Enlaces de accesibilidad

Crisis Migratoria

De la balsa al crucero, más cubanos llegan a México

Balseros cubanos rescatados por crucero vía México.

Los cubanos fueron rescatados a 100 millas náuticas de Las Islas Caimán por la tripulación del crucero Norwegian Getaway, que se dirigía a la isla Cozumel.

Un grupo de 17 cubanos, incluidas tres mujeres, fueron rescatadas el jueves en la noche por un crucero y llevados a tierra mexicana este fin de semana, tras pasar por una travesía de 20 días y quedar a la deriva, informa el diario Novedades de Quintana Roo.

Los cubanos fueron rescatados a 100 millas náuticas de Las Islas Caimán por la tripulación del crucero Norwegian Getaway, que se dirigía a la isla Cozumel.

Al atracar en suelo mexicano, miembros de la Policía Federal se presentaron en el muelle Punta Langosta para hacerse cargo de los balseros cubanos, que fueron conducidos en “una camioneta del Instituto Nacional de Migración (INM) que salió de la terminal para enfilar rumbo a las instalaciones de la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima de Cozumel de la Secretaria de Marina Armada de México (Semar)”.

El grupo, según declaro uno de los rescatados que se identificó como Francisco, salió de Isla de la Juventud, al sur de Cuba, y permanecieron 20 días en alta mar. .

En el crucero, recibieron atención médica, comida y ropa. Según la publicación, los cubanosse encuentran “en buen estado físico”, aunque se desconoce si alguien falleció durante la travesía.

Vea todas las noticias de hoy

Cubanos logran pasar en pequeños grupos de Panamá a Costa Rica

Panamá desplaza a cubanos y otros migrantes
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:10 0:00

Un día después de que los mandatarios de Panamá y Costa Rica celebraran una reunión en la frontera común, el gobierno del país itsmeño comenzó el traslado de cubanos y otros migrantes irregulares hacia territorio tico.

Unos 100 cubanos se desplazaron en horas tempranas de este jueves hacia la zona de Paso Canoas, en la frontera con Costa Rica, donde han recibido un salvoconducto para seguir camino hacia San José, la capital.

Cubanos cruzan en bus desde Panamá a Costa Rica
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:18 0:00

Los migrantes, que se encontraban en el campamento de Los Planes, en la provincia de Chiriquí, habían ingresado a Panamá, por la frontera con Colombia y quedado varados en Puerto Obaldía.

El activista cubano Yonimiler del Río, del Movimiento de Derechos Humanos, Mario Manuel de la Peña.
El activista cubano Yonimiler del Río, del Movimiento de Derechos Humanos, Mario Manuel de la Peña.

El activista cubano Yonimiler del Río, del Movimiento de Derechos Humanos, Mario Manuel de la Peña, integra un grupo de 50 antillanos que llegó a Costa Rica.

“Los países están cooperando, es un corredor silencioso”, dijo el activista oriundo de Ciego de Avila que salió de Cuba hacia Guyana y de ahí emprendió la travesía irregular.

​Ninguno de los dos gobiernos se ha pronunciado sobre esta operación.

“Los están sacando de 50 en 50 repartidos en ómnibus de 25 plazas, previo examen médico que certifica el buen estado de salud”, dijo el cubano.

“Una vez en San José, hay que llegar por medios propios hacia la frontera con Nicaragua”, explicó.

Una parte de los más de 700 migrantes que llegaron a Panamá entre el 9 y 10 de febrero último, a través de la frontera con Colombia, han sido trasladados al viejo campamento en Los Planes, en la provincia de Chiriquí.

Ayer los gobernantes de Panamá y Costa Rica acordaron reforzar el programa bilateral Flujo Controlado, como parte del II Encuentro Binacional en materia de seguridad, migración, comercio, turismo y cooperación.

"Los ciudadanos -de la región y extraterritoriales- tienen que cumplir con las leyes y hacer el tránsito de una forma ordenada, y controlada establecida", declaró el presidente de Panamá Juan Carlos Varela y agregó que ambos Estados aplican controles sanitarios y de seguridad, además de indicarles la responsabilidad que deben tener al ser dirigidos por un Gobierno, y que no son parte de una red de tráfico de seres humanos.

Migrantes cubanos en Puerto Obaldía.
Migrantes cubanos en Puerto Obaldía.

Desesperados

Entretanto, en Puerto Obaldía, reina la incertidumbre y los migrantes que aún quedan en esa localidad aseguran que el traslado gratuito que hasta ahora se había llevado a cabo hasta Ciudad Panamá, ha culminado.

Migrantes cubanos en Puerto Obaldía.
Migrantes cubanos en Puerto Obaldía.

“Los guardias nos dicen que tenemos que costearnos el traslado, no nos dan alimentos, pagamos 4 dólares por la ración de comida y 1 dólar por una botella de agua”, dijo Amaury, uno de los migrantes cubanos que está en Obaldía con su esposa.

“Están pidiendo 275 dólares por un asiento en una avioneta hasta Ciudad Panamá y 200 por el cupo en una lancha de pesca, sin condiciones para pasaje”, manifestó preocupado porque “no tenemos ni un centavo”.

Según cálculos extraoficiales, en Obaldía permanecen unos 300 migrantes, cubanos, haitianos y extra continentales, entre ellos menores de edad.

En el puesto de mando de la Dirección de Seguridad de Fronteras, el teniente Pérez, dijo a Radio-Televisión Martí que no podía ofrecer información al respecto.

Honduras detiene a "coyotes" que transportaban a 16 migrantes cubanos

En el paso de El Amatillo, entre Honduras y El Salvador, detienen a menudo a cubanos sin documentos.

Las autoridades de Honduras detuvieron este miércoles a tres hondureños por transportar de manera ilegal a 20 inmigrantes de Cuba e India, cuyo destino final era Estados Unidos, informó la Policía.

La detención, según un comunicado de la Policía hondureña, se produjo en el departamento sureño de Choluteca, fronterizo con Nicaragua, cuando los inmigrantes viajaban en un microbús conducido por los supuestos traficantes de personas, conocidos como "coyotes".

Los detenidos, que no fueron identificados, fueron puestos a disposición judicial y serán acusados de transportar ilegalmente a 16 inmigrantes de Cuba y cuatro de India. La Policía señaló que los tres hondureños trasladaban a los inmigrantes desde Choluteca hacia la frontera con Guatemala para seguir en ruta hacia Estados Unidos.

Agregó que los detenidos forman parte de una banda criminal que se dedica al tráfico y trata de personas y fueron detenidos por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones y la Policía de Fronteras.

Los "coyotes" se dedican a "captar personas nacionales y extranjeras a las que les ofrecen un tránsito seguro por el territorio hondureño y luego llevarlos hasta Estados Unidos", indicó la misma fuente.

Los inmigrantes permanecen retenidos en una oficina del Instituto
Nacional de Migración en Choluteca, donde las autoridades decidirán si les concederán un permiso para que crucen el territorio nacional o los regresan a su país de origen.

Las autoridades de Honduras han detenido en lo que va de 2019 a 2.010 inmigrantes extranjeros, incluidos 142 menores, por ingresar de manera ilegal al país con la intención de llegar a Estados Unidos, según cifras del Instituto Nacional de Migración.

De esa cifra, 1.372 eran migrantes de Cuba en situación irregular, de acuerdo con la información oficial.

En 2018 fueron detenidos en Honduras más de 4.000 extranjeros en diferentes puntos aduaneros, según cifras oficiales.

Las autoridades hondureñas han retenido en los últimos 9 años a
70.271 inmigrantes indocumentados por ingresar de manera irregular
en su territorio con intención de llegar a Estados Unidos.

(Con información de la agencia EFE)

Migrantes cubanos son tema de reunión de presidentes de Panamá y Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada y su homólogo de Panamá Juan Carlos Varela Rodríguez, en la localidad fronteriza de Boquete, provincia panameña de Chiriquí.

Los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Costa Rica, Carlos Alvarado, iniciaron este miércoles una reunión cerca de la frontera común para tratar temas de la agenda bilateral, entre ellos la presencia de centenares de migrantes irregulares, la mayoría cubanos, que buscan llegar a EE.UU.

Varela dijo al recibir a Alvarado que durante la cita, que se extenderá hasta esta tarde, conversarán sobre "seguridad, flujos migratorios, lucha contra el crimen organizado, seguridad ciudadana, turismo y cooperación".

"Es un gusto recibirlo, estoy seguro que será un día muy productivo", añadió Varela, algo en lo que coincidió Alvarado, quien en unas breves palabras recalcó los lazos de amistad entre ambos países e incluso personalmente, ya que su hijo nació en Panamá y la familia de su padre es de la provincia panameña de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica y donde este miércoles tiene lugar la reunión.


Este segundo encuentro binacional entre los Gobiernos de Varela y Alvarado tiene lugar al tiempo que Panamá gestiona el paso de más de 700 migrantes irregulares, el 57 % cubanos y el resto de países como Haití, Camerún, Ghana, Eritrea, Etiopía, que llegaron a pie al país centroamericano y buscan pasar por la frontera de Costa Rica para seguir rumbo al norte del continente americano.

Se trata de "una última ola migratoria que se dio el fin de semana" del 9 y 10 de febrero, dijo a Efe el 13 de febrero el ministro de Seguridad Pública de Panamá, Jonattan Del Rosario, quien entonces recalcó que "tampoco es la peor crisis de migrantes" que ha enfrentado el país.

Del Rosario hacía referencia así a los miles de cubano, haitianos y africanos en tránsito hacia Estados Unidos que quedaron varados entre finales de 2015 y el primer trimestre de 2016 en Panamá y Costa Rica, luego de que Nicaragua cerrara su frontera, y que fueron evacuados mediante un operativo especial que contó con el apoyo de México.

Una parte de los más de 700 migrantes que llegaron entre el 9 y 10 de febrero pasado a Panamá a través de la frontera con Colombia han sido trasladados a la provincia de Chiriquí, de acuerdo con los datos oficiales.

Según la información oficial costarricense, Varela y Alvarado analizarán este miércoles además los temas de la modernización de los puestos aduaneros, la promoción turística conjunta, las relaciones comerciales, iniciativas para el Parque Nacional la Amistad, el avance del puente binacional sobre el río Sixaola y la Comisión Mixta de Cooperación.

La delegación costarricense que acompaña a Alvarado está integrada por el canciller, Manuel Ventura, y los ministros de Seguridad, Michael Soto; de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez; de Agricultura, Renato Alvarado; de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, y de Turismo, Mariamalia Revelo.

También están presentes los directores de la Fuerza Pública, Daniel Calderón; de la Policía de Fronteras, Allan Obando, y de la Dirección de Inteligencia y Seguridad, Eduardo Trejos.

A Varela lo acompañan en esta cita un grupo de ministros y la vicepresidenta y canciller del país, Isabel De Saint Malo, de acuerdo con la información disponible.

En una reunión de enero pasado, los presidentes Alvarado y Varela nalizaron asuntos bilaterales, pero también se refirieron al papel del Grupo de Lima en la búsqueda de una salida a la crisis política que vive Venezuela.

Cubanos son detenidos en frontera tica y regresados a Chiriquí

Campamento de Los Planes de Gualaca, en la provincia panameña de Chiriquí.

Un grupo de migrantes cubanos fue detenido el martes en la noche en Panamá, a 20 minutos de la frontera con Costa Rica, y regresado al campamento en Los Planes de Gualaca, en la provincia de Chiriquí.

En el grupo viajaba Mario, a quién dimos ese nombre a petición de no ser identificado. El joven de 29 años había abandonado el campamento en la mañana con otros cinco cubanos y un africano en busca del sueño añorado de llegar a la frontera norte y pedir asilo a las autoridades estadounidenses.

“Detuvieron el ómnibus, pidieron identificación, nos bajaron y nos montaron en una patrulla”, explicó el cubano desesperanzado a quien ahora no le queda "más remedio que esperar”.

Antes de salir, Mario había dicho que fueron los mismos agentes del Servicio de Inmigración quienes aconsejaron a los migrantes abandonar el campamento en grupos de 10.

“Una buena mentira lo que dice Panamá de que el flujo debe ser controlado, ellos mismos se contradicen”, sentenció el joven enfermero de Sancti Spíritus que hizo la travesía desde Trinidad y Tobago.

Mientras, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y el de Panamá, Juan Carlos Varela, se reúnen este miércoles en la localidad panameña de Boquete, Chiriquí.

En medio de la crisis que se registra actualmente, el Comisionado del Servicio de Inmigración, Javier Carrillo, se acogió a su derecho de jubilación, informó en un comunicado el Ministerio de Seguridad Pública.

Se desconoce si la decisión tiene que ver con tal situación migratoria. Lo sustituye en el cargo Miguel López, quien se desempeñaba como subdirector de la entidad.

En días recientes, se conoció la aprobación del diseño, confección, suministro de planos y construcción de un albergue de Migración en Metetí, Darién, con capacidad para 400 migrantes.

​La Dirección Nacional de Protección Civil continúa lidiando con la situación en Puerto Obaldía, localidad indígena de la comarca Guna Yala, cercana a la frontera con Colombia, hoy poblada por extranjeros que ingresaron al país de manera irregular, en su mayoría cubanos, y que llegaron a superar los 700.

En Obaldía, decenas de migrantes han plantado campamento. En una escuela.

Amaury González hace menos de una semana que cruzó desde Colombia.

“Estamos durmiendo en el patio de la escuela del pueblo, no hay condiciones, ni las mínimas “, dice con voz entrecortada.

El hombre que salió desde Trinidad y Tobago comentó que hay muchos migrantes y embarazadas, no solo cubanas.

Las autorizadas han informado que ha llegado a Obaldía centenares se libras de ayuda humanitaria pero los migrantes dicen que no la ven.

“De ayuda nada, todo hay que comprarlo y caro. La Internet en casas particulares a 1 dólar por hora”.

González dijo que en el cruce hay una gran cantidad de cubanos, “pero están varados porque no dejan pasar por los retenes”.

El ente gubernamental que dirige José Donderis ha activado la Operación Flujo Controlado en dos fases, que entre otros elementos, abarca el traslado al campamento en Chiriquí de los irregulares que ingresaron al pasado día 10 al territorio canalero.

“La espera me mata, no puedo más”: cubanos se arriesgan y salen de Panamá rumbo a EEUU

“Fueron unas 24 horas hacinados en un barco que parecía militar hasta Colón", dijo uno de los cubanos.

El viejo campamento en Los Planes, distrito de Gualaca, provincia de Chiriquí, vuelve a ser remanso de emigrantes que, a toda costa, quieren seguir rumbo hacia EEUU por el corredor centroamericano que conforman Panamá, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y México.

Es que el país istmeño no deja de ser punto obligado camino a la frontera norteamericana. En el caso de los cubanos, viajan con la esperanza de llegar y obtener un permiso de estadía en EEUU, conocido como parole, y optar por la Ley de Ajuste Cubano, que les abre el camino hacia la residencia permanente después de un año y un día. Sin embargo, el proceso es mucho más complicado desde la derogación, en enero de 2017, de la política "pies secos/pies mojados".

Al campamento de los Planes, ubicado en la cadena montañosa del norte panameño, 590 kilómetros al oeste de Ciudad de Panamá, llegó un primer grupo el sábado último procedente de Puerto Obaldía en traslado vía marítima hasta la capital y luego por tierra hasta Chiriquí.

Apilados en un barco los migrantes son trasladados desde Puerto Obaldía hasta la capital, y luego hasta Chiriquí.
Apilados en un barco los migrantes son trasladados desde Puerto Obaldía hasta la capital, y luego hasta Chiriquí.

El pasado día 10, más de 700 antillanos, haitianos y extraterritoriales ingresaron a Obaldía por la frontera con Colombia.

Las autoridades activaron la Operación Flujo Controlado en dos etapas, que incluye el traslado de los extranjeros a Los Planes.

“Fueron unas 24 horas hacinados en un barco que parecía militar hasta Colón. Después, otras 8 horas en ómnibus hasta el campamento en Chiriquí, dijo a Radio Televisión Martí uno de los cubanos que pidió se omitiera su nombre, y que identificamos como Mario, graduado de enfermería y procedente de la región central de Cuba.

