Enlaces de accesibilidad

Mundo

Departamento de Estado denuncia desinformación iraní sobre COVID19

El secretario de Estado Mike Pompeo habla a los medios en Doha, Qatar, después de la firma del acuerdo de paz con los talibanes.

El pasado 17 de marzo de 2020, el Secretario de Estado de los EE.UU. hizo la siguiente declaración a la prensa sobre la desinformación de Irán en relación al origen del COVID19.

"Quiero llamar la atención acerca de la campaña de desinformación que lleva a cabo el régimen de Irán con respecto al origen del virus de Wuhan. En lugar de poner su atención en las necesidades del pueblo de Irán y aceptar genuinos ofrecimientos de apoyo, los principales funcionarios del régimen han esto mintiendo por semanas, con respecto al origen del brote del virus de Wuhan", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

Agregó Pompeo que "los jefes de Estado de Irán están tratando de evitar su responsabilidad por la total incompetencia de su mortífera forma de gobierno" y constató que "desafortunadamente, el pueblo iraní ha estado sufriendo por 41 años, esta clase de mentiras. Pero el pueblo de Irán sabe cuál es la verdad: El virus de Wuhan es un asesino y el régimen de Irán es su cómplice."

Para verificar los hechos, el Departamento de Estado publicó este lunes una serie de acontecimientos relacionados con la pandemia del COVID19 y la desinformación iraní al respecto.

A continuación los hechos y la desinformación organizada en Irán, que son puntualizados en el informe del Departamento de Estado.

LOS HECHOS

  • Irán no ha sido honesto acerca de la epidemia del coronavirus, lo que ha resultado en un peligro catastrófico para la salud pública del pueblo iraní, del mismo modo que para los pueblos fronterizos con Irán.
  • En lugar de detener los vuelos comerciales a China cuando se constató que el riesgo de contagio era real, el régimen amenazo y encarcelo a decenas de iraníes que decían la verdad acerca del brote epidémico. El régimen alentó grandes manifestaciones públicas, en un esfuerzo por confirmar su legitimidad, con total desinterés por el riesgo sanitario que eso representaba para los ciudadanos iraníes.
  • El régimen oculta una importante cantidad de información relacionada con el origen del brote del coronavirus. Se trata de una epidemia mucho peor de lo que el régimen está dispuesto a reconocer.
  • Los informes de que el COVID-19 ha llegado ya a las prisiones del país, provoca una profunda consternación y demanda nada menos que una total e inmediata liberación de todos los ciudadanos americanos encarcelados en Irán. Su detención, en medio de las amenazantes circunstancias existentes, constituye un serio riesgo y socava su básica dignidad humana.
  • Los EE.UU. han ofrecido y continúa ofreciendo asistencia humanitaria para el pueblo iraní, para ayudar a controlar la epidemia del coronavirus y es triste para el pueblo, que su gobierno haya rechazado dicha oferta. Nuestra prioridad ha sido estar de parte del pueblo iraní y por lo tanto, la oferta de los EE.UU. continua en pie.
  • Las sanciones de los EE.UU. no evitan que se ofrezca ayuda a Irán en casos de necesidad. Los EE.UU. mantienen amplias autorizaciones que permiten la venta de alimentos, productos agrícolas, medicamentos y aparatos de uso médico, por organizaciones americanas o en forma directa de los EE.UU. a Irán.
  • Los medios de comunicación tendrían que evitar la propagación de la propaganda tanto de China como de Rusia, que engaña al público y le hace creer que el motivo por el cual Irán no recibe ayuda es porque los EE.UU. no se la ofrecen.
  • Ahora, el régimen hace falsas declaraciones de que el virus fue desarrollado por los EE.UU., enfocando su atención y esfuerzos en salvar su responsabilidad, en lugar de responsabilizarse proveyendo servicios médicos para la salud, la prosperidad y los derechos de los ciudadanos iranios, quienes merecen algo mejor de su propio gobierno.

DESINFORMACION Y MALA ADMINISTRACION

  • En lugar de tomar medidas preventivas contra la epidemia del COVID-19, de acuerdo con informes públicos, la aerolínea terrorista de Irán, Mahan Air, en febrero realizo por lo menos 55 vuelos entre Teherán y China.
  • El 10 de febrero, el Ministro Adjunto de Salud de Irán, Ali-Reza Raisi, declaro lo siguiente a la Prensa: "Declaro que no existen casos de coronavirus en el país y que nuestros ciudadanos solo sigan atentos a las noticias emitidas por el Ministerio de Salud con respecto a lo relacionado con el coronavirus." Ese mismo día, una mujer de 63 años de edad, murió como resultado de la epidemia.
  • El 5 de marzo, fueron arrestados 121 iranios, por "difundir rumores " acerca del coronavirus. El régimen también amenazo a médicos y personal de la salud, para que no revelaran las estadísticas reales de contagios y de muertes por el coronavirus.
  • En marzo, el director del IRGC, Hossein Salami, declaro que la epidemia del COVID-19 en Irán podría haber sido por un ataque biológico de los EE.UU., lo que fue repetido por un asesor del Presidente del Parlamento de Iran.
  • El 12 de marzo, el Ayatollah Khameni falsamente declaro que existían evidencias de que el COVID-19 podría ser producto de un "ataque biológico".
  • El 17 de marzo, el Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, falsamente declaro que las sanciones económicas impuestas a Irán por los EE.UU., están matando a iranios "inocentes". Pero no menciono el hecho de que el Departamento de Estado ha estado ofreciendo ayuda desde el mes de febrero, por intermedio de la Embajada de Suiza.
  • El Ministerio de Relaciones Exteriores de China también ha estado acusando falsamente a los EE.UU. de promover la epidemia en Irán, por mantener las sanciones contra el país. En realidad, el 28 de febrero el Departamento de Estado ofreció ayuda para combatir el COVID-19 en Irán, oferta que fue canalizada a través del Gobierno de Suiza y que fuera rechazada por el régimen de Irán.

(Elaborado con información del Departamento de Estado)

Vea todas las noticias de hoy

Medio millón de rublos de multa y la UE pide garantizar libertad de prensa a periodista rusa

Periodista rusa Svetlana Prokopieva

La Unión Europea (UE) instó este lunes a Rusia a proteger la libertad de prensa tras la sanción de 500.000 rublos (7.000 dólares) impuesta por un tribunal militar ruso a la periodista Svetlana Prokópieva, al considerarla culpable de "justificar el terrorismo".

"Las autoridades tienen que garantizar que la libertad de medios pueden disfrutarla especialmente los periodistas que hacen su trabajo", señaló el portavoz comunitario Peter Stano durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

Stano recordó que "hemos estado observando este juicio, este caso, y hemos venido diciendo que no es aceptable que los periodistas sean juzgados por su trabajo", un punto sobre el que aseguró que han sido muy claros.

En concreto, sobre la multa a Prokópieva, el portavoz señaló en un comunicado posterior que la consideran "injustificada", y que el juicio en sí es "testimonio del espacio cada vez más menguante para un periodismo independiente y para la sociedad civil en Rusia en los últimos años".

Medio millón de dólares de multa

La sentencia contra Prokópieva, de 40 años, fue dictada tras una audiencia celebrada en la ciudad Pskov, a 500 kilómetros al noroeste de la capital rusa.

La persecución judicial con Prokópieva, periodista del servicio ruso de Radio Libertad y columnista de Radio Eco de Moscú, comenzó en febrero de 2019 cuando fue incoado contra ella un proceso penal por "justificar el terrorismo", delito que en Rusia se castiga con una multa de hasta 1 millón de rublos (14.000 dólares) o hasta siete años de prisión.

Prokopyeva mantuvo su inocencia durante todo el juicio ...


El motivo de las acciones contra la periodista fue un comentario radiofónico, que luego fue publicado en internet, sobre las causas por las que un joven 17 años perpetró un atentado terrorista suicida contra la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en la ciudad de Arjánguelsk, en el que tres agentes resultaron heridos.

La periodista opinó que el atentado pudo haber sido provocado por las acciones represivas de los cuerpos de seguridad.

En defensa de Prokópieva se pronunciaron numerosas organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional (AI), la Unión de Periodistas de Rusia e, incluso, el Consejo para los Derechos Humanos adjunto a la Presidencia de Rusia.

Apelacion al fallo del tribunal ruso

Los partidarios de Prokopyeva en la sala gritaron "Vergüenza" y "Ella no es culpable" mientras el juez leía el veredicto. Prokopyeva dijo que apelará la decisión. "No contaba con que me declararan inocente. Apelaremos", dijo Prokopyeva a los periodistas. "El mayor éxito es que no se me prohibió trabajar en mi profesión", dijo el periodista.

Prokopyeva mantuvo su inocencia durante todo el juicio y describió el caso como un intento de "asesinar la libertad de expresión" en Rusia.

Piquete en apoyo a la periodista rusa
Piquete en apoyo a la periodista rusa

"La condena de Svetlana significa que no hay presunción de inocencia, ni protección para los periodistas contra la fuerza bruta del estado", dijo la presidenta interina de RFE/RL, Daisy Sindelar. “Su caso recuerda los juicios de exhibición que fueron utilizados por las autoridades soviéticas para castigar a los críticos. Es un asalto sombrío contra la libertad de expresión y la misión de una prensa independiente ".

Los fiscales pidieron al Tribunal Militar del Segundo Distrito Occidental que sentenciara a Prokopyeva a seis años de prisión por "justificar el terrorismo" en un comentario que escribió que vinculaba un atentado suicida con el clima político del país.

Los fiscales también habían tratado de prohibir a Prokopyeva las actividades periodísticas durante cuatro años. El cargo conlleva una pena máxima de hasta siete años de prisión.

Svetlana Prokopyeva aparece en la corte en Pskov en agosto de 2019. "Están tratando de presentar el trabajo periodístico normal como un delito grave. Es un completo disparate", dice ella.

partidarios de Prokopyeva en la sala gritaron "Vergüenza" y "Ella no es culpable"...


"No tengo miedo de criticar al gobierno", dijo Prokopyeva en su declaración final ante el tribunal el 3 de julio. "No tengo miedo de criticar a las fuerzas del orden público o decirles a los órganos de seguridad que están equivocados. Porque sé lo horrible que es se convertirá si no hablo, si nadie habla ".

Pidió al tribunal que tomara en consideración "los principios más básicos sobre los que se basa nuestra sociedad" al decidir su destino.

"Me refiero a la libertad de expresión, el estatus de periodista y la misión de la prensa", concluyó. "Hice mi trabajo. No hice nada que fuera más allá del marco de mi deber profesional. Y eso no es un delito". Más de 30 periodistas rusos independientes también han emitido declaraciones en apoyo de Prokopyeva.

Abogados de Svetlana
Abogados de Svetlana

Human Rights Watch calificó el procesamiento de Prokopyeva como una violación de la libertad de expresión, "pero no solo la suya".

"Envía otro mensaje escalofriante de que, en Rusia, plantear preguntas incómodas puede tener graves repercusiones, una lección que las autoridades han estado dando a los medios durante años", dijo el grupo de derechos con sede en Nueva York.

El caso también ha sido criticado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, y por grupos de derechos de los medios como Reporteros sin Fronteras, el Comité para la Protección de los Periodistas y la Federación Europea.

(Con información de la agencia EFE y Radio Free Europe/Radio Liberty)

Prensa y represión en Hong Kong

Manifestantes protestan en Hong Kong contra la nueva ley de seguridad nacional el 1 de julio de 2020. (Alastair Pike / AFP).

Reporteros sin Fronteras (RSF) calificó de ridícula la nueva ley de seguridad nacional de China en Hong Kong.

Las democracias del mundo deben presionar al gobierno de China para que “derogue la ley que permitirá procesar a cualquier periodista que escriba sobre Hong Kong”, afirmó la organización con sede en París.

“Serán acusados de atentar contra la seguridad nacional, cargo que podría acarrear la cadena perpetua e incluso la pena de muerte si los casos se juzgan en China”, advirtió.

La ley de seguridad nacional aprobada el 30 de junio “podría ser invocada contra los periodistas en cualquier parte del mundo”.

"Esta ridícula reglamentación, que abre la puerta a toda arbitrariedad, no sólo da al régimen de Pekín los medios para acosar y castigar con apariencia de legalidad a los periodistas que le desagradan en Hong Kong, sino también para intimidar a los comentaristas en el extranjero, amenazándolos con la cárcel”, denunció Cédric Alviani, jefe de la oficina de Asia Oriental de RSF.

Hay que evitar que China logre establecer nuevo orden mundial de los medios de comunicación, precisó Alviani.

Un problema grave es que “la nueva ley es tan ambigua y confusa en su versión original china como en su traducción al inglés”.

“Ha entrado en vigor nada más promulgarse y parece aplicarse a cualquier periodista que informe sobre Hong Kong, sea o no residente en el territorio (artículo 38).

“Establece una pena máxima de cadena perpetua en el caso normal de un juicio en Hong Kong pero, aunque nunca utiliza la palabra "extradición", se reserva la posibilidad de un juicio en la República Popular China (artículo 55), donde los delitos contra la seguridad nacional se castigan con la pena de muerte.

“La ley también prevé que ciertos juicios se celebren a puerta cerrada, sin público ni medios de comunicación (artículo 41)”, dijo RSF.

La organización añadió que en China hay unos 114 periodistas encarcelados.

"Resistan hasta el final", manifestantes en Hong Kong desafían al comunismo chino

Un manifestante detenido en Hong Kong el 1 de julio de 2020. REUTERS/Tyrone Siu

HONG KONG - La policía de Hong Kong disparó cañones de agua, gases lacrimógenos y detuvo a casi 200 personas el miércoles, luego de que manifestantes salieron a las calles en desafío a la ley de seguridad nacional promulgada por China que, según sus críticos, tiene como objetivo sofocar la disidencia.

Pekín dio a conocer los detalles de la ley por la tarde del martes, después de semanas de incertidumbre, empujando a la ciudad más libre de China y a uno de los centros financieros del mundo hacia un sistema más autoritario.

Miles de manifestantes se reunieron en el centro de la ciudad para conmemorar el aniversario de la entrega de la antigua colonia británica a China, en 1997, y luego la policía antidisturbios usó gas pimienta y disparó perdigones para hacer arrestos cuando la multitud se desbordó en las calles gritando "resistan hasta el final" e " independencia para Hong Kong".

"Tengo miedo de ir a la cárcel, pero para que se haga justicia tengo que salir hoy, tengo que ponerme de pie", dijo un hombre de 35 años que se llamaba Seth.

La nueva ley castigará los delitos de secesión, subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras con hasta cadena perpetua, habrá por primera vez organismos de seguridad del continente en Hong Kong y permitirá la extradición a China continental.

El parlamento chino aprobó la medida en respuesta a las protestas del año pasado provocadas por el temor a que Pekín estuviera sofocando las libertades de la ciudad, garantizadas por una fórmula de "un país, dos sistemas" acordada cuando el territorio volvió a soberanía china.

El miércoles, la policía citó la ley por primera vez al confrontar a los manifestantes. "Están desplegando banderas o pancartas, cantando consignas o conduciéndose con una intención de secesión o subversión, lo que puede constituir delito según la ley de seguridad nacional", dijo la policía en un mensaje desplegado en un letrero morado.

Las autoridades de Pekín y Hong Kong han dicho repetidamente que la ley está dirigida a unos pocos "alborotadores" y que no afectará los derechos y libertades, ni los intereses de los inversores.

Sin embargo, los críticos temen que su objetivo sea poner fin a la oposición prodemocracia y aplastar las libertades que se consideran clave para el éxito de Hong Kong como centro financiero.

Estados Unidos, sus aliados asiáticos y occidentales han criticado la ley.

La policía disparó cañones de agua para tratar de dispersar a los manifestantes y dijo que detenido a más de 180 personas por reunión ilegal y otros delitos, algunos de los cuales implicaban violaciones de la nueva ley.

La policía publicó en Twitter fotos de un oficial con un brazo sangrante y dijo que fue apuñalado por "alborotadores con objetos afilados".

En Pekín, Zhang Xiaoming, subdirector ejecutivo de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao de Pekín, dijo a periodistas que los sospechosos arrestados por la nueva oficina de seguridad dirigida podrían ser juzgados en el continente.

Zhang dijo que la nueva oficina cumplía con la ley china y que no se podía esperar que el sistema legal de Hong Kong aplicara las leyes del continente. "La ley es un regalo de cumpleaños para (Hong Kong) y mostrará su precioso valor en el futuro", dijo.

UE deplora ley china para Hong Kong y hongkoneses piensan en escapar del comunismo

Policías en Hong Kong en un centro comercial para dispersar a manifestantes.

La Unión Europea (UE), deplora ley china para Hong Kong que puede minar el Estado de derecho, en tanto abandonar el otrora próspero enclave se ha convertido en una posibilidad para un buen número de hongkoneses.

La UE deploró este martes la controvertida ley de seguridad de Hong Kong ratificada por el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) de China, pues consideró que socavará la autonomía y el Estado de derecho de la ciudad.

"Esta ley corre el riesgo de minar gravemente el alto grado de autonomía de Hong Kong y tener un efecto perjudicial en la independencia de la judicatura y el Estado de derecho. Deploramos esa decisión", indicó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa tras una cumbre por videoconferencia con Corea del Sur.

Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong interviene en el Consejo de DDHH de la ONU.
Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong interviene en el Consejo de DDHH de la ONU.

Salir de la isla, una opción

"Hong Kong ya no es lo que era. Muchas personas adineradas y profesionales quieren irse. Tengo sentimientos encontrados", comenta a Efe el consultor hongkonés John Hu, fundador de una empresa que asesora a personas que quieren emigrar de la ciudad financiera, especialmente a países occidentales.

Jóvenes profesionales, adinerados hombres de negocios y amas de casa están entre sus clientes, que se han multiplicado por cinco en las últimas semanas, relata.

Uno de los motivos que los hongkoneses esgrimen para escapar de la ciudad es la nueva ley de seguridad, que oficialmente tiene como objetivo "salvaguardar la seguridad nacional" frente a la tan temida "injerencia extranjera" que Pekín considera que está detrás de las multitudinarias protestas que arrancaron hace más de un año.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, recordó que "hemos dejado claro en diferentes ocasiones, incluido en nuestros contactos directos la semana pasada con los líderes chinos, que la nueva ley no es conforme a la ley Básica de Hong Kong ni a los compromisos internacionales de China, tanto en términos de procedimiento de adopción como de sustancia".

"Así que hemos dejado muy claro que para nosotros es muy crítico y estamos gravemente preocupados por ello", señaló, durante la misma rueda de prensa.

China impone su nueva ley de seguridad sobre Hong Kong

La policía toma medidas de seguridad en un centro comercial de Hong Kong el 30 de junio de 2020. (Anthony Wallace / Hong Kong).

La dirección de la Asamblea Nacional Popular de China promulgó este martes la nueva ley de Seguridad Nacional para Hong Kong, a pesar de las protestas e inquietudes de los habitantes de la excolonia británica.

Grupos de derechos humanos han advertido que las libertades de Hong Kong, las cuales no existen en la China continental, podrán desaparecer.

El gobierno chino dice que la ley solo castiga a un pequeño grupo de “independentistas, terroristas y subversivos”, pero los residentes de Hong Kong sienten que su autonomía y derechos básicos como la libertad de expresión y de reunión serán erosionados.

De gran preocupación para la comunidad mundial es que los servicios de seguridad de China continental tendrán una presencia en las calles de Hong Kong.

Human Rights Watch, HRW, exhortó al Consejo de Seguridad de la ONU, el cual comenzó este martes su nuevo ciclo de sesiones, a abordar la situación en Hong Kong.

“El Consejo debe actuar sobre las recomendaciones hechas esta semana por expertos de derechos humanos de la ONU y establecer un mecanismo de observación para Hong Kong”, subrayó HRW.

La BBC de Londres informa que hay nerviosismo en Hong Kong y que un problema es que la gente aún no sabe los pormenores de la nueva ley.

La Cancillería británica dijo que está muy preocupada por el futuro del enclave.

Carrie Lam, la ejecutiva de Hong Kong, dijo este martes en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos (por medio de video) que los crímenes sancionados por la nueva ley serían muy bien definidos. Solo una minoría será afectada y “nosotros respetamos las diferencias de opinión”, explicó Lam.

Entretanto, la Casa Blanca ha declarado que Hong Kong perderá su estatus comercial especial con Estados Unidos, debido a estas acciones de China. El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que China está violando su promesa de "Un país, dos sistemas", y por eso Estados Unidos tiene que tomar acciones con la idea de que China y Hong Kong son "Un sistema, un país".

Estados Unidos también restringió las visas que se pueden dar a funcionarios chinos, lo que provocó una acción similar por parte de Beijing hacia funcionarios norteamericanos.

El senador cubanoamericano Marco Rubio, miembro de la Comisión de Exteriores de la cámara alta, denunció que China sigue atropellando la autonomía de Hong Kong y perpetrando violaciones atroces a los derechos humanos en otras regiones del país, como Xinjiang, donde la minoría musulmana uigur es objeto de una campaña de erradicación de tradiciones y cultura.

Cargar más

XS
SM
MD
LG