Enlaces de accesibilidad

Economía

Cuba en planes de reducir contribución del Estado a seguridad social

Los ancianos llevan la parte más difícil en medio de la crisis por el coronavirus en Cuba. (Yamil Lage/AFP)

Cuba está en planes de reducir las contribuciones del Estado a los fondos de seguridad social, anunciaron este martes las autoridades de la isla.

"De conjunto con los ministerios de Trabajo y Seguridad Social y de Economía y Planificación se estudian disminuir la participación relativa del Estado en el financiamiento de la seguridad social, a partir de identificar nuevas fuentes para su financiamiento como el seguro de vida", indica un reporte de la prensa oficial que reseña la intervención de la ministra de Finanzas y Precios (MFP), Meisi Bolaños Weiss en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana​.

“Siempre la financiación por parte del Presupuesto del Estado ha sido mucho más alta que la contribución de las personas”, dijo la ministra quien también mencionó la aplicación de una nueva política de reducción de impuestos, en la que el trabajador por cuenta propia será el menos beneficiado.

La exención de impuestos para los cuentapropistas será de solo entre 5% y 15%, mientras que para las empresas estatales será de entre 10% y 40%.

A las empresas mixtas se les aplicará una exención tributaria de entre 10% y 30%, y para las cooperativas que producen bienes exportables o con destino a la Zona Especial de Desarrollo Mariel el beneficio será de entre 5% y 20%.

En general, las medidas anunciadas por la ministra son “adecuadas en su espíritu”, le dijo al periodista de Radio Televisión Martí Amado Gil el profesor de Economía Mauricio de Miranda Parrondo, director del Centro de Estudios sobre la Cuenca del Pacífico de la Pontificia Universidad Javeriana Cali, en Colombia.

Aunque la estrategia contempla objetivos claros, que son lograr la sostenibilidad fiscal generando incentivos para el desarrollo de líneas exportables, las diferencias están ahí, indica el experto.

“A pesar de la pretendida igualdad, no se les da el mismo tratamiento; evidentemente, el peor tratamiento se les otorga a los trabajadores por cuenta propia, y el mejor tratamiento a las empresas estatales”, explicó De Miranda Parrondo.

"El peor tratamiento se les da a los trabajadores por cuenta propia"
please wait

No media source currently available

0:00 0:06:23 0:00

"No entiendo cómo puede fundamentar la ministra que hay un tratamiento tributario igual, cuando en definitiva los beneficios son claramente diferentes, comentó el experto. Lo otro es el nivel de discrecionalidad, porque se dan rangos, y esos rangos son muy grandes", subrayó.

“Cuando se habla de un beneficio tributario que oscila entre 10% y 40% ahí hay un mundo de diferencia, y por supuesto que no es lo mismo recibir un beneficio tributario de 10% que de 40%”, explicó De Miranda Parrondo.

La disminución del papel del Estado en las contribuciones a la seguridad social es algo que ocurre en muchos países, indica.

“En Cuba eso se enmascaró en los años 60 cuando se eliminaron los salarios brutos y quedaron solamente los salarios netos, porque la diferencia entre el salario bruto y el salario neto que había en aquellos tiempos era justamente la contribución del trabajador a la seguridad social”, explica el economista.

Eso se eliminó y se ha creado una ficción, en el sentido de que pareciera que el trabajador no está pagando nada para recibir esos beneficios, y efectivamente no lo hace de manera directa, observa.

“Pero, evidentemente, para que se haga a través del presupuesto del Estado, eso tiene que ser el resultado del trabajo de toda la sociedad, porque nada es gratis en este mundo: la gente puede ‘no pagarlo’; pueden convertirse en bienes públicos, pero el disfrute de cualquier cosa, así no se pague por ella, es el resultado del trabajo productivo de la sociedad”, comenta.

La idea parece ser crear mecanismos para que la seguridad social tenga tres fuentes de financiamiento: el presupuesto del Estado, la empresa y los propios trabajadores a partir de un descuento sacado de su salario, apunta el experto.

“Lo que pasa es que para que esto ocurra, evidentemente tienen que subir los salarios, porque si la gente no tiene suficientes ingresos para asegurar sus necesidades elementales, difícilmente podrá reducirlos para, además, cotizar a la seguridad social”, subraya.

