Enlaces de accesibilidad

Deportes

José Fernández, novato del año en la Liga Nacional

Fernández, con los Marlins, debutó a los 20 años --meses después cumplió 21-- y alcanzó un palmarés de 12-6, con promedio de carreras limpias de 2,19 (el segundo mejor del Big Show).

Con la cabeza descubierta, aliviado del fragor del box y vestido de calle, así fue la última imagen del pitcher cubano José Fernández divulgada por Major League Baseball, horas antes de proclamarlo Rookie of the Year en la Liga Nacional.

Algunos datos de José Fernández

SOBRE LOS CUBANOS Y LOS NOVATOS DEL AÑO
-En toda la historia, sólo dos cubanos habían obtenido el premio al Novato del Año.
-José Fernández, es el primer cubano que consigue esta distinción en el Viejo Circuito.
-Los otros dos cubanos que habían ganado el premio, pero en la Liga Americana, eran Tony Oliva con los Mellizos de Minnesota en 1964 y José Canseco con los Atléticos de Oakland en 1986.
-Un cubano más, José Iglesias, quedó segundo en la votación para el Novato del Año en la Americana.
-Fernández obtuvo 26 de 30 votos a primer lugar por parte de un panel de la Asociación de Periodistas de Béisbol de Estados Unidos.
-Fernández es es el cuarto jugador de los Marlins que consigue el galardón en 11 años. Chris Coghlan lo obtuvo en 2009, el dominicano Hanley Ramírez le siguió en 2006 y Dontrelle Willis se lo llevó en 2003.
-Entre los rivales a quienes Fernández superó estuvo otro cubano, Yasiel Puig.

Todavía el muchacho no sabía del premio inminente, pero tenía otro regalo entre sus brazos: estrechaba a su abuela, recién llegada de la Isla.

“Ella es el amor de mi vida”, afirmó emocionado el muchacho en tanto la anciana se acurrucaba entre los 6’2’’ de estatura y 225 libras de peso de su nieto.

Después, con la votación de la BBWAA (Asociación de escritores de béisbol de América), la familia tendría otra buena nueva. A juicio de los expertos, aparecer también entre los tres finalistas para el premio Cy Young era un índice de claro favoritismo del lado de Fernández, aunque tuviera que superar las buenas cifras del también cubano Yasiel Puig, protagonista de una labor sensacional como outfielder de los Dodgers de Los Ángles, y además la faena de Shelby Miller, que terminó con 15-9 y 3.06 de efectividad en 31 salidas, cuando San Luis Cardinales más necesitaba de un apoyo así en el montículo.

Fernández, con los Marlins, debutó a los 20 años y alcanzó un palmarés de 12-6, con promedio de carreras limpias de 2,19 (el segundo mejor del Big Show), ponchó a 187 con 58 bases por bolas y le batearon solo .182, !líder de la temporada!.

Para que los cubanos de la Isla tengan un conocimiento cabal del prestigio de este pitcher derecho, compatriota de ellos, suscribo aquí la traducción de una nota aparecida la víspera en el sitio oficial de las Mayores, antes de concederse los premios:

“El camino emprendido por Fernández ha sido el de la determinación y el triunfo. Criado en Santa Clara, él se escapó por mar en 2008 con su madre y una hermana. Entre aguas turbulentas, la mamá cayó al mar, de donde fue rescatada nada menos que por su hijo. Unas horas más tarde la aventura habría llegado al éxito al cabo de tres intentos fallidos.

“Tras cada fracaso previo, José Fernández resultaría detenido por las autoridades de su país. Una vez en Estados Unidos, el nativo de Santa Clara se estableció en Tampa, Florida, y pronto descolló como pitcher estelar del Alonso High School. Cinco años después de embarcar exitosamente, entraría con el pie derecho en las Grandes Ligas.”

Para los Marlins fue el cuarto trofeo Jackie Robinson de un debutante suyo en 11 campañas; antes lo ganaron Dontrelle Willis (2003), Hanley Ramírez (2006) y Chris Coghlan (2009). Esta vez Fernández conquistó 26 votos de primer lugar en el Viejo Circuito; Puig recibió cuatro, y Miller, ninguno.

Y un tercer cubano, el campo corto José “Candelita” Iglesias, de Detroit Tigers, figuró también en las boletas, en su caso en la Liga Americana. Allí el trofeo fue a las manos del outfielder Wil Myers, del Tampa Bay, primer debutante en liderar a los rookies en el departamento de carreras impulsadas participando en menos de 90 juegos, desde que lo hizo Hoot Evers, de los Tigres, en 1946.

Myers también fue puntero entre novatos en dobles (23), extra bases hits (36) y OPS (.831), con una ofensiva de conjunto de .293/.354/.478 con 13 jonrones y 53 carreras producidas. El tercer finalista de la Americana fue el pitcher Chris Archer, tambien de los Rays.

Vea todas las noticias de hoy

Houston y sus 3 cubanos clasifican al campeonato de liga

Yuli Gurriel, campeón de bateo en la Liga Americana, a los 37 años de edad

Continúan, y de qué manera, los momentos sublimes de nuestro pasatiempo nacional. En el béisbol de las grandes ligas, el viernes, 15 de octubre, a las 8 de la noche, arranca en Houston, Texas, la serie por el campeonato de la liga americana entre los Medias Rojas de Boston y los Astros de Houston.

Estos últimos eliminaron 3 juegos a 1 a los Medias Blancas de Chicago, mandando para la casa a sus 5 peloteros cubanos: Abreu, Grandal, Moncada, Robert Moirán y el perdedor del cuarto y último juego de la serie, el abridor y serpentinero zurdo cubano-americano Carlos Rodón.

Estamos acostumbrados a ver a los Astros de Houston en la serie por el campeonato de la liga americana. Con sus peloteros cubanos, el actual campeón de bateo del circuito Yuli Gurriel, el toletero zurdo Yordan Álvarez y el utility Aledmis Díaz, la novena de los Astros ha clasificado 5 años consecutivos al campeonato de liga y ha sido, sin duda alguna, el club más consistente en el béisbol de las grandes ligas durante los ultimas 7 temporadas rindiendo, dólar por dólar, mejor que nadie y ganando más que nadie en la la MLB.

La habíamos establecido que la victoria de los Medias Rojas de Boston sobre los Tampa Bay Rays en la otra serie divisional fue una sorpresa total y completa. Es más, pueden leer el desenlace de dicha serie aquí.

Pero en la otra serie divisional, la que ganaron los Astros de Houston 3 juegos a 1 frente a los Medias Blancas de Chicago, esa serie no sorprendió a nadie. Desde las apuestas en Las Vegas, Nevada, hasta los expertos en la materia, hasta los los que saben poco de pelota, todos habían escogido al equipo texano para clasificar a la próxima ronda.

Ahora es borrón y cuenta nueva: El primero que gane 4 partidos entre Boston y Houston clasifica a la Serie Mundial 2021 como el campeón oficial de la liga americana.

El formato de juego de la serie es 2-3-2 con Houston, teniendo “ventaja de local”, pues la serie está programada para comenzar y terminar en Texas. Aunque nosotros sabemos que la supuesta ventaja de local significa muy poco en la pelota hoy en día.

Por lo menos en papel la serie se ve bastante pareja. Después de todo, no me atrevería a decir que los Medias Rojas son más débiles que los Astros, pues Boston está “al rojo vivo” después de haber eliminado a sus dos rivales divisionales, Yanquis de Nueva York y Tampa Bay, en lo que va de esta postemporada.

