Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cubano preso en Grecia por robo en Bellas Artes dice ser perseguido político

Una averiguación de Ramón Cernuda, comprador de "Carnaval Infantil", de Eduardo Abela, destapó el robo de 71 cuadros del Museo Nacional de Bellas Artes en Cuba.

Julio César Serrano Barreiro, sospechoso de haber sustraido decenas de obras de pintores cubanos del Museo Nacional de Bellas Artes, no convenció a jueces griegos de que Cuba lo busca por su relación con un doble agente de la CIA, y podría ser extraditado.

Un cubano detenido en noviembre pasado cerca de Atenas, a quien Cuba acusa de haber robado decenas de pinturas del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, quedó listo para ser extraditado a su país después de que una corte de apelaciones griega rechazara su alegato de que los cargos de robo de arte en su contra son infundados, y que es buscado por las autoridades cubanas debido a sus conexiones políticas.

Julio César Serrano Barreiro, de 37 años, fue detenido en Koropi, al sureste de Atenas, bajo sospecha de robar 71 piezas del almacén del Museo.

Había llegado a Grecia en marzo de 2014, poco después de que las autoridades cubanas confirmaran el robo. Dejó en Cuba a su esposa y dos hijos menores. Meses después solicitó y obtuvo asilo

En el momento del arresto, Serrano Barreiro trabajaba en una cadena de panaderías y vivía en la casa de una hermana.

En la mira

Según el diario griego Kathimerini, las autoridades locales empezaron a vigilarlo después que fueron alertadas de que un cubano andaba buscando artefactos antiguos para comprar.

Posteriormente llegó a las oficinas de Protección de Patrimonio y Antigüedades la Alerta Roja emitida por Interpol en respuesta a una orden de captura cursada por las autoridades cubanas. Veinte días después Serrano Barreiro fue detenido y la vivienda registrada, sin que se encontraran las obras reclamadas por Cuba.

Entre ellas, según un catálogo publicado por el Consejo Nacional del Patrimonio Cultural (CNPC), figuran lienzos de reconocidos pintores cubanos como Leopoldo Romañach, Víctor Manuel García, Eduardo Abela, Armando García Menocal y René Portocarrero.

Los 71 artículos en cuestión fueron robados del almacén del museo entre agosto y noviembre de 2013. Las pinturas se han valorado en un total de 575 millones de dólares.

¿Colaborador de un espía?

La prisión de Korydallos, donde permanece encarcelado desde noviembre el cubano Julio César Serrano Barreiro
La prisión de Korydallos, donde permanece encarcelado desde noviembre el cubano Julio César Serrano Barreiro

En una entrevista que concedió a Kathimerini desde la prisión de Korydallos, Serrano Barreiro negó el robo de obras de arte, y aseguró que era perseguido porque había trabajado en Cuba con un coronel de la contrainteligencia cubana que estaba encarcelado en Villa Marista por sospechas de ser agente doble para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU.

El oficial, de quien no dio el nombre, habría trabajado en la misión de Cuba en Naciones Unidas. y como director de exportaciones de la empresa Farmacuba, perteneciente al grupo BioFarmaCuba. que está adscrito al Consejo de Estado.

Aseguró que a otros arrestados en relación con el robo de arte los obligaron a acusarlo a él y después los soltaron. Adujo que su vida correría peligro si fuera enviado de regreso a La Habana.

Sin embargo, esta semana los jueces griegos de la corte de apelaciones rechazaron sus argumentos y ahora podría ser extraditado a la isla..

La policia cubana asegura que Serrano Barreiro forzó la ventana del almacén por donde sacaron las piezas de arte, que tuvo contactos con potenciales compradores en La Habana antes de huir del país, y que se encontraron fotos de las piezas robadas en una computadora que usaron él y un cómplice.

Se enteraron desde Miami

El Museo Nacional de Bellas Artes en la capital cubana
El Museo Nacional de Bellas Artes en la capital cubana

Cuba confirmó en marzo del 2014 la sustracción de “un importante” grupo de piezas, en su mayoría obras de arte cubano, del edificio socio-administrativo ‘Antonio Rodríguez Morey’, usado para almacenamiento por la institución, y distribuyó una relación de las mismas para evitar su tráfico ilícito dentro y fuera del país.

Según el comunicado divulgado entonces por el Consejo Nacional del Patrimonio Cultural (CNPC), el acceso al local no fue violentado y no podía precisarse la fecha exacta en que tuvo lugar la sustracción ya que “los malhechores cortaron las obras, recolocando los marcos ordenadamente, por lo que a simple vista no se podía detectar”.

