Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EEUU dice adios a la "Doctrina Monroe"

John Kerry pide a la OEA respeto para los derechos humanos en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:31 0:00

John Kerry pide a la OEA respeto para los derechos humanos en Cuba

El anuncio formal del abandono definitivo de la llamada "Doctrina Monroe" por parte de Estados Unidos era previsible pero deberá venir acompañada de actos concretos hacia América Latina, coincidieron analistas consultados por AFP el martes.

En un histórico discurso pronunciado el lunes en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), el secretario estadounidense de Estado, John Kerry, dijo formalmente que el período marcado por esa doctrina había terminado.

"La unión hace la fuerza", dijo Kerry a los países latinoamericanos, al defender el fin formal de la política intervencionista de Estados Unidos en la región y proponer una nueva relación "entre iguales".

Para analistas, sin embargo, el fin de la "Doctrina Monroe" (que sirvió de apoyo para más de un siglo de intervención estadounidense en América Latina) era una necesidad.

"Creo que es el reconocimiento oficial de algo que ya existía hace algún tiempo. Ha habido cambios dramáticos en la región y en Estados Unidos, y hablar ahora de la 'Doctrina Monroe' ya que no hacía sentido", dijo a la AFP el presidente del grupo Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

En la visión del experto, "hace ya bastante tiempo" que la política externa estadounidense abandonó en la práctica aquella doctrina, "y pienso que Kerry reconoció lo que todo el mundo ya sabía".

Para Mavis Anderson, de la entidad Latin America Work Group (LAWG), "es algo que se venía discutiendo desde la primera administración de Barak Obama, quien ya habló de un nuevo comienzo, de una nueva relación con América Latina".

Aunque el fin formal de la "Doctrina Monroe" nunca haya sido anunciado, ello estaba implícito en la nueva visión.

Las líneas centrales de la famosa doctrina fueron anunciadas en diciembre de 1823 por el entonces presidente estadounidense James Monroe, y definía a América Latina como un área en que el país norteamericano debía impedir la influencia de las potencias europeas.

Desde entonces, todos los presidentes estadounidenses hasta Ronald Reagan de una forma o de otra se refirieron a esa doctrina, inicialmente para frenar la influencia europea y, ya en el siglo XX, como barrera contra el comunismo.

En la práctica, esa doctrina fue la justificación política para numerosas intervenciones políticas y militares de Estados Unidos en la región latinoamericana.

Una nueva política en práctica


Para Shifter, si bien el fin formal de la doctrina era una necesidad para adaptarse a una nueva realidad, "América Latina ahora espera saber cómo esto se traducirá en la práctica, en temas concretos".

El experto mencionó la "Alianza para el Progreso", lanzada por John F. Kennedy en 1961. "Pero era una iniciativa motivada por el anticomunismo, como una alternativa al modelo cubano y no necesariamente por criterios de desarrollo", dijo.

El profesor David Fleischer, de la Universidad de Brasilia, en tanto, dijo a la AFP que "hace mucho tiempo que el plan Monroe acabó. El mejor ejemplo de eso es cómo China se ha apoderado de América Latina. Tienen negocios, inversiones, comercio, fábricas".

De acuerdo con Fleischer, "desde el 2005 China ocupó el vacío que el gobierno de (George W.) Bush dejó, mientras se preocupaba de Afganistán e Irak"

Por su parte, Anderson dijo a la AFP que el abandono de la doctrina intervencionista y su substitución por un trato entre iguales va a requerir "una reconstrucción de la confianza" entre Estados Unidos y América Latina.

"Creo que una parte de esa reconstrucción de la confianza pasará por La Habana" con "la reforma de las leyes sobre el embargo a Cuba", dijo.

Ese gesto, añadió, "sería una de las iniciativas más significativas que nuestro gobierno podría adoptar para construir confianza con América Latina. Los líderes de la región han estado pidiendo esto por mucho tiempo".

