Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuba: Seis décadas de promesas incumplidas

Campesino cubano arando con bueyes por falta de maquinaria

El año 2018 termina en Cuba con la misma cadena de incumplimientos que el régimen comunista ha venido arrastrando en las últimas seis décadas.

Hasta ahora, el cambio de figuras al frente del Consejo de Estado -del general Raúl Castro por Miguel Díaz-Canel-, no ha tenido repercusiones significativas, al tiempo que el nuevo mandatario reclama que él no es un relevo sino continuidad.

Semejante al comportamiento de años pasados, en el 2019 “la batalla económica sigue siendo la tarea fundamental y también la más compleja, porque es de la que más espera nuestro pueblo", anunció Díaz-Canel a los miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana la pasada semana.

“Es hora de actuar sin dogmas ni formalismos, encadenando empresas mixtas, sector estatal y no estatal”, dijo Díaz-Canel, subrayando que la mayor parte del tiempo debe emplearse “en cómo destrabamos cosas, en cómo le quitamos hojarasca al camino que conduce a la solución de los problemas económicos y financieros”.

Lo que no dijo, o no puede decir todavía Díaz-Canel, es que la “hojarasca” lleva 60 años trabando las soluciones a los problemas del país. La “hojarasca” es el legado que Fidel Castro comenzó a acumular con sus fantasías y delirios para crear una sociedad a su antojo.

De los 11.2 millones de habitantes que tiene Cuba 8.9 millones tienen menos de 60 años, según las cifras del Censo de Población publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas.

El dato vale para destacar que la gran mayoría de los cubanos no escuchó nunca las fantásticas promesas de un futuro mejor que Castro prometió durante décadas.

Un escueto resumen de algunas de aquellas promesas, plasmadas en largos discursos, interrumpidos por delirantes aplausos de jubilosas esperanzas, podría quizás servir para comprender desde cuándo se acumula tanta hojarasca en el camino cubano de la prosperidad.

Un día Fidel soñó con recrear el paraíso y lo llamó El Cordón de La Habana. Lo diseñó en un discurso pronunciado el 11 de mayo de 1968.

“De manera que el arroz quedará sembrado en las áreas del sur; el área del Cordón de La Habana será área de frutales y de café; las otras áreas onduladas y lomosas, sobre todo en los alrededores de La Habana, de tierras negras muchas de ellas serán las productoras de leche; las áreas de arcilla de Matanzas, de tierra buena con regadío, serán productoras de vegetales, de papas, de cítricos, de plátanos-fruta, de tabaco, de viandas, de cañas, productoras también de piñas. De manera que cada cultivo quedará en su sitio”.

“Y realmente la Ciudad de La Habana la vamos a abastecer plenamente de leche, y no solo de leche sino incluso de queso y en buena parte de mantequilla, con unas 80,000 hectáreas de tierra, ¡con ochenta mil! (APLAUSOS), y a un nivel de abastecimiento que sería el doble de lo que se abastecería con ese nivel de productividad de los campesinos en un millón de hectáreas de tierra.”

Cincuenta años después los habaneros, al igual que el resto de los cubanos, todavía esperan por ese paraíso, que le costó al país pérdidas millonarias.

“Medio millón de vacas están creciendo ya en este país, y otros muchos medios millones nacerán en los próximos años y habrá algo más de un litro no solo para todos los niños, sino para todos los ciudadanos de este país y en fecha ciertamente no lejana (APLAUSOS). De manera que la leche de 1970 pues también se multiplicará”, prometió Fidel en su discurso del 2 de enero de 1969 en La Habana.

Lo cierto es que 38 años después, su hermano Raúl reiteró la misma promesa durante un acto celebrado en Camagüey el 26 de julio de 2007, cuando dijo que cada cubano tendría la posibilidad de tomarse un vaso de leche. Todavía lo esperan.

Con una imaginación más pródiga en fantasías que en realidades, Fidel Castro diseñó todo un programa de ingeniería social para construir una comuna comunista, donde sus habitantes no necesitarían dinero y trabajarían para el bienestar de todos.

Ubicado en la provincia de Pinar del Río, San Andrés de Caiguanabo, con poco más de dos mil habitantes, casi todos campesinos y trabajadores dedicados al cultivo del café, fue el lugar que escogió para su experimento destinado a convertir la utopía comunista en una realidad para el resto de Cuba. Así lo explicó el 28 de enero de 1967.

“Los niños y los jóvenes no solo recibirán una educación esmerada en instalaciones magníficas, sino que recibirán una alimentación óptima, recibirán una dieta equilibrada, consumirán las cantidades máximas de alimentos que necesiten en frutas, en leche, en vegetales, en fin, en todos los alimentos.

“Y por lo demás, el hombre irá —con la ayuda de las máquinas y de la técnica— liberándose cada vez más del trabajo en su sentido de esfuerzo físico bruto. Y aquí mismo, en San Andrés, donde hay o había más de 1,000 bueyes, toda la tierra se preparaba con yuntas de bueyes. ¿Qué significaba eso? Que todos los años había que roturar la tierra, que cientos de padres de familia tenían que enyugar los bueyes bien temprano, enganchar el arado y, yendo detrás de la yunta de buey, romper y preparar las tierras. Y realmente ese trabajo es duro. Cuando un hombre tiene que ir llevando el arado detrás de una yunta de buey, son no dos bueyes, sino tres bueyes arando la tierra (APLAUSOS), porque él tiene que ir haciendo tanto esfuerzo como cualquiera de los bueyes”.

Nadie sabe, ni se sabrá nunca, cuántos millones de dólares se derrocharon en el intento, cuántas infundadas esperanzas se sembraron, ni cuántas ilusiones se esfumaron. Quizás ni los mismos habitantes que hoy viven en el llamado Pueblo Nuevo de San Andrés de Caiguanabo conozcan ese paréntesis de su historia.

Enumerar cada uno de los proyectos fallidos de Fidel Castro no es materia de un análisis periodístico.

Por lo pronto el balance que presentaron los ministros en la recién finalizada ANPP para encarar el próximo año, no puede ser más desalentador.

Según los datos oficiales, cuyos indicadores no están auditados por ningún organismo internacional, la economía de Cuba creció 1.2% este año, por debajo del plan que esperaba un 1.5%.

Los ingresos por exportaciones disminuyeron en 2018 en sectores como el turismo, el azúcar y los servicios médicos.

Las áreas existentes de yuca y plátano tienen un déficit de 107,745 hectáreas y 61,303 hectáreas sembradas, respectivamente.

Las hortalizas y las frutas son los productos que más escasean en la red minorista.

El plan de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables sólo llegó al 51% de lo planificado.

El Director General de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, Eduardo Hernández Becerra, informó que se incumple el movimiento de cargas ferroviarias porque hay menos productos que mover. Persisten las afectaciones de las vías férreas, puentes y pasos a nivel; entretanto la baja disponibilidad de locomotoras, vagones de carga, coches motores y de pasajeros limitan los servicios que se ofrece.

La transportación de pasajeros “tocó fondo porque dar un servicio cada cuatro días es más simbólico que real. Los coches en los que se mueven a los cubanos tiene más de 40 años de explotación en sus países de origen, y la única forma en que se pueden usar es reduciendo la velocidad. Hoy la formación de coches se redujo de 12 a siete”.

Díaz-Canel heredó este 2018 un país donde hay 76,400 personas que no encuentran trabajo, 1,112 más que en 2017, según admitió la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández

"Estas cifras no deben confundirse con las personas que estando en edad para ello, ni estudian ni trabajan. Los que están en esta situación son unas 567,000", especificó la ministra.

Cuba arrastra todavía la costosa red de fantasías que tejió durante décadas sobre el país. Los problemas que lastran la economía de Cuba son su legado.

(Una nota de análisis del periodista de Radio Martí, Pablo Alfonso)

Vea todas las noticias de hoy

Estados Unidos advierte que "continúa desalentando la inmigración ilegal"

Operación de intercepción de migrantes ilegales en el mar por la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG).

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG, por sus siglas en inglés) informó en un comunicado este viernes que continúa desalentando la inmigración ilegal al país.

En lo que va de año fiscal 2019 (desde octubre pasado), indicó el cuerpo militar estadounidense, la Guardia Costera ha interceptado la entrada 311 migrantes cubanos, de un total de 4.567 que lo han intentado desde varios países.

La cifra contiene un aumento de 265 personas con respecto a los 4.302 que en 2018 intentaron pasar a territorio de EE.UU. por la vía marítima.

