Enlaces de accesibilidad

Cuba

Cuba: Seis décadas de promesas incumplidas

Campesino cubano arando con bueyes por falta de maquinaria

El año 2018 termina en Cuba con la misma cadena de incumplimientos que el régimen comunista ha venido arrastrando en las últimas seis décadas.

Hasta ahora, el cambio de figuras al frente del Consejo de Estado -del general Raúl Castro por Miguel Díaz-Canel-, no ha tenido repercusiones significativas, al tiempo que el nuevo mandatario reclama que él no es un relevo sino continuidad.

Semejante al comportamiento de años pasados, en el 2019 “la batalla económica sigue siendo la tarea fundamental y también la más compleja, porque es de la que más espera nuestro pueblo", anunció Díaz-Canel a los miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana la pasada semana.

“Es hora de actuar sin dogmas ni formalismos, encadenando empresas mixtas, sector estatal y no estatal”, dijo Díaz-Canel, subrayando que la mayor parte del tiempo debe emplearse “en cómo destrabamos cosas, en cómo le quitamos hojarasca al camino que conduce a la solución de los problemas económicos y financieros”.

Lo que no dijo, o no puede decir todavía Díaz-Canel, es que la “hojarasca” lleva 60 años trabando las soluciones a los problemas del país. La “hojarasca” es el legado que Fidel Castro comenzó a acumular con sus fantasías y delirios para crear una sociedad a su antojo.

De los 11.2 millones de habitantes que tiene Cuba 8.9 millones tienen menos de 60 años, según las cifras del Censo de Población publicadas por la Oficina Nacional de Estadísticas.

El dato vale para destacar que la gran mayoría de los cubanos no escuchó nunca las fantásticas promesas de un futuro mejor que Castro prometió durante décadas.

Un escueto resumen de algunas de aquellas promesas, plasmadas en largos discursos, interrumpidos por delirantes aplausos de jubilosas esperanzas, podría quizás servir para comprender desde cuándo se acumula tanta hojarasca en el camino cubano de la prosperidad.

Un día Fidel soñó con recrear el paraíso y lo llamó El Cordón de La Habana. Lo diseñó en un discurso pronunciado el 11 de mayo de 1968.

“De manera que el arroz quedará sembrado en las áreas del sur; el área del Cordón de La Habana será área de frutales y de café; las otras áreas onduladas y lomosas, sobre todo en los alrededores de La Habana, de tierras negras muchas de ellas serán las productoras de leche; las áreas de arcilla de Matanzas, de tierra buena con regadío, serán productoras de vegetales, de papas, de cítricos, de plátanos-fruta, de tabaco, de viandas, de cañas, productoras también de piñas. De manera que cada cultivo quedará en su sitio”.

“Y realmente la Ciudad de La Habana la vamos a abastecer plenamente de leche, y no solo de leche sino incluso de queso y en buena parte de mantequilla, con unas 80,000 hectáreas de tierra, ¡con ochenta mil! (APLAUSOS), y a un nivel de abastecimiento que sería el doble de lo que se abastecería con ese nivel de productividad de los campesinos en un millón de hectáreas de tierra.”

Cincuenta años después los habaneros, al igual que el resto de los cubanos, todavía esperan por ese paraíso, que le costó al país pérdidas millonarias.

“Medio millón de vacas están creciendo ya en este país, y otros muchos medios millones nacerán en los próximos años y habrá algo más de un litro no solo para todos los niños, sino para todos los ciudadanos de este país y en fecha ciertamente no lejana (APLAUSOS). De manera que la leche de 1970 pues también se multiplicará”, prometió Fidel en su discurso del 2 de enero de 1969 en La Habana.

Lo cierto es que 38 años después, su hermano Raúl reiteró la misma promesa durante un acto celebrado en Camagüey el 26 de julio de 2007, cuando dijo que cada cubano tendría la posibilidad de tomarse un vaso de leche. Todavía lo esperan.

Con una imaginación más pródiga en fantasías que en realidades, Fidel Castro diseñó todo un programa de ingeniería social para construir una comuna comunista, donde sus habitantes no necesitarían dinero y trabajarían para el bienestar de todos.

Ubicado en la provincia de Pinar del Río, San Andrés de Caiguanabo, con poco más de dos mil habitantes, casi todos campesinos y trabajadores dedicados al cultivo del café, fue el lugar que escogió para su experimento destinado a convertir la utopía comunista en una realidad para el resto de Cuba. Así lo explicó el 28 de enero de 1967.