La primera información sobre el robo había trascendido en Miami, donde una galería compró por $15.000 una pintura del artista cubano del periodo de vanguardia Eduardo Abela (1889-1965), perteneciente al museo cubano, sin saber que había sido robada.

El coleccionista cubanoamericano Ramón Cernuda explicó que se comunicó con la subdirectora del Museo, Luz Merino, para pedirle confirmación sobre la pieza, y ella ratificó que se trataba del óleo “Carnaval infantil” de Abela, pero que se estaban enterando del hurto por su llamada.

El CNPC precisó que “la mayor parte de las obras sustraídas corresponden a arte cubano, al período conocido como cambio de siglo (tránsito entre la academia y la vanguardia) y especialmente a piezas realizadas por Leopoldo Romañach”.

El organismo publicó la relación total de obras con sus fichas técnicas y fotos, a fin de “alertar a museos, galerías, casas subastadoras y otros”.

El Consejo resaltó asimismo que las piezas “pueden estar a merced del tráfico ilícito a nivel nacional e internacional” y advirtió de que “cualquier información que se obtenga sobre las mismas podrá conducir a su recuperación”.

Vea todas las noticias de hoy

En Cuba solo hay medicamentos en "bolsa negra" y una cama en un hospital cuesta 1,000 pesos, denuncian desde la isla

Enfermos en los pasillos del hospital de Cárdenas. (Captura de video/Reuters)

Cubanos desde la isla expresaron su preocupación este miércoles por el alza en el número de fallecidos por COVID-19 y la persistente falta de transparencia informativa de las autoridades sobre la crisis sanitaria que enfrenta el país.

Entrevistados dijeron a Radio Televisión Martí que, en medio de esa crisis, se ha incrementado el mercado negro de medicamentos, y hasta de camas para el ingreso en hospitales de pacientes con coronavirus, mientras las instituciones del Estado guardan silencio.

Henry Couto Guzmán, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en la ciudad de Guantánamo, estuvo ingresado desde el 30 de julio con COVID-19 en el hospital provincial Dr. Agostinho Neto.

“No había cama y estuve dos días en los pasillos del hospital. Se están muriendo personas por falta de oxígeno y falta de medicamentos, yo soy testigo de esto. Y el gobierno no dice que mueren por COVID-19, le ponen en los papeles que murió de un paro respiratorio”, aseguró el activista.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:18 0:00

Según Couto Guzmán, “un paquete de azitromicina cuesta más de 3 pesos en la bolsa negra”, explicó Henry.

En la ciudad de Ciego de Ávila, el martes, el cuentapropista José Carlos Fernández visitó el hospital general Antonio Luaces Iraola.

“Allí hay personas que están muriendo en las camillas, tirados en los pasillos; los fallecidos llegan a ponerse rígidos porque pasan horas y no vienen a recogerlo de la funeraria”, dijo.

También en el territorio avileño, la periodista Dairis González Ravelo subraya el colapso de las instituciones sanitarias, en especial, el hospital Roberto Rodríguez, en Morón.

“Se están muriendo diariamente hasta 14 personas en el municipio de Morón, y en el hospital comparten un balón de oxígeno hasta cuatro personas. Imagínense que hasta resolver una cama para un ingreso cuesta 1,000 pesos aquí”, señaló la comunicadora.

En Matanzas, en el municipio de Jagüey Grande, colapsó el hospital Iluminado Rodríguez, reportó la directora del diario independiente El Cocodrilo Callejero, Martha Lisset Sánchez Solís.

“Ya la institución médica no cuenta con disponibilidad de camas, y el crematorio provincial está saturado”, afirmó.

El periodista independiente Alejandro Tur Valladares y su familia están aislados con COVID-19 en su vivienda, en Cienfuegos. Desde allí, el comunicador dijo que el programa de trabajadores sociales del gobierno para atender a las personas que están aisladas es un desastre.

“Los medicamentos están en falta y los hemos conseguido por fuera y pagando, porque a nivel institucional es muy difícil encontrarlos”, aseguró.

La activista Diazniurka Salcedo en el municipio de Alquízar, en la provincia de Artemisa, advierte que la crisis sanitaria ya tocó fondo.

“Ya esto rebasó todos los límites, las personas están falleciendo por falta de medicamentos y las madres desesperadas por falta de una duralgina para bajarle la fiebre a los niños”, destacó la activista.

Y desde Holguín, el activista Ramón Zamora y su familia están contagiados con COVID-19 en su vivienda, luego de una detención de 72 horas la pasada semana, en la unidad de la policía de Pedernales. Al poco tiempo de llegar a casa ya se le presentaron los síntomas, por lo que responsabiliza al gobierno por las consecuencias de padecer la enfermedad.

“Nosotros estamos con fiebre muy alta y otros síntomas, y el desabastecimiento es tan grande que no tenemos medicamentos, ni alimentos; absolutamente nada”, dijo Zamora.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba reportó el miércoles 9,363 nuevos casos de COVID-19 y la cifra récord de 98 fallecimientos a causa de la enfermedad, elevando a 422,614 el total de contagios y a 3,091 la cifra de muertes desde que comenzó la pandemia el año pasado.

Según el reporte de las autoridades sanitarias, permanecen ingresados 97 mil 799 pacientes, de los cuales 46 mil 113 confirmados positivos, de ellos 368 son atendidos en terapia intensiva, 140 de ellos en estado crítico y 228 graves.

La tasa de incidencia de Cuba, con una población de 11,2 millones de habitantes, es de mil 141 por cada 100 mil habitantes.

La Habana volvió a ser la provincia con más casos nuevos, al reportar 1, 445 casos, seguida por Ciego de Ávila, con 1,192 y Cienfuegos, con 1,032 entre los territorios más afectados.

Amenazado con prisión periodista independiente Vladimir Turró

Vladimir Turró Páez. (Facebook)

El periodista independiente cubano Vladimir Turró fue amenazado este martes con ir a prisión si continúa sus publicaciones críticas al régimen comunista isleño.

Las publicaciones de Turró que han molestado a los agentes de la policía política han aparecido en su cuenta de Facebook, y en el medio digital Cubanet, que se edita en la ciudad de Miami.

Turró, quien había sido citado a la sexta unidad policial de Marianao, dijo a Radio Martí que, además de las amenazas de llevarlo a la cárcel, los agentes represivos que lo interrogaron le levantaron un acta de advertencia.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:25 0:00

Según palabras del periodista independiente, el interrogatorio comenzó con el tema de las multitudinarias protestas del pueblo cubano contra la dictadura, el día 11 de julio, y su participación en las mismas, cubriéndo los acontecimientos.

Agregó que los agentes le dijeron que sería esta la última acta de advertencia que le hacían, pues le habían realizado ya varias. El régimen comunista utiliza estas actas de advertencia, un número que puede variar, como motivo para llevar a la cárcel a un disidente o a un ciudadano común.

Según el acta, que el periodista independiente se negó a firmar, los agentes no le permitirían una publicación más en contra del régimen que defienden.

No sólo lo amenazaron con la prisión, dijo el periodista, sino también con darle golpizas por "contrarrevolucionario".

(Con reporte de Ivette Pacheco para Radio Martí)

Capturan a seis balseros cubanos tras tocar tierra en Cayos de Florida

La embarcación en la que viajaban los 6 cubanos. (Twitter/@USBPChiefMIP)

Seis balseros cubanos fueron detenidos este martes por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos que respondieron a un evento de contrabando marítimo en los Cayos de Florida.

Los migrantes fueron capturados después de tocar tierra, en una balsa de fabricación casera, cerca de Marathon, con ayuda del Sheriff de los Cayos de Florida, informó en Twitter el agente jefe de patrulla Thomas G. Martin.

Este lunes, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo en entrevista con MSNBC que, si bien la administración demócrata de Joe Biden apoya la lucha por la libertad de los cubanos, desalienta a los que pretenden emigrar ilegalmente a Estados Unidos.

La cifra de migrantes cubanos interceptados por autoridades estadounidenses desde el inicio del actual año fiscal (1 de octubre de 2020) ascendió a 512 en julio, según reportes de la Guardia Costera (USCG, por sus siglas en inglés).

Solamente el 18 de mayo, en un mismo episodio, un grupo de 29 balseros cubanos fue interceptado por las autoridades en el Cayo Boca Grande, en el sur de la Florida.

Alertan sobre reportero encarcelado en Cuba desde el 11J; reportan 24 agresiones a periodistas

Orelvis Cabrera Sotolongo. (Foto: Cubanet)

La Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) resaltó este martes la situación de Orelvis Cabrera Sotolongo el único periodista, de los compilados por la organización, que continúa encarcelado a raíz de las históricas protestas del 11 de julio.

“Se le acusa de desorden público y esa figura delictiva contempla en el Código Penal cubano hasta un año de privación de libertad”, denunció José Antonio Fornaris, director de la entidad la única de su tipo asentada en la Isla.

Cabrera Sotolongo, reportero del portal digital Cubanet, está arrestado en la Unidad de Instrucción Provincial de Matanzas bajo la medida cautelar de “prisión preventiva”, hasta el día del juicio, cuya fecha no se ha determinado.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:53 0:00

“Como consecuencia de la jornada cívica del 11, hubo cientos de violaciones a la libertad de expresión con una cifra similar de arrestos arbitrarios. Todo eso a pesar de que el presidente del Tribunal Supremo, Remigio Ferro Salas, aseguró que la libertad de expresión está garantizada en Cuba. Eso dice la Constitución: pura teoría, porque los violadores de los derechos humanos en Cuba nunca pueden ser llevados ante los tribunales. No tienen que responder por sus actos”, indicó el directivo de la APLP.

En su informe de agresiones cometidas por el régimen en el mes de julio la Asociación Pro Libertad de Prensa documentó los casos de 24 comunicadores, de ellos 19 fueron víctimas de represión en relación con las multitudinarias manifestaciones cívicas.

“Ocho están bajo encarcelamiento, dos en prisiones del Estado y5 en reclusión domiciliar. También se reportó el allanamiento a la casa de José Antonio López Piña en el Cristo, Santiago de Cuba y una amenaza de muerte, un tanto disfrazada, en Santa Clara contra Carlos Manuel Torre Fleites, cuando en un interrogatorio, un oficial de la policía política le dijo que va a ir preso y que tuviera en cuenta que ahora cualquiera se muere de COVID”, apuntó Fornaris.

La organización recordó a otros dos reporteros que están en prisión desde meses antes de las protestas: Esteban Rodríguez y Yuri Valle y aclaró que solo publica los ataques a la libertad de prensa confirmados pero que pueden haber otros que escaparon a su escrutinio.

Senadores presentan un proyecto de ley para impulsar investigación de la Casa Blanca sobre el “Síndrome de La Habana”

Vista de la Embajada de EEUU en La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini

Las senadoras Jeanne Shaheen (D-NH), miembro principal del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Susan Collins (R-ME) dieron a conocer este martes un nuevo proyecto de ley bipartidista para reformar la investigación y la respuesta del gobierno de Estados Unidos a los presuntos ataques dirigidos contra sus diplomáticos en Cuba, conocido como “Síndrome de La Habana”

La medida busca también mejorar el acceso a la atención médica de las personas afectadas.

Específicamente, la Ley de Respuesta a Emergencias de Amenazas Energéticas Dirigidas instruye al presidente para que designe a un alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional como Coordinador Interagencias de Incidentes de Salud Anómalos, para organizar la respuesta de todo el gobierno, y requiere la designación de un funcionario superior en las agencias relevantes involucradas con un fin similar.

Además, exige el desarrollo y orientación de la fuerza laboral para aumentar la conciencia sobre esta amenaza, y promover procesos para que las personas informen sobre una posible exposición a estos ataques. También establece un mecanismo interinstitucional seguro para que el personal de todas las agencias informe sobre sospechas de exposición y mejore el acceso a la atención médica.

Por último, autoriza $45 millones en fondos para apoyar los esfuerzos de respuesta del gobierno, de los que $30 millones deben ser utilizados estrictamente en la provisión de atención para el personal afectado y mejoras de la capacidad médica.

En un comunicado, la senadora Shaheen dijo que los “servidores públicos heridos por ataques energéticos dirigidos deben ser tratados con la misma urgencia que cualquier otro estadounidense herido en el cumplimiento de su deber. No deberían tener que pasar por obstáculos burocráticos para acceder a la atención que necesitan, lo que agrava el sufrimiento que ya han soportado”.

Por su parte, la senadora Collins dijo que “las lesiones que han sufrido muchas víctimas de probables ataques de energía dirigida son importantes y les alteran la vida. Mientras se concentran en su salud, no deberían tener que luchar contra la burocracia para recibir el apoyo que merecen”.

Cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo, el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan nombró a un alto funcionario responsable de coordinar la respuesta federal, un paso que, según los funcionarios de la administración, muestra que la Casa Blanca se está tomando el asunto en serio. El proyecto de ley Shaheen-Collins codificaría esa posición en ley.

En junio, el Senado aprobó por unanimidad el proyecto de Ley de Ayuda a las Víctimas Estadounidenses Afligidas por Ataques Neurológicos, conocida como The Havana Act 2021, en referencia a extraños incidentes que afectaron la salud de varios diplomáticos, empleados y sus familiares, y que fueron reportados por primera vez por personal estadounidense y canadiense en La Habana, en 2016. El proyecto de ley aún tiene que aprobarse en la Cámara de Representantes.

Cargar más

XS
SM
MD
LG