Enlaces de accesibilidad

D'Letras

Dulce María Loynaz: la cubana que nunca entregó su jardín

La poetisa cubana Dulce María Loynaz en su residencia en La Habana.

Aunque en varias ocasiones, verja de por medio, la vi sentada en el portal o andar por el jardín de su última casa de El Vedado, abandonada por entonces y luego de su muerte convertida en un centro cultural del Estado, en realidad sólo hablamos una vez.

Sin embargo, por momentos, me pareciera que hablamos muchísimo más. Es el efecto, seguramente, de los giros del recuerdo y la eterna admiración mezclando a su antojo aquella breve conversación con fragmentos de su vida y su literatura, tal como si me hablaran, como si fueran instantes compartidos o historias que ella misma me contó. Laberintos que sin duda agradezco. Pero la verdad es que fue sólo una tarde. Y ciertamente no me bastó.

Muchas veces he lamentado no haber regresado a aquél jardín, aunque fuera sólo a preguntarle cómo le iba o si finalmente había vuelto a la juventud para escribir un poema. “Aunque hay grandes poetas que han escrito versos toda la vida, siento que la poesía es un género sobre todo de la juventud”, creo que fueron exactamente las palabras de la autora de Últimos días de una casa, Poemas náufragos, y Melancolía de otoño.

Yo tenía 25 años y me costaba aceptar aquella realidad. Y un poco en broma, un poco casi en serio, le contesté que en varias ocasiones había escuchado decir que la vejez era una especie de retorno a los primeros años de la vida, y que viéndolo así tal vez sería un buen experimento que ella de pronto imaginara volver a ser la jovencita que escribía poemas. Pero que va, entre risas me dijo algo así como que estaba muy bonito el experimento pero que lo olvidara, que ella ya no estaba para esos experimentos y que mejor yo escribiera los poemas. Cosa que hice, pero sólo por un tiempo. Algo que inevitablemente le dio la razón en cuanto a la edad de la poesía.

Fue una tarde inolvidable. Un par de horas que han durado mucho más, y que unas veces evoco como un poema y otras como una vieja película en blanco y negro, pero nunca como una entrevista. Entre las cosas de las que me arrepiento, siempre estará el no haber vuelto a visitar a Dulce María Loynaz.

Creo que por ello, una década después volví a ella, aunque ya se había ido, cuando filmé en Tenerife el documental La gracia de volver, gracias a dos grandes amigos, apasionados coproductores de este filme: Isidoro Sánchez García, político y autor canario, enamorado de la literatura cubana, en especial de la obra de Dulce María, y Marcelo Fajardo-Cárdenas, documentalista, creador del Proyecto Cultural En el jardín, dedicado a la vida y obra de nuestra premio Cervantes, y hoy profesor en Mary Washington University, Virgina.

Después de todo, aunque no como hubiese querido, hemos seguido conversando Dulce María y yo. Ella exiliada en su jardín y yo en esta otra orilla. Pero creo que fue a mediados de 1996 cuando hallé la oportunidad de entrevistarle para mi programa Una imagen posible, en Radio Metropolitana, un lugar donde en medio de las escaseces y la locura creativa, aprendí a sortear la censura y los temores con un arma muchas veces imbatible y que la poetisa cubana, que nació comenzando el siglo XX, justo el año de la República, conocía mucho mejor que yo: las metáforas.

“Muy bien por usted, las metáforas además de hermosas pueden ser muy útiles, mi estimado señorito”, es una frase suya que no olvido. Me confesó que sentía que para la mayoría de los cubanos de mi generación, la poesía, y en especial las metáforas, parecían no tener el menor uso práctico, pero que le alegraba saber la utilidad que yo les daba en un medio como la radio. Aunque ya tenía una avanzada edad, no dejaba de expresarse con la agudeza y la finísima ironía que le caracterizaba.

