Enlaces de accesibilidad

Cuba

Granada: primer episodio bélico entre Cuba y Estados Unidos

INVASIÓN ISLA GRANADA: Saint George (Isla Granada), 27-10-1983

Ese primer episodio bélico entre Cuba y Estados Unidos le costó la vida a 24 compatriotas, muertes que se pudieron evitar.

En octubre de 1983, la guerra fría entre Estados Unidos y la otrora URSS estaba en su apogeo.

Fue una etapa inédita en la historia de la humanidad. Las dos potencias tenían el suficiente arsenal nuclear para destruir cien veces el planeta. El poder disuasivo de los misiles atómicos frenaba la expansión comunista soviética y la respuesta estadounidense.

Una guerra donde no habrían ganadores. Por tanto, la batalla se traspoló a conflictos civiles, propaganda y oratorias encendidas entre los líderes comunistas y demócratas occidentales.

El capítulo más tenso durante la guerra fría aconteció en Cuba en octubre de 1962.

En un inesperado cambio de alianza, en abril de 1961, Fidel Castro se asoció ideológicamente con el comunismo soviético. Financiado por el Kremlin, Castro desató focos de subversión en África y el continente americano. Y dio luz verde a la instalación en suelo cubano de 42 misiles atómicos rusos de alcance medio.

El mundo estuvo al borde una hecatombe nuclear. Luego de negociaciones entre Kruschov y Kennedy, se llegó al compromiso de que Estados Unidos no agrediera a la isla a cambio de retirar los cohetes. Pero Castro siguió con sus proyectos injerencistas en conflictos civiles en África, Centroamérica y Sudamérica.

Así las cosas, en Granada, una pequeña isla del Caribe, Maurice Rupert Bishop, abogado y político perteneciente al Movimiento New Jewel, en 1979 encabezó un golpe de Estado para deponer al régimen de Eric Gairy.

Bishop fue designado primer ministro y su gobierno estrechó fuertes lazos con Cuba y la URSS. Entre los proyectos del mandatario granadino se incluía la construcción de un nuevo aeropuerto internacional que Castro financiaría.

El entonces presidente Ronald Reagan, acusó a Bishop de utilizar el nuevo aeropuerto como base militar soviética. Los tambores de guerra comenzaron a sonar. Días antes de la intervención estadounidense, una asonada liderada por Bernard Coard, compañero de partido de Bishop, depuso al premier granadino. Fue ejecutado junto a su esposa en circunstancias aún no esclarecidas.

Fuerzas de la 82 división de Estados Unidos marcharon a Granada, para proteger a 600 ciudadanos estadounidenses que estudiaban medicina en Saint George, la capital.

Al otro lado del campo de batalla, cerca de 700 constructores cubanos que laboraban en la edificación del aeropuerto. Además de sus herramientos de trabajo, disponían de fusiles AKM, morteros y lanza granadas, para defender el aeropuerto en caso de ataque.

En 200 años, Cuba y Estados Unidos nunca se habían enfrentado militarmente. Todo lo contrario. Durante la guerra de secesión contra Inglaterra, mujeres cubanas y liberales criollos recaudaron dinero y joyas para la lucha de emancipación.

Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramontés, Calixto García y José Martí, entre otros próceres, se habían inspirado en la revolución norteamericana, sus reglas democráticas y la abolición de la esclavitud impulsada por Abraham Lincoln.

Hubo períodos difíciles. El aberrante apéndice jurídico a la Enmienda Platt en la Constitución de 1901, por la cesión de una parte del territorio nacional para establecer bases navales y las intervenciones de la armada estadounidense en conflictos locales, exacerbó a un segmento de intelectuales y políticos cubanos en ciernes.

Hay que situarse en el contexto de la época. En el mapa mundial todavía destacaban extensas porciones de territorio, coloreadas bajo el rótulo de colonias. A pesar de ciertas apetencias coloniales de un sector estadounidense, Cuba fundó su República el 20 de Mayo de 1902. Durante la Segunda Guerra Mundial, la isla fue aliada de Estados Unidos frente al fascismo alemán, japonés e italiano.

