Enlaces de accesibilidad

Deportes

Cubano Rigondeaux: "Estoy listo para callar bocas una vez más"

El boxeador cubano Guillermo Rigondeaux.

"Yo estoy listo para pelear ante el que sea. Pero mucha gente escucha mi nombre y se asusta (...) solo tengo que seguir convenciendo a la gente con mis victorias", afirmó el boxeador Guillermo Rigondeaux, quien pelea este sábado con el mexicano Moisés Flores.

El boxeador cubano Guillermo Rigondeaux se reportó listo para enfrentar al mexicano Moisés Flores en un duelo de invictos, que tendrá lugar en la cartelera de respaldo del duelo Ward-Kovalev 2, este sábado en el Mandalay Bay de Las Vegas (Nevada).

Rigondeaux (17-0) entrenó esta semana en el gimnasio del excampeón Floyd Mayweather a su arribo a Las Vegas, en donde espera ratificar su título supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) frente a un peleador mexicano que ofreció darle a los aficionados "una de las mejores peleas del año".

Apodado el 'Chucky' y originario de Guadalajara, Flores (25-0) aspira a salir con la mano en alto sin derrotas y con un nuevo título para México. El azteca ha prometido dedicar su victoria al extinto boxeador Alejandro 'Cobrita' González.

"Rigondeaux es un boxeador en toda la extensión de la palabra y sabe todas las claves de este juego llamado boxeo. Sin embargo, creo que mi estilo se le puede complicar y he estudiado todos sus movimientos para sorprenderlo y llevarme el título", sostuvo Flores.

El cubano siguió defendiendo el hecho que esta pelea es uno de los duelos más fuertes de su carrera.

"No importa el rival, siempre las peleas son difíciles. Esto es boxeo y aquí no hay rival pequeño. Vamos a salir a hacer nuestro trabajo y a mantener este título", aseguró el cubano.

"Cuando te confías es cuando más cerca estás de perder", dijo Rigondeaux, quien ha atravesado problemas para encontrar rivales, porque casi todos le temen...

"Yo estoy listo para pelear ante el que sea. Pero mucha gente escucha mi nombre y se asusta. Esa no es mi culpa, no puedo ponerme a llorar por eso. Solo tengo que seguir convenciendo a la gente con mis victorias. Estoy listo para callar bocas una vez más", aseguró el 'Chacal' cubano.

Cansado de que se le señale de ser un peleador ultra defensivo, el cubano opinó que la gente que afirma eso "no sabe de boxeo".

Ante la pregunta directa sobre sus posibilidades de enfrentarse a Vasyl Lomachenko o bien a Leo Santa Cruz, el cubano fue enfático al señalar que "si estas peleas no se hacen es porque ellos no quieren, pero yo estoy listo".

Su pelea ante Flores estaba programada para febrero de este año como parte del respaldo al duelo Cotto-Kirkland, pero la lesión del estadounidense obligó a aplazar la cartelera completa.

Para su rival en turno, de hecho, el estilo de Rigondeaux es una caja de sorpresas.

"No creo que sea defensivo, para mí Guillermo es un buen contragolpeador. Yo siempre voy al frente y de ahí que podremos tener una gran pelea", sostuvo 'Chucky' Flores.

En la pelea estelar de esta cartelera, Andre Ward y Sergey Kovalev volverán a verse las caras en un duelo titular por los títulos semicompleto de la OMB, FIB y AMB, en poder de Ward.

Ward y Kovalev se enfrentaron en noviembre de 2016 en el T-Mobile Arena de Las Vegas, donde el estadounidense se llevó una victoria por decisión unánime y también le arrebató el invicto al peleador ruso, que ahora busca su revancha.

(Con información de AFP)

Vea todas las noticias de hoy

Yoenis Céspedes podría perderse la temporada

Yoenis Céspedes.

Yoenis Céspedes fue sometido a una cirugía de tobillo el jueves y los Mets de Nueva York pronostican que el toletero cubano se perderá el resto de la temporada.

Los Mets habían anunciado el lunes que el jardinero de 33 años, propenso a lesiones, se fracturó el tobillo derecho durante un accidente en su finca.

Céspedes no había jugado esta temporada mientras se recuperaba de cirugías en ambos talones. El cubano, dos veces elegido al Juego de Estrellas, sólo participó en 38 partidos el año pasado.

Brodie Van Wagenen, gerente general de los Mets, dijo esta semana que el equipo fue notificado el sábado acerca de que Céspedes había sufrido varias fracturas de tobillo en su finca en Port St. Lucie, Florida, donde se ubica el complejo de entrenamientos de pretemporada del club.

Céspedes gusta de las actividades ecuestres. Sin embargo, aseguró al equipo que no sufrió el accidente mientras montaba.

Van Wagenen, quien fue agente del pelotero antes de ocupar la gerencia general de los Mets en el receso entre campañas, subrayó entre semana que la lesión no se derivó de actividades relacionadas con el béisbol.

Ello podría impactar el monto económico que Nueva York podría recuperar por concepto del seguro en el contrato del jardinero. Asimismo, está por verse si el jugador se lastimó al realizar una actividad prohibida por las garantías del convenio.

Céspedes ayudó a que el equipo llegara a la Serie Mundial de 2015 y a los playoffs de 2016. Pero ha jugado sólo 119 encuentros desde que firmó un contrato por 110 millones de dólares y cuatro años, antes de la temporada de 2017.

Céspedes fue sometido a operaciones distintas para retirar calcificaciones y espolones óseos en ambos talones. La primera se realizó en agosto y la segunda a finales de octubre.

Cubano Joahnys Argilagos combatirá por primera vez en Miami

El cubano Joahnys Argilagos posa con su medalla luego de ganar en los partidos de boxeo en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Río de Janeiro el 14 de agosto de 2016

Tres púgiles de la mayor isla de las Antillas pelearán este viernes 24 de mayo en el Miccosukee Indian Gaming Resort, en Miami, durante un cartel de 10 combates que organizará la compañía M&R Boxing Promotions y el matchmaker Melvin Rivas.

El peleador agramontino Joahnys Argilagos, dos veces campeón Mundial amateur en el peso mini mosca y medalla de bronce en ese mismo peso en el boxeo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en el 2016, entrenó fuerte en Houston con miras a su pleito ante Juan Centeno, de Nicaragua, pelea pactada a seis rounds en el peso súper mosca.

Centeno, quien suma tres victorias y dos derrotas, viene de perder en febrero pasado en Managua ante el también nica, Luis Lacayo.Argilagos, por su parte, debutó a nivel profesional el 3 de mayo en Houston, Texas, con triunfo cerrado 2-1 ante el mexicano José Morales.

Argilagos tiene talento, es rápido de piernas y manos. Posee una técnica depurada, pero está en su peso donde abundan fajadores mexicanos y asiáticos, que no piden ni dan tregua.

En el peso pluma el ex campeón mundial juvenil Alexei Collado (22-2-20 KO) rivalizará con Szilveszter Ajtai, de Hungría.Ajtai (13-14-7 KO), perdió su anterior pleito en febrero pasado en Halle, Alemania, ante Ahmet Cicek por la vía rápida.

El habanero Collado sale de amplio favorito para salir airoso en su pelea ante el magyar.

Finalmente, el santiaguero Manuel Correa (4-0-2 KO), también sale de favorito para superar al estadounidense Devin Parker. En el peso súper ligero (140 libras) Correa es uno de los mejores talentos del boxeo cubano en Estados Unidos.

Cubano Rigondeaux ante otra gran oportunidad para ir por su tercer título mundial profesional en EEUU

El dos veces medallista de oro olímpico Guillermo Rigondeaux (R), quien desertó a los EE.UU. desde Cuba en 2007, derriba a Teon Kennedy (L) de los EE. UU. durante su Campeonato Super Bantamweight de la AMB en el MGM Grand Arena el 9 de junio de 2012 en L

Guillermo “El Chacal” Rigondeaux hizo historia en el boxeo amateur. Conquistó dos títulos olímpicos, además de coronas mundiales, panamericanas, en Juegos Centroamericanos y del Caribe, y logró hilvanar más de 100 victorias en forma consecutiva.