VIDEO: Según el reporte de USCG de esos 4.567 migrantes (además de los cubanos) 2.785 son haitianos, 1.361 dominicanos y “172 de diversas nacionalidades que intentan ingresar ilegalmente a los Estados Unidos desde las Bahamas”.

La cifras, anotó el reporte oficial, representan el número total de intercepciones en el mar, “desembarques e interrupciones en los estrechos de la Florida, el Caribe y el Atlántico”.

Los migrantes, una vez a bordo de un barco de la Guardia Costera, “reciben alimentos, agua, refugio y atención médica básica”, señala el comunicado.

Fuerza de contención

El pasado miércoles, concluye la comunicación, una operación conjunta de USCG, una tripulación en helicóptero del mismo cuerpo armado y un buque de la Fuerza de Defensa de las Bahamas Reales procedieron a la detección una embarcación de migrantes aproximadamente a 49 millas al sureste de Gran Inagua, Bahamas.​

El informe reveló que se trataba de 177 migrantes haitianos, siete de ellos menores de edad, a bordo de un carguero de madera de 45 pies que venía sobrecargado.

El jueves, un avión de Customs Air y Marine Branch detectó una embarcación de recreo de 20 pies, aproximadamente a 46 millas al este de Boca Raton, Florida, y notificó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Miami.

Los vigilantes desviaron a la tripulación de USCG “William Flores” (WPC-1103), quien interceptó el barco con 14 migrantes haitianos y dos presuntos contrabandistas, concluyó el reporte de la Guardia Costera.

[Con información de prensa de la Guardia Costera de Estados Unidos]

Detienen en La Habana a organizadora del premio "Ensayar Cuba Futura"

Kirenia Yalit Núñez, coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana. (FACEBOOK).

La opositora Kirenia Yalit Núñez Pérez fue detenida por la policía este sábado en Centro Habana, dijo la periodista María Matienzo, quien denunció que ambas se dirigían a la premiación del concurso “Ensayar Cuba Futura”, una iniciativa de la sociedad civil independiente.

Matienzo, periodista que ha publicado en los portales Diario de Cuba y Cubanet, habló con Radio Televisión Martí desde la unidad policial de Zanja, en La Habana.

“En horas de la mañana teníamos a un sujeto en la esquina, vigilando para la ventana. Nunca pensé que fuera nada grave, (…) y cuando nos disponíamos a salir de la casa, en [las calles] Galeano y Salud nos detuvo una [patrulla policial] perseguidora, nos pidió el carné de identidad y nos condujeron hasta aquí hasta Zanja”, señaló.

La periodista independiente dijo que a ella no la dejaron pasar al recinto policial como a Núñez Pérez, a quien esperaría hasta su liberación.

Kirenia Yalit Núñez Pérez es coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, y mediante ese grupo lanzó en noviembre de 2018 el concurso “Ensayar Cuba Futura”, con el propósito de “incentivar la comunicación y ayudar en el desarrollo de los jóvenes”.

En una entrevista para Cubanet, Núñez explicó más ampliamente los objetivos del certamen.

“En Iniciativas de Bien Común lo que pedimos es que los jóvenes se comprometan con su comunidad desde lo personal y no desde ninguna organización gubernamental y sus exclusiones ideológicas, tanto es así que la convocatoria está abierta no solo para los jóvenes que pertenezcan a la sociedad civil independiente, sino para todos los jóvenes que quieran participar”, enfatizó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:43 0:00

Matienzo agregó que no hay motivos para la detención de la joven disidente.

“Es una de las tantas detenciones arbitrarias que ocurren en este país a diario… que por premiar un concurso no es un delito, ser activista por los derechos humanos no puede seguir siendo un delito en el siglo XXI”, concluyó.

Mariela Castro y embajador Cabañas critican programa de becas de EEUU para líderes cubanos

Mariela Castro Espín, diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular e hija del dictador Raúl Castro. (Archivo, AFP)..

Mariela Castro Espín, diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular e hija del dictador Raúl Castro, arremetió este viernes contra un proyecto del Departamento de Estado de Estados Unidos que busca formar líderes dentro de Cuba.

La parlamentaria Castro Espín la emprendió a improperios contra la iniciativa “Líderes cubanos emergentes”, una programa de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado enfocado en formar actores cívicos, para promover la democracia y los derechos humanos en la isla.