Incluso con Castro en el poder, jamás había ocurrido una acción armada directa con su vecino del Norte. Era una batalla de palabras, desde las plazas públicas y tribunas internacionales. Con exceso de consignas y ofensas hacia los mandatarios gringos. Pero hasta ahí.

Cuando se conoció que era inminente la intervención de Estados Unidos en Granada, Fidel Castro envió con urgencia a un experto asesor militar, quien a la carrera debía entrenar y preparar a los 700 constructores, para un combate desigual contra fuerzas aeronavales estadounidenses.

Un suicidio. Un golpe de efecto que enaltecería a la revolución. Pura propaganda. A Castro poco le importaba la vida de los trabajadores. Sacar réditos políticos de un combate que de antemano se sabía perdido era su plan. El coronel PedroTortoló también lo sabía. Y en plena refriega, huyó y se asiló en la embajada soviética.

Durante una guerra, la primera víctima es la información. En 1983, sin Internet, Twitter, Facebook o Radio Martí, y con el control del régimen sobre los medios, Castro logró crear en el país un clima de patrioterismo y nacionalismo a ultranza.

Estudiaba en el preuniversitario René O'Reiné de la Víbora y recuerdo que los alumnos lloraban, al escuchar por el megáfono de la escuela que abrazados a la bandera, los últimos cubanos se habían inmolado por la patria.

Días después, se supo que todo fue un montaje. Una vulgar mentira. Los obreros en Granada se rindieron después de una corta escaramuza frente a la bien preparada 82 división.

El Coronel Tortoló fue utilizado como cabeza de turco y degradado. Ese capítulo de la guerra fría le costó la vida a 24 compatriotas, muertes que se pudieron evitar. En nombre de una ideología, en Granada, Angola y Etiopía, Fidel Castro arrastró a medio millón de cubanos a la armas. Las bajas y mutilados se cuentan por miles.

La historiografía oficial silencia o maquilla las guerras del comandante. Como la de hace 30 años en Granada, cuando por vez primera se produjo un enfrentamiento militar entre Cuba y Estados Unidos y la primera ocasión en que tropas de la isla pelearon fuera de su territorio.

Vea todas las noticias de hoy

Estados Unidos advierte que "continúa desalentando la inmigración ilegal"

Operación de intercepción de migrantes ilegales en el mar por la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG).

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG, por sus siglas en inglés) informó en un comunicado este viernes que continúa desalentando la inmigración ilegal al país.

En lo que va de año fiscal 2019 (desde octubre pasado), indicó el cuerpo militar estadounidense, la Guardia Costera ha interceptado la entrada 311 migrantes cubanos, de un total de 4.567 que lo han intentado desde varios países.

La cifra contiene un aumento de 265 personas con respecto a los 4.302 que en 2018 intentaron pasar a territorio de EE.UU. por la vía marítima.

VIDEO: Según el reporte de USCG de esos 4.567 migrantes (además de los cubanos) 2.785 son haitianos, 1.361 dominicanos y “172 de diversas nacionalidades que intentan ingresar ilegalmente a los Estados Unidos desde las Bahamas”.

La cifras, anotó el reporte oficial, representan el número total de intercepciones en el mar, “desembarques e interrupciones en los estrechos de la Florida, el Caribe y el Atlántico”.

Los migrantes, una vez a bordo de un barco de la Guardia Costera, “reciben alimentos, agua, refugio y atención médica básica”, señala el comunicado.

Fuerza de contención

El pasado miércoles, concluye la comunicación, una operación conjunta de USCG, una tripulación en helicóptero del mismo cuerpo armado y un buque de la Fuerza de Defensa de las Bahamas Reales procedieron a la detección una embarcación de migrantes aproximadamente a 49 millas al sureste de Gran Inagua, Bahamas.​

El informe reveló que se trataba de 177 migrantes haitianos, siete de ellos menores de edad, a bordo de un carguero de madera de 45 pies que venía sobrecargado.

El jueves, un avión de Customs Air y Marine Branch detectó una embarcación de recreo de 20 pies, aproximadamente a 46 millas al este de Boca Raton, Florida, y notificó a los vigilantes del Sector de la Guardia Costera de Miami.

Los vigilantes desviaron a la tripulación de USCG “William Flores” (WPC-1103), quien interceptó el barco con 14 migrantes haitianos y dos presuntos contrabandistas, concluyó el reporte de la Guardia Costera.

[Con información de prensa de la Guardia Costera de Estados Unidos]

Detienen en La Habana a organizadora del premio "Ensayar Cuba Futura"

Kirenia Yalit Núñez, coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana. (FACEBOOK).

La opositora Kirenia Yalit Núñez Pérez fue detenida por la policía este sábado en Centro Habana, dijo la periodista María Matienzo, quien denunció que ambas se dirigían a la premiación del concurso “Ensayar Cuba Futura”, una iniciativa de la sociedad civil independiente.

Matienzo, periodista que ha publicado en los portales Diario de Cuba y Cubanet, habló con Radio Televisión Martí desde la unidad policial de Zanja, en La Habana.

“En horas de la mañana teníamos a un sujeto en la esquina, vigilando para la ventana. Nunca pensé que fuera nada grave, (…) y cuando nos disponíamos a salir de la casa, en [las calles] Galeano y Salud nos detuvo una [patrulla policial] perseguidora, nos pidió el carné de identidad y nos condujeron hasta aquí hasta Zanja”, señaló.

La periodista independiente dijo que a ella no la dejaron pasar al recinto policial como a Núñez Pérez, a quien esperaría hasta su liberación.

Kirenia Yalit Núñez Pérez es coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, y mediante ese grupo lanzó en noviembre de 2018 el concurso “Ensayar Cuba Futura”, con el propósito de “incentivar la comunicación y ayudar en el desarrollo de los jóvenes”.

En una entrevista para Cubanet, Núñez explicó más ampliamente los objetivos del certamen.

“En Iniciativas de Bien Común lo que pedimos es que los jóvenes se comprometan con su comunidad desde lo personal y no desde ninguna organización gubernamental y sus exclusiones ideológicas, tanto es así que la convocatoria está abierta no solo para los jóvenes que pertenezcan a la sociedad civil independiente, sino para todos los jóvenes que quieran participar”, enfatizó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:43 0:00

Matienzo agregó que no hay motivos para la detención de la joven disidente.

“Es una de las tantas detenciones arbitrarias que ocurren en este país a diario… que por premiar un concurso no es un delito, ser activista por los derechos humanos no puede seguir siendo un delito en el siglo XXI”, concluyó.

Mariela Castro y embajador Cabañas critican programa de becas de EEUU para líderes cubanos

Mariela Castro Espín, diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular e hija del dictador Raúl Castro. (Archivo, AFP)..

Mariela Castro Espín, diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular e hija del dictador Raúl Castro, arremetió este viernes contra un proyecto del Departamento de Estado de Estados Unidos que busca formar líderes dentro de Cuba.

La parlamentaria Castro Espín la emprendió a improperios contra la iniciativa “Líderes cubanos emergentes”, una programa de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado enfocado en formar actores cívicos, para promover la democracia y los derechos humanos en la isla.

“Becas para un penoso oficio. Ya sabemos de algunos improvisados e ignorantes que se esmeran por llegar a la meta y presentar un proyecto de cualquier tema”, escribió la psicóloga y Directora del Centro Nacional de Educación Sexual (SENESEX).

La mujer publicó las opiniones en su cuenta personal de Facebook, junto a un post del periodista estadounidense Tracey Eaton, un analista que regularmente publica sobre la política exterior de Estados Unidos.

Castro Espín agregó que esos “improvisados e ignorantes” buscan además enrolarse en proyectos “relacionados con el trabajo del CENESEX junto a otras instituciones del estado y organizaciones de la sociedad civil".

Castro se ha erigido en defensora de la política LGBTI en Cuba y respecto al curso que pretende impertir Estados Unidos, aseceró: "el pueblo cubano sabe transformar la información en conocimiento, y éste, en sabiduría. Son 60 años de entrenamiento. Veremos nuevos capítulos de la misma aventura”.

Las becas salieron bajo una convocatoria que vence el próximo 26 de julio, los seleccionados podrán formarse durante un periodo en Estados Unidos u otro país y los participantes deben demostrar su deseo declarado de regresar a la isla y trabajar en la gestión de organizaciones y/o actividades independientes en Cuba.

Una reseña al artículo de Eaton en español fue publicado en el blog La Pupila Insomne, del expresidente del Instituto Cubano del Libro (ICL), Iroel Sánchez, un crítico acérrimo de la disidencia interna en la isla.

Sánchez a su vez, puso en lace al blog Cuba Money Project, de Eaton.

En otro tanto el embajador cubano en Washington, José Ramón Cabañas, criticó el programa del Departamento de Estado, lo ligó al endurecimiento del embargo a Cuba y lo calificó como una búsqueda de “Guaidós cubanos”, en referencia al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

“Departamento de Estado anuncia programa para producir Guaidós cubanos. No leen Historia?”, ironizó.

Este sábado el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (único permitido), siguió la línea de ataques de Castro y Cabañas contra el proyecto de becas.

Un artículo bajo la autoría del periodista Oscar Sánchez Serra titula: Última aberración imperial: Estados Unidos prepara «Guaidós» para Cuba.

En el escrito el oficialista arremete: “Hay que estar sencillamente desesperado para insistir, tras el fracaso en Venezuela, en la creación de líderes para subvertir gobiernos. Pero el doctorado de la aberración en la Casa Blanca llega con la pretensión de fabricar Guaidós, nada menos que en Cuba”.

Antes de pasar a explicar en qué consiste el programa de becas, Sánchez Serra preguntó a los cuatro vientos: “¿quién sanciona a Estados Unidos y a su Presidente, porque un plan como el de WHA no solo clasifica como injerencia, sino como una burda agresión a un país soberano e independiente?

Los solicitantes del proyecto “Líderes cubanos emergentes”​ pueden aplicar a través del sitio Grants.gov, antes del 26 de julio de 2019.

México deporta a 76 cubanos a La Habana

El Instituto de Migración de México informó la deportación de 76 cubanos a La Habana el viernes 14 de junio. (TWITTER).

El Instituto Nacional de Migración de México (INM) informó este viernes del retorno de 76 cubanos a La Habana por vía aérea, según explicó la institución en su cuenta de Twitter.

El traslado, explicó el INM, se hizo desde las ciudades de Acayucan, Veracruz y Tapachula, Estado de Chiapas hasta la capital cubana.

Los migrantes estaban en “una condición de estancia irregular” en el país azteca y el gobierno dijo que la deportación “se llevó a cabo en coordinación con el consulado de Cuba, cumpliendo con las normas y procedimientos migratorios vigentes”.

El pasado 1ro de junio el INM informó de la devolución de 64 personas de origen cubano a la isla.

Migración de México reportó que hasta inicios del mes de mayo habían entrado al país por vía aérea “mediante algún tipo de visado unas 65.500 personas de nacionalidad cubana”.

Esta semana 146 ciudadanos cubanos fueron liberados de la Estación Migratoria Siglo 21, en la localidad de Tapachula, luego de casi dos meses encerrados en ese centro social.

Las autoridades informaron que la totalidad de los liberados habían recibido sus documentos de regularización por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Comar, según reportó el diario local Ultimátum.

[Con información del Instituto Nacional de Migración de México, Radio Televisión Martí y redes sociales].

Silencio oficial en Cuba a dos meses del secuestro de los médicos en Kenia

Los médicos cubanos secuestrados en Kenya, Assel Herrera (izq) y Landy Rodríguez (der.), al centro una persona sin identificar. (Facebook).

Ya se cumplieron dos meses del secuestro el 12 de abril pasado de dos médicos cubanos que laboraban en Kenia y la prensa oficial en Cuba ha dejado de emitir información al respecto.