Corrupción en el deporte- Dopaje (I)

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) en Lausana, Suiza. REUTERS / Denis Balibouse

La Agencia Internacional de Pruebas (ITA, por sus siglas en inglés) fue la organización encargada de hacer los controles antidopaje en unos juegos olímpicos por primera vez. Inicialmente pensaron que por las restricciones de la pandemia harían menos pruebas que las 6.000 realizadas en Río 2016, pero al fin pudieron recolectar 6.200 muestras a 4.255 competidores de Tokio 2020, lo que representa más o menos un tercio de los atletas participantes.

Dentro de las pesquisas encontraron seis violaciones a las reglas antidopaje, los atletas hallados con sustancias prohibidas fueron suspendidos antes que sus casos fueran pasados a la CAS (Court of Arbitration for Sports).

Teniendo en cuenta el tamaño de las delegaciones, las pruebas fueron implementadas en gran parte en atletas de Rusia que participaron bajo el nombre de Russian Olimpic Committee, China, Estados Unidos de América, Inglaterra y Australia.

Hablando de Rusia, hay que tener en cuenta que desde tiempos de la Alemania comunista no se abordaba el tema del dopaje, como un problema de estado. El caso Rusia es preocupante porque a pesar de la gran cantidad de evidencia sobre el dopaje usado en los deportistas de ese país, el COI no se ha atrevido a sancionar totalmente y como sería justo hacerlo, a la Federación Rusa, primero porque están temerosos de perder rivalidad entre potencias deportivas, mejoramiento de marcas, que el conflicto traspase las barreras deportivas hasta llegar a un conflicto político al estilo de sucedido en tiempos de la Guerra Fría con juegos olímpicos de Los Ángeles y de Moscú. No podemos olvidar que el COI tiene como premisa no intervenir en problemas políticos y mucho menos generarlos.

El caso específico del dopaje en las delegaciones deportivas rusas, será tema de la segunda parte de este artículo.

El problema del dopaje es de vieja data y es otra arista del deporte usado como herramienta política. Los alemanes comunistas en su momento y a través de su comité olímpico, reconocieron que el gobierno alemán había montado un sistema de dopaje para 10.000 atletas aproximadamente, durante los años 1970 y 1989.

La información salió a flote, no por honestidad de los directivos ni por un “mea culpa” que admitiera la falta, sino por el testimonio de muchísimos deportistas que denunciaron las gravísimas consecuencias que sufrieron posteriormente en su salud como desequilibrios hormonales, cáncer, infertilidad, problemas renales, transformación física indeseable, al haber sido sometidos a tratamientos con testosterona especialmente a un derivado llamado Oral Turinabol junto a otros esteroides.

En esa misma etapa muchos países comunistas incluyendo a Cuba, usaron entrenadores y técnicos alemanes, los cuales proporcionaron sustancias prohibidas y las técnicas para usarlas, buscando mejorar la actuación de los atletas.

Muchas medallas de las que ganó Cuba en esa etapa, fueron conseguidas a través de técnicas de dopaje, son medallas de cierto color, pero llenas de corrupción, oportunismo y sustancias nocivas que le quitan todo el valor al juego limpio, a la honestidad y a la igualdad en las condiciones de competencia. Esas son las medallas de la vergüenza.

Sangre cubana impulsa clasificación del Boston al campeonato de la liga

JD “Julito” Martínez. (AP/Julio Cortez)

En el béisbol de las grandes ligas, los Medias Rojas de Boston, contra todo pronóstico, han clasificado al campeonato de la Liga Americana, dejando en el camino a dos rivales divisionales, incluyendo al primer clasificado del circuito Tampa Bay, que había logrado 100 victorias durante la temporada regular.

Dos peloteros de sangre cubana han contribuido de manera espectacular, y han sido instrumentales en la clasificación de los Patirrojos al campeonato de la liga americana.

El boricua-cubano Enrique “Kike” Hernández, bateando promedio .450 y con 6 carreras impulsadas, incluyendo el fly de sacrificio para ganar el cuarto juego de la serie en el noveno inning, y JD “Julito” Martínez, con average .467 jonrón y 4 carreras remolcadas.