En su intervención en la Mesa Redonda, la ministra Bolaños Weiss anunció también algo que no se hacía en Cuba desde 1959: que el Estado emitirá “bonos soberanos”, una forma de financiación comúnmente usada por otros estados en situaciones extraordinarias como guerras, o para financiar proyectos de infraestructura, indica el economista.

Aunque la ministra presenta la decisión como una forma de propiciar la iniciativa y generar responsabilidad fiscal, el experto se remite a los antecedentes de la práctica financiera estatal. “El problema está claramente en la credibilidad del estado como pagador de deudas”, manifestó De Miranda Parrondo.

De acuerdo con Bolaños Weiss, su ministerio pretende que las medidas entren en vigor con la mayor rapidez.

“Estamos trabajando aceleradamente para que la instrumentación de estas normas ocurra lo antes posible”, aseguró la ministra, “y ya con el cierre fiscal del año 2020 puedan las entidades que son productoras de bienes exportables y de servicios aplicarse estos incentivos fiscales”.

Vea todas las noticias de hoy

"Muy conveniente para ellos decir que es avería cuando todos sabemos que es falta de combustible"

"Muy conveniente para ellos decir que es avería cuando todos sabemos que es falta de combustible"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:13 0:00

Amir Valle diserta en Deutsche Welle sobre la "dinastía militar" que controla la economía cubana

Vista de la sede de GAESA, el emporio militar cubano.

Asegura el afamado autor cubano exiliado en Alemania, Amir Valle, en un artículo publicado por Deutsche Welle que la economía isleña durante casi seis décadas ha operado más desde los caprichos de los gobernantes y sus luchas ideológicas que desde las leyes económicas.

En un trabajo titulado GAESA: el consorcio militar que controla la economía cubana, Valle escribe que los cambios implementados en esta esfera han sido consecuencia del significado que a la economía concedía Fidel Castro, a quienes los economistas catalogaban como "el gran improvisador", y el que hoy le concede Raúl, a quien llaman "el pragmático".

Dice el escritor que durante sus 47 años en el poder, Fidel desoyó los consejos de reputados economistas cubanos y extranjeros, y sus improvisaciones, centradas en la priorización de la ideología, condujeron a una ininterrumpida depauperación económica que convirtió a Cuba en la nación más parásita de los dos últimos siglos, sobreviviendo gracias a las millonarias ayudas anuales de Rusia, China, el bloque socialista de Europa del Este y, en los últimos años, Venezuela. En ese período, las únicas tímidas aperturas de la economía fueron resultado del interés de Raúl Castro, entonces Ministro de las FAR, en cambios graduales, planificados y eficientes, por lo cual creó un equipo que estudiaba diferentes experiencias económicas para adaptarlas a las condiciones concretas de Cuba.

Esos estudios, enfatiza Valle, condujeron a inicios de los 90 a la implementación en las empresas militares cubanas del conocido "Plan de Perfeccionamiento Empresarial", gracias al cual surgieron los primeros emporios económicos que conformarían el Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA), encabezados por la corporación de turismo y comercio Gaviota S.A, que comenzó a establecer competencia con las corporaciones estatales Cubanacán S.A y CIMEX, ambas directamente bajo el control de Fidel Castro.

Puerto de contenedores de Mariel en Cuba, modernizado con financiamiento brasileño
Puerto de contenedores de Mariel en Cuba, modernizado con financiamiento brasileño

Al frente de esas nuevas modalidades económicas, apunta el artículo, Raúl Castro colocó hace ya más de tres décadas a hombres de confianza: el ya fallecido general Julio Casas Regueiro y el hoy General de División Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, esposo de una de sus hijas, que es quien controla actualmente GAESA. Desde que Raúl asumió el poder, GAESA absorbió casi la totalidad de las empresas y gestiones financieras de CIMEX y se convirtió en el más grande oligopolio de negocios en la isla, aunque al pertenecer al ejército su actividad se mantiene como un secreto de Estado. Para que se tenga una idea de este poder: solamente CIMEX comprende 73 empresas subsidiarias y 21 empresas asociadas; de estas 61 están radicadas fuera de la isla, la mayoría en actividades de importación/exportación, turísticas e inmobiliarias.