Solo el grupo de Facebook Hasta que regresen, administrado por colaboradores médicos de la isla en varias partes del mundo, insiste diariamente en no dejarlos caer en el olvido.

Los galenos Assel Herera Correa, de Puerto Padre, Las Tunas, y Landy Rodríguez Hernández, de Villa Clara, fueron secuestrados por terroristas del grupo Al Shabaab ese día en el condado de Mandera cuando se dirigían a prestar servicio al hospital.

Una nota informativa del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) el mismo día 12 de abril, luego una declaración del Ministro de Relaciones Exteriores, señor Bruno Rodríguez Parrilla, explicando que había conversado sobre el hecho con su par keniana Mónica Juma el 23 de mayo fueron las reacciones iniciales.

El 18 de abril el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, informó en su cuenta de Twitter que había sostenido un contacto con los presidentes de Kenia y Somalia “como parte de nuestros esfuerzos dirigidos a lograr el retorno de nuestros dos médicos secuestrados”.

Hasta el día de hoy no se ha publicado más información en la prensa cubana, que no sean mensajes solidarios por la liberación de Herrera y Rodríguez.

El 15 de mayo el periódico local keniano Citizen Tv publicó un reportaje bajo la autoría del periodista Hassa Mugambi en el que aseguró que los secuestradores exigen 1.5 millones de dólares por el rescate de los dos profesionales cubanos.

El gobierno de Kenia había lanzado una fuerte respuesta tres días después del hecho. Charles Owino, portavoz de la Policía Nacional, aseguró: “No alentaríamos el pago del rescate a los delincuentes como una cuestión de procedimiento porque eso alentaría los secuestros. Usaremos los métodos previstos por la ley mientras cumplimos con nuestros deberes”.

Una tibia respuesta

Aunque la página de Facebook Hasta que regresen (HQR) hace hincapié en que la solidaridad “de todos” es importante para visibilizar el caso, regularmente insisten en no politizarlo o responde a la defensiva cuando los internautas emiten sus criterios.

El este jueves cuando se cumplieron los dos meses, la publicación colgó un mensaje proveniente de su canal de YouTube, en el que ilustra en una foto de Twitter las declaraciones de Rodrigo Malmierca, Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera en solidaridad con los galenos.

“Para los que dicen que en nuestro país no se habla de Landy y Assel”, enunciaron los administradores de Hasta que regresen.

La periodista independiente Luz Escobar, reportera del sitio digital 14YMedio, les respondió: “se habla de vez en cuando pero no nos dan información de nada”.

HQR le ripostó: “Luz Escobar y qué más información que un ministro se refiera en el horario estelar de la TV cubana a lo que se está haciendo?”. La referencia del funcionario, precisó Escobar, no es completa: “en primera en ese tuit no se da información y además es un noticiero del 17 de abril”.

Más allá de breves notas de solidaridad, los usuarios en las redes sociales piden información sobre las gestiones del estado cubano, y hasta comparan el momento con campañas anteriores como las lanzadas por el regreso del entonces niño Elián González desde Miami y la liberación de los cinco espías condenados por tribunales de Estados Unidos.

Una usuaria que se identifica como Lily Lorenzo, en cambio, medió en la discusión: “Hola, creo que esto no es un espacio para disgustos, ni entrar en contradicción, (…) soy revolucionaria, trabajo mucho por la justicia social, tengo acceso a la Internet y no puedo tapar el Sol con un dedo, el pueblo no está lo suficientemente informado, los medios no han trabajado esto con la fuerza que este grupo lo ha llevado, por eso entiendo a Luz Escobar”.

El Gobierno de Kenia ratificó a Cuba el 23 de mayo que continuaba en sus acciones por el retorno de los dos médicos secuestrados, según dijo el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal.

“Sostuve encuentro con la ministra de #Salud de #Kenya. Evaluamos la marcha de la cooperación bilateral", fue la información emitida por el titular cubano de Salud.

Cargar más

XS
SM
MD
LG