Con este tipo de producción al bate, además de una que otra jugada espectacular en los jardines, es fácil ver como Boston ha llegado más lejos de lo que todo el mundo esperaba.

Después de eliminar a los Yanquis de Nueva York en el Fenway Park, en el Wild Card o comodín de la liga, los Medias Rojas no tuvieron más remedio que enfrentarse al mejor club, los Tampa Bay Rays, pues eso es lo que ocurre cuando uno no logra ganar su división y no tiene más remedio que conformarse con el comodín.

Contra toda esperanza, los Patirrojos trataron de “tú a tú” al mejor equipo de toda la liga americana y eliminaron 3 juegos a 1 con asombrosa facilidad a los a Tampa Bay Rays, incluyendo dos victorias en su último turno al bate, dejando en el campo dos veces, en días consecutivos, a un equipo que no estaba acostumbrado a perder.

Hasta ahora, el histórico estadio Fenway Park ha vivido 3 mágicas jornadas, de esas poco vistas hoy en día en la pelota. Tres celebraciones de primera categoría, y dos clasificaciones a la próxima ronda da la postemporada.

No está mal para una novena que según MLB ni siquiera estaba, en papel, entre las mejores 10 de las mayores cuando comenzó la temporada regular. Hace 6 meses, muy pocos aficionados fuera de Nueva Inglaterra pensaron que su equipo iba a estar en la segunda semana de octubre a solo 4 victorias de alcanzar la Serie Mundial.

No se pierdan lo mejor del béisbol de las grandes ligas, y cualquier cosa que hagan los peloteros cubanos en MLB, en su resumen deportivo AL DURO Y SIN GUANTES de 7a8pm y su repetición a la medianoche por las ondas radiales de Radio Martí en su página oficial: RadioTelevisiónMartí.com.

Triunfan Frank Sánchez Faure y Robeisy Ramírez (VIDEO)

Folleto de la pelea de Robeisy Ramírez vs Orlando González

Espectacular noche para los púgiles cubanos Robeisy Ramírez (con música de Patria y Vida) y Frank Sánchez Faure, ambos ganando por decisión unánime en Las Vegas, Nevada, la Meca del boxeo profesional.

Fue en una noche donde el plato fuerte y pelea principal de la cartelera fue la trilogía de Tyson Fury vs Deontay Wilder. Fury, ganador del combate y ahora con récord de (31-0-1 y 22 KO), derrotó a Wilder con un fuera de combate y ahora suma (42-2-1).

En lo que la prensa deportiva calificó como “hasta ahora la pelea más electrizante de todo el año 2021”, Fury derrotó por la vía del nocaut en el asalto # 11 a Wilder, ante casi 16-mil delirantes aficionados en el T-Mobile Arena de Las Vegas, y de tal manera retiene el título peso completo del Consejo Mundial de Boxeo.

Anteriormente, habían peleado los dos púgiles cubanos y ambos salieron airosos por la puerta grande.

Robeisy Ramírez, bi-campeón olímpico, derrotó por decisión unánime y le arrebató el invicto al puertorriqueño Orlando “Capu” González (17-1-10 KO).

Con ambiente de fiesta el muchacho de Cienfuegos se dirigió hacia el cuadrilátero al ritmo de la canción “Patria y Vida” y vistiendo shores con el ese mismo lema anti-comunista, tal y como el había prometido y tal y como nosotros lo habíamos informado la semana pasada en Radio Martí.

El triunfo en el combate del sábado fue más que suficiente para que “El Tren” Ramírez ganara la faja de la Federación de Boxeo de Norte América (NABF) en el peso gallo (126 libras), que estaba vacante.

Y aunque es verdad que ese es un trofeo de segunda categoría ya Robeisy Ramírez sueña con mucho más en el boxeo profesional.

Ninguno de los 3 los jueces titubeó antes de darle la victoria (99-91); (97-93); (99-91). Ramírez tiene ahora 8 victorias, una sola derrota y 4 nocauts a su favor.

El peso completo guantanamero Frank Sánchez Faure (19-0-13 KO) continúa teniendo un promedio perfecto en el deporte de los puños tras su triunfo el sábado por la noche por decisión unánime contra el talentoso nigeriano Efe Ajagba.

El triunfo del cubano nunca estuvo en duda y dominó durante prácticamente todos los asaltos recibiendo el visto bueno de los 3 jueces: 98-91; 97-92; 98-91.

En este pleito Sánchez Faure expuso y retiene su corona de la NABO de la OMB, Organización Mundial de Boxeo, así como el título continental de las Américas del CMB, Consejo Mundial de Boxeo.

Sin duda alguna el gigante cubano y sus 228 libras se están acercando cada día más a un combate a nivel de campeonato mundial y desde ahora sueña con ser el plato fuerte de una cartelera en ese mismo escenario de Las Vegas.

Mientras tanto no se materializó en este mismo cartel el combate entre el dos veces ex monarca mundial profesional, el cubano Rancés Barthelemy (28-1-1) y el dominicano Alberto Pueblo (19-0).

Fuentes del boxeo dicen que el pleito nunca fue “oficialmente” programado para esta cartelera.

No se pierdan lo mejor del boxeo profesional y todas las noticias sobre Ramírez y Sánchez Faure en el resumen deportivo Al Duro y Sin Guantes, de lunes a viernes de 7 pm a 8 pm, y durante la repetición de medianoche, siempre por las ondas de Radio Marti e internet (radiotelevisionmarti.com).

Tres boxeadores cubanos al ring en Las Vegas este sábado

Captura de video de una pelea del peso completo cubano Frank Sánchez Faure.

Ver la presencia de tres púgiles cubanos en una noche en una de las plazas más grandes del boxeo mundial, Las Vegas, no se da todos los días, y más importante aún es en el cartel donde veremos la esperada trilogía Fury vs Wilder.

El súper pesado guantanamero Frank Sánchez Faure (18-0-23 KO) irá a su pelea más difícil desde que debutó a nivel profesional el 22 de septiembre del 2017, tras derrotar por KO en el primer round al estadounidense Justin Thornton, durante un cartel boxístico efectuado en Louisiana.

Faure , con un peso corporal de 228 libras, peleará este sábado 9 de octubre en el T-Mobile Arena, en Las Vegas, Nevada, ante el nigeriano Efe Ajagba (15-0-22 KO).

En este pleito Faure expondrá la corona de la NABO de la Organización Mundial de Boxeo , además del título continental de las Américas del Consejo Mundial de Boxeo.

Aunque no hay un favorito claro, el cubano deberá cuidarse de la fuerte pegada del púgil residente en Stanford, estado de Texas.

En su anterior combate Ajagba derrotó por nocaut en el tercer asalto a Brian Howard, en abril pasado, mientras que Frank Sánchez le ganó por KO en el sexto round en mayo del presente año al dominicano Nagy Aguilera.

Los otros dos cubanos que pelearán en Las Vegas son Robeisy Ramírez y Rancés Barthelemy.

Ramírez, bi campeón olímpico, combatirá con el boricua Orlando González (17-0-10 KO), pelea pactada a 10 asaltos en el peso pluma, mientras que el dos veces ex monarca mundial profesional Barthelemy , peleará por segunda vez en el 2021, tras derrotar por decisión unánime en 10 rounds al filipino All Rivera.

La principal pelea será la trilogía Tyson Fury vs Deontay Wilder. Fury (30-0-21 KO) tiene un empate y un éxito ante el estadounidense Deontay Wilder (42-1-41 KO) .

El cartel boxístico de este sábado 9 de octubre comenzará a las 9 pm (hora de Cuba) y será transmitido en vivo a más de 100 países a través de la cadena FOX en su sistema pague para ver (PPV).

Cargar más

XS
SM
MD
LG