Enlaces de accesibilidad

Un cubano es el nuevo presidente de la organización científica más grande del mundo


Dr. Luis Echegoyen, en junio de 2018. Fotografía de Ivan Pierre Aguirre/UTEP Communications.

El científico cubano Luis Echegoyen, profesor de la Universidad de Texas en El Paso, fue electo presidente de la Sociedad Estadounidense de Química (American Chemical Society), la organización científica más grande del mundo.

Echegoyen, quien nació en La Habana en 1951, dijo a la prensa que fortalecerá los vínculos internacionales entre investigadores durante su mandato de tres años. Otras de sus metas son incrementar los lazos entre la industria y el mundo académico y obtener más fondos para realizar investigaciones.

La Sociedad Estadounidense de Química fue fundada por el Congreso de Estados Unidos en 1876. Tiene más de 150.000 miembros en más de 140 países. La entidad no realiza investigaciones científicas, pero publica una enorme variedad de informes. También lleva a cabo esfuerzos para fomentar la innovación a través de la investigación y tecnología, la educación científica, la protección del medio ambiente y el acceso a información científica para el desarrollo de políticas de gobierno.

“Es un gran honor haber sido electo”, dijo Echegoyen a la oficina de prensa de la Universidad de Texas. “Espero con beneplácito implementar nuevos y ambiciosos programas para beneficiar a la Sociedad Estadounidense de Química y sus socios”.

El científico estudió la carrera de Química en la Universidad de Puerto Rico entre 1971 y 1974. Hizo su trabajo de posgrado en 1975 en la Universidad de Wisconsin, con el profesor S.F. Nelson. Su tesis abordó los parámetros termodinámicos que controlan la estabilidad de radicales aniónicos en solución ("Thermodynamic Parameters Controlling the Stability of Anion Radicals in Solution").

Ha trabajado en la Universidad de Miami y la Universidad de Clemson, pero sus inquietudes le han llevado a aceptar retos en diferentes partes del mundo. Hasta el momento, ha acumulado 40 años de experiencia en instituciones académicas, tres en la industria y cinco en el gobierno, incluyendo el National Science Foundation, una agencia independiente del gobierno federal estadounidense.

En la Universidad de Texas una de sus especialidades son los “buckyballs”, una prometedora nanoestructura compuesta de 60 átomos de carbono estructurados en un espacio cerrado y perfectamente simétrico.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG