de julio de 2016.

El regreso de F.R.G. a Miami se produjo tras iniciarse una investigación de la SSA en julio del 2016. Valdés le informó que retornara a Miami y ambos comparecieron a las oficinas locales de la agencia para restaurar el subsidio del anciano, argumentando que su ausencia había sido solo por unos meses.

Sin embargo, los pasaportes estadounidense y cubano de F.R.G. mostraban sus espaciadas entradas y salidas desde 2010. Tan pronto el SSI le fue restaurado, salió rumbo a Cuba, el 7 de agosto de 2016, de acuerdo con la acusación federal.

Valdés fue acusado en un tribunal federal de Miami de cobrar el dinero del tío y usarlo en gastos personales en supermercados, tiendas y restaurantes.

Documento / Acuerdo de culpabilidad de Carlos Valdés

Fue sentenciado por un tribunal federal de Miami a 15 años de libertad condicional y 250 horas de servicio comunitario, y tendrá que devolver todo el dinero estafado.

El siquiatra fraudulento

​La OIG recibió más de 153 mil denuncias a lo largo del país el pasado año. De acuerdo con el más reciente reporte semianual de SSA/OIG (octubre de 2017 a marzo de 2018), durante el primer semestre del presente año fiscal se registraron 89,449 alegaciones, la mayoría de ellas por supuestas irregularidades en pagos por incapacidad (20,307) y subsidios de SSI (10,886).

“La mayoría de los casos que la OIG investiga involucran supuestos fraudes por incapacidad. Como promedio, alrededor del 80 por ciento de los casos abiertos están relacionados con sospechas de discapacitación fraudulenta”, señaló Cannarsa.

Teniendo en cuenta las crecientes quejas de violaciones en los pagos por incapacidad, la SSA, OIG y el estado de Florida inauguraron en 2015 una unidad especial en la lucha contra el fraude en esta categoría de beneficios. La entidad está radicada en Miami y busca combatir los abusos que causan millonarias pérdidas en los programas federales y estatales para discapacitados.

Méndez Villamil. Foto tomada de psychsearch.net
Méndez Villamil. Foto tomada de psychsearch.net

Unos de los casos más escandalosos contra los beneficios por incapacidad en Miami tuvo como protagonista al siquiatra Fernando Méndez Villamil, sentenciado a 12 años de cárcel y tres años de probatoria en julio de 2016. El doctor Méndez-Villamil se declaró culpable por emitir falsos dictámenes médicos, y defraudar a la SSA y el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), con un desfalco de $50.6 millones.

La investigación iniciada por OIG descubrió que un alto número de los pacientes de Méndez-Villamil, de 49 años, recibían pagos por incapacidad. Significativamente, las evaluaciones médicas para confirmar la discapacitación de sus pacientes ante la SSA habían sido certificadas por el propio Méndez-Villamil.

Tras las sospechosas coincidencias, el investigador Albérico Crespo contactó a representantes de la SSA para reevaluar a los pacientes del siquiatra y comprobar si realmente estaban discapacitados.

Strippers discapacitados

Luego de entrevistarse uno por uno con todos los pacientes, la pesquisa arrojó que muchos de ellos trataron de simular discapacidad mental mediante actos estrafalarios, pero no estaban realmente incapacitados.

Siguiéndoles la pista, Crespo encaró los falsos testimonios de los “discapacitados”, que resultaron ser personas bien diferentes en su ámbito familiar y en sus motivaciones sociales. Incluso, dos pacientes que Méndez-Villamil había declarado incapacitados para trabajar, laboraban a tiempo completo como strippers en un club nocturno.

Se calcula que desde 2009, Méndez-Villamil ayudó entre 3,500 y 3,800 personas a obtener pagos fraudulentos de incapacidad. La oficina del siquiatra en el suroeste de Miami estaba inhabilitando hasta 10 personas por semana, cobrándoles por la evaluación hasta $3,500 dólares en efectivo.

Varios registrados con discapacidad por Méndez-Villamil presentaban la evaluación médica para eludir el examen requerido en el proceso de obtención de la ciudadanía estadounidense.

Los investigadores hallaron que los tres empleados de la oficina de Méndez-Villamil no solo conspiraron en la distorsión de las evaluaciones médicas, sino que también ellos estaban diagnosticados con impedimentos sicológicos severos: Maritza Expósito, de 57 años, Yomara Vila, de 45, y Arnaldo Oscar Jiménez, de 57.