“Los niños y los jóvenes no solo recibirán una educación esmerada en instalaciones magníficas, sino que recibirán una alimentación óptima, recibirán una dieta equilibrada, consumirán las cantidades máximas de alimentos que necesiten en frutas, en leche, en vegetales, en fin, en todos los alimentos.

“Y por lo demás, el hombre irá —con la ayuda de las máquinas y de la técnica— liberándose cada vez más del trabajo en su sentido de esfuerzo físico bruto. Y aquí mismo, en San Andrés, donde hay o había más de 1,000 bueyes, toda la tierra se preparaba con yuntas de bueyes. ¿Qué significaba eso? Que todos los años había que roturar la tierra, que cientos de padres de familia tenían que enyugar los bueyes bien temprano, enganchar el arado y, yendo detrás de la yunta de buey, romper y preparar las tierras. Y realmente ese trabajo es duro. Cuando un hombre tiene que ir llevando el arado detrás de una yunta de buey, son no dos bueyes, sino tres bueyes arando la tierra (APLAUSOS), porque él tiene que ir haciendo tanto esfuerzo como cualquiera de los bueyes”.

Nadie sabe, ni se sabrá nunca, cuántos millones de dólares se derrocharon en el intento, cuántas infundadas esperanzas se sembraron, ni cuántas ilusiones se esfumaron. Quizás ni los mismos habitantes que hoy viven en el llamado Pueblo Nuevo de San Andrés de Caiguanabo conozcan ese paréntesis de su historia.

Enumerar cada uno de los proyectos fallidos de Fidel Castro no es materia de un análisis periodístico.

Por lo pronto el balance que presentaron los ministros en la recién finalizada ANPP para encarar el próximo año, no puede ser más desalentador.

Según los datos oficiales, cuyos indicadores no están auditados por ningún organismo internacional, la economía de Cuba creció 1.2% este año, por debajo del plan que esperaba un 1.5%.

Los ingresos por exportaciones disminuyeron en 2018 en sectores como el turismo, el azúcar y los servicios médicos.

Las áreas existentes de yuca y plátano tienen un déficit de 107,745 hectáreas y 61,303 hectáreas sembradas, respectivamente.

Las hortalizas y las frutas son los productos que más escasean en la red minorista.

El plan de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables sólo llegó al 51% de lo planificado.

El Director General de la Unión de Ferrocarriles de Cuba, Eduardo Hernández Becerra, informó que se incumple el movimiento de cargas ferroviarias porque hay menos productos que mover. Persisten las afectaciones de las vías férreas, puentes y pasos a nivel; entretanto la baja disponibilidad de locomotoras, vagones de carga, coches motores y de pasajeros limitan los servicios que se ofrece.

La transportación de pasajeros “tocó fondo porque dar un servicio cada cuatro días es más simbólico que real. Los coches en los que se mueven a los cubanos tiene más de 40 años de explotación en sus países de origen, y la única forma en que se pueden usar es reduciendo la velocidad. Hoy la formación de coches se redujo de 12 a siete”.

Díaz-Canel heredó este 2018 un país donde hay 76,400 personas que no encuentran trabajo, 1,112 más que en 2017, según admitió la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández

"Estas cifras no deben confundirse con las personas que estando en edad para ello, ni estudian ni trabajan. Los que están en esta situación son unas 567,000", especificó la ministra.

Cuba arrastra todavía la costosa red de fantasías que tejió durante décadas sobre el país. Los problemas que lastran la economía de Cuba son su legado.

(Una nota de análisis del periodista de Radio Martí, Pablo Alfonso)

Vea todas las noticias de hoy

Vivir con temor a que el techo se desplome sobre tu cabeza: la realidad de muchos habaneros

Una mujer camina por una calle de La Habana. (Yamil LAGE / AFP)

Las persistentes lluvias en la capital y la reciente muerte de una ciudadana aplastada por un derrumbe en La Habana Vieja desatan las alarmas de decenas de familias en las últimas horas tras persistentes aguaceros en la capital cubana.

Los habaneros saben que tras estas lluvias la salida del sol puede ser anuncio de más desgracias, dijeron a Radio Televisión Martí dos activistas consultadas sobre el tema.

Ariadna Mena vive en una ciudadela en La Habana Vieja y dijo que su casa se moja con las lluvias por las filtraciones que “aceleran los derrumbes”.

Peligro de derrumbe: "Mi mayor preocupación es cuando sale el sol"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:26 0:00

Agregó que otro de los peligros que enfrentan en su edificio es el de las inundaciones, que se dan con más fuerza en esa área de la ciudad.

El lugar donde vive es bajo y toda el agua que corre desde las zonas más altas se acumula. "Nos llueve por arriba y entra el agua por debajo”, precisó.

La pasada semana, durante las intensas lluvias que azotaron la zona occidental del país, los niveles del agua subieron más de un pie y todos se alarmaron porque “eso acelera el proceso de desmoronamiento de las paredes" y, en consecuencia, el riesgo del colapso es mayor.

A criterio de la activista, en La Habana Vieja "todos" están en peligro de morir aplastados.

“Es que el que tiene una casa fuerte y vive al lado de un edificio declarado inhabitable también queda expuesto cuando hay un desplome", explicó.

“Aquí nadie está salvo", lamentó.

Peligro de derrumbe: "Vivo un edificio declarado inhabitable hace diez años"
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:26 0:00

Y no solo es la lluvia intensa la que llena de angustia a la gente en la capital. Según Mena y la Dama de Blanco Yunet Cairo, lo peor puede suceder cuando termina de llover "y sale el sol".

Cairo vive en un edificio en "peligro de derrumbe" frente al Parque de la Fraternidad y “cuando todo comienza a secarse se caen los pedazos del techo, de las paredes y los balcones”.

"Esos desplomes lo mismo afectan al que vive allí que al que camina por las calles", señaló, tras recordar reportes de fallecidos por desplome de balcones.

A su edificio lo declararon inhabitable desde hace una década, cuando sacaron a los que vivían en el cuarto y quinto piso y se los llevaron para albergues.

Desde entonces los que habitan las tres primeras plantas siguen esperando una solución del gobierno, pero "todos aquí sabemos que lo único que ofrecen son albergues en pésimas condiciones”, acotó.

La vida en los albergues es muy difícil, señaló Cairo, quien mantiene relaciones con amistades que no tuvieron otra opción que irse a uno de esos refugios temporales que terminan siendo para toda la vida.

“No tienen privacidad, algunos se mojan igual porque la mayoría son unas naves con techos en mal estado, y unas paredes improvisadas que marcan la división entre una familia y otra", detalló.

Los llamados “albergues” están situados muy lejos de la ciudad y asegura que "hay quien prefiere correr el riesgo aquí porque creen que irse para ese lugar es otra forma de morirse”, aseguró Cairo.

En agosto pasado un matrimonio habanero, padres de dos niñas, residentes en La Habana Vieja, se pasaron varios días durmiendo en casas de amigos ante el inminente desplome de la vivienda, y a pesar de ir a las oficinas del gobierno encargadas de esos casos no obtuvieron ayuda.

"Nadie se ocupa de ayudarnos ni de escuchar nuestras demandas", dijeron ambas mujeres.

“Al régimen no le importa la vida de los ciudadanos, y están más ocupados en vigilar y controlar a la población en las calles que en ayudar a los que corremos peligro", sentenció Mena.

Las activistas señalaron que mientras cientos de familias enfrentan esa situación y no aparecen materiales de construcción, ni medios para remozar las viviendas, las brigadas de constructores pagadas por el gobierno levantan edificios, hoteles y restauran instalaciones para dar servicio al turismo.

Avileños temen que rebrote es peor que lo anunciado: "se llevan a la gente en guaguas"

En Ciego de Avila las calles están desiertas.

El territorio avileño se ha convertido en el centro del rebrote de coronavirus en la isla, teniendo la tasa de incidencia de la enfermedad más elevada de todo el país por cada 100 mil habitantes.

Hay mucha presencia policial en las calles, cada día aumenta el número de personas que están siendo llevadas a centros de aislamiento, los que no cuentan con las mejores condiciones, y ante el desabastecimiento de alimentos, productos de aseo y medicamentos, se incrementa el malestar entre los pobladores, alertaron a Radio Televisión Martí residentes desde el territorio.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

Roberto Valdivia regresó este jueves de un centro de aislamiento ubicado en Ceballos Ocho, en una antigua secundaria básica en el campo (ESBEC), donde fue internado el viernes de la semana anterior, luego que en las pesquisas realizadas en su barrio, la prueba rápida de PCR le dio positiva. Ya internado, otro examen resultó ser negativo.

Según Valdivia, el municipio está en una cuarentena total, no se puede salir de las casas no hay casi nada que comer.

Sobre el centro de aislamiento para pacientes sospechosos comentó: “Eso está abarrotado, era un preuniversitario y han convertido todas las plantas en apartamentos y hay allí 400 o 500 internados, y son malas las condiciones, donde tú estás no puedes salir, estás junto a varias personas en el mismo cuarto, te llevan el alimento que vas a consumir y te bañas dentro de la misma habitación".

En el caso de Ceballos, está internado con personas asintomáticas y quienes tienen síntomas están en otros lugares.

"Cada día abren más centros, el problema de la COVID-19 en Ciego, es una situación muy compleja, fuera de control en estos momentos”, dijo Roberto.

"El descontento aumenta por día y también la confusión, el desorden por parte del gobierno local, los medios informativos dicen que está garantizado el suministro de alimentos y medicamentos para las personas de la tercera edad por medio de mensajeros, y eso es falso", cuenta José Carlos Fernández, que reside en la zona norte de la capital provincial.

“Ayer fui al barrio El barbero en la zona norte, donde hacía 10 días habían evacuado una muchacha contagiada que se llama Jacqueline, y ayer fue que se presentaron a recoger a las personas que fueron sus contactos, luego del reclamo por varios días que hicieron los vecinos, mandaron un ómnibus sin ningún tipo de medio de prevención a recoger a esas 11 personas”, cuenta José Carlos.

En la zona sur de la ciudad vive Oscar Cervantes, quien asegura que allí hay mucha presencia de policías en las calles.

Cervantes se queja de que las autoridades "no te dejan salir pero tampoco abastecen con nada" por lo que hay mucha tensión entre los residentes.

Sospechosos de coronavirus son evacuados en un bus del MINSAP y escoltados por la policía cerca del Mercado de Cuatro Caminos, en La Habana. (AP/Ismael Francisco)
Sospechosos de coronavirus son evacuados en un bus del MINSAP y escoltados por la policía cerca del Mercado de Cuatro Caminos, en La Habana. (AP/Ismael Francisco)

Este jueves un joven de 24 años, que reside en el reparto Corea, padre de un menor y con la esposa embarazada, salió a la calle gritando consignas antigubernamentales ante la falta de alimentos, y sus vecinos evitaron que las autoridades lo arrestaran.

"Se lo querían llevar preso y sus vecinos salieron y se aglomeraron junto al muchacho y entonces, parece que las autoridades quisieron evitar un conflicto mayor, y todo eso quedo allí”, relató Oscar.

Desde el municipio de Morón, la cuentapropista Dairis González Ravelo comenta que los funcionarios no están siendo transparentes con la información y no corresponde la cantidad de casos confirmados con el alto por ciento de residentes que están siendo internados bajo sospecha, en la Escuela de Conducta en las afueras del pueblo, están poniendo muchas multas si sales a la calle, las cuales están desoladas.

"Lo que queremos es comida y medicinas"
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:42 0:00

“Calle cerradas que no te dejan pasar, muchos policías en cada esquina, nosotros mismos nos estamos dando cuenta que está mal esto, porque se llevan muchas personas en guaguas, en el mismo reparto Micro, en el edificio 13 y el 6, también en el reparto Loma Ciega”, concluyó Dairis.

Este jueves se anunció que el hotel Meliá Cayo Coco, ubicado en esta provincia, reabrirá sus servicios a partir del próximo 25 de septiembre.

Protesta en Holguín impide traslado de casos sospechosos de COVID-19 a inmueble sin condiciones

Protesta en Holguín impide traslado de casos sospechosos de COVID-19 a inmueble sin condiciones
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:58 0:00

Las amenazas de la policía a un activista de UNPACU para que abandone la organización (VIDEO)

Momento de la detención de Ebert Hidalgo Cruz. (Captura de video/UNPACU)

El opositor Ebert Hidalgo Cruz, integrante de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), recibió una golpiza a manos de la policía este jueves y permaneció detenido por espacio de siete horas en Santiago de Cuba.