Mario salió de Cuba el 1 de diciembre de 2017 hacia Trinidad y Tobago, y la semana pasada integró el primer grupo que cruzó la frontera hacia Panamá procedente de Colombia.

De enfermero a constructor

Era uno de los más de mil cubanos varados en Trinidad y Tobago. En su caso, solicitó asilo en la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas, pero “en más de un año no recibí respuesta”, dijo el enfermero de 29 años, oriundo de Tunas de Zaza, al sur de Sancti Spíritus.

Trabajó en el hospital provincial Camilo Cienfuegos, y luego, tres años en un centro médico en Tunas de Zaza.

“Lo único que pude hacer en Trinidad es aprender el idioma e insertarme en una compañía de construcción en medio de la ilegalidad. En ese país no tenemos derecho al permiso de trabajo, ni a beneficios sociales. Me cansé de esperar respuesta a mi solicitud de asilo", confesó.

La travesía

El desplazamiento de cubanos desde países como Trinidad y Tobago, Venezuela o Ecuador, entre otros, no es una novedad. El fenómeno viene ocurriendo desde 2012.

Sobran cuartillas abarrotadas de anécdotas que van desde violaciones, estafas, asaltos y hasta noticias de cubanos que han perdido la vida en el intento.

La Operación Flujo Controlado, en dos etapas, incluye el traslado de los extranjeros al campamento de Los Planes.
La Operación Flujo Controlado, en dos etapas, incluye el traslado de los extranjeros al campamento de Los Planes.

“El cruce de Venezuela a Colombia resultó el tramo más difícil. “En Pedrera, Táchira, los guardias nos quitaron primero los pasaportes, y luego, a cambio de ellos, nos pidieron dinero. El taxista que nos llevó hasta allí dijo a los guardias que éramos traficantes”, contó Mario, que calcula haber gastado hasta ahora unos 2 mil dólares en la travesía.

Un agente del Servicio Nacional de Inmigración, que tiene a su cargo la custodia de la instalación y que pidió el anonimato, dijo a Radio Televisión Martí que hasta este lunes en la tarde había en el campamento de Chiriquí 329 extranjeros, en su mayoría cubanos.

Sin embargo, la cifra ha variado desde las últimas horas, pues muchos de los migrantes han decidido continuar camino.

“Hay mucha preocupación en cuanto al estatus migratorio. No han concedido salvoconductos y se dice que hay conversaciones con Costa Rica, pero nada es oficial”, manifestó Mario, y agregó: “Los guardias nos dicen que sigamos, que salgamos de 10 en 10 rumbo a Paso Canoas, en la frontera con Costa Rica”.

Por otro lado, explicó que no hay quejas del trato conferido por las autoridades. “Dan tres comidas al día y tenemos libertad de movimiento. Podemos salir del campamento, vamos al pueblo más cercano, pero tenemos que regresar antes de la 5 pm”.

Es la tercera oleada migratoria importante que llega a Panamá, aunque dista mucho de la vivida en 2016, cuando el país recibió a más de 27,000 migrantes irregulares, muchos de ellos cubanos, y también haitianos, africanos y asiáticos, que entraron por la selva del Darién, frontera natural con Colombia, en su tránsito hacia EEUU.

En 2015, Nicaragua cerró el paso a estos migrantes, lo que ocasionó que miles quedaran varados en Costa Rica y Panamá.

48 horas en Chiriquí

Amaneció en Chiriquí y Mario, presa de la desesperación, dijo haber tomado la decisión más importante de su vida.

“La espera me mata, no puedo más”, escribió en un mensaje telefónico. “Salgo en un grupo de 7, entre ellos un africano, rumbo a la frontera con Costa Rica”.

Fue lo último que supe de este joven cubano que asegura que otros se preparan para reanudar la travesía, incluso familias con hijos menores de edad.

Más sobre la crisis migratoria cubana

El denominado cuarto éxodo ha estado marcado por grandes desplazamientos a través del continente americano hasta llegar a EEUU. La más reciente crisis migratoria ha generado conflictos en diferentes países de la región y un verdadero drama para muchos cubanos.

Cargar más

XS
SM
MD
LG