Enlaces de accesibilidad

El Mundo

Nuevo escándalo por documentos secretos del Vaticano

Tarcisio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano

El libro del periodista italiano Gian Luigi Nuzzia revela documentos confidenciales del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone y hasta del secretario personal del Papa, monseñor Georg Gänswein

La revelación de documentos privados de la Santa Sede, publicados en el libro del periodista italiano Gian Luigi Nuzzia, que ha salido a la venta este sábado en Italia, causaron revuelo en el Vaticano, al punto de considerarlo acciones “criminales” e iniciar un proceso para llevar ante la Justicia a los autores , destacó la agencia Europa Press.

En un comunicado oficial divulgado la víspera por los religiosos se subraya que "el Vaticano realizará los pasos oportunos, de manera que los actores del robo y de la divulgación de noticias secretas, además del uso también comercial de documentos privados, ilegítimamente adquiridos y mantenidos, respondan por sus actos ante la justicia. Si es necesario, para este fin, se solicitará la colaboración internacional", señaló la fuente.

En el libro aparecen documentos confidenciales del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone y hasta del secretario personal del Papa, monseñor Georg Gänswein.
El Pontífice, diversos de sus colaboradores y los remitentes de los mensajes "han visto violados sus derechos personales" de discreción y de libertad de correspondencia, destacó Elmundo.es.

Concluye la nota de la Santa Sede que seguirán profundizando en las diversas implicaciones en la "violación de la privacidad y de la dignidad del Santo Padre” -como persona y como autoridad suprema de la Iglesia y del Estado de la Ciudad del Vaticano-.

Otro de los puntos interesantes de la revelación de los documentos del Vaticano es aquel donde se develan sus puntos de vista sobre ETA y sus consejos al Nuncio.

Para minimizar la revuelta, el papa Benedicto XVI creó una comisión cardenalicia, presidida por Julián Herranz.

Vea todas las noticias de hoy

Vaticano expulsa de sacerdocio a excardenal McCarrick tras acusaciones abusos

Theodore McCarrick.

La Congregación para la Doctrina de la Fe expulsó del sacerdocio al excardenal y arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick tras ser acusado de abusos sexuales a menores y seminaristas, informó este sábado la oficina de prensa de la Santa Sede en un comunicado.

La decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe llega después de la investigación que ordenó el papa Francisco sobre el caso.

El papa ya había apartado al arzobispo estadounidense del Colegio Cardenalicio y le había ordenado que permaneciese apartado de sus funciones y recluido hasta que se aclaren en un juicio canónico las acusaciones de abuso sexual contra él.

La Congregación para la Doctrina de la Fe considera a McCarrick culpable de abusos a menores y a adultos con la agravante de abusos de poder y por eso le impone la pena de la reducción al estado laical, se lee en el comunicado oficial.

"El Santo Padre reconoció la naturaleza definitiva, de acuerdo con la ley, de esta decisión, que hace que el caso sea resuelto, es decir, no sujeto a una nueva apelación", añade.

La reducción al estado laical prevé que no se pueden administrar
los sacramentos, vestirse como un sacerdote y se suspende cualquier tipo de sueldo.

McCarrick, de 88 años y arzobispo de Washington entre 2000 y 2006, fue acusado de abusar sexualmente de menores y de comportamientos indebidos con jóvenes sacerdotes.

La decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe se produce pocos días antes de que se celebre en el Vaticano una cumbre histórica contra los abusos a menores por parte de religiosos que ha convocado Jorge Bergoglio para los próximos 21 al 24 de febrero.

McCarrick (Nueva York, 1930) fue ordenado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

La pérdida de la púrpura por parte de un cardenal solo ha tenido un único precedente en la historia de la Iglesia católica, se remonta al 13 de septiembre de 1927 y no tuvo relación con los abusos sexuales:

El cardenal Louis Billot había apoyado el movimiento antifascista y antisemita "Action Française", condenado por Pío XI, y tras ser recibido por el papa, dejó su cargo.

(Agencia EFE)

La Mesa Redonda que negoció el fin del comunismo

Lech Walesa en la Mesa Redonda el 6 de febrero de 1989.