Rodríguez López-Callejas, escribe Valle, pese al poder que tiene en la economía cubana y a ser uno de los jefes más temidos en la alta jerarquía militar, es un nombre desconocido: un reciente estudio de la oposición en la isla indica que la mayoría de los cubanos no saben que existe, los medios oficiales jamás lo mencionan cuando hablan de economía y finanzas, y aunque cada vez es más pública la vida privada de los herederos del castrismo, en su caso nada se sabe de su vida familiar, aunque estuvo casado con Deborah Castro Espín, la hija menor de Raúl.

Asegura el escritor cubano que, cuando con el concurso de Odebretch y el financiamiento del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, se decidió la ampliación y modernización del puerto de Mariel para convertirlo en la terminal de contenedores más grande de Cuba y crear la Zona Especial de Desarrollo, la inversión necesaria de 1,000 millones de dólares fue gestionada por Almacenes Universales, uno de los holdings de GAESA.

En definitiva, además de las industrias militares que producen desde AKM- 47, granadas de mano de fragmentación, cuchillos de comando, explosivos varios, hasta la reparación y construcción de pequeños vehículos blindados de infantería, GAESA controla 83 instalaciones hoteleras (29.000 habitaciones en convenios con unas 14 cadenas internacionales); monopoliza la red nacional de tiendas minoristas (TRD Caribe); es propietaria de navieras (Melfi Marine Corp y Servinaves Panamá S.A); tiene su propia compañía aérea (Aerogaviota) y es dueña de empresas de construcción, venta y renta de automóviles (Havanautos y Havanatur), inmobiliarias (Almest), bancos, empresas de importaciones y exportaciones (Tecnotex y Tecnoimport) y la empresa Almacenes Universales S.A., que controla el tráfico de contenedores en el Puerto del Mariel con su Zona Especial de Desarrollo. Un imperio fantasma que absorbe más del 60% de la economía nacional y más del 80% del sector turístico en Cuba, sin la obligación de rendir cuentas de sus ingresos al pueblo cubano, concluye el autor de Habana Babilonia en su artículo publicado por Deutsche Welle.

Cuba: más hoteles para los militares y menos viviendas para la población

Un edificio en ruinas en La Habana Vieja, cerca del Hotel Armadores de Santander. (Archivo)

Havanatur, la Agencia de Turismo de Cuba, informó de la restauración y transformación en un hotel del inmueble de la Aduana de Cuba, una de las obras arquitectónicas más fastuosas de La Habana.

El nuevo complejo de alojamiento, que llevará el pomposo nombre de Real Aduana, será también administrado por el consorcio castrense cubano.

“Suena siempre irrespetuoso, aunque el régimen diga que con el dinero que se recauda se costean el desastre de salud pública, de educación y los demás desastres”, indicó a nuestra redacción el periodista independiente camagüeyano Henry Constantín.

“En un país donde nadie sabe a dónde va el dinero que se gana en la industria turística. No hay manera de que un organismo, interno o externo, que sea creíble, verifique las cuentas bancarias de esas empresas, de los dueños de esas empresas, los administradores de esas empresas que construyen hoteles y luego cobran el dinero de turismo”, apuntó.

Más de un tercio de las moradas cubanas se encuentran en regular o mal estado técnico, según datos oficiales.

Sin solución la crisis de viviendas en Cuba, todos los recursos van para el turismo
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:44 0:00

“Siguen gastando recursos en eso cuando tiene tanta gente viviendo en condiciones bastante feas. Cuando uno camina por el campo o por barrios obreros, la cantidad de covachas de madera que hay es tremenda. En ellas viven personas trabajadoras, cuentapropistas y campesinos que producen”, señaló Constantín.

“Es lamentable además que haya empresas extranjeras que participen en ese juego con un Estado que, ese cemento y ladrillo lo usan para producir sus Euros, en vez de para producir felicidad a sus ciudadanos”, recalcó.