Hidalgo dijo a Radio Martí que durante el arresto los agentes lo amenazaron con el propósito de que abandone su activismo en la UNPACU.

"Fui esposado y conducido en una patrulla a un lugar apartado de la ciudad, una carretera llamada Punta Gorda, que hay una playa, y allí me tuvieron alrededor de cuatro horas bajo el sol. Allí fui empujado, golpado, amenazado", señaló Hidalgo Cruz.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

Según detalló el opositor, un agente de la Seguridad del Estado identificado como Frank y dos policías procedieron a intentar intimidarlo para que abandone la UNPACU.

"Me amenazaron con que iban a destruir a mi familia, que le tenían un delito fabricado a mi hijo -porque mi hijo también es activista. Un delito de peligrosidad social, que lo van a meter preso. Y que me iban a destruir a m[i, que me iban a matar, e iban a acabar con mi familia", aseguró Hidalgo Cruz.

Luego fue trasladado a la unidad policial conocida como El Palacete y lo tuvieron sentado en un salón otras tres horas. Pasado ese tiempo "el esbirro Frank se dirigió a mi y me dijo que me podía marchar (...), que no hacía falta ponerme multas, que con las que tenía puestas, que son unas cuantas, tenía para llevarme a prisión".

El líder de UNPACU, José Daniel Ferrer, en prisión domiciliaria desde abril pasado, ha denunciado en varias ocasiones que la policía política leva adelante una ofensiva con el propósito de destruir a la organización opositora.

Desde su salida de prisión, la policía mantiene un cerco alrededor de la sede nacional de UNPACU en el reparto Altamira de Santiago de Cuba, y hace apenas dos días funcionarios de vivienda comunicaron a Ferrer que el inmueble será expropiado.

Otras dos muertes y más de 5,000 casos de COVID-19 en Cuba: régimen teme "un estallido social"

Un policía organiza una cola para comprar alimentos en La Habana. (REUTERS/Alexandre Meneghini)

Las autoridades sanitarias reportaron este viernes otros dos fallecimientos y 71 nuevos casos de coronavirus en Cuba en medio del temor del gobierno a "un estallido social" supuestamente alentado desde Estados Unidos.

El número de muertes subió a 111 y el de casos confirmados a 5,004, según cifras oficiales.

Todos los diagnosticados en el día son cubanos, cinco de ellos con fuente de infección en el extranjero. "Son personas que llegaron recientemente, se aislaron (...) y fueron diagnosticados con la COVID-19", informó el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, el doctor Francisco Durán, sin precisar los países de origen de estos viajeros.

La mayoría de los casos reportados son de La Habana, con 34, y Ciego de Ávila, con 20. También fueron confirmados 7 contagios en Matanzas, 6 en Sancti Spíritus, y uno en Pinar del Río, Mayabeque, Camagüey y Granma, informó el MINSAP.

Cuba vive un repunte de casos de coronavirus desde hace más de un mes que comenzó en la capital del país y se ha ido extendiendo a otras provincias, principalmente Ciego de Ávila, con una tasa de incidencia de la enfermedad de 59.26 por cada 100 mil personas -la más alta del país- y un acumulado de 259 contagios en los últimos 15 días.

Desde el 3 de septiembre a la fecha la isla suma 750 casos, para un total de 5,004 contagiados con coronavirus.

"Son despiadados e incesantes los ataques a nuestras principales fuentes de ingreso. Se patentiza un recrudecimiento brutal del bloqueo y de la percusión financiera. Se evidencia, además, todo un llamado y un propósito a alentar un estallido social en el país, también como parte de los intereses electorales norteamericanos", afirmó el designado presidente Miguel Díaz-Canel en una reunión con los gobeernadores provinciales.

Según el gobernante, desde las redes sociales "se intenta presentar al país con una incapacidad gubernamental y económica y, por otro lado, se ataca con saña a dirigentes, a líderes de opinión, a intelectuales y artistas, que defienden el proceso revolucionario".

El gobierno cubano combate activamente el disenso y la oposición al régimen, tanto en las redes sociales como dentro de la sociedad civil, y mantiene encarceladas a cientos de personas por su posición o actividades políticas.

Organizaciones internacionales como Naciones Unidas, Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han señalado la falta de libertades fundamentales y continuas violaciones a los derechos humanos dentro de la isla.

Cargar más

XS
SM
MD
LG