Esa tarde, a la hija del último general mambí, le comenté que en el poco tiempo que llevaba trabajando en la radio, había descubierto que lo que más le molestaba a un censor, no era que un creador intentara enfrentarse a las reglas, a las prohibiciones que le habían asignado cuidar como un soldado en su puesto de guardia, sino que lo más peligroso era que de alguna manera quedara expuesto su desconocimiento o sinrazón ante un determinado tema, sobre todo si estaba relacionado con la cultura. Por ello, siempre metáfora en mano, me había propuesto burlar sus barreras y lagunas. Y a la par, les hacía creer que eran parte del proceso creativo, aunque la mayoría de las veces no entendieran en realidad de qué se trababa, ni descubrieran mis verdaderas intenciones.

Eso le conté y no sólo me dijo que le encantaba la estrategia sino que se rió muchísimo. Fue también una tarde divertida, cosa que me tomó por sorpresa, pues me había imaginado un diálogo mucho más serio tratándose de la mítica escritora que se había autoencerrado en aquella casona misteriosa. Además de su gran sensibilidad, poseía un particular sentido del humor. Recuerdo que me dijo: “Viéndolo así, la poesía puede ser más poderosa que un ejército, aunque los ejércitos han acabado con muchos poetas”.

Por un segundo, por el tono de su voz, pensé que se le iban a aguar los ojos, pero no sucedió. Se contuvo magistralmente. La belleza de sus poemas y su complexión física la hacían parecer una muy suave criatura, pero en realidad era una mujer muy fuerte.

No pude dejar de preguntarle si era verdad que cuando una vez le preguntaron por qué no se había ido de Cuba, ella contestó que era la hija de un general mambí y quienes tenían que irse eran otros. Me respondió que no se acordaba de haberlo dicho así, pero que no se trataba de una frase sino de una realidad.

Al poco rato salió una señora que se encargaba de su cuidado y me preguntó cuánto faltaba para terminar la entrevista. En realidad ni siquiera había comenzado, a pesar de ya haber hablado como unas dos horas. Minutos después me despedí de la anciana que había escrito legendarias colecciones de versos, raras avis de la lírica insular, como Juegos de agua, Poemas sin nombre, Bestiarium y La novia de Lázaro.

Siempre, además de por sus poemas, la recordaré como la cubana que nunca entregó su jardín, desde donde me dijo adiós con una mezcla de elegancia, entereza y ternura que nunca he vuelto a percibir. Dulce María Loynaz nació en La Habana el 10 de diciembre de 1902 y el 27 de abril de 1997, hoy hace exactamente 22 años, falleció en otra Habana, muy diferente, para mal, a la ciudad de la primera mitad de su vida.

Cuando el régimen de Fidel Castro secuestró las instituciones culturales, para convertirlas en herramientas de propaganda de su sistema dictatorial, la autora de títulos como La voz del silencio, o El áspero sendero, se exilió en su propia casa para no participar del proceso revolucionario culpable de la destrucción de la República, la vulgarización cultura y el deterioro de la identidad nacional, de la que tanto ella se sentía orgullosa.

No sólo escribió poesía, aunque sin duda es el género por el que más ha trascendido. En 1951 publicó la novela Jardín, llena de poesía. Su libro de viajes Un verano en Tenerife salió a la luz en 1958. También publicó ensayos, crónicas, epistolarios y una biografía, Fe de vida (1994). Es una de las principales escritoras de nuestra lengua y la única cubana ganadora del premio Miguel de Cervantes (1992), considerado el Nobel de las letras hispanas. Me gusta creer que este pretexto por sus 22 años de ausencia, es una manera, quizás necesaria, para entender que a pesar de todo nunca ha estado ausente. O al menos no del todo. Y para suerte nuestra.

(Versión de un texto publicado originalmente en Diario Las Américas)

Vea todas las noticias de hoy

Convocan al Premio de Ensayo para escritores cubanos del exilio y la diáspora

Premio de Ensayo Ego de Kaska.

Con objeto de contribuir al fomento del Arte, la Literatura y las Ciencias Culturales en sus vertientes de Historia, Política, Antropología, Filosofía y Sociología dentro de la diáspora cubana Ego de Kaska Foundation convoca al Premio de Ensayo Ego de Kaska 2021.