Un hecho inédito en el boxeo tanto cubano como mundial y que con anterioridad había logrado el súper pesado agramontino Leonardo Martínez Fizz (perdió la racha en 1989 en el Campeonato Nacional en Guantánamo, tras sucumbir ante el gigante zurdo holguinero Ramón Lores. Esa derrota de Martínez Fizz ante Lores fue por luxación en el hombro derecho de Leonardo).

“El Chacal” (18-1-12 KO) disputará la eliminatoria en el peso súper gallo ante el ex monarca mundial mexicano Julio Ceja, en combate previsto para efectuarse el próximo 23 de junio en Las Vegas, Nevada, en pelea de respaldo por la corona Súper Welter del Consejo Mundial de Boxeo que disputarán Tony Harrison y Jermell Charlo.

El pleito Rigo vs Ceja (32-3-28 KO), será una eliminatoria por el pase para disputar la faja del Consejo Mundial de Boxeo. El ganador entre Rigo y Ceja se ganará el derecho de combatir contra el triunfador del pleito entre el japonés Tomoki Kameda y el mexicano Rey Vargas, quienes pelearán el próximo 13 de julio.

Esta es una gran oportunidad para el cubano, quien en un año y medio solo disputó una pelea ante el mexicano Giovanni Delgado, a quien derrotó por KO en el primer round el pasado enero. Rigo tratará de ir por su tercera faja mundial, en caso de superar a Ceja.

La única derrota del “Chacal” fue el 9 de diciembre del 2017, tras perder por KO en el sexto asalto ante el ucraniano Vasily Lomachenko (también ganador de dos medallas de oro en Juegos Olímpicos).

La compañía boxística Roc Nation dejó libre hace un año a Rigondeaux. El promotor cubano estadounidense Luis de Cubas Junior hizo gestiones y logró que Rigo se uniera a la compañía Premier Boxing Champions, que será la organizadora del cartel de junio venidero en Las Vegas.

En estos momentos Cuba no tiene a ningún campeón mundial profesional, tras los fracasos de los ex campeones del orbe Rigondeaux, Erislandy Lara, Yunier Dorticos, Rancés Barthelemy y Yuriorkis Gamboa.

Los Bravos de Atlanta y su competencia local

Jugadores de los Atlanta Braves.

Saben ustedes el significado del dicho: “consecuencias no deseadas” eso es justamente lo que le está ocurriendo en éste momento a los Bravos de Atlanta que desde hace 2 años tienen competencia directa, queriendo o sin querer, del equipo de fútbol de la misma ciudad, los actuales campeones nacionales de la MLS Atlanta United, una franquicia a la cual los mismos Bravos le dieron la bienvenida a la ciudad hace 2 años. Inclusive pusieron su estadio “a la orden” por si acaso.

Los oyentes de nuestro resumen deportivo AL DURO Y SIAN GUANTES, nos vienen diciendo desde hace años que en Cuba el balompié le ha “robado” cancha al béisbol y que la nueva generación en la isla saben quién es Leo Messi y Cristiano Ronaldo pero no saben quién es Clayton Kershaw ni Bryce Harper.

Aunque le cueste mucho admitirlo a nuestro colega y gran amigo, Orlando "el Guajiro" Peña, el fútbol, poco a poco, le ha ido robando cancha al béisbol en Cuba, EE.UU, Japón y Venezuela.

En la temporada 2018 del béisbol de las grandes ligas, los Bravos de Atlanta –MLB- ganaron fácilmente al banderín la Liga Nacional Este y fueron eliminados en la serie divisional 3 juegos 1 por los Dodgers de Los Ángeles.

En su brillante campaña del año pasado la novena de Atlanta terminó con registro de 90 victorias y 72 derrotas conquistando su división con una asombrosa ventaja de 8 juegos sobre su seguidor más cercano, Los Nacionales de Washington. Sin embargo cuando se trató de jugar en casa los Bravos a duras penas superaron el mediocre promedio de los .500, con 43 triunfos y 38 derrotas mientras que fuera de casa jugaron mucho mejor (47-34)

Poco a poco la liga profesional de balompié norteamericano –MLS- ha ajustado el comienzo y final de su temporada y ahora resulta que le está haciendo competencia directa al béisbol de las grandes ligas –MLB- y no solamente le está haciendo competencia directa por todo el país, sino que en Atlanta el fútbol ha comenzado a destronar al béisbol como el “deporte del verano.”