El trío recibió sentencias que van de cuatro años a seis meses de cárcel, tres años de probatoria y la obligación de restituir unos $34 millones desfalcados.

Jiménez, residente de Hialeah, iba a Cuba cada dos meses y extendía sus visitas por tres semanas, aunque en su entrevista con el investigador declaró que “no salía de su casa” y solo se levantaba de la cama “para tomarse un vaso de leche”.

Para reportar violaciones

Las personas pueden informar casos de posibles fraudes relacionados con los programas de Seguro Social o SSI a la Oficina del Inspector General. Pueden informar de manera anónima:

Por teléfono, llamando al número gratuito 1-800-269-0271 (1-866-501-2101, si es sordo o tiene problemas de audición)
Por fax: 1-410-597-0118
Por correo a la siguente dirección:
Social Security Administration
Office of the Inspector General
Attention: OIG Fraud Hotline
P. O. Box 17785
Baltimore, Maryland 21235-7785

Por Internet: http://oig.ssa.gov/report-frau-waste-or-abuse

El informe debe describir la supuesta violación e identificar al presunto violador. Debe también incluir toda la información posible: nombre, dirección, número de teléfono y número de Seguro Social del presunto infractor.

Si desconoce el número de Seguro Social, debe incluir otra información de identificación, tal como la fecha y el lugar de nacimiento y los nombres de los padres del presunto violador.

Los reportes sobre casos de posibles fraudes relacionados con el programa de Medicare enviarlos a:

Office of the Inspector General, Department of Health & Human Services, Attention: Hotline, P.O. Box 23489, Washington, DC 20026. El número telefónico gratuito es 1-800-447-8477 y el sitio de Internet es www.oig.hhs.gov/fraud/hotline/

Los posibles fraudes relacionados con los programas de Ayuda Temporal a Familias Necesitadas, Medicaid y de Cupones de Alimentos pueden reportarse a las oficinas estatales o municipales de ayuda pública.

Vea todas las noticias de hoy

Sacerdote intercede por migrantes cubanos y pide que los dejen llegar a frontera con EEUU

Cubanos acampan en las cercanías del Puente Internacional Brownsville-Matamoros.

El sacerdote y activista mexicano Alejandro Solalinde, pidió este martes al Gobierno de México dar un mejor trato a los migrantes cubanos que han llegado al país en las últimas semanas.

"No se trata de repatriar a los cubanos si no permitirles, darles un oficio de salida para que sean ellos directamente los que toquen las puertas de Estados Unidos y ese país sea quien diga si pueden entrar o no", dijo Solalinde en una entrevista con Efe.

"México no tiene que hacer el 'trabajo sucio' traicionando la buena relación que ha tenido México y Cuba", añadió.

El prelado, director del albergue "Hermanos en el Camino" en Ixtepec, Oaxaca, exigió a las autoridades "acelerar" la transformación de las estaciones migratorias en Chiapas, a las que llamó cárceles, en "auténticos albergues".

Solalinde señaló que los migrantes cubanos deben tener "un trato diferente, pero no preferencial" porque todos los migrantes son iguales.

"Los más vulnerables son los cubanos porque no es lo mismo repatriar a un cubano a la isla que repatriar a un guatemalteco, no es lo mismo regresar a Centroamérica porque ellos pueden regresar a México y los cubanos no, además de que posiblemente cumplan sanciones en su país", apuntó.

Sobre la puesta en marcha de la Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad en México creado para reducir índices de violencia, Solalinde dijo que no van militarizar la frontera pero sí "para poner un poco de orden".

Consideró que en las últimas ha habido "un descontrol" en las estaciones migratorias luego de que cientos de migrantes han organizado estampidas para salir y continuar su travesía.

"Se pasaron los migrantes hay que reconocerlo y tiene que haber un respeto para México y las instituciones mexicanas", reconoció.

Dijo que la Guardia Nacional "no llega para reprimir" porque no es la voluntad del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y recordó que anteriormente ha existido represión de los militares y de la Policía Federal contra los migrantes.

Acerca del funcionamiento del Instituto Nacional Migración (INM) de México, el sacerdote consideró que "debe desaparecer porque está podrido e infiltrado".

Pidió crear una subsecretaría de migración porque el responsable, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, población y migración, "no puede con las tres cosas" y en México tiene que haber una persona "que tome nada más el asunto de la migración".

