Enlaces de accesibilidad

Estados Unidos

EE.UU bombardea base aérea en Siria

Fotografía cedida por la Oficina de Información de la Marina de los Estados Unidos que muestra la nave destructora de misiles USS Porter al momento de lanzar un ataque con misiles Tomahawk en el Mar Meditarráneo, este viernes 7 de abril de 2017. Fuerzas m

El Secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo en conferencia de prensa que Estados Unidos está buscando la creación de una alianza militar para enfrentar la situación en Siria. Pentágono siguió trayectoria de avión que lanzó ataque químico.

En la noche del jueves al viernes, Estados Unidos lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk contra una base aérea del centro de Siria, desde dos navíos estadounidenses en el Mediterráneo.

Los misiles fueron lanzados en particular contra la base e aérea de Shayrat,
desde los navíos de guerra USS Porter y USS Ross.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó el jueves a "todos los países civilizados" a trabajar juntos para poner fin al derramamiento de sangre en Siria, tras bombardear posiciones del régimen sirio en respuesta al supuesto ataque químico.

"El martes, el dictador sirio Bashar al Asad lanzó un horrible ataque con armas químicas contra civiles inocentes usando un agente neurológico mortal", declaró Trump en una comparecencia televisiva desde su residencia de Mar-a-Lago, en Florida.

Trump informó a sus compatriotas que había ordenado "un ataque militar puntual contra la base aérea en Siria desde donde había sido lanzado el ataque con arma química. Es vital para la seguridad nacional prevenir y contener la diseminación y uso de armas químicas letales".

Por eso, pidió "a todos los países civilizados que se unan a nosotros para buscar el fin del derramamiento de sangre en Siria y también para poner fin al terrorismo de todo tipo".

"Esperamos que mientras Estados Unidos defiende la justicia, la paz y la armonía prevalecerán al final", agregó.

En la visión del mandatario estadounidense, Asad "arrancó la vida de hombres, mujeres y niños indefensos".

De acuerdo con fuentes oficiales, por lo menos 59 misiles Tomahawk fueron lanzados, en particular contra la base de aérea de Shayrat.

Los misiles fueron lanzados desde los navíos de guerra USS Porter y USS Ross, que este jueves se encontraban en aguas en el Este del mar Mediterráneo.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, había sido más explícito al prometer una "respuesta apropiada" al ataque del martes a la aldea de Jan Sheijun, en la provincia rebelde de Idlib. Entre las víctimas mortales hay 27 niños.

Tillerson evocó asimismo "un proceso político que conduzca a la salida de Asad".

"El papel de Asad en el futuro (de Siria) es incierto con los actos que cometió", precisó.

Reino Unido, Francia y Estados Unidos presionaron para llevar a cabo el jueves una votación para pedir una investigación del ataque químico, pero decidieron posponerla.

Radares y sistemas de vigilancia estadounidenses detectaron un avión sirio que dejaba caer bombas cerca de un hospital en el área de Jan Sheijun, provincia de Idlib, dijeron funcionarios de la administración Trump (Mapa DOD)
Radares y sistemas de vigilancia estadounidenses detectaron un avión sirio que dejaba caer bombas cerca de un hospital en el área de Jan Sheijun, provincia de Idlib, dijeron funcionarios de la administración Trump (Mapa DOD)

Radares y sistemas de vigilancia estadounidenses detectaron un avión sirio que dejaba caer bombas cerca de un hospital en el área de Jan Sheijun, provincia de Idlib. Poco después se empezaron a conocer las imágenes de las víctimas del ataque químico.

La reacción de Rusia

Rusia advirtió hoy a Estados Unidos de las "consecuencias negativas" que tendría una acción militar en Siria en respuesta al ataque químico de esta semana, del que Washington responsabiliza al régimen de Bachar al Asad.

"Hay que pensar en las consecuencias negativas. Toda la responsabilidad, si hay una acción militar, estará sobre los hombros de aquellos que la inicien", dijo a los periodistas el embajador ruso ante la ONU, Vladimir Safronkov.

Preguntado por cuáles serían esas consecuencias, el diplomático apuntó a "la historia" y a los casos de Irak o Libia, donde EE.UU. utilizó la fuerza.