Esta es la segunda convocatoria al concurso que reconoce el mejor ensayo con un premio en metálico de 1000 euros y la publicación de la obra.

En su primera edición fue otorgado al escritor Armando de Armas, periodista de Radio y TV Martí, por su obra Realismo metafísico: un texto mistérico acerca de la creación literaria.

Armando de Armas recibe el Premio Ensayo Ego de Kaska 2020 de manos del historiador Ángel Velázquez Callejas..
Armando de Armas recibe el Premio Ensayo Ego de Kaska 2020 de manos del historiador Ángel Velázquez Callejas..

El director de la fundación, el historiador Ángel Velázquez Callejas, dijo a Radio Martí estar satisfecho por la participación de ensayos de mucha calidad en el certamen anterior y que espera que este año sea igual de reñida la competencia y que el monto del premio pueda inclusive aumentar.

“Muchos escriben poesía y narrativa pero el ensayo suele ser elitista, así que por eso mismo tenemos que estar satisfechos de que un grupo exilar cuente con la posibilidad de que se convoque a un premio de ensayo”, concluyó Velázquez Callejas.

BASES:

1. Podrán participar los escritores cubanos del exilio y la diáspora con obras inéditas.

2. Los autores podrán participar en las siguientes temáticas:

a) Arte
b) Literatura
c) Ciencias Culturales (Historia, política, antropología, filosofía, sociología)

3. La extensión de las obras será de un mínimo de 60 páginas y un máximo de 180, tamaño A4 (210 x 297 mm) mecanografiadas en un cuerpo 12, por una sola cara, numeradas y que contengan entre 30 y 35 líneas escritas por página. No se aceptarán obras manuscritas ni con fotos/ilustraciones, salvo que sean necesarias para la comprensión del ensayo.

4. Las obras deben estar identificadas con un seudónimo. Se entregarán dos copias impresas. En un sobre aparte, identificado con el mismo seudónimo, se consignarán los datos personales del autor: nombres y apellidos, correo electrónico, país y currículo.

5. Las obras serán admitidas desde la publicación de la presente convocatoria hasta el 31 de marzo del 2021 y deberán ser enviadas por correo postal a la sede de Ego de Kaska Foundation (60 E 3ra St. Apto 1001, Hialeah, Fl, 33010, EE. UU.) cuyo matasellos indique fecha límite del cierre de la convocatoria.

6. Las obras que no se ajusten a las presentes bases serán descalificadas.

7. Se otorgará un único premio para todos los temas. El galardonado recibirá diploma de reconocimiento, publicación de la obra por Ediciones Exodus y premio monetario.

8. El ganador del premio se dará a conocer en rueda de prensa días previo a la IV Convención de la Cubanidad en mayo de 2021. El jurado, cuyo fallo será inapelable, estará constituido por especialistas en la materia de Estados Unidos y España.

9. Los organizadores del evento no se responsabilizan con la devolución de los originales.

Para cualquier pregunta, aclaración, asesoría se establece el contacto mediante el tel-cell 305 720 3085 y correo electrónico (info@egodekaska.com)

Premio Festival Eñe 2020 al escritor Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, durante una conferencia

La “dialéctica entre utopía y distopía” es el tema protagonista en la próxima edición del Festival Eñe, que hace su primera incursión en un formato digital, un “reto” que disuelve las fronteras del espacio y tiempo permitiendo al festival literario llegar a un mayor número de espectadores, que podrán
seguir el festival de forma “online” del 16 al 21 de noviembre.

Organizado por La Fábrica y el Circulo de Bellas Artes, la nueva edición del festival contará “con una treintena de actos”, según ha desgranado Jesús Ruíz Mantilla, director literario de esta edición, que resalta además que el festival “paradójicamente se ha engrandecido”, al sumarse al formato digital debido a las medidas de seguridad de la pandemia, un canal por el que el festival “amplía su alcance hacia todos los 500 millones de espectadores de habla hispana”, ha recalcado.

