Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Zapata Tamayo: Nueve años después subsisten las causas de su muerte

Orlando Zapata Tamayo, disidente cubano fallecido en una huelga de hambre el 23 de febrero de 2010 en La Habana, Cuba. [Composición].

Se cumplen nueve años de aquel infausto hecho. Un albañil de unos cuarenta años hastiado de las golpizas y humillaciones de los carceleros retó al régimen castrista a que lo respetaran de una vez y por todas o moriría en una huelga de hambre.

Son las fisuras del entramado penitenciario de la isla. Orlando Zapata Tamayo (Santiago de Cuba, 15 de mayo de 1967 - La Habana, 23 de febrero de 2010) murió en aquella huelga. Las causas que lo llevaron a tal desenlace siguen intactas, a saber:

  • falta de garantías procesales
  • abusos de los carceleros contra los reos políticos y comunes
  • intromisión de la Seguridad del Estado en diferentes mecanismos del Control Penal y Reeducación Penal -según establecen las Normas de Establecimientos Penitenciarios del Ministerio del Interior (Minint), estos centros están a cargo directamente de la Dirección General de Establecimientos Penitenciarios (DGEP).

En un breve resumen, así fueron los hechos:

Zapata Tamayo fue detenido arbitrariamente por la Seguridad del Estado luego de la llamada Primavera Negra de 2003. Aunque no estuvo incluido directamente en esa conocida causa contra disidentes cubanos, condenados desde unos meses de cárcel hasta la friolera de algo más de cuarenta años de privación de libertad, acumulados tras varias acusaciones de desacato, desobediencia y desorden público.

En diciembre de 2009, ante la desidia de las autoridades en la Prisión Provincial de Holguín por una brutal golpiza que recibiera semanas atrás de su arresto, decide plantarse en huelga de hambre y el día tres de ese mes, lo envían a la cárcel en Camagüey conocida como Kilo 8, Régimen Especial o "Se me perdió la llave".

En el tramo de 86 días que duró su protesta de inanición, activistas de derechos humanos y sus propios familiares responsabilizaron directamente al entonces Teniente Coronel Julio César Bombino de negarle el agua por 18 días en la cárcel Kilo 8.

Zapata fue trasladado gravemente hacia La Habana el 16 de febrero, cuando ya su cuerpo no respondía a los intentos de los equipos médicos por salvarlo. El 23 de febrero, a media tarde, Zapata Tamayo falleció en la capital cubana.

“Un sistema disfuncional”

La definición viene de la autoría de la abogada cubana Laritza Diversent, Directora de la organización Cubalex, que se viera forzada a salir al exilio y ahora habla desde Estados Unidos. “El sistema de protección y defensa de los Derechos Humanos en Cuba es disfuncional para toda la sociedad, pero para las personas privadas de libertad es peor, porque están expuestas a represalias”.

Laritza Diversent Cambara, abogada cubana exiliada en Estados Unidos, directora del Centro Cubalex. (Foto cortesía de la entrevistada, Facebook).
Laritza Diversent Cambara, abogada cubana exiliada en Estados Unidos, directora del Centro Cubalex. (Foto cortesía de la entrevistada, Facebook).

Diversent apunta a un vacío entre el espacio que hay entre la ejecución de la sanción y la estadía en prisión. “Las prisiones deben de estar administradas por autoridades civiles, no militares, y en el país debe haber un sistema de denuncia de violaciones a los derechos humanos”.

El actual Reglamento del Sistema Penitenciario de Cuba, puesto en vigor el 1 de diciembre de 2016, es específico en los derechos de los "asegurados" sancionados, pero como se ilustra en ejemplos que se exponen más adelante, tales reglas son violadas bajo el halo de la impunidad.