El presidente ruso, Vladímir Putin, convocó hoy a su Consejo de Seguridad para analizar el ataque de Estados Unidos contra una base aérea en Siria, acción militar calificada por el Kremlin de "agresión contra un aliado de Rusia".

"Ya se puede decir que la reunión se centrará en los ataques con misiles perpetrados esta madrugada por EEUU contra Siria", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Denunció que el ataque lanzado en represalia por el presunto uso de armas químicas contra civiles solo beneficia a las organizaciones yihadistas que actúan en territorio sirio.

"No sabemos qué objetivos se propuso Washington al tomar la decisión sobre esos ataques. Pero es un hecho indiscutible que los ataques se han realizado en beneficio del Estado Islámico (EI), el Frente al Nusra y otras organizaciones terroristas", subrayó.

Las fuerzas armadas rusas, agregó, seguirán prestando apoyo al Ejército del régimen sirio "para ayudarles en su lucha con los terroristas".

Peskov recordó que durante su campaña electoral, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, "declaró la lucha contra el terrorismo internacional y el EI como su prioridad y defendió la formación de una coalición internacional en toda regla".

"Lo que ha sucedido es todo lo contrario. Veremos cómo se desarrolla la situación, pero ya podemos decir que esos ataques han perjudicado la lucha contra el terrorismo", apuntó.

Mientras, el Ministerio de Defensa ruso informó de que en el ataque contra la base aérea siria de Shayrat murieron cuatro militares sirios y desaparecieron otros dos.

Además, según datos de la cartera rusa, menos de la mitad de los 59 misiles lanzados por la Armada estadounidense alcanzaron su objetivo.

Vea todas las noticias de hoy

EE.UU advierte que no permanecerá pasivo mientras Rusia exacerba tensiones en Venezuela

Mike Pompeo en Naciones Unidas

Estados Unidos advirtió el lunes que no permanecerá pasivo mientras Rusia exacerba las tensiones en Venezuela con su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo a su homólogo Sergei Lavrov que “la inserción continuada de personal militar ruso para apoyar al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela puede prolongar el sufrimiento del pueblo venezolano”.

Según el portavoz del Departamento de Estado Robert Palladino, Pompeo también exhortó a Lavrov a cesar su “conducta poco constructiva”.

Pompeo efectuó la llamada a Moscú apenas horas después de que aviones rusos llegaran a Caracas el fin de semana como parte de la cooperación militar que sostienen ambos aliados.

Estados Unidos y otros 50 países han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como mandatario de Venezuela tras considerar fraudulentos los comicios de mayo de 2018 en los que Maduro fue reelecto para un segundo mandato.

Rusia y China son los principales aliados de Maduro y no reconocen a Guaidó.

La semana pasada, funcionarios de Estados Unidos y Rusia se reunieron en Roma para hablar sobre Venezuela pero se mantuvieron distanciados sobre cómo resolver la aguda crisis política y económica del país sudamericano.

Moscú dice que le preocupa que Washington esté sopesando intervenir militarmente en Venezuela. Estados Unidos, por su parte, sostiene que se está enfocando en las presiones políticas, financieras y diplomáticas para expulsar a Maduro, aunque el presidente Donald Trump ha dicho que "todas las opciones están sobre la mesa".

Pompeo, instó a Rusia a "cesar elcomportamiento poco constructivo" en su respaldo a Maduro,durante la conversación telefónica que sostuvo con su contraparte en Moscú, dijo el lunes el Departamento de Estado.

"El secretario dijo al ministro de Relaciones Exteriores Lavrov que Estados Unidos y los países de la región no se quedarían de brazos cruzados mientras Rusia exacerba las tensiones en Venezuela", dijo Palladino en un comunicado.

El comunicado del Departamento de Estado no mencionó la llegada de los aviones, uno de pasajeros y otro de carga, aunque condenó el apoyo militar de Rusia al "régimen ilegítimo de Nicolás Maduro".

(Con información de Reuters y AP)

Trump: Informe de Muller es "una total y completa exoneración"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente Donald Trump dijo este domingo que las conclusiones del informe final que el fiscal especial Robert Mueller entregó al Departamento de Justicia han supuesto "una completa y total exoneración" a su persona.