De carácter digital y como “reivindicación” de la cultura, el festival otorgará el Premio Festival Eñe 2020 al escritor Mario Vargas Llosa en el Círculo de Bellas Artes el día 20 de noviembre, convirtiéndose en uno de los actos centrales de esta edición del festival.

“El festival Eñe tiene una regla en la que el director literario propone un tema que vehicule los contenidos del festival”, explicó Ruiz Mantilla sobre el referente a esta edición, la utopía y la distopía, dos conceptos que, en su opinión, "valen para casi todos los aspectos de la vida; la novela, la poesía, la música o las producciones audiovisuales”.

“La pandemia ha sido una lección de la naturaleza con una apelación directa a la creación; nos ha puesto una distopía real en nuestras vidas, y eso ha obligado a muchos a replantear ese ‘mal rollo’ sistemático desde la creación, asumiendo la responsabilidad de crear y ofrecer posibilidades”, añadió.

Así es como autores de diferentes ámbitos conversarán durante el festival sobre la presencia de la distopía y la utopía en ámbitos como la literatura latina, de la mano de los escritores Martín Caparrós y Santiago Roncagliolo, o en obras concretas donde puede apreciarse esta dicotomía, como “Un Poeta en Nueva York”, obra de Lorca sobre la que debatirán Ana Merino y Luis García Montero.

El festival se abre por primera vez a un país de habla no hispana, Alemania, incorporando en esta sección especial “cinco grandes conversaciones que van desde novela negra, ciencia ficción, humor y sátira o teatro, realizadas con el apoyo de la Embajada de Alemania”, indicó Luis Posada, director del Festival Eñe. Además, la poesía también estará presente en las jornadas, que contarán con “pequeños actos que se irán intercalando” entre las charlas de los autores.

Sin renunciar al carácter cercano e interactivo, Posada añadió que el encuentro digital tendrá además “reuniones en Zoom entre autores y espectadores”, haciendo así que “lo digital no sea un sinónimo de distanciamiento”, un ámbito que según ha aclarado mantendrán de cara a las próximas ediciones, para así mantener el amplio alcance que ofrecen los eventos digitales.

De forma complementaria a las charlas emitidas en “streaming” del 16 al 21 de noviembre, el festival también contará con una parte presencial, el 28 y el 29 de noviembre en la ciudad de Málaga, extendiéndose hasta Navidad con un programa dirigido a “públicos familiares” en La casa del lector del Matadero Madrid.

La cultura no es un lujo, es una necesidad”, ha destacado el presidente de La Fábrica, Alberto Arnaut, quien resaltó que la lectura ha sido un “gran apoyo” para los ciudadanos durante la pandemia, por lo que un festival literario es “ahora más necesario que nunca”. Así es como “veintidós conversaciones entre autores de todos los estilos y generaciones”, se acercan al público, aprovechando “las posibilidades” que dan las redes.

Resolución enviada al Congreso Pen Internacional condena acoso a intelectuales cubanos

Pen International Congress

El PEN Internacional, agrupación de poetas, escritores y periodistas de más de 100 países, que cumple el año próximo los 100 años de su fundación, se vio obligado a celebrar su 86 Congreso Internacional de forma virtual por la amenaza de la Pandemia del COVID-19.

Este encuentro que se efectúo bajo el lema “Libertad de Expresión en Tiempos de Pandemia” fue diferente a los anteriores, ya que los organizadores solo permitieron la presentación de dos ponencias oficiales, una sobre la violación a los derechos humanos en China y otra por la falta de respuestas de los gobiernos a la Pandemia.

Congreso Internacional del Pen Club dedicado a la libertad de expresión en tiempos de COVID-19
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

Por lo regular las delegaciones nacionales que participan en los congresos que se realizan en diferentes ciudades del mundo, presentan ponencias con asuntos que consideran de sumo interés, situación que no pudo ser cumplimentada en esta ocasión por las condiciones especiales en las que se celebró la conferencia.

Una de las representaciones que no pudo hacerlo fue la del Pen Club de Escritores Cubanos en el Exilio. El documento con el proyecto de resolución fue enviado a nuestra redacción por su presidente, el escritor y poeta Luis de la Paz.