En los 23 partidos competitivos que se jugaron en Atlanta la temporada pasada el United –MLS- vendió el 96% de las entradas disponibles que tiene el Mercedes-Benz Stadium, mientras que en sus 83 juegos locales, los Bravos a duras penas vendieron el 50%.

La pesadilla es aún peor para los Bravos –MLB- cuando ambas franquicias coinciden en la misma ciudad el mismo día. No hay competencia: ocurrió 2 veces en el 2018 que el United vendió más 71-mil entradas mientras que los Bravos solo 24-mil.

Con un área metropolitana de 5,8 millones de habitantes y un gran poder adquisitivo, uno pensaría que hay suficiente aficionados, y dinero, para los 2 deportes: el béisbol y el fútbol, sin embargo el año pasado los fanáticos en Atlanta dejaron saber muy claro a quien respaldan primero. O sea dicho en cubano “no hay cama pa tanta gente”

Es cierto que Atlanta United ganó la copa MLS en apenas su segunda temporada de existencia, mientras que los Bravos solo han ganado una serie mundial -1995- desde que llegaron a Atlanta en 1969.

Atlanta no es la única ciudad que tiene franquicias en ambos deportes, es más esto ocurre con la mayoría de los clubes del béisbol de las grandes ligas. Pero en ningún otro lado la fanaticada se ha volcado tan claramente a favor de un deporte, prácticamente olvidando el otro. La pesadilla para los Bravos aumentara éste año pues la liga de fútbol –MLS- acaba de ajustar su horario de temporada y por primera vez en la historia le hará competencia directa a la pelota –MLB- los 8 meses, o sea desde marzo hasta octubre. A propósito hasta hace poco y en sus 120 años de existencia la pelota nunca había tenido éste tipo de competencia directa lo largo de toda su temporada regular y los Bravos ya no son los “niños lindos” de Atlanta durante el verano como lo fueron durante 50 años. Y si alguna vez hemos visto un ejemplo de “consecuencias no deseadas” los Bravos –MLB- que con tanta alegría recibieron al United ahora se pudieran estar lamentando de tenerlos en la misma ciudad y jugando durante los mismos meses.

No se pierda lo mejor del béisbol de las grandes ligas y también la liga profesional de fútbol de EE.UU. en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES, de 7pm a 9pm lunes a viernes por Radio Martí y también por nuestra página digital: https://www.radiotelevisionmarti.com/

¿Están involucionando los cerradores?

El cerrador de los Seattle Mariners Hunter Strickland.

Cuando vemos cómo ha cambiado el concepto y desarrollo de los lanzadores que concluyen los juegos de béisbol de Grandes Ligas, desde la década de 1950 a nuestros días, podemos pensar que el rol de cerrador pudiera estar dando un salto al pasado.

El célebre título cinematográfico “Back to the Future” (o de vuelta al futuro) pudiera estarse dando, porque pareciera que el futuro del trabajo de cerrador apunta a la década de los 50 y si sigue por ese camino, tiene tendencia a desaparecer, ya que un poco antes de esas ya lejanas fechas, nadie hablaba de cerradores.

La temporada pasada los Rays de Tampa usaron sus relevos para abrir una cantidad apreciable de juegos y lanzaron esos juegos “por comité” así que prácticamente no hubo abridores ni cerradores en esos partidos.

En lo que va de esta temporada Tampa ha usado hasta ahora 5 relevistas distintos para terminar los juegos.

Los campeones, los Medias Rojas de Boston, comenzaron la campaña sin relevista designado y hasta el momento no han nombrado uno.

Los Mellizos dijeron que “tenían reservas en nombrar un cerrador para este año” y los Bravos de Atlanta ya declararon que usarían un comité para hacer el trabajo.

Pero quizás los más determinantes en ese aspecto sean los equipos de los Orioles, los Reales y los maltrechos Marlins que declararon que no tenían planes de designar un cerrador para esta campaña.