Familiares del reo fallecido Alexis Vázquez revisan su cuerpo al llegar a Santiago de Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:49 0:00

El Reglamento, en su Sección Tercera, referente al régimen disciplinario, establece las medidas de aislamiento como pena máxima. En el Artículo 138, sugiere “Internamiento en celda disciplinaria, con carácter excepcional, por un término de hasta 15 días a los hombres, y hasta de diez días a las mujeres, a los jóvenes y a los mayores de sesenta años”.

En ningún caso –aunque parezca obvio resaltarlo- aparecen los castigos corporales como medidas disciplinarias, sin embargo, a diario, por 60 años, han abundado las denuncias de golpizas, torturas y tratos crueles y degradantes prohibidos por diversos mecanismos internacionales de protección a los derechos humanos.

Para Diversent, que por una década estuvo ligada a la recepción de casos de violaciones en las cárceles cubanas, “el sistema no tiene recursos adecuados para tramitar denuncias contra las autoridades de los centros penitenciarios”.

La primera indefensión jurídica -como pasó con el caso de Zapata Tamayo y otra decena de reos que han muerto en huelgas de hambre- es que ese tipo de protesta es punible, así lo explica Diversent.

“Lo primero (se refiere a las autoridades) es considerar que la huelga de hambre es una indisciplina grave [que] conlleva aislamiento (…) porque supuestamente es una posición de fuerza contra el régimen establecido en el centro penitenciario”, dijo la abogada.

Tres ejemplos concretos

El miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Palma Soriano, Santiago de Cuba, Geordanis Muñoz, relató a Radio Martí cómo fue golpeado en la cárcel de Boniato por el oficial de la Seguridad del Estado, Dainier Suárez Pagán.

Pagán se sirvió de otros oficiales, quienes esposaron al disidente en una oficina de la prisión para propinarle una paliza. “Me esposaron a la espalda y me golpearon. Comienzan a amenazarme, a decirme lo que me iba a suceder, hasta que llegó el momento en que se les fue de control la situación y él [Pagán] me empieza a golpear”, asegura Muñoz.

Las otras golpizas ocurrieron el 13 y 21 de abril de 2017 en la prisión de Boniato, en la 5ta sección. “Para nadie es un secreto que hoy en Cuba todo está predicho por ellos (la Seguridad). Ellos son los que mandan”, concluye el opositor.

Geordanis Muñoz Guerrero, activista de UNPACU. Foto cortesía de GMG.
Geordanis Muñoz Guerrero, activista de UNPACU. Foto cortesía de GMG.

En junio de 2017, la señora Damaris Rodríguez, madre de la presa política Lisandra Rivera, denunció a esta publicación que su hija había recibido una golpiza en la prisión Mar Verde, en Santiago de Cuba.

La mujer se dirigió a la cárcel, donde por medio de algunos reos ella y sus familiares constataron que “le dieron una paliza, le rompieron los zapatos y los espejuelos y se la llevaron para una celda de castigo dándole golpes".

Daniel Alfaro Frías, de 53 años de edad y miembro del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo (FACOZT), explicó a este redactor que en su encarcelamiento entre octubre de 2017 y octubre de 2018 en la cárcel Taco-Taco, de Pinar del Río, pudo presenciar un acto verdaderamente dantesco.

Un carcelero, acompañado de otros funcionarios de Orden Interior, golpeó a un recluso común identificado como El Chiqui: "Le fueron arriba, con las esposas le rompieron la cara, la boca, le tumbaron un diente. El oficial conocido por El Bolo fue el primero que le fue arriba delante de otros oficiales de alto rango”, denunció Alfaro.

Vacío legal, testigos incómodos

El impacto en la credibilidad del régimen cubano por la muerte de Zapata Tamayo solo había tenido un precedente parecido, precisamente siete años atrás, cuando fueron condenados a altísimas penas los disidentes que integraron la Causa de los 75.

A la muerte del opositor Zapata Tamayo reaccionaron en condenas contra el gobierno de Raúl Castro la Unión Europea, Estados Unidos, la organización Reporteros Sin Fronteras, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, entre otros.