RESOLUCIÓN DEL PEN CLUB DE ESCRITORES CUBANOS EN EL EXILIO AL CONGRESO 86 DEL PEN INTERNACIONAL

CONSTERNADA porque el gobierno totalitario de Cuba tras 61 años en el poder, continúa con la violación de los derechos humanos de todas aquellas personas que disientan de dicho gobierno y traten de ejercer el derecho a la libertad de expresión.

INDIGNADA, por la forma de represión que en la actualidad en Cuba ha puesto en práctica el gobierno, consistente en golpizas brutales por fuerzas policiales y paramilitares, contra los opositores pacíficos. Incluyendo asalto a las viviendas y destrucción de medios de trabajo para poder ejercer el periodismo independiente, en violación de los artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

ALARMADA porque para encubrir las antes citadas violaciones de los derechos humanos el régimen califica de delitos comunes actividades como la protesta pacífica e intelectual y la crítica a la administración que figura en el artículo 4 de los Estatutos del PEN Internacional. Entre los métodos represivos que están al alcance de la dictadura cubana se encuentran el hostigamiento, los actos de repudio y el arresto por corto tiempo de escritores y activistas de derechos humanos. Actualmente, Roberto de Jesús Quiñones se encuentra en libertad desde septiembre de este año tras cumplir una injusta condena de un año en prisión por realizar sus labores periodísticas. Al mismo tiempo, el escritor Abraham Jiménez Enoa, quien reside en Cuba y es colaborador del Washington Post, ha recibido amenazas de parte de la policía cubana por sus reportajes. Recientemente, turbas del régimen cubano le hicieron un acto de repudio a la artista Tania Bruguera por expresarse en contra de la dictadura. Estos actos de represión ocurren dentro del marco del Decreto-Ley 370 de 2018 y del Decreto-Ley 349 de 2019, mediante los cual la dictadura cubana ha recrudecido su represión en contra de todo tipo de libertad intelectual y de expresión.

PREOCUPADA porque el gobierno cubano mantiene vigente la Ley 88 de 1999, conocida por ley mordaza que permite a los tribunales imponer sanciones extras y elevadas, por el simple ejercicio ciudadano de practicar la libertad de expresión. Asimismo, la práctica de terrorismo de estado que contempla secuestros policiales de mediana y corta duración, ejercidos sobre aquellos disidentes que mantienen una oposición pacífica. Tal es el caso de algunos escritores, periodistas independientes, blogueros, ensayistas y analistas marginados de la actual de la situación nacional cubana.

URGE, por tanto, al gobierno de Cuba que derogue la Ley 88 de 1999 y los Decretos-Ley 370 y 349. Abstenerse de seguir poniendo en práctica los métodos represivos, antes indicado. Y el cumplimiento de los dispuestos en los artículos 13 y 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como cumplir el Convenio Internacional de los Derechos Políticos y Civiles que Cuba firmó en febrero del año 2008.

Reconocido grupo de escritores condena la censura impuesta por Díaz-Canel

Díaz-Canel habla con los periodistas.

PEN Internacional, el Centro PEN Danés y PEN Cuba en el Exilio condenaron la censura impuesta por el régimen de Miguel Díaz-Canel en Cuba e hicieron un llamado a detener el creciente hostigamiento a periodistas y escritores independientes.

El comunicado de la prestigiosa organización intercede por Abraham Jiménez Enoa, cofundador de la revista El Estornudo y columnista de The Washington Post quien fue citado la mañana del 1 de octubre de 2020 para una ”entrevista”, en la que fue amenazado con ser encarcelado si continúa su colaboración con el medio estadounidense.

“Este nuevo acoso y amenaza directa a un periodista por realizar su trabajo, demuestra cómo el gobierno de Miguel Díaz-Canel continúa ejerciendo una política censora en contra de las voces críticas. Exigimos a las autoridades de Cuba un alto total a las intimidaciones y agresiones a los reporteros independientes”, dijo Romana Cacchioli, directora ejecutiva de PEN Internacional.