En breves declaraciones a los periodistas poco antes de abordar un vuelo rumbo a Washington desde el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, en el sur de Florida, Trump agregó que las acusaciones de una presunta conspiración de su campaña con Rusia han sido "la cosa más ridícula".

"Después de una larga revisión, después de una larga investigación, después de que tantas personas hayan sido lastimadas tanto, después de no mirar al otro lado donde ocurrieron muchas cosas malas, se acaba de anunciar que no hubo complot con Rusia", resaltó el presidente al grupo de periodistas que le acompaña.

"Es una pena que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una pena que su presidente haya tenido que pasar por esto", agregó, en declaraciones desde la escalinata de un avión Air Force One que partió desde Palm Beach, donde el presidente pasó el fin de semana.

"Es una completa y total exoneración", remató el mandatario, en unas declaraciones con las que rompió el silencio en el que se mantuvo desde el viernes, día en que se anunció el cierre de una investigación que duró casi dos años.
"No conspiración, no obstrucción, colusión, sin obstrucción,
completa y total exoneración. ¡Mantengan Estados Unidos grande!",
había escrito minutos antes Trump en su cuenta de Twitter tras
conocer las conclusiones preliminares del informe.
La investigación de Mueller no ha encontrado pruebas que
incriminen a Trump, ni por haber conspirado con Rusia en las
elecciones de 2016 ni por haber obstruido la justicia, aunque dejó
la puerta abierta a este último cargo.
"La investigación del fiscal especial no encontró que la campaña
de Trump ni ninguna de las personas relacionadas con ella
conspiraran o coordinaran con Rusia sus esfuerzos por influir en las
elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016", escribió el fiscal
general, William Barr, en una carta enviada hoy a los comités
judiciales de la Cámara y del Senado.
De acuerdo con Barr, Mueller indicó que "si bien este informe
concluye que el presidente no cometió un delito, tampoco lo
exonera".
De este modo, el documento hecho público hoy deja "sin resolver
si las acciones y la intención del presidente podrían verse como una
obstrucción" a la justicia, según Barr.
Sin embargo, Barr argumentó que él y su adjunto, Rod Rosenstein,
concluyeron que la evidencia que Mueller había reunido "no es
suficiente para establecer que el presidente cometió un delito de
obstrucción a la justicia".
A raíz de esta investigación, se ha imputado a 34 personas,
incluidos seis exasesores de Trump -Paul Manafort, Rick Gates,
George Papadopoulos, Michael Cohen, Michael Flynn y Roger Stone- y
26 rusos que probablemente no serán juzgados porque EE.UU. no tiene
tratado de extradición con Rusia.
El informe de Mueller no incluye nuevos cargos ni imputaciones
bajo secreto de sumario, lo que descarta la posibilidad de que Trump
pueda quedar sujeto a una acusación que se haga pública una vez que
abandone la Presidencia, pero es posible que su contenido derive en
imputaciones presentadas por las fiscalías de otros estados.

Fuerzas kurdas y de Estados Unidos derrotan al Estado Islámico

Imágenes del último reducto del grupo terrorista estado Islámico, derrotado finalmente en Baghuz, Syria, el 23 de marzo de 2019.

El territorio del "califato" proclamado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en 2014 en Siria e Irak fue borrado hoy del mapa, tras los combates en los que cayeron los últimos yihadistas que resistían en la población siria de Al Baguz, sentenció la agencia Efe.

Las milicias kurdas que se enfrentaban al grupo yihadista anunciaron el esperado final del dominio territorial del EI a primera hora de la mañana, después del final de los combates que se adentraron en la noche del viernes en esta pequeña población rural cercana a la frontera iraquí.

El anuncio del final del EI no era ningún secreto, puesto que el Gobierno de Estados Unidos, que apoya a las milicias kurdas con tropas sobre el terreno, se adelantó a los hechos y proclamó la victoria el mismo viernes, mientras sus cazas seguían bombardeando las cuevas en las que se refugiaban los últimos combatientes del "califato".

Los milicianos de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada que aglutina a kurdos y árabes, se apresuraron a celebrar la conquista de Al Baguz izando su bandera amarilla, en la que sobresale un mapa de Siria, en las azoteas de los edificios carcomidos por la metralla y los obuses.