Abogada Laritza Diversent sobre el debido proceso en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:27 0:00

Además del Tte. Coronel Bombino, dos oficiales han sido acusados directamente por defensores de derechos humanos del desenlace fatal de Zapata Tamayo y la represión posterior contra su humilde familia en la localidad de Banes, provincia Holguín.

El entonces Tte. Coronel Roilán Cruz Oliva -en 2010 a cargo de la Sección 21 (Enfrentamiento al enemigo) en la provincia- y según activistas interrogados por él, se jactó varias veces de haber propuesto el traslado del huelguista desde la Prisión Provincial de Holguín a la cárcel Kilo 8 en Camagüey.

Oficial de la Seguridad del Estado Douglas Torres, en un acto de repudio a la familia de orlando Zapata Tamayo en Banes, Holguín (CIRCA, 2010). Foto cedida a la periodista Idolidia Darias.
Oficial de la Seguridad del Estado Douglas Torres, en un acto de repudio a la familia de orlando Zapata Tamayo en Banes, Holguín (CIRCA, 2010). Foto cedida a la periodista Idolidia Darias.

Douglas Torres -en aquel año Mayor de la Seguridad del Estado- apareció por varios meses cada domingo al frente de militares y civiles de las Brigadas de Respuesta Rápida que repudiaban a la familia Zapata Tamayo y los opositores que intentaban llegar a Banes como un acto de peregrinaje.

La familia del opositor fallecido se tornó en el principal acusador contra el régimen por las golpizas que le propinaron a éste, las amenzas y la muerte final que encontró al plantarse como acto de rebeldía por los atropellos que sufría.

Reina Luisa Tamayo (C), mother of Cuban political prisoner Orlando Zapata Tamayo
Reina Luisa Tamayo (C), mother of Cuban political prisoner Orlando Zapata Tamayo

La presión sicológica, las golpizas y el hostigamiento subieron a tal punto, que un año después del suceso, Reina Loina Tamayo Danger -madre del mártir- y su más cercano núcleo familiar, solicitaron y recibieron asilo político, y llegaron a Estados Unidos el 9 de junio de 2011.

En septiembre de 2018, Douglas Torres, que ostentaba ya el grado de Tte. Coronel, fue encontrado culpable de un acto de corrupción, según denunció opositor Déxter Pérez, residente en Holguín. Radio Televisión Martí contactó telefónicamente al represor Torres, quien reconoció haber sido castigado, pero se negó a ofrecer declaraciones.

Vea todas las noticias de hoy

Homenaje a Orlando Zapata Tamayo en Cuba y EEUU

Homenaje a Orlando Zapata Tamayo en la Ermita de la Caridad.

Tras cumplirse diez años de la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, recuerda al pueblo cubano dentro y fuera de la Isla, el coraje y sacrificio del ex integrante del Movimiento Alternativa Republicana, fallecido el 23 de febrero del 2010.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:07 0:00

El domingo en Miami, se celebró en honor del fallecido ex preso político, una misa a las tres de la tarde en el Santuario Nacional Ermita de la Caridad.

La misa fue convocada por diferentes organizaciones de exiliados cubanos y con el templo pleno de fieles, fue recordado el prisionero de la Primavera Negra del 2003, por el Rector de la Ermita, Padre Fernando Hería.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:40 0:00


Homenaje a Orlando Zapata y los miembros de Hermanos al Rescate en Washington.
Homenaje a Orlando Zapata y los miembros de Hermanos al Rescate en Washington.

La noche del jueves 20 de febrero, un grupo de activistas de derechos humanos, se dieron cita frente a la sede de la embajada de Cuba en Washington DC y realizaron una vigilia silente, en recordación a Orlando Zapata Tamayo y a los cuatro miembros de Hermanos al Rescate, asesinados en aguas internacionales el 24 de febrero de 1996. La vigilia comenzó a las siete de la noche y terminó con una predica del Pastor Mario Félix Lleonart.