La organización recuerda que Jiménez Enoa forma parte del Case List 2019 de PEN Internacional, donde se documentan las agresiones que el periodista ha recibido debido a su trabajo periodístico y que Cuba es uno de los diez países con más censura, de acuerdo con el Comité para la Protección a Periodistas y Reporteros Sin Fronteras.

Por último el PEN Internacional llama al gobierno cubano a:

Detener el hostigamiento, intimidación, amenazas y arrestos arbitrarios a periodistas y escritores críticos con el poder.

Alto total al hostigamiento en contra de Abraham Jiménez Enoa.

Eliminar las normas que habiliten la censura o condicionen la libertad de expresión, y derogar y/o modificar los Decretos-Ley 370 y 349 que restringen el ejercicio de derechos fundamentales como la participación política, la libertad de expresión, la privacidad y el derecho de asociación.

Que cumpla con su obligación internacional como signatario del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, para garantizar que los escritores, periodistas y artistas independientes tengan la oportunidad de escribir, publicar y protestar sin miedo a represalias.

Nobel de Literatura 2020 concedido a poeta estadounidense Louise Glück

Louise Gluck

La poeta estadounidense Louise Glück ganó el premio Nobel de Literatura 2020 por "su inconfundible voz poética que con austera belleza vuelve universal la existencia individual", dijo el jueves la Academia Sueca.

El Secretario Permanente de la Academia, Mats Malm, dijo que Glück estaba "sorprendida y feliz" con la noticia, a pesar de recibirla en la madrugada norteamericana.

Profesora de la Universidad de Yale, Glück, de 77 años, hizo su debut en 1968 con "Firstborn" y es considerada una de las poetas más destacadas de la literatura contemporánea estadounidense.

Su poesía se caracteriza por "un esfuerzo por la claridad", dijo la Academia, con un enfoque en la niñez, la vida familiar y las relaciones cercanas entre padres y hermanos.

"En sus poemas, el yo escucha lo que queda de sus sueños e ilusiones y nadie puede ser más duro que ella para confrontar las ilusiones del yo", dijo la Academia.

El premio de 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares) lleva su nombre por el inventor de la dinamita y empresario Alfred Nobel y se ha otorgado desde 1901 a los logros en ciencia, literatura y paz, de acuerdo a su testamento.

Los premios Nobel de medicina, física y química fueron entregados a principios de esta semana y el de la paz será anunciado el viernes.

El Nobel de Literatura ha estado envuelto en controversias durante los últimos años.

En 2019, la Academia nombró excepcionalmente a dos ganadores luego de posponer el premio de 2018 tras un escándalo de abuso sexual que involucró al marido de una de sus integrantes.

Más tarde, la reservada Academia de 234 años anunció cambios para mejorar la transparencia del proceso de premiación.

Pero uno de los ganadores del Nobel de Literatura anunciados el año pasado, el novelista y dramaturgo austríaco Peter Handke, generó críticas globales por su retrato de Serbia como una víctima durante las guerras de los Balcanes de la década de 1990 y por asistir al funeral de su líder nacionalista Slobodan Milosevic.

Milosevic murió estando detenido en 2006 mientras esperaba un juicio por acusaciones de genocidio en el tribunal de crímenes de guerra de Naciones Unidas en La Haya.

El premio Nobel de Literatura de 2016 otorgado al cantante y compositor estadounidense Bob Dylan dividió las opiniones sobre si un músico popular debía recibir un premio que había estado mayormente dominado por novelistas y dramaturgos.

Como gran parte de la vida pública en todo el mundo, los premios de este año han tenido lugar bajo la sombra de la pandemia de coronavirus, que llevó a la cancelación de la ostentosa ceremonia de entrega de los galardones, que se celebra en diciembre en Estocolmo.

En cambio, se realizará un evento televisado en el cual los ganadores recibirán los honores en sus respectivos países.

Los ganadores de este año serán invitados a una ceremonia en 2021 para celebrar junto a los premiados del año próximo, asumiendo que la pandemia haya terminado para ese momento.

Cargar más

XS
SM
MD
LG