Tal iniciativa "abriría una nueva forma de diálogo en un hemisferio en que los países son iguales y donde no hay una excepción para Cuba", dijo Anderson, en referencia a una frase de Kerry ante la OEA.

Tanto Shifter como Anderson coincidieron en que uno de los temas de una agenda de interés común para iniciar un nuevo diálogo podrá ser la acción conjunta con relación al cambio climático, como propuesto por Kerry en su discurso del lunes.

Pero aún esa agenda no estará libre de problemas. Para Shifter, "esa propuesta es importante, pero aún no está claro qué es lo que Estados Unidos está dispuesto a hacer.

Vea todas las noticias de hoy

Antony Blinken habla con personal de la embajada de su país en Bogotá afectado por Síndrome de La Habana

Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se reunió este jueves con el personal de la embajada de su país en Bogotá que se vio afectado por incidentes de salud anómalos, conocidos como Síndrome de La Habana, dijo un funcionario de alto rango del Departamento de Estado.

El Wall Street Journal informó este mes que al menos cinco familias relacionadas con la misión de Estados Unidos en Colombia se vieron afectadas por lo que el Departamento de Estado llama incidentes de salud inexplicables y que en el pasado han sido identificados como ataques sónicos.

Se cree que alrededor de 200 diplomáticos, funcionarios y familiares estadounidenses en el extranjero han sido afectados, con síntomas que incluyen migrañas, náuseas, lapsos de pérdida de memoria y mareos.

Estos incidentes de salud llamaron la atención del público en 2016 después de que decenas de diplomáticos en la embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba, se quejaron del padecimiento, pero los funcionarios aún no han llegado a una conclusión firme sobre la causa del síndrome, o si un adversario es el responsable.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo que Blinken abordó los incidentes durante una reunión con el personal de la embajada y las familias el jueves en Colombia, la última parada de un viaje de tres días a Sudamérica.

"Dejó en claro que no tiene mayor prioridad que la salud y la seguridad de la fuerza laboral y enfatizó en que el Departamento está decidido a llegar al fondo de las IAH, brindar atención a los afectados y proteger a nuestros colegas en todo el mundo", precisó el funcionario.

Posteriormente, Blinken sostuvo reuniones privadas con los afectados por el incidente, precisó.

El gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, ha estado bajo presión para demostrar que se toma en serio las quejas, y un grupo bipartidista de senadores instó la semana pasada a Blinken a nombrar rápidamente a un nuevo funcionario para dirigir la investigación sobre el Síndrome de La Habana.

CIDH analiza la situación de derechos humanos en el contexto de la protestas en Cuba (VIDEO)

Multitudinaria protesta en San Antonio de los Baños, Cuba.

Activistas cubanos en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos hablaron sobre la respuesta del gobierno cubano a las protestas del pasado 11 de julio.

La directora de Cubalex, Laritza Diversent, dijo que más de mil personas fueron detenidas durante las protestas, de las cuales más de 500 siguen encarceladas y otras muchas se encuentran bajo arresto domiciliario.

También quiso alertar sobre los esfuerzos del gobierno para limitar la libertad de expresión, señalando que, después de las protestas del 11 de julio, se puso en vigor el Decreto Ley número 35 que legaliza los cortes masivos de acceso a Internet e impone a los operadores o proveedores del servicio público de telecomunicaciones la obligación de monitorear los contenidos en Internet.

“Bajo esta normativa, la transmisión en vivo de una manifestación o la convocatoria online de protesta fue calificada como difusión dañina ciberterrorismo, ciberguerra y subvención social”, señaló Diversent.

Michel Matos, del Movimiento San Isidro, habló de la represión y censura contra los artistas señalando que la detención es un recurso utilizado para callar el disenso de los artistas.

Osvaldo Navarro Veloz, del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, declaró que varias fueron las crisis que encendieron el motor de la inconformidad popular reflejada en las calles el pasado 11 de julio, entre ellas, “la crisis de confianza política hacia el Estado y sus instituciones, la de los ingresos que se conecta con la reconfiguración de la pobreza y las desigualdades, la crisis sanitaria, la económica y la de derechos civiles y politicos”.