”Zapata vive”: documental honra al opositor cubano (VIDEO)

Orlando Zapata Tamayo - Composición.

El documental Zapata vive, producido por el Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, recoge testimonios de la familia y opositores que conocieron al disidente Orlando Zapata Tamayo, quien murió tras una huelga de hambre el 23 de febrero del 2010.

Zapata Tamayo, quien falleció en un hospital de La Habana a los 43 años, tras 86 días de huelga de hambre, comenzó su protesta en la cárcel provincial de Holguín, en el oriente de Cuba, para exigir el fin de las golpizas y abusos contra los prisioneros.

Zapata vive fue dirigido por Wenceslao Cruz y tuvo como productor a Pedro Corzo, expreso político cubano y reportero de Radio Televisión Martí.

Recuerdan a Orlando Zapata Tamayo en décimo aniversario de su muerte

Orlando Zapata Tamayo, activista cubano fallecido por huelga de hambre.

Orlando Zapata Tamayo falleció el 23 de febrero de 2010 en un hospital de La Habana a los 43 años, tras 86 días en una huelga de hambre.

Con esa acción exigía el cese de las golpizas por parte de oficiales del orden interior de las cárceles y vestir uniforme de preso político y no de preso común. El gobierno cubano se negó a aceptar sus demandas y él mantuvo la protesta hasta las últimas consecuencias.

Durante la huelga de hambre y como un castigo ejemplar lo mantuvieron incomunicado y le retiraron de la celda todas sus pertenecías y el agua, aún cuando el opositor no había renunciado a beberla, denunciaron varios opositores.

Al tiempo que su salud empeoraba y los reclamos de familia y activistas en las afueras de la cárcel se intensificaban fue trasladado a la cárcel camagüeyana de Kilo 7.

Al mismo tiempo la familia y los activistas de la Alianza Democrática Oriental (ADO) se trasladaron hasta Camagüey para exigir atención al caso del opositor.

En esta instalación, sufrió también los abusos del Teniente Coronel Julio César Bombino, quien se negó a darle ningún tipo de respuesta a los reclamos y apenas permitió breves visitas a su mamá Reyna Luisa Tamayo.

Rolando Rodríguez Lobaina recuerdan a Orlando Zapata Tamayo y su lucha por el respeto de los DDHH
please wait

No media source currently available

0:00 0:06:12 0:00

La salud empeoró y la máxima dirección del país ordenó el traslado hacia el hospital de la cárcel Combinado del Este en La Habana que se convirtió en la antesala de la muerte.

De ahí lo sacaron para un hospital en La Habana donde le informaron a la familia que había fallecido.

Zapata Tamayo fue arrestado en marzo de 2003 y en mayo de 2004 fue sentenciado a tres años de prisión por "falta de respeto", "desorden público" y "resistencia". Posteriormente fue juzgado varias veces por otros cargos de "desobediencia" y "desorden en un establecimiento penal", la última vez en mayo de 2009. Cumplía una condena total de 36 años.

Su muerte subrayó "la necesidad urgente" de que expertos internacionales en derechos humanos visitaran el país y velaran por el cumpliemiento de las obligaciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, alertó entonces Amnistía Internacional, que lo había declarado prisionero de conciencia.

"La trágica muerte de Orlando Zapata Tamayo es una terrible muestra de la desesperación que enfrentan los presos de conciencia que no ven ninguna esperanza de ser liberados de su encarcelamiento injusto y prolongado ", dijo Gerardo Ducos, investigador caribeño de Amnistía Internacional en un comunicado publicado a raíz de la muerte del opositor cubano.

Los restos de Zapata fueron exhumados y trasladados a Miami en junio del 2011. Permanecieron depositados en el Mausoleo de los Veteranos de Bahía de Cochinos hasta que la familia decidió mudarse a Kentucky.