Polonia conmemora el 30 aniversario de las negociaciones de la Mesa Redonda, donde Gobierno comunista y oposición se sentaron para discutir el camino hacia un nuevo sistema político y económico, primer paso de la transición del sistema comunista a la democracia.

Las negociaciones de la Mesa Redonda comenzaron el 6 de febrero de 1989, y los acuerdos alcanzados entre la oposición del sindicato Solidaridad y las autoridades comunistas el 5 de abril de ese año influyeron decisivamente en el colapso del comunismo, no solo en Polonia, sino también en toda Europa Central y Oriental.

Una reunión del partido Solidaridad.
Una reunión del partido Solidaridad.

En las negociaciones de la Mesa Redonda se acordó la legalización del sindicato Solidaridad e iniciar un proceso democratizador que culminó con elecciones semanas después.

El 4 de junio se celebraron las primeras elecciones parlamentarias parcialmente libres en Polonia desde el final de la II Guerra Mundial, en las que Solidaridad consiguió una inesperada victoria al obtener 160 de los 161 escaños a los que podía optar.

El premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, lideró a Solidaridad en estas negociaciones, en las que la oposición buscaba ganar una posición desde la cual poder conseguir más libertades para el país.

De hecho, en noviembre de 1990 tuvieron lugar las primeras elecciones presidenciales directas en 40 años, con la victoria de Walesa, quien simbolizaría para siempre el fin del comunismo y la victoria de la democracia.

Unión Europea pide elecciones anticipadas en Venezuela

Federica Mogherini en Montevideo.

MONTEVIDEO (AP) - La alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea pidió el jueves elecciones libres y transparentes en Venezuela al inaugurar en Montevideo una reunión para analizar la situación en ese país.

Federica Mogherini dijo que el objetivo del encuentro no es imponer un proceso o soluciones a los venezolanos, pero agregó que "una iniciativa internacional es importante para acompañar una salida pacífica y democrática a través de elecciones libres y transparentes".

En una rueda de prensa conjunta con el presidente anfitrión Tabaré Vázquez, la representante de la UE sostuvo que "podemos tener diferentes puntos de vista y lecturas sobre las causas de la crisis, pero compartimos un mismo objetivo: contribuir a una solución política, pacífica y democrática".

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

La funcionaria europea dijo que la situación en Venezuela requiere evitar "la violencia interna y la intervención externa y abrir el camino para un proceso político creíble que conduzca a elecciones anticipadas".

La reunión fue inaugurada por Vázquez y de la misma participan gobernantes y diplomáticos de 14 países, entre ellos los cancilleres Josep Borrell, de España; Enzo Moavero, de Italia; Augusto Santos Silva, de Portugal, y Margot Wallström, de Suecia.

Por América Latina están presentes los cancilleres de México, Bolivia, Costa Rica y Ecuador.

Según comunicó la presidencia uruguaya, también intervienen altos funcionarios de asuntos exteriores de Francia, Alemania, Holanda y el Reino Unido.

Venezuela está sumida en una grave crisis política y económica de su historia con una hiperinflación de siete dígitos y una severa recesión que se ha extendido por cuatro años consecutivos.

La escasez de alimentos y medicinas, entre otros bienes básicos, ha generado una masiva migración de venezolanos que Naciones Unidas calcula en al menos tres millones de personas

Por primera vez una misa papal en la Península Arábiga

El Papa Francisco y el príncipe Mohammed bin Zayed Al-Nahyan.

Decenas de miles de católicos y varios miles de musulmanes asistieron el martes a una misa pública sin precedentes celebrada en Abu Dabi por el Papa Francisco, en la primera visita que realiza un Pontífice a la Península Arábiga.

Más de 120.000 fieles llenaron el estadio Zayed Sports City y sus alrededores en Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, para ver a Francisco, que se encuentra en el país para promover el diálogo interreligioso.

Emiratos Árabes Unidos alberga alrededor de la mitad de los dos millones de católicos expatriados que viven en la península, lugar de nacimiento del Islam en la vecina Arabia Saudita. La comunidad incluye un gran número de personas de Filipinas e India.