El trabajo de cerrador fue emergiendo poco a poco con los años, primero esporádicamente, sin llamarlo con ese sexy nombre. De ahí surgieron algunos lanzadores relevo que fueron especializándose en ese rol y con el tiempo surgió el nombre de cerrador, la estadística de juegos salvados comenzó a adquirir relevancia y algunos lanzadores comenzaron una carrera en esa ocupación.

Antes de esa etapa los abridores estaban supuestos a terminar el juego que comenzaban. Abrían y cerraban. Al lanzador que enviaban a trabajar en el bullpen era generalmente un atleta al cual sus mejores días ya le habían pasado o que simplemente nunca llegó a alcanzar “mejores días”.
Evidentemente estos lanzadores no eran a los que el mánager le iba a entregar la bola para que salvara el juego para su equipo.

Los primeros lanzadores que cerraron partidos lo hacían lanzando 2 o más innings, no se veía mucho a pitchers de solo un inning y los de un solo bateador generaban comentarios en el periódico el día siguiente. Hoy los cerradores lanzan casi siempre un solo inning y cuando lo hacen por más de 3 outs muchas veces su efectividad sufre. Están mentalmente especializados (o atrofiados) para lanzar solo un inning.

Para acreditarse un “juego salvado” el equipo del nombrado cerrador, debe tener una ventaja de no más de 3 carreras. Puede tener una ventaja mayor si se le descuenta el número de corredores que estén en base cuando el cerrador haga el primer lanzamiento. También se le puede descontar el bateador de turno y hasta el que espera on deck para batear. Todo para incrementar los chances de que nuestro cerrador estrella se anote otro juego salvado.

Vamos a analizar a tres cerradores de tres décadas diferentes. Ellos encarnan, bastante bien, la evolución del trabajo de cerrador y nos pueden iluminar, si lo miramos al reverso, sobre cuál puede ser la involución de la profesión de cerrador.

Mariano Rivera.
Mariano Rivera.

Estos tres señores del montículo y de la conclusión del espectáculo son Hoyt Wilhelm, Bruce Sutter y Mariano Rivera. Los tres son distinguidos miembros del Salón de la Fama en Cooperstown.

En uno de mis programas del suspendido Deportes y Más dediqué el espacio en tratar de encontrar al mejor cerrador de todos los tiempos. Basado en sus números llegué a la conclusión que Hoyt Wilhelm fue el mejor de todos. Eso generó alguna controversia entre mis oyentes y mis colegas pero, en materia de números yo soy un profesional (no en radio) y además, ese era mi programa. Así que el que tenga otra teoría que la exprese pero con números no con historias anecdóticas.

Hoyt Wilhelm jugó de 1952 a 1972. 21 temporadas. Por cierto fue un lanzador estrella de los Leones de La Habana en Cuba, pero eso no lo contamos para esto.

Los salvados de Wilhelm fueron mayormente de 3 innings, por eso llegó en su carrera a 2,254 innings actuando en 1,070 juegos. Salvó 52 juegos pero “a la mala”. Aparte de los salvados ganó 143 juegos y perdió 122 con un ERA de 2.52 en sus 21 temporadas. De los juegos que abrió, aparte de los salvados, completó 20.

Bruce Sutter jugó de 1976 a 1986, 12 temporadas. El primer cerrador puro que entró en Cooperstown indicando la filosofía contemporánea de la profesión. Salvó 300 juegos y lanzó 1,042 innings, el 54% menos que Wilhelm y lanzó en 661 juegos, el 49% menos que Wilhelm. Sutter no completó ningún juego porque tampoco abrió ninguno, ganó 68 y perdió 71 con 2.83 de ERA.

Mariano Rivera jugó de 1995 a 2013 por 19 años, salvó 652 juegos, trabajó en 1,115 juegos y lanzó en 1,283 innings, 44% menos que Wilhelm. Rivera ha sido el único miembro del Salón de la Fama elegido unánimemente, ganó 82 juegos y perdió 60 con 2.21 de efectividad. En su Carrera no completó ningún partido.

Bueno, creemos que esos tres individuos en un mini análisis, encarnan la evolución del carácter del cerrador de juegos en el béisbol Quizás, mirando al pasado, podamos tomarlos como plantilla para vislumbrar la posible involución del cerrador.

Cargar más

XS
SM
MD
LG