Para oficializar la victoria, las FSD celebraron un desfile militar y una ceremonia en una base situada en el campo petrolero de Al Omar, desde donde se ha dirigido la campaña de Al Baguz en los últimos meses.

La base, ubicada en una zona desértica de la provincia de Deir al Zur a unos 90 kilómetros al noroeste de Al Baguz, estaba este sábado rodeada por un fuerte cordón de seguridad montado por vehículos blindados de la coalición internacional.

Rodeado de su cúpula militar y de dirigentes la coalición internacional, el comandante en jefe de las FSD, Mazloum Kobani, proclamó la victoria contra los yihadistas en un discurso ante centenares de soldados, con las combatientes de las YPJ, la brigada femenina kurda, en primera fila.

"Ahora, tras cinco años de combates, declaramos la derrota física del Estado Islámico y el fin de su desafío público contra todos los seres humanos", dijo Kobani en un estrado decorado únicamente por las banderas de las FSD y de Estados Unidos.

En tanto periodistas de The Associated Press en Baghouz reportaron el sábado haber escuchado bombardeo con morteros y disparos dirigidos hacia un risco que da al poblado, donde la coalición encabezada por Estados Unidos realizó bombardeos aéreos un día antes. El portavoz de las SDF, Kino Gabriel, indicó el viernes a la AP que varios combatientes del EI se encuentran ocultos en cuevas cerca de Baghouz y que continúan las operaciones de despeje de zonas.

Las FSD han sido uno de los principales ejércitos implicados en la ofensiva contra el EI y han logrado expulsar a la banda de varias provincias del norte y noreste de Siria, en su mayoría al este del río Éufrates.

Las milicias kurdas arrebataron a los radicales Al Raqa, la ciudad que el líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi, convirtió en la capital de facto de su "califato", que a comienzos de 2015 se extendió desde la ciudad de Al Bab, en el noroeste de Siria, hasta Faluya, a las puertas de Bagdad.

El grupo terrorista fue derrotado en Irak en diciembre de 2017, pero mantiene células activas en el país que siguen cometiendo frecuentes atentados contra objetivos civiles y militares, del mismo modo que mantiene presencia en zonas desérticas de Siria.

[Tomado de las agencias EFE y AP].

EEUU denuncia trato inhumano a estadounidenses detenidos en Venezuela

Fuerzas de seguridad vigilan la entrada del Helicoide, sede de los Servicios de Inteligencia Bolivarianos (Sebin) en Caracas. (Archivo)

Estados Unidos expresó este viernes su preocupación por el bienestar y la seguridad de los estadounidenses detenidos en Venezuela, a raiz de informes de que funcionarios de prisiones venezolanas impiden que abogados y familiares les entreguen alimentos y puedan comunicarse con ellos.

"Haremos que Maduro y sus funcionarios de prisión rindan cuentas por su seguridad y bienestar", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, en un comunicado.

La cancillería estadounidense denunció que "el régimen de Maduro es incapaz de proporcionar una nutrición adecuada a los detenidos en su sistema penitenciario", e hizo un llamado a las fuerzas de seguridad y a los funcionarios de prisiones para que permitan que los detenidos de EEUU reciban asistencia dietética complementaria a través de sus familiares o abogados, tengan acceso a atención médica y a un proceso judicial justo y transparente.

Palladino citó el caso de la detención de cinco empleados de CITGO con ciudadanía estadounidense en Venezuela, junto con un residente legal permanente "por más de un año, sin una audiencia programada, o cualquier aspecto de un proceso judicial justo y transparente".

Los detenidos, afirmó el portavoz, "padecen afecciones crónicas de salud relacionadas con su encarcelamiento y tratamiento inhumano".

En otro caso, las autoridades penitenciarias de Venezuela se negaron a liberar al ciudadano estadounidense Todd Leininger, a pesar de que un tribunal venezolano ordenó su liberación el 5 de noviembre de 2018, señala el comunicado.

"Los leales a Maduro continúan impidiendo que las familias y los abogados de nuestros prisioneros ayuden con el acceso básico a alimentos y medicamentos, mientras juegan con su salud mental y su bienestar general".