"Lo más seguro es que no sea fácil para usted vivir lejos de casa, extrañando el afecto de sus seres queridos y quizás también sintiendo incertidumbre sobre el futuro", dijo el Papa, instando a los fieles a inspirarse en San Antonio Abad, fundador del monasticismo en el desierto.

"El Señor se especializa en hacer cosas nuevas; incluso puede abrir caminos en el desierto", declaró el Pontífice al final de un viaje donde se reunió con el gran Imán de la mezquita de Al-Azhar de Egipto y los líderes de EAU.

"Para mí, como cristiano, este es uno de los días más importantes de mi vida", dijo Thomas Tijo, hombre de 44 años del estado de Kerala, en el sur de India, que vive en Emiratos Árabes Unidos y viajó en autobús desde las primeras horas para llegar al estadio.

Los organizadores calcularon la participación de católicos de alrededor de 100 naciones, junto con unos 4.000 musulmanes, incluidos funcionarios del gobierno.

El Papa, que llegó el domingo por invitación del príncipe heredero de Abu Dabi, aprovechó la visita para condenar las guerras regionales, como la de Yemen, el país más pobre de la península. También pidió una mayor cooperación entre cristianos y musulmanes.

Putin renuncia al tratado INF de desarme atómico

El presidente de Rusia, Vladímir Putin.

"Daremos una respuesta simétrica (a EEUU). Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado; pues también lo hacemos nosotros", declaró el presidente ruso, Vladímir Putin

Rusia se mostró este sabado dispuesta a aplicar una vez más el principio del "ojo por ojo y diente por diente" en su política exterior y de defensa y anunció que suspende su participación en el tratado de desarme nuclear INF en respuesta a la medida similar adoptada por Estados Unidos.

"Daremos una respuesta simétrica (a EEUU). Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado; pues también lo hacemos nosotros", declaró el presidente ruso, Vladímir Putin, en una reunión con los ministros de Exteriores, Serguéi Lavrov, y de Defensa, Serguéi Shoigú.

El líder ruso respondía así a la declaración de su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien informó ayer de que Washington comenzaría el 2 de febrero "el proceso de retirada del tratado INF, que se completará en seis meses a no ser que Rusia vuelva a cumplir" con lo pactado en el acuerdo de 1987 "mediante la destrucción de todos los misiles, lanzaderas y equipos asociados que violan" sus términos.

Si la retirada se hace efectiva, Estados Unidos podría posicionar sistemas de misiles en Europa, mientras que Rusia podría hacer lo mismo en sus territorios limítrofes con la Unión Europea u otras zonas geográficas.

El presidente ruso dijo hoy al respecto que Rusia no pretende desplegar misiles "ni en Europa, ni en otras regiones del mundo" si no lo hace antes Estados Unidos.

Además, aseguró que Moscú no se dejará arrastrar a una nueva carrera de armamentos, aunque autorizó al Ministerio de Defensa a empezar las labores para el desarrollo de un nuevo misil hipersónico de alcance medio, una tarea que, según expertos, podría prolongarse por unos dos años.

Putin rechazó en su momento el ultimátum presentado por EEUU que daba 60 días de plazo a Moscú para cumplir de manera "verificable" el tratado INF, el primer acuerdo de desarme nuclear de la Guerra Fría, considerado hasta ahora como uno de los pilares de la seguridad estratégica mundial.

Moscú considera "inadmisible" la exigencia de que destruya el misil de crucero ruso Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la Alianza Atlántica), que, según la OTAN, viola el INF al superar los 500 kilómetros de alcance.

Por su parte, China pidió a Washington que negocie con Moscú en lugar de retirarse del tratado.

El ministerio de Exteriores chino sostuvo en un comunicado que la denuncia del pacto podría generar "consecuencias adversas", a la vez que descartó la negociación de un nuevo pacto multilateral que lo reemplace.

"China se opone al retiro de Estados Unidos y exhorta a Estados Unidos y Rusia a resolver debidamente sus diferencias mediante el diálogo constructivo”, dijo el comunicado.​

[Agencias Efe y AP)

Cargar más

XS
SM
MD
LG