A diez años de la infausta fecha, este cubano humilde de la raza negra, que con su vida defendió el respeto a los derechos humanos en la isla, es recordado por muchos.​

Rolando Rodríguez Lobaina, entonces líder de la ADO en la fecha que Zapata Tamayo inició la huelga de hambre, asegura que al hombre, que tantas golpizas y castigos sufrió en las cárceles de la isla por su actitud contestaría y su posición firme de defender los derechos humanos, "debe recordársele hoy más que antes".

Junto a una veintena de activistas de la ADO Rodríguez Lobaina estuvo en Holguín y Camagüey apoyando a la familia en las afueras de las cárceles y denunciando al régimen por no atender los reclamos del opositor.

Activistas apoyan a Reyna Luisa Tamayo y salen a las calles de Camagüey 24 de enero de 2010
Activistas apoyan a Reyna Luisa Tamayo y salen a las calles de Camagüey 24 de enero de 2010

La muerte de Zapata marcó un punto importante de la historia de Cuba en las últimas décadas, aseveró el activista. Recuerda que el deceso del opositor en manos de la dictadura y en condiciones “que solo los carceleros conocían, retumbó en cada rincón del país y el pueblo entendió la falta de límites en la crueldad del régimen”, precisó.

Considera que tras la muerte de un activista en prisión reclamando mejoras carcelarias y respeto a los derechos humanos, muchos países en el mundo también cambiaron la forma de ver la isla.

“Hubo un punto de giro importante y las naciones que miraban al gobierno con ojos benevolentes se percataron de lo que era capaz de hacer la dictadura contra las voces disidentes”, precisó.

El hecho fue ampliamente divulgado y denunciado en las redes sociales.

Rodríguez Lobaina insiste en que ahora más que antes "tanto en el exilio como en la isla” se deben considerar las acciones altruistas del hombre que dio la vida por el respeto a los derechos de todos los cubanos.

El opositor cubano Guillermo (Coco) Fariñas, que iniciara una huelga de hambre el día de la muerte del activista para exigir la liberación de los presos políticos y tomar el relevo en la lucha de Orlando Zapata por la libertad de los encarcelados y el respeto a los derechos, señaló que debe ser recordado como la persona que nunca se rindió.

"Fue consecuente con sus ideas y dio su vida por la libertad de expresión de opinión y por la democracia", dijo.

Recordó que era un hombre humilde "con una inteligencia natural que le hizo comprender que los principios están por encima de cualquier tipo de capacitación que se tenga".

El opositor Guillermo Fariñas destaca el legado de Orlando Zapata Tamayo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:54 0:00

Fariñas considera que Zapata Tamayo se convirtió en un símbolo de la rebeldía: “Nunca lograron que claudicara, ante las presiones que constantemente la Seguridad del Estado, en nombre del gobierno castrista ordena contra los opositores".

“Él es la demostración de que hay cubanos capaces de dar la vida por la libertad. Su nombre será recogido en la historia de Cuba como “el hombre que encendió la chispa necesaria para demostrar que la oposición interna unida si puede lograr objetivos importantes”, concluyó Fariñas.

Activistas podrían ir a prisión si se niegan a trabajar para el Estado

Rosario Morales La Rosa y Leonor Reynó Borges fueron integrantes de las Damas de Blanco (Archivo)

Las autoridades judiciales de La Habana advirtieron a dos activistas condenadas a “limitación de libertad” que, de no cumplir con las condiciones estipuladas por el reglamento penitenciario, serían internadas en prisión.

Leonor Reynó y Rosario Morales, ex Damas de Blanco, habían sido condenadas a tres años de “Trabajo Correccional sin Internamiento”en 2019 por los delitos de negación de auxilio, desobediencia, desacato y difamación a la figura del Comandante en Jefe. Fueron juzgadas, tras un altercado con agentes policiales que abusaban de un cuentapropista en un punto de ventas en Cojímar, Habana del Este, en diciembre de 2017.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

La sentencia de “limitación de libertad” incluye la condición de que el sancionado tiene que estar trabajando.

