Enlaces de accesibilidad

Esperanzado el gobierno colombiano con las negociaciones de paz


Ex vice presidente de Colombia, de la Calle insta a colombianos a preparase para la paz

Acuerdos parciales parciales contemplan el acceso de los campesinos pobres a las tierras y la participación política del grupo rebelde.

El Gobierno de Colombia dijo el viernes que los acuerdos logrados en el diálogo de paz que sostiene con la guerrilla de las FARC en La Habana son "esperanzadores", pero reconoció que tenía mayores expectativas sobre los resultados.
En las negociaciones para acabar con un conflicto interno de casi medio siglo, las partes llegaron a acuerdos parciales en el tema agrario para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, y en el de las garantías para la participación política del grupo rebelde.
"Con toda responsabilidad y sin transmitir falsas expectativas, puedo decir que los resultados hasta ahora alcanzados en materia de acuerdos en la mesa de conversaciones con las FARC, son importantes y esperanzadores", dijo el ex vicepresidente colombiano Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno.
"Nos muestran que soñar con un país en paz en posible. Nos muestran que alcanzar el fin del conflicto sí es posible", agregó en un comunicado leído a periodistas.
Después de cerrar un año de conversaciones en Cuba, que constituyen las primeras negociaciones en una década, De la Calle dijo que esperaba poder avanzar el próximo año en acuerdos sobre el asunto del narcotráfico.
El Gobierno acusa a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de financiarse con dinero sucio de la droga, pero la guerrilla asegura que costea sus operaciones con aportes voluntarios y otros obligatorios.
FARC NO QUIEREN "CAMBIOS COSMÉTICOS"
El tema del narcotráfico es el tercero de una agenda de cinco puntos que busca poner fin a un conflicto armado que ha dejado más de 200.000 muertos.
"Cerramos un año de trabajo intenso y productivo en la mesa de conversaciones de La Habana. Habríamos querido mayores resultados, pero avanzamos", dijo De la Calle.
El grupo rebelde, por su parte, criticó en un comunicado la estrategia antidrogas que impulsa el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y describió como un "fracaso" las prácticas que lleva a cabo de erradicación forzada y fumigaciones aéreas a los cultivos ilícitos.
"Con la perversa excusa de la lucha contra el narcotráfico, no se debe seguir haciendo la guerra a las comunidades rurales solo para despojarlas de la tierra y seguirle abriendo paso a las multinacionales que saquean las riquezas de nuestro país", dijeron las FARC en un texto leído por Iván Márquez.
La guerrilla marxista, que acusó esta semana a Santos de emplear un doble discurso frente al proceso de paz, dijo que "no quiere cambios cosméticos, sino reformas estructurales", reiterando su propuesta de realizar una Asamblea Nacional Constituyente para refrendar un eventual acuerdo.
Santos, un político de centro derecha que buscará la reelección en el 2014, tiene como una de sus banderas políticas el lograr un acuerdo de paz con la guerrilla más antigua del hemisferio, mientras mantiene una ofensiva militar y se ha negado a aceptar una tregua bilateral del fuego.
Las conversaciones entre el Gobierno y las FARC se reanudarán el 13 de enero del próximo año.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG