Enlaces de accesibilidad

Cuba

Indiferencia y temor en Cuba con los Panama Papers

Varias empresas cubanas implicadas en los Panama Papers.

A 9 de cada 10 personas en La Habana no le interesa opinar sobre los Papeles de Panamá. Mientras el gobierno hace silencio sobre la implicación de funcionarios públicos, la gente prefiere mirar hacia otro lado.

Luego de ocho horas sentada vendiendo pasta dental Colgate, desodorante Gillette y shampoo Head & Shoulders, probablemente no sea el mejor momento para preguntarle a Leonor, una corpulenta mestiza madre de tres hijos, su opinión sobre los Papeles de Panamá, donde funcionarios del régimen de Castro están implicados en sospechosas cuentas offshore.

El calor, espeso y húmedo, no cede pasadas las cinco de la tarde. Con la ayuda de su hija, Leonor enrolla una manta e introduce en dos grandes bolsos de nailon la mercancía que no pudo vender. Hoy tuvo un día de perro. Un inspector estatal la multó con 200 pesos por vender productos que no están permitidos en su licencia y las ventas fueron flojas. “Como casi siempre”, dice, y se seca el sudor con un trapo rojo. Después expresa:

“Oye, lo único que yo sé de Panamá es por la persona que me provee de pacotillas, que las compra en la zona franca de Colón. De verdad que no me interesa ese asunto. Mijo, no se puede coger lucha. Uno se muere de un infarto, sin un centavo, y todos esos descarados del gobierno roban a las dos manos”, apunta camino a su casa.

En las afueras del centro comercial del Mónaco, barrio a media hora del centro de La Habana, el ajetreo es impresionante. Decenas de puestos de venta, armandos en un santiamén, ofertan herrajes de plomería, productos de aseo y ropa de marcas piratas. Cerca, varios jóvenes beben cerveza dominicana Presidente y en voz alta discuten sobre fútbol, negocios por la izquierda o un próximo ligue. Ninguno ha oído hablar de los Papeles de Panamá.

Quizás la palabra exacta sea indiferencia popular. O la transformación de seres humanos en zombis.

“Asere, eso es candela. De esas cosas no opino, no van resolver la jodedera que es nuestra vida y si el jefe de sector (policía) se entera que estoy dando opiniones políticas, se me encarna y yo, como casi todos, vivo del invento. Pa’que voy a marcarme hablando de ese brete”, responde un muchacho con una camiseta del Barça.

La zona wifi, a pocos metros, está concurrida. Contínuamente, hombres o mujeres te proponen tarjetas para navegar por internet a 3 cuc. Debajo de la marquesina de un antiguo cine, una anciana vende cigarrillos sueltos y en la esquina, justo al costado de un parque infantil, cuatro taxistas privados ofrecen sus servicios.

Entablar un diálogo es fácil. En la actualidad, infinidad de cubanos critica abiertamente la añeja y disfuncional autocracia verde olivo. Algunos pueden estar horas quejándose de su mala suerte, que el dinero no les alcanza y preguntándose "hasta cuándo va a durar esto”. Pero si te identificas como periodista independiente y les dices que quieres recoger sus impresiones sobre un tema determinado, entran en pánico.

“Mi hermano, pitchea bajito, que el catcher es enano. Esa gaveta tiene comején. En Cuba tu puedes hablar toda la mierda que quieras, pero si te pones a juzgar a los pesos pesados (hace una seña con dos dedos encima de su hombro derecho), Gerardo Mariposa (G-2 o Seguridad del Estado) te parte en dos como un lápiz”, indica un chofer particular.

Quizás la palabra exacta sea indiferencia popular. O la transformación de seres humanos en zombis. Cuesta trabajo entender el comportamiento de los cubanos ante asuntos de carácter público que el régimen ni siquiera se molesta en ofrecer una explicación.

Sí, es cierto, Cuba es una autocracia y el férreo control social anula a un segmento amplio de la ciudadanía. Pero la implicación de funcionarios gubernamentales en paraísos fiscales debiera interesa a la población.

Una mayoría de cubanos considera que se deben al Estado. Y es al revés. Incluso fuera de Cuba, encuentras compatriotas que no les gusta tocar temas que consideran sensibles. “Recuerda que allá tengo a mi familia, a mí no me interesa la política o esa candanga no es problema mío”, son algunas de las respuestas para justificar el temor.

Una mayoría de cubanos considera que se deben al Estado. Y es al revés. Incluso fuera de Cuba, encuentras compatriotas que no les gusta tocar temas que consideran sensibles

El daño que ha ocasionado Fidel Castro al país es antropológico. Los cubanos de a pie aceptan que no se les den explicaciones, que no cuenten con ellos para ninguna decisión de Estado y obedientemente aprueban un texto delirante sobre las líneas maestras hasta 2030, cuando se desconoce cómo llegaremos a fin de año.

La sociedad cubana está rota. Hace tiempo se fragmentó el trato social. Hay dos Cuba. Una es la finca de los hermanos Castro. La otra es el espacio ciudadano donde para sobrevivir el miedo, la delación y cualquier comportamiento son válidos.

A nueve de cada diez personas en La Habana no le interesa opinar sobre los Papeles de Panamá. Mientras el gobierno hace silencio sobre la implicación de funcionarios públicos, la gente prefiere mirar hacia otro lado.

Publicado en Hispanopost el 30 de mayo del 2016.

Vea todas las noticias de hoy

"Me castigan por no seguir sus líneas": activista narra detalles del interrogatorio con la Seguridad del Estado

Raúl Soublett López, de la Alianza Afrocubana. (Foto: Facebook)

El activista Raúl Soublett, fundador de la Alianza Afrocubana, expuso los detalles del interrogatorio de la Seguridad del Estado al que fue expuesto y durante el que decidió autoagredirse en rechazo a la hostilidad de las autoridades.

“Me castigan por no seguir sus líneas, por tener vínculos con hermosas personas que ellos consideran un peligro. Me castigan por ser la pareja de un periodista independiente (en referencia al comunicador Héctor Luis Valdés Cocho)", escribió.

Soublett agregó que también lo castigaron por su activismo y forma de pensar.

“La única forma de liberarme de ese castigo es colaborar, pero no. Ellos no me dejaron otra opción. Me mostraron dos caminos de los cuales ninguno escogí", recalcó.

Dijo que ante los interrogatorios tomó la decisión de autoagredirse para “salir de ese ambiente incómodo, tan indeseable”.

Según detalles que dio en su perfil de Facebook, Soublett había sido citado a través de una llamada telefónica para el Cine Acapulco, a las 9:00 AM de este jueves.

Detalló que fue trasladado a una de esas casas que la Seguridad del Estado utiliza para interrogar a disidentes y opositores, y “la escenografía aparentaba un ambiente relajador, tranquilo, pero no, era todo lo contrario, era un ambiente tenso”.

Agregó que la conversación con sus interrogadores “fue subiendo de tono a medida de que no decía lo que ellos querían escuchar”.

El activista precisó que no faltaron acusaciones por su activismo, y de que estaba siendo financiado “por organizaciones o personas que reciben dinero de la NED, y que me relaciono con personas que igualmente son financiadas para la subversión en Cuba”.

Dijo que también recibió “chantajes, amenazas” contra su madre, su pareja, su centro de trabajo, y su carrera universitaria.

Aseguró que ejercieron tanta presión en su contra que la única vía que encontró fue "agredirme para salir de ese lugar, para dar por terminado el interrogatorio".

En su relato, Soublett reiteró que se autoagredió porque lo llevaron a ese extremo, donde la desesperación y el miedo le hicieron cometer algo “que en mi sano juicio jamás haría”.

Precisó que nunca ha atentado contra su vida, ni su cuerpo, y descartó que él hubiera premeditado esa acción “como ellos me dijeron”.

Concluyó enfatizando que el castigo al que fue sometido “tuvo sus consecuencias”.

En su perfil de Facebook, su pareja Héctor Luis Valdés Cocho denunció que durante la agresión los agentes no trasladaron a Soublett hacia ningún centro de salud, e informó que fue atendido en el mismo lugar donde le realizaron el interrogatorio.

Convocan a campaña en solidaridad con rapero encarcelado Didier Eduardo Almagro Toledo

Didier Eduardo Almagro Toledo. (Foto: CubaNet)

La independiente Academia de Estudios Cívicos "Julio Machado", con sede en Placetas, Villa Clara, anunció el inicio, este 1 de marzo, de una campaña para exigir al régimen cubano información de Didier Eduardo Almagro Toledo, músico contestatario y preso político.

Anuncian campaña a favor de Didier Eduardo Almagro Toledo
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:13 0:00

La opositora Arianna López Roque, quien preside la entidad, dijo a Radio Televisión Martí que la campaña, en apoyo a la familia del joven, se realizará bajo el lema Dónde está Nacho.

López detalló que hace casi un mes que la familia no tiene ningún tipo de contacto con el rapero.

"No sabemos cual es su situación, si está vivo o muerto, y hacemos un llamado a todas las oganizaciones y personas de buena voluntad a apoyarnos en la campaña", recalcó.

La última vez que Almagro llamó por teléfono a la madre, le dijo que las cosas estaban muy tensas en la cárcel pues "estaba recibiendo amenazas" por negarse a participar en el plan de reeducación que establecen los centros penitenciarios para la población penal, recordó.

Días después la familia se presentó en la cárcel Pretensado para exigir una explicación ante la falta de noticias del joven y "no hubo ningún resultado", precisó la activista.

Didier Eduardo Almagro Toledo, de 23 años e integrante de la Academia Julio Machado, fue arrestado el 4 de agosto del 2020 en la ciudad de Placetas donde residía junto a su familia.

El arresto ocurrió cuando participaba en un toque de cazuela, en protesta por la falta de electricidad y lo acusaron de los cargos de desorden público.

Tres meses después en noviembre le fue ratificada la sanción pedida por la fiscalía, de tres años de privación de libertad.

Desde entonces cumple sanción, primero en la cárcel La Pendiente y luego en el Pretensado, de Santa Clara, donde ha recibido golpizas, castigos y le han negado atención médica.

La Comisión Internacional Justicia Cuba, integrada por juristas, activistas de derechos humanos y líderes políticos denunció a finales del pasado año que la sanción arbitraria, le fue impuesta en un juicio amañado.

Piden reemplazo inmediato del embajador de UE en Cuba por carta a Biden; Navarro dice que no la firmó

Alberto Navarro, embajador de la Unión Europea en Cuba en su oficina en La Habana, en febrero de 2019. (YAMIL LAGE / AFP)

Un grupo de 16 eurodiputados enviaron el miércoles una carta al jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, exigiendo el reemplazo inmediato del embajador del bloque europeo en Cuba por considerar que "no es digno de las altas funciones que ostenta".

“Nosotros, los abajo firmantes, deseamos expresar nuestro desconcierto y desaprobación por la conducta inusual y recurrente del Embajador de la Unión Europea en Cuba, Sr. Alberto Navarro”, piden los firmantes que pertenecen al Partido Popular Europeo ( EPP), Renew Europe y los grupos conservadores y reformistas europeos, entre los que se encuentra la vicepresidenta de Relaciones con América Latina del Parlamento Europeo, Dita Charanzová; el vicepresidente del grupo del PPE, Esteban González Pons, y el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz.

Los legisladores lamentaron que Navarro firmara una carta al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, pidiendo el levantamiento del embargo a la isla, un hecho que califican como "acto grave en una línea de acción totalmente desafortunada y errática en cuanto a lo que debe ser la defensa de nuestros intereses y valores”.

“Tal comportamiento, además de inadecuado, es completamente ajeno a las funciones y normas de conducta que debe regir un representante diplomático de la UE, con el agravante de que le permite dirigirse a un gobierno de un tercer país, un amigo y aliado de la UE, ante la cual no está acreditado”, indica el texto.

“Se podría decir que nuestro embajador en La Habana asume posiciones políticas en línea con un régimen que no respeta ni defiende los derechos humanos ni la pluralidad democrática y se permite libertades más propias de un líder político que de un representante diplomático”, agregan los firmantes.

El representante europeo dijo en entrevista con Cubanet que no había firmado la carta.

"Vamos a ver, yo no he firmado esa iniciativa, yo no sé por qué hay gente que dice eso. Yo no he firmado esa iniciativa. Esa iniciativa salió con ciento y pico de personas firmando, entre los que había varias personas que conozco bien y que son amigos míos, como es Carlos Alzugaray, como es Carolina de la Torre (…) gente que admiro mucho. Y había un amplio espectro representativo de la sociedad cubana. Yo siempre, siempre, desde que soy diplomático español hace ya más de 40 años, siempre he estado en contra del embargo unilateral de Estados Unidos a Cuba. Me parece no solamente contrario en derecho internacional, porque además se aplica fuera de las fronteras de Estados Unidos, se nos aplica a los europeos, a las empresas, a los ciudadanos europeos no solo a los cubanos, sino que además es ilegal, contrario al derecho internacional, me ha parecido siempre inmoral. Yo lo que hice fue escribir un correo electrónico diciendo que apoyaba esa solicitud. Del mismo modo en que no tengo ningún inconveniente en decirle que yo apoyo también todos los avances en favor de la democracia, del diálogo y del respeto a los derechos humanos en Cuba, porque son cuestiones por las que he estado trabajando y sigo trabajando aquí. Es mi cuarto año en Cuba y he dedicado muchas energías y mucho tiempo aquí, que se lo robo a mis 5 hijos, que los tengo aquí conmigo, a trabajar e impulsar y abrir más. Pero, en este caso concreto, hay gente que ha dicho que yo he firmado, yo no he firmado esa carta, yo he mandado un correo personal diciendo que apoyaba esas ideas porque son las que he defendido siempre. Yo diría que es más inteligente, para favorecer la democracia en Cuba, debían levantar el embargo", aseguró Navarro a Cubanet.

Se dispara la corrupción y el vandalismo en Cuba en medio de la pandemia y el ordenamiento

La policía controla la cola en una de las nuevas tiendas en dólares. (Adalberto ROQUE / AFP)

La pandemia, el ordenamiento monetario y el acoso a los cuentapropistas están provocando un sustancial aumento del desempleo en Cuba, y un alza en los niveles de robo, vandalismo y corrupción, dijeron este viernes residentes de la isla a Radio Televisión Martí.

Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos del Partido Comunista, ha dicho en varias oportunidades que las empresas que no logren ser rentables y eficientes con el proceso de ordenamiento serán cerradas.

En Arroyo Naranjo, en la Habana, el periodista independiente Vladimir Turró, informa que en días recientes han ocurrido varios robos en viviendas de su barrio.

Según el comunicador, el incremento de los robos es "notable", y tiene su causa en el rebrote de COVID-19 y el llamado ordenamiento. Esta situación, aseguró "continuará empeorando en la medida que la economía siga cayendo”.

"Están asaltando a la gente en plena calle": cubanos alarmados por aumento de robos
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:14 0:00

Adriano Castañeda, periodista independiente en Sancti Spíritus, señala que la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) se salpica con la corrupción. La semana pasada, dijo, ocurrió un caso de robo en mayor cuantía por dirigentes del Combinado Cárnico en esa provincia, entre otros delitos.

“El robo de motos eléctricas es alarmante, y el robo de tendederas. [Los ladrones] escalan para robar en los balcones. También los asaltos se han disparado, y el sacrificio equino y de ganado mayor”, enumeró.

Desde Güira de Melena, en Artemisa, Jorge Bello, miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, cuenta que el miércoles intentaron vandalizar la tienda El Encanto, ubicada en la calle 86 e/ 85 y 87.

“Los hechos de corrupción, delictivos y el vandalismo han ido en aumento. Están asaltando a la gente en plena calle, así como robos en fincas en busca de alimentos. Se están robando las papas ante de recogerlas en el campo. El desempleo es enorme”, subrayó.

Guillermo del Sol, activista de Derechos Humanos que reside en la ciudad de Santa Clara, reporta que la prensa estatal cubana no informa sobre estos casos. Las principales víctimas de estos atracos son los cuentapropistas, y la policía no hace nada.

