Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cubana narra el horror vivido en un centro para migrantes en Lituania

Bárbara Milagros Acosta Rodríguez, junto a otros cubanos en Lituania.

Hace 11 años que salió de Cuba rumbo a Moscú con la esperanza de establecerse en España, pero en el camino a su destino final enfrentó la dura realidad del inmigrante en un entorno desconocido y hostil.

“Salí de Cuba con 35 años y con mucha esperanza”, cuenta Bárbara Milagros Acosta Rodríguez, una cubana que vivió ocho años en Lituania, esperando por un permiso de residencia permanente que le permitiera establecerse de forma legal en España.

Pero la anhelada residencia permanente nunca llegó.

Hace siete meses, antes de que le llegara la orden de deportación, Bárbara decidió irse de todas formas a España, y empezar de cero, con el propósito de obtener la residencia de ese país y llevar, al fin, una vida en paz.

Mientras vivió en Lituania, bajo el amparo de una familia local, debió esperar 5 años por el primer permiso de residencia temporal y luego renovarlo año tras año. Se la concedieron por tres años, pero contradictoriamente nunca le otorgaron un permiso de trabajo.

“Los juicios ahí son un circo, porque tú desde el primer momento sabes el resultado. Aparte, los abogados que nos ponían, en vez de trabajar para nosotros, lo que hacían era trabajar para la misma Emigración”, explica.

Bárbara Milagros Acosta Rodríguez, durante sus años en Lituania
Bárbara Milagros Acosta Rodríguez, durante sus años en Lituania

Afortunadamente, la cubana consiguió empleo en una compañía privada, cuyos directivos se daban por satisfechos con saber que el gobierno la consideraba residente temporal.

Durante 3 años trabajó como empleada de limpieza en un centro comercial. Limpiaba el lugar de 10 a.m. a 10 p.m., dos días consecutivos, y luego tenía dos días libres que empleaba en las labores domésticas del hogar donde la acogieron.

“Gracias”, “mucho gusto” y “salud” son las tres palabras que primero aprendió en lituano. Luego aprendió otras más, pero le era más fácil comunicarse en ruso. Lo aprendió en Moscú, donde vivió dos años, antes de llegar a Lituania.

“Aprendí a la fuerza”, advierte. “A la fuerza”, como todo lo que ha tenido que vivir estos 11 años fuera de Cuba.

Del centro de detención al pabellón psiquiátrico

Las leyes lituanas le hacen sumamente difícil a un inmigrante establecerse allí. Bárbara y los otros 8 cubanos que viajaron junto a ella en busca de asilo político pasaron dos años en un centro para emigrantes.

Bárbara explica que en las afueras de la ciudad de Vilnius, en Pabrade, hay dos centros de este tipo, “uno cerrado y otro abierto”, especifica. El cerrado es muy parecido a una prisión: nadie puede salir sin la autorización de los guardias; en el abierto pueden pasar el día en el pueblo y regresar a dormir.

Centro para migrantes en Pabrade.
Centro para migrantes en Pabrade.

La incertidumbre sobre su situación legal y el régimen de confinamiento provoca que muchos de los emigrantes allí terminen padeciendo trastornos nerviosos. La misma Bárbara se recuerda completamente descontrolada, caminando descalza en la nieve, mientras gritaba a los guardias que le impedían salir: “Abajo Lituania. Abajo Lituania”.

“Allí en ese campamento te tienen en una guerra psicológica”, apunta.

Terminó en el pabellón psiquiátrico, pero pasados unos días se recuperó, recuerda. Precisamente por todo lo que había vivido, es que regresaba mes tras mes a llevar alimentos y ropas a los cubanos de turno detenidos allí.

Por estos días, cuatro cubanos permanecen detenidos en el lugar. Tres en el régimen cerrado y uno en el abierto. Dos de los que permanecen en el cerrado ya padecen de trastornos nerviosos y han debido ser tratados con electrochoques, indica Bárbara.

“Hay un cubano que se araña, se muerde, mete la cabeza contra los cristales y ha intentado cortarse las venas. A él le han dado ya corriente. Hay otro cubano que le han dado corriente tres veces. Ese se ha puesto más mal todavía”, explica la cubana. “Y el otro va por el mismo camino”.

Bárbara narró los horrores que enfrentan los cubanos en este centro para migrantes.
Bárbara narró los horrores que enfrentan los cubanos en este centro para migrantes.

Ese tercer caso que menciona Bárbara es el esposo de Geisy Aparicio, cuya historia fue presentada por TV Martí recientemente. Geisy y su pequeña hija permanecen en un apartamento cuyo alquiler han podido costear gracias a la ayuda de familiares y amigos. Ya tienen orden de deportación y están desesperados.

En Lituania, los migrantes con orden de deportación pueden llegar a pasar 18 meses detenidos en espera de ser devueltos a sus países de origen. A pesar de todo lo que han tenido que vivir desde que dejaron la isla, “no quieren regresar a Cuba”, dice Bárbara.

Otra vez de cero

El plan de Bárbara fue siempre fue establecerse en España. Su plan de viajar allí directamente desde Moscú se frustró, y Lituania, parte de la Comunidad Europea, se presentó como una opción. Pero año tras año esperó sin éxito por la residencia lituana de 5 años, para entrar a España y permanecer legalmente allí por tres años, hasta poder obtener la residencia española por arraigo social.

En esa espera pasaron 11 años, los mismos que lleva sin ver a sus hijos. Los dejó al cuidado de su hermano. En ese entonces, el menor tenía 8 años y el mayor, 15. No los ha vuelto a abrazar, pero los llama tan frecuentemente como se lo permite su bolsillo.

En los últimos años los teléfonos inteligentes y las aplicaciones de mensajería lo han cambiado todo, pero recuerda que en sus tiempos en Rusia solo podía hablar con ellos cada 6 meses. No tenía dinero más que para sobrevivir.

Ya son hombres y uno de ellos le da dado un nieto. Ahora, ellos también quieren irse de Cuba. “Mami, aquí no hay futuro de nada”, le dicen.

Bárbara no pierde la esperanza. La esperanza la sostiene. No se arrepiente de nada.

“A veces digo: ‘No debería’, pero después digo: ‘No’. Si ya yo pasé por todo lo más malo, ¿qué más malo podría pasar? ”

Vea todas las noticias de hoy

Tuberías destruidas, contaminación y falta de recursos afectan abasto de agua en Cuba

Varias personas con cubos y tanques hacen cola en un "Punto de agua" del barrio Alcides Pino, Holguín

Las 15 capitales provinciales en Cuba, además de importantes ciudades como Cárdenas, se benefician con proyectos de financiamiento para mejorar el abasto de agua y el saneamiento, dijo a la prensa Fermín Sarduy Quintanilla, director de relaciones internacionales del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, pero la realidad contradice la declaración del funcionario.

El 22 de julio de 2016, Arabia Saudita otorgó a Cuba 29.1 millones de dólares en créditos a largo plazo para construir una conductora y redes de distribución de agua potable en Cárdenas. Sin embargo, la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería, residente en esa localidad, asegura que el agua es repartida allí en pipas cada 7 días.

"En Cárdenas no hay agua potable. Las tuberías están totalmente destruidas (...). Hay una sola pipa de agua para abastecer Cárdenas entera", dijo.

Crisis con abasto de agua afecta a casi toda Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:40 0:00

La activista asegura que "hace exactamente un año" el presidente del gobierno local dispuso del dinero del financiamiento para fines personales. Agregó que "según los oficialistas aquí, está cumpliendo prisión", pero el dinero recuperado "no se ha visto", acotó.

En Santa Clara, el opositor Guillermo del Sol reconoce que además de problemas con el abasto también hay contaminación.

"Aquí yo no he visto ninguna inversión extranjera. en muchos barrios en Santa Clara están sirviendo con pipas por la contaminación del agua del acueducto con aguas albañales", señaló.

Del Sol añadió que "Santa Clara es una de las ciudades de Cuba que más salideros tiene".

Según la economista Martha Beatriz Roque Cabello, en el casco histórico de La Habana, donde el servicio se hace con pipas, gracias al turismo internacional cambiará esa situación.

(Con reporte de Tomas Cardoso para Radio Martí)

Mensaje de la Asamblea de la Resistencia Cubana al Foro Por La Democracia 2019

Bandera de Cuba

El día de hoy se celebró el Foro Regional en Santiago de Chile de la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA), coalición de partidos democráticos y anti comunistas de América Latina en la que atendieron más de 20 países. En un comunicado de prensa difundido por el foro se conoció los tópicos discutidos.

Gutiérrez Boronat, a nombre del Directorio Democrático Cubano y la Asamblea de la Resistencia Cubana, pidió “el apoyo a la Comisión Justicia Cuba para la instalación de un Tribunal Internacional que juzgue los crímenes de lesa humanidad del Régimen Comunista en Cuba, y la unidad de América Latina en el aislamiento internacional al régimen ilegítimo de Miguel Díaz Canel, controlado por Raúl Castro.”

La delegación de la Asamblea de la Resistencia Cubana, compuesta por Luis Zúñiga, Horacio García y Orlando Gutiérrez Boronat, también está invitada formalmente a la Cumbre Hemisférica de gobiernos y fuerzas democráticas convocada por el Presidente Sebastián Piñera. En este foro participó también el jurista mexicano René Bolio, Presidente de la Comisión Internacional de Justicia Cuba, para exponer la situación de México.

Redactada por Carolina Morales-Chataing

Concluso para sentencia juicio contra rapero contestatario "El Osokbo"

"El Osokbo". (Archivo)

El juicio contra el rapero cubano Maykel Castillo "El Osokbo" celebrado en el Tribunal de La Habana Vieja quedó este miércoles concluso para sentencia, confirmó a Radio Martí su esposa Rosmelis Hernández.

"La Fiscalía determinó un año de privación de libertad. Ahora hay que esperar al día 4 de abril, cuando le bajen la sentencia", dijo Hernández.

"El Osokbo" fue arrestado en su vivienda tres días después de haber organizado un concierto en La Madriguera, sede de la Asociación Hermanos Saíz, en el que junto a otros artistas se pronunció contra el Decreto 349.

Concluso para sentencia juicio contra rapero contestatario "El Osokbo"
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

Eliécer Márquez, "El Ponqui", que sirvió como testigo a "El Osokbo", dijo que tras el concierto, las autoridades revocaron una causa por la que el rapero recibiría solo una multa y abrieron un nuevo proceso por el que ahora le piden un año de prisión.

Al concluir la vista oral la abogada defensora informó a familiares y amigos del preso político que ha pedido al tribunal un cambio de medida cautelar, por lo que el artista podría salir en libertad condicional próximamente.

En el juicio abierto, pero anunciado con menos de 24 horas de antelación, estaban presentes pocos amigos del acusado y un discreto operativo de la Seguridad del Estado, señaló Márquez.

Muchos artistas y activistas cubanos y extranjeros, además de organizaciones internacionales, han señalado que "El Osokbo" fue encarcelado por oponerse al Decreto 349, que tipifica una larga y amplia serie de ofensas que permitirían al Ministerio de Cultura impedir cualquier tipo de expresión artística no acorde con sus intereses e ideología.

(Con reporte de Yolanda Huerga para Radio Martí)

Presos políticos denuncian violaciones de derechos en cárceles cubanas

Prisión Kilo 7, en Camagüey.

Tres opositores cubanos que cumplen condenas en prisión denunciaron este miércoles múltiples violaciones por parte de las autoridades penitenciarias, según informó desde Sibanicú, en Camagüey, Jiordan Marrero Huerta, presidente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba.

Felipe Martín Companioni, del partido Pedro Luis Boitel cumple condena de siete años por los delitos de desacato, atentado y resistencia al arresto. El opositor fue sentenciado en noviembre de 2015 y este miércoles cumple 20 días en huelga de hambre.

"Tomó la drástica decisión el día 5 del mes en curso de plantarse en huelga de hambre, y se encuentra en una de las celdas de castigo (conocida como Las Pateadas) de la prisión de Kilo 7", dijo Marrero Huerta.

Denuncian violaciones cometidas por autoridades penitenciarias en Camagüey
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:33 0:00

El opositor explicó que la Seguridad del Estado aplica medidas restrictivas a los prisioneros políticos en prisión, como la suspensión de las llamadas telefónicas. De esta forma, las autoridades tratan de evitar las denuncias sobre las precarias condiciones en las que viven los reos.

También está el caso de Enrique Bartolomé Cámbara Díaz, del Partido Demócrata Cristiano de Cuba, condenado en 2011 a 11 de años en la cárcel de Kilo 8 por el presunto delito de recortería de carne de res.

"Cámbara Díaz lleva más de dos meses en celda de castigo tapiada, con serios problemas de salud", denunció Marrero Huerta. El opositor, añadió, lleva la mayor parte de su tiempo en prisión en celda de castigo "por denunciar los abusos, las torturas que se cometen en estos centros penitenciarios".

El otro recluso es Alexander Palacios Reyes, del Frente de Resistencia Cívica, que ya casi cumple los cinco años de condena por desacato y atentado recibida en el 2015, y continúa recluido en Kilo 8, con régimen de máximo rigor.

"Es arbitrario, es abusivo que con una condeda de cinco años de privación de libertad permanezca recluido en esta prisión", concluyó Marrero Huerta.

Durante años, presos políticos y reos comunes han denunciado el arbitrario proceder de las autoridades penitenciarias en estas y otras cárceles de la isla. Cuando sus denuncias han logrado trascender las barreras de sus celdas, han sido castigados con severidad, pero no silenciados.

(Con reporte de Tomás Cardoso para Radio Martí)

The New York Times refuta acusaciones de Díaz-Canel

Médicos cubanos en la misión "Barrio Adentro" en Venezuela.

The New York Times rebatió las acusaciones de difamación que el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel hizo al diario estadounidense desde la redes sociales.

El sustituto de Raúl Castro escribió el martes en su cuenta Twitter que el periódico y su reportero Nicholas Casey intentaron difamar la labor de los médicos cubanos en Venezuela en un artículo que denunciaba un sistema de manipulación política en el que los servicios de doctores cubanos eran empleados para obtener votos para los chavistas.

"#Médicos cubanos jamás podrán ser difamados. Su extraordinaria obra humana en tierras que el imperio llama "oscuros rincones del mundo", desmienten al #NYT y a su reportero Casey. Alimentar guerra de odio de Marco Rubio contra #Cuba y #Venezuela es un crimen. #SomosCuba y que su obra humana "en tierras que el imperio llama oscuros rincones del mundo", escribió, desmienten al periódico y a su reportero Casey", escribió Díaz-Canel a raíz de la publicación del artículo ​Nicolás Maduro usó a médicos cubanos y a los servicios de salud para presionar a los votantes.

El New York Times respondió que respalda el trabajo de su reportero quien entrevistó a más de una docena de médicos cubanos que reconocieron que coaccionaron a los electores venezolanos para que votaran por Nicolás Maduro.

"Nuestra historia está basada en entrevistas con 16 miembros de las misiones médicas de Cuba en Venezuela, quienes describieron un sistema de manipulación política en el que sus servicios fueron utilizados para obtener votos para el partido gobernante", dijo el diario.

"Respaldamos nuestra historia. Este tipo de periodismo riguroso es el núcleo de nuestro trabajo", concluyó el diario.

[Con información de redes sociales]

Cargar más

XS
SM
MD
LG