Marthadela Tamayo, también del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, presentó algunas de las peticiones de los activistas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre ellas, “hacer un pronunciamiento público sobre la respuesta negativa que dio el gobierno cubano a la solicitud popular de realizar otra manifestación pacífica el 15 de noviembre”.

También pidieron a la Comisión seguir de cerca el desarrollo de esa situación y exhortar al gobierno cubano a la apertura de una mesa de diálogo con los manifestantes.

Por su parte, el relator de la CIDH para Cuba, Stuardo Ralón, declaró que una de las cosas que le preocupa a la comisión es una serie de violaciones al debido proceso y de penas desproporcionadas.

“Este tipo de procesos sumarios donde no hay garantías, donde vemos penas de prisión de 18 años de cárcel o de varios años de cárcel en otros casos, simplemente por ejercer un derecho a manifestar que debería estar protegido y garantizado y que, lejos de ello, se pretende poner sanciones con el fin de estigmatizar, de desalentar la voz que exige precisamente esos cambios y esas libertades”, opinó Ralón.

Ralón dijo que son de importancia los movimientos de manifestaciones y de protesta pacífica que se están realizando en forma espontánea por la ciudadanía y que “las voces de las organizaciones de la sociedad civil evidencian y visibilizan que hay necesidad de un cambio de régimen a una apertura democrática para que se pueda hablar de derechos humanos en la isla”.

EEUU busca aumentar ayuda humanitaria directa al pueblo cubano

Una bandera de Estados Unidos y una de Cuba al interior de una casa habanera. AP Photo/Ramon Espinosa

Esta semana el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció la revisión del sistema de sanciones económicas con el fin de hacerlas más eficaces para la política exterior de Estados Unidos y, entre otros objetivos, mitigar el impacto humanitario no deseado que puedan acarrear las mismas.

Preguntado sobre cómo impactaría esta revisión en el caso de Cuba, un portavoz del Departamento de Estado afirmó que EEUU busca aumentar el envío de ayuda humanitaria a Cuba y que la misma llegue directamente al pueblo cubano.

En una declaración enviada a nuestra redacción se indica que la Administración Biden ha determinado este interés a la luz de la grave situación humanitaria de Cuba y facilitando el envío de bienes humanitarios donados o de origen privado.

El comunicado recuerda que los Departamentos de Estado y Transporte han acelerado la revisión y aprobación de exenciones para que tres aerolíneas chárter privadas realicen vuelos regulares de carga con paquetes donados de alimentos, medicinas y otros suministros a ubicaciones en toda la isla.

Además, la Administración colabora con el sector privado, grupos religiosos y otras organizaciones no gubernamentales para facilitar la entrega de exportaciones humanitarias a Cuba, indicó el correo electrónico enviado a Radio Televisión Martí.

La revisión iniciada por el Departamento del Tesoro de la política de sanciones y su implementación considera:

  • Adoptar un marco de política estructurado para garantizar que las sanciones estén vinculadas a un objetivo político claro y coherente con las prioridades de EEUU;
  • Renovar el compromiso con el multilateralismo y la coordinación con aliados y socios;
  • Calibrar las sanciones para mitigar el impacto económico, político y humanitario no deseado;
  • Asegurar que las sanciones se entiendan, se puedan hacer cumplir y se adapten fácilmente;
  • Invertir en la modernización de la tecnología, la fuerza laboral y la infraestructura de sanciones del gobierno de los EE. UU. para garantizar que estemos listos para enfrentar amenazas emergentes como las criptomonedas y los ciberdelincuentes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo desde su cuenta en Twitter, que el informe sobre la revisión de sanciones económicas y financieras "es una ofensa a la comunidad internacional y una burla a pueblos que como el de Cuba sufren del abuso que representa el bloqueo con sistema medidas coercitivas unilaterales más abarcador y prolongado del mundo".

El Departamento de Estado dijo a Radio Televisión Martí que espera con interés los hallazgos del Tesoro para garantizar que las sanciones estadounidenses sigan siendo una herramienta eficaz e impactante para abordar las amenazas a la seguridad nacional y política exterior.

Fallece Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos

El entonces Secretario de Estado de EEUU, Colin Powell (derecha) con el disidente cubano Oswaldo Payá, el 6 de enero de 2003, en el Departamento de Estado, en Washington. (Joyce Naltchayan / AFP).

El general Colin Powell, exsecretario de Estado de Estados Unidos y presidente del Estado Mayor Conjunto, de 84 años, murió el lunes a causa de complicaciones del COVID-19, informó su familia en un comunicado.

Estaba completamente vacunado y fue tratado en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, dijo su familia.

El congresista cubanoamericano Carlos Giménez dijo que Powell fue un gran patriota que hizo mucho por su país. "Fue un grande de la política internacional", dijo.

Powell es visto como una figura clave en la política de Estados Unidos, donde sirvió como el primer asesor de seguridad nacional afroamericano del país.

Nacido en Harlem de padres jamaicanos, Powell creció en el sur del Bronx y se graduó de City College of New York.

El senador demócrata de Vermont, Patrick Leahy, lo describió como un hombre sabio y muy decente.

Fue condecorado por dos misiones de combate en Vietnam. Más tarde fue asesor de seguridad nacional del presidente Ronald Reagan al final de la Guerra Fría, ayudando a negociar tratados de armas en una era de cooperación con el presidente soviético, Mikhail Gorbachev.

EEUU condena prohibición del régimen cubano a marcha pacífica del 15N

Personas reaccionan durante las protestas en contra del gobierno cubano.

Estados Unidos condenó este sábado la decisión del gobierno de Cuba de denegar el permiso a miembros de la sociedad civil para que se manifiesten pacíficamente el próximo 15 de noviembre, y reiteró su apoyo al pueblo cubano en su derecho a elegir con libertad su futuro.

"Al negarse a permitir estas manifestaciones, el régimen cubano demuestra claramente que no está dispuesto a honrar o defender los derechos humanos y las libertades fundamentales de los cubanos", señaló en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

El diplomático subraya que la negativa del régimen cubano se produce después de que anunciara su intención de colocar tropas en las calles, del 18 al 20 de noviembre, "para intimidar a los cubanos y sofocar las protestas pacíficas nacionales previamente programadas".

Esta decisión se suma a la ola represiva con la que las autoridades cubanas respondieron al levantamiento popular del 11 de julio, y que pudieron presenciar personas en Cuba y en todo el mundo, añadió Price.

El dramaturgo Yunior García Aguilera, uno de los principales promotores de la “Marcha Cívica por el Cambio”, alertó el viernes que el régimen podría entorpecer el carácter pacífico de la manifestación y llamó a los ciudadanos a no dejarse provocar por el "juego sucio" de las autoridades.

"El 15 de noviembre marcharemos sin odio. Estamos conquistando un derecho que jamás se nos ha respetado en 62 años de dictadura, pero vamos a conquistarlo con civismo", dijo.

Varias organizaciones han criticado la prohibición a la marcha cívica del 15N, y abogados independientes señalan que la negativa del régimen viola la ley constitucional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El gobierno cubano dijo el martes, en una nota oficial, que la marcha convocada para el 15 de noviembre persigue fines "inconstitucionales y desestabilizadores", y que las razones que alegan sus organizadores no son legítimas.

La plataforma cívica Archipiélago y otros activistas que se han unido a la iniciativa han expresado su intención de salir a las calles ese día pese a la negativa de las autoridades, una decisión a la que el gobierno estadounidense ha manifestado su apoyo.

"Estados Unidos sigue profundamente comprometido con el pueblo cubano, su derecho a reunirse pacíficamente y expresarse, y su lucha por elegir libremente su liderazgo y su futuro", concluye el comunicado del Departamento de Estado.

Cargar más

Relaciones EEUU-Cuba

Más noticias
XS
SM
MD
LG