“La corrupción es una cosa que se ha hecho tan patente, que ha traído que los niveles de delincuencia hayan crecido, lo mismo dentro del sector empresarial estatal que dentro de la juventud, que se encuentra desempleada y se dedica al vandalismo”, aseguró Del Sol.

Anderlay Guerra Blanco, desde la ciudad de Guantánamo, dice que además de la delincuencia común hay mucha corrupción en los organismos estatales. Sus dirigentes roban y son los principales suministradores del Mercado Negro.

Además, “el robo en casas habitadas está aumentando y pasan hasta 10 horas y la policía nunca aparece”, destacó el comunicador.

Y desde Bayamo, en la provincia de Granma, el también periodista Roberto Rodríguez Cardona concluyó que la miseria existente en el país es la causa del aumento de la violencia, el robo y la corrupción.

“Aumentan los índices de violencia, los robos de bicicletas, el hurto y sacrificio de ganado, en estos tiempos muy penado por la ley, pero es que la gente busca de donde no hay”, concluyó Cardona.

Congresistas republicanos piden a Biden mano dura con el régimen de Cuba

Banderas de Estados Unidos y Cuba

Congresistas republicanos instaron al presidente Joe Biden a reconocer la amenaza que representa el régimen comunista de Cuba e implementar una política consecuente con ello.

Los representantes Mark Green de Tennessee, María Elvira Salazar, de Florida, y August Pfluger de Texas, alertaron a Biden sobre la amenaza que Cuba representa para la estabilidad en la región si vuelve a las "políticas de apaciguamiento fallidas" del presidente Barack Obama.

La iniciativa pide al presidente de EEUU
que implemente una política que responsabilice a Cuba por sus abusos sostenidos en materia de derechos humanos y su apoyo a los regímenes autoritarios.

"No es el momento de concesiones al mismísimo régimen que sigue encarcelando, haciendo pasar hambre, asesinando y oprimiendo sistemáticamente al pueblo de Cuba", escribió la cubanoamericana Salazar.

"Es hora de apoyar a los valientes hombres y mujeres que anhelan la libertad dentro de la isla", afirmó la representante.

Días atrás el senador cubanoamericano Bob Menéndez, demócrata por New Jersey, sumó su voz a la de legisladores republicanos de origen cubano, prominentes figuras del exilio y a la de un grupo de opositores desde la isla, que alertaron al presidente Biden sobre el peligro de un acercamiento con Cuba sin exigencias al régimen.

"Mientras Estados Unidos se esfuerza por fortalecer el respeto por la democracia y los derechos humanos en Cuba y en todo el mundo, debemos asegurarnos de que nuestros esfuerzos produzcan resultados tangibles en estos temas fundamentales”, dijo el senador por New Jersey en un evento virtual organizado en Miami por la Fundación Inspire América.

"Todos sabemos: que el pueblo cubano quiere que se escuche su voz, exige respeto a sus derechos humanos y quiere vivir en una sociedad basada en la tolerancia, la libre expresión y la democracia", dijo Menéndez.

El 15 de enero, el representante James McGovern, presidente del Comité de Reglas y miembro de alto rango del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes, instó al entonces presidente electo Joe Biden a “actuar de forma temprana, rápida e integral” para revertir todas las políticas, restricciones y sanciones impuestas por la Administración Trump a Cuba.

El demócrata pidió que que se abran los viajes, intercambios y comercio entre el pueblo estadounidense y el cubano, que se restaure la embajada y servicios consulares en la isla dirigidos por un embajador experimentado y altamente calificado y que que separe las relaciones entre Estados Unidos y Cuba de la política de Estados Unidos hacia Venezuela.

En las últimas semanas han surgido numerosas iniciativas que buscan recomendar al actual presidente de EEUU cuáles serían las mejores vías de establecer una política hacia Cuba: algunas apuestan por retomar el "deshielo" iniciado por la Administración Obama y otras por mantener la política de mano dura hacia el régimen y sus instituciones militares emprendida por la Administración Trump.​

Cargar más

XS
SM
MD
LG