El Departamento de Estado continuará presionando a las autoridades venezolanas por la seguridad y el bienestar de los estadounidenses detenidos en ese país, concluyó Palladino.

(A partir de un comunicado del Departamento de Estado)

Mueller entrega informe de la investigación de Rusia al fiscal general de EEUU

El fiscal especial Robert Mueller en una foto de archivo.

El fiscal especial Robert Mueller entregó este viernes el informe sobre su investigación del papel de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y cualquier posible irregularidad cometida por el equipo de campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó el viernes el Departamento de Justicia.

Mueller presentó el informe al fiscal general William Barr, funcionario a quien le corresponde según la ley recibir los resultados de la investigación y quien fue nombrado en su cargo por el presidente Trump.

El informe no se hizo público de inmediato, Barr tendrá que decidir cuánto divulgar. Hasta el momento no se sabe si Mueller encontró una conducta criminal por parte de Trump o su campaña, más allá de los cargos ya presentados contra varios asesores.

La Casa Blanca no ha tenido acceso al informe todavía, según indicó la secretaria de prensa, Sarah Huckabee Sanders, a través de Twitter.

"Los pasos a seguir los decidirá el fiscal general Barr y esperamos que el proceso tome su curso", dijo Sanders al poco tiempo de que Mueller entregara su investigación.

Por su parte, algunos demócratas pidieron que los legisladores sean los primeros en tener acceso al reporte de Mueller, antes de que el presidente Donald Trump tenga oportunidad de intervenir.

"Es crucial que los documentos relacionados con la investigación sean preservados y puestos a disposición de los comités del Congreso", dijo el senador Mark Warner en un comunicado.

"Cualquier intento por parte de la Administración Trump para cubrir los resultados de la investigación(...) sería inaceptable", agregó.

Dos años de pesquisa

El fiscal comenzó su investigación en mayo de 2017, después de ser designado por el vicesecretario de Justicia, Rod Rosenstein, a raíz del despido por parte de Trump del entonces director del FBI, James Comey.

En lo que va de la investigación de Mueller se han presentado 199 cargos criminales en contra de 37 personas o entidades acusadas.

Además de la supuesta interferencia rusa en las elecciones, algo que ha negado Trump y el presidente de Rusia, Valdimir Putin, la investigación de Mueller ha estado buscando posible obstrucción a la justicia de parte de Trump y otros supuestos delitos que pudieron haber salido durante la pesquisa.

Aliados de Trump han terminado condenados en el marco de la investigación, entre ellos su exabogado Michael Cohen, condenado a tres años de cárcel luego de declararse culpable de ocho cargos criminales.

Cohen continúa cooperando con los fiscales federales en Nueva York que están investigando los intereses comerciales de Trump y millones de dólares de donaciones hechas a su comité presidencial inaugural. Permanece en libertad hasta ahora.

Trump ha tildado a Cohen de "mentiroso" y de declarar en su contra para reducir su pena.

Otros cercanos a Trump han sido también sancionados como resultado de la investigación, entre ellos su asesor Roger Stone y el exasesor de la campaña presidencial, Paul Manafort.

Stone, por ejemplo, fue acusado de mentir y ser testigo de manipulación, no de colusión.

Manafort fue sentenciado a siete años y medio de cárcel por delitos como conspiración, obstrucción a la justicia y lavado de dinero.

El propio Cohen reconoció en una reciente audiencia en el Congreso estadounidense que no tenía pruebas directas de colusión entre la campaña de Trump y Rusia para ayudarlo a ganar. Sin embargo, expresó: "Tengo mis sospechas".

Trump por su lado, ha catalogado de "cacería de brujas" la investigación de Mueller y ha dicho recientemente que no le importa si al público se le permite ver el informe de Mueller: "Que salga, que la gente lo vea, eso depende del fiscal general (...) y veremos qué sucede".

Incluso dijo que aunque le parece "ridículo" él quiere ver el informe. "Veremos si es justo", ha dicho.

Pese a la presión de demócratas y republicanos para que se conozca el informe, no es claro cuánto se conocerá del mismo. La ley establece que solo debe entregarse el reporte al secretario de Justicia, William Barr.

Cargar más

XS
SM
MD
LG