A pesar del desplome del turismo, las empresas militares continúan edificando hoteles a lo largo de toda la Isla, mientras el Estado cubano concluyó en el primer semestre de 2021 apenas el 21% de las viviendas planificadas.

“Es el más grave problema social que enfrenta la población junto al de la alimentación. La falta o la precariedad inmobiliaria en Cuba es histórica y el gobierno nunca ha encontrado una solución”, dijo a Radio Televisión Martí, desde La Habana, Esteban Hernández, especialista en desarrollo social.

“La población está muy disgustada porque, lo poco que hay, se le asigna al sector hotelero, descuidándose la situación social y la gran mayoría no tiene acceso al sistema hotelero y está viviendo en condiciones paupérrimas. Hay problemas pendientes de varios años, de los ciclones, del tornado, derrumbes, etc. Y la gente dice si tienen los hoteles vacíos ¿para que más hoteles?”, lamentó el perito.

Las autoridades han tratado de buscar paliativos como el otorgamiento de subsidios y créditos, pero en este renglón solo se terminaron en los primeros 6 meses del presente año 1.304 células básicas habitacionales de las 12.201 proyectadas. En similar situación están la construcción y rehabilitación de residencias por esfuerzo propio.

“El dinero no da para pagar a los cuentapropistas albañiles y constructores. Además, faltan los materiales, el cemento, las losas para el piso, los pertrechos para las instalaciones eléctricas y la terminación. Desgraciadamente, las pocas capacidades que hay son destinados a sectores priorizados como el del Turismo”, puntualizó.

“Nosotros hemos tratado de reparar nuestra casa y no es posible adquirir los productos por los precios exorbitantes, porque tienes que comprarlos en bolsa negra porque no vienen por donde tienen que venir”, lamentó Hernández.

El déficit habitacional en Cuba alcanzó el pasado año las 929.695 viviendas. Hasta el 31 de mayo de 2021 llegaron a Cuba 88.239 turistas extranjeros, 895.893 menos que en igual etapa del año anterior.

Reconocen inestabilidad en sistema eléctrico de Cuba, anuncian más apagones y Díaz-Canel pide comprensión

Estudiantes de Medicina visitan las casas durante la pandemia de COVID-19. REUTERS/Alexandre Meneghini

A la profunda crisis económica y epidemiológica que atraviesan los cubanos se suma el grave problema con el servicio de electricidad, mucho más cuando miles de cubanos enfrentan el coronavirus en sus hogares, sin recursos ni medicamentos, en la modalidad que el Ministerio de Salud Pública de Cuba denomina "ingreso domiciliario".

La interrupciones fueron catalogadas como "otra situación compleja" en la prensa oficial que cita al gobernante cubano reconociendo "inestabilidad en el sistema eléctrico nacional por varias causas".

La Unión Eléctrica de Cuba reconoció averías en las termoeléctricas Máximo Gómez, Diez de Octubre, Lidio Ramón Pérez, Otto Parellada y Antonio Maceo.

Este miércoles anunciaron que "se comenzará a afectar el servicio por déficit de capacidad de generación, estas afectaciones se realizarán de acuerdo a la planificación y organización en cada territorio".

"Ante todo hay que darle la información clara a la población, alertar, que la gente sepa en qué momento va a llegar el indeseable apagón", ordenó el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel.

El sucesor del general Raúl Castro dijo que está creciendo el consumo en los horarios del pico eléctrico e instruyó a las autoridades de todas las provincias a que estudien cada posibilidad de cerrar las entidades estatales que no resulten imprescindibles y al sector residencial "un esfuerzo de ahorro y un esfuerzo en planos de conciencia, de comprensión".

Díaz-Canel dijo que el personal técnico, de los trabajadores del sistema eléctrico nacional trabajan en condiciones muy severas de falta de piezas de repuesto y de un grupo de insumos.

Los cubanos han salido a las calles a pedir el fin del sistema comunista y la salida del actual gobernante en momentos en que el país está inmerso en la peor crisis económica en décadas, un serio repunte en casos y muertes por coronavirus, el desabastecimiento de medicamentos e insumos para el sistema de salud y la fuerte arremetida contra las libertades civiles.​

Parálisis gubernamental alimenta el fuego para otro estallido social en Cuba, alertan expertos

El general Raúl Castro (izq.) y su sucesor Miguel Díaz-Canel, participan en un mitin en La Habana el 17 de julio de 2021. REUTERS / Alexandre Meneghini

La crisis socioeconómica en el país se agudizó luego de las protestas populares del 11 de julio y desde entonces el gobierno permanece inmóvil realizando cambios meramente cosméticos, dijeron analistas a Radio Televisión Martí.

El economista y profesor universitario Elías Amor Bravo, señaló que las recientes medidas adoptadas por las autoridades para revertir la crisis son pálidas e insuficientes.

La situación continúa siendo convulsa y en cualquier momento calculamos que puede volver a ocurrir un nuevo estallido social

Entre las disposiciones anunciadas están la eliminación de los precios topados para algunos productos agropecuarios, la autorización para hacer ventas en garajes y ventas a a plazos, entre otras.

“Estas medidas no aportan nada absolutamente sustancial a los cubanos y el problema fundamental de ellos es qué comer este mes, durante esta semana, en el día a día, y eso no está resuelto. La situación continúa siendo convulsa y en cualquier momento calculamos que puede volver a ocurrir un nuevo estallido social”, advirtió el académico.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:01 0:00


Yaxis Cires, abogado y miembro de la plataforma Cuba Humanista, destacó que todo sigue igual y el gobierno únicamente intenta controlar el descontento popular con represión.

“Si de verdad quienes dirigen en la isla quisieran apostar por un cambio profundo en la economía cubana para mejorar las condiciones de vida de la población, lo primero que tendrían que comenzar es a tomar medidas a favor de los trabajadores por cuenta propia y de los emprendedores, que son la vía para sacar la economía adelante”, enfatizó el experto.

Para el Máster en Ciencias Sociales y asesor de emprendimiento, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, los militares y el partido no quieren ceder el control absoluto que tienen de la economía en la nación caribeña.

“El gobierno cubano sigue controlando las riquezas y detrás está una política establecida por el Partido Comunista que no permite la liberalización y el desarrollo de las fuerzas productivas”, dijo Rodríguez Pita.

El tejido social está penetrado totalmente por la desgracia, y esa desgracia no se revierte con tres libras de arroz adicional

La economista Martha Beatriz Roque Cabello señaló que el pueblo sigue sufriendo las carencias y el estado no tiene capacidad para satisfacer sus necesidades básicas.

“No hay cambio en lo que ha sucedido después del 11J, ni ocurrirán cambios tampoco en la mentalidad de la sociedad, el tejido social está penetrado totalmente por la desgracia, y esa desgracia no se revierte con tres libras de arroz adicional que están vendiendo por la libreta y unas tonterías que han dado con las donaciones que ha entrado al país, eso no cambia la vida del cubano”, concluyó Martha.

A propósito de cumplirse el primer mes del levantamiento nacional en la isla, el dramaturgo Yunior García escribió en sus redes sociales fuertes críticas a los gobernantes del Partido Comunista y alertó que los cubanos no abandonarán las protestas.

“Sepan que en cuanto la situación sanitaria lo permita, saldremos”, aseguró.

“La única razón por la que no salimos nuevamente a las calles, es porque nosotros sí tenemos sentido de la responsabilidad, porque la falta de medicamentos ha multiplicado las muertes de los pacientes de Covid hasta números escalofriantes, porque miles de nuestros compañeros están volcados en acciones solidarias y realmente espontáneas para ayudar a los más necesitados”, escribió el artista detenido durante las protestas.

“No pueden arrebatarnos tan fácilmente nuestro legítimo derecho a manifestarnos de manera organizada, pacífica, cívica y firme. La Patria es de todos. Y las calles también. Quien se atreva a discriminar a otra persona por ser, sentir o pensar diferente, no es revolucionario ni nada que se le parezca. Es un idiota. Cuba necesita urgentemente un baño de humanidad para lavar tanto fango y tanta sangre. Que ningún cubano sea forzado jamás a levantar un palo o una piedra contra otro cubano", concluyó el artista.

Cargar más

XS
SM
MD
LG