Sobre si México tiene la capacidad para seguir atendiendo la llegada continúa de miles de migrantes de Centroamérica y otras partes del mundo, Solalinde consideró que sí y puso como ejemplo el plan del presidente López Obrador con el que intenta concretar un desarrollo integral en la región.

"Es muy claro el programa que ha presentado pero va a tardar un
poco para que logre entrar en función", finalizó.

Aumentan a cinco los fallecidos por accidente en el Malecón habanero

Imágen posterior al accidente en Malecón y 23.

Los fallecidos en el trágico accidente en la intersección de la Calle 23 y Malecón en La Habana ascendieron a 5, mientras los heridos se contabilizan en 18, según "datos preliminares" de la Comisión Nacional de Tránsito ofrecidos a la prensa oficial.

El accidente ocurrió a sobre las 2 y media de la tarde del pasado domingo 19 de mayo cuando un auto Mercury, de 1952, impactó a varias personas que estaban en la acera del Malecón.

Como resultado de la pesquisa el teniente coronel Jesús Aguilar Hernández, jefe de sección de tránsito de la División de Investigación Criminal de Operaciones, indicó que “el funcionamiento del sistema de frenos en las ruedas delanteras era deficiente”.

Otra de las posibles causas, señala el informe, es atribuido a la ingestión de bebidas alcohólicas y el exceso de velocidad.

“El chofer podría enfrentar sanciones de privación de libertad de uno a diez años al ser un delito por imprudencia”, señala el portal oficialista Cubadebate.

Carreteras teñidas de rojo

El caso de este accidente de tráfico se suma a una oleada reportada en lo que va de año en Cuba, explica un reporte de la agencia EFE, en la que en 2018 se registraron 10.070 siniestros que dejaron 683 muertos y 7.730 heridos, con una frecuencia de uno por cada 52 minutos, citando datos de la Comisión Nacional de Seguridad Vial.

Cuba tiene un alto índice de accidentes de tránsito atribuidos, entre otros factores, al obsoleto parque automotriz –muchos de los autos y camiones tienen más de 20 años y muchos, más de 60.

Durante las inspecciones obligatorias realizadas en 2018, se detectaron "deficiencias técnicas" en el 44 % de los autos verificados (63.966), principalmente por el sistema de frenos, dirección y luces".

Además, se retiraron más de 36.000 permisos de circulación de vehículos que no tenían la revisión técnica actualizada, señala EFE.

[Con información de la prensa oficial, la agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Tres muertos en accidente de tránsito en Holguín

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas, según fuentes oficiales. (Archivo).

Otro accidente en las carreteras cubanas cobró las vidas de tres personas en la provincia Holguín en la madrugada de este lunes, según reportó el sitio digital Tele Cristal.

El hecho ocurrió a la entrada del poblado Dos Bahías, municipio Mayarí, cuando chocaron un ómnibus Youtong y un jeep, “utilizados para la transportación obrera”.

Los fallecidos fueron Mirian Acosta Campdesuñer, de 73 años de edad y Mirella Reyna Acosta, de 58 años de edad, ambas residentes en el municipio de Frank País. El otro fallecido es Juan Pablo González Rojas, chofer del jeep, de 24 años de edad, vecino de Nicaro, municipio de Mayarí.

Según informó el sitio oficial del canal territorial de televisión, aún no se conocen las causas del lamentable accidente.

Las carreteras de la muerte

El pasado 8 de enero al menos doce personas sufrieron lesiones, entre ellas el conductor de un autobús que chocó con un tren de pasajeros en la provincia oriental de Granma.

Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, señaló en un cable en enero pasado la agencia EFE.

En 2018 en Cuba se registró un accidente de tránsito cada 47 minutos, para un promedio de un fallecido cada 12 horas.

En 2018 el número de accidentes masivos se disparó de manera alarmante en el país, que acumula más de 4.400 muertes por esta causa desde 2012, según datos oficiales.

Un reporte oficial, citó EFE, informó que entre enero y octubre de 2018 se habían registrado más de 8.000 accidentes de tráfico en la isla.

[Con informe de la prensa oficial, Agencia EFE, Radio Televisión Martí y redes sociales]

Transportista denuncia corrupción tras mortal accidente en el Malecón habanero

Un almendrón rosado en La Habana.

Soborno, faltante de piezas y excesivos precios para comprar un auto nuevo: tras el mortal accidente ocurrido este lunes en el Malecón habanero, un transportista privado denunció las enormes dificultades que enfrentan los boteros en la capital cubana.