“Becas para un penoso oficio. Ya sabemos de algunos improvisados e ignorantes que se esmeran por llegar a la meta y presentar un proyecto de cualquier tema”, escribió la psicóloga y Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (SENESEX).

La mujer publicó las opiniones en su cuenta personal de Facebook, junto a un post del periodista estadounidense Tracey Eaton, un analista que regularmente publica sobre la política exterior de Estados Unidos.

Castro Espín agregó que esos “improvisados e ignorantes” buscan además enrolarse en proyectos “relacionados con el trabajo del CENESEX junto a otras instituciones del estado y organizaciones de la sociedad civil".

Castro se ha erigido en defensora de la política LGBTI en Cuba y respecto al curso que pretende impertir Estados Unidos, aseceró: "el pueblo cubano sabe transformar la información en conocimiento, y éste, en sabiduría. Son 60 años de entrenamiento. Veremos nuevos capítulos de la misma aventura”.

Las becas salieron bajo una convocatoria que vence el próximo 26 de julio, los seleccionados podrán formarse durante un periodo en Estados Unidos u otro país y los participantes deben demostrar su deseo declarado de regresar a la isla y trabajar en la gestión de organizaciones y/o actividades independientes en Cuba.

Una reseña al artículo de Eaton en español fue publicado en el blog La Pupila Insomne, del expresidente del Instituto Cubano del Libro (ICL), Iroel Sánchez, un crítico acérrimo de la disidencia interna en la isla.

Sánchez a su vez, puso en lace al blog Cuba Money Project, de Eaton.

En otro tanto el embajador cubano en Washington, José Ramón Cabañas, criticó el programa del Departamento de Estado, lo ligó al endurecimiento del embargo a Cuba y lo calificó como una búsqueda de “Guaidós cubanos”, en referencia al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

“Departamento de Estado anuncia programa para producir Guaidós cubanos. No leen Historia?”, ironizó.

Este sábado el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (único permitido), siguió la línea de ataques de Castro y Cabañas contra el proyecto de becas.

Un artículo bajo la autoría del periodista Oscar Sánchez Serra titula: Última aberración imperial: Estados Unidos prepara «Guaidós» para Cuba.

En el escrito el oficialista arremete: “Hay que estar sencillamente desesperado para insistir, tras el fracaso en Venezuela, en la creación de líderes para subvertir gobiernos. Pero el doctorado de la aberración en la Casa Blanca llega con la pretensión de fabricar Guaidós, nada menos que en Cuba”.

Antes de pasar a explicar en qué consiste el programa de becas, Sánchez Serra preguntó a los cuatro vientos: “¿quién sanciona a Estados Unidos y a su Presidente, porque un plan como el de WHA no solo clasifica como injerencia, sino como una burda agresión a un país soberano e independiente?

Los solicitantes del proyecto “Líderes cubanos emergentes”​ pueden aplicar a través del sitio Grants.gov, antes del 26 de julio de 2019.

México deporta a 76 cubanos a La Habana

El Instituto de Migración de México informó la deportación de 76 cubanos a La Habana el viernes 14 de junio. (TWITTER).

El Instituto Nacional de Migración de México (INM) informó este viernes del retorno de 76 cubanos a La Habana por vía aérea, según explicó la institución en su cuenta de Twitter.

El traslado, explicó el INM, se hizo desde las ciudades de Acayucan, Veracruz y Tapachula, Estado de Chiapas hasta la capital cubana.

Los migrantes estaban en “una condición de estancia irregular” en el país azteca y el gobierno dijo que la deportación “se llevó a cabo en coordinación con el consulado de Cuba, cumpliendo con las normas y procedimientos migratorios vigentes”.

El pasado 1ro de junio el INM informó de la devolución de 64 personas de origen cubano a la isla.

Migración de México reportó que hasta inicios del mes de mayo habían entrado al país por vía aérea “mediante algún tipo de visado unas 65.500 personas de nacionalidad cubana”.

Esta semana 146 ciudadanos cubanos fueron liberados de la Estación Migratoria Siglo 21, en la localidad de Tapachula, luego de casi dos meses encerrados en ese centro social.

Las autoridades informaron que la totalidad de los liberados habían recibido sus documentos de regularización por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Comar, según reportó el diario local Ultimátum.

[Con información del Instituto Nacional de Migración de México, Radio Televisión Martí y redes sociales].