Morales, vendedora en el lugar donde ocurrió el incidente, afirmó que la policía llegó y maltrató a los cuentapropistas, aun cuando ellos tenían sus papeles en regla y contaban con la debida licencia. Según narra, los agentes les quitaron los artículos que estaban vendiendo.

“Nosotras somos defensoras de derechos humanos y nos manifestamos en contra del abuso del jefe de sector, de la policía y de los inspectores estatales”, dijo la activista.

Ambas fueron arrestadas y trasladadas al centro de detención conocido como El Vivac, donde permanecieron por 12 días y luego fueron excarceladas hasta que se les celebró juicio, que en el caso de Morales ocurrió en marzo de 2019 y en el de Reynó en diciembre del mismo año.

Tras ser condenadas en diferente fecha y diferentes vistas, continuaron ejerciendo su trabajo por cuenta propia, sin tener una licencia para tal menester, hasta que fueron citadas a los tribunales de los municipios donde residen, Reynó en la Habana Vieja, y Morales en Habana del Este.

“Me citaron para el 16 de febrero en el Tribunal de la Habana Vieja”, narró la primera. “En el tribunal la jueza de ejecución me dio como opciones trabajar limpiando calles o en un círculo infantil o en una escuela. Yo me negué. No porque menosprecie esa labor, sino porque a mí me expulsaron en 2008 de una empresa estatal, donde trabajaba como especialista en Contabilidad y Finanzas, por pertenecer a las Damas de Blanco. Desde entonces no he podido ejercer mi profesión”.

Por su parte, Morales explicó que este 20 de febrero la citaron al Tribunal de Habana del Este y le dijeron que tenía que obtener el permiso de la ONAT (Oficina Nacional de Administración Tributaria), para que su trabajo de cuentapropista fuera aprobado por el tribunal de ejecución de su sentencia. De lo contrario, sería recluida en la cárcel.

En estos momentos ambas activistas corren el riesgo de ser encarceladas, según han sido advertidas por las autoridades judiciales cubanas.

Las dos mujeres fueron integrantes de las Damas de Blanco desde 2007 hasta 2015 en que renunciaron al grupo que lidera Berta Soler y se proclamaron veladoras del legado de la fallecida líder del movimiento, Laura Pollán.

Un viaje a España con los gastos pagos: concurso para cubanas que se atrevan a documentar su realidad

Una cubana desde un punto de WI-Fi en La Habana.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) convoca al curso Mujeres voceras, dirigida a las cubanas, con el objetivo de fortalecer sus conocimientos en temas de comunicación y realización de videos por medios digitales.

Así lo indicó a Radio Televisión Martí Elena Larrinaga, quien considera que la idea final de esta inciciativa es “colocar a la mujer cubana en el lugar que se merece”.

Convocatoria al concurso Mujeres Voceras
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

Las interesadas deben cumplir los requisitos de vivir en Cuba, tener entre 25 a 45 años de edad, contar con conocimientos básicos de tecnología móvil, el uso de apps, grabaciones de videos y mostrar aptitudes de comunicación oral y tener interés por la defensa de los derechos sociales.

Para poder participar se debe realizar un vídeo corto, de entre uno a tres minutos, que recoja algún aspecto crítico de la realidad cubana, fundamentalmente en lo que afecta a las mujeres.

El audiovisual debe enviarse, junto a una pequeña ficha de las concursantes, a la dirección de email info@observacuba.org, con el título CONVOCATORIA «MUJERES VOCERAS».

La convocatoria cerrará el 8 de marzo de 2020, Día Internacional de la Mujer.

El Observatorio con sede en Madrid dará a conocer a las ganadoras que viajarán a España para participar en la capacitación en Madrid contodos los gastos relacionados con el viaje, estancia y la capacitación cubiertos por la organización.

Cargar más

XS
SM
MD
LG