El bioquímico Oscar Casanella, que se desempeña como botero en la capital cubana, dijo a Radio Martí que en los puntos de inspección de los almendrones impera un sistema de corrupción.

"Si ellos (la Comisión de Seguridad Vial que investiga el accidente) dicen que el carro estaba mal técnicamente, es que también se reconoce la corrupción de los sistemas de inspección del Ministerio de Transporte", explicó.

La corrupción afecta a los almendrones en Cuba, denuncia transportista
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Casanella dijo que el llamado Somatón (sistema de inspección de autos) impera la corrupción. "Ponen nuevas capas de control, nuevos funcionarios a inspeccionar, ponen cámaras y lo que sucede simplemente es que se incrementa el precio del soborno que uno tiene que pagar a este aparato corrupto", subrayó el transportista.

El transportista agregó que el estado también tiene responsabilidad en no suministrar piezas de repuesto y precios más competitivos para adquirir un mejor auto.

"Si el parque automotor cubano está tan obsoleto es porque no hay mecanismos para que los cubanos accedan a piezas de reparación, o a autos más modernos. Los precios de los autos modernos en las tiendas son una burla al cubano, y en el mercado negro siguen siendo extremadamente altos", señaló.

Según Casanella el gobierno no necesita la justificación del lamentable accidente en el Malecón para regular aún más a los boteros.

"El aparato estatal no necesita pretextos para aumentar las regulaciones y la asfixia económica contra los transportistas. Ya lo han hecho clasificando los transportistas, subiendo los impuestos, limitando el espacio donde operan...", subrayó.

Este lunes se elevó a cuatro la cifra de víctimas mortales a causa del accidente ocurrido en la madrugada del domingo, cuando un "almendrón" se precipitó sobre la acera de la avenida Malecón y atropelló a más de 20 transeúntes.

La Comisión de Seguridad Vial de La Habana ha informado que el conductor del vehículo perdió el control aparentemente por desperfectos mecánicos.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

Kenia con esperanzas de recuperar a médicos cubanos secuestrados pero se niega a pagar rescate

Los médicos cubanos secuestrados en Kenia, a la izquierda Assel Herrera y Landy Rodríguez. (Twitter)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Kenia anunció este martes que no pagarán un rescate por la liberación de los médicos cubanos secuestrados en abril en la localidad de Mandera, fronteriza con Somalia.

Medios locales reportan que los rebeldes del grupo islamista Al Shabaab, con sede en Somalia, exigieron un rescate de $ 1.5 millones por la liberación de los médicos pero la secretaria del gabinete de Exteriores, Mónica Juma, aseguró que, por política, su gobierno se niega a ceder ante esta extorsión.

La funcionaria anunció que hay una operación en curso para rescatar al médico general Assel Herera Correa y al cirujano Landy Rodríguez, presuntamente cautivos entre las ciudades de Buale y El-Ade en la región de Jubaland, en Somalia.

"Sobre el tema de los médicos cubanos, esta es una operación en curso y creemos que vamos a asegurar su liberación, pero como cuestión de política, este gobierno no negocia con los terroristas sobre el rescate", dijo Juma durante una sesión informativa conjunta con la Alta Representante de la Unión Europea (UE) en Asuntos Exteriores y Seguridad, Federica Mogherini.

"Tenemos la esperanza de recuperarlos", dijo la diplomática keniana.

El pasado 12 de abril cuando hacían el recorrido habitual del domicilio en donde vivían hasta el Hospital de Mandera donde trabajaban, los médicos fueron asaltados por hombres armados quienes bloquearon el vehículo que los transportaba y abrieron fuego contra los dos agentes que los escoltaban. Un oficial recibió un disparo mortal, mientras que el otro logró escapar.

En su reunión con representantes europeos Juma pidió el apoyo de la comunidad para incluir a Al Shabaab como una organización terrorista en virtud de la Resolución 1267 de 1999 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Al Shabaab busca implantar en Somalia su propio gobierno basado en la estricta interpretación de la ley islámica de la sharia.

Por su parte Mogherini dijo que Kenia y la Unión Europea trabajan en una operación contra el terrorismo para asegurar la paz en la región y que se trata de un interés común.

[Con información de Capital News, Kenyans y Standard Media]

Cargar más

XS
SM
MD
LG