Silencio oficial en Cuba a dos meses del secuestro de los médicos en Kenia

Los médicos cubanos secuestrados en Kenya, Assel Herrera (izq) y Landy Rodríguez (der.), al centro una persona sin identificar. (Facebook).

Ya se cumplieron dos meses del secuestro el 12 de abril pasado de dos médicos cubanos que laboraban en Kenia y la prensa oficial en Cuba ha dejado de emitir información al respecto.

Solo el grupo de Facebook Hasta que regresen, administrado por colaboradores médicos de la isla en varias partes del mundo, insiste diariamente en no dejarlos caer en el olvido.

Los galenos Assel Herera Correa, de Puerto Padre, Las Tunas, y Landy Rodríguez Hernández, de Villa Clara, fueron secuestrados por terroristas del grupo Al Shabaab ese día en el condado de Mandera cuando se dirigían a prestar servicio al hospital.

Una nota informativa del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) el mismo día 12 de abril, luego una declaración del Ministro de Relaciones Exteriores, señor Bruno Rodríguez Parrilla, explicando que había conversado sobre el hecho con su par keniana Mónica Juma el 23 de mayo fueron las reacciones iniciales.

El 18 de abril el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, informó en su cuenta de Twitter que había sostenido un contacto con los presidentes de Kenia y Somalia “como parte de nuestros esfuerzos dirigidos a lograr el retorno de nuestros dos médicos secuestrados”.

Hasta el día de hoy no se ha publicado más información en la prensa cubana, que no sean mensajes solidarios por la liberación de Herrera y Rodríguez.

El 15 de mayo el periódico local keniano Citizen Tv publicó un reportaje bajo la autoría del periodista Hassa Mugambi en el que aseguró que los secuestradores exigen 1.5 millones de dólares por el rescate de los dos profesionales cubanos.

El gobierno de Kenia había lanzado una fuerte respuesta tres días después del hecho. Charles Owino, portavoz de la Policía Nacional, aseguró: “No alentaríamos el pago del rescate a los delincuentes como una cuestión de procedimiento porque eso alentaría los secuestros. Usaremos los métodos previstos por la ley mientras cumplimos con nuestros deberes”.

Una tibia respuesta

Aunque la página de Facebook Hasta que regresen (HQR) hace hincapié en que la solidaridad “de todos” es importante para visibilizar el caso, regularmente insisten en no politizarlo o responde a la defensiva cuando los internautas emiten sus criterios.

El este jueves cuando se cumplieron los dos meses, la publicación colgó un mensaje proveniente de su canal de YouTube, en el que ilustra en una foto de Twitter las declaraciones de Rodrigo Malmierca, Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera en solidaridad con los galenos.

“Para los que dicen que en nuestro país no se habla de Landy y Assel”, enunciaron los administradores de Hasta que regresen.

La periodista independiente Luz Escobar, reportera del sitio digital 14YMedio, les respondió: “se habla de vez en cuando pero no nos dan información de nada”.

HQR le ripostó: “Luz Escobar y qué más información que un ministro se refiera en el horario estelar de la TV cubana a lo que se está haciendo?”. La referencia del funcionario, precisó Escobar, no es completa: “en primera en ese tuit no se da información y además es un noticiero del 17 de abril”.

Más allá de breves notas de solidaridad, los usuarios en las redes sociales piden información sobre las gestiones del estado cubano, y hasta comparan el momento con campañas anteriores como las lanzadas por el regreso del entonces niño Elián González desde Miami y la liberación de los cinco espías condenados por tribunales de Estados Unidos.

Una usuaria que se identifica como Lily Lorenzo, en cambio, medió en la discusión: “Hola, creo que esto no es un espacio para disgustos, ni entrar en contradicción, (…) soy revolucionaria, trabajo mucho por la justicia social, tengo acceso a la Internet y no puedo tapar el Sol con un dedo, el pueblo no está lo suficientemente informado, los medios no han trabajado esto con la fuerza que este grupo lo ha llevado, por eso entiendo a Luz Escobar”.

El Gobierno de Kenia ratificó a Cuba el 23 de mayo que continuaba en sus acciones por el retorno de los dos médicos secuestrados, según dijo el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal.

“Sostuve encuentro con la ministra de #Salud de #Kenya. Evaluamos la marcha de la cooperación bilateral", fue la información emitida por el titular cubano de Salud.

Cargar más